UPyD y Ciudadanos: los consejos de Ignatieff

Creo yo que a muchos de los lectores de este blog les pasa lo que a mi y al filósofo polaco Kolakowski: que se sienten progresistas en algunas cuestiones sociales, conservadores en otras porque mantendrían ciertas tradiciones y liberales en aquellas en que importa el mérito y la competencia. Es lo que tiene la caída de las ideologías y de los metarrelatos en general: ya no se llevan las explicaciones monolíticas e inflexibles de la realidad que solo pueden tomarse enteras o rechazarlas en su totalidad; en una realidad compleja como la actual no caben ruedas de molino.

Si a ello se le añade que el sistema político vigente ha conducido a una colonización por los dos grandes partidos de todas las instituciones del Estado, incluso las que operan como contrapeso del poder, olvidando que no cabe Democracia sin Estado de Derecho, es lógico que comiencen a proliferar partidos que como prioridad a cualquier acción política concreta (y por tanto sin importar si prevalece más una u otra) prediquen el restablecimiento del pack Democracia-Estado de Derecho (no uno sin el otro),  pues en un país avanzado no basta que haya votaciones y que “gobierne” el pueblo, sino que ese gobierno se imponga por el procedimiento correspondiente y que esté sometido a la ley y a unos límites, a unos checks and balances y a la separación de poderes de toda la vida. Para entendernos, no merece la pena echar la carrera a ver qué política gana, si los jueces de la carrera están comprados y el reglamento es violado sistemáticamente en favor de ciertos corredores. Entre esos partidos, sin olvidar a otros que también han surgido últimamente (no Podemos, que pide más “democracia” con  todavía menos Estado de Derecho), cabe citar desde luego a UPyD y Ciudadanos, ambos una esperanza de que las cosas vuelvan a si sitio, obligando a los grandes partidos, por otra parte en una pendiente autodestructiva memorable, a rectificar.

Pero hete aquí que al terminar la canícula nos encontramos con la explosión de una cuestión que estaba latente en la mente de muchos: la posible alianza entre UPyD y Ciudadanos, cerradamente rechazada por el aparato del primero desde hace tiempo y ahora puesto de manifiesto con la carta pública de Sosa Wagner y la airada contestación de Irene Lozano, que posteriormente rectificó (ver aquí enlaces), con tal alboroto que ha motivado la convocatoria de un consejo extraordinario del partido. Creo que la cuestión merece algunas observaciones realizadas desde la perspectiva de uno que cree imprescindible la regeneración y, al mismo tiempo, no está en el fragor del combate político ni tiene ganas de votar a PP o PSOE y, mucho menos, a nacionalistas. Pues pienso que hay muchos como yo. Y votan.

Me valdré como muleta de un libro de ensayo que he leído este verano: Fuego y cenizas, de Michel Ignatieff (Taurus, 2014) un profesor universitario en Harvard que se mete en la política de su país, Canadá, y nos cuenta cómo es la política real, emulando como puede a Maquiavelo –“había dado clases de Maquiavelo, pero no lo había entendido”, nos dice (p.51)- aunque logra darnos alguna enseñanza útil.

En primer lugar, haría alguna observación de tipo interno, o más bien, de la coherencia entre lo interno y externo que es algo que tiene bastante importancia, porque revela hasta qué punto lo que nos estas vendiendo es verdad o no. En este sentido, no dudo, pues así se ha dicho, que la voluntad de no realizar algún tipo de alianza con Ciudadanos está aprobada por los órganos del partido y por los correspondientes consejos, etc. Es decir, que es ¨legal”. Bien, pero no es suficiente porque lo que UPyD está “vendiendo” es precisamente lo que está faltando de la política nacional: apertura, flexibilidad, escuchar a las bases, diálogo, confrontación de ideas, partidos abiertos y democráticos. En ese pack Democracia-Estado de Derecho no debe faltar éste último (que es lo que criticamos a partidos como Podemos) pero tampoco la primera: cumplamos reglamentos, pero no debemos olvidar que como dice Ignatieff,  “de todas las cualidades, la capacidad de escuchar, de prestar atención es la menos apreciada en política. La gente entenderá que no puedes solucionar sus problemas si le prestas toda tu atención” (p.78).

Como dice Politikon en “La Urna Rota”, la explicación clásica del funcionamiento de los partidos sigue respondiendo a la llamada “ley de hierro de la Oligarquía”, de Michels, en cuya virtud con el crecimiento es inevitable que una organización se vuelva jerárquica y profesionalizada y, de manera inevitable, poco democrática y conservadora, quizá alejándose de las bases. En UpyD se puede estar produciendo una lucha entre “pragmáticos” e “ideólogos” y lo que esperamos de UpyD es que, haciendo honor a sus ideales, derogue la ley de Michels y escuche al votante; que no se convierta UpyD, como dice Ignatieff, “en una caja de resonancia que sólo oiga su propia voz” (p.95), rechazando otras opinionesNos recuerda Ignatieff a Abraham Lincoln: “¿Por qué no debemos confiar pacientemente en la justicia de la gente en última instancia? ¿Existe una esperanza igual o mejor en el mundo?” (p.166).

Y probablemente confiando no sólo seremos más coherentes, es que tendremos mejores resultados. Estamos hablando de la lucha por poder y ésta no depende tanto de congresos como de oportunidades. Como acertadamente dice nuestro intelectual político, “la política no es una ciencia sino mas bien el intento incesante de  unos avispados individuos por adaptarse a los acontecimientos que Fortuna va situando en su camino….pues el medio natural de un político es el tiempo y su interés reside exclusivamente en saber si el tiempo para una determinada idea ha llegado o no. Cuando llamamos a la política el arte de lo posible nos referimos a lo que es posible aquí y ahora” (p. 50). Y este asunto se ha planteado aquí y ahora, y se volverá a plantear, por mucho Congreso que haya habido, tantas veces como sea necesario, si ello facilita el acceso al poder, o algún poder, pues estamos hablando de partidos, que quieren conseguir resultados en la conquista por éste. Dijo nuestro autor cuando perdió ciertas elecciones: “Esa noche aprendí la lección más sencilla de la política: demuestra que realmente deseas la victoria” (p.64).

La segunda observación es respecto a la conveniencia de un posible acuerdo en sí misma. Para los legos en esta cuestión, los razonamientos de UPyD para negarse no son demasiado explícitos y claros. Irene Lozano sigue pensando que el partido ha de seguir siendo independiente. Javier Nart dice que el obstáculo es personal, cosa de Rosa Díez. Se pueden ver aquí los extensos argumentos de Sergio Acedo, casi morales: la poca transparencia y la baja calidad moral y sospechosa conducta de muchos integrantes de Ciudadanos. Pero los que básicamente leemos el periódico para enterarnos de estas cosas intuimos que las diferencias aparentes, aparte de las personales, son pocas y que algún tipo de acuerdo entre ambos partidos produciría importante efectos prácticos.

Pero aceptemos, como hipótesis de trabajo, que efectivamente haya una cuestión ideológica o moral que dificulte un acuerdo: ¿qué ha de hacer un partido en este dilema moral? Ignatieff nos recuerda la distinción de Max Weber, en su trabajo “La política como vocación”, que hay una ética de fines últimos y una ética de la responsabilidad. Si la respuesta a la pregunta “¿ante quien respondemos?” es “ante los votantes”, no puedes lograr nada para ellos si valoras más tu conciencia que sus intereses. (p.183). Por ello, nos dice “aprendí que uno no puede refugiarse en la pureza moral si quiere lograr algo pero, de igual modo, si sacrificas todo principio, uno pierde la razón por la que entró en política para empezar” (p.185). Es decir, si queremos resultados, si queremos servir para algo, tenemos que llegar a compromisos. No debemos – nos dice- convertir a un adversario en enemigo, pues ello define los compromisos como una traición. Por supuesto, hay limites al compromiso y los políticos deben saber dónde se encuentra la linea borrosa que separa un compromiso honorable de uno deshonroso (p.188), pero sabiendo que el político que que no pueda montar dos caballos a la vez “no tiene un derecho a trabajo en este maldito circo” (p. 185).

La tercera observación se refiere a los aspectos externos, a la imagen de UpyD. Nos recuerda nuestro autor canadiense que “los votantes saben que los problemas son complicados y que si las soluciones fueran fáciles ya habrían desaparecido” (p.163), pero la realidad es que aquellos te pueden dedicar 90 segundos y muchas veces funcionan con estereotipos o intuiciones porque, como dice el estudioso del conocimiento Kahnemann, la información racional es mucha y muy difícil de asimilar y el votante instintivamente “salta” a aquellas cuestiones que le resultan más fáciles. Y, cuidado, ese juicio intuitivo no es siempre desacertado. La imagen de Rosa Diez molesta porque le vuelven a preguntar sobre Ciudadanos, el artículo de Irene Lozano o ciertos tuits de Martínez Gorriarán pueden decirnos mucho mas de UPyD que todos los argumentos racionales que se hayan podido dar. Es considerar a Ciudadanos unos apestados y eso no se comprende.

La conclusión de este post no es una conclusión: es una petición. Estamos en un momento político crucial, en el que la progresión de UPyD no ha sido la esperada; hay un bipartidismo anti-Estado de Derecho rampante, un desafío soberanista y un partido “regenerador” antisistema como Podemos encocorado. Apoyado en este autor canadiense, pero podría haberlo hecho en otros, pido a UPyD que sea coherente, racional e inteligente emocionalmente: que tome sus decisiones escuchando y aplicándose lo que predica; que prescinda de individualismos por muy duro que sea esto en un partido; y que sea consciente de que responde ante el votante que quiere que las promesas –al menos algunas de ellas- se conviertan en realidad; que no desaprovechen su “oportunidad” política, la de valorar si ha llegado el tiempo de esta idea: nadie pide una fusión pero sí que agoten todas las vías que sean posibles para que la regeneración pueda conseguir resultados. Ellos sabrán cómo hacerlo, mejor que nosotros. Y también que, resulte lo que resulte, nos lo expliquen, pues como dice nuestro autor canadiense, “sin una narrativa que defina al mensajero como parte del público, el mensaje no llegará” (p.164).

Y finalmente, también patriotismo, patriotismo del bueno: “dejar claro que puede llegar un momento en que tengas que poner tu país por encima de todo lo demás” (p.220).

63 comentarios
  1. JJGF
    JJGF Dice:

    Ignacio, eso de “Democracia más Estado de Derecho” no es suficiente. A ese binomio le falta una tercera pata que José Eugenio Soriano olvidó en su intervención de julio, en el acto de entrega del premio a Elisa.

    Según Dahrendorf la constitución de la libertad tiene tres elementos indispensables: imperio del Derecho, democracia y liderazgo.

    Romay Beccaria dice que el liderazgo mantiene en movimiento las sociedades. Las previene de quedar encerradas en la burocracia gris. “Las sociedades civiles permanecen abiertas por la integración de democracia y liderazgo”.

