Nace la Fundación ¿Hay Derecho?

Hace hoy 4 años justos nació el blog ¿Hay Derecho? con el propósito de contribuir a la defensa del Estado de Derecho y de las instituciones en España, porque intuíamos ya entonces –lo que hemos confirmado ampliamente después- que tenían problemas muy serios. Cuatro años, 1661 entradas, un libro y 24.544  comentarios (algunos de tanto valor e interés como las propias entradas) más tarde,  hemos creído llegado el momento de dar un paso hacia adelante, lo que por otra parte nos pedían muchos colaboradores y lectores asiduos.  Por eso hemos constituido la Fundación ¿Hay Derecho? cuyo objetivo es, precisamente, la defensa del Estado de Derecho y las instituciones en nuestro país. Como dice el ideario del blog creemos que nadie puede discutir que en España el Estado de Derecho atraviesa hoy una situación delicada. Todo el entramado institucional creado para salvaguardarlo, desde el inicial proceso de generación de normas hasta su final aplicación por la Judicatura o por la Administración Pública está amenazado de derribo. Sin duda todavía se sostiene, pero en la actualidad ya es demasiado débil para taponar las grietas por las que se filtran los intereses particulares de los más poderosos, o simplemente de los más desvergonzados.

Para la clase política no es fácil, por demasiado comprometido o contrario a sus intereses, realizar el esfuerzo necesario para apuntalar el sistema y permitir su correcto funcionamiento. En definitiva, los viejos partidos tienen un claro conflicto de intereses a la hora de reformar un sistema político cerrado y partitocrático, pero que tantos réditos les ha dado en estos últimos años. Tenemos que ayudarlos.

Por si se lo están preguntando -como suele suceder con estos proyectos- la financiación inicial procede de “fools, friends and family”, lo que garantiza su total independencia. Pero esperamos y necesitamos contar en breve con la ayuda de más gente de distinta procedencia y formación, porque ciertamente esta es una tarea que no es exclusiva de juristas, nos incumbe a todos. En realidad, si unos pocos juristas comprometidos nos quedamos solos en la defensa de nuestro Estado de Derecho, está claro que no habrá nada que hacer. ¿Dónde está el poder de las leyes? Se preguntaba Demóstenes. Y contestaba: en ti, si tú las apoyas y las haces poderosas cuando alguien necesita su ayuda.

Efectivamente, en una sociedad democrática las leyes precisan de nuestra ayuda. Y durante mucho tiempo no se la hemos prestado. Probablemente, la prueba de resistencia que supone nuestra larga y grave crisis económica ha hecho estallar por las costuras una estructura que tenía muchas instituciones ensambladas de mala manera, haciendo que manen por las heridas abiertas todas las excrecencias que, al resguardo de la opacidad legal y abonadas por la desactivación de los controles tradicionales del Estado de Derecho, crecían y se desarrollaban en el interior de aquéllas. El ciudadano, deslumbrado con un crecimiento económico que parecía imparable, se dedicaba a su vida feliz, sin que las instituciones hicieran, como en el caso de Dorian Grey, el papel del espejo que les muestra la realidad envejecida: al contrario, fomentaron el engaño y la corrupción.

Eso es lo que creemos que ha ocurrido en estos años con la destrucción de las centenarias Cajas de Ahorro, a costa del erario público y con los tremendos escándalos que se derivan de ese proceso; el goteo constante de casos de corrupción, no ya individualizada sino organizada (ERES, Gürtel, Cataluña), el resquebrajamiento evidente del esquema constitucional en el diseño territorial con el proceso soberanista; la muerte de la separación de poderes con el incumplimiento de las promesas electorales de profundizar en la independencia de la justicia en su órgano rector, el CGPJ; el abuso de los indultos y aforamientos; el uso de la legislación masiva como modo de aparentar la ejecución de políticas o lo que llamamos “legislar para la foto” (leyes de Emprendedores); la revolving door, escandalosa en nuestro país; y tantas cosas más que han ido ustedes leyendo en este blog y otras que leerán.

