Arbitraje y renovables: sobre la discriminación y la Justicia material de los países serios.

¿Qué pasaría si el Estado español llegase a un acuerdo en un arbitraje internacional para indemnizar por el recorte retroactivo renovable a un fondo de inversión extranjero?

Pongamos mínimamente en antecedes al lector.

España, a partir del año 2004, aplicando Directivas comunitarias de fomento de energías renovables, impulsó con intensidad la participación privada en la generación energética mediante energía solar. Para ello, como en otros países, utilizó fundamentalmente los conocidos como feed in tarif, que supusieron la fijación de unos precios concretos por cada kW producido por los nuevos operadores. Quizás en otra ocasión desgranemos jurídicamente los mecanismos de captación de dicha inversión, pues desde luego tienen extraordinario interés. Sin embargo, en este momento, me gustaría centrarme en otra particularidad no exenta de miga.

A partir del año 2010, en plena crisis económica, el gobierno inicia una senda de decisiones de contradicción con los compromisos adquiridos con aquéllos que habían invertido en este sector. No existen datos exactos que identifiquen al detalle el segmento de cada perfil de inversor, pero las asociaciones sectoriales estiman que entre el 80/90% de la potencia se encuentra en manos de ciudadanos particulares (propietarios de pequeñas plantas aisladas o en huertas solares) y el resto de la potencia en manos de fondos de inversión.

Pues bien, unos y otros, alarmados por la retroacción normativa y por el importantísimo daño patrimonial que aquélla traía consigo, acudieron a los medios jurisdiccionales que tenían a su alcance. Los ciudadanos españoles, a los Tribunales nacionales (fundamentalmente Tribunal Supremo) y los inversores internacionales a la vía arbitral que ampara el Tratado de la Carta de la Energía, que protege a los ciudadanos de los países otorgantes, de los vaivenes jurídicos de los gobiernos de países igualmente firmantes, que pudiesen producir quebrantos económicos en aquellas inversiones.

Muy bien atinó la Defensora del Pueblo, a solicitud de un grupo significado de pequeños productores fotovoltaicos nacionales, cuando consideró que el hecho de que “el recurso al arbitraje internacional fuese una solución viable únicamente al alcance de los inversores extranjeros”, suponía que “-por un principio de igualdad material-, no debería hacerse a los ciudadanos españoles de peor condición que a los inversores de terceros países. De lo contario, el cambio retributivo únicamente comportaría un sacrificio singular sobre un colectivo determinado (en este caso, los inversores españoles) que resultarían afectados de una manera especial al no tener a su alcance los medios que el Tratado habilita para los inversores extranjeros”.

Por desgracia, es sabido que el sentido común, no siempre tiene cabida en el actuar de la Administración. Por ello, nos hemos encontrado con la inmediata respuesta gubernamental, proclamando que en el amparo de aquel Tratado no tienen cabida los pobres nacionales, (criterio a su vez referenciado por la Sala Tercera del Tribunal Supremo en un sinfín de idénticas sentencias replicadoras de la de 12 de abril de 2012: la aplicación del Tratado a los nacionales no se aviene con las disposiciones del mismo).

Efectivamente, vamos a intentar abstraernos de lo escatológicamente insultante que supone que un estado se vea obligado a resarcir los daños por unos mismos hechos a los extranjeros y no a sus conciudadanos, y todo ello por una perspectiva procesal, donde unos tienen acceso a una vía que los otros no tienen. Hecha esta abstracción, es en este momento cuando traemos la pregunta con la que empezamos: ¿Qué pasaría si el Estado español llegase a un acuerdo en un arbitraje internacional para indemnizar por el recorte retroactivo renovable a un fondo de inversión extranjero?

Son de tanta enjundia los señores inversores que han participado en esta historia, que no es descabellado pensar que la presión político/económica/internacional que se despliega en cada uno de los arbitrajes sea de dimensiones bíblicas. ¿O acaso alguien pensaba que esta barbarie jurídica no le iba a pasar factura al reino de Felipe VI?