    Si hay muchos liderazgos, pequeños y fragmentados, no hay liderazgo. Hay capillitas. Pues nada, quien quiera jugar a las capillitas, organizadas a su gusto, y sin riesgos, él verá. Pero que se olvidé de liderar a la inmensa mayoría. Elegirá tener razón mejor que votos. Una postura muy digna, aunque de poca inteligencia política.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Muchas veces los líderes son artificiales y creados “ex profeso” por quienes pueden hacerlo. El líder natural es el que empieza en solitario un camino en el que los demás quieren acompañarlo.

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Sobre el fondo de la cuestión que hoy nos plantea Ignacio me gustaría echar un capote a Rosa Díez ahora que vienen las cornadas. Además este asunto lo he tratado en directo con uno de los actores.

    Cuando al líder de un partido hay cosas importantes que le suenan a chino, lo más probable es que el político no quiera pronunciarse, que la pregunta no sea importante o que la posible respuesta resulte peligrosa para los objetivos a corto plazo de dicho político.

    Esta es mi experiencia particular con el Sr. Rivera. Como ya conocía bien los silencios de UPyD sobre el mismo tema nunca he hecho dicha pregunta a la Sra. Díez por quien, por otras razones, siento un respeto muy especial sin que uno tenga nada que ver con su partido.

    Pero, afectos y simpatías personales aparte, mi objeción a ambas formaciones es su silencio, esta falta de posición pública sobre asuntos cruciales.

    Pero no les critico que no quieran unirse electoralmente.
    Esto en todo caso es táctico, no estratégico y si lo estratégico no se resuelve bien, lo táctico muy probablemente no funcionará o será de corta vida.

    El caso es que siete años tras Lehman (se dice muy pronto), ignoramos qué posición sostienen ante, por ejemplo, los siguientes asuntos.

    1. El problema de la estructura productiva, su desmantelamiento, las políticas sobre la división del trabajo en esta UE y su posición, crucial sobre el mismo asunto, ante el Euro que incide de modo central sobre el asuntillo del empleo y del endeudamiento.

    2. Lo que está sucediendo en la UE y sus instituciones desde hace mucho tiempo en su relación con Rusia y que estalla ahora en Ucrania por políticas y actos concretos de la UE y de parte de los Estados miembro sin consulta ciudadana alguna (expansión OTAN, financiación oligarquías, golpe de estado, etc)

    ¿Dos “cositas” de nada? No lo son. Son los dos asuntos que más nos afectan.

    Ambos temas están dictando nuestras vidas a peor sin pronunciamiento alguno, aquí o en Estrasburgo, donde casualmente está otra persona electa –de uno de estos dos partidos– con la que he trabajado de la mano durante seis años de nuestras vidas en asuntos de ideas.

    Hasta Rajoy, que ya es el colmo, ha sido más explícito hace unos días sobre el segundo asunto.

    Es decir, los silencios podemos entenderlos pero se notan demasiado. Y los silencios se pagan.

    En resumen, el frenazo viene no de que no se hayan casado sino de que están demasiado callados en plena tormenta.

    Buenos días

  3. Alba García
    Alba García Dice:

    Es una pena lo que está pasando en España y que nuestro país siga sin encontrar líderes que estén a la altura del desafío y de los tiempos. Muchos y muchas votamos a UPYD guiados por una esperanza que sus tozudos líderes se han encargado de ir frustrando con el tiempo. Aunque la letra sigue sonando bien, la música hace tiempo que desafina. Y es una pena y una lástima, sobre todo para España. No dudo de que en UPYD habrá gente buena, inteligente y moderna que pudiera hacer frente a estos desafíos incluidos el del nuevo populismo que encarna Podemos. Pero Rosa Díez, Gorriarán y Lozano no están entre ellos. De eso estoy segura. La primera porque con cada gesto y acto parece querer demostrar que es una política antigua que no ha olvidado la Universidad donde lo ha aprendido todo: el PSOE. Y los dos últimos porque respondiendo con las vísceras y no con la cabeza han demostrado que no están donde deberían estar. Tal vez Rivera sea también más de lo mismo, otra decepción, puede ser, aunque a éste no le conozco. Solo me cabe recordar el chiste de Eugenio sobre el pobre hombre que quería salir del pozo y al que se le aparece la voz de Dios diciendo que se deje llevar por unos ángeles que le sacarán milagrosamente del pozo. Cuando Dios acaba su perorata, el hombre clama ¿pero no hay nadie más?

    ¿No hay nadie más en UPYD para encabezar la regeneración que España necesita? ¿Dónde se ha metido Savater, por ejemplo? Ignatieff podría ser su ejemplo. Muchos y muchas votamos a UPYD porque gente como él estaban detrás. ¿Por qué no se presentan y asumen su responsabilidad en el liderazgo? ¿Por qué no intenta Vargas Llosa volver a la política aunque sea para el Senado? ¿Y la gente joven? ¿Dónde están? ¿Por qué los esconden?

    No queremos más dioses o diosas, necesitamos hombres o mujeres que trabajen con humildad, innovación e inteligencia al servicio de los ciudadanos. UPYD necesita regenerarse si quiere tener credibilidad para regenerar España. Puede que deba o no ir unidos con Ciudadanos, pero si sigue mirándose al ombligo será otra línea en los libros de historia que diga: “la ceguera de unos líderes encerrados en sí mismos acabaron con otra oportunidad para sacar al país de su oscura cueva”.

  4. Alfonso
    Alfonso Dice:

    Me da la impresión de que esta entrada es de consumo interno. Me atreveré a decir algo y disculpas anticipadas por si acaso suena simplista ¿Les preocupa cómo se está percibiendo este debate desde fuera de las respectivas organizaciones?

    • Ignacio Gomá Lanzón
      Ignacio Gomá Lanzón Dice:

      No, yo no soy militante ni afiliado, y escribo a título individual, sin intervención de los demás editores de ¿Hay Derecho?. Sí soy militante de la necesidad de un cambio regenerador importante y tengo mis esperanzas, quizá falsas, en cualquier partido que pueda proporcionarla. Por tanto, no es de consumo interno, aunque espero que se consuma internamente precisamente porque proviene de fuera.

  5. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Importante cuestión. Particularmente creo que el gran hallazgo de estos dos partidos ha sido su lucha contra los nacionalismos de todo tipo que perjudican a los españoles. El gran error que creo que cometen es plantearse como las únicas posibilidades en la lucha contra la corrupción. Los hechos nos demuestran que la corrupción es un fenómeno que ha afectado a todos los partidos en la medida que han tenido poder. Creo que la corrupción necesita una respuesta de todos los partidos. Un error es la obcecación en la expresión del “PPSOE”, como si encarnasen todos los males de este país. No deberían olvidar que han sido votados por mucha gente y que es muy probable que tengan que establecer vías de colaboración en el futuro. Por otro lado, el fenómeno de podemos es un fenómeno en construcción, que puede encarnar importantes riesgos para nuestros derechos. Sin embargo, también muestra preocupación por la corrupción. Creo que UPyD y Ciudadanos podrían tener un papel en ayudar a encauzar ese movimiento hacia el Estado de Derecho y no caben dilaciones, ya que aún es un movimiento en construcción.

    Creo que todas las formaciones políticas tienen algo que aportar. Creo que UPyD y Ciudadanos aportan principios de lucha contra el nacionalismo y la corrupción que pueden ser en muchos casos muy interesantes. Sin embargo, la falta de sintonía entre ambos es una muestra de la falta de flexibilidad ante los planteamientos de otras formaciones. Incluso IU y el PP toman cosas el uno del otro, aunque explícitamente no lo manifiesten. Es evidente que IU va aceptando con el paso del tiempo cada vez más la existencia de mercados y participa, lógicamente desde su perspectiva, del debate sobre su funcionamiento, participando de los mismos debates que el PP y el PSOE, evitando convertirse en un partido fuera del sistema. Por ejemplo el PP, tras la campaña contra la guerra de Irak de los partidos de la izquierda, aunque no explícitamente, cambió su posición, guardando en un cajón todos los argumentos anteriores.

    Está claro que tiene que haber principios irrenunciables, pero no pueden ser demasiados, porque se perdería la capacidad de interlocución con otros partidos. Es importante escuchar a los demás, porque se realizan muchos planteamientos y cada partido suele aportar algunos planteamientos en los que se puede coincidir.

    Reciba un cordial saludo.

  6. Maceto
    Maceto Dice:

    Completamente de acuerdo con el autor del post. El momento es crucial, y no perdonaré a UPyD que no lo aproveche de la manera más conveniente a España. Nos jugamos muchísimo.

  7. Juan Luis Redondo
    Juan Luis Redondo Dice:

    Gracias Ignacio por tus reflexiones sobre el tema UPyD-C´s. Además de las reacciones poco apropiadas de cargos o diputados electos de UPyD como Gorriarán o Lozano, quizás deba destacarse la distancia que se abre entre las expectativas de la dirección de UPyD, y las expectativas de sus votantes. Mientras los primeros parecen encontrarse cómodos en una situación de partido pequeño, con poca influencia “práctica”, pero con la capacidad de abrir debates y lanzar mensajes que otros partidos no pueden (aforados, Bankia, … ), a los votantes creo que les gustarían resultados más concretos y a más corto plazo en este proceso “regeneracionista”.
    Los cargos de UPyD parecen considerar que es mejor ir poco a poco, asentando el partido, pero creo que muchos votantes piensan que el momento es aquí y ahora. Que la necesidad del país es ahora, y que la ocasión es ahora. Que no hay tiempo. Tengo la sensación que ese distanciamiento en las expectativas es lo que también está llevando a alejarse a ciertos votantes de UPyD, y lo que hace que muchos no entendamos esa cerrazón a la posibilidad de buscar una alianza con C´s.

  8. Arcimboldo
    Arcimboldo Dice:

    UPyD y C’s se encuentran ante su Rubicón particular. De si lo cruzan o si se dan la vuelta con el rabo entre las piernas dependerá su futuro y, también, en cierta medida, el del panorama político en España, en proceso de cambio vertiginoso a pesar de que algunos hacen como que no se dan cuenta (quiero creer que se dan cuenta y sólo fingen. De no darse ni siquiera cuenta sería para salir huyendo de este país ya mismo).

  9. martblue
    martblue Dice:

    Necesitamos LIDERES conscientes e inspirados, sin duda. Hoy por hoy no consigo verlos en la lamentable “partitocracia” de nuestro actual sistema. Así que animo a personas como Ignacio para que se decidan a actuar.

  10. Fernando
    Fernando Dice:

    Buena la entrada, pero en mi opinión peca de la misma manera que mucha gente que, con la mejor voluntad, defiende una alianza Upyd-Cs: no tiene en cuenta que ambos partidos no son homologables. Sergio Acedo lo cuenta muy bien en su post. Mucho mejor que los dirigentes de UPYD que han comunicado siempre fatal este asunto. Ciudadanos no es un partido, sino una marca comercial, un color naranja al que se suman partidos locales de muy diversa índole. En mi opinión una bomba de relojería. Si UPyD se aviniera a alianzas electorales con Cs ahora mismo perdería toda razón moral al pedir que otros fueran transparentes, porque Cs es de los partidos más opacos de España.
    Creo que es malo para UPyD y no necesariamente bueno para Cs. Y desde luego creo que no exigir a todos los partidos la misma transparencia y limpieza interna para llegar a alianzas es lesivo para la regeneración. Al menos yo no me aliaría para tratar el modelo competencial con quien en Andalucía tiene un partido incardinado que defiende Jerez nueva provincia andaluza.

