El Manifiesto de los Libres e Iguales

Mientras se va aproximando la fecha en la cual, según todos los indicios, se convocará en Cataluña un referendum de secesión, la cuestión parece misteriosamente ausente del debate político. Tal vez alguien piense que para que un problema desaparezca basta con no afrontarlo, con no reconocerle el carácter de tal. Sin embargo la realidad suele ser muy vengativa con quienes tratan de ignorarla.

El hecho de que se convoque una consulta al margen de la ley no es algo que pueda ser obviado. Pero el problema verdaderamente grave es lo que hay detrás. Todo ese movimiento de desafección impulsado y subvencionado con toda su fuerza por el nacionalismo catalán desde unos poderes locales particularmente intervencionistas y decididos a sobrepasar con la fuerza de los hechos su marco competencial. Dispuestos a provocar un grave enfrentamiento que les sirva para al menos seguir haciendo victimismo. Y que esa descomunal campaña propagandística desde los medios públicos y privados subvencionados no pueda ser ni minimamente contrarrestada por la población no nacionalista. Ni ésta recibir apoyos de un Estado que, gracias a la deriva de nuestro modelo territorial, prácticamente ha desaparecido en Cataluña.

El poliforme mundo nacionalista ha llenado y conquistado el vacío generado con esa retirada. Con el Estado ha desaparecido así también algo que el sentimiento identitario no puede tolerar pues pondría en verdadero peligro su propia subsistencia: la garantía de un debate de ideas en libertad,

En este panorama, y tal vez para compensar esa ausencia de debate en nuestras instituciones, han surgido diversas iniciativas. Una de ellas me parece particularmente acertada. El llamado “Manifiesto de los Libres e Iguales”, que puede leerse en este enlace, promovido por Mario Vargas Llosa y otros reconocidos intelectuales. Fue leído el pasado quince de julio en un lugar muy adecuado: el exterior del Congreso de los Diputados. Si entre otras cosas se reprocha a las élites dirigentes españolas su pasividad y resignación frente al desafío nacionalista, ese sitio está cargado de simbolismo. La respuesta que no existe en el Congreso tenemos que encontrarla fuera del mismo.

En nuestro libro “¿Hay Derecho?” hemos destacado esa situación patológica que el manifiesto también denuncia. Por ello no podemos estar más de acuerdo con muchas de sus ideas. “El nacionalismo antepone la identidad a la ciudadanía, los derechos míticos de un territorio a los derechos fundamentales de las personas, el egoísmo a la solidaridad”. La exaltación de un sentimentalismo muy básico azuzado por un victimismo permanente encubre la realidad e infantiliza, jibariza o hasta anula las posibilidades de un debate contructivo. Por eso el nacionalismo “desprecia el pruralismo social y político”. La tribu en peligro no puede permitirse disensiones frente al enemigo exterior. Los disidentes deben ser tratados como traidores, como “extranjeros en su propio país”.

El manifiesto lamenta que esos planteamientos no hayan recibido la respuesta que merecen. “No existe un auténtico debate público sobre el fondo gravemente reaccionario del nacionalismo ni sobre las consecuencias de su proyecto para la libertad, la igualdad y la seguridad de los ciudadanos”. Y pide a todos los ciudadanos algo que ha escaseado gravemente durante las últimas décadas: “que trabajen organizadamente por la deslegitimación intelectual y política del nacionalismo”.

Efectivamente, durante demasiado tiempo esa batalla intelectual, que lo es también por la libertad, se ha perdido en ciertos territorios por simple incomparecencia de quienes tenían que defender un proyecto común. Los partidos políticos nacionales han preferido pactar su sumisión en ellos a desenmascarar muchas de las mentiras con las que pretende sobrelegitimarse el nacionalismo. Se han resignado a hablar y pensar en voz baja, a no molestar ni disentir en exceso y a expresar sus sentimientos sólo en las catacumbas. Sus líderes han preferido tolerar esta situación a cambio muchas veces de apoyos puntuales parlamentarios que les permitieran conseguir y conservar el poder central. Para conseguir objetivos particulares y cortoplacistas se han sometido a un chantaje permanente que podría haber sido desactivado con pactos de Estado entre los grandes partidos si estos hubieran tenido altura de miras. La primogenitura a cambio de un plato le lentejas.

El resultado está ahí, asomando ya por la esquina. Como ya le pasó a Chamberlain, las estrategias de apaciguamiento sólo han hecho crecer la amenaza a nuestra común convivencia. Pero lo que sorprende es que esos líderes parece que aún no se hayan dado cuenta. Que sigan buscando retrasar el estallido del problema a costa de agravarlo, que sigan moviéndose, como dice el manifiesto, entre “el tacticismo y la resignación”.

Por eso es necesario que voces de tanto peso se unan para pedir que de una vez se abandone un camino que ha resultado tan baldío. Y que de forma tajante exijan a los partidos que quieran preservar las bases de nuestra convivencia democrática que rechacen “cualquier negociación que con el pretexto de evitar el conflicto que plantea el secesionismo catalán limite la soberanía del conjunto de lis ciudadanos y el ejercicio de sus derechos”.

Demasiadas veces el nacionalismo ha jugado a ser a la vez pirómano de conflictos y bombero para calmarlo a cambio de una buena retribución, en dinero o en poder. Demasiadas veces su estrategia, tras conquistar una trinchera de poder, se ha centrado en asaltar la siguiente. El resultado final es un Estado inane, desarmado de intrumentos, incapaz de apoyar o siquiera de proteger a quienes desde Cataluña y País Vasco quieran seguir siendo españoles. La aventura de proyectos como el de Sociedad Civil Catalana, que plantea una alternativa a la aventura secesionista desde el interior de Cataluña, no debería ser una heroicidad enfrentada a un Goliat que acumula todos los medios y recursos.

Una vez más una evidente crisis, esta vez de nuestro modelo territorial, debería servirnos para aprender. Para apartarnos de actitudes y estrategias que no solo no resuelven problemas sino que incluso los agravan. En ese sentido el Manifiesto de los Libres e Iguales debería ser un aldabonazo para nuestra clase política. Ésta, hoy con Rajoy a la cabeza, ya ha perdido demasiado tiempo. Y no le queda mucho más que perder.

——-

P.D: Los interesados pueden adherirse al manifiesto y contribuir a la plataforma  en http://www.libreseiguales.es/ . Yo animo a ello.

 

51 comentarios
  1. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Interesantísimo artículo. Creo que hay que armar una alternativa al nacionalismo que, al menos, gire alrededor de desarmar mentiras en cinco grandes ejes: el histórico. el económico, el jurídico, el cultural y el político.
    Desde el punto de vista histórico la visión de España como una realidad indefinida, que seguramente nunca haya sido una nación, cuya única misión ha sido aplastar al pueblo catalán no se sostiene por ningún sitio. Si no fuese por la gravedad del problema, resultaría hasta gracioso que alguien pretendiese achacar todos los males de Cataluña a un rey como Felipe V, que murió en el siglo XVIII.
    Desde el punto de vista económico tampoco se sostiene la idea de que España sea un país de ladrones que roba sistemáticamente a Cataluña. Es una realidad que el mundo tiende al intercambio económico de bienes, servicios, recursos financieros, capital físico, materias primas, trabajadores, información… Lo que es evidente es que el nacionalismo ha supuesto un freno para que los pueblos explotasen todas las posibilidades del intercambio.
    Desde un punto de vista jurídico, el intervencionismo que menoscaba el libre desarrollo de la personalidad cuando éste se desenvuelve fuera de las líneas marcadas por el nacionalismo es seriamente preocupante. Esa era la base del nacionalismo español que el nacionalismo catalán tanto critica, con razón, y que tantas veces a lo largo de la Historia, la española y la mundial, ha resultado en tragedias.
    Desde el punto de vista cultural no se sostiene la idea de dos culturas enfrentadas. En realidad, es evidente que no hay más que una cultura, la cultura universal, con diferentes manifestaciones a lo largo del mundo. También es evidente que la cultura se enriquece por el intercambio cultural. En el ámbito lingüístico creo que es mucho más enriquecedora la cultura cuando se manifiesta en varias lenguas, a través del multilingüismo, la traducción o la interpretación.
    Y, desde el punto de vista político, hay una realidad que es incontestable: los catalanes ejercieron el famoso “derecho a decidir” cuando todo el espectro político catalán participó en los pactos que vinieron con la Constitución. Negar que la Constitución y el Estatuto fueron una obra en la que participó el catalanismo es negar la realidad. Los pactos se pueden modificar, pero no se pueden romper unilateralmente de forma caprichosa. Estaría a favor de la independencia de Cataluña si los nacionalistas nos convenciesen a la gran mayoría de españoles, una mayoría como la de la Constitución, de que es lo mejor. Su problema es que saben que, entre otras cosas por lo que vengo exponiendo, eso es prácticamente imposible. Creo que el mundo no camina hacia el nacionalismo.
    Reciba un cordial saludo.

