El nacionalismo como pretexto de algunos para enriquecerse

Las recientes y llamativas declaraciones del ex Presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, reconociendo la existencia de importantes cantidades de dinero depositadas en cuentas abiertas por su familia en paraísos fiscales ponen de manifiesto, aunque sea indiciariamente, la existencia en dicho territorio de un “régimen” político -del que el Sr. Pujol ha sido el amo y señor durante más de veinte años- en el que, bajo la capa protectora de la “senyera” y die un exaltado fomento de la lengua y cultura catalanas, se escondía un engrasado mecanismo de expolio implacable de las cuentas públicas en beneficio personal de los “factótum” del sistema (el famoso “tres per cent” que se pagaba por cada contratación pública). En definitiva, con el apoyo de los dos grandes partidos nacionales -que de ello sacaban su tajada política- y dando al Sr. Pujol durante largos años el tratamiento mediático nacional de “hombre de Estado”, se ha estado fomentando o consintiendo en Cataluña durante más de tres décadas el uso por parte de algunos de la ideología nacionalista, con la que han comulgado millones de catalanes de buena fe, como pretexto para que los jerarcas del sistema obtuvieran pingües beneficios particulares.

Un fenómeno muy similar sucedió en Mallorca al amparo de la Unió Mallorquina de María Antonia Munar, política de origen mallorquín nacida en Barcelona, que nunca ocultó su profunda admiración -ahora intuimos por qué- por Jordi Pujol. La Sra. Munar, también con el imprescindible apoyo de PP y PSOE, con los que alternativamente formaba gobierno ante sus sucesivas y precarias mayorías, copió en las Islas Baleares de forma eficaz pero algo más chapucera que su mentor político sus gestos grandilocuentes, la ridícula pleitesía de sus acólitos, sus métodos de manipulación de masas y de captura de los medios de comunicación y de la buena fe de muchos incautos, y, sobre todo, su eficaz sistema recaudatorio para fines lucrativos particulares. Unió Mallorquina era un remedo isleño, más modesto en tamaño pero no tanto en ínfulas, de la Convergència catalana. Ambas formaciones políticas estaban perfectamente organizadas para ostentar el poder y exprimirlo a la conveniencia de sus líderes. Por todo ello, y por el empeño heroico de muy pocos, la Sra. Munar está actualmente domiciliada, previsiblemente por una larga temporada, en una confortable celda de la prisión de Palma de Mallorca.

Ya he tratado en algunos posts anteriores publicados en este blog (“Historias de “mafia siciliana” en Mallorca: el caso Ca’n Domenge, o “María Antonia Munar como paradigma”) las peripecias de esta señora, en las que no voy a ahondar ahora más aquí. Y ya veremos cómo acaba sus días su admirado Jordi Pujol. Pero, en cualquier caso, me interesa poner en conexión ambas organizaciones para llamar la atención sobre el descarado y espúreo uso que algunos han hecho de la ideología nacionalista, con la que personalmente no comulgo pero que me merece como cualquier otra –siempre que se defienda por vías democráticas- el mayor de los respetos, como inatacable “escudo protector” de unas verdaderas estructuras creadas para que algunos se hagan ricos a costa del dinero de todos los ciudadanos, muchos de ellos seguidores de sus ensoñadoras “doctrinas” nacionales. Y eso ha sido así hasta el punto de que cualquier intento de investigación o atisbo de crítica sobre la actuación de tales políticos era rápidamente interpretado, por ellos mismos, por sus subordinados, y especialmente por toda su maquinaria mediática afín -que ha funcionado largos años como un auténtico ejército perfectamente entrenado- como un “ataque a Catalunya” o “un ataque a Mallorca”. Bastantes personas valientes han sido públicamente despellejadas, entre los vítores enardecidos de muchos seguidores a los que deliberadamente y durante años se les han calentado las entrañas y se les han oscurecido las luces, por cuestionar de alguna manera en dichos territorios el “régimen” oficial o la manera de hacer política de estos inefables personajes.