Todo ello supone un gravísimo deterioro del Estado de Derecho, pilar esencial de cualquier país avanzado. La democracia sin Estado de Derecho es una quimera, porque no puede hablarse de expresión de la voluntad popular si ello no se hace por un procedimiento que nos asegure que quienes resulten elegidos van a someterse a las mismas normas que el resto de la ciudadanía, si no existen unos contrapesos efectivos al poder -unos verdaderos checks and balances– si no se reconocen unos derechos individuales. Nuestro país se encuentra en una encrucijada en la que las decisiones que se tomen pueden conducirnos a un modelo de país en el que haya votaciones pero no Estado de Derecho (piénsese en Venezuela, o Rusia, o Argentina) o a verdaderas democracias en las que la elección por el pueblo va acompañada de un sometimiento de todos a la ley.

Y es así porque corremos el riego que la justificada indignación de los ciudadanos conduzca a  opciones políticas que ofrecen un diagnóstico brillante y en buena parte acertado de lo que está ocurriendo, al menos en apariencia, pero que ofrecen soluciones mágicas para problemas complejos, que pueden tener la tentación de erosionar más aún las limitaciones y los contrapesos que impone el Estado de Derecho. O, de no triunfar estas opciones más extremas, quedar condenados a permanecer en una democracia de baja calidad, cada vez más degradada y con una creciente factura social. En definitiva, hemos de ser conscientes de la fragilidad de sistemas complejos, como es el de una democracia avanzada, y como lo son otras muchas instituciones en la que los delicados equilibrios de las acciones humanas pueden verse alterados por acontecimientos en apariencia nimios.

Por eso, los editores del blog, muchos colaboradores del mismo y otras personas independientes sentimos la necesidad de hacer algo más que usar la palabra y la crítica. Creemos que en una democracia no podemos esperar a que todo nos lo arreglen desde arriba: la sociedad civil debe comprometerse también en esta tarea. Y, si tenemos una visión ética de la vida, no debe intimidarnos la magnitud de la empresa, pues, como decía Burke, “el mayor error lo comete el que no hace nada porque sólo podría hacer un poco”.

Los fundadores somos los seis coeditores del blog (Elisa de la Nuez, Fernando Gomá, Rodrigo Tena, Ignacio Gomá, Fernando Rodríguez Prieto y Matilde Cuena), a los que se van uniendo un grupo de colaboradores y amigos entusiastas. La dirigirá nuestra coeditora Elisa de la Nuez con la inestimable ayuda de Nacho Gomá, quien cede además un espacio en su notaría como domicilio social, y de un Comité de Dirección. Queremos agradecer también la incorporación al Patronato de nuestros amigos regeneracionistas de NeG, que también han escrito alguna vez en este blog, como Jesús Fernández-Villaverde, inspirador de la idea, Luis Garicano y Cesar Molinas, así como de Roberto Blanco Valdés, que ha aceptado ser nuestro Presidente de honor.

En cuanto a las primeras actuaciones dependerá en gran medida de los medios que tengamos, pero somos ambiciosos. Nos planteamos realizar desde proyectos que en buena parte son continuidad de lo que ya hacemos a partir del blog –tareas de divulgación, conferencias, seminarios, presencia en los medios- hasta otras nuevas que requieren un mayor esfuerzo y profesionalización –por ejemplo, queremos hacer una evaluación comparativa de nuestras instituciones en particular de las de supervisión y control- sin olvidar las actuaciones en vía administrativa o incluso judicial si consideramos que son esenciales para el objeto de la Fundación. Estamos deseando estrenar la Ley de Transparencia y realizar informes sobre temas como el número de imputados en delitos de corrupción en las distintas CCAA y entes locales, o la situación jurídica de los interventores y los secretarios municipales en relación con sus tareas de supervisión y control (a sugerencia de algún lector, por cierto) pero también estamos abiertos a cualquier otra iniciativa que pueda demandar la sociedad civil o que nos puedan sugerir los muchos amigos y lectores del blog.

Queremos por último colaborar también activamente con otras iniciativas ciudadanas que están surgiendo en estos meses para aprovechar las sinergias y no duplicar los esfuerzos para lo que construiremos un mapa de todos los actores -que afortunadamente son cada vez- con los que la Fundación ¿Hay Derecho? pueda llevar a cabo iniciativas conjuntas.

Para todos aquellos interesados, tenemos aquí los Estatutos (aquí), los nombres de los primeros Patronos, del Comité de Dirección y del Consejo asesor (aquí). Disponemos también ya de una dirección de correo electrónico: info@fundacionhayderecho.com y de un perfil en twitter (@fundhayderecho). En breve esperamos tener una web propia, así como una presentación interactiva que nos va a donar un amigo diseñador y que a nosotros como juristas no se nos habría ocurrido nunca. Además para cualquier información adicional o para los que deseen colaborar con su tiempo o con su dinero se puede utilizar el contacto del blog.  Y, “last but non least”, tenemos también un número de cuenta de la Fundación, nada menos que en Bankia, a modo de justicia poética: es la  20381007046001225829, donde se pueden hacer las aportaciones. Para ser amigo de la Fundación pedimos una aportación mínima de 200 euros anuales, pagaderos en cómodos plazos, pero por supuesto si alguien se quiere “estirar” más, es bienvenido. También se puede contribuir aquí  

Y por supuesto nos comprometemos a la máxima transparencia en la gestión.

17 comentarios
  1. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    Enhorabuena y gracias. Creo que ya difícilmente se puede decir más y con estas dos palabras se resume todo perfectamente.

  2. izaskun
    izaskun Dice:

    Enhorabuena y gracias por vuestra labor. Solo un detallito tonto: el emblema o escudo parece una cara llorosa, da sensación negativa; tal vez es lo que manifieste la situación actual; aunque cada uno lo ve como quiere. Mucha suerte.

  3. misnotas
    misnotas Dice:

    ¡Magnifica noticia!
    Es la encarnación de uno de los buenos propósitos para el año 2015
    Este mes cobraré la extra (ese residuo de tiempos pasados que alivia la tesoreria del empleador y que a tantos empleados nos parece un paternalismo ofensivo) y con la alegria de pensar que hago una estupende inversión, una parte irá para el área de trabajo de la fundación relativa a la promoción e instauración de medidas de protección para el whistleblower-informante. 200€_whistleblower

  4. Antonia Fuentes Moreno
    Antonia Fuentes Moreno Dice:

    Muchas felicidades por la iniciativa, aquí teneis una colaboradora para la fundación.

    La fecha no puede ser más oportuna, hoy entra en vigor la Ley de Transparencia que sumado al alumbramiento de la fundación puede ser el punto de inflexión para salir del lado oscuro de la fuerza.

  5. Dinamita32
    Dinamita32 Dice:

    Enhorabuena!. No dudo que realizará una importante labor en favor de la regeneración democrática.

  6. José Manuel Calabrús de los Ríos
    José Manuel Calabrús de los Ríos Dice:

    Mis mejores deseos para la Fundación y muy acertada la fecha de su puesta de largo, coincidente con el cuarto aniversario del blog en día, a su vez, tan señalado como el de celebración de los Derechos Humanos y la entrada en vigor del articulado fundamental de la Ley de Transparencia.
    Los fines fundacionales enumerados en el artículo 4 de los Estatutos son esperanzadores en la situación de deterioro institucional que existe en España actualmente y la amenaza de soluciones radicales demagógicas y nada realistas.
    Profesionalidad, buen hacer y mucha valentía (bravo por el post de ayer Sr. Tena) no van a faltar, ni tampoco personas dispuestas a colaborar en todo y a todos los niveles; entre ellas me incluyo.

  7. Gonzalo Atela
    Gonzalo Atela Dice:

    Felicidades. La Fundación cumplirá una importante función. El blog ya ha sido una excelente herramienta de la sociedad civil. Por cierto, espero que otras fundaciones y asociaciones tomen nota de la urgente reconstrucción que precisa nuestro Estado de Derecho. Gracias por la iniciativa.

  8. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Mi más sincera enhorabuena.

    Espero que la Fundación sea considerada “outsider”, a pesar de la advertencia de Jesús Alfaro:

    “La diferencia entre ser un insider o un outsider

    “Los outsiders pueden decir lo que quieran – escribe Elisabeth Warren. Pero los que están en donde se toman las decisiones no los escuchan. Los insiders, por el contrario, consiguen acceder a los que deciden y la oportunidad de avanzar sus ideas. La gente – los poderosos – escucha lo que sea que quieran decir. Pero los insiders comprenden muy bien que hay una regla que no se puede quebrantar: no se critica a otros insiders”

    http://derechomercantilespana.blogspot.com.es/2014/12/la-diferencia-entre-ser-un-insider-o-un.html

    El trabajo es realmente arduo. Ejemplo:

    Es realmente vergonzoso el estreno de la página de transparencia; propio del que hace un trabajo a regañadientes, del que no cree realmente en lo que está haciendo.

    Parece que se pretende aburrir al que pretenda acceder a los documentos oficiales.

    Qué fácil hubiera sido aprender de la experiencia comparada. La europea, por ejemplo. Un simple e-mail o rellenar un formulario electrónico. Al rato, acuse de recibo y en unos días respuesta motivada, nada de “silencio administrativo”, algo tan español.

    Menos mal que existen, como diría Ciorán, aulladeros:

    “El Gobierno impone trabas al acceso a la información en la entrada en vigor de la ley de transparencia.

    Access Info Europe y la Fundación Civio lamentan que se obligue a utilizar sistemas complejos como el DNI electrónico o claves oficiales para ejercer el derecho de acceso a la información”.

    http://www.access-info.org/index.php/es/espana/648-spain-law-into-force

  9. Ignacio Gomá Lanzón
    Ignacio Gomá Lanzón Dice:

    Gracias por los ánimos: un par de cuestiones practicas:

    el IBAN es ES16 2038 1007 0460 0122 5829.

    De momento, la cuestión es que hasta que estén ultimados los trámites de constitución los ingresos en efectivo no se pueden hacer; las transferencias sí, si bien quedan en espera hasta que se entregue toda la documentación.

  10. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Ante todo lo primero que me viene a la cabeza es darles a Uds. las gracias como conciudadano por invertir su precioso tiempo en todo este esfuerzo cívico y civilizador. Estudiaré los papeles y los perfiles, para actuar responsablemente y me apuntaré al carro, para poner un granito de arena. Espero que la Fundación Hay Derecho tenga muchas propuestas en positivo, como un ambicioso programa de Gobierno Abierto, en el que puedan darse soluciones concretas a problemas generales y más específicos, desde un óptica neutral. La mejor solución para un problema no es debatirlo mil veces ni empezar de cero, sino partir de los datos y buscar quién sabe. En buena hora.

  11. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Dado que la Fundación expresa su interés por la aplicación de la Ley de Transparencia, me parece oportuno recoger aquí lo que opina nuestro ilustre escritor Antonio Muñoz Molina en su última y reciente gran novela, “Como la sobra que se va”:

    “Para un defensor de las virtudes prácticas de la democracia es una satisfacción comprobar que gracias a una de las más valiosas, la transparencia, le ha sido posible obtener materiales decisivos para la escritura de una novela”.

  12. María Moreno
    María Moreno Dice:

    Enhorabuena
    Leo a menudo este blog y suelo coincidir con los puntos de vista que aquí se exponen en vuestros interesantes artículos. Las ideas que proponéis ayudarán a la regeneración de nuestro sistema sin tener que tirarlo por la borda como parecen querer hacer tantos hoy en día,

Los comentarios están desactivados.