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Felicitar a Fernando y al Blog por citar un Manifiesto espléndidamente escrito y con una semántica cabal: “Libres e Iguales”, es decir, la marca de la “Ciudadanía” como opuesta a “Pueblos” destinados a ser pastoreados.

    Poco se debate –y mucho se escurre el bulto– de un asunto que, nos guste o no, es definitorio para cualquier opción política. Para expresar abiertamente si quiere definirse como del siglo XXI o prefiere anclarse en el brumoso XIX..

    ¿Cómo se puede dar prioridad a sentimientos identitarios étnicos en peno siglo XXI?
    ¿Cómo y por qué? ¿Con qué legitimidad?
    ¿Cómo se puede aceptar, como ciudadanos libres e iguales, que los “territorios” tengan derechos superiores a los de las personas?
    ¿Qué desvergüenza y falta de respeto es ésta?

    El mantra del “federalismo” (inaplicable en el estado más antiguo de Europa) es otro engaño semántico.

    En primer lugar porque no hay nadie en España que con la cara seria se crea que Urkullu o Mas van a aceptar un trato igualitario fiscal –como sucede en Alemania, USA o Suiza que en 1860 tuvo una guerra civil para que los disidentes se aviniesen a Confederarse disciplinadamente– o permitir que se les retire la competencia de Enseñanza que han usado sectariamente para sus ingenierías étnicas y su “gestión del censo electoral” o negarles su manía de ahogar al resto de España porque les peta.

    Hoy, por ejemplo, los camiones no pueden circular los domingos por Guipúzcoa y España sólo tiene dos corredores de salida, Guipúzcoa y Gerona)

    Pero, como en todo, hay explicaciones.

    La Resolución II del Congreso de Suresnes del PSOE de imprescindible lectura atenta y reflexiva — http://es.wikipedia.org/wiki/Congreso_de_Suresnes
    Por favor, léanlo despacio y percibirán con una luz más clara los cuarenta años de nuestra historia reciente

    Esta forma de Estado y su corrosiva distribución competencial es una causa importante de los problemas “territoriales” y una de las principales explicaciones de nuestra pérdida de unidad de mercado, de nuestro nivel de paro diferencial, y que ha resultado, –por poner un ejemplo entre cientos y cientos–, en que haya 17 sistemas de gestión de Tarjetas Sanitarias innecesarias —en un país que ya disponía de carné de Identidad electrónico— con un coste monumental para cada tipo de tarjeta, todas distintas, faltaría más.

    Este es, a mi modo de ver, “el asunto central” para saber si una opción política está por una Ciudadanía, Libre e Igual, –en España….. y en Europa–, o si nos lleva directamente al siglo XIX a una nueva versión del Imperio Austrohúngaro esta vez supervisados desde Alemania y divididos en “taifas” para que la “gestión del establo” resulte más sencillita.

    Los asuntos centrales deben ser resueltos y afrontados desde el inicio. Antes de enredarse en lo accesorio. Por eso están tratando de reventar la Web de Libres e Iguales. Irán contra ellos, como de costumbre, con todas las baterías.

    Un saludo cordial.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Muchas gracias por el comentario y por tu reflexión, Manu. Y por la referencia a esas conclusiones de Suresnes que explican tantas cosas. El despiste o ceguera intelectual de la mayoría de nuestra izquierda durante muchos años sobre el significado del nacionalismo nos permite comprender mejor cómo el problema ha tomado esta envergadura. Al resoecto recomiendo mucho la lectura de este artículo de Félix Ovejero:
      http://paralalibertad.org/la-izquierda-el-nacionalismo-y-el-guindo/
      Como ese despiste en gran parte subsiste hay que insistir en ese tipo de explicaciones.

  3. Ignacio Alonso
    Ignacio Alonso Dice:

    “Toda la Galia está ocupada. ¿Toda? No, un grupo de irreductibles resiste al invasor.” Las historias de Astérix serían quizás trasladables a esta situación. La generalización sobre la inacción de los partidos nacionales es, ya se sabe, injusta e imprecisa. Y arrojar en un mismo saco a todos ellos, no se ajusta a lo que, desde hace tiempo, lleva a cabo un grupo de irreductibles representantes. Son, quizás, pocos, y aunque no tienen poción mágica, pegan golpes democráticamente a la mentalidad compartida de que los políticos no hacen nada frente al nacionalismo. Al menos a quienes quieran escucharlos que no son pocos. Y ciertamente no lo hacen, como dices, en voz baja, para no molestar o para no disentir. También han escrito su libro (“A favor de España”) y se miden a diario, ellos sí, desde dentro del Congreso (y otras instituciones) donde responden y se la juegan a diario. Hablar, pues, de políticos y líderes nacionales inactivos sin hacer referencia expresa a la excepción y excepcionalidad de UPyD (partido nacional que hace justamente lo que el artículo dice que ninguno hace) me parece alimentar el desapego político que se pretende combatir. Los manifiestos desde escaleras soleadas están bien, pero remangarse y meter las manos en el lodo del sistema para desaguar las alcantarillas está, seguramente, mucho mejor. Aunque algunos ni nos atrevamos. Gracias por la oportunidad de participar. Un saludo cordial.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Tienes razón, Ignacio, que sería injusto decir que la actitud de todos los partidos ha sido la misma. No ha sido la de ciertos partidos minoritarios, como UPyD y Ciudadanos. Sólo ha sido la general, la más habitual de los partidos mayoritarios a lo largo de las últimas décadas. Y son ellos los que deberían hacer examen de conciencia y propósito de enmienda.

  4. M
    M Dice:

    Este artículo nos brinda la oportunidad de tratar la cuestión catalana de nuevo; oportunidad que aprovecharé para disentir del planteamiento del post y del manifiesto.

    Antes que nada, y para no generar en mi contra prejuicios injustificados diré que: a) soy catalán catalán b) no independentista (de momento).

    Dicho lo cual; que existe un problema en Catalunya es evidente, innegable. Cuáles son los orígenes históricos y políticos de tal enfrentamiento creo que son irrelevantes -ya- en estos momentos . Conozco a mucha gente que quiere la independencia, y desde luego no van diciendo que es un imperativo conseguir ésta por los decretos de Nueva Planta. El hecho es que un gran número de catalanes anhelan separarse de España; eso es así. Mi planteamiento es que da lo mismo cuál sea la justificación, lo quieren y punto.

    Podríamos analizar si ese sentimiento que está anidando en cada vez más catalanes tiene justificación o no. Es evidente que el nacionalismo catalán emplea argumentos (que nos podrán gustar más o menos) o se basa en las pretendidas diferencias con el resto de España que hacen atractivo el proyecto “secesionista”. Y no solo para los catalanes de Cataluña de toda la vida, sino para cada vez un mayor número de españoles que años atrás vinieron a vivir aquí.

    En mi opinión la clave está en la ILUSIÓN. Es muy ilusionante crear un estado nuevo, con nuevas reglas, con una nueva constitución, una nueva época. pregunto: genera mucha ilusión quedarse en España?

    Pensar que muchos catalanes independentistas vas a cambiar su sentimiento por imposición del Estado y a la fuerza, con todo el peso de la ley, es un error. Es evidente que a las personas (su mente, sus sentimientos…) no se las cambia por la fuerza de la ley, y que pueden prohibir un referéndum; incluso encerrar al Sr. Mas (elegido democráticamente; lo que lo llevaría a ser poco más que un héroe), pero no hará desaparecer el independentismo.

    Decir que el nacionalistas (muchos hoy ) son: egoístas, que solo buscan el enfrentamiento, que están equivocados; que poco más que son estúpidos porque se dejan engañar y embaucar por los omnipotentes poderes de la Generalitat, órgano supremo del odio y la maldad, como si el PPSOE tuvieran que decidir por los catalanes, porque ellos no pueden hacerlo por sí; que la libertad o la seguridad (???) están en peligro no es más que echar leña al fuego. Lo siento es así.

    El objetivo hoy debe ser la búsqueda de un nuevo modelo de Estado Español, que ilusione, que sea inclusivo y no excluyente; sea sea plural y no uniformizador; en que se acabe con la corrupción y los amiguismos, que exista verdadera igualdad. Ya es hora de señalar argumentos para que la gente quiera seguir en España (y no solo en Cataluña), y no argumentos por los que la gente está obligada a seguir en España.

