Emilio Botín: la necrológica que no va a leer en ninguna otra parte

En un país normal usted no estaría leyendo esta necrológica, básicamente porque no la habríamos publicado. No negamos la aportación que el Sr. Botín ha podido hacer  en beneficio de la internacionalización de la economía española, en su caso, pero esa  no es nuestra materia. En este blog -como entendíamos que era nuestra obligación- hemos criticado duramente el papel que el Sr. Botín ha jugado todos estos años en favor de la erosión de nuestro Estado de Derecho y de nuestras instituciones. Entre otros casos, hemos analizado con detalle el culebrón Alfredo Sáenz y la contratación de Rodrigo Rato por el Banco de Santander. Pero lo cierto es que no considerábamos adecuado insistir en ello precisamente con ocasión de su fallecimiento, que es un acontecimiento luctuoso y triste, se mire como se mire. Ahora bien, dos circunstancias notables nos han llevado a cambiar de opinión: la orgía periodística que su muerte ha provocado –páginas y páginas de los diarios generalistas, con aportaciones singulares de personajes tan emblemáticos para nuestra sociedad como el Sr. Alierta o el Sr. Alfredo Sáenz- y, sobre todo, la designación de doña Ana Patricia Botín como nueva presidenta del Banco. Porque estos acontecimientos singularizan a la perfección el carácter profundamente “castizo” de nuestro capitalismo (que hemos analizado con detalle en nuestro libro) y lo que ello supone de freno a la regeneración del entramado institucional de nuestro país que, como saben ustedes, es nuestra principal preocupación. Los Botines pasan, pero el secular capitalismo español permanece.

El carácter castizo de asunto se revela ya de entrada cuando observamos las extensas loas que el personaje ha recibido en los principales medios (no siempre los más endeudados) en contraposición a los ataques un tanto resentidos que se detectan en las redes sociales. Esta polarización nos indica que algo va mal. Mientras algún importante periodista, en su elogio fúnebre, se vanagloria de no haberle alabado nunca anteriormente por escrito -enorme mérito, sin duda alguna- (tuve que repasar varias veces la frase porque mi cerebro se empeñaba en leer que lo que había hecho era criticarle), Ada Colau le trataba como ladrón y estafador y Willy Toledo aspiraba a que la tierra no le fuese leve… Muy edificante todo.

Que un empresario, por muy banquero que sea, genere esa radicalización extrema en una sociedad, implica que el papel que ha jugado en ella no ha sido neutral, ni el propio de un empresario estándar de tipo anglosajón, por ejemplo, por mucho éxito que haya tenido. La muerte de Steve Jobs generó bastante espacio en los medios, sin duda alguna, pero el análisis giraba en torno a sus muchos aciertos y puntuales fracasos empresariales y resultó bastante homogéneo. Pero es que Steve Jobs era un tiburón en un océano capitalista transparente, en el que el principio “come para no ser comido” tuvo como principal efecto el ipod y el iphone. Mientras que el Sr. Botín, por su parte, era un tiburón que (aunque luego ha saltado a ese otro hábitat) nació y creció en una charca bastante turbia en la que el “come para no ser comido” generó préstamo abundante y competitivo (a veces irresponsable) pero también cesiones de crédito, fondos inmobiliarios trampa, productos tóxicos, prácticas bancarias poco transparentes, patrimonio no declarado en Suiza, acusaciones falsas, utilización espuria de jueces corruptos, abundantes procedimientos judiciales, revolving door, lobby normativo desatado, etc., etc., etc.

Para bien o para mal, se le ha identificado como la referencia principal de una determinada época exuberante, muy exitosa (al menos para algunos) pero con graves daños colaterales; como el máximo representante de una determinada forma de hacer empresa y de hacer política en España, o mejor, de hacer empresa-política y política-empresa, tan frecuente en este país. Se le consideraba el verdadero poder en la sombra, el señor del anillo que los controlaba a todos, y eso tanto por críticos como por partidarios, lo que no deja de ser sorprendente y, por cierto, poco halagüeño para nuestra democracia. En cualquier caso, a la vista de todo ello, es normal que con las reacciones ante su muerte aflore un conflicto profundo, un resentimiento frente al que no podemos cerrar los ojos si queremos comprender verdaderamente nuestro tiempo.

Esto nos conduce a la segunda manifestación de lo castizo. Porque si es verdad que a don Emilio le preocupaba enormemente el efecto Podemos, como indica esta noticia, no lo demostró al regular su sucesión. O quizás no era tan inteligente como se dice. O quizás sí lo era, pero no podía evitar primar sus ambiciones personales por encima de cualquier otra cosa. Ha pasado antes con otros grandes empresarios: han creído posible cuadrar el círculo de una gran empresa abierta e internacional perpetuamente controlada por sus genes inmortales, normalmente con pobres resultados, al menos para uno de esos dos intereses, cuando no para ambos. Pero esta reacción de nuestro más brillante empresario ya nos pone sobre la pista de que nuestro establishment empresarial y financiero no va a actuar inteligentemente frente a la amenaza populista que se nos viene encima. Tampoco, por lo que se ve, nuestro establishment mediático, a la vista de su incontinencia a la hora del elogiar al padre y a la hija y de su racanería para la crítica ponderada. El que confíe en lo contrario, en una reacción inteligente, que vaya abandonando ya toda esperanza, con la misma certidumbre que si lo hubiera visto escrito con caracteres negros sobre el dintel de la puerta del infierno.