    • Ignacio Gomá Lanzón
      Ignacio Gomá Lanzón Dice:

      En realidad, yo no defiendo ni una alianza ni fusión, ni nada. Puede haber razones, como digo expresamente, que lo desaconsejen. Sólo pido que UPyD haga política, porque los que creemos que la regeneración es necesaria necesitamos resultados. Cómo conseguir esos resultados es cosa suya, y creo que no debe dejar de explorarse estos caminos, porque son muchos votos. Y si no es posible, que lo expliquen mucho mejor, porque las formas han sido penosas. Quizá el votante pueda entenderlo, aunque con partidos como Podemos que dan las típicas soluciones sencillas a problemas complicados que les superan, desde luego se impone una regeneración moderada con toda urgencia y, creo, con casi todos los medios de que se dispongan. Por supuesto, como dice Ignatieff, salvo “compromisos poco honorables”.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Entiendo que “Ciudadanos” precisamente es eso: un lugar abierto para la participación política de TODOS. Si nos vamos a las supuestas “ideologías transversales” de UPyD debería también ser un espacio abierto donde confluyan los pluralismos sociales que no se identifican con la representación política actual. El hecho de que “Ciudadanos” busque vías de colaboración con ese pluralismo y UPyD simplemente busque adhesiones es algo que los diferencia y los identifica.

  11. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    En el comienzo de ambos partidos se creó una cierta expectativa desde los ciudadanos. Primero fue “Ciudadanos de Cataluña”, luego -al parecer – se segregó de ahí la formación de Rosa Díez. En su momento, a la opinión pedida por un amigo que iba a incorporarse a UPyD, contesté lo mismo que ahora: un partido es una suma de voluntades y no puede descansar en una sola persona, por muy líder que parezca. UPyD (o Rosa Díez) salió adelante tras su participación como “tertuliana” en un programa de Telemadrid (más o menos como el líder de “Podemos”) y no creo que la invitación y el mantenimiento por mucho tiempo en antena de Rosa Diez fuera inocente. Durante todo este tiempo he conocido e incluso promovido la posibilidad de encuentros entre ambas formaciones “transversales” para buscar más lo que les unía que lo que los separaba, pero nunca hubo respuesta de UPyD. Estaban en la cresta de la ola y todos sabemos que la soberbia es un pecado. Luego, cuando la ola se los lleva por delante quedan sorprendidos. A partir del resultado de las elecciones europeas, hemos insistido en buscar ese “Podemos” de derechas que alguien reclamaba en este mismo blog, incorporando además a otras formaciones nuevas “regeneracionistas” como “Vox”, pero hasta ahora no ha habido el menor resultado. ¿Puede hacerlo este blog a través de sus editores? El reto es romper con todo lo que ha supuesto hasta ahora el funcionamiento “partidario” clásico con otra forma de interacción entre ciudadanos y representantes (o aspirantes a serlo). Para ello deben tener más en cuenta las cuestiones de fondo (participación real) que las formales que, al final, suponen la manera de controlar desde las “nomenklaturas” al resto de la organización.

    • X
      X Dice:

      Unos matices rápidos:

      1- Ciudadanos negó inicialmente el ingreso al grupo que formaría posteriormente UPyD. De aquellos barros estos lodos.

      2- UPyD es “transversal” no entre cualquier cosa, sino entre la socialdemocracia y el liberalismo. Es decir, que su posición es la suma de gente que se encuentra en ese abanico, y por tanto, naturalmente, es social-liberal, con lo cual es difícil catalogarlo como conservador y hacerlo miembro de un “Podemos de derechas”.

      3- Por último, hacer un Podemos de derechas es un ridículo. Es abrir otra vez la trinchera derecha izquierda, ahora que por fin parece que estamos ante un nuevo tiempo en el que no caben ruedas de molino, como dice el artículista.

  12. Luisa
    Luisa Dice:

    Si UPyD y Ciudadanos compiten entre sí, se restarán recíprocamente (ayudados por el sistema electoral vigente) y lo más probable es que ambos queden extraparlamentarios. Los votos de mucha gente no habrán servido para nada. Y en los actuales momentos que vive España, es un lujo que no podemos permitirnos. Savater y (como alguien ha dicho) Vargas Llosa (quien actualmente es ciudadano español) deberían pronunciarse con la autoridad moral que su intelectualidad les confiere.

  13. dirse oño
    dirse oño Dice:

    Es indudable que una de las claves del regeneracionismo es el cambio real y efectivo de lo que no ha funcionado hasta ahora. Sabemos lo que ha fallado, lo que falla, así que necesitamos otra forma de responder y actuar. Como dice OFarril “otra forma de interacción entre ciudadanos y representantes o aspirantes a serlo”. Esto es urgente. Sinceramente, no creo que UPyD vaya a cumplir con esta misión.

  14. Fernando
    Fernando Dice:

    Ignacio, totalmente de acuerdo con tu último comentario. Hacen falta resultados urgentemente y la comunicación de los líderes de UPyD no solamente en este asunto ha sido muy regular en los últimos meses. Pero parece que la panacea, al menos en algunos ámbitos, es la cacareada alianza con Cs, y no.

    En cuanto al origen de UPYD, no es Ciudadanos como se dice en un comentario más arriba, sino Basta Ya y la Plataforma Pro. Luego hay gente que ha ido y venido desde y hacia ambos partidos.

  15. David Sotomonte
    David Sotomonte Dice:

    Gracias Ignacio por el post y por abrir un debate necesario y que no veo como una cuestión interna ni mucho menos como se indicaba en otro comentario anterior.

    Creo que como comentaba Juan Luis ahora es el momento de que Upyd mueva ficha porque lo de avanzar poco a poco ya no vale en el panorama político actual post elecciones europeas.

    Con la ley electoral actual Upyd y Ciudadanos por separado lo único que hacen es restar, por lo que yo creo que los compañeros de Upyd sólo tienen dos alternativas: alianza electoral o cambiar significativamente y conseguir “comerle la tostada” a Ciudadanos fuera de Cataluña, quitándole los votos que han conseguido en las europeas fuera de Cataluña y dejando a Rivera como el Revilla catalán.

    Si se empeñan en descartar la alianza electoral que sería lo más práctico, lo que deberían es analizar en detalle que cambios tienen que hacer para conseguir más votos (quitándoselos entre otros a Ciudadanos) porque para quedarse en el entorno de los 5 diputados actuales pues quizás mejor formar un think tank. Y viendo las encuestas de El Mundo hay al menos una conclusión clara: la tendencia (no me fijo en los valores porque la encuesta puede tener sus defectos, pero sí te sirve para ver evoluciones) de la intención de voto en Upyd es estable, plana como ella sola y con la que está cayendo es para hacérselo mirar (ir a pedales no vale).

    En mi opinión uno de los cambios sería tener más ” líderes”que acompañen a Rosa, a poder ser sin pasado político (un Albert Rivera). Irene Lozano me parecía una buena candidata hasta que leí que su respuesta a Sosa Wagner. Aunque se haya disculpado se ha desacreditado para los restos, una pena. También tienen que llegar al electorado de otra forma, porque manda huevos que Pablo Iglesias sin un partido ni gaitas te supere en votos como lo ha hecho en las elecciones europeas. Upyd esta haciendo una labor seria en el Congreso o en la Asamblea de Madrid pero no trasciende (y como tienen un número reducido de diputados se quedan en trabajos teóricos que no acaban de ver la luz).

    Pd: me gustaría animar a los editores para que impulsen una campaña de recogida de firmas en change.org para cerrar la cuenta de twitter de Martínez Gorriaran. Yo firmaría porque suelta cada perla (no sólo a raíz de la carta de Sosa) que su partido se lo agradecerá, desde luego no les hace ningún favor a sus compañeros de Upyd soltando lo que suelta vía twitter.

  16. Ignacio A. Medina
    Ignacio A. Medina Dice:

    Señor Gomá: Coincido con usted en el deseo de que estos dos partidos unan sus fuerzas de la forma que sea para plantar cara al bipartidismo imperante y corrupto hasta el tuétano. Sin embargo, soy muy pesimista al respecto. Y ello por dos motivos:

    – La polémica de este verano entre Paco Sosa e Irene Lozano permite suponer que en UPyD de pluralismo interno hay poco. Las referencias de ésta a gulags, a partidos comunistas chinos y a individualizar en aquel la culpa del mal resultado en las europeas no dejan lugar a dudas. Además, esta polémica veraniega sospecho que ha anulado la posibilidad de discutir el fondo de la propuesta del Sr Sosa, que es la conveniencia de encontrar formas de cooperación electoral con Ciudadanos para no quedar fuera de juego tras la irrupción de los leninistas amables de los del de la coleta. Los twitter del Sr Gorriarán, peleado con la humanidad entera, no merecen ni ser comentados.

    – La irrupción de Podemos ha determinado que UPyD y Ciudadanos hayan perdido peso político, mucho más de lo que nadie se imaginaba dos horas antes del escrutinio. El resultado de Podemos, a la primera que se presentan, les ha marcado sus límites. No quieren reconocer que están perdidos y además ya es tarde. Podemos, por desgracia, le ha tomado la medida a la sociedad actual: cabreada, inculta, con odio y envidia acumulados, y le han dado lo que pide: caña y demagogia. Ya es la tercera fuerza en España y puede arrasar en próximas elecciones. Dios no lo quiera. Les recuerdo que su líder es presentador de la televisión pública de un país en el que a los ateos, los homosexuales y las adúlteras los matan. Tal cual.

  17. Art de Irene Lozano contra Ciudadanos y Rivera, de fecha 6.12.13
    Art de Irene Lozano contra Ciudadanos y Rivera, de fecha 6.12.13 Dice:

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/palabras-en-el-quicio/2013-12-06/lo-del-flirteo-con-c-s-y-bla-bla-bla_63152/

    Ni Lozano ni Gorriarán contribuyen hoy a sumar votos. Espantan a parte de los propios incluso. Pueden ser valientes, buenos analistas, pero torpes políticamente a más no poder. Un think tank sería efectivamente mejor lugar para ellos. No saben casi nunca contener su agresividad y como escribió en 1983 Savater “la política es el arte de dosificar la coacción”. No de matar moscas a cañonazos como un torito descontrolado que sale de chiqueros. Eso es Gorriarán para mí. Y menos mal que es profesor de Estética y Teoría de las artes, que si fuera pastor de cabras no podía ser más bruto el tío.

  18. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Cuanto más leo los argumentos a favor de la fusión o de una simple coalición electoral más complicado lo veo.

    Me explico.

    Un partido debe tener posiciones e ideas que sobre temas importantes ofrezcan una cosmología correcta, y soluciones plausibles, factibles. Una narrativa capaz de explicar los problemas y con la credibilidad de poder implantar soluciones reales.

    Un partido también es un catalizador neuronal de emociones.

    Está última función, –que suele disgustarnos a los que quisiéramos ser más fríos y racionales de lo que en realidad somos–, es la esencial para los politólogos y profesionales de campañas y comunicación.