    Todo esto es solo una opinión. Todavía no hay una mayoría aplastante a favor de la independencia, pero el tiempo corre en su favor.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Estimado M:
      Algunos acuerdos y algunas disensiones.
      Dice usted que es lo mismo el motivo por el que puieren separarse, y que no spn importantes las justificaciones históricas. Discrepo. Por supuesto que es importante. Si se basan en falsedades, como la milenaria persecución o la expoliación de la riqueza catalana por los pérfidos españoles es evidente que la percepción está distorsionada.
      ¿Que España no presenta un proyecto ilusionante? De acuerdo. De ahí los esfuerzos de muchos y también de este Blog en provocar una reflexión que facilite un cambio de rumbo. Lo que ocurre es que el comportamiento de los impulsores de la secesión tampoco invita precisamente a la ilusión. Por eso se han tenido que ayudar. Han buscado la responsabilidad de la crisis fuera de Cataluña como si no hubiera pecadito dentro. Y a quien señala la corrupción se le puede tachar de vendepatrias.
      Con todo ese potencial de medios públicos y privados a sus órdenes no es tan difícil crear una ilusión. Auque, como tal ilusión, responda poco a la verdad.
      El nacionalismo al mando no es satán, ni necesita serlo. Simplemente es nacionalismo. Y como ocurre con los nacionalismos de todas las épocas y colores tiene una fuerte carga patológica de deformación de la realidad.
      Y sí, estoy bastante seguro de lo que se puede hacer con un poder tan formidable como el que despliega el secesionismo en estos momentos. No hace falta ser tonto para dejarse embaucar. Lo que ocurre es que hay un básico instinto de supervivencia social que hace que la mayoría evite colocarse a contracorriente de lo que parezca una avalancha imparable.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Por otra parte creer que la actual España es un ogro excluyente y uniformador y que no lo sería un estado catalán secesionado, que acabaría con la corrupción y el amiguismo (de verdad lo cree con la clase política catalana?) me parece una fantasía muy imaginativa.

  5. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    MANIPULADOS
    He tenido ocasión de ver las “proyecciones” de voto a los partidos del nacionalismo hipano-castellano, con y sin Catalonia. El PS-ohe! pierde y el PePe gana. Igual que sucede con el engendro de Podemos, si bien en este caso, el PS-ohe! podría conservar la potencialidad de voto de alguno cientos de miles de indignadosperopoco.
    Lo de los “símbolos identitarios”, es otra cosa. EnGalicia, el capo de la centralización patria, Don Manuel, se inventó un idioma gallego; y lo oficilizó al exigir su conocimiento a los opositores galaicos, y lo extendió vía la TeleGaita. No existía tal idioma; insisto.
    Ahora es un “Símbolo Identitario”.
    No es tan difícil de entender la acción del Poder en este campo: Divide y vencerás.
    Vargas Llosa, no se que hace en esta guerra, salvo azuzar a los perros de la ciudad.
    Ni libres ni iguales, todos contra todos. Así nos quieren en estos tristes tiempos. Y nosotros, venga a morder anzuelos.
    Silencio en su ignominia; eso es lo que merecen ambos bandos. En esta crisis de valores, que se ha convertido en económica y política, la unidad de los muchos es lo que nos podrá soltar las bridas que nos atenazan.
    Porque, desde que Poseidón regaló al Hombre el arte de la doma, sabemos como fuerzas brutales pueden dominarse mediante una ligera brida, que el animal podría romper sin esfuerzo, ..siempre que sea consciente de la debilidad de una brida … que no ve.

    Como ganado. Así nos consideran.

  6. Luis Cosmen Mirones
    Luis Cosmen Mirones Dice:

    Interesante articulo Fernando, pienso que es muy importante que la sociedad civil se manifieste frente al desafío nacionalista, ya que de otra forma y ante la postura inmovilista de los dos grandes partidos políticos inmersos en sus graves problemas internos de corrupción y luchas de poder. Pero por otra parte, también creo que tenemos que avanzar en el desarrollo de nuestra Constitución y aplicar los cambios que sean oportunos para dejar atrás determinados privilegios de financiación, como es el concierto vasco y navarro, conseguido por las armas del terrorismo, y hacer que otros territorios tengan también su equilibrio financiero.

  7. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    No entiendo por qué el objetivo debe ser un modelo de Estado que ilusione a los catalanes y no un modelo de Generalidad que ilusione al resto de los españoles.
    Ardo en deseos de que alghien me explique por qué sólo los sentimientos de unos deben ser tenidos en cuenta y no los de otros.

    • YoMismo
      YoMismo Dice:

      1 – ¿Porque la Generalidad no va a gobernar sobre el resto de los españoles?

      2 – ¿Porque se supone que si el “modelo de generalidad” actual lo quieren mantener los españoles, es porque ya les “ilusiona”?

      3 – ¿Porque en una separación, el que no quiere separarse es el que, por lógica, debe atraer al que se quiere separar?

    • ENNECERUS
      ENNECERUS Dice:

      1.- No es cierto. La Generalidad gobierna sobre todos los españoles no catalanes que residen en Cataluña, aunque lo hagan de modo accidental o temporal sin vocación de hacerlo por tiempo indefinido y lo hace pensando exclusivamente en los catalanes nacionalistas que son la mayoría, por accdión o por omisión. También sus leyes y actos de gobierno tienen repercusión respecto de los ciudadanos españoles que no residen en Cataluña, por ejemplo, cuando nos envían las multas de tráfico en catalán o cuando sus normas de derecho civil tiene aplicación a ciudadanos no catalanes, con la conclusión, por ejemplo, que un cura no residente en Cataluña que quiera vender un inmueble de su propiedad que radique allí tiene que declarar que no convive en régimen de pareja de hecho con otra persona.
      Aparte de que la Generalidad de Cataluña se nutre de los impuestos de todos los españoles y no sólo de los residentes en cataluña, sean o no catalanes.
      2.- Falso. A los españoles no nos ilusiona la Generalidad actual, a diferencia de lo que ocurría en los años 80. Pero nos repugna que ustedes se lo guisen y se lo coman y nos impongan a los demás el modelo de relación “con España” que a ustedes les parezca bien. Ni siquiera los contratos de adhesión con las operadoras de servicios son tan crueles con el trato a la contraparte.
      3.- No tengo muy claro que los españoles tengamos que atraer a nadie. Si los catalanes se quieren marchar de verdad, lo haréis. Pero sólo caben dos vías: Como resultado de una guerra de secesión, sea convencional o terrorista o como resultado de un acuerdo de escisión, a la checoslovaca. La primera vía la “exploró” la izquierda abertzale con amplísimo apoyo social en el País Vasco y Navarra y al final la han tenido que abandonar, en cuanto el Estado se ha puesto mínimamente las pilas, lástima que no lo hiciera 30 años antes y, sinceramente no veo yo a los catalanes de esa guisa. La segunda no la van a conseguir son sus odios adolescentes. Todo lo que van a conseguir es que el resto de España tome nota de sus desplantes e insultos (Espanya ens roba es el eslogan electoral de los nacionalistas “moderados”), cada vez más “pase” de ustedes (aunque la clase política vaya por otro lado, porque tiene sus propios intereses) y la “marca Cataluña” sea una losa para la venta de sus productos y servicios en el resto de España, que por si no lo tiene claro, le recuerdo que es mucho más que “Madrit”.

  8. Ricardo
    Ricardo Dice:

    ¿Permitirían las instituciones de un Estado de derecho que una comunidad autónoma adoptara como denominación oficial Pepelandia, como bandera la azul con la gaviota y como himno el del PP, por poner un ejemplo? Pues mire usted, lo permite: el nombre, la bandera y el himno creados por el PNV marcan el territorio vasco. Y de ahí para abajo, todo lo demás, bajo el objetivo supremo de la “construcción nacional”. La tripulación es sacrificable.

    La verdad es que al Estado le sale gratis. Los paganos son las poblaciones locales. Cada designación de presidente del gobierno o ley de presupuestos y todo lo demás han seguido este modelo: el nacionalismo exige un “derecho”, el Estado coge la cartera de derechos de los ciudadanos de esa comunidad, extrae el derecho en cuestión y se lo entrega al nacionalismo para que lo use en exclusiva o impida su uso. Por ejemplo, con la última ley de presupuestos de ZP, el nombre de “Vizcaya”: ahora sólo hay Bizkaia. Marcando el territorio.

