¿De donde salen los más de 10.000 millones de ahorro gracias a la reforma de las Administraciones Públicas?

El pasado 18 de septiembre, Mariano Rajoy presidió la presentación del informe del primer año de ejecución de las medidas de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA).

Sobre la reforma de las Administraciones Públicas (AAPP) hemos hablado mucho en este blog,  pero en esta ocasión no repasaremos el estado de las 222 medidas de la CORA ni tampoco vamos a analizar los avances en el proceso de reordenación de entes públicos de las Comunidades Autónomas (se dice se comenta que han reducido ya 675 entes autonómicos), sino que nos vamos a centrar en las cifras de ahorro que aparecen en el citado informe de la CORA y que el Presidente del Gobierno resaltó en su discurso de presentación del mismo.

Gracias a las reformas emprendidas, a 30 de junio de este año 2014 (y desde el 1 de enero de 2012, es decir en la actual legislatura), el ahorro acumulado para las Administraciones Públicas asciende a un total de 10.417 millones de euros, de los cuales 2.684 millones corresponden al Estado (AGE), 5.535 millones a las Comunidades Autónomas (CCAA) y 2.198 millones a las Entidades Locales.

Estas cifras anunciadas por Rajoy son muy impactantes, sobre todo cuando los ciudadanos (al menos algunos) no percibimos que se esté acometiendo una reforma profunda de las AAPP. Lo que percibimos hasta ahora es que hay menos médicos, profesores… pero no acabamos de visualizar una administración más ágil y sin duplicidades como nos están diciendo. O seremos solo algunos, pesimistas o desencantados, quien sabe.

El caso es que en el discurso del Presidente se destacaron estos ahorros (los ordeno de mayor a menor en función de la cuantía del ahorro):

  • Plan de Gestión del patrimonio inmobiliario: doscientos millones de euros entre ventas y renegociaciones de alquileres.
  • Centralización de compras y servicios dentro de cada Ministerio: 176 millones de euros
  • Contratación conjunta entre Departamentos (77,5 millones): treinta millones en comunicaciones postales, veinticuatro millones en limpieza, dieciséis millones en automóviles o siete millones y medio en combustibles de automoción.
  • Las Comunidades Autónomas han ahorrado hasta la fecha en 54 millones de euros gracias a la compra centralizada de medicamentos y el desarrollo de la plataforma de compras del Ministerio de Sanidad.

Si nos ponemos a sumar nos salen unos ahorros de 453,5 millones en la AGE y 54 millones en las CCAA. Estas medidas suman en total 507,5 millones de euros pero ¿de dónde salen los más de 9.900 millones restantes? Lo desconocemos, desde luego en el informe de la CORA no aparece la explicación y es que todo el detalle del informe desparece cuando se habla de los ahorros que se van a conseguir: el apartado 3 del informe “La Reforma de la Administración en Cifras” no llega a media página, tiene tres párrafos en un informe que tiene 76 páginas (por falta de hueco no será desde luego) y se limita a dar “titulares” sin más explicación.

De hecho el otro “titular” que ofrece el informe de la CORA es que, a finales del 2015, el ahorro que se alcanzará va a ascender a un montante total de 37.620 millones de euros. Y no solo nos hablan del ahorro público, también han estimado lo que los ciudadanos y empresas nos ahorraremos gracias a las reformas emprendidas en las administraciones públicas: se están dejando de gastar 766 millones en trámites y procedimientos que se han eliminado y cuando acaben las reformas, nos vamos a ahorrar los ciudadanos y empresas 16.295 millones al año (esta última cifra solo aparece en el informe de la CORA y no la incluyeron en el discurso del Presidente, quizás les dio un poco de reparo quien sabe).

Como me decía un antiguo jefe cuando hacía estimaciones en mi etapa de consultor: cualquier parecido con la realidad puede ser pura coincidencia. Yo creo que estas estimaciones son una consecuencia más del “marketing político” al que estamos sometidos (en este caso parece que hay que buscar el titular cueste lo que cueste) y al que desgraciadamente nos hemos acostumbrado y aceptamos como algo normal, pero deberíamos plantarnos y demandar en este caso un poco de rigor cuanto menos.