    En ninguno de los dos papeles se reforzaría el conjunto AB por mucha ley de Hont que le queramos poner encima. Probablemente el ruido reforzaría la percepción de sus carencias.

    Es tiempo de sustancia, nos acosan problemas graves sobre los cuales los partidos al uso ni siquiera se han parado a pensar porque el día a día da para lo que da y es mejor no meterse en camisa de once varas.

    Y si no se han parado a pensarlos (entre otras cosas porque bastante han hecho los dos pequeños) mucho menos, piensa la gente, vislumbrarán ni siquiera las soluciones a “mis problemas”.

    El fenómeno Podemos es de otra naturaleza porque puede aprovechar el mundo excluido y autoexcluido del sistema y, además, su éxito es fruto de un trabajo de Posicionamiento y Comunicación muy profesional. que Usando problemas reales e importantes son capaces de conectar emocionalmente con terreno fértil.

    No requieren ni siquiera que sus soluciones sean plausibles. Da igual.
    Les basta con la evidencia cotidiana de que las que ofrece su competencia son una trampa saducea.

    Es decir, el día a día se encarga de reforzar su comunicación.

    Y como consecuencia, en los electorados de UPyD y C’s se produce frustración porque de repente la cosa como que se frena y se buscan culpables. La luz de los focos ha cambiado de pista o de escenario.

    Los dos partidos “iban bien”, apoyados en un par de temas locales, obvios e incendiarios: el desastre autonómico y la corrupción).
    Esto les ha permitido no pronunciarse sobre temas más críticos, más de fondo, mucho más comprometidos y de solución muy complicada.

    De repente alguien se ha comido el queso.

    Ha llegado el momento de mojarse en temas difíciles y quizás se pueda hacer.

  19. Ignacio Navas
    Ignacio Navas Dice:

    Dice Ignacio Gomá: ” En realidad, yo no defiendo ni una alianza ni fusión. Puede haber razones que lo desaconsejen. Sólo pido que UPyD haga política, porque los que creemos que la regeneración es necesaria…”, y y previamente que ” Sí soy militante de la necesidad de un cambio regenerador importante y tengo mis esperanzas, quizá falsas, en cualquier partido que pueda proporcionarla.”, con lo que sitúa el escenario de opinión en este partido, UPyD, y por referencia anterior, en Ciutadans.Mi preocupación la sitúo en el conjunto de los partidos. El fenómeno Podemos se debe en gran medida a la ocasión que la dinámica político-social española , les ha brindado. Sus líderes han sabido comprender -como nos enseñaba Ignacio Gomá a propósito de Ignatieff -, que el “tiempo para sus ideas había llegado”. Otra cosa distinta son las soluciones que ofrecen, pero lo cierto es que sin Podemos, no estaríamos hablando en este país, de regeneración democrática. El cambio, o mejor dicho, hablar del cambio, en los hábitos poco higiénicos de nuestros políticos y de los responsables de la altas instituciones del Estado ha comenzado. Voy a tratar de explicar mi esperanza de cambio sin protagonistas exclusivos, sin liderazgos populistas ni demagógicos. La propia dinámica político-social lo logrará: Gramsci, define la sociedad civil como el ámbito social donde la clase dominante construye su hegemonía, incorporándolo a la discusión política. La teoría de la hegemonía de Gramsci está ligada a su concepción del estado capitalista, que según afirma, controla mediante la fuerza y el consentimiento. El estado no debe ser entendido como equivalente de gobierno. Gramsci lo divide entre la ‘sociedad política’, formada por las instituciones políticas y que ejerce el control legal constitucional, y la ‘sociedad civil’, que se ve como una esfera ‘privada’ o ‘no-estatal’, y que incluye a la economía. La primera representa el ámbito de la fuerza y la segunda el del consentimiento.
    Sin embargo, Gramsci aclara que la división es meramente conceptual y que las dos pueden mezclarse en la práctica. Afirma que bajo el capitalismo moderno, la burguesía puede mantener su control económico permitiendo que la esfera política satisfaga ciertas demandas de los sindicatos y de los partidos políticos de masas de la sociedad civil. Así, la burguesía lleva a cabo una ‘revolución pasiva’, al ir más allá de sus intereses económicos y permitir que algunas formas de su hegemonía se vean alteradas.
    Si algo queda claro de la tesis gramsciana sobre la sociedad civil, es el reconocimiento inequívoco que éste hace de la importancia y solidez de la sociedad civil en las sociedades occidentales y de la resistencia, que al mismo tiempo ésta ofrece, a todas aquellas tentativas de cambios revolucionarios o violentos, que se han generado incluso en períodos de crisis agudas o prolongadas. En esta creencia baso mi esperanza.

  20. Carmela
    Carmela Dice:

    Gracias, Sr. Gomá, por esta oportunidad de debate.

    Lo primero que quiero comentar es que me sorprende que se dé por sentada la afinidad de ambos partidos, cuando en justicia ni siquiera están muy claros los términos de comparación. Podrían servirnos para ello las Propuestas colgadas en la web de Movimiento Ciudadano, aunque lo cierto es que no van mucho más allá de una declaración de intenciones, de buenas intenciones, eso sí, en muchos casos muy parecidas a las del PP o del PSOE, por cierto: racionalizar, regenerar, reformar, pactar y todo al servicio de los ciudadanos. Medidas concretas de actuación hay pocas. Como muestra, lo que dicen de las Diputaciones: quizá haya que suprimirlas, quizá no. Pues vaya.
    En otros casos vemos declaraciones claramente contrarias a UPyD en asuntos clave (por ejemplo, se descarta un estado federal). En fin, hay casos en los que el contenido de los documentos es claramente mejorable, como el que hace referencia a la política lingüística (siendo un tema tan importante sorprende que refleje cierta confusión entre lo que es una lengua regional y una oficial y su papel en la educación). Una consulta a su programa autonómico no aclara mucho más. ¿De dónde parte, pues, esa cacareada afinidad? En mi opinión, un análisis serio arrojaría diferencias esenciales, más que grandes coincidencias. Afirmar, no digo que lo haga usted, que UPyD y C’s son iguales porque combaten el nacionalismo me parece poco sostén, sobre todo teniendo en cuenta que lo hacen desde muy distintas posiciones, como he apuntado, por ejemplo, en el caso de la organización territorial (o podría ser el caso de la defensa clara de devolución de competencias al estado que hace UPyD, asunto sobre el cual C’s dice que hay que hacer una distribución clara y precisa, sin “mojarse”, -permítame la expresión-, en cuál ha de ser. Otra indefinición más). Decir que son iguales porque piden regeneración…¿acaso no lo piden todos?

    Partiendo de ese desconcierto, no puedo estar de acuerdo con la afirmación de que los votantes estemos divididos entre ambas fuerzas ni que la unión de los dos partidos vaya a suponer una suma de votos. ¿Cómo puede saberse eso hasta que se conozca cuáles son los contenidos fundacionales y programáticos de UPyD que se van a respetar incondicionalmente? C’s ni siquiera tiene programa nacional que ajustar, la variedad de partidos locales a los que se ha unido no dice mucho de su coherencia y de nuevo me lleva a dudar…¿afinidad a un programa que ni siquiera existe?.

    Sí estoy de acuerdo en que UPyD falla en la transmisión de su mensaje, pero no creo que sea solo culpa suya. Los españoles debemos responsabilizarnos también y pensar cuál ha sido y es nuestro comportamiento como votantes y como ciudadanos. ¿Nos molestamos realmente en informarnos?

    No quiero acabar sin agradecerle su compromiso y darle la enhorabuena por el blog y por su oportuno y acertadísimo libro, que he leído y recomendado con deleite.

    Un cordial saludo.

  21. Ignacio Gomá Lanzón
    Ignacio Gomá Lanzón Dice:

    Muchas gracias a todos los comentaristas. Quisiera profundizar en lo que quiero decir en el post, al hilo de estos comentarios, en los que en cierto se reproduce la problemática que señalo en el texto. Es evidente que, con independencia de la cuestión de las formas, nos encontramos con un dilema: pragmatismo o principios. Los partidos son imprescindibles en una democracia en cuanto que canalizan ideas y articulan opiniones. Pero, claro, ideas hay tantas como votantes, y es necesario hacer un esfuerzo intelectual -y legal, pues estamos ante una ficción- de reunir las más parecidas bajo unas siglas. Eso llevas un procedimiento y unas reglas. Lógicamente, esa “reagrupación” se hace bajo unas reglas mínimas y tiene un objetivo: lograr el poder para que esas ideas mínimas prevalezcan. El problema es hasta qué punto debe mantenerse la pureza e integridad de esas ideas si eso es contrario a los resultados.
    Mi tendencia natural es a mantener las ideas, pero el sentido común me inclina a hacer un ten con ten. Y eso es lo que dice Ignatieff, curtido en la realpolitik. La cuestión es encontrar ese punto en que sin traicionar tus ideas, mejoras los votos. Creo, además, que no hay que olvidar un dato importante, que apunta también este autor: lo importante no es lo puras que tú creas que son tus ideas, sino lo que perciba el votante. Si el votante no percibe demasiadas diferencias, como no lo expliques muy bien, vas a tener problemas.
    Ayer hubo Consejo de Dirección en UPyD, y las informaciones acentúan diversos matices:
    Aquí, que se aleja de la proposición de Sosa:
    http://vozpopuli.com/actualidad/48759-la-cupula-de-upyd-entierra-la-propuesta-del-discolo-sosa-wagner-y-se-aleja-del-pacto-con-ciudadanos
    Aquí, que se han fijado unos mínimos para ese diálogo, a través de un reglamento:
    http://www.elconfidencial.com/espana/2014-09-03/la-direccion-de-upyd-fija-unos-minimos-para-posibles-pactos-con-ciudadanos_184816/
    Si es esto último, es un principio de lo que decíamos: “no nos cerramos en banda, pero se negocia con unos mínimos”. Ya veremos en qué queda.

    • X
      X Dice:

      Usted lo ha dicho, ideas mínimas. Para UPyD pactar con C’s sin que este rectifique ciertas posturas es un suicidio político porque Ciudadanos no comparte hoy por hoy ciertas líneas mínimas:

      – Cargos de Ciudadanos han dicho que los municipios no se deben fusionar “a la fuerza” sino que lo deben de votar los Consistorios. Vamos, lo que se hace ahora y que ha llevado a que tengamos demasiados.

      – Se oponen a una reforma que devuelva Sanidad y Educación al Estado y una reforma federal con cierre competencial. Este es uno de los pilares de UPyD: defender la igualdad desde el establecimiento de unos pilares del Estado iguales para todo ciudadano esté en la parte del territorio en el que esté.

      – Se coaligan con formaciones localistas que defienden cosas abiertamente incompatibles con el programa más básico de UPyD.

      A UPyD se le pide que ceda simplemente porque por algún motivo la prensa ha decidido que es UPyD la que tiene que ceder, pero es que UPyD no puede abandonar uno de sus pilares básicos: el defender lo mismo en todo el país y el federalismo simétrico sin alienar a una buena parte de sus votantes y afiliados que le siguen por ese motivo.

      Ciudadanos, por contra, tiene un perfil mucho más ambiguo y lo tendría más fácil para ceder… pero por algún motivo parece que la pelota tiene que estar en el tejado de UPyD sí o sí.