    El conjunto de las instituciones del Estado han permitido siempre que las administraciones nacionalistas hagan y deshagan las arbitrariedades más variopintas. Los ciudadanos de las comunidades autónomas, que tienen ojos, llevan 40 años viendo quién manda aquí aquí, viendo que el Estado no va venir a salvarles de ningún abuso por inconstitucional y manifiesto que sea. Y como no son tontos, se adaptan y asimilan a marchas forzadas a sus hijos a la única realidad: el fundamentalismo que coloniza sin límites democráticos hasta el último rincón.

    Hágase presente de una vez el Estado de Derecho en las comunidades y, pasado un tiempo, podremos conocer el sentir real de los ciudadanos.
    Deslegitímense las ideologías fundamentalistas y no tendrán tantos seguidores ciegos o deberán hacer su aggiornamiento a la democracia liberal.
    Deje de identificarse nacionalista con vasco o catalán (el “grupo vasco”, el “problema catalán”) y serán visibles las demás realidades.

    De momento, lo que tenemos es Dios-Patria y Fueros en un tú a tú entre el Señor feudal y el Reino. Menos mal que quedan las villas.

  9. Quelio!
    Quelio! Dice:

    Existe ya una frontera y a los catalanes no les llegan los otros medios de comunicación? Están encerrados y no pueden viajar fuera y ver como es el mundo? Son idiotas – es lo que se desprende del articulo – porque nacieron así o los han adoctrinado? A nosotros también nos adoctrinan o somos mas listos y estamos por encima del bien y del mal?
    Que grande Vargas Llosa, gran populista en su pais que nos viene a enseñar la luz aquí
    Pais…

    pd. No vivo en Catalufa

  10. Eduardo
    Eduardo Dice:

    El identitarismo jiberizante ha sido permitido por la cobardia moral que hoy suffer la sociedad. Junto a ello, unos politicos de limitedas miras, Axanar y Zapatero, que en su afan de perpetuarse junto con la legion de paniaguaos, surgidos de lospartidos, han causado un mal social.
    Tal llega la cerrazón nacionalista, que en el caso catalan toleran la corrupción más pública y escandalosa cegados por ese espíritu independentista. Lástima.

    • leon
      leon Dice:

      qUE PASA QUE EL Sr. Gonzalez fue muy duro con los nacionalistas? en el 93 quien le apoyo wen la invetidura?’ y desde el 89? y LOPJ DEL 85 CON QUE APOYOS CUANDO ENTERRARON A mONTESQUIEU

  11. Juan
    Juan Dice:

    Por mas veces que lo leo, no deja de sorprenderme el,planteamiento, tan repetido del comentario de “M”, donde el resto de españoles tenemos que ilusionar y convencer a los catalanes para que no se independicen. Que hartura ¡ esta idea de que si no me quieren, cojo la maleta y me voy y ya esta, nos ha traido hasta aqui. Vaya simpleza, vaya chantaje, y vaya mentira. Yo creia que esto funcionaria al revés, que son los catalanes los que tienen que convencer al resto de españoles que lo mejor es que se independicen. Hasta ahora solo he visto desprecio, e insultos, basicamente me han llamado ladrón una y otra vez( españa nos roba), con lo cual yo espero que, tal y como recoge la actual ley, cualquier gobierno me pregunte sobre qué me parece separar un territorio que es tan mio, como de cualquier persona que viva en cataluña. Y ahora mismo, claramente mi voto sera no. No me gustan los chantajes, y no me gusta ver que chantajistas, como antes los territoristas de eta consigan sus propositos.

    Felicito a fernando por el,post, y aun mas por su capitulo en el libro de hay derecho sobre el tema, que proporciona un gran analisis, y una perfecta referencia, el modelo de quebec, y su ley de claridad.

  12. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    D. Fernando, Uds. tuvieron la amabilidad de publicar en esta bitácora las dos partes de mi reflexión sobre los tribalismos posmodernos, expresión citada a partir del Prof. Pastor Ridruejo y de las interpretaciones del “derecho de autodeterminación” de los Tribunales de Derecho Internacional público y Constitucionales. Era el 12 de octubre de 2012, dentro de poco hará dos años. Se ha fundado Sociedad Civil Catalana, aunque ya existía Convivencia Civica (creo que ambas son importantes). Sin embargo, no sé si firmar el manifiesto como Ud. nos propone. Al margen de que la simpatía con algunos firmantes, empezando por Dña. Carmen Iglesias y el Sr. Vargas Llosa me inclinaría a ello y de que estoy bastante de acuerdo con el texto, con limitadas excepciones con las que puedo aguantarme, estoy recorriendo un camino inverso: que convoquen un referendum nacional en toda España y votaré que sí, que se vayan todos los que quieran si así se decide por una mayoría cualificada. En una asociación entre libres e iguales no hace falta ser muchos sino ejercer el respeto. En un País en el que hacen falta manifiestos para cosas tan elementales como que tener un “poder” judicial independiente, que haya una ley electoral decente o que se cumplan las leyes y ejecuten las sentencias, acaso no merezca la pena seguir viviendo. A ver si convencen Uds. a mi esposa de que me deje exiliarme y puedo salir de la melancolía. Y bueno, yo no diría que es un manifiesto de “intelectuales” es un manifiesto principalmente de políticos y periodistas al que afortunadamente dan fuste algunos pensadores. No quiero decir que los políticos, contertulios y periodistas no sean intelectuales (no se amontonen!) sino que no es exactamente lo mismo. Y no veo que hayan invitado a firmar al Prof. Grisolía, que habló clarísimo sobre este asunto en público cuando pocos se expresaban o lo hacen tibia y oscuramente, proponiendo cambios constitucionales sin tocar la Constitución para librarnos del peligro que supone que pensemos y votemos por nosotros mismos. Lo estoy pensando. Supongo que el sentido del deber cívico se impondrá al mi optimismo bien informado. Por cierto, gracias por su post y al Sr. Oquendo otra ola.

  13. jordi cortabanyes
    jordi cortabanyes Dice:

    Análisis lúcido de quien no se resigna. Lamentablemente el Gobierno sigue de perfil y su presencia es testimonial, cuando existe, allí donde las libertades están amenazadas sin que haya esperanza que la situación cambie. Por otra parte, aquellos que financian a los sediciosos consiguen también tener las puertas abiertas de la Moncloa. ¿Tan difícil es aplicar el ordenamiento jurídico a los que se mofan de éste? La componenda entreguista está en marcha y no hay voluntad política- al menos hasta ahora- de hacer valer el Estado de Derecho por encima de deriva secesionista.