Ahondemos en la parte jurídica de esta figuración.

Un acuerdo extraprocesal en el arbitraje, abocaría inexcusablemente a un reconocimiento por parte del Estado, del derecho de resarcimiento del inversor recurrente, ya fuese de manera directa, con un estipendio monetario, ya fuese de manera indirecta, mediante otro tipo de regalías. En cualquier caso, sobre lo que no cabe duda es que, sin necesidad de que un organismo arbitral decida sobre la aplicación de la Carta de la Energía, el Estado español estaría indemnizando a un productor concreto de energía renovable por los daños causados en su inversión con las diferentes medidas “retroactivas” tomadas sobre la cosa. Claro, si tenemos en cuenta que el Gobierno de España desestimó más de 11.000 reclamaciones por daño patrimonial por el mismo objeto (actualmente en litis del Supremo), quizás nos encontremos con un actuar “un poquitín” arbitrario, que me temo chocaría con el artículo 9.3 de nuestro texto constitucional.

Desde luego, ya no cabría la excusa procedimental, y entendemos que el gobierno tendría que hacerle caso a la Defensora del Pueblo cuando le instaba a adoptar las medidas necesarias para que los inversores españoles en energía fotovoltaica que han visto recortada su retribución, no reciban peor trato que los inversores extranjeros. Quizás, las varias decenas de miles de familias españolas que han perdido sus ahorros puedan soñar a partir de ahora con que van a ser tratados con el mismo respeto que un fondo de inversión extranjero en las opulentas manos de cuatro o cinco ejecutivos, o como aquellos otros que han sido resarcidos inmediatamente de sus inversiones energéticas fallidas (aún a pesar de la generación de terremotos), o como los de más allá, a los que no se permitió que resultasen fallidos sus balances bancarios, o sus autopistas intransitadas… Quizás.

En cualquier caso, todo esto pasaría si se diese el esperpento de que el reino de España hubiese resarcido, por la vía del acuerdo, a alguno de los fondos de inversión de los procesos arbitrales en liza. Pero como todos sabemos, nuestro país es un estado serio donde seguro que estas cosas no suceden.

31 comentarios
  1. EB
    EB Dice:

    Una vez más (son muchas en los últimos 500 años) el gobierno español se niega a cumplir obligaciones legales y contractuales asumidas alegremente cuando le convino. A los que se llenan la boca con el Imperio del Derecho la retroactividad de leyes que niegan obligaciones legales adquiridas les parecerá horrible, y sin duda lo es, pero la solución pasa por limitar fuertemente las obligaciones legales y contractuales que puede asumir el gobierno, Y si ese poder no se puede limitar, suerte.

  2. Manuel Conthe
    Manuel Conthe Dice:

    El post, sin decirlo, plantea una variante de la “doctrina Calvo” que reconocerían a favor de los españoles un nuevo derecho, no previsto en la Constitución, que podríamos denominar “cláusula del inversor más favorecido”.

    En efecto, como expuse en este post (http://www.expansion.com/blogs/conthe/2014/04/22/calvo-contra-calvo.html), hasta ahora las doctrinas internacionales sobre arbitraje internacional de inversiones eran dos:

    1. “Doctrina Calvo”: los inversores extranjeros deben someterse exclusivamente a los Tribunales locales, sin tener acceso privilegiado a un sistema extrajudicial de arbitraje de inversiones (como el que prevé el Tratado de la Carta de la Energía y otros muchos). Esta tesis decimonónica, nacida en América Latina, ha sido ahora abrazada por Alemania y otros países industriales, reacios, por ejemplo, a establecer un mecanismo de arbitraje de inversiones en el Tratado Trasatlántico Estados Unidos-Unión Europea.

    2. “Doctrina tradicional”: es legítimo que, para atraer inversiones extranjeras, los Estados acepten poder ser demandados -exclusivamente por inversores extranjeros- ante una instancia arbitral neutra, que garantice a los inversores extranjeros un “estándar de protección mínimo” basado en el Derecho Internacional, con independencia de lo que diga el Derecho interno.