Es importante destacar aquí también, ya que estamos en un blog independiente, el nefasto papel que han jugado en este gran engaño muchos medios de comunicación, que han sido literalmente “comprados” a través de subvenciones oficiales, concesiones de emisoras, encargo de producciones y demás prebendas públicas y campañas institucionales. Sabemos que esos medios no van ahora a criticarse a sí mismos, pero todos los españoles deben conocer que su papel ha sido imprescindible para fomentar y perpetuar todas esas estructuras corruptas y para ocultar las putrefactas actividades de sus líderes. El delicado momento económico que han vivido y viven los grupos mediáticos en España no justifica en forma alguna su silencio cómplice o su descarado enaltecimiento interesado de los que nos robaban. También los españolitos de a pie lo estamos pasando muy mal en estos años desde un punto de vista económico, y eso no justifica en ningún caso que practiquemos o consintamos actividades delictivas. Por ello es preciso que carguen también algunos medios públicamente, al menos en este blog, con su culpa. Muchos de ellos han actuado de forma tan poco presentable como los personajes que ahora, cuando van siendo árboles caídos, critican veladamente en sus portadas y programas informativos. Como si la cosa no hubiera ido tantos años con ellos….

Y tampoco son ajenos a este desastre un buen número de empresarios y profesionales que han trabajado durante muchos años contratando con estas Administraciones habituadas a prácticas corruptas. Pagar y callar, o mirar para otro lado no es justificable, aunque lo exija una cuenta de resultados en su día resplandeciente, y con el tiempo cada vez más exigua. Es evidente, como en todo tipo de extorsiones, que si nadie pagara un euro ningún impresentable lo acabaría pidiendo. Pero resulta innegable que ha existido también entre una parte de la clase empresarial y profesional mucha hipocresía con esta historia de la corrupción política, y mucho desgarro de vestiduras en público ante hechos que bastantes admitían y fomentaban en privado para obtener irregularmente contratos, licencias, concesiones  o legalizaciones. Salvador Sostres, columnista catalán del diario “El Mundo”, en un memorable y reciente artículo titulado “La refundación”, lo ha clavado: “…en cualquier país normal, Convergència estaría hoy vendiendo los muebles de su sede, que por cierto está embargada; pero en Cataluña la trama forma parte de nuestra personalidad y nos reconocemos en ella aunque sólo sea por lo que cada cual tiene que callar…”.

26 comentarios
  1. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    Muy acertado artículo Álvaro, que comparto plenamente. Quizá, sólo añadir como culpables también los primeros los ciudadanos. Hasta qué punto “los ciudadanos no consentimos las actividades delictivas”. Creo que sí se consienten y demasiado. Existe o ha existido (parece algo que está cambiando) demasiada tolerancia hacia lo corrupción. Si los Pujol han tenido tanto poder delictivo ha sido porque han ostentado demasiado poder y demasiado tiempo, y así de lo han dado los ciudadanos. Cataluña, es la tercera comunidad de España con más procesos de corrupción, más de 200. Casos Palau, Millet, ITV, Banca Catalana, Adigse, Triball, Pretoria, Pallerols, etc. A quien le sorprenda que los Pujol sean multimillonarios y tengan millones en paraísos fiscales es que es un idiota. Como decía Samuel Johnson “El patriotismo es el último refugio de los canallas.”

    Así que a la lista de culpables hay que añadir a los votantes de CIU, PP de Valencia, PSOE de Andalucía, Unió Mallorquina y de cualquier otro partido con corruptos en sus filas, lo que significa millones de españoles que toleran la corrupción. Quien vote a opciones políticas que amparan la corrupción, que tienen a corruptos en sus filas o que no adoptan las medidas contra la corrupción, esa persona es cómplice de la corrupción. No se podrá quejar entonces por ella. Esto es muy importante que se conciencie la gente y hay que reprochárselo a esos votantes “cooperadores necesarios”.

    Muy recomendable también el artículo de Calleja

    http://www.eldiario.es/zonacritica/Jordi-Pujol-robado-anos_6_286681356.html

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Cualquiera que haya tenido que hacer negocios con los gobernantes de Cataluña sabe que la corrupción es estructural desde el inicio al igual que en otras partes de España. Desde arriba hasta abajo.