  14. Ciudadano perplejo
    Ciudadano perplejo Dice:

    Apreciado Fernando Rodríguez Prieto,
    Cuando leo artículos como el suyo sobre Cataluña, se me plantean una serie de cuestiones que me gustaría exponer. Le pido disculpas de antemano por si no son de su agrado, casi seguro que no, pero no puedo evitar exponérselas.
    1ª Cuestión. ¿Usted vive o ha vivido en Cataluña para conocer de primera mano la realidad actual de Cataluña y opinar sobre esa realidad?
    2ª Cuestión. Tiene usted razón, la desafección de los ciudadanos de Cataluña con respecto de España es muy importante, tanto cualitativa como cuantitativamente. Aunque eso no es nuevo, el Presidente Montilla, que no creo que sea sospechoso de ser independentista, ya lo expuso en el Congreso de los Diputados, y no le hicieron ni caso. Pero vayamos a la cuestión, ¿por qué un ciudadano de Cataluña que estaba muy feliz con el Estado de las Autonomías en los años 90, hoy es independentista? Por lo que usted dice en su artículo, y dicho coloquialmente, “porque le han comido el coco” desde los poderes locales y desde los medios públicos y privados subvencionados..” Pues vale. Pero no podría ser que ese ciudadano se haya sentido “maltratado” por el Estado español (podríamos hablar de inversiones en infraestructuras, déficit fiscal, sentencia del Constitucional sobre el Estatut, tema lingüístico, etc. pero sería largo de comentar y además casi seguro que no nos pondríamos de acuerdo. Pero volviendo a la cuestión de la desafección existente en Cataluña, yo creo que merece un análisis y una reflexión más profundos que el que usted realiza.
    3ª Cuestión. “Los disidentes deben ser tratados como traidores, como extranjeros en su propio país” Me deja anonadado con esa afirmación, no sé ni que preguntarle, pero le voy a exponer mi experiencia como ciudadano catalán que vive en Cataluña. En el grupo de amistades en el que me muevo, hay de todo, como en botica. Personas que son independentistas, personas que siguen estando muy felices con el Estado de las Autonomías, (las menos, por cierto) y personas que apuestan por una España Federal. Le aseguro que a nadie y cuando digo nadie quiero decir nadie, se le considera un traidor o un extranjero en su propio país por sus planteamientos políticos con respecto a Cataluña. Y creo, sin riesgo a equivocarme, que esa realidad que le expongo es mayoritaria en Cataluña. Hoy por hoy la amistad y las relaciones personales están por encima de la política, mayoritariamente, en Cataluña.
    Un inciso, en mi grupo de amistades, hay personas que se expresan en catalán y otros que se expresan en castellano. Cuando nos reunimos se utiliza tanto el catalán como el castellano, es verdad que todos los allí presentes entienden el catalán, se lo digo porque en esas reuniones no se produce ningún tipo de conflicto con el idioma que se utiliza para expresarse, y a nadie en función del idioma que utiliza, se le considera catalán de primera o de segunda. Se lo aseguro. Se lo comento por aquello de desmontar el mito del” importante problema lingüístico” que existe en Cataluña.
    4ª Cuestión. “El nacionalismo catalán desprecia el pluralismo social y político.” ¿De verdad usted cree que los ciudadanos nacionalistas en Cataluña desprecian el pluralismo social y político? Déjeme que le cuente, hoy, todavía, hay muchos ciudadanos en Cataluña (nacionalistas y no nacionalistas) que cuando empezaron a ir a la escuela tenían que cantar “El cara al sol” y que no pudieron estudiar su lengua materna (el catalán) en la escuela porque estaba prohibido, y que no pudieron actuar en la vida política porque en España había una dictadura. ¿Cree usted que los ciudadanos de Cataluña mayoritariamente permitirían, en un hipotético Estado catalán, un Estado no democrático, sin pluralismo político y social? Y se lo pregunto es porque si realmente lo cree así, usted no conoce la realidad catalana.
    5ª Cuestión. Sobre el llamado “Manifiesto de los libres e iguales” me parece muy legítimo que los firmantes de ese manifiesto expresen su opinión. Pero la cuestión que le quiero plantear es¨¿es ilegitimo que para un ciudadano de Cataluña su aspiración política sea tener un Estado propio? ¿como se encauza esa aspiración dentro del Estado español? Tomamos como ejemplo Escocia y el Reino Unido, no ¿verdad? (Por favor no me hable de la Constitución que me la conozco bastante bien, y además se puede modificar, y así se ha hecho cuando ha convenido).
    Le podría plantear más cuestiones con respecto a su artículo, pero creo que ya es suficiente.
    Sólo añadir que obviamente no comparto muchas de sus afirmaciones y que para solucionar un problema lo importante es entender ese problema y cuando no se quiere entender un problema es muy difícil solucionarlo.
    Una última observación para entender el “problema catalán”, el movimiento soberanista catalán, guste o no, es, en mi opinión, mayoritario es Cataluña, y es un movimiento social y transversal, y las élites políticas, a excepción de Esquerra Republicana de Catalunya que siempre ha tenido el indepentismo en su ideario, se han apuntado al carro del independentismo porque es una reivindicación social muy extendida. Se lo comento por si pudiera ayudarle a entender el “problema catalán”.
    Un cordial saludo.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Estimado Ciudadano Perplejo,

      Permíteme que empiece tranquilizándole. Por supuesto que es de mi agrado que se expongan opiniones contrarias a la mía. Precisamente porque creo que el debate es positivo, como señalo en el mismo post. Es verdad que a la patología nacionalista no le gusta, y siempre está señalando líneas rojas. Afortunadamente creo que no la padezco. Como su comentario es largo y es algo tarde permita que le conteste por partes.
      En primer lugar, no vivo en Cataluña. Pero no me informo en panfletos centralistas o nacionalistas españoles. Tengo buenos amigos en Cataluña, gente sensata en cuyo criterio confío. Y ellos me cuentan muchas cosas. Cosas que no me extrañan nada pues yo he vivido 18 años en Guipúzcoa y aún paso allí (aquí) temporadas. Y sé muy bien como funciona el nacionalismo y cuáles son sus mecanismos de control social.
      Por cierto que esa suele ser una de las líneas rojas que algunos nacionalistas reclaman para limitar el debate: “usted no es de aquí, luego no puede opinar”. Pero yo, que le vamos a hacer, no me resigno a que me impongan ese límite. Soy tan temerario que me gusta observar, informarme y hasta opinar, por ejemplo, de lo que ocurre en países iberoamericanos. Por lo que no veo razón para dejar de opinar sobre lo que ocurre en mi país.

    • Juan
      Juan Dice:

      Estimado ciudadano perplejo, he seguido con atención la serie de vídeos del diario el Pais donde hacen preguntas en diferentes pueblos y ciudades de Cataluña. Respuestas muy interesantes. Le quiero señalar una en particular. Una persona de cierta edad habla con nostalgia de lo unidos que estaban antes, de sus amigos, de como todos remaban en la misma direccion. El entrevistador le pregunta que el que votaría. Sabe que le responde? … Que el esa pregunta prefiere no contestarla. No se que nombre le da vd al sentimiento de esta persona en el paraíso que nos ha descrito. Yo le llamo MIEDO. Siento que esto estropee el idílico escenario que nos ha descrito. Quizás sea vd el que deba conocer mejor la realidad de Cataluña.
      Y no crea, lo que sucede en Cataluña ha sucedido tantas veces en Europa en las ultimas décadas, que no se necesitan grandes estudios y estancias para saberlo. No se crean tan especiales. Con respeto.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Respecto a la segunda cuestión a usted le parece que el análisis de los agravios (o de lo que los nacionalistas presentan como tales) sería mucho más profundo que el mío. Pero a mí no me lo parece. A mí me parece que todo esa argumentación sobre el déficit fiscal, la sentencia del TC sobre el Estatuto (porque es que cuando se infringe la Constitución, mire usted, pues resulta que se corre ese riesgo), del tema lingüístico (porque de verdad puede que alguien se llegue a creer que se persigue al catalán en Cataluña),… en tanto planteado desde un victimismo muy básico en realidad no tiene mucha profundidad. Creo que prescindir del análisis de la deformación de la realidad que hace el nacionalismo para adecuarla a sus fines nos hace enredarnos en una maraña que nos impide comprender el problema. Usted no estará de acuerdo, estoy seguro. Pero comprenda que yo no lo esté con su opinión.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Sobre la tercera cuestión, la normalidad y libertad de debate, le enlazo unas declaraciones hechas desde Cataluña: http://vozpopuli.com/actualidad/46405-joaquim-coll-de-societat-civil-conocemos-gente-no-independentista-que-teme-por-su-negocio?utm_referrer=http%3A%2F%2Ft.co%2FCjoRCOwoSH
      No todos piensan como usted.
      También por aquí, en Guipúzcoa, los nacionalistas creen vivir en un país normal donde definirte contra el pensamiento dominante no puede traer perjuicio alguno. Tal vez porque a ellos no les puede ucurrir?

    • Francisco Montero
      Francisco Montero Dice:

      Habrá algún ciudadano catalán, mayores de 50 años, que hayan tenido que cantar el cara al sol y no pudieron educarse en su lengua materna, era una dictadura, no lo justifica pero lo explica, lo que es inexplicable es que una democracia haya cientos de miles de niños que canten Els Segador en las aulas donde lucen sin rubor banderas independentistas, que no la bandera catalana, y sobre todo, QUE NO PUEDEN EDUCARSE EN SU LENGUA MATERNA, su sofisma no sirve, un sistema educativo bilingúe propio de cualquier sociedad democrática bilingüe, no es aquel en que los niños salen hablando dos idiomas, sin con Franco miles de catalanes no terminaran los estudios primarios hablando catalán, éste habría desaparecido, como ahora con el nacionalismo catalána, la lengua materna,”ya la aprendían en casa”, lo que no hace del sistema educativo de la dictadura un sistema bilingüe, como tal se acepta universalmente que es el sistema en que la educación se imparte en dos idiomas,no que se den dos horas semanales en otro idioma, que todos los hijos de inmigrantes chinos hablen chino no es mérito del sistema educativo catalán.En Quebec, la inmersión en francés apenas dura tres años en primer ciclo de primaria, pasa al 75% en el segundo ciclo y es bilingüe francés inglés a partir de la secundaria, ah, y de la inmersión en francés están excluidos si así lo desean los “charnegos” provenientes de la parte anglófona de Canadá.