Si ustedes confían en  la veracidad de las cifras, yo estoy equivocado y lo mejor está por llegar porque en año y medio (jun’14 a dic’15) el ahorro público va a sumar 27.203 millones de euros (recordemos que en 2 años y medio el ahorro ha sido de “solo” 10.417 millones).

El problema es que, por lo menos un servidor, no se cree esas cifras y con eso no estoy diciendo que el Gobierno del PP no haya hecho nada en esta materia. Sería una afirmación falsa, ya que basta repasar las 76 páginas del informe de la CORA para ver que se han materializado muchas medidas de racionalización de las AAPP (a junio de 2014, 101 de las 222 previstas). Pero el momento era el idóneo para una verdadera reforma, que consiga que las administraciones e instituciones públicas funcionen ágil y eficientemente (en todos los niveles, sin duplicidades, etc) y estén al servicio de la ciudadanía y no respondan a intereses políticos. En mi opinión esa oportunidad se ha perdido. Y es que seguimos viendo cosas como que el ex Ministro Gallardón nos comunica un 3 en 1 (dimite, deja el PP y abandona la política) y 48 horas después ingresa en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid en calidad de consejero permanente por ser expresidente de la Comunidad. Pero lo de Gallardón es solo un ejemplo más, por lo que tenemos la sensación (yo por lo menos) de que seguimos contando con instituciones públicas al servicio de dirigentes políticos y no de la ciudadanía. Y ya me pueden decir que nos hemos ahorrado 5, 10, 15 ó 20 mil millones de euros, que si no me explican de donde salen, no me lo creo la verdad.

 

 

 

 

8 comentarios
  1. Alfonso
    Alfonso Dice:

    Yo tampoco lo entiendo. En este blog hay muchos entendidos que podrán aportar información ¿se ha eliminado algún trámite? ¿se ha simplificado algún proceso? ¿algún ciudadano puede aportar alguna experiencia donde su interacción con las AAPP se haya visto simplificada o abaratada?
    Creo que no.
    Ahorrar a base de no amortizar las plazas que quedan vacantes por jubilación o prescindir de los contratados, o rebejarles el sueldo, es lo más fácil, y lo único visible hasta ahora. Esa receta la aplica cualquiera. Por cierto, que esa receta también tiene impacto en la economía, ¿o es que toda esa masa laboral no son consumidores también?

    • Gonzalo García Abad
      Gonzalo García Abad Dice:

      Alfonso, creo que tiene usted razón en que los funcionarios, con tantas reducciones y congelaciones de salario, se van a ver obligados a consumir una mayor proporción de su renta, ya que necesitan consumir en lo más imprescindible. Eso puede condicionar una reducción en el ahorro de las familias de los funcionarios, tan necesario para poder devolver deudas que siguen siendo muy elevadas y complicadas de devolver para todas las familias, incluidas las de los funcionarios.

      Un cordial saludo.

  2. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Veo que no habéis leído el BOE de hoy. Todo el resto del ahorro sale de esta norma crucial para el futuro de Estepaís :http://www.boe.es/boe/dias/2014/10/08/pdfs/BOE-A-2014-10215.pdf que será estudiada por los juristas de todo el mundo. De hecho, ya se está preparando una tesis doctoral sobre el ahorro de costes por los cambios de nombres de autovías a catalanas (Lleida, Girona), gallegas (A Coruña, Ourense) o andaluzas, como es el caso. A la pregunta de D. Alfonso: no hemos detectado ningún ahorro de trámites, ni costes, ni complicaciones, ni esperas inútiles en ninguna esfera administrativa con la que tengamos relación profesional. Los funcionarios se quejan de escasez de plantilla y de medios, pero el borrador de presupuesto de 2015 dice lo que dice y la ejecución de 2014 va como va. Además de vencimientos de 155.000 millones de Euros en 2015, la deuda (pública) está ya en el 100% del PIB, si he leído bien unos 22.000 Euros por españolito, como su renta per cápita más o menos, pero este no es un problema que preocupe a la ciudadanía, que quiere “más Estado” y una banca pública andaluza (como si las Cajas de Ahorro no fueran banca pública). Que tengáis un buen día.

  3. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Coincido con la posición del artículo. Ha habido logros, innegables, pero pequeños. A la misma vez los retos son todavía enormes, mucho mayores de lo que se preveía. Se nos hablaba mucho de las duplicidades. Si seguimos el principio de competencia, cada una de las competencias pertenece a una sola administración. En ocasiones puede haber sobre un asunto con competencias de dos administraciones; por ejemplo, las bases para el Estado y el desarrollo para las comunidades. Pero más allá de los problemas de delimitación, todas las bases son competencia del Estado y sólo del Estado y todo el desarrollo de las CCAA y sólo de ellas. Por eso, hay que clarificar mucho más de dónde va a venir ese predicho ahorro de las duplicidades.
    Otra preocupación es la de la gran proliferación de organismos públicos y de empresas públicas, sobre todo en el ámbito autonómico y municipal. Para el ciudadano es muy complicado controlar si cumplen con su función, porque para nosotros la inmensa mayoría de esos miles de organismos y empresas son desconocidos. El control judicial, parlamentario y de la propia Administración es complicado, por su elevado número y toda vez que uno de los objetivos de su creación es no tener un control tan estricto como el que generalmente marcan el Derecho Administrativo y el Derecho Presupuestario, lo cual es cierto que puede ser beneficioso para ganar alguna mayor agilidad en algunas cosas. Todo este conjunto de organismos y empresas tienen asumidas obligaciones, cuyo incumplimiento puede acarrear el pago de indemnizaciones, un caso muy claro es el laboral pero también puede darse en otro tipo de contratos. Es muy necesario replantearse este entramado, pero ha de verse una solución a los problemas que se van apareciendo en el camino, que en muchos casos son comunes a todo este tipo de organismos y empresas.
    En cuanto a los trámites, debería valorarse si se adaptan suficientemente a las posibilidades de las nuevas tecnologías y si algunos, los que menos garantías nos aporten, pudiesen suprimirse o aligerarse. Siempre hay que tener en cuenta que detrás de cada trámite, y de los costes que supone, debe haber una garantía de que los procedimientos van según lo marcado que compense lo suficiente a los costes que supone el trámite.

    Un cordial saludo.

  4. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Para muestra un botón:
    – Ahorro privado en los gastos dedicados a la Tutela Judicial, que ya no es ni tutela (lo de “efectiva” habrá que preguntárselo a don Elpidio, el “condenao”)?: Inabarcable. gracias a las Tasas Judiciales, ya no gastamos tanto en buscar justicia (y los que siguen gastándoselo, es que se lo podrán permitir).
    – Ahorro público y gasto privado en sanidad y educación Se gasta menos a la vez que se estimula el consumo privado.
    – Ahorro en tramas ERES y 3% comisionables: Este ahorro no parece correcto; se trata de quitar capacidad de gasto al sector de la corrupción, lo que derivará en deflación inflacionaria. O algo tal que asín.

    En fin, con “soluciones imaginativas” para salir de la crisis, que nos llevan a la ruina, todo es posible. Seamos optimistas. Ejjh, oggh; perdón es que con la risa me atraganto.

  5. Carlota Tarín
    Carlota Tarín Dice:

    Gracias Jaime por tu post, es un tema en mi opinión esencial y que afecta a todas las políticas en este país. Lo de gobernar por intuición y justificar las actuaciones, no ya con exageraciones o distorsiones de la realidad, sino directamente con mentiras es marca de la casa. Lo que yo me pregunto es ¿dónde está la oposición? ¿Es que nadie se lee ni un informe?
    Por supuesto pedir una evaluación intermedia independiente y veraz del CORA es una utopía, pero la tomadura de pelo en la que se ha convertido todo esto ya es de vergüenza.

  6. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    O sea que según el CORA, en 2 años se han ahorrado 10.000 mill. Y en 2015, serán 27.000 (la diferencia con los 37000 totales). Partiendo de la base que en 2015 el objetivo de déficit sería un 4,2%, menos de 50.000 mill. Se supone que la mitad del recorte del déficit debería salir de la Administración de esa agilidad, ahorros, reducción de la burocracia, y reducción del gasto político, etc. No me lo creo, y veo más probable que sigan manteniendo mamandurrias y sigan recortando el gasto social en educación, sanidad o justicia pero veremos.

    Aunque no nos cuadre la cifra, sí viene bien saber a qué equivalen 10.000 mill. Cifra bastante cercana al rescate de CatalunyaCaixa. Y si esas cifras fueran ciertas, a qué equivale y en qué podríamos gastarlo.

    – Una cuarta parte de todo lo invertido durante tres décadas en España en el tren de alta velocidad (46.000 millones de euros).

    – Poco menos que la suma de todos los recortes en sanidad y educación hasta el año 2013 (13.800 millones de euros).

    – 165 veces lo que costó el rescate del Centro Superior de Investigaciones Científicas (70 millones de euros).

    – Dos siglos y 28 años de subvenciones al cine español (50,8 millones de euros anuales)

    – 246 veces el recorte en el presupuesto estatal para las becas Erasmus ( 47 millones de euros).

    http://www.eldiario.es/escolar/equivalen-millones-Catalunya-Caixa_6_284231600.html

    Y supone 10 veces el presupuesto del Ministerio de Justicia de 2015.

    http://www.abc.es/espana/20141008/abci-catala-justicia-gratuita-201410072222.html

    Muy buen artículo, nos recuerda que hay que seguir exigiendo y estando vigilantes con este tema

  7. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    La gran asignatura pendiente es la reforma radical de todas las AA.PP. Desde un diseño más acorde con la realidad social a un adelgazamiento general de la “burbuja administrativa” donde ya tenemos más administradores que administrados y encima se contratan externamente otros servicios. No hace mucho un funcionario me indicaba que el personal que había en la planta baja “era de una empresa contratada” nada menos que para tramitar las bajas societarias y por eso no controlaban demasiado el tema. Hemos inflado las AA.PP. a cargo del dinero de todos, las plantillas no responden a los servicios demandados por los ciudadanos (viene siendo al revés), hay falta de promoción interna porque hay que colocar directivos a manta (se los saca de un sitio y se los coloca en otro) y encima tienen un status privilegiado de “poderes públicos”. Unos años atrás hicimos una prueba (teórica) con un proyecto de gestión para el Ayto. de Madrid eliminando excrecencias administrativas y mercantiles y reajustando los servicios a la estructura institucional reducida a cinco concejalías frente a las ocho existentes, 22 direcciones generales frente a las 44 existentes, eliminando los 16 “coordinadores de áreas” (un cargo muy socorrido) y pasando los servicios de organismos autónomos a dependencia directa de su concejalía…. La reducción de directivos y puestos de confianza era de 655 personas y los sueldos de los restantes se reducían en un 40%. El sueldo del alcalde pasaba de 119.985.-euros a 69.985.- y en la misma proporción el resto de los salarios de los directivos que se mantenían. En ese momento el total de la plantilla municipal era de 43.422 personas. Se descentralizaba la gestión en las Juntas Municipales y sus funcionarios se convertían en gestores al servicio de los ciudadanos. Para resolverles los problemas administrativos en lugar de creárselos. Al final un ahorro del 30% en el presupuesto de gasto municipal sin tocar los servicios y sin recortar nada. ¡Claro que las cosas pueden hacerse de otra forma, pero renunciando al clientelismo político!

Los comentarios están desactivados.