    En el caso que nos ocupa con la peculiaridad de que si la actividad era estrictamente municipal en, pongamos, Gerona, también participaba “Barcelona” que enviaba un “representante” a las negociaciones previas porque no se fiaban de su “delegado” municipal. Para mejor controlar.

    Lo de Pujol no muestra una particular idiosincrasia identitaria o un caso aislado, sino la punta del iceberg. Y las puntas de iceberg, como las cúpula de las pirámides, son estructura. Es imposible que exista sin que esté involucrado todo el resto de la estructura.
    Gran acierto del articulo de Álvaro Delgado el destacarlo como hecho esencial y aviso a navegantes en todo este entramado nacional.

    Es necesario tenerlo en mente porque lo realmente grave de esta situación es….. el intento de desviar la atención hacia un pretendido “Capo di tutti capi” cuando han tenido que estar ausentes, por activa y por pasiva, todos los órganos responsables del Estado. Todos y ante el asombro de los subordinados y funcionarios.

    Cómo se verá la cosa desde dentro, cuando ayer mismo otro afortunado heredero en Suiza no sólo no dimite sino que en un acto de descojono multitudinario, viene a “Madrit” a hacer el paripé desde su “embajada”. Aquí no ha pasado nada y estamos tal cual. Con catarsis y sin ella.

    Pecadillo venial que olvidaremos pronto porque para eso está la Disonancia Cognitiva. Para acelerar el olvido de las cosas que no nos benefician.

    La connivencia es tal que la bendita prensa nos ha bombardeado titulares –durante más de cinco años– con unos trajes baratos de Camps, un bolso de una alcaldesa, un chalecito de un yerno especial y hasta la cárcel preventiva de un tesorero por apenas unos milloncejos.

    Mientras tanto se siente el dolor de la estructura cada vez que la jueza Alaya añade unos cientos de millones más al desmadre de Andalucía y asistimos a la elevación a los altares futuribles de una señora que convivió en el corazón de la lobera sin enterarse de nada. ¿Cuándo se debe intervenir una administración corrupta? ¿No es bastante?

    Claro que hay muchos culpables estructurales. Demasiados.

    Lo cual quiere decir que apenas estamos empezando a reconocer públicamente lo que nos sucede.

    Sin embargo “la calle”, a su viejo y sabio modo, sí lo sabe y por eso no se cree nada. No puede.

    Buenos días y enhorabuena por el artículo.

  3. Ignacio A. Medina
    Ignacio A. Medina Dice:

    Señor Delgado:

    Comienza su artículo haciendo referencia a un régimen de corrupción que probablemente haya generado más fondos ilícitos que el resto de casos que se conocen en nuestro país y lo termina, el artículo, responsabilizando a, entre otros, el resto de partidos, prensa y empresarios que hacían la vista gorda o preferían no saber nada. Isidro incluso coloca como primeros culpables a los ciudadanos.

    Y no me parece equilibrado. Y no me lo parece porque en esa balanza de responsabilidades el nacionalismo no puede salir tan relativamente bien parado. De hecho, ante posturas desiguales la equidistancia resulta injusta por lo que me gustaría tomarme esta respuesta como un intento de ajuste del desequilibrio que le(s) atribuyo.

    El ADN de los pueblos no existe. Generar categorías en función de ADNs es tan absurdo como hacerlo según el zodiaco. Las diferencias que puede haber entre canarios y rusos no son debidas a la raza, los genes, la etnia o el clima. Sencillamente es una cuestión de mimetismo: cada comunidad tiende a generar comportamientos uniformes dentro de ella. Cuando hay una masa suficiente el comportamiento se extiende. Está demostrado que es más probable que una persona se salve de un infarto si va con otra por la calle que si está en un vagón de metro rodeado de 40 (la gente se mira, nadie hace nada y nadie quiere dar el primer paso). Y eso es lo que lleva pasando muchos años. Cuando el poder de una comunidad lo gestiona un grupo excluyente nace el temor a la exclusión, el anhelo de pertenencia y, en definitiva, el miedo. Y a nadie se le puede exigir ser un héroe, porque resulta agotador.