      Y hablan denegociar?, blindar sus propuestas es apostar por la n egociación?, ni siquiera el tímido bilingüismo que proponen los padres que han ganado el pleito a la generalitat, una abrumadora mayoría de horas en catalán,el 75% y sólo un 25% en castellano lo consideran un ataque al catalán, a Cataluña y al sumsum corda,¿por qué niega el derecho que usted disfruta para educar a su hijo en una de las dos lenguas oficiales en Cataluña a su vecino murciano?, que le habría podido contestar que esté o no contento no le queda otra que renunciar a educar a su hijo en su lengua materna, nada extranjera ya que es oficial en todo el estado y en CAtaluña, amén de se rla lengua materna de la mayoría de catalanes

  15. Ciudadano perplejo
    Ciudadano perplejo Dice:

    Apreciado Fernando,
    Yo tampoco tengo ninguna línea roja, es más, yo creo que usted puede opinar todo lo que considere necesario sobre el soberanismo catalán y además entiendo perfectamente que usted esté en contra del soberanismo catalán y así lo argumente.
    Lo que he pretendido con mi comentario, bajando del plano intelectual a la dura arena de la realidad de Cataluña, que me precio de conocer muy bien porque mi día a día está en Cataluña, es poner de manifiesto que se utilizan argumentos en contra del soberanismo catalán, basados en situaciones o conflictos que se producen en Cataluña y que realmente no es cierto, de una forma mayoritaria, que se produzcan en Cataluña. Si esos argumentos se deben a falta de información es importante informarse más y mejor, y si se hacen de forma maliciosa evidentemente no es de recibo.
    Sobre su experiencia en el País Vasco, yo también en los años 80 estuve en el País Vasco de vacaciones, y intente conocer la realidad vasca de aquel momento. Le aseguro que lo que yo percibí en los años 80 en el País Vasco (que la verdad me asusto) y la realidad de la Cataluña actual no se parecen en nada.
    ¿El “problema catalán” tiene solución? Evidentemente que tiene solución si sientan y hablan y negocian y las partes ceden en sus planteamientos. Existe voluntad de sentarse a hablar y negociar, en Cataluña no sabría que decirle, por parte del Gobierno español creo que no. Y al hilo de lo que le comento, creo que el “Manifiesto de los libres e iguales” no ayuda a sentarse y hablar y solucionar el “problema catalán”
    Un saludo y buenas noches.

  16. YoMismo
    YoMismo Dice:

    Este tipo de debate político es el que se resuelve fácil y rápidamente en un referéndum. Los británicos así lo vieron con Escocia y legislaron para poder llevarlo a cabo (ellos tampoco reconocían ese derecho).

    ¿Por que en España es esto tan… imposible? ¿Por qué aquí eso es el fin del mundo? Se pregunta y ya está. De verdad que no lo entiendo.

    • Juan
      Juan Dice:

      El problema en españa es que esa pregunta debe hacerse a todos los españoles. No puede hacerse solo a los catalanes. No sucedía así en Reino unido. Cambiar eso no es cambiar una ley, es cambiar la constitución, que deben votar todos los españoles. Cualquier otro camino es ilegal, y se espera que un gobierno cumpla las leyes. Ese es el camino. Los nacionalistas están muy acostumbrados a no cumplir las leyes que no les gustan, y esta seria una mas. Pero para el presidente del gobierno, incluso aunque quisiera hacerlo, no es factible.
      En las democracias, aunque lo olvidemos con frecuencia, la base no es ir a votar. La base es respetar el estado de derecho.

    • YoMismo
      YoMismo Dice:

      El gobierno británico propuso al parlamento el cambio legislativo necesario. La mayoría lo aprobó y que los escoceses decidan. Fin del problema.

      ¿Dónde está el gobierno que propone el cambio constitucional al parlamento (y el referéndum nacional para su aprobación si es necesario) para poder hacer la consulta?

      Ni está ni se le espera. Esto es España: aquí los problemas no se solucionan nunca. Y duran, y duran, y duran….

    • Juan
      Juan Dice:

      Por eso de que al “abrir el melón” de cambiar la constitución, querremos, “ya puestos”, cambiar el reparto de competencias, el senado, las diputaciones, los aforados, el modelo de partidos políticos, república o monarquía, la financiación territorial, el modelo federal, …. Entenderá que este debate, frente al planteado en UK, plantea algo más de dificultad. Pero tenga Vd paciencia, que todo llegará.

  17. Ciudadano perplejo
    Ciudadano perplejo Dice:

    Apreciado Juan,
    La verdad es que no conozco esos videos de El País, pero de una opinión extraer la norma general es cuando menos aventurado. ¿Mi realidad es idílica? Dejeme que le cuente, mi vecino al que me une una buena amistad, es murciano, nació en Murcia. Lleva más de 30 años viviendo en Cataluña, su lengua materna es el castellano, al igual que la de su mujer, siempre hablamos en castellano aunque el habla perfectamente el catalán. El por lo que me ha dicho se encuentra a gusto viviendo en Cataluña. Un día como hay confianza y se dice lo que se dice le pregunte: ¿Oye a ti te ha molestado que tu hija haya recibido la enseñanza en catalán? Y me contesto: Porque me ha de molestar, sabe hablar y escribir perfectamente en catalán y sable hablar y escribir perfectamente en castellano. Como conozco a su hija doy fe de que esto es cierto. Esta persona, mi vecino , evidentemente no es independista ni soberanista catalán, y no lo es porque tiene todo el derecho a pensar y opinar como el crea conveniente y en mi opinión es tan catalán como el que más. La próxima vez que lo vea le preguntaré: ¿Oye a ti te han pegado por no ser independentista? A ver que me contesta pero estoy seguro que me dirá que no. Le explico esto porque yo no hablo de videos, le hablo de realidades y ya sé que usted me puede decir lo que yo le he dicho al principio del comentario, que de una única realidad extraer la norma general es aventurado, pero es lo que yo vivo, una realidad más.
    Sobre lo que ha sucedido en Europa en las últimas décadas, de verdad que piensa que tienen paralelismo con lo que sucede en Cataluña, ¿si? pues pasese por Cataluña y vera que no. Con respeto. Un saludo.

    • Juan
      Juan Dice:

      Estimado ciudadano perplejo, si, estoy convencido que lo que sucede en cataluña no sólo tiene paralelismo, sino que es “de libro”. Me paseo, me paseo, y cuanto mas veo, mas me sorprende la “percepción de la realidad” de personas como Vd. “De libro” en la estrategia basica:

      1- falseamiento de la historia hasta limites grotescos (http://dolcacatalunya.com/2014/06/01/reir-y-no-parar-vea-a-un-lider-de-la-anc-contando-la-historia-nacionalista-de-cataluna-2/)

      2- creación de un enemigo exterior (españa nos roba, ..)

      ….

      Y de libro en la tactica sobre lengua, educacion, ….

      Lo hemos visto tantas veces … Pensar que lo que pasa en Cataluña es diferente, suena un poco ingenuo …

      Y sobre su amigo de Murcia, quizas la pregunta no sea la que le hizo. Quizas deberia preguntarle que hubiera elegido si hubiera podido hacerlo en libertad. Ya sabe, esa palabra por la que tantas personas han muerto defendiéndola, y que es lo,primero que un regimen nacionalista se encarga de controlar.

      Que pase Vd un buen dia.

    • Jesus Gomez Taboada
      Jesus Gomez Taboada Dice:

      Matiz a ciudadano perplejo:
      Lo que habría que preguntarle, además, al ciudadano murciano afincado en Cataluña es: si hubieras querido que tus hijos estudiarán en castellano, ¿habrías podido ejercer este derecho con normalidad en los términos establecidos por la ley y los tribunales?
      Saludos desde Cataluña.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      Caramba, cuanta gente preocupada por el vecino murciano de Cataluña. Todos diciendole lo que debería pensar o hacer.

      Como tenemos pocos problemas, creemos uno más; y bien gordo, directo a las emociones. Uno bueno que haga imposible resolver los demás.

      Y, oiga, es asombroso; lo ha logrado a la primera, se acabaron las propuestas de soluciones para los verdaderos problemas. Todos a una; YO TENGO RAZÓN Y LOS DEMÁS SE EQUIVOCAN; SALVO QUE PIENSEN COMO YO.

      Buena estrategia; de las que dieron victorias a César.

      No felicito a nadie por los comentarios. Felicito a los que no caen en provocaciones y encaran nuestros problemas reales.

    • Juan
      Juan Dice:

      Problemas reales ¡! ..ja, ja, ja
      La evidencia política muestra que no suele ganar quien encuentra las respuestas, sino quien define las preguntas. Si, es una pena … No espero sus felicitaciones, de lege ferenda, pero no nos tome por tontos. Con aprecio.