La designación como presidenta de la Sra. Botín-Sanz de Sautuola O´Shea, pese a que la familia solamente controle el 0.7% de las acciones, ha generado, según parece, una clara oposición entre los accionistas institucionales del Banco y escasa alegría entre los reguladores. El Sr. Botín siempre fue un adalid en contra de cualquier reforma societaria (como expliqué en uno de los post citados al principio) tendente a facilitar la relación de agencia entre la propiedad de las sociedades y sus gestores, por la cuenta que le traía. Sin duda tuvo éxito, como comprobamos ahora. Pero su empeño en que la sucesora en la presidencia fuese su propia hija, al margen de lo castizo del asunto (más que castizo casi cañí), implica manifestar a las claras y públicamente una concepción de la empresa que se da de tortas con su presunta modernidad, para fomentar la cual tanto dinero del accionista se ha invertido en Formulas uno y foros equivalentes.

Es cierto que la Sra. Botín-Sanz de Sautuola O´Shea manifiesta que nadie le ha regalado nada, pero el hecho de que lo diga reiteradamente en público nos revela que existe un alto porcentaje de probabilidades de que se lo crea sinceramente, lo que sin perjuicio de que psicológicamente sea comprensible, resulta todavía mucho más alarmante. Porque lo que está claro es que ningún ciudadano español, menos aún aquellos que están sufriendo de lo lindo con la crisis, puede creerse que doña Ana Patricia, por muy inteligente y preparada que sea (cosa que yo no dudo en absoluto) habría llegado a ser presidenta del Banco si no tuviese los dos apellidos que tiene. Sospecho que esa disonancia cognitiva no nos va a traer en el futuro nada, pero que nada bueno.

En realidad, la designación de doña Ana Patricia como presidenta es una manifestación más del mismo principio castizo que animó a don Emilio a sostener contra viento y marea al Sr. Sáenz después de haber sido pillado utilizando un juez prevaricador en beneficio del Banco, o a contratar al Sr. Rato pese a ser uno de los personajes más odiados del país: el principio de que la familia, la amistad y la devolución de favores personales está por encima de los intereses de la entidad y de la imagen que una empresa de esta dimensión debería transmitir al conjunto de la sociedad española, especialmente en estos momentos tan difíciles. Todo tan distinto de ese capitalismo anglosajón que es capaz de cesar y prescindir de los íntimos sin que a nadie le tiemble el pulso (“es sólo negocios”): tan frío, pero por otra parte tan edificante y socialmente útil. Ya se sabe que aquí somos mucho más cálidos y afectuosos.

En fin, en cuestión de imagen don Emilio prefirió a lo anterior utilizar la fundación de su tío Marcelino, dedicada a preservar el patrimonio histórico-artístico cántabro (a la que estratégicamente cambió de nombre con la finalidad de no generar confusión), para construir un mausoleo en su memoria en la bahía de Santander bajo la firma de un premio Pritzker, Renzo Piano. Como ocurrió con la mayoría de las grandes pirámides faraónicas construidas con la misma finalidad, no ha podido terminarse a tiempo. Lo que cabe dudar es si, una vez acabada, esa poderosa imagen del poder producirá los mismos beneficios, o si, por el contrario, siendo los tiempos muy otros, no ayudará precisamente a pacificar un futuro que se adivina muy, muy incierto.

 

 

45 comentarios
  1. JJGF
    JJGF Dice:

    Estoy muy de acuerdo con este post. El Santander no es una empresa familiar ni de lejos. Pero por las peculiaridades y complejos de nuestro país parece otra cosa.

    Con algunas ideas de este post, coincidía yo en este otro de 2011:

    http://hayderecho.com/2011/04/29/feudalismo-financiero-y-empresa-familiar/

    “Surge entonces una pregunta: ¿no es el Banco de Santander una empresa familiar, propiedad mayoritaria de la familia Botín? Podría parecer que sí, pero no. Según el Informe de Gobierno Corporativo 2010 del propio Banco, la familia Botín no controla, directa o indirectamente, ni el 3% del capital. Sin embargo, gestiona la empresa como si fuera suya: el resto de los accionistas está tan disperso que no ejerce ningún control efectivo. Cuando se celebra Junta General, miles de accionistas delegan el voto en el Presidente o el Consejero Delegado, sin leerse ni la convocatoria ni la propuesta de acuerdos sometidos a votación. Todo a cambio de una sombrilla colorada, o de cualquier otro obsequio menor. En esta tesitura, ¿qué accionista tiene capacidad efectiva para conseguir que la Junta del banco más importante de este país cese a su Consejero Delegado, Sr. Sáenz, condenado por sentencia firme del Tribunal Supremo por haber cometido un delito en el ejercicio de su cargo como banquero?”

    • Gerard Folch
      Gerard Folch Dice:

      Yo no sé qué importancia tendrá ese trapicheo de delegaciones de votos. Yo trabajaba en una difunta EF y era asombroso el esfuerzo que hacían cada año por recoger la mayor cantidad posible de delegaciones de voto firmadas en blanco. Y eso que el principal accionista de dicha EF poseía (creo) más del 35% de las acciones, y además, supongo que controlaría también los votos de las acciones que controlaban sus propios Fondos de Inversión y de Pensiones. Siempre me preguntaba que si directamente seguro que controlaban más del 50% para qué querían las papeletas en blanco.

  2. Fernando Portillo Rodrigo
    Fernando Portillo Rodrigo Dice:

    Muy buen post. Yo mismo me sorprendía ayer preguntándome cómo es posible tanta loa y tanto elogio, no ya de su persona, sino de su actividad, cuando los juzgados están llenos de procesos en los que al Banco Santander, precisamente, se le están anulando cláusulas y cláusulas contractuales por abusivas, es decir, por haber actuado en perjuicio del consumidor. Incluso he oído lo bien que hizo por configurar una nueva forma de hacer empresa, esto es, la de empresario-político, siempre al lado del poder tratando de influir en él… Y, repito, ¡era un elogio!

    En fin, supongo que es también algo muy de aquí, el enterrar muy bien a nuestros muertos. Pero, como dice el autor, algo no va bien cuando la realidad periodística está tan alejada de la realidad que percibe la mayoría de la ciudadanía. Aún nos queda mucho rato en los malos tiempos, me parece.