    La receta del éxito de una sociedad no está en una supuesta esencia nacional, sino en sus instituciones. Lo que hay que evitar es que el nivel cívico se degrade por debajo de éstas, de modo que dejen de funcionar. Y el nacionalismo, por supuesto, tritura el espíritu cívico. Por eso instituciones fundamentales, como el respeto a la ley, ya no son tomadas en serio en Cataluña.

    El nacionalismo prescinde de la convivencia, es más, la fulmina. Declara odio eterno a lo extranjero, rechazo al otro por representar un peligro para la existencia. Para ello pone anuncios de señores disfrazados de mapa de España que roban carteras, dice que los F18 son una provocación, alega que en Andalucía toman chatos a costa de los catalanes y demás ejemplos que a diario leemos con estupor. Así se constituye el delirio paranoico. Y sobre esto certeza absoluta, pensamiento único. Porque, en el fondo, se desprecia el valor simbólico que individualiza a cada sujeto como tal. Por eso necesita un enemigo: de lo contrario él mismo no existe. Sólo existe a la par que el otro. Recuerdo un episodio de Los Soprano en el que Toni Soprano le decía a Silvio, su mano derecha, que él era lo que era por sí mismo, no por tener orígenes italianos. Un alegato contra el nacionalismo de dos minutos difícilmente superable.

    Así llevamos décadas. Pero que el tiempo no nos impida conocer dónde está el verdadero origen de este tumor que roza ya la metástasis en algunos lugares de España.

    • KC
      KC Dice:

      Ignacio, no haga el ridículo, por favor. Cuando alguien se refiere a un ADN sociológicamente hablando no se refiere a ningún atributo racial. No tiene nada que ver con el concepto biológico del ADN, sino a una comparación mediante la cuál los sociólogos hablan precisamente de cómo el entorno sociológico -valga la redundancia- puede modificar el “ADN” (dónde “adn” sería ” causa de comportamiento/conducta”), como sí sucede con el biológico (ya sabe, Darwin, Wallace, etc.; o bueno, tal vez no tenga ni pajolera idea, que tampoco me extrañaría). REPITO: cuando un sociólogo habla de ADN no lo hace con el trasfondo de un genetista, sino simplemente para establecer unos patrones de un determinado entorno sociodemográfico. ¿Es tan difícil de entender? Por supuesto que cada país tiene un “ADN” diferente en base a muchos factores: culturales, consuetudinarios, climáticos incluso, pero nadie está hablando de razas, no hagan el ridículo.
      En cuanto al artículo en sí, llega, como no podría ser de otra forma, a toro pasado y años de retraso. No es un problema de “nacionalismos”, porque lo mismo, exactamente lo mismo, sucede con los no nacionalistas, por tanto es más un problema de “patriotas de boquilla”, que es lo que hay en España por diferentes motivos, comenzando por una serie de simios que únicamente se mueven mediante símbolos porque saben que la masa borrega les va a seguir dónde haga falta. Porque es un problema de simbología borrega, no que tenga que ver con zonas geográficas concretas. Y ya sabemos, y si no lo saben se lo digo yo, que España es un redil en el que nos sobran borregos en todas partes. Comenzando por todo tipo de instituciones.

    • KC
      KC Dice:

      El censurador de este blog (imagino que el tal Redondo) vuelve a hacer de las suyas, así que me limitaré a dejarle a usted y a aquellos que dicen que los pueblos “no tienen ADN”, haciendo referencia a algo que tenga que ver con razas (que yo no entiendo de dónde sale esto aparte de sus cabezas imaginarias), para que entiendan un poquito a qué se refiere “ADN” cuando lo dice la Sociología/Antropología y no la Biología, porque yo creo que no lo tienen del todo claro.

      http://es.wikipedia.org/wiki/Antropologia_cultural
      http://es.wikipedia.org/wiki/Etnograf%C3%ADa_de_Espa%C3%B1a
      http://es.wikipedia.org/wiki/Antropolog%C3%ADa_f%C3%ADsica

      ¿Comprenden ustedes que no se está hablando del ADN de Watson & Crick cuando alguien hace una comparación cultural/antropológica?