  22. JJGF
    JJGF Dice:

    Totalmente de acuerdo, Ignacio. Pero la cuadratura del círculo es imposible y como decía a veces el abuelo de tu amigo y colaborador de este blog, José María de Areilza: “en política a menudo hay que tragar sapos”.

    Esto lo sabe cualquiera que se dedique a la política. No es que esté bien, pero es así, inevitable. Si no toleras tragarte ni un mosquito, tú lugar está en otro sitio, la universidad, un think tank, una tribuna independiente…

  23. sancho quijano
    sancho quijano Dice:

    Para una buena opinión se deben conocer, en lo posible, los hechos. En lo sucedido con Sosa Wagner (SW)es importante saber en contra de lo escrito “cerradamente rechazada por el aparato” no se ajusta a la realidad,la decisión es del congreso de UPyD. También tiene importancia que SW miembro de la dirección no lo plantee en los órganos del partido y decida hacerlo en un periódico acompañado de graves acusaciones yo diría que MUY graves. Con estos hechos de SW, llamar “airada” a la contestación de Irene Lozano, utiliza “mezquindad, es equivocado, se ajustaría mas el adjetivo de desleal.Yo manifiesto que no votaría a un desleal, no me fiaría, por muy inteligente que fuera. No soy de UPyD si votante y me gustaría que se trabajara para celebrar un congreso de unificaciòn: Ciudadanos por la Unidad el Progreso y la Democracia

  24. momus
    momus Dice:

    Yo opino aquí como votante que he sido de UPyD en las últimas convocatorias electorales.

    Una alianza entre UPyD y Ciudadanos me parece posible, deseable y seguramente fructífera.

    Como dice Ignacio Gomá, es una cuestión de patriotismo, de patriotismo del bueno.

  25. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Siento volver a insistir sobre algo que es obvio: el sentido de Estado debe estar por encima de las cuestiones “partidarias” en momentos tan importantes como el que estamos viviendo. La política NO ES CUESTION DE LIDERES SINO DE PROYECTOS QUE OFRECER A LOS CIUDADANOS. En este sentido, como ya apunta Manu Oquendo, es preciso dar la oportunidad de conocer hasta qué punto esos proyectos o ideas de ambas formaciones coinciden en lo esencial. Tampoco es una cuestión de “pérdida de identidad” ideológica o partidaria. Si se realiza una simple coalición electoral tanto uno como el otro lo único que hacen es sumar esfuerzos y demostrar su generosidad por el bien de todos, pero nadie pierde protagonismo, ni se arrían las banderas partidarias, ni los partidos tienen que desaparecer. Es una cuestión puntual y práctica. Luego, si se pretende dar una imagen diferente del funcionamiento que dejen a cada diputado, elegido en listas abiertas, que actúe en nombre de sus representados, no en nombre del partido. Ahora bien, si de lo que se trata es de actuar como los demás lo hacen hasta ahora, apaga y vámonos.

  26. Jose
    Jose Dice:

    Para mi, el problema de UPyD es que la única propuesta que tiene es “No al bipartidismo” -y eso en un momento de gravísima crisis social, económica e institucional que exige soluciones reales y posibles-.
    Es cierto que no ha sabido hacer llegar su mensaje a las masas, como si lo ha hecho PODEMOS, claro, por que éstos son profesionales de la sociología política, pero no es una excusa por que para eso están los profesionales de la comunicación.
    Parte del problema es que los socios de UPyD eligieron democráticamente como cabeza de lista a alguien sin consecuencia ni carisma.
    ¿Recuerda alguien hoy alguna de sus propuestas electorales para que vivamos mejor? No, nadie. El más espabilado recordará que ha escrito un libro sobre juristas alemanes. Pero si yo quiero saber algo de eso, lo leo en wikipedia, no le voto para defender mis intereses en el Parlamento Europeo. Ahora Souza echa la culpa de su fracaso a que UPyD no se une a los de Ciutadans. El responsable desde luego no es él, sino los upedeístas que le votaron. Ésto se arregla eligiendo mejor en la próxima votación.

  27. Jose
    Jose Dice:

    Me parece injusto que se hable de autoritarismo de Rosa Díez cuando precisamente es el único partido en el que se está intentando que haya más democracia. No tiene nada que ver con el PP, PSOE, Convergencia, PNV, Bildu…, que son partidos en que una minúscula minoría copa la dirección e impone a los demás sus decisiones, haciendo de España -técnicamente- una oligarquía de partidos y no una democracia. Pero el problema viene de que los partidos políticos, hagan lo que hagan, reciben dinero del Estado. Si sólo tuviesen el dinero de sus socios y de las donaciones que pudiesen conseguir, otro gallo cantaría: el liderázgo del partido tendría que tener más en cuenta la voluntad de sus bases y de sus simpatizantes y no esperar al turno de gobernar como en el bipartidismo corrupto de la restauración alfonsina.
    No conozco el funcionamiento de UPyD, pero la lógica me dice que ciertas decisiones importantes se tienen que tomar una o dos veces al año en asambleas generales. No puede ser de otra manera para poder ser efectivo ya que es un partido nacional, no local, y es difícil y complicado que socios de toda España dejen lo que tienen que hacer y viajen a una ciudad diferente para votar la propuesta del día.
    PODEMOS no es un partido democrático, sino que está utilizando las asambleas callejeras para darse legitimidad democrática. Ningún partido -ni ningún país- puede funcionar a base de estas asambleas . Entiendo además que el lector informado tiene un conocimiento somero de la teoría de grupos como para saber que estas asambleas nunca pueden ser democráticas (los dirigentes de PODEMOS, que son profesores universitarios precisamente de ésto, si que lo saben). No comento lo de los votos a mano alzada, por que es obvio. Además, por la trayectoria pública de estos profesores, (leninistas, gramcistas) , su ideología es totalitaria, no democrática, ya que una dictadura del proletariado dirigida por el partido nunca es democrática, como todos hemos visto en TODOS los países en que este sistema se ha implantado. Por cierto, implantado por las masas dirigidas por miembros de éste partido. Cuando las masas se dieron cuenta de en donde se habían metido, ya fue demasiado tarde.
    Por cierto, ¿Sabe alguien alguna propuesta concreta de Ciutadans que no sea la de que Cataluña siga siendo parte de España?. ¿Me quiere alguien decir cómo ayuda eso a que mis hijos y yo vivamos mejor?. ¿Vamos a tener trabajo? ¿los corruptos van a ir a la cárcel ?. ¿Voy a pagar menos impuestos? ¿Vamos a seguir inflando las administraciones públicas con más funcionarios? ¿Van a bajar las listas de espera en los hospitales ? ¿Seguiremos teniendo universidades incapaces de tener la calidad que tienen las europeas? ¿Cómo nos van a defender en el Parlamento Europeo?….Que el que quiera añada más.
    No basta más democracia. Queremos soluciones. Y debajo de todo está la certeza de que un partido catalán -aunque sea de barneses- barre siempre para casa.

  28. Jose
    Jose Dice:

    Me gustaría echar un capote a Rosa Díez.
    Le reconozco su valentía (para otros, su temeridad) de meterse en la boca del lobo para explicar su partido en los feudos nacionalisas antiespañoles.
    Le reconozco su trayectoria como fundadora de UPyD, lo cual tiene un mérito inmenso, aunque haya contado con la colaboración de muchos. Tanto más por ser mujer en un mundo de hombres.
    Le reconozco su empeño en regenerar España y en regenerar la democracia.
    Le reconozco su empeño en que su partido tenga democracia interna.
    Cuando leí el retrato que hizo de Toni Cantó en el Mundo, me di cuenta de su calidad como lider y de su calidad como persona -ambas excepcionales-. Lo digo por que todos podemos dar jabón, pero muy pocos podemos apreciar las virtudes reales de los que están a nuestro lado. Especialmente teniendo como objetivo la organización que está intentando construir y el servicio a España y a los españoles.
    Sé que aquellas personas excepcionales en su campo exigen de los demás lo que se exigen a si mismos en pos de un obra y de un ideal. Aquí es un partido político y la democracia en España. En otros casos será una empresa (Ford), un arte (Miguel Ángel), una ciencia (Pasteur), invenciones útiles (Edinson y Tesla )… En este sentido podemos decir que la obra es la persona y que todo queda supeditada a ella, por eso es excepcional. Hay críticos, familiares, amigos, cotrabajadores… que se quejan de que son inhumanos. Pero no lo son, sólo que están más motivados que los demás en dar vida a su pasión. Pasión en la que han puesto su personalidad. No conozco a esta mujer, pero no dudo que algo de ésto habrá.
    Tengan en cuenta que este partido está todavía en proceso de formación y sin una ideología formada que no sea la democrática. Dénle tiempo al tiempo.
    Es curioso lo de estos ataques de Souza. Me han dejado la impresión de algo déjà vu: el ataque y derribo del Presidente Suárez por los barones de su partido, lo que llevó a su desaparición y al gobierno del PSOE que tanto daño ha hecho a España y a la democracia.
    Creo que este Souza debería ser más consecuente con el partido que le está facilitando un sueldo principesco y doble jubilación y hacerse miembro del partido que dice representar. Si no hay compromiso público de quien vive tan bien a costa de él ¿qué podemos pedir a los simpatizantes y a los que se benefician de sus políticas?
    Este señor debería ser más democrático y no imponer sus ideas a base de escándalos .
    Si no es mucho pedir, ¿podría olvidarse un poco de los juristas alemanes y dedicarse un poco más a defender los intereses de España y de sus votantes en el Parlamento Europeo?. Por que para eso le pagamos.
    Tenemos 6000000 de parados, el país desindustrializado, el nacionalismo disgregador, el Estado de Bienestar amenazado, los universitarios que tienen que emigrar al extranjero, la invasión de los emigrantes, la oligarquía de políticos corruptos, la evasión fiscal…¡Qué les voy a contar que no sepan ya!

    • misnotas
      misnotas Dice:

      Sosa Wagner
      Y sí, parece que algo de los juristas alemanes ha escrito
      http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=108478
      Quizá hasta le gusté el chucrut!
      Lo que no sabía es que tuviese titulo nobiliario de barón.
      Me extraña. Parece una persona sencilla. Y un pilar de razones y conócimientos que atraen votos a la formación en la que está y que se llevará consigo cuando la deje.

  29. Carlos
    Carlos Dice:

    Estoy de acuerdo con Jose. La reacción de Rosa Díez en este asunto además ha sido impecable, no así la de Irene Lozano ni lamentablemente la de Carlos Martínez Gorriarán, al que admiro mucho pero que últimamente me está defraudando con su manera de actuar. De todas formas, aquí se ha criticado mucho a éstos dos, pero poco se ha dicho de lo mal que ha actuado Sosa Wagner, yendo por su cuenta a un periódico que está como loco por la coalición, a verter, no sólo críticas indiscriminadas al partido, sino directamente mintiendo:

    http://www.upyd.es/contenidos/noticias/318/119070-En_honor_a_la_verdad_18_Consejos_Territoriales_y_una_sola_gestora_en_UPyD

    Francamente me da todo mucha pena porque de lejos UPyD es lo único aceptable en la política española, y creo que esto no es muy discutible.