    • leon
      leon Dice:

      Donde estaba el Notario, el asesor y del que cobro para que al comprador no le impusieran esas clausulas que los juzgados estan condenando. Hay los notarios, cuanto daño han hecho y cuanto han cobrado, pero de momento de rositas, no hay ciudadano que los denuncie por mala informacion, lectura de la escritura a toda velocidad que me espera otro.
      notarios quien os paga es el que compra y pocas veces os reunis y comentais con sosiego lo que van a firmar,
      Mi experiencia me dice paga un abogado, el notario te liara, te enchufara la plusvalia, n te entregara los estatutos de la comunidad, es probable que el banco tambien te engañen.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      León, este tema sin duda es muy interesante, pero no tiene absolutamente nada que ver con lo que estamos tratando. La única razón por la que no he eliminado su comentario es que se mete con los notarios, y eso siempre hay que respetarlo, pero ahora no es el momento.

  3. Alfredo
    Alfredo Dice:

    Hay un importante fallo de concepto en el artículo: capitalismo sería que el sucesor de botín fuera la persona mejor formada, no su hija.
    Primero los conceptos básicos, luego escribir

  4. Francisco García
    Francisco García Dice:

    Totalmente de acuerdo con el post y con Fernando Portillo. A mí también me ha causado una cierta hartura tanta alabanza a Don Emilio. Por supuesto tampoco resulta muy digno cebarse con los fallecidos, por lo que no procede extenderse, pero hay que ser un poco más objetivo. Esta persona tuvo sus luces (el gran crecimiento de su banco) pero también sus sombras, como las investigaciones por la compra de la ciudad del Santander o el abuso al consumidor en flagrante contradicción con su publicidad.

  5. Pedro L. Egea
    Pedro L. Egea Dice:

    Lamentable supuesta necrológica, mezcla de crítica empresarial, sin justificación, futurología desbordada, que no viene a cuento, resentimiento trasnochado, que debería explicar, y admoniciones sobre el futuro queriendo crear un clima adverso. Los que anhelen lo anglosajón, sin medida, que se vaya a anglosajonia, la sociedad más desigual de los países más desarrollados. Los que quieran aplicar algunas prácticas anglosjonas, de indudable valor, que empiecen por ellos mismos y no escriban artículos que, en anglosajonia, nadie entendería

    • Pedro
      Pedro Dice:

      Ahora mismo, el índice de Gini muestra que nuestro país es más desigual que cualquiera de los europeos desarrollados, aunque menos que USA. Sin embargo la crisis ha hecho empeorar mucho ese índice en España: antes de la crisis, tanto UK como USA eran más desiguales que España.

  6. Jesus
    Jesus Dice:

    Respuesta a Alfredo
    ¿Por qué es eso “capitalismo”? El mandarinato chino también pretendía eso, p.ej. Y capitalismo también implica transmisión intergeneracional del capital (salvo que nos atrevamos a establecer in impuesto de sucesiones del 100%)

    • Pedro
      Pedro Dice:

      En puridad deberían ser los todos los accionistas quienes eligieran al presidente, y no solo una pequeña parte del capital.

  7. Nacho
    Nacho Dice:

    Interesante punto de vista, pero voy a desarrollar unos puntos más.

    Primero quiero comentar mis impresiones del Banco Santander que tenía en los 90. Sencillamente: muy negativas, mucho mejor ser cliente de una caja que eran más generosas. Ahora odio a las cajas y doy gracias que Botín hizo una gestión diferente. Sino ¿dónde estaríamos ahora?

    Ya no considero al Santander como un banco español. Sus accionistas (dueños) no lo son, y mucho menos considero que sea de los Botín con tan sólo un 0,7% en propiedad.

    Mencionado a Apple, tengo que decir que la sucesión ha sido igual. Jobs designó como su sucesor a Cook y también en clara minoría como accionista. Pero si las cosas no van como los accionistas esperan (ganar pasta), no les temblará el pulso para echar a Tim Cook y Ana Botín. El dinero es el dios sagrado de los últimos siglos y más cuando es el tuyo.

    Ahora estamos en una nueva era en Apple y el Santander comienza su nueva era. En Apple ya se han notado los profundos cambios y seguro que veremos grandes cambios en el Santander. Pero el dinero seguirá mandando en quién dirigirán ambas empresas.

    Saludos y continúen con su independencia.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      Gracias por su comentario pero no tengo tan claro que Tim Cook y Ana Botín estén en la misma situación. La unanimidad con la que ha sido designada, el placet de la comisión de nombramientos, el blindaje de la gestión frente a la propiedad que existe en las cotizadas españolas y que la nueva reforma en curso apenas altera, son argumentos que me permiten apostar que doña Ana tiene muchas más posibilidades de aguantar pese a una gestión ineficiente que Mr.Cook. En España, en relación a las cotizadas, solo se puede votar con los pies: vendiendo.

  8. G.P.
    G.P. Dice:

    Botín tenía jefes: los accionistas. Ellos son los que deben juzgar si les ha compensado haberlo tenido a cargo de su empresa. ¿Y ha sido así? Pues ni eso: sus ganancias son irrisorias. ¡Si hubieran puesto su dinero en “ultraconservadoras” obligaciones del estado, hubieran ganado el doble! Botín solo trabajó por su propio interés a costa del accionista. Léanlo aquí:

    http://www.gurusblog.com/archives/ha-creado-realmente-emilio-botin-valor-para-el-accionista/10/09/2014/

  9. Mercurio
    Mercurio Dice:

    Santander´s Business Style
    Lessson 1:
    Contratar al ex gobernandor del Banco de España, Luis Angel Rojo, como consejero del Banco y meterle un buen dinero en el bolsillo.