      En cuanto a la entrada, va a tener suerte, señor Delgado, de que el censurador tenga un ojo algodonado y fácilmente impresionable…

  4. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Preocupante problema. Yo creo que hemos dado un paso. Un señor que tuvo importantes responsabilidades en el pasado ha dado el paso de reconocer un comportamiento deshonesto, ahora queda la investigación y calificación jurídica de ese comportamiento deshonesto. Desde luego, no entra dentro de lo descabellado pensar que una persona que reconoce que ha tenido un comportamiento duraderamente deshonesto pretenda ocultar otros comportamientos que suscitarían una crítica más profunda. Pero no debemos caer en el triunfalismo inútil de pensar que hemos descubierto la raíz de la corrupción. Es evidente que, al menos de momento, no hay pruebas de que el señor Pujol haya sido el eje central de un entramado corrupto. En un Estado que afortunadamente respeta los derechos humanos, el señor Pujol disfruta de la presunción de inocencia. Debemos dejar que las múltiples investigaciones de la corrupción sigan su curso.
    Determinadas personas tienen una especial relevancia en nuestra sociedad, Jordi Pujol ha sido una persona muy conocida por sus altas responsabilidades políticas. Cuando la sospecha de corrupción se cierne sobre estas personas se plantean diversas cuestiones al ciudadano, que no tiene la suficiente información. Una muy importante, quizá la más importante, es si verdaderamente esa persona es corrupta o no. Pero si lo es, enseguida surge la pregunta de por qué es corrupta. Puede ser que esa persona relevante sea el centro de una trama corrupta, el “cerebro” de la trama. En otros casos es un mero instrumento político al servicio de unos corruptores que, aun descubierto político corrupto, sustituyen a unos políticos, meros instrumentos suyos, por otros. En otros casos se corrompen por las amenazas comprometedoras de subordinados suyos implicados en la trama de corrupción, y acaban mirando para otro lado, dando lugar a una corrupción por inacción. En fin, estas preguntas, y otras muchas, requieren de paciencia, prudencia e investigación. No podemos tener las respuestas tan inmediatamente.
    Lo que sí que personalmente creo es que el nacionalismo ha dificultado las actividades económicas, sobre todo aquellas que impliquen la entrada de elementos foráneos. Algunos beneficiados por la menor competencia exterior han podido tener incentivos a ser corruptores. Igualmente, algunos perjudicados han podido tener incentivos a corromper a los políticos para que les fuesen levantadas algunas de las trabas. Creo que el nacionalismo ha creado trabas que no llevan indefectiblemente a la corrupción, desde luego siempre habrá mucha gente honrada, pero que sí han facilitado en cierta medida la corrupción.
    Reciba un cordial saludo.

  5. Quiquesan
    Quiquesan Dice:

    Chapeau
    Pero no has nombrado esos medios y es absolutamente necesario para poder empezar de cero.
    En el caso de Cataluña son La Vanguardia, El Periódico, avui-ara, el nou– nou como representantes con mayor número de lectores. Boicot!

  6. RC
    RC Dice:

    El Doctor Johnson puso definitivamente el dedo en la llaga cuando definió el patriotismo como “ultimo refugio de los canallas”. A mi no me cabe ninguna duda: cuando un político “se envuelve en la bandera” (ya sea catalana, española, americana, rusa, ucraniana, israelí, palestina o de Murcia, si se da el caso), lo más probable es que sea para tapar sus vergüenzas…