  30. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Veo que a medida que vamos reflexionando y leyendo ideas ajenas aumenta el número de comentarios que no tenemos tan claro que la fusión lleve a parte alguna.

    Uno de los motivos que varios comentaristas han citado es: Ninguno de los dos partidos se ha definido sobre temas de fondo elementalísimos hoy.

    Al no haberlo hecho, un partido nuevo y profesional en Estrategia y Comunicación, como Podemos, ha capitalizado el “Sturm und Drang” social y se ha comido el pastel del momento.
    Ya tienen “Momento Cinético” en progresión mientras a otros se les ha pasado el tiempo.

    Da igual que sus soluciones no sean serias. Como si son desastrosas. Eso es muy secundario comunicativamente ahora. Ahora es momento de crear sensaciones, vínculos neuronales. Saben hacerlo.

    Además lo hacen mientras el resto de Partidos siguen al Tran-Tran Resignado e Impotente de los mismos mantras que hasta aquí nos han traído y sin tampoco hablar de los “nuevos” Traumas. Como el Ucraniano que está teniendo y tendrá (gracias a políticas de la UE) muy mal efecto sobre todos nosotros.

    ¡Hay que ser “lelos” o impotentes!
    Ayer mismo, Pablo Iglesias les ha vuelto a robar el queso: Es el primer español que plantea en Estrasburgo lo de Ucrania y encima tiene los reflejos de que le quiten la palabra (por pasarse del tiempo) y salir por ello en los medios.

    Es decir, ¿el tema estrella en los comentarios de los lectores de Prensa desde Las Palmas a Vladivostok no merece que nuestros partidos de pronuncien?

    Que resuelvan la comunicación y se dejen de líos. Y Comunicar exige tener algo importante que decir.
    Pues eso.

    Por cierto que Sosa Wagner sí que debiera tener algo que decir sobre ello en Estrasburgo pero yo no me he enterado y de lo que ha hecho Iglesias sí.

    Buenos días

    • Carlos
      Carlos Dice:

      Es interesante esa idea que apuntas sobre que por qué Podemos crece tanto y UPyD. Pero no estoy del todo de acuerdo. Bien que Podemos se moje sobre temas importantes y que esté tomando iniciativas, pero si uno va va a la página Web de UPyD verá como se opinan muchas cosas sobre Europa y sobre conflictos internacionales, ¿que eso no basta? por supuesto.

      Y también es cierto que la bandera del regeneracionismo (palabro inexistente por cierto) atrae a mucho menos gente, muy a mi pesar, de la que yo pensaba. Es quizás algo demasiado frío y que requiere una parte activa de uno mismo, y se prefiere los mensaje simplistas directos y viscerales de Podemos.

      En cualquier caso totalmente de acuerdo en que tienen que recobrar la iniciativa, y tomar un nuevo impulso en visibilidad.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Hola, Carlos, he leído tu comentario anterior sobre el regeneracionismo y quiero ofrecerte una explicación de por qué hay élites que creen en ello mientras mucha ciudadanía pasa olímpicamente del tema.

      A mi modo de ver tiene que ver con el poso mental que esta crisis, tan mal explicada por el sistema mediático capturado (Luigi Ferrajoli dixit), ha dejado en la ciudadanía.

      La gente ya sabe que nuestro sistema económico –basado en Consumo, cada vez menos Producción y cada vez más lejana, dinero sin valor real y crédito a chorros para mantener ilusión y apariencia– está dando las boqueadas.

      Tampoco cree en ese relato de “democracia formal” e “instituciones”. Lo que ve es un sistema en el cual unas élites cada vez menos diferenciables compran votos, deciden quién va a pagar sus votos vía unos impuestos ya inviables y pasan toda la factura al presupuesto en forma de créditos y deuda pública y privada.
      Es decir desplazan el coste y la estafa a futuro si es posible bajo la alfombra.

      Esto resiste unos cuantos ciclos; pero todos –desde que hace 30 años nos lo avisó Minsky– debemos ser conscientes de que no durará mucho más.

      Esta convicción está en cada persona de la calle si se molesta uno en hablar con ellas. No hacen falta ni siquiera estudios sofisticados para saberlo.

      Por lo tanto la pregunta que nos hacemos es ¿Regenerar esto? ¿Más de lo mismo? ¿Cómo sin alterar profundamente el sistema “productivo” y el “monetario”?. ¿Cómo sin alterar el sistema político de tal manera que sea sistémicamente seguro?
      Es decir, el voluntarismo ya no cuela.

      Y como este discurso no forma parte del discurso de las élites pues el divorcio y el desencanto es muy importante y no es recuperable si el discurso no cambia.

      Pero…., si ya estamos calentando calderas para otra burbujilla inmobiliaria.
      Apaga y vámonos.

  31. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    El caso “UPyD” y “C,s” lamentablemente empieza a parecerse más al viejo enfrentamiento derechas/izquierdas que “tanto bien” (con sorna) ha hecho a la sociedad española desde el asesinato de Calvo Sotelo hasta nuestros días. Bien está la discrepancia argumentada y razonable. Mal el odio radical a quien no sea de los míos. Hasta que no comprendamos lo que nos jugamos en eso seguiremos con las “dos españas” de León Felipe y el hacha que corta toda posibilidad de entendimiento entre nosotros. Ayer mismo un amigo del consejo político de UPyD me demostraba hasta qué punto llega esa falta de voluntad para entender las posibles razones de los otros. ¡ Y además creen que todo esto es una maniobra del PP !

  32. Paulo
    Paulo Dice:

    Pero en serio creéis que son importantes de las propuestas de los partidos? ¿De verdad pensáis que la gente se lee los programas electorales? No, hombre no. Eso son cuatro y ese es el problema. Que a la gente le da igual, que votan a uno porque les cae bien y habla muy educado, al otro por guapo, y así todo. ¿Cuántos de los que votaron a Podemos se leyeron su programa? Poquísimos. ¿Sus votantes están de acuerdo con salirse del euro, de Europa e implantar un régimen bolchevique? Pues la mayoría tampoco. Si al final Podemos su discurso es siempre el mismo, casta, corrupción, pueblo y un par de populismos más. La cuestión es formular varias propuestas que suenen bien, prometer cosas que luego no puedas cumplir, dar bien en la cámara y en la oratoria, repetir el discurso mucho y tener un buen ejército de community managers que tengan en trending topic todo el dia y poco más. Los programas electorales y las propuestas no interesan a nadie salvo a vosotros que sois todos muy ilustrados y os da por pensar, pero la gran mayoría no lo hace, que cansa. Así nos va.

  33. Jose
    Jose Dice:

    A este de MIsnotas, le pido que me diga una sola de las razones y conocimientos de Souza que atraen votos a UPyD.
    Ni una. Así les ha ido.
    Si esos votos se los va a llevar cuando deje la formación, con la cuenta de la vieja ya le digo que no, por que 0 + 0 = 0
    Y no se preocupe con lo de marcharse: Tiene que terminar como sea la segunda legislatura para tener derecho a doble jubilación pagada por los que no vamos a tener ninguna. Yo me agarraría como una ladilla a la poltrona. No sé Ud…
    Tal vez uno de los errores fue que Rosa Díez no le respaldó más con su presencia (como ya verán que hace Pablo Iglesias en las municipales-regionales) , pero eso sería manipulación ya que tiene que bastar el programa y los aspirantes. Aquí Souza llevaba dos ventajas: una es que ya había sido diputado europeo, y ha tenido una exposición pública de su trabajo que no ha sabido comunicar al electorado. La otra es que por eso mismo tiene un conocimiento especial sobre el funcionamiento del PE y los problemas reales de los españoles que se tratan en el PE como para haber ofrecido un programa real y útil. No lo ha hecho. Especialmente en un momento en que el PE iba a tener más poderes.
    Si le gusta el chucrut, es barón, sencillo o complicado, da absolutamente igual para atraer votos y para hacer su trabajo con la dignidad y eficacia debida.
    Tampoco puede ser una excusa para no hacer un trabajo excepcionalmente bien pagado que pagamos todos.
    ¿De verdad tiene que hacer un escándalo público por una opinión suya. tan legítima como otra, pero que no ha sido democraticamente votada por los socios?. Cuando se trabaja en equipo, no se va por libre, todos tiene que empujar paga que todos ganen, cosa que parece que Souza no hace. No estoy hablando de disciplina de voto ni de incumplir la ley.
    No voy a insistir en los privilegios y prebendas que este señor ha conseguido gracias a presentarse por este partido en particular, que tiene una ideología, unas normas de funcionamiento, un dinero (y unas deudas ) de sus socios para gastos electorales y unos voluntarios que se han esforzado en ponerle allí (por segunda vez).
    Si a este señor no le gusta el partido que representa, debería dimitir en el acto.
    Insisto en que este señor no tiene carisma ninguno y que no ha comunicado ningún programa que interese a los votantes (en una crisis terrible económica, social e institucional). ¿Me puede decir sólo una propuesta? ¿no? Yo tampoco.

  34. Jose
    Jose Dice:

    Aprenda de los especialistas en sociología política: ¿Que va a hacer PODEMOS en un caso similar?
    1 ganar momentum. Darse a conocer. Utilizar técnicos de comunicación profesionales y la televisión.
    2 Ir en solitario en las elecciones locales y regionales. Está robando votos de alguien. Está cogiendo fuerza. Hasta que no pueda crecer más,
    3 En una situación de poder dada por el número de votos conseguidos, se unirá con quien haga falta ( de quien ha robado los votos) para ganar la Moncloa.
    Pero primero vienen los números de votos, el techo electoral, y luego vienen las uniones y compromisos en posición de fuerza.
    Souza debería preguntarse cómo es que en un momento en que los partidos están completamente desacreditados por corruptos e incompetentes, la gente sigue votando al PP y al PSOE, precisamente los que nos han metido en esta crisis y en este paro.
    En cierto modo UPyD es una especie de partido de centro, de clases medias, de moderados, cuyos votantes naturales votan ahora mismo al PP (centro derecha) y al PSOE (centro izquierda). Ya hubo aquí un partido de centro en la Moncloa que sus barones destruyeron desde el poder. Por eso mismo UPyD está ninguneado por el PP y por PSOE y por eso mismo hay censura para hacerlo invisible.
    El electorado está ahí. Ahora falta saber representar sus intereses y hacérselo saber.
    Pablo Iglesias ya ha reconocido públicamente que la oportunidad para alcanzar el poder están aqui y ahora, mientras haya crisis. Cuando la gente haya asumido la crisis como algo natural -lo que ya está pasando- o mejora la situación económica (eso esperemos), las oportunidades de PODEMOS desaparecen. También desaparecen las oportunidades de otros partidos no institucionales de ser votados.
    Este es el momente para UPyD y para otros.
    A sí es que, ¡ánimo, Sr.Souza!,¡ manos a la obra!. Si no por Ud, por España y los españoles. Sin excusas. ¡A trabajar! Y déjese de los juristas alemanes, de la chucrut y de las puñaladas traperas. No eche balones fuera. Todos intuimos que el programa que PODEMOS se empeña en ocultar va a albanizar España. Pero nos vamos a dar cuenta cuando ya sea demasiado tarde. (Y todavía alguien dirá que ir en un carro de bueyes, como se conducía con Hoxha, es muy ecológico).