  10. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    En el post de Rodrigo creo que hay dos cuestiones básicas: la puramente humana que es la muerte imprevista de una persona y que afecta como es lógico a sus allegados y los lamentos de quienes se han estado beneficiando interesadamente del personaje. Me parece que unos días antes, según reconocían los propios periodistas, habían sido “invitados” a Milán por el Sr. Botín a unos acontecimientos deportivos seguidos de una cena donde éste expuso sus ideas sobre política. Naturalmente ignoramos si este gasto corría a cargo de la entidad y era deducible fiscalmente o si corría a cuenta del interesado. Hemos comentado ya en este blog sobre la supuesta “independencia” de los medios de comunicación por lo que no voy a insistir, pero el inusitado despliegue mediático alrededor del fallecido, sí merece alguna reflexión sobre lo que viene ocurriendo. Cuando determinados personajes dedican gran parte de los recursos empresariales a campañas de “imagen” en lugar de dedicarlos a contratar más empleados o servir mejor al público, nos encontramos con las mismas estrategias de la política que tanto nos escuece: es más importante el envoltorio que lo que lleva dentro. Así nos lo han hecho creer todo el sistema mediático de propaganda importado del otro lado del Atlántico. Las burbujas tenían que ser muy aparentes aunque no hubiese nada en su interior. El día que desmitifiquemos a esos autodenominados “los mejores” o “más preparados” que se consideran dioses y se dedican al autobombo social y nos demos cuenta de que simplemente pasaban por ahí o han tenido la suerte de tener padrinos poderosos, nos habremos reconciliado con nuestra dignidad personal. Yo todavía tengo clavada la imagen en los medios de una reunión en Moncloa en época de Zapatero de estos personajes, donde en la mesa presidencial se leía “Gobierno de España”. Todo un símbolo. Ahora Sr. Botín descanse en la paz que sus actos le merezcan.

  11. Gerard Folch
    Gerard Folch Dice:

    Gracias por este contrapeso. Vuestra labor es inestimable.
    Algo que hace muchos años me pregunto.
    Tras la crisis del 77 la banca española era ineficiente, por costes y regulaciones. Cuando se liberalizó el sector financiero con Mariano Rubio al frente del BE, se temía que las entidades financieras españolas sucumbieran ante la competencia internacional. ¿Por qué no sucedió? Creo recordar que se decía que por la tupida red de sucursales, pero no me convencía.
    Ahora, además, me pregunto a la luz de la crisis actual ¿no hubiera sido mejor para la economía española que España se hubiera abierto a la competencia financiera internacional? (si en realidad no hubo tal apertura como yo sospecho).
    Muchas gracias por vuestros posts.

  12. Pedro
    Pedro Dice:

    Pues yo que quiere que le diga. Don Emilio tendría sus sombras, como todos, y cuantas más cosas haces, más riesgos de mancharte. Pero creó cien mil puestos de trabajo en todo el mundo. Cuántos hemos creado nosotros? Transformó un poco provinciano, en un banco de referencia mundial. Qué hemos creado nosotros? Como muchos unos articulillos de derecho que solo interesa a cinco despistados. Bueno, mi reconocimiento al Sr Botín.

  13. momus
    momus Dice:

    En este país de sol y moscas llamado España (Valle-Inclán) la familia es la familia, y las cosas buenas pasan de padres a hijos. Como debe ser.

    Vean la Jefatura del Estado, a cuyo traspaso familiar hemos asistido hace pocas semanas. Si la Jefatura del Estado pasa de padres a hijos ¿por qué no un banco, una charcutería o un puesto de florista en las aceras?

    Lo de ganar los puestos por oposición es para los funcionarios: una notaría rural, ser funcionario del Catastro, o ser agente de la Guardia Civil. A esos puestos se aplica el mérito y la capacidad.

    Pero las cosas buenas se disfrutan en familia, para eso está la familia, no seamos ingenuos.

  14. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Valiente e independiente, D. Rodrigo, lejos de la hagiografía y del insulto esperables en un caso como este. Sin embargo, a mi me sucede como al anterior comentarista, D. Pedro, que cuando miro hacia dentro mejor me callo. La creación de valor en el Banco corresponde a los accionistas que, por lo demás, pueden vender. Lo que ha costado al Banco la pérdida de D. Emilio Botín se refleja en la cotización bursátil, aunque nunca sabremos si se debe a eso o a cualquier otra cosa. Cuando nos pongan dos monedas en los ojos para pagar al barquero en nuestro balance habrá un activo y un pasivo y un fondo de maniobra positivo o negativo (para hablar de “cuentas y no de cuentos”, como dicen que decía él o su padre). Lo que no hemos hecho porque queremos que cada uno de nuestros pasos esté medido y sea recto, siempre recto, y no cause injuria (alterum non laedere) no va a figurar en nuestro balance. Por eso algunos tenemos un balance pequeño y otros, como D. Emilio, grande y, claro, lleno de sombras y de luces. En cuanto a Dña. Ana Patricia, además de sumarme a los pésames (sentidos porque, en contra de lo que hubiera pensado de mí mismo, este fallecimiento me ha causado tristeza sincera) a la familia, creo que será una excelente presidenta. Siendo mis creencias irrelevantes y sabedor de que JJGF y la Lex Column del Financial Times coinciden, como este es un blog jurídico: 1/ La sucesión es impecable desde el punto de vista jurídico. 2/ Las normas que la regulan están el a Web del banco, en cumplimiento de la legislación mercantil y bancaria, los Estatutos sociales y el Reglamento del Consejo, que transcribo a continuación:

    Estatutos: Artículo 43 . El presidente del consejo
    1. El presidente del consejo de administración será elegido entre los miembros del órgano de administración.
    2. Corresponde al presidente convocar el consejo de administración y dirigir los debates.