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Eso sería si tuviesen vergüenza.
      Los demás, no políticos, si la tenemos: vergüenza ajena.
      La “Disonancia Cognitiva”, a la que de tanto en tanto alude -con excelente criterio- Don Isidro, está dejando ya de ser “disonante” para convertirse en verdadera armonía.
      En amor y compañía, los desvergonzados sinvergüenzas, están consiguiendo, ellos solitos, lo que parecía imposible.
      ADN si que ha de existir diferenciado; no por razas ni por climas: por vergüenza y desvergüenza.
      Por cierto, me he quedado de piedra hoy al ver -escuchar, poco- a la Consejera andaluza de Medio Ambiente Algarróbico. Parece que sabe hablar; aunque no sepa lo que dice. Aunque quizás la cadencia de sus sonidos no sea precisamente hablar.
      ¿Para cuando un post sobre los títulos universitarios y honores sin causa otorgados a los parásitos por sus paniaguados rectorados, tan independientes como mi oreja izquierda lo es de la derecha?
      Y, como gallego, me siento discriminado: ¿Nadie habla de Beiras y su zapato?

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Porque en Galicia; etapa zapatones (homo antecesor de ansarcollar y mentor de Vestringetorix), teníamos un Director General de Infraestructuras Hidráulicas -toda la pasta de la guinda del pastel; embalses, depuradoras, colectores, emisarios, ríos, y mar) al que llamaban Míster 6 % … y miraba.
      Luego se fue a RENFE. Adios ríos, adios montes, adios regatos pequeños (adios lo que es de adios).
      Pero esa es otra historia (en realidad, es la misma).
      Abur Emilio

  7. Ricardo
    Ricardo Dice:

    Enhorabuena por el artículo, sólo un matiz:

    “…ideología nacionalista, con la que personalmente no comulgo pero que me merece como cualquier otra –siempre que se defienda por vías democráticas- el mayor de los respetos…”

    El nacionalismo no respeta al que no comulga, siempre es mentira y nunca es democrático. La verdad y la libertad lo disuelven, por eso no las tolera. Otra cosa no es nacionalismo y no es lo que hay.

    El “hecho diferencial” vasco o catalán es la existencia de una ideología de “construcción nacional” que no respeta por principio los derechos individuales y obliga a optar entre la conversión a la religión oficial con todos los sacramentos o la marginación. Que Francia lo hiciera en el predemocrático S. XIX no lo hace democrático hoy.

  8. Rosendo Hernández
    Rosendo Hernández Dice:

    Comentario de un xarnego desde Cataluña: que un buen titular no nos impida ver la realidad. Las ideologías democráticas no delinquen. Es tan nacionalista el PP como CIU o UPD ¿Qué nacionalismo practicaba la Gürtel o los ERE de la Junta de Andalucía?

  9. Alberto Gil
    Alberto Gil Dice:

    ¿Por qué no nos atrevemos a utilizar la misma estrategia (canalla) que los secesionistas y decir pura y simplemente “los catalanes nos roban” o “los catalanes se roban”? Hace muchos años cuando Cataluña decidió depender de Francia en lugar de de España, muchos (catalanes) se digieron a Felipe IV para pedir una intervención en Cataluña, hartos del los abusos que la nobleza y la burguesía catalana inflingían a los ciudadanos y campesinos catalanes (el mito de los segadores es eso, un mito, al menos si miramos a lo que pensaron los campesinos de sus gobernantes cuando fueron independientes). El propio obispo de Vic (¡de Vic!) escribió una famosa carta al rey español pidiendo q interviniera de una vez en Cataluña para reponer “la justicia de Castilla” porque losa mandamases catalanes no rspondían ante nadie por sus tropelías. Siglos después estamos donde estábamos pues como dice Santayana se repite lo que se desconoce. Los Pujol encantados de ser independientes para mangonear a su gusto con una justicia dependiente y pendiente de sus egregias figuras. Y eso q la justicia española está como está, pero aún así, algunos (de todas las tendencias) van cayendo.

  10. Eduardo Rote
    Eduardo Rote Dice:

    Las banderas se utilizan para encubrirlo todo. Conceptos como ciudadano están hoy en día postergados por el vínculo falsamente étnico.
    Pero lo más atinado es la reflexión sobre el colaboracionismo de muchos en esas prácticas para lucrarse. Tanto en el sector privado como en instituciones públicas, se debe poner mayor empeño en destapar desde el inicio las corruptelas, el amiguísimo, las arbitrariedades etc… Germen de todo el mal que nos esta pasando.
    Muy atinado post.

  11. Alberto
    Alberto Dice:

    Y cuántos casos más habrá esperando a que “por otros motivos” se destapen? 23 años desviando el dinero y ahora se trata de desactivar la consulta enciendiendo el ventilador. Buen método. Entre pilllos anda el juego se llamaba la película.

    Si verdaderamente pudiésemos conocer la cuantía exacta del saqueo que viene produciéndose (entre unos y otros y también el de en medio….) lo del rescate a la banca sonaría a coña marinera. Tal vez hasta teníamos otro país.

    Que pena…….asistir a tanta tomadura de pelo………..

  12. Alberto
    Alberto Dice:

    Gracias al autor del artículo, cuyo contenido comparto; el hartazgo ha hecho que me lance sin agradecer el tiempo invertido por el autor.

    saludos.

  13. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Todos, en mayor o menor medida, somos culpables en la medida que hemos conocido y hemos aceptado como “normal” lo que ocurría a nuestro alrededor. En muchos casos -y por desgracia- algunos se apuntaron y se subieron al carro porque, parafraseando lo dicho por Ignacio A. Medina “ser un héroe resulta agotador” y es más cómodo y seguro adaptarse al sistema. Por mi parte siempre me ha parecido que el “nacionalismo” en Cataluña era más una cortina de humo sobre otros asuntos más concretos donde el dinero estaba presente. ¿Porqué si no la frase de “España nos roba”? Podían haber dicho “España nos odia o nos reprime o nos persigue….. ” Es una simple cuestión monetaria que se arreglaría en el momento que tuvieran las competencias que les facilite ese control de los sectores económicos correspondientes: desde la Agencia Tributaria, hasta su Tribunal de Cuentas. Dicho esto y atreviéndome a pensar en posibles “culpables” sigo insistiendo en el “consenso” de reparto político y administrativo que hay alrededor de las CC.AA. donde, se diga lo que se quiera, se buscó una forma de buscar cobijo en los presupuestos públicos para los “nuestros” y nadie le mete mano al asunto.; en la forma de sovietizar y burocratizar a la sociedad civil, para mantenerla en la inseguridad y en el miedo; la política del palo para los otros y la zanahoria para los que nos apoyen. Y desde luego se han dado un banquete.

  14. Alvaro Delgado
    Alvaro Delgado Dice:

    Muchas gracias señores/as por sus interesantes aportaciones. Sigo reiterando el gran nivel de los comentarios de este blog. Mejoran ustedes lo que escribimos. Pero, discúlpenme, tengo que hacer una excepción. Sr./Sra. KC: he leido varias veces su comentario y no entiendo nada de lo que dice. Lo siento. No sé si habla usted para iniciados o en alguna clave especial, pero no la pillo. Saludos y buen verano a todos.

    • Ignacio A. Medina
      Ignacio A. Medina Dice:

      Abundando en lo dicho y por alusiones:

      Mire, KC, aquí el único que hace el ridículo es usted. Para empezar con un mensaje que no hay quien entienda a pesar de que usted resalte algunas partes con negrita. Y para terminar, con esta frase: “Por supuesto que cada país tiene un “ADN” diferente en base a muchos factores: culturales, consuetudinarios, climáticos incluso, pero nadie está hablando de razas, no hagan el ridículo.”

      Le sugiero que analice cómo un país como Corea (mismo clima, etc.) puede dar lugar a dos países tan diferentes como los actuales cuando se decidió cortarlo por el Paralelo 38.

      Le daré una pista: libertades e instituciones. Empiece por ahí.