  35. Jose
    Jose Dice:

    Para Carlos el Regeneracionista:
    “los mensaje simplistas directos y viscerales de Podemos” no son por casualidad. Están muy bien elegidos y redactados. Obedecen a una estrategia diseñada por un técnico especialista.
    Así es como funcionan las elecciones norteamericanas (dirigidas por consultores políticos profesionales y basadas exclusivamente en la televisión). Este tipo de campaña excluye el diálogo y la confrontación, ya que con eslóganes y teatro no se puede discutir nada. Como se ve es la antítesis de la democracia.
    Si alguien está pensando que esas asambleas callejeras tienen algo que ver con la democracia, ya saben que no.. Las asambleas les dan una apariencia de respaldo democrático que no existe. Y el mismo hecho de que sean callejeras, sin medios, les da una especie de heroicidad que les hace simpáticos al tiempo que muestran que están fuera del sistema de partidos corruptos, que son los puros.
    Por eso no muestran un programa, que siempre puede ser discutido. Utilizan consignas.
    O aceptas la consigna o la rechazas. Pero no por su racionalidad, sino por que están diseñadas para ser sentidas emocionalmente (de ahí la visceralidad y el teatro que le echan). Circunvalan la razón, por lo que no se pueden discutir ni para bien ni para mal. Y ¿quién no está en contra de la casta? ¿quién no está en contra de los niños pobres? ¿De la corrupción? ¿del cierre de los astilleros del Ferrol y de que sus trabajadores vayan al paro? Todos.
    Pero no entran en más. A sabiendas.
    De modo que PODEMOS utiliza las técnicas de márketing político estadounidense para imponer una ideología comunista. No por que se hayan pasado al capitalismo, sino por que funcionan. Y si no que se lo pregunten a Nixon, que así perdió contra Kennedy.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimado José: Una pequeña puntualización al asunto de las “asambleas callejeras” o asambleas ciudadanas para otros. Se prestan a la manipulación asamblearia por expertos, tanto si es para entorpecer, como si es para decidir. Hay diferentes formas de hacerlo. Lo único positivo que tienen en mi opinión es que, al menos, permiten conocer un poco mejor a la sociedad que tenemos y ésta encuentra un foro donde contar “su problema”. Es un terreno abonado para la Sociología y para la Filosofía (entre otras). Dicho esto seguimos a la espera de verdaderas alternativas políticas desde otros sectores y, mucho me temo, que éstas no se van a producir precisamente cuando más falta hacen. Por eso “Podemos” seguirá adelante y ya veremos cual es el resultado final.

  36. momus
    momus Dice:

    Todos admiramos el coraje político de Rosa Díez y su valentía para impulsar un proyecto como el de UPyD. Hasta ahí todo mi respeto.

    Pero ahora se trata de afrontar el futuro, un futuro difícil, y creo que hay aspectos que aconsejan ir pensando en una sucesión ordenada en el liderazgo de UPyD.

    Fundamentalmente, porque Rosa Díez no cuenta con formación universitaria, y eso es incongruente para una fuerza como UPyD que pone el mérito y la capacidad como un valor central para acceder a las responsabilidades públicas.

    Y no se diga que “se puso a trabajar muy joven y no pudo estudiar”. Esos argumentos no son hoy aceptables, cuando gracias a la Universidad a Distancia (UNED y otras) cualquier persona puede cursar una carrera de Derecho o de Políticas simplemente sacrificando los fines de semana para estudiar durante unos pocos años.

    Esto no significa que RD no cuente con mi respeto, pero creo que ella misma debería dar paso a personas de UPyD, veinte años más jóvenes, con amplia formación, y que no hayan sido altos cargos del PSOE.

    • Jose
      Jose Dice:

      Tal vez tenga Ud razón y Rosa Díez tenga tarde o temprano la dirección de UPyD, aunque yo espero que sea después de que ese partido haya sido capaz de elegir a un sucesor digno de ella..
      Creo que a Rosa Díez no le perdonan el haber dejado el PSOE.
      Lo que no estoy de acuerdo con Ud es esa obsesión que Ud comparte con el resto de los españoles por los diplomas, carreras, masters y demás síntomas de titulitis en fase terminal que ha paralizado el país (pero que después de 10, 15 o 20 años de estudiar inglés ni lo hablan ni lo escriben ni lo entienden. Con todos los títulos y diplomas que hayan podido reunir en el camino, aunque sean de la House of English y del Cambridge Institute). Por cierto, las Universidades españolas están por el puesto 300 más o menos del ranking de las Universidades mundiales.
      Todo en esta vida tiene sus pros y sus contras. Tener un título universitario, también. No tenerlo, también.
      Lo importante es saber dónde están los puntos fuertes de uno y dónde sus limitaciones y obrar en consecuencia.
      Un licenciado universitario es una persona de reflexión. Una persona sin título tenderá a ser una persona de acción. Dependerá, pues del tipo de trabajo a realizar el que se requiera título o no.
      Por cierto que las empresas funcionan con las personas de acción, no de reflexión. Hay que salir a la calle con el maletín a vender si o si. El pedazo de papel por si solo no trae negocio.
      Yo soy titulado y para mí, como para muchos otros, la Universidad es la mejor cosa que me ha pasado en la vida. Pero en la vida hay más.
      He vivido muchos años en Inglaterra y le aseguro que los únicos diplomas que valoran son los de las Universidades de Oxford y Cambridge. Punto. Y eso sólo para el primer trabajo. Lo que de verdad se valora es la experiencia real, y no consideran experiencia lo que sea inferior a dos años.
      Lo importante es lo que sepas hacer. Esta mujer lo ha demostrado públicamente. Su limitación de no tener un título es en este caso una ventaja. Y que no me vengan los universitarios españoles diciendo que las jefaturas de las empresas y de los partidos les corresponden a ellos por ley natural y derecho de gentes ya que para eso han estado sentados cuatro años amuermados oyendo al catedrático de turno soltar el tostón de siempre. Los méritos y las condecoraciones hay que ganarlos en el campo de batalla y en los resultados de ventas. Parece mentira que después de habernos librado de las ejecutorias de nobleza y de las pruebas de limpieza de sangre sigamos con la misma historia, solo que modernizada: ahora no es la sangre de papá, sino su monedero el que te permite pagar el master.
      Esta moda de los títulos y de los másteres (hechos por gente que no ha trabajado nunca) está dejando en la cuneta a personas muy capaces que están demostrando todos los días su valía pero que cometieron el pecado de no pasar los mejores años de su juventud en la cafetería de la facultad jugando al mus.

    • Jose
      Jose Dice:

      Tal vez los Zapateros y otros altos miembros de otros partidos han marcado el camino a seguir: sacarse el título de alguna carrera, seguramente Derecho o Económicas, ser “profesor” (lo escribo con ritintín) en alguna Universidad, que da mucho postín y deja con la boca abierta al personal. y si puede ser en Miami, mejor que mejor. Y luego: ¡a medrar en el partido!.
      Y yo me pregunto: y los resultados, ¿qué?
      Por que con tanto papel de envolver yo no veo ni acertadas políticas ni estrategias fenomenales.
      ¿no serán que están sustituyendo con humo la verdadera sustancia?.
      De todos modos, la prueba del algodón está ahí: en los resultados. Y los resultados consistentes que ha cosechado este país de titulados, masterizados y profesores universitarios durante estos treinta años son de escalofrío.
      Por cierto, parece que Ud tiene una de estas ejecutorias universitarias con papel timbrado y orla togada: aproveche para pedir una de estas canonjías tan apetitosas que de vez en cuando quedan vacantes. Aunque sea una Dirección General de algo.
      Yo, más realista, me limito a pedir y soñar: que un día nuestros políticos puedan acudir a las reuniones internacionales sin traductor titulado, que nos dejan en mal lugar.

  37. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    El resultado del Consejo Político de UPyD viene a demostrar el empecinamiento y la ¿soberbia? de quienes se consideran en posesión de la verdad y sólo admiten contratos de adhesión incondicional. El dogma partidario antes que la generosidad política. Probablemente, si ahondamos en las motivaciones de la desafección de muchos militantes a UPyD, encontraríamos explicación a mucho de lo ocurrido desde el comienzo de su andadura: los mismos hábitos y tics del resto de los partidos; sus mismas estructuras jerarquizadas; hasta su propia fundación. Nada nuevo bajo el sol en una formación que pretende “regenerar” el sistema. Sigue resultando más coherente y atractiva la posición de C,s a pesar de su posición actual, tanto por su frescura como por su flexibilidad con independencia de sus propuestas aún pendientes de concretar en muchos aspectos (como apuntaba Manu Oquendo) como, por ejemplo, la política internacional que se nos trata de imponer desde la desinformación de los medios de comunicación.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Querido amigo O’Farrill, me vas a permitir una pequeña discrepancia sobre lo que UPyD ha decidido este fin de semana. A mi me ha parecido lo más sensato que podrían hacer.

      Me explico.

      Como sabes, mi opinión acerca de la indefinición de estos dos partidos en temas centrales proviene en un caso de una conversación con Rivera y en el otro de una relación de varios años con gente de la cúpula de UPyD en asuntos relacionados con las víctimas del terrorismo etarra y el entramado nacionalista.

      No es por tanto una posición derivada de lecturas de prensa sino de lo que se ve tras los ojos de personas que valoras mucho y hablando con ellas sin ningún ánimo crítico, todo lo contrario.

      He de decir que me parece que esta indefinición es necesariamente “sistémica” en el sentido de que pronunciarse sobre estos asuntos “Centrales” (Política Económica, esencialmente) –o hacerlo críticamente– tiene consecuencias que dichos partidos no pueden hoy asumir.

      Me temo que si somos pragmáticos hay circunstancias que se nos imponen solas cuando estamos en posiciones del tipo ….”the buck stops here”.

      Es decir, cuando tienes que decidir si te vuelves “pragmático” y pagas la nómina al día siguiente o si te pones “estupendo” y la dejas sin pagar porque tus principios así te lo exigen.
      En estas circunstancias lo propio es esperar a un nuevo amanecer.

      Por otro lado es duro y muy difícil construir una organización sólida y duradera.

      Ambos, Rivera y Díez están en ello y, en mi experiencia, es Muy Mala estrategia hacerlo por “Mergers & Acquisitions” en vez de por Crecimiento Orgánico.

      Los resultados en el primer caso suelen ser efímeros y artificiosos y las organizaciones humanas resultantes muy degradadas. No así en el segundo caso.
      Algo parecido te tocó vivirlo hace unas décadas y ya has visto el precio.

      Un abrazo.

    • Jose
      Jose Dice:

      No conozco los estatutos de UPyD pero pienso que si la Sra Díez quiere que el partido sea verdaderamente democrático, tendrá que aceptar lo que digan sus bases, no imponer lo que diga su dirección o las ocurrencias de cualquier diputado – escriba sobre los juristas alemanes o no –
      Sí pienso que está copiando lo malo de otros partidos: la administración abultada, que me da que es sinónimo de falta de ideas.
      También me da que, en plena era del marketing político en que hasta Bildu tiene profesionales en el sector, va a hacer lo de siempre con los resultados de siempre.
      Pero lo que le impide sacar más votos es que no ofrece una(s) propuesta(s) creíbles a los problemas de sus votantes potenciales.
      Tal vez Ud me dirá que tampoco lo hacen los demás partidos, y le doy la razón. Pero ahí estaría la oportunidad de UPyD. Eso es la democracia.
      El único tren que va a perder es el de la crisis. La crisis no solo es una oportunidad para PODEMOS, sino para todo aquel que, sin haberse manchado con el poder, sepa aprovecharla.
      Pero si no la aprovecha eso no quiere decir más que UPyD no es el partido que España y los españoles necesitan en este momento.
      Ciutadans tiene que demostrar que tiene los mismos objetivos que UPyD. Por lo menos en lo relativo a la democracia (lo digo por que parece que es lo que define a UPyD. Aquí el que sepa mejor me tendrá que corregir).
      Es lógico que los barneses se sientan amenazados -ellos y sus familias- por el nacionalismo independentista. De hecho ya hemos visto los resultados de la política de asimilación forzosa: o pasas por el aro o te vas. Tiene sentido pues Ciutadans en Cataluña.
      Pero para algunos partidos de ámbito nacional eso no es bastante si no hay algo más.
      Tampoco esto impediría pactos puntuales en situaciones concretas.
      Pero si no hay propuestas ni comunicación (la sustancia y la forma), UPyD no debería estar en ningún organo
      representativo de la nación. Lo contrario sería prostituir la democracia representativa. Ya tenemos demasiado de lo mismo. Con Ciutadans o sin Ciutadans.
      Mis simpatías para con el Sr. Alberto Rivera: ha demostrado que es una persona honesta, valiente y trabajadora. Espero que esté a la altura de lo que se espera de él.

  38. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Estimado Manu: Gracias por tu puntualización y por la discrepancia que manifiestas. Creo que en la vida pasan trenes que te dan una sola oportunidad y hay que tener la valentía y la decisión de tomarlos controlando desde luego los riesgos. En estos últimos tiempos estamos asistiendo a cambios y transformaciones sociales y políticas que pueden tener una deriva u otra según sea el altruismo, generosidad y altura de miras de quienes nos preocupamos cada día por los acontecimientos. Como tú sabes -y has apuntado sabiamente en este blog-, no se trata ya de problemas o cuestiones domésticas, sino que estamos inmersos en procesos globalizados que nos llevan indefectiblemente a un mundo menos libre, más controlado y hasta más peligroso que lo conocido hasta ahora. No en vano las armas han seguido su desarrollo y la destrucción masiva no está solo en determinados paises. Se está luchando por el control mundial de las personas de forma directa (belicismo) o indirecta (dependencias sociales). En otros espacios del blog ya apunté a los magníficos documentales de Oliver Stone recientemente transmitidos por la 2, sobre las mentiras con que nos han manipulado hasta ahora; tú mismo has apuntado el caso reciente de Ucrania y cada vez son más las investigaciones que se abren paso a una nueva visión del mundo muy distinta a la prefabricada por las poderosas agencias y medios de comunicación (thrivemovement.com y otros). Dicho esto creo que el caso de UPyD y el de C,s, es una nueva oportunidad perdida en la búsqueda de encuentros políticos tan necesarios en la actualidad que rompan de una vez con este continuo enfrentamiento en que intentan mantenernos. Es el momento y el lugar de hacerlo y lamento que la sensatez que atribuyes a UPyD sea la misma que impide cualquier avance en la búsqueda de soluciones. Acabo con una cosa: sigo creyendo que no es una cuestión de personas que nos caen mejor o peor, sino de proyectos que aporten soluciones a la que nos está cayendo desde hace años sin que a nadie parezca importarle. Un cordial saludo.

  39. momus
    momus Dice:

    Respondo a José:

    Creo que en un país avanzado debe exigirse que tengan formación universitaria superior todos aquellos que desean acceder a los cargos públicos. Lo contrario es retroceder.

    Por otra parte, no comparto su visión -a mi juicio muy obsoleta- de la enseñanza universitaria. La universidad no es ya una cosa de los “años juveniles”. Esa mentalidad es propia de otra época. Hoy en día los conceptos son los de “educación permanente” y “aprendizaje a lo largo de la vida”.

    Es decir, puede estudiarse una carrera universitaria con 30, con 40 años ¿por qué no? Nuestras universidades, presenciales ya distancia, están llenas de adultos que buscan mejorar su formación académica y científica. Eso es lo que hay que admirar, promocionar y premiar.

    Insisto: un líder político debe tener formación universitaria. Y si carece de ella, que de ejemplo matriculándose y aprobando las asignaturas, aunque no sea joven. Eso es demostrar coraje, espíritu de sacrificio, tesón, ánimo de superación personal. Cualidades muy necesaria para un verdadero líder.

    • Jose
      Jose Dice:

      No es por joder a nadie. Tampoco soy el tábano de Atenas, pero creo que o no he me he explicado bien o es que Ud va a piñón fijo:
      Lo que importa no son los títulos. Menos los de una Universidad española (por que no enseñan a pensar). Lo que importa son los resultados con título y sin título. Y la experiencia real es mucho más importante que lo que Ud cree.
      Después de treinta años con políticas de resultados basura que han llevado a España y los españoles a donde estamos: paro hecatombal, desindustrialización masiva con fronteras abiertas, la generación nini, el euro que no es nuestra moneda y que nos impide vender, los independentismos que, a pesar de haber convertido España en un país federal por la puerta de atrás, siguen intentando romper España , Universidades endogámicas que en vez de estimular la industria y el conocimiento nos llevan para atrás, como los cangrejos, administraciones infladas, corrupción masiva, un Estado del Bienestar que no podemos pagar… Y no digamos las propuestas de futuro. Léase las del nuevo mirlo blanco Pedro Sánchez o mire las intenciones de PODEMOS.
      Todo ésto ha sido hecho con universitarios. Todo ésto me demuestra que tener un título universitario no lo es todo. Y si puede ayudar a pensar (desarrolla el pensamiento abstracto y permite tener visiones de conjunto), tiene también sus puntos débiles (es “pasivo” en el sentido de no actuar por que siempre hay una teoría nueva o nuevos puntos que comprender: paraliza la actuación. También pierde el “sentido comun” y da a las teorías y lecturas un prestigio contrario a lo que la realidad enseña). Pero un político, como los empresarios, los deportistas profesionales, los militares…es un hombre de acción. Con los datos que tiene actúa. En España incluso es una ventaja el no tener título por la fe ciega de muchos de los políticos en ciertas doctrinas que, habiéndose probado que no funcionan, se empeñan en imponerlas. La realidad es la realidad y los resultados son los resultados.
      Insisto en que ahora hay un problema social grave con muchos profesionales con éxito, pero que no tienen título.
      Es extraño que no mencione Ud la estancia en un país extranjero: al oponente de Ángela Merkel en sus primeras elecciones, el suplemento dominical del Times de Londres le echaba en falta la pátina que daba el vivir un par de años en el extranjero. Curiosamente no decía nada de títulos universitarios, que no tiene.
      Tampoco menciona Ud el ser eurodiputado o trabajar en la administración de la Unión Europea: Dependemos tantísimo de ella y siendo como es supranacional e internacional, es una clarísima ventaja para cualquier político que aspire a ser un alto cargo en la nación el tener experiencia real en ésto.
      Tampoco ha mencionado Ud la Universidad de los Mayores, que seguro que le es de utilidad.

  40. Carmela
    Carmela Dice:

    ¿A nadie más le sorprende que se cuestione a un partido político por defender su propio programa? Está muy claro lo que defiende UPyD, puede uno estar o no de acuerdo, por supuesto, pero lo que no entiendo es que se le eche en cara la coherencia de defenderlo y se les tache de soberbios por ello.

    ¿Tiene C’s claro cuál sería su programa nacional? Lo pongo en duda pero, sí así fuese, ¿sería diferente al de UPyD? Que lo plantee y defienda, entonces. ¿Sería casi el mismo que UPyD? ¿por qué entonces formar otro partido cuando ya hay uno creado que tiene la estructura organizada en toda España? ¿O es que se trata de repartir parcelas de poder?

    Sería interesantísimo analizar quiénes forman en cada comunidad ese “movimiento ciudadano” que parece extenderse por toda España. Creo que sería un dato de importancia para añadir al debate.

    Una vez más, gracias por la oportunidad de intercambiar pareceres.

    Un cordial saludo.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimada Carmela: No se trata de defender un programa por muy bueno que sea. De lo que se trata es de eso que se llama “generosidad política” más importante todavía en quienes se supone tienen una posición de preeminencia. Desde la experiencia de haber intentado en distintas ocasiones comprobar esa “generosidad” y la decepción correspondiente, voy a algo mucho más práctico: “la unión hace la fuerza”. En una situación como la actual no valen “purezas de sangre” pues todos hemos caído en el charco y lo importante es unir esfuerzos para salir de él. Mejor la unión que la confrontación. ¿No le parece?

  41. momus
    momus Dice:

    Nuevamente respondo a Jose:

    Sus teorías me recuerdan a las del rey Fernando VII, que cerró todas las Universidades españolas, argumentando que no servían para nada.

    Si usted piensa que un político es un “hombre de acción” que no necesita formación académica, o cree que (cito textualmente) “en España incluso es una ventaja el no tener título por la fe ciega de muchos de los políticos en ciertas doctrinas que, habiéndose probado que no funcionan, se empeñan en imponerlas”, pues francamente, creo que está Vd. muy equivocado.

    Este desprecio a la inteligencia académica es, por otra parte, muy español y castizo, y tiene precedentes históricos, muchos de ellos vinculados al ámbito militar, cosa que sería larga de explicar aquí.

    En fin, renuncio a intentar convencerle. La Universidad no es solo un sitio donde “conseguir un título”, sino un “alma mater”, que dirían los clásicos.

    Le recomiendo que lea a Ortega y Gasset, por ejemplo, su libro “La misión de la Universidad”. Su prosa es mucho mejor que la mía, y quizá le abra a Vd. a otras perspectivas de pensamiento.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimado Momus: Usted plantea lo que debería ser la Universidad y que, por muchas y desgraciadas razones parece ha dejado de ser. No se trata de rechazar el saber académico sino de potenciarlo y utilizarlo en beneficio de la sociedad en su conjunto. La crítica de José yo la he entendido hacia la “titulación” sin conocimiento o, lo que es lo mismo, la “burbuja de titulaciones” que nos ha explotado en las manos. Títulos no quiere decir “sabiduría” en la más amplia acepción del término. Un saludo.

  42. Fer
    Fer Dice:

    Yo si que veo motivos para que UPyD no se fusiones, más allá de los de Sergio Acedo citados en el artículo: Ciutadans no aboga por devolver sanidad y educación al estado, tiene un perfil bajo en denuncia de la corrupción, y tiene un método de expansión basado en alianzas con partidos de todo tipo, algunos de los regionalistas. todo esto va en contra del núcleo ideológico de UPyD.

Los comentarios están desactivados.