Artículo de Elisa de la Nuez en Voz Pópuli: La doble moral o el doble lenguaje de la clase política

 

Los signos de que vivimos en tiempos de urgencia y de cambio se están multiplicando, pero quizás los más relevantes –además de los demoscópicos- son aquellos que ponen de manifiesto hasta que punto el doble lenguaje o la doble moral de nuestra clase política nos resulta insoportable, tanto desde el punto de vista intelectual como emocional. Manifestaciones  como la de la Secretaria General del PP, Dolores de Cospedal, en el sentido de que en su partido ya han hecho todo lo humanamente posible para combatir la corrupción,  simplemente suenan simplemente a tomadura de pelo. Sobre todo cuando son “compatibles” con la concesión del tercer grado a Jaume Matas, la espera indefinida (en su casa) del indulto de Carlos Fabra, el apoyo del partido al alcalde de Brunete o la foto de la reimputada alcaldesa de Alicante con el rey, por poner varios ejemplos recientes.  Lo mismo puede decirse de la rueda de prensa de Esperanza Aguirre mostrando su sorpresa y su escándalo por la prisión (sin fianza) de su ex mano derecha, o izquierda, Francisco Granados y de varios de sus compañeros de fechorías, todos ellos del PP de Madrid que ella, todavía, preside. No contenta con eso no tiene problemas en presentarse ante la opinión pública como “martillo de corruptos”. Bromas aparte –y ha habido muchas bromas en las redes sociales, porque ingenio no nos falta- conviene reflexionar sobre la gravedad de este tipo de declaraciones y lo que significan.

Efectivamente, este tipo de manifestaciones pone de relieve un doble lenguaje que recubre a su vez una doble moral a la que nuestra clase política está muy acostumbrada sobre todo en lo que se refiere a sus propias organizaciones. Desde un punto de vista “partidista” no parece existir ninguna incoherencia entre proclamar el respeto a las resoluciones judiciales y torpedear todo lo posible la labor de los jueces de instrucción que investigan la financiación ilegal o las tramas de corrupción que afectan a los partidos o entre proclamar la indignación ante la corrupción y los corruptos y mantener y apoyar a dirigentes políticos a los que se ha pillado “in fraganti” intentando comprar a concejales de la oposición, como en el caso del alcalde de Brunete –del que ya hablé en este mismo blog    Tampoco la lucha denodada contra la corrupción impide a dirigentes con una hoja de servicios supuestamente más intachable como Alberto Nuñez Feijóo “recolocar” más o menos discreta o indiscretamente a los que han tenido que dimitir “por la causa”, como ha ocurrido recientemente con el ex alcalde de Santiago, Angel Currás, nombrado delegado de la empresa pública TRAGSA en Galicia después de haber dimitido por estar imputado (él y otros siete ediles) en la denominada “Operación Pokemon”.

Y es que en el fondo de este doble lenguaje o esta doble moral subyace una idea muy peligrosa para la democracia: robar o mentir por el partido es “mejor” que robar o mentir en beneficio propio o particular y por tanto, en el fondo, no está tan mal. Pero sinceramente esta distinción, como bien recuerda Javier Pradera en clarividente libro póstumo  “Corrupción y política” (escrito en el año 1994 aunque publicado ahora) es más bien difusa, por lo menos para el común de los mortales. Por poner un ejemplo, para el ciudadano de a pie es poco relevante el que Bárcenas robase para sí, para el partido o para los dos a la vez. Pero la perspectiva es muy diferente desde el punto de vista de la organización. Por eso es posible que los responsables de las tramas de financiación ilegal de los partidos aparecen casi ante sus líderes y correligionarios  –cuando les pillan, claro está-  como una especie de mártires (“Se fuerte Luis”) que se sacrifican y sobre todo se callan por el bien de la organización. Esa es la razón, a mi juicio, por la que a tantos implicados en tramas de corrupción organizada que se ven obligados a dimitir por la presión de la opinión pública se les busca acomodo en otro sitio, siempre por supuesto a cargo del contribuyente. Eso sí, cuando se descubre que entre maletín y maletín algún dinero se ha despistado y no ha ido a parar a financiar campañas electorales, gastos corrientes o sobresueldos y gastos de protocolo de la cúpula sino a la cuenta en Suiza del interesado, los mismos líderes y compañeros de viaje son los primeros en rasgarse las vestiduras. Hasta ahí podíamos llegar.

En mi opinión parece claro que estas actuaciones opacas e ilegales en favor de un partido político -muy probablemente toleradas o incluso protegidas por sus dirigentes aunque probablemente no sea posible demostrarlo nunca en vía penal- son tremendamente dañinas y exigen la depuración de responsabilidades políticas por culpa “in eligendo” o “in vigilando”. Parece muy complicado a estas alturas sostener un discurso regenerador o luchar contra la corrupción presentando un cartel electoral con dirigentes bajo cuyos mandatos han florecido tramas mafiosas de corrupción organizada por muchos golpes en el pecho que se den y por muchas disculpas que se pidan a los ciudadanos. Y tampoco está de más recordar que de estas tramas de corrupción suelen salir beneficiados de forma indirecta estos mismos líderes al contar con más dinero que sus oponentes para sus campañas y también de forma directa, en la medida en que se satisfacen sus necesidades de sueldos, gastos de protocolo, viajes, etc, etc con cargo al partido. Esto por no hablar de los casos en que se han obtenido directamente regalos y favores de tramas corruptas, como ha ocurrido con el ex Presidente Camps o la actual Ministra de Sanidad Ana Mato.

Y es que como señalaba Javier Pradera en el libro antes citado, y aunque no es obligatorio tener que elegir entre dos males –como bien recordaba Hannah Arendt el mal menor sigue siendo un mal- probablemente es aún peor robar para el partido que para uno mismo. La actividad de financiación ilegal de los partidos vía comisiones o maletines en último término corrompe el sistema (ahí están las tramas mafiosas de corrupción ligadas a la contratación pública, las subvenciones o a las recalificaciones urbanísticas) destruye la confianza de la ciudadanía en las instituciones y en último término pone en peligro la propia democracia.

No solo eso: la clave del regeneracionismo y de la lucha contra la corrupción pasa por impedir que los que dirigen los partidos y las Administraciones puedan hacer un uso patrimonial de las mismas no solo para aprovecharlas en beneficio propio y construirse unos chalets impresionantes sino también para utilizarlas en la construcción, mantenimiento y alimentación de redes clientelares de apoyo que socavan las instituciones y subvierten el Estado de Derecho. Claro está que es difícil que los viejos partidos que han hecho política durante casi cuarenta años permitiendo y fomentando estas redes clientelares sean ahora capaces de acabar con ellas.  Este es realmente su dilema y de ahí la creciente esquizofrenia que pone de relieve el discurso oficial o la distancia entre lo que se dice y lo que se hace.

En todo caso, creo que es muy sano ir acabando por el bien de todos con el doble lenguaje y la doble moral porque sencillamente la sociedad ya no está dispuesta a tolerarlo más. Aquí no debe haber más que una misma moral y un mismo lenguaje para todos. Seguro que así nos vamos a entender mucho mejor.

9 comentarios
  1. Lucas Blanque
    Lucas Blanque Dice:

    Muy buen artículo Elisa. La desconexión con la realidad de los partidos es un tema manido, pero no por ello debe dejar de denunciarse, como bien haces.

    La cantidad de tropelías cometidas es simple y llanamente incontable, pero no pasa nada. Al final, casi todos los responsables se enteraron por la prensa, porque en principio “to er mundo e güeno”.

    Quizá debería someterse a los partidos políticos al régimen de compliance que prevé incluir la gigantesca reforma del Código Penal; ese compliance, sólo para su caso, debería ser externo, y no interno; deben someterse al control anual (en el año siguiente) del TCu y dotarse a este de poder sancionador serio (multas como las de la CNMC); y controlarse a sus fundaciones última empresas.

    Si no recuerdo mal, los partidos no pueden tener empresas. Creo que TCu en un informe reciente detectó que PNV tiene dos empresas. Lo dice el TCu en un informe y ¿qué ha pasado…? Creo que nada.

  2. Jose
    Jose Dice:

    Parece que los partidos ya establecidos no se dan cuenta de que algo está cambiando, que les pueden “segar la hierba bajo sus pies”, aterra la impresión que le queda a uno de que nada les importa más allá de sus peleas de salón y su propia organización.

    Detrás de la política de partidos está España y no es justo que ésta tiemble por la corrupción de aquellos…

  3. jose maria hernandez
    jose maria hernandez Dice:

    Los últimos responsables de la corrupción política en España somos los ciudadanos que en cada convocatoria electoral volvemos a votar a unos partidos que no sólo mantienen en sus filas a los corruptos sino que además obstruyen a la justicia con todo tipo de tretas y subterfugios para impedir que sepamos cuanto han robado.
    Cada vez que votamos a un partido con corruptos en sus filas, aunque sea uno solo, lo que estamos haciendo es aplaudir la corrupción y alentar a que sigan robando.
    Los ladrones han tomado los partidos al asalto, es el lugar donde más se puede robar y de la forma más segura
    Ellos no se van a ir voluntariamente, el voto es la única fuerza que verdaderamente tenemos en democracia, de nada sirve salir a la calle a manifestarse si luego a la hora de votar volvemos a cometer el mismo error, y que nadie me diga que no hay a quien votar, hay un montón de papeletas para elegir en cada convocatoria electoral, sea podemos o cualquier otro.
    Hasta que no aprendamos el verdadero valor de nuestro voto y la responsabilidad que tenemos como electores, esta situación no va a cambiar.
    .

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Gracias a todos por los comentarios. De este tema seguiremos hablando, no queda más remedio. Claro que el voto es una solución, pero hay muchas otras y convendría irlas poniendo en práctica. Por ejemplo, reclamando que se vuelvan a establecer los controles preventivos. ¿Qué tal si los controlados dejan de nombrar a los controladores, por ejemplo? Empecemos por interventores y secretarios municipales, que no es tan difícil

  5. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Así nos ha venido robando la “Casta” de Podemos:
    http://www.elmundo.es/espana/2014/11/17/5469468222601d646c8b4599.html
    Cobrando de nuestros impuestos sin trabajar. Contratándose unos a otros a dedo con nuestro dinero. Catedráticos sin un papel en la mesa de su departamento; profesores dedicados a cualquier cosa menos a enseñar, activistas que han venido siendo pagados por los partidos del sistema mediante la concesión de subvenciones “puente”; como los más de 7.500.000 euros otorgados en cinco años a Pissarello y su Observatori DESC, para que paguen un sueldo a los falsos activistas sistémicos de la nada, como el Hada que nos han Colau y sus cómplices.
    Como decía aquél campesino alsaciano, “prefiero a los que están, porque los otros … ¡¡vienen con un hambre!!”
    Pero, bromas aparte, tenemos lo que “podemos”. Por merecimientos propios. Para nuestra vergüenza colectiva, los corruptos son aquéllos a los que hemos votado.
    No conocemos -o no queremos recordar- nuestra historia. Castigados a repetirla!

  6. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    LA Justicia carece de mecanismos de lucha contra la corrupción, dicen los Jueces, fiscales y políticos “todos-a-una”. La Fuenteovejuna del Siglo XXI; los corruptos unidos jamás serán vencidos.
    La Justicia no tenía medios para luchar contra, se me ocurre, la Violencia Doméstica. Para lograrlos no dudaron todos ellos en aprobar y promulgar Leyes de Excepción. Y para absolver a los corruptos, no han tenido problemas para destrozar el Instituto de la Prescripción o delimitar hasta su extinción la Constitucionalmente declarada Acción Popular; doctrinas hay donde elegir. Una o su contraria, según el caso y el interés de los corruptos; A la carta, ¿Atutxa o Botín?
    El la Impunidad material del Juez la lacra que nos ha llevado a el vertedero político y público en el que nadamos a diario.
    ¿A alguien se le ha ocurrido dar verdadera sustancia al Juicio del Tribunal del Jurado? Pues no. Lo que funciona bien, no se toca. ¿Porque funciona bien, no?
    Vamos a por la pasiva: ¿Se imaginan si el TC no hubiese destruido el Instituto de la Prescripción y Los Albertos, en su día, hubiesen entrado en prisión?
    ¿Se imaginan que Los Botin hubiesen pagado cárcel por sus presuntos delitos, que no habrían sido diluidos entre las togas y las puñetas? ¿Y Los Alierta?
    ¿Se imaginan que los Juicios de Desahucio se hubiesen celebrado -todos ellos- conforme a la reduplicada -e inútil- prohibición incondicional de la Indefensión que declara grandilocuente y vacuamente el artículo 24, 1º de nuestro maltratado texto constitucional?
    ¿Se imaginan que los Jueces hubiesen hecho bien su trabajo durante las últimas décadas? ¿Se imaginan si los Jueces estuviesen realmente sujetos a responsabilidad penal, civil y disciplinaria, en lugar de sujetos al Poder Político corrupto?
    ¿Se imaginan …?
    Pues imagínenselo, porque es todo lo que “podemos” hacer; y lo que “podremos” (los del rey de la coleta piden que no se pague la deuda pública, no que los ladrones devuelvan todo lo robado por la corrupción empresarial de la política).
    Saludos; y muchas gracias por el Post.

  7. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Amigo de Lege Ferenda: el patio está como es lógico que esté. Unos con miedo y otros con una enorme ilusión que es bastante refrescante. Insisto en recordar un comentario de otro tertuliano: “El miedo ha cambiado de bando”. Pero…¿miedo a qué? Si la “casta” de Podemos es tal como se la pinta desde diferentes espacios, no irá muy lejos en su aventura y los partidos fetén seguirán campando a sus anchas una vez recompuesta la figura. Años 90 aproximadamente ¿es necesario tirar de hemeroteca para recordar lo que ocurría con los de siempre? Hay un buen rosario de nombres enhebrados a todo tipo de fechorías y de componendas que, además, están detalladas por verdaderos periodistas independientes (de los que no dependen de un medio). España, ésta que tanto queremos y tanto nos duele, ha sido el “Puerto de Arrebatacapas” para demasiados “listos” que siguen por ahí presumiendo de sus contactos y negocios (incluso al más alto nivel). Mientras tanto ¡palos a los pringaos” que no los tienen. El caso de Rivas no es una novedad. ¿Tiramos de expedientes de todas las AA.PP. en todos estos años? ¿Tendríamos muchas más sorpresas? La cuestión es porqué no hemos reaccionado antes.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Estimado O,Farrill, “no nos han reaccionado antes”. Es noticia porque así se decide. Libertad de Información; para el Informador, no para el informado.
      El miedo no debería estar en ninguna parte. Deploro hablar de bandos.
      Lo peor es que ni siquiera nos damos cuenta de que la cualidad es lo importante, no la cantidad. Una persona honorable no se beneficia injustamente, ni en mucho ni en poco.
      Si los podemitas llegan a ocupar las poltronas, no los sacaremos de ellas ni con agua caliente.
      Si el PSOE secuestró, mató y torturó, ¿por ello otros pueden dañarte, incluso levemente? NO, de ninguna manera.
      Tenemos una seria confusión. Esta “segunda Transición” que nos amenaza, no será como la “Primera”.
      Entonces la mayoría era solidaria. Inmensamente solidaria. Cuando hablábamos de las Lenguas co-oficiales, asumíamos que quien piensa, por ejemplo, en gallego, no debería verse forzado a hacerlo en castellano.
      Con la Libetad sexual, igual. Nadie -o casi nadie- aceptaba que la homosexualidad fuese castigada. Pero la Igualdad, de la que hablaba en este foro, hace días, don Jesús Casas, ha pasado a una exigencia de ser molestado con la publicitación de las preferencias sexuales ajenas. Y, con motivo de la pretendida igualdad, las perversiones sexuales exgen ser promovidas por el Estado.
      En cuanto a las penas de privación de libertad, antes aceptábamos que debían estar orientadas a la reinserción. Ahora solo queremos venganza.
      Nuestra Intimidad solo conserva de derecho la textualidad de la Constitución, a la que nadie hace el menor caso ya. El Mercado manda y el Ser Humano obedece a sus exigencias.
      No, no estamos mejor que en el 76′. El mundo ya no soporta nuestra carga contaminante, nuestro expolio constante. Nos estamos cargando el planeta. Nos estamos cargando el futuro. Estamos eliminando, como unidades de carbono contaminantes, a las personas.
      Proyectamos en otros lo que despreciamos de nosotros. Y deseamos hacerles pagar por nuestros pecados, que vemos en el otro, pero difícilmente en nosotros.
      Lo que más me sorprende es la extrema beligerancia de los salvadores podemitas con cualquier crítica.
      Amenazan y agreden a los asistentes a sus mítines que expresan disconformidad con sus métodos. Desean el Poder. Lo desean. Pare ellos.
      Y nos han dejado sin alternativas.
      En realidad, nos da pereza crear las condiciones de nuestra Libertad común. Mejor que lo hagan otros, que es muy casado. Pero esque esos otros,los Podemitas, van con ventaja. Han conseguido no tenrer que trabajar para mantenerse; lo hacen a cargo de nuestros impuestos. Sueldos, concursos, subvenciones.
      Son los mismos contra los que dicen luchar.
      Nepotismo, profesionales de la política y el funcionariado más corrupto. Se fabrican currículums. Pero nadie nos cuenta que el extenso currículum de P.I. cuenta con publicaciones que “acaparan” menos de 50 citas. No lo citan ni sus amigos. Un bluff.
      En fin, O,Farrill, como siempre le digo, ojalá yo este equivocado. Pero cada vez lo veo más improbable.
      Saludos

Los comentarios están desactivados.