    • KC
      KC Dice:

      Ignacio, si se ha dignado usted a abrir los enlaces, cosa que dudo, habrá entendido que cuando la Sociología habla de ADN no lo hace con un significado puramente biológico o racial, que es lo que usted ha apuntado en su comentario y cuya analogía es simplemente por puro desconocimiento -de hecho a ningún sociólogo se le ocurre decir afirmar esta supina tontería, siempre se la he leído a un jurista-. Ya le he explicado el porqué, así que relea y deje de hacer analogías chapuceras, porque cuando alguien dice que España tiene un “ADN” particular en ningún momento está haciendo referencia a la raza de nada. El “ADN” sociológico no es más que una comparación metafórica con el biológico para hablar de costumbres, relaciones parentales, creencias, mitos, estructuras político-económicas y todo ello bajo el común denominador de la Historia, que es la que va hilando ese “ADN” que por supuesto no tiene nada que ver con mitocondrias. Si usted esto no lo entiende dedíquese a hablar de fútbol, pero no intente eximir a nadie de lo que es. Que el ADN (como conjunto de lo que ya le he explicado) exista no tiene nada que ver con que un año o década concreta un país pueda escindirse en dos debido a decisiones políticas. España y Alemania también lo hicieron -de forma distinta- y siguen teniendo unos elementos comunes muy claros. Precisamente esta esquizofrenia nacional sería parte de ese ADN sociológico.

  15. Paloma
    Paloma Dice:

    No es descartable que el apoyo de ciertos sectores al independentismo tenga como móvil hacer “borrón y cuenta nueva”, pues los tribunales del Estat de Catalunya partirían de cero. Presumiblemente los actuales jueces (muchos de los cuales no han nacido en Cataluña) tendrían que irse para ejercer en Restospaña (salvo los firmantes del famoso manifiesto, pertenecientes a Jueces para la Democracia -que incomprensiblemente apoya el “dret a decidir”, que -como todo el mundo sabe- es planteamiento derechista-).

    Así pues, se haría “tábula rasa” de todo lo actuado e instruido, tanto en Cataluña como en la Audiencia Nacional (¡¡¡ un tribunal español !!!) y ello comportaría una amnistía global para los Pujol y, en general, para toda la cleptocracia que ha gobernado la Generalitat .

    Como digo, no es descartable que este designio subyaga en el fondo.

  16. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hoy viene en algunos periódicos de provincias un artículo de Jordi Xargayó, director de un periódico de Gerona (Diari de Girona), cuya lectura es la mar de interesante porque viene a exponer la connivencia, durante décadas, de los gobiernos centrales con la corrupción desbocada de los “cónsules” de la provincia de “Tarraco” (división provincial romana del siglo II que coincide muy aproximadamente con las actuales provincias catalanas).

    Concretamente habla de una reunión tras el pacto del Majestic en la que un alto dirigente del PP confía a un periodista discreto que… “”El dossier de los hijos de Pujol no lo sacaremos”. De esto va para dos décadas.

    A todos nos gustaría que la probidad fuese “regenerable” o, mejor, “recuperable”, pero cuanto más de cerca miramos más difícil es no ver que la “corrupción” forma parte ineludible del sistema de adquisición y despliegue del poder político y que sólo se reducirá en la medida en la cual se reduzca dicho poder.

    Hablando de lo cual, y como lectura veraniega complementaria a las sugerencias de Elisa de la Nuez, recomendaría una reposada reflexión sobre los estatutos del PNV.
    Una excelente forma de ver cómo debe ser un mecanismo de control social en plena operatividad.

    Buenas vacaciones y feliz regreso.

  17. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Los panfletos autoproclamados medios de comunicación, propiedad de la banca (El Pis,ya lo es formalmente), organizan la mascarada. Los corruptos del pseudo nacionalismo español son buenos patriotas para unos, y los corruptos del pseudo nacionalismo regional son buenos patriotas para otros.

    ASÍ SE REHABILITAN LOS DELINCUENTES COMUNES (prefiero esta expresión, por su claridad, frente al cajón de sastre de “los corruptos”, que parecen ser algo diferente a delincuentes comunes).
    Y así consiguen que les vuelvan a votar en lugar de botarles.

    Pero vamos a seguir hablando del cebo hasta tragar todo el anzuelo.

    A la vuelta de vacaciones ataremos a los perros con longanizas. Españistán va bien, versión “a mi que me Registren Rajoy”.

    Buen mes.

Los comentarios están desactivados.