    Pues bien, la nueva doctrina de la Defensora del pueblo y del autor del post sería la

    3. “Doctrina del inversor más favorecido”: el inversor nacional no solo tiene derecho a la tutela judicial de los Tribunales españoles (art. 24 CE), sino también a cualquier trato más favorable que un Tribunal de inversiones conceda, al amparo del Derecho Internacional, a un inversor extranjero en condiciones similares.

    Yo, sinceramente, no estoy de acuerdo con esa generosa innovación jurídica, basada en un supuesto principio de igualdad ¿con los inversores extranjeros?. Es muy “progre” y queda muy bien reconocer derechos a troche y moche a los españoles. Pero alguien tendría que pagarlos. Y yo, como contribuyente, no estoy de acuerdo.

  3. Juan Castro-Gil
    Juan Castro-Gil Dice:

    Estimado amigo:
    En realidad me temo que no ha entendido el verdadero mensaje que se plantea. O quizás sí.
    Desde luego, seguro que resultaría un debate interesante la calificación de “progre” el que los españoles puedan proteger sus derechos contra su propio estado en condiciones análogas a la de los extranjeros, pero creo que no es el foro.
    Lo que he tratado de identificar es otra realidad. Si el Estado llega a un acuerdo con un ciudadano extranjero por haberse extralimitado en su fervor retroactivo, sin que ningún ente arbitral (de Estocolmo, por ejemplo), llegue a tener que decidir sobre el devenir de los acontecimientos, no me parece descabellado pensar que ese mismo ánimo conciliador se le pueda exigir con los inversores españoles.
    Ése parece ser el ánimo de la Defensora del Pueblo, que como no podía ser de otra manera, hace honor a la nomenclatura del cargo.

    • Manuel Conthe
      Manuel Conthe Dice:

      Es cierto que Vd. considera con especial detalle el supuesto hipotético de un acuerdo transaccional entre el Estado español y el inversor extranjero demandante. Pero no negará que aprovecha esa reflexión teórica para calificar de “escatológicamente (?) insultante” y contrario al sentido común que la Administración haya negado el acceso de los inversores españoles al procedimiento arbitral de la Carta de la Energía. Y la cita que hace de la Defensora del Pueblo no se refiere en absoluto a un hipotético acuerdo transaccional, sino que critica que los inversores españoles sean “de peor condición” que los extranjeros (crítica que es la esencia de la “doctrina Calvo”).

      En suma, le he entendido perfectamente. Si alguna día se produjeran tales acuerdos transaccionales con inversores extranjeros, analicemos entonces su eventual repercusiones para los inversores nacionales. Entretanto, respetemos el criterio de nuestro Tribunal Supremo a la hora de definir el alcance de los derechos de los inversores nacionales que invirtieron en energías fotovoltaicas. Yo sinceramente me alegro de que la Administración y los Tribunales nos protejan también a los contribuyentes y a los consumidores de energía eléctrica.

  4. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    Muy interesante. Lo de España y la seguridad jurídica es de risa. Y si encima vemos que la opción alternativa es de aquellos que promueven el impago de la deuda, ya lo que nos faltaba.

    En fin, pues a los españolitos de a pie imagino que les tocaría en caso que se diera el supuesto del artículo, recurso de amparo al TC por vulneración en la aplicación del principio de igualdad por la Administración Pública. Y de ahí al TEDH. Y a rezar.

    No estoy de acuerdo con la posición del Sr. Conthe, al que por cierto admiro y me alegro que gente como él se impliqué en movimientos. Sin entrar a fondo sobre el asunto, no me parece que situaciones iguales deban ser tratadas desigualmente sólo por la nacionalidad del origen de los fondos. Es más, nuestro ordenamiento jurídico en ningún caso reconoce derechos que sólo se prediquen para extranjeros. Existen derechos para toda persona, para los nacionales y aquellos cuyo contenido se configura para extranjeros, pero no hay derechos sólo para extranjeros. Tampoco creo que un Tratado internacional pueda provocar una situación de desigualdad para ciudadanos españoles. En varias ocasiones el TC se ha pronunciado sobre los Tratados internacionales como un “mínimo de protección” normalmente inferior al prestado por los ordenamientos jurídicos, no pudiendo convertirse en “canon autónomo de validez de las normas, en canon de constitucionalidad, puesto que de ser así sobraría la proclamación constitucional de tales derechos” STC 64/91, 41/2002.