    • José M. Sánchez Tapia
      José M. Sánchez Tapia Dice:

      Estimado ciudadano anónimo,
      Me encantaría que la Cataluña en la que vivo fuera la misma Catalunya que usted describe.
      Que en su círculo de amigos se hablé libre y respetuosamente de las ideas de cada cual me parece “maravilloso”, casi de ciencia ficción.
      No digo que no sea verdad. Sólo digo que no es mi experiencia, después de llevar viviendo aquí muchos años.
      Y también creo que sus afirmaciones tendrían una mayor credibilidad si fueran rubricados con su nombre y apellidos.
      En Cataluña (¿Tengo qué pedir perdón por la ñ, aún escribiendo en español?) hay muchos que no son independentistas (más de los que yo mismo creía), aunque son muy pocos los que se atreven a decirlo en voz alta…o identificándose.

    • M.
      M. Dice:

      Lástima haber estado desconectado y haberme perdido este interesantísimo debate. Solo quiero decir que estoy 100% de acuerdo en todo con Ciudadano perplejo. Por mi experiencia tiene razón en todo sobre lo que se ha pronunciado. La situación del señor de Murcia es muy común en Catalunya, mucho más de lo que uno, a priori, pudiera pensar.
      Suscribo plenamente lo de la libertad. Aquí, en Catalunya hay plena libertad. Cada uno se pronuncia como quiere, y nadie persigue, intimida, amenaza o padece MIEDO. Es evidente que siempre pueden existir algunos casos, pero estos distan mucho de ser la regla general. Es más, en mi opinión, el hecho de que precisamente no se persiga a los disidentes, como yo ( o la mayor parte de la familia de mi novia que tras 20 años en Catalunya todavía no habla de forma fluida el catalán) es un problema para los no secesionistas, o una ventaja para los independentistas, dado que no cabe alegar que, como sucedió (y no sé si sigue sucediento) en el PV hay terror y violencia, que es condenable en todo caso. Como los independentistas no ofrecen violencia, sino argumentos (tan viciados o erróneos como se quiera) la respuesta es mucho más difícil…y probablemente por esta no exista.
      Los únicos argumentos en contra, de nuevo erróneos a mi parecer, son los mismos que se usan para atacar a este partido de nueva creación, Podemos, el argumento del miedo. uuhhh en Catalunya se persigue a la gente por la calle, te intimidan si no eres independentista, …. anda ya!! Eso es mentira. Lo siento, es así. Y con ese argumento no se puede convencer a la gente que vive aquí, pues saben que no es verdad. Es un argumento dirigido a los que viven en el resto de España, que ya están en contra de la secesión.
      Dos cuestiones adicionales.
      Sin Catalunya en España el PP ganaría todas las elecciones.
      Hoy he leído en la Vanguardia (por cierto, el periódico más vendido en CAT, 3º en ESP de información general y al que en CAT se lo considera no independentista -y la gente lo compra??- ) que CAT es la CCAA que más aporta al PIB (18%) de ESP…
      Quizás haya gente que no entiende que a ESP le convendría intentar (y por lo tanto convencer para) que continuemos nuestra historia juntos.

  18. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Según los datos de la Generalitat, 2008 –últimos disponibles– en Cataluña se declaran hispanoparlantes –en familia– 3.3 millones de personas.
    Unos 1.9 millones dicen ser catalanoparlantes.
    Otros 300,000 dicen hablar ambas lenguas indistintamente en sus casas y entre 600 y 700,000 eligen “otros idiomas” como domésticos. Es decir sigue siendo abrumadora mayoría los hispanoparlantes. La mayoría sometida que al decir de algunos comentarios debe disfrutar siéndolo.

    En estas condiciones el sistema público escolar catalán es una forma de agresión cultural que se dedica, además de a hacer daño, como evidencian los propios informes de la Generalitat, a adoctrinar a su alumnado. (1)

    Tenemos una casa en Cataluña. Uno de los chicos ha trabajado años en las centrales de Vandellós y todavía conserva un apartamento del puerto de L’Ametlla. A pesar de los tres o cuatro años en esta ocupación sus hijos siguieron yendo a su colegio de Madrid. Tenemos familia desde la plaza mayor de Figueres hasta el Bessiberri hasta la escuela de Lleida (alemana) donde estudió Pujol abuelo.

    Por conocer, tengo hasta el placer de dar la paz en la misa de Cambrils a la Señora Rovira –que reza desconsolada para salvar el alma descarriada de sus hijos– mientras el párroco, con su excelente dicción en catalán, –vale la pena escuchar catalán pronunciado sin acento vulgar– no da abasto para borrar los grafiti de las columnas.

    Los feligreses se quejan de una Iglesia que no tiene el menor interés en que los fieles entiendan las homilías porque “han de ser, por orden de la autoridad gubernativa, en dicha lengua” que abrumadoramente no es la de los fieles al menos en Cambrils ni en Pals donde otro párroco integrista lee la epístola del día colocando el evangelio sobre la cabeza de una niña.

    El bochornoso papel de la Iglesia Católica (haciendo escarnio de su nombre) en la promoción de lo identitario es de escándalo.

    También de la Generalitat, es conocido –e ignorado– el “Informe sobre el risc de
    fracàs escolar a Catalunya” (Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya
    Barcelona, 2011) que indica que los chicos con español como lengua materna tienen el doble de fracaso escolar. Estupendo. No pasa nada.

    No es nuevo, es de sobra conocido desde que hace más de 25 años en USA se cambió el English Only en todos los estados con población hispana para que los primeros años de escolarización lo fuesen en lengua materna evitando de este modo a los niños la ruptura psicológica de su autoestima y el trauma familiar de no poder supervisar la educación del niño.

    Esta población es mayoritaria en Cataluña y no cabe decir que no está coaccionada ni atemorizada porque es falso de toda falsedad. Aquí, como en tantas otras facetas, la labor de zapa del PSOE-PSC, ha sito tremenda porque ha desprotegido y acogotado a sus votantes más débiles. Ahora el Sr. Iceta sigue en la misma onda. ¿Hasta el hundimiento total?

    (1) https://www.youtube.com/watch?v=ikXsvoeR4Ew

  19. momus
    momus Dice:

    Aquí (en este blog) lo que nadie dice es que los escoceses decidirán libre, pacífica y democráticamente el próximo 18 de septiembre si desean seguir en el Reino Unido, o si desean salir por la puerta y, como dicen los divorciados, “rehacer su vida”.

    Aquí, de Escocia ni una palabra, de eso no se habla. Sin embargo la realidad suele ser muy vengativa con quienes tratan de ignorarla (dice el post que comentamos).

  20. Avocat
    Avocat Dice:

    Una pregunta tonta. Exactamente ¿de qué hay que negociar para que el enfrentamiento se resuelva? Es que soy algo torpe y llevo años oyendo esa cantinela, pero nadie ha explicado cual debe ser su contenido, o yo, al menos no me he enterado. El PP se niega a negociar, pues su postura de muy machote le da votos; el PSOE, por su parte, insiste en que sí que hay que negociar pues su caladero de votos buenistas se lo retribuye; para CiU negociar es, mas o menos, concretar las condiciones de la rendición de España y el que se oponga es un opresor despiadado. IU a su bola, como siempre. Ahora bien, repito, ¿qué mas hay que darle a los independentistas catalanes para que nos hagan el favor de quedarse en España? ¿Competencias sobre pesca fluvial? ¿Las tasas aeroportuarias? ¿? Aburre vivir en un pais donde los debates son siempre siempre abstractos, donde no se discute una pajolera idea concreta. Esa falsa altura de principios (patria, soberanía, pueblo, respeto, identidad, humillación, etc) exactamente ¿de qué trata? Como le preguntó un juez amigo mio a un abogado tras media hora de retórica sobre la dignidad de su cliente ¿eso, en dinero, cuanto es? “Reforma constitucional”, “federalismo” ¿en qué cosa concreta consisten? A lo mejor nos convencen, pero que se expliquen porque yo lo único que veo es palabrerío escondiendo lucha de poder de unas élites contra otras. Y la negociación aquí siempre ha ido de lo mismo, darles competencias a las CCAA a cambio de calmar un ratito a sus dirigentes.

    Y desde luego, el origen del problema es el silencio de los no nacionalistas durante treinta años, así que la solución, si aún hay tiempo, es esa, hablar, defender la posición, argumentar en voz alta, explicar que alzar fronteras y banderas crea ilusiones, sí, pero que son un espejismo, una cortina de humo, que el patriotismo hace mucho que se sabe que es el último refugio de los canallas, que muchos queremos vivir en una comunidad de ciudadanos, que no hay arcadias felices y que debemos sentirnos felices de vivir por vez primera en la Historia en un mundo en el que cada vez hay menos barreras, y por tanto los hombres estamos mas cerca unos de otros, aunque el cambio de problemas. Y que compartir esa ciudadanía mas amplia no impide a nadie ser rociero o de la moreneta, al contrario, mientras mayor sea el ámbito, mas se entenderá su diversidad. Hablar y mucho; de negociar ya hemos tenido bastante.