    Reglamento: Artículo 24.- Procedimiento para el relevo o sustitución de miembros del consejo o de sus comisiones y de cargos en dichos órganos
    En el supuesto de cese, anuncio de renuncia o dimisión, incapacidad o fallecimiento de miembros del consejo o de sus comisiones o de cese, anuncio de renuncia o dimisión del presidente del consejo de administración o del o de los consejeros delegados así como en los demás cargos de dichos órganos, a petición del presidente del consejo o, a falta de éste, del vicepresidente de mayor rango, se procederá a la convocatoria de la comisión de nombramientos y retribuciones, con objeto de que la misma examine y organice el proceso de sucesión o sustitución de forma planificada y formule al consejo de administración la correspondiente propuesta. Esa propuesta se comunicará a la comisión ejecutiva y se someterá después al consejo de administración en la siguiente reunión prevista en el calendario anual o en otra extraordinaria que, si se considerase necesario, pudiera convocarse.

    Si algún accionista no está de acuerdo, puede vender.

    • JJGF
      JJGF Dice:

      Jesús, el problema de que con un 1-3% de una cotizada alguien la maneje y controle como si fuera propia no es nuevo, como expliqué en aquel post. Lo de Botín es solo un caso más, pero no digno de alabanza. Por eso creo que tu opinión y la mía no son antitéticas.

      Creo que si tu fueras Pte de un banco o de un hospital y tuvieras a un directivo del banco o a un médico del hospital condenado por sentencia firme del TS por un delito cometido precisamente en el ejercicio de su actividad profesional, lo cesarías. No lo mantendrías como si no hubiera pasado nada.

      Esa es -creo- tu manera de poner en práctica las ideas de limpieza, regeneración y buen hacer profesional de que sueles hablar en este blog. Y es justo la manera contraria a como actuó Botín manteniendo contra viento y marea a un señor ya condenado en firme como Alfredo Sáenz, al que la legislación británica le impedía en esos mismos momentos ejercer como banquero en UK.

      Ese respeto a las leyes, al decoro y a los accionistas que impuso Botín en “su” casa no es muy edificante que digamos. ¿O es que los accionistas y el país se merecían tener a un delincuente como consejero delegado del banco?

      Y no me meto en otros ejemplos, que podría.

  15. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Si un grupo de accionista consigue sindicar sus acciones, puede solicitar convocatoria de Junta Extraordinaria y pedir la destitución de la nueva Presidente.
    La familia Botín (o algunos de sus miembros y sociedades) tiene publicado en la web y en el RM de Cantabria su pacto de sindicación. Por tanto, sólo cabe desear que la nueva Presidente acierte y, si es posible, su balance tenga menos sombras que luces, pero que sea tan grande como el de su padre. Mi hijo, a la edad de 2 años nos dijo un día, pasando por Puente de San Miguel: “Yo de mayor quiero trabajar en un banco”. – “!Qué aburrido, todo el día viendo papeles y números!” – “Yo digo como vuestro “amigo” Botín”. (No le conocimos). Por supuesto, entonces no patrocinaba a Alonso y no salía por la tele, salvo hablando de banca. No sé si algún niño de dos años querrá trabajar en el Despacho y en la Universidad al verme. Imagino que no, y eso que entusiasmo y pasión nunca me han faltado. Pues nada, eso que nos lleva de ventaja D. Emilio. Que descanse en paz y la tierra le sea leve,

  16. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    Agradezco a todos los comentaristas sus aportaciones, que me parecen muy interesantes, aunque con algunas no puedo estar totalmente de acuerdo, como es normal. Pero quisiera insistir en una idea que me parece clave. Si el fallecimiento del Sr. Botín ha provocado estas reacciones polarizadas es porque algo no funciona bien en nuestro capitalismo patrio. La vinculación entre el poder financiero y el político -que existe en todas partes, no vamos a ser tan ingenuos como para negarlo- adquiere aquí unos tintes especialmente oscuros.El Sr. Botín era el símbolo máximo de esa vinculación, y lo gravísimo es que las reacciones a su muerte de prácticamente todo el establishment del país no hacen más que ratificarlo de una manera extraordinariamente torpe, atendiendo a las circunstancias políticas que vivimos.
    Fíjense ustedes lo que pública la CNMV en su página web:
    “La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) lamenta profundamente el fallecimiento del Presidente del Banco Santander, Emilio Botín. Su fallecimiento supone una importante pérdida para el sistema financiero español e internacional así como para la sociedad española en general, por su gran contribución a la promoción cultural y al desarrollo social, así como a la modernización e internalización del país. La CNMV quiere expresar sus más sinceras condolencias tanto a sus familiares y amigos como a directivos y empleados del grupo”
    Y ahora miren lo que publica el Banco de España:
    “El Banco de España quiere expresar su profundo pesar por el fallecimiento de Emilio Botín, presidente
    del Banco Santander. Durante su presidencia, a la que accedió en 1986, el Banco Santander emprendió una política de expansión y diversificación dentro y fuera de España, que ha llevado a la entidad a ser, por su volumen de activos, el primer banco español y una de las mayores entidades del mundo, con una muy destacada presencia en, entre otros países, Reino Unido, Brasil, México, EE.UU., Portugal y Chile. El Banco de España desea transmitir a su familia y al Consejo de Administración de la entidad sus más sinceras condolencias por esta pérdida, así como su reconocimiento por la extraordinaria labor desarrollada por Emilio Botín al frente del Banco Santander durante décadas. Con su muerte, desaparece una figura excepcional en el sistema financiero internacional, que supo unir siempre los intereses de su entidad con el servicio y el respeto a los intereses generales de España.”
    Señores, esas son instituciones del Estado, que por encima de cualquier otra cosa deben enfatizar su total independencia. ¿A qué vienen esas loas al Sr. Botín? ¿O es que acaso debemos esperar una retahíla de pésames a medida que vayan transitando nuestros capitanes de empresa? Quizás sí, y estemos inaugurando una nueva época caracterizada por la politesse de nuestras instituciones de control. O más bien no, y resulta que este señor y su banco son muy especiales. Que lo expliquen, por favor.
    .