    Por cierto, en mi casa estuvimos en su momento a punto de poner placas solares, hoy en día me alegro de no hacerlo después de ver los movimientos de este Gobierno. Hace poco creo que leí una asociación que estaba promoviendo la total desconexión y autosuministro completo, para evitar el pago de esa tarifa absurda y abusiva de peaje de respaldo. Esperaré a ver qué resultados y movimientos se producen, porque es mucho dinero, y capaces son de prohibir la total desconexión con tal de luego sentarse en los Consejos de Administración.

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Por cierto, yo no pretendo que se reconozcan derechos a troche y moche y nos cueste a los contribuyentes, pero sí una responsabilidad del legislador por arbitrariedad e irresponsabilidad. Y quizás habría que empezar a plantearse que chapuzas como ésta, la Administración debería estar obligada a repetir contra las autoridades que las hubieran aprobado.

  5. Abelardo
    Abelardo Dice:

    Es muy curiosa la indignación por la desigualdad que aquí se plantea entre el inversor extranjero que acude al arbitraje internacional y el ciudadano español. ¿Por qué esto no ha dolido tanto cuando han sido las empresas españolas las que se han beneficiado de la existencia de estos tratados, especialmente en Ámerica Latina? Entre estos casos cabe citar el asunto de Repsol contra Argentina, ante el CIADI, que precisamente acabó con un acuerdo.
    Muchos de los Tratados Bilaterales de Inversión se firmaron por países del llamado primer mundo, que querían invertir en países menos desarrollados y se cuidaban muy y mucho de dejar la solución de sus controversias en manos de jueces nacionales. Pero claro, nadie pensó que algún día la tortilla podía darse la vuelta, y que llegaría el día en que dejaríamos de ser nosotros quienes nos beneficiaríamos de las medidas de protección internacional a las inversiones. Entonces no pesaba la firma de estos tratados; ahora tratamos de zafarnos de ellos por considerarlos injustos.

  6. Juan Castro-Gil
    Juan Castro-Gil Dice:

    Por supuesto que no niego que (aunque no sea el objeto fundamental de este artículo), subyace una opinión un tanto divergente a la suya, sobre tan significada diferenciación de trato entre los inversores de casa y los de fuera.
    Si el eventual acuerdo transaccional se produce, seguro que podremos volver a opinar sobre el tema, pero no me negará Usted la posibilidad de debatir con carácter preventivo sobre dicha figuración.
    Y por último, a la vista de las noticias aparecidas en los medios de comunicación -incluso en el día de hoy-, tengo que decir que a mí también me gustaría que la Administración protegiese a los contribuyentes y a los consumidores de energía eléctrica. Lástima que no lo hagan. http://economia.elpais.com/economia/2014/12/17/actualidad/1418840272_315758.html