  21. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    ¿Y qué debería negociar el, PP, la fractura de la soberanía nacional sin contar con su titular, que es el pueblo español?
    Yo creo que es necesario dejarse de rodeos y abordar la cuestión de frente:
    1.- España es una nación soberana. El pueblo español es el titular de la soberanía.
    2.- Al igual que no hay dos ciudadanos iguales, hay elementos que diferencian a unas comunidades o pueblos de los demás.
    3.- Ningún pueblo debería ser forzado a formar parte del pueblo español.
    4.- Ningún pueblo es forzado a formar parte del pueblo español, por cuanto el estado es democrático y se rige por una Constitución, que es prácticamente igual para todos ellos.
    5.- Ningún pueblo tiene derecho a imponer su modelo organizativo y político a los demás, ni sustraerse de la regulación común.
    6.- Ninguna institución, sea de ámbito estatal o autonómico, tiene derecho a violentar los derechos individuales de los ciudadanos.
    ¿Quieren los catalanes irse? De acuerdo, tomen uno de los dos caminos que tienen: echarse al monte o negociar las condiciones de la ruptura. Lo que no vale es ir de matón y de perdonavidas ante la inacción de un Estado pasmado. Ni una cosa ni la otra.
    Por mi parte soy partidario de que los catalanes puedan separarse de España. Siempre que el procedimiento, las condiciones, ley de claridad incluidas, los requisitos y los efectos hayan sido refrendados por la totalidad del pueblo español. Por ejemplo, que la nueva república independiente se haga cargo de su parte de la deuda pública.
    Mientras tanto, tienen el deber inexcusable de cumplir con la legislación común, ser leales a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico y no sólo a la parte que les gusta y tienen que garantizar de forma efectiva todos los derechos individuales de quienes residan en el territorio correspondiente.
    Y creo que cada vez más españoles, hastiados con las contínuas demandas políticas y económicas de la más corrupta clase política española, que es la catalana, votaría SÍ, a la independencia de Cataluña.
    Siempre que no tuviéramos que pagarla nosotros, claro.

  22. Benito Baroja
    Benito Baroja Dice:

    Dependiendo del día, veo el problema catalán como muy peligroso para el futuro de España o me parece una charlotada que se va a ir volatilizando con el paso del tiempo. En cualquier caso, habría que plantearse los funestos resultados del modelo autonómico o, mejor dicho, de la versión autonómica que se ha implantado. Parece olvidado el concepto de España, entidad que debería estar por encima de cualquiera de sus partes. Los reinos de taifas han triunfado, con toda la prole política que viven a su costa (presidentes, gobiernos, parlamentos, partidos, etcétera), y uno tiene la sensación de estar como de prestado cuando viaja por las distintas regiones de la piel de toro. Cualquiera, con dos dedos de frente, podía adivinar el desenlace de esta aventura. Cataluña ya está en sazón. Ha tenido el tiempo suficiente para cambiar el orden de las cosas. Y no ha encontrado oposición alguna. Solo esperemos que, cuando el joven rebelde abandone displicente la casa familiar, no les pida ayuda económica a sus padres para acabar el mes o les lleve la ropa sucia para que se la laven.

  23. T
    T Dice:

    El silencio (sea apático, ignorante, temeroso, o de los que no saben o encuentran cómo hacer que se escuche su voz) resulta en efecto ser una maquinaria censora. Gracias por la perspectiva, Fernando.

  24. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Es evidente que el tema levanta ampollas de un tipo o de otro. Es decir, es uno más para enfrentar opiniones en lugar de unir para buscar soluciones. El “problema catalán” (si hay que definirlo así) no existía en las proporciones que ahora se pretende hace sólo una decena de años. Incluso con Tarradellas al frente de la Generalitat nunca hubo “problemas” con el resto del Estado Español (Cataluña es parte de ese Estado y sus gobernantes lo deben representar en lugar de enfrentarlo ya que han sido elegidos en virtud de una CONSTITUCION ESPAÑOLA y de unas LEYES ESPAÑOLAS con programas donde la secesión o el independentismo quedaba muy diluidos. Por otra parte la realidad de Cataluña, al igual que la del Pais Vasco, es pluriforme y muy, muy diversa, habiendo convivido sin “problemas” durante muchos años. La cuestión es ¿a quien beneficia en estos momentos los movimientos nacionalistas o separatistas en Europa o en otras latitudes? Ni Convergencia y mucho menos Unión estaban en esa línea a la que han sido arrastrados por lo que -equivocadamente- creyeron movimientos de independencia a lo que eran mucho más: movimientos ciudadanos de INDIGNACION CON LA CLASE POLITICA EN GENERAL. Tanto ERC -que vio la oportunidad de capitalizarlos y orientarlos debidamente- como CiU, intentaron ponerse al frente de las pancartas aunque no tuvieran muy claro para qué (más allá de salvaguardar algunas responsabilidades que ahora están aflorando). Ellos mismos saben que no hay salida honrosa del charco en que están metidos y van saliendo poco a poco procurando mantener el tipo (la salida de Durán es muy significativa). En cuanto al manifiesto de “Libres e Iguales” con el que una parte elitista de la sociedad intenta dar su opinión legítima sobre esta cuestión, mucho me temo que puede provocar lo contrario (desunión) a lo que debería pretender (entendimiento), tal como se pone de manifiesto en las opiniones encontradas en este post, donde la coincidencia en el diagnóstico de la situación suele tener un elemento común, por venir de personas que se atreven a discrepar de las opiniones oficiales u oficiosas al respecto. Dejemos que el tiempo, en este caso de Cataluña, ponga las cosas en su sitio y, desde luego sigamos siempre pensando ¿a quien beneficia realmente?

  25. Jordi
    Jordi Dice:

    Leyendo el articulo y comentarios de los contrarios a la consulta (según el articulo es contraria a la ley …aunque el TC no se haya pronunciado aun) uno pensaria que los nacionalistas tienen cuernos y rabo. Quizás los tengan, pero los mismos que sueltan todas esas infamias contra el nacionalismo catalan, son Nacionalista españoles!!!
    Que alguien me lo explique.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Estimado Jordi.

      Abordo tu pregunta desde el llamado Derecho a Decidir. La piedra angular copiada por Homs del viejo modelo Txillardegi (Álvarez Emparanza).

      Como debes saber es un derecho que no existe. Que lo lanza hace mucho Herri Batasuna a instancias de ETA, por si cuela en la Herriko, y lo recoge Homs para sustento de sus pretensiones. También por si cuela.

      No existe porque realmente es un subterfugio para evitar hablar de:

      1. Derecho a la Autodeterminación
      2. Derecho a la Independencia.
      3. Derecho a la Secesión.

      Como Cataluña no es una colonia el primero le está vedado por el Derecho Internacional y los otros dos no existen en Naciones Democráticas.

      En segundo lugar:

      A mi, que no me considero catalán pero tengo activos y familia muy cercana (antepasados y descendientes) en Cataluña, se me está Impidiendo votar y me parece no sólo un abuso y una falta de respeto que se me excluya de una decisión tan importante. Una “cacicada” que ignora derechos muy reales contractualmente abordados.

      Es como si de entre los vecinos de una Urbanización, los que viven más cerca de las calderas y de la piscina, estuviesen tratando de que el resto no pudiese votar para decidir si se segregan cuando la Comunidad se constituyó jurídicamente con la firma de Todos los Vecinos.

      En tercer lugar:

      En este foro se ha preguntado en muchas ocasiones el por qué de esta Exclusión. Nunca ha habido una respuesta de un mínimo nivel. Lo normal es el silencio.

      En cuarto lugar:

      El derecho a decidir, si se analiza correctamente, es un derecho personal, no colectivo ni de territorios que en todo caso lo recibirían por delegación expresa.

      Es un derecho que, en general, diría: “Una Persona física tiene derecho a no estar sometida a leyes o contratos que vinculan a todos los ciudadanos”.

      Por ejemplo:

      “Nadie me puede gravar por encima del 40% de mis rentas”.
      “Nadie puede legislar para negarme el derecho a decidir sobre la educación de mis hijos”.
      “Nadie puede legislar sobre mi identidad ni obligarme a adquirir una involuntariamente”.

      Es decir, este derecho no existe en los modelos vigentes y si en el futuro existiese ( lo dudo pero no lo excluyo) negaría radicalmente el derecho de cualquier mayoría a OBLIGAR a cualquier minoría.

      Este derecho que es la base del Derecho a Decidir lo niegan a otros quienes lo propugnan interesadamente para la Secesión.
      Intelectual y moralmente insostenible.

      Saludos

Los comentarios están desactivados.