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Sobre si se inaugura la retahíla de loas en las instituciones, como sabe lo veremos dentro de muy poco estimado Rodrigo. La mayoría de CEOs del Ibex están más allí que aquí.

      http://www.abc.es/economia/20140902/abci-presidentes-ibex-edad-201409021333.html

      En cuanto a las reacciones de la muerte de Emilio Botín, está claro que este señor, junto con otros representa la vinculación entre el poder político y financiero, y está claro que nuestro capitalismo español no es un capitalismo verdadero, sino ese capitalismo castizo, ese socialismo para ricos, un capitalismo intervenido por el el poder político y altamente dependiente del BOE para los amigos del poder.

      Ahora bien, esa contraposición entre las loas en los medios y las críticas incluso insultantes en redes sociales y en la izquierda, me gustaría formular una pregunta, ¿creéis que es porque era Botín y representa a esa sector bancario altamente denostado y ese empresariado que compadrea con los políticos, o creéis que se daría en cualquier otra figura representativa de nuestro empresariado patrio? Formulo la pregunta directamente, si por ejemplo muere Amancio Ortega (Dios le guarde aunque ya tiene una edad), ¿cuál creéis que sería la reacción? ¿Sería la de Steve Jobs o sería la de Botín? Amancio Ortega empezó a trabajar a los 14 años catorce años en La Coruña, como empleado de dos conocidas tiendas de ropa, procedente de una familia humilde. Después creo una pequeña fábrica de batas y 12 años más tarde la primera Zara. Hoy su fortuna es la primera de España, y la cuarta del mundo valorada en 62.000 millones de dólares. El grupo Inditex facturó en 2012 15.946 millones de euros, siendo así el primer grupo textil mundial por facturación, con un total de 6393 tiendas distribuidas por 86 países y una plantilla de 120.314 personas. Amancio Ortega representa perfectamente el sueño americano y el empresario anglosajón “hecho a sí mismo”.

      ¿Cuál creéis que será la reacción cuando fallezca en nuestra patria? ¿La de Jobs o la Botín? Seguramente lo veremos, pero yo lo tengo claro. Ojalá me equivoque. Independientemente del capitalismo castizo, el sector bancario y lo que representa Botín, en este país existe un gran problema de la visión del empresariado y emprendimiento en la sociedad y principalmente en la izquierda. Muchos todavía tienen en su mente anclada la figura “empresario-explotador” y sienten una profunda envidia hacia el éxito y el dinero de los demás. Y de ahí vienen muchos problemas: la falta de emprendimiento, la falta de presión hacia una reducción de trabas burocráticas, la falta de creación e inventos, la ausencia de colaboración entre empresas, la falta de formación del empresariado debido a la escasa competitividad, el alto precio de muchos bienes y servicios por la escasa competencia, y principalmente la mayor tasa de paro de Europa y de las mayores del mundo.

  17. KC
    KC Dice:

    Steve Jobs estaba a años luz de Botín, por muy buen emprendedor que este segundo fuera. Su percepción del mundo era otra muy distinta y, aunque Jobs a veces se comportara como un desgraciado, era otro tipo de emprendedor que no tiene absolutamente nada que ver con Botín y que además resultaba tener siempre bastante razón en sus apreciaciones sobre los productos -de ahí que su propia compañía lo repescara cuando ellos mismos acabaron por echarle-. Sus circunstancias eran -fueron- bien distintas. Jobs era lo más parecido a un escultor que se ha metido por casualidades del destino en los negocios, venía de otro mundo que no tenía nada que ver del que provenía Botín. Dudo que sean dos emprendedores que se puedan comparar, teniendo en cuenta que los dos coparon segmentos muy diversos. Amancio Ortega se parecería más a Jobs desde un punto de vista de emprendedor, pero tampoco son comparables sus comienzos y sus procedencias.
    Isidro, no es que la izquierda española tenga “envidia” o que exagere la figura del “empresario explotador”, es que es así. Se lo puedo decir yo, y más objetivo que yo no va a encontrar nadie. Comparar la cultura económica hispana con la anglosajona es para echarse a reír, con toda sinceridad. Los chistes déjeselos para los foros cómicos.

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Está claro KC, lo afirmaba. Y la falta de la cultura del esfuerzo y del sacrificio, y de la responsabilidad individual. Aquí la culpa es “de los ricos que nos quieren oprimir”, bueno, ¿pero qué has hecho tú para que no te opriman? Y así todo, ese es el nivel. Estamos de acuerdo KC. Y Ortega, no ha recibido ni una subvención en su vida que se sepa ni vive ni depende ni influye en el BOE. Y tiene su Fundación creo y donó 20 mill de euros a Cáritas que se sepa. Lo que por allí tienen como orgullo y algo necesario, la filantropía, aquí lo pusieron a caldo. Y es que lo estoy viendo, lo pondrán casi casi como Botín, que si explotador que si tal que si cual como si los iPhone se fabricaran en Silicon Valley, cuando se hacen en FoxConn, Shanxi, China, en condiciones bastantes similares a la fabricación de ropa de multinacionales. Pero claro, un iPhone es americano, es bonito, “cool” y molas si lo tienes, pero la ropa de Zara son copias baratas y de un explotador. Sin embargo, un modelo de negocio revolucionario, ambicioso, inteligente y envidiado en todo el mundo. Esa misma izquierda que crítica a Ortega pero llena sus bolsillos haciendo cola cada viernes para comprar las últimas remesas de los nuevos diseños.

    • KC
      KC Dice:

      Isidro, entiendo lo que quiere decir, pero espero que usted no crea que el empresario español –empresaurio como les llaman en las redes- es un ejemplo a seguir. O no la generalidad. Su perfil da entre pena y risa, sinceramente, sobre todo si lo puede usted comparar con el de otros países. Yo sí puedo, y por eso se lo comento. Esto tiene unas causas que comienzan atisbarse ahora, después de la incontinente borrachera, pero desde luego no van a explicarlo mejor en un blog de juristas que en uno de sociólogos, por mucho que lancen todo tipo de hipótesis más o menos acertadas.

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      No lo entiendo, he mencionado la falta de formación del empresariado. No soy un experto en empresariado, soy jurista, pero sí sé algunas cosas de los empresarios españoles: que no tienen la formación necesaria para competir en un mercado globalizado o competitivo, que no suelen apostar lo suficiente por el I+D porque no les hace falta y van a remolque de los desarrollos extranjeros, que no hay conexiones empresa-universidad porque muchos ni siquiera son universitarios, que no valoran lo suficiente el talento, que tenemos algunas multinacionales, muchas pymes y pocas empresas internacionales medianas por esas limitaciones, y las internacionalizaciones están ocurriendo ahora y están en menos manos de lo que parece, o que su gestión durante mucho tiempo ha sido paternal y no profesionalizada, y todavía ocurre, veáse la sucesión por primogenitura en uno de los principales bancos del país. He criticado la postura anti empresarial de una parte de la izquierda, no he elogiado al empresariado español. Lo que sí creo es que hay una relación causa-efecto, si desde algunos sectores políticos se denosta la figura del empresario no se atraerá a talentos a la creación y desarrollo de empresas, (no me gusta “empresaurio” porque la intención de esa izquierda no es criticar al empresario por estar anticuado o falto de innovación y formación, sino criticarlo por la mera condición de ser empresario), si desde las administraciones no se alienta el emprendimiento, si socialmente no valora la actitud empresarial, etc. Todo ello produce el que haya pocos empresarios y por lo tanto su nivel disminuye y nos afecta a todos, ya sea como trabajadores o como consumidores. Si por el contrario hay un clima favorable a la empresa, pocas trabas burocráticas, bajos costes, y un reconocimiento social al empresario, mucha gente más se anima a crear empresas, eso aumentará la competencia y producirá un aumento de nivel del empresariado, y mejora de calidad y precios en bienes y servicios. Todo ello salvo que el Estado intervenga y distorsione el mercado. A lo mejor resulta que es al Estado al que no le interesa abrir esa competencia, vaya usted a saber. A lo mejor en un libre mercado de verdad y con un verdadero capitalismo sus amiguetes resultaban barridos.

  18. Ignacio Alonso
    Ignacio Alonso Dice:

    Me reconforta encontrarme con este comentario.
    Yo no conseguí pasar de los títulos de las loas y, sorprendido por los minutos de tele y el número de páginas de los periódicos dedicados, pensé que algo no iba bien y me sentí solo y raro. Y eso que no había visto las notas de la CNMV y el BdeE que añades, si no… no sé qué habría pasado.
    Ahora, no sé si me he recuperado pero me siento menos solo y en compañía de raros ilustres.
    Gracias.

  19. Lorena Moreno
    Lorena Moreno Dice:

    El Sr. Botín muy agradecido con el Poder y el Poder con Botín. El señor Banquero controlaba hasta el punto de opinar que se hacía con la Ley Hipotecaria (esa Ley que tantos quebraderos de cabeza le esta dando a los ciudadanos, sí) http://economia.elpais.com/economia/2013/01/31/agencias/1359647799_913277.html, la cual, veía maravillosa ¡Claro que sí! (¿cuántos inmuebles tiene entre Altamira, Santander, UCI, y unos cuántos Fondos de Titulización?)
    Efectivamente, a muchos nos queda la sensación de que el señor era el autentico poder en la sombra.
    En cuanto al nombramiento de doña Ana Patricia Botín como presidenta, pues que decir… su labor al frente de la presidencia de Banesto fue cuanto menos cuestionable, por no decir que tuvo que salir papi Botín al rescate y fusionar Banesto con Santander.
    Uno de los grandes problemas de España (de los muchos que tiene, lamentablemente): ¿Alguien sabe separar dónde termina el banquero y empieza el político?, ¿No es lo mismo? (Véase Rato… y la gestión de las Cajas)
    En fin, cosas de España, más de lo mismo…

  20. Adan Esmit
    Adan Esmit Dice:

    Hoy disiento de la opinión de ¿Hay Derecho?. Primero por que no es el momento más oportuno. Y después por que con todos los errores que pudiera cometer el Sr. Botín, hay algo que es incuestionable: la proyección de España en el mundo financiero internacional, con todo lo que ello conlleva. Con esto no quiero apoyar ni de lejos el comportamiento de muchos bancos-incluido el Santander-en esta época que nos ha tocado vivir, pero también es cierto que el banco de Santander es de los que mejor trayectoria social ha llevado estos años.
    Un cordial saludo.
    Emilio Botín, un banquero de provincias
    http://adanesmit.blogspot.com.es/2014/09/emilio-botin-un-banquero-de-provincias.html

  21. bloodykefka
    bloodykefka Dice:

    Bueno, eso de que los medios fueron unánimes con Jobs… supongo que se referirá a los medios generalistas, claro está. Por otro lado, El Confidencial no es santo de mi devoción, y por lo tanto los enlaces a ese periódico me echan para atrás. Eso no quita que la idea del artículo sea muy interesante y sea una gran lectura.

  22. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    En otro blog, Jesús Fdez-Villaverde hace un buen apunte sobre el panegírico y el obituario como géneros literarios.

    Es cierto que Emilio Botín era importante y es lógico que si era accionista principal de algún gran periódico, éste recurra al panegírico.
    .

    Creo igualmente que quizás es poco realista pedir, en estos tiempos, a un banquero dinástico que al operar olvide su ADN de siglos y deje, como dicen los del oficio, de afeitar un huevo cada segundo del día y hacerlo provechosamente para sus intereses.

    Si no recuerdo mal en este foro hablamos hace tiempo de cosas como el veterano representante de los servicios jurídicos de un gran banco que pasa a presidir la Comisión de Subsecretarios o que el mismo cargo de una gran Caja hoy sentencie en una sala del TS.

    ¿Puertas giratorias? ¿Fertilización cruzada entre sector público y privado? A saber. Probablemente un poco de todo.

    Pero, francamente, ¿Qué esperamos? ¿Es este el problema de fondo?

    Al pedir una asepsia absoluta estamos ignorando la naturaleza del sistema porque esto no es muy diferente, probablemente es mucho mejor, que tener al frente de la OTAN a un fiel Rasmussen que todavía debe estar seguro de que Saddam Hussein tenía las famosas armas de destrucción masiva que sirvieron de falsa excusa para producir montañas de cientos de miles de muertos y ríos de sangre y desorden que cada día que pasa no dejan de aumentar….en torno a Europa.
    ¿Casualidad?. “We Know” decía ufano en la época y ahí sigue, haciendo lo mismo en Ucrania.

    ¿Acaso es posible que el mismo desmadre que resulta evidente en una Comisión europea y una OTAN que colocan misiles a las puertas de Rusia corrompiendo oligarcas por doquier, no esté en todas partes?
    ¿Hay compartimentos estancos? Me temo que muy poquitos en un mundo globalizado.

    La casuística es la misma: El poder político, incapaz de sostener el sistema económico de modo saludable, requiere la cosmética del crédito hiperbólico y a la expansión de sus mercados, “como sea”.

    Los Banqueros del Imperio, como siempre en la historia, han de atender las exigencias y las leyes del poder y, cuando necesariamente las cosas revientan han de poner la cara ante el público para servir de chivos expiatorios.

    No pensemos que a Botín, o a cualquier otro banquero, le gustaban las hipotecas basura, los swaps, quitar de sus balances las cédulas-basurilla titulizadas para poder seguir dando crédito a mansalva, o meter deuda pública, también “subprime”, en los fondos de pensiones de sus clientes del montón?

    Recordemos que en 35 años la banca ha pasado de multiplicadores de 10 a más de 70. Hagan números y vea la locura que significa. Esto, tan inaudito y delirante, se ha hecho a impulso del poder político.

    ¿Cómo iban a dar crédito de otro modo? ¿Cómo?

    En fin, muy buenos días y paz pera todos.

  23. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Lo que publican las webs de la CNMV y del BdE supuestos organismos reguladores independientes me parece que deja bien a las claras nuestra enfermedad institucional. Producen bochorno. Una cosa son las condolencias personales de los titulares respectivos ( en función se supone de la relación personal con la familia del finado, no del cargo ) y otra es la dignidad (e independencia) de la institución que queda por los suelos. En fin, mas de lo mismo.

  24. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Los empresarios españoles no son un problema económico. El problema es cómo actúan en España un grupo, una casta de empresarios (los del IBEX-35) en connivencia con el poder político.

    Porque los Botín tienen el 0,7% del Santander. Y si es así y los accionistas de referencia están en contra chapeau para él, porque hay que tenerlos muy bien puestos para con ese porcentaje dominar un banco mundial que en España sólo tiene un 15% de su negocio. Y mientras nos quejamos de que Iberia está en manos inglesas, como tantas otras multinacionales, desporticamos también contra los nuestros cuando son los que compran empresas foráneas de mucho más tamaño. Otra cosa es la mierda, de los swaps, cláusulas abusivas, preferentes, estafas a socios y demás “minucias”.

    El problema es el entramado institucional que tenemos en España, que presenta una creciente confluencia entre lo político y lo económico hasta extremos de hediondez total. Nadie dijo nada de que un tal Pujol comprara por 2.000 millones de euros una cartera de inmuebles del Santander que acto seguido se las alquiló (por cierto como el Grupo Prisa). Y tantas y tantas cosas.

    Pero luego, nuestros empresaurios se van al extranjero y triunfan, a pesar de la “Marca España” y de su nulidad absoluta. Y carecemos de preparación, pero tenemos escuelas de negocios de prestigio mundial mientars que nuestra universidad, en especial la pública, es un hazmerreir formadora de revolucionarios de salón e iPhone.

    Hay muchos problemas sistémicos, sí. Pero los españoles, que nos encanta poner etiqueta a todo, somos probablemente el pueblo peor formado en cuestiones de economía y de política. No nos gusta la libertad ni la competencia, en realidad lo que queremos es un dictador amable que nos permita disfrutar de nuestras costumbres relajadas. Que es exactamente lo que en general se entiende por libertad: Relajación en las costumbres, especialmente en las relativas de la cintura para abajo.

    Pero cuando salimos fuera, trabajadores y empresarios, valga la redundancia, nos comemos el mundo. ¿Por qué nos negamos a hacer en casa lo que con tanto éxito hacemos fuera?

    Todos sabemos la respuesta: Somos vagos y conservadores en el peor sentido del término y ante los problemas lo mejor es adoptar la táctica del avestruz ¡y otra de gambas!. Aquí lo que queremos es que todos sean iguales. Quizás lo único que se respeta a nivel empresarial es el Corte Inglés (presidente coetáneo de Botín que acaba de fallecer igualmente), quizás porque no cotiza en bolsa y porque su implantación en cualquier lugar hace ricos a los comerciantes del entorno, por la revalorización inmediata de sus negocios.

    Eso sí, luego que no puedan abrir en festivos, que todos tenemos derecho a descansar. Todos menos los del sector de la hostelería, que alguien tendrá que poner las copas y servir las comidas …

Los comentarios están desactivados.