  7. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Señor Conthe, lo que usted está defendiendo es de risa. Según su docta opinión, un español de a pie que invierta personalmente o mediante una sociedad española no tiene derecho a conseguir el mismo arreglo, es decir no mejor, que el de un español de avión que invierte en el mismo sector por medio de una sociedad, fondo o trust domiciliado en el extranjero. Muy progre, en efecto.
    La gran ventaja es que para cuando el TJUE condene al Reino de España (es ilusorio pensar que tribunales tan independientes como el Supremo en sus salas y secciones contencioso-administrativas o el Constitucional) habrán pasado muchos años. Para entonces el Reino habrá quebrado o habrá vadeado la crisis de sus finanzas públicas.
    Usted formó parte de órganos reguladores nombrado por un Gobierno que creó muchos derechos “sociales” no reconocidos por la Constitución. Su amigo Zapatero creó el derecho de los ciudadanos a casarse con personas del mismo sexo, que no está reconocido en la Constitución. O los derechos derivados de la Ley de la Dependencia. Y así un larguísimo etcétera. En su mayor parte derecho a que el Estado esquilme a unos grupos de ciudadanos para darle parte de lo extraído a otros grupos, sin limitación alguna. A cambio, los listos se lo llevaban crudo.
    El problema es que el perfil de las 60.000 familias arruinadas por las preferentes no son de renta media-baja sino media-alta. Como es sabido, la calidad de sus derechos ciudadanos reconocidos por el republicanísimo ZP y el dontancredísimo Rajoy tiene un máximo en los extremos de renta y un mínimo en el sector de rentas media-altas. Hasta que acaben con él.
    Lo que es realmente alucinante es la frialdad con la que se admite sin rechistar que el Estado puede hacer lo que le venga en gana con sus súbditos: Extraerles cifras mareantes de impuestos para fomentar energías carísimas e ineficientes, imponerles un precio desorbitado por la energía para financiar políticas irresponsables y cuando merman los ingresos públicos, compensar las pérdidas de los más grandes, ricos y extranjeros e imponerlas a los españolitos que jamás saldrán en la televisión porque les hayan desahuciado al perder sus ahorros.
    En la quiebra del respeto al derecho de propiedad está el origen de la gran mayoría de nuestros males.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Estimado Maestro, el doctor C. es Alquimista. Mira su reflejo a lo largo de los tiempos,pro se mira sintiendo su Ser divino emanando de la mónada. Y se hace cambiar; con los tiempos.
      Pero como todo es uno, al final se demuestra que el asunto podemos/15M/Leire/ZPero, está en la linea del socialista Sr. C.
      Yo estoy triste. Como la princesa de la boca de fresa. Estoy muy triste porque cuando la pinza del doctor C. y el pnn PIT nos lleve al extremo de la máxima destrucción por iniquidad, yo dejaré de trabajar. Dejaré de ser productivo para todos, y lo seré solo para mi y los míos.
      Y es que YO TAMBIÉN QUIERO LA RENTA BÁSICA ESA; para los que no curran; yo no voy a trabajar para pagarles su renta de brazos caídos.Por eso, si el doctor C. y su emanación, Podemos, reflejándose a si mismos, ven el mismo sendero, yo me bajo.
      Porque me darán la opción: trabajas como un cabrón para pagar las juergas de la banca, los energéticos, los seguros, los reinos de arcilla y ladrillo, los concaajles de urbanismo y sus alcaldes, los diputados y sus leyes, dictadas por los Lobbies, que aprueban sin leer (entender no va en el cargo). Para pagar a Granados; y a la princesa de Urdací; y los impuestos que no paga la casa de Alba; y las fiestas del Pequeño Nicolás; y de los pequeños nicolases que no conozco; ni las preguntas en el Senado hechas en pago de la factura de la carnicería. No, no voy a pagar más aeropuertos que en lugar de aviones reciben estatuas. Me dan la opción de no pagar la fiesta de otros, sino de cobrar por el trabajo de otros. “Que se jodan”, pero yo no curro. Cobro.
      El doctor C y Pablemos- Errejemos luchan y conspiran para que se haga realidad. Viva el estado del Bienestar de los muchos pagado por los pocos. Les está bien, por gilipollas. Yo no curro; cobro. Compro,compro,compro. Porque vendo mi alma y mi vida a cambio de seguridad. Porque tengo miedo; mido de no tener más. De no poder conservar. De no poder subsistir. Por eso ni vivo -porque estoy acojonado, escondido de la vida- ni sufro -aún cuando ello no me deje saber que es la vida-, ni pienso, que es muy cansado.
      Si el estado está para que los pocos que curramos subvencionemos a los poquísimos que gastan muchísimo con su rollo de “Los Mercados” -casi 50.000.000 “ciudadanos” de chocolate y turrón, no somos capaces de pagar las fiestas de esos cuatro mequetