Flash Derecho: Comunicado de los profesionales de los servicios informativos de la Televisión Catalana

SALVEMOS NUESTRA PROFESIONALIDAD

A medida que se acerca la Diada del 11 de septiembre se han ido calentando las informaciones sobre el acontecimiento. Hace tiempo que se traspasó la línea roja que contiene nuestro libro de estilo y que desautoriza las informaciones que se puedan entender como un llamamiento a la movilización.

Es posible que, como parece que le pasa a la sociedad,  haya una mayoría pro consulta o pro independencia en la redacción de TVC, pero como profesionales no podemos engañar los ciudadanos dándoles propaganda en lugar de información. Todos nos pagan con sus impuestos, incluyendo los que no se han registrado para ir a la V que se hará el próximo jueves. Ninguna causa merece que lancemos a la basura la imparcialidad y la neutralidad que nos tiene que caracterizar como profesionales de la información ante la sociedad y a la que estamos obligados como medio público.

La reiteración de informaciones “de servicio” sobre la fiesta explicando la forma de llegar, indicando los tramos que quedan por cubrir, entrevistando por enésima vez a los organizadores del acto, se convierten en llamamientos descarados a la participación. No hay duda de que los espectadores que no simpatizan con la causa las consideran excesivas por la acumulación que se ha producido y por la nula distancia que a menudo se muestra con la convocatoria y los actos previos. Cualquiera que tenga oídos y lea diarios y las redes sabe que las críticas se multiplican. Aunque algunas estén fuera de tono y contengan inexactitudes, no hay duda que, fuera de la burbuja de Tv3, el malestar va creciendo.

El final del proceso político que se ha abierto es del todo incierto. Pero el día siguiente del día siguiente, querremos continuar trabajando como periodistas en TVC o en otro medio. Si no reaccionamos, quizá nos hayamos ganado una funesta etiqueta por el resto de nuestra vida profesional.

7 comentarios
  1. Luisa
    Luisa Dice:

    Hay que felicitar a los profesionales de TV3 por este manifiesto. Me consta que los trabajadores de las televisiones públicas sufren mucho por el tremendo espectáculo que a veces han de dar. Pero claro, tienen que elegir entre someterse a los dictados de los políticos o poner en riesgo su puesto de trabajo. He conocido profesionales de TVE en la época de Urdaci y de Telemadrid durante el gobierno de Aguirre, y me han comentado el tristísimo papel que tenían que asumir, y los insultos que a menudo recibían cuando cubrían actos populares, pues la opinión pública no desea ser manipulada ni tergiversada. Es verdad que, gracias a Internet, la grosera manipulación ha bajado enteros, y no sólo en televisión, pues también ahora los periódicos no son tan tendenciosos, sectarios y manipuladores como antes. Hace falta un control público, fuera de la política que todo lo corrompe, de los medios de comunicación para que éstos garanticen a los ciudadanos el derecho constitucional que les asiste a obtener información VERAZ y opinión PLURAL.

  2. Alcides Bergamota
    Alcides Bergamota Dice:

    Sociedad cerrada en lo político, pero con un sistema jurídico de sociedad abierta hasta cierto punto, llega la Transición, avances hacia la sociedad abierta para, enseguida, volver a echar el candado (reforma de la LOPJ de 1985) y poco a poco, sin prisa pero sin pausa, volver a cerrar, cerrar, cerrar. El caso catalán es paradigmático pues hace años que no se cumplen las sentencias de los tribunales, que se persigue y discrimina a los discrepantes, que la mayoría calla, huérfana de todo apoyo, que la región se rige por un estatuto inconstitucional (además de delirante y absurdo), que se ensalzan terroristas y opresores y que la clase política local de ese coto privado roba con toda impunidad en proporciones dignas de la peor de las dictaduras africanas, caribeñas o de dónde se quiera. El caso de las provincias vascas es muy similar. Sociedad cerrada, ausencia de libertades básicas. Este comunicado –bienvenido pese a lo tarde que llega- tal vez sea una prueba de que las cosas empiezan a tensarse realmente, en la calle. Quién sabe a dónde podrá conducirnos este proceso, mientras el gobierno – este y los anteriores- miran para otro lado de una forma vergonzosa, no se sabe si por complicidad en el latrocinio o por su absoluta estupidez política, ideológica o cultural. Es obvio que se encuentra más cómodo en la sociedad cerrada (todos sus reflejos tienden a eso a cerrar: callando, dejando de hacer, abandonando el programa electoral que era para “abrir”, etc.) que en el modelo contrario. Lo mismo puede decirse de un PSOE, de los reyezuelos de taifas locales y no digamos de Podemos o de los sindicatos. Panorama desolador pese a pequeñas reacciones como ésta.

  3. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Se habla mucho de los medios públicos, pero en Cataluña los periódicos allí editados han sufrido también mucha presión por parte del gobierno cleptocrático de la Generalitat para orientar sus informaciones y opiniones editoriales en clave nacionalista (y últimamente independentista). Sólo así se explica el pacto de silencio en relación con las comisiones sistemáticas (cohechos) del 3 al 5% en todos los concursos, contratas y adjudicaciones públicas de obras y servicios, que engrosan el llamado “caso Pujol”. Así que no sólo los medios audiovisuales públicos, sino que también los medios de comunicación privados y escritos (prensa) están también expuestos a la presión de la clase política por el gran peso de la publicidad institucional, que en el caso catalán ha sido determinante.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimada Lucía: La forma de evitar presiones por los medios de comunicación privados es ser realmente independientes. Es decir, vivir sin las ayudas directas o indirectas y subvenciones estatales pero ¿quien es capaz de hacerlo? Estamos llenos de informaciones sesgadas (cuando menos) o abiertamente interesadas en orientar, en manipular y dirigir a las personas . Nada es inocente en el sistema de poder. Hay que revisitar a Tocqueville, Huxley y Orwell (entre otros muchos) para darnos cuenta de ello.

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Nunca es tarde pero…a buenas horas se acuerdan de la virginidad perdida.

    Una de las cosas que hoy resultan evidentes para la mayoría de europeos es que un modelo de información social basado en 1. Financiación pública o, 2. Ingresos de Publicidad es, antes o después, incompatible con la Independencia Editorial y lo es en temas no banales.

    Por si quedaba alguna duda, el tratamiento de la crisis de Ucrania de la BBC ha terminado por destrozar el símbolo que apoyaba el “modelo” de información pública. De aquellos financiados por publicidad, ni hablemos. Globalmente están en manos de 5 grandes grupos (50 en 1980)

    Hoy día resulta más fiable leer un blog o los comentarios de los lectores de prensa (cuando se permiten) que el artículo o la información que se comenta. No se cuánto durará esta situación porque ya hay negocios basados en defender esta u aquella idea o campaña en las redes sociales.

    Saludos

  5. Nata
    Nata Dice:

    El titular da a entender que son la mayoria de trabajadores de TVC, pero parece que es bastante minoritario..

Los comentarios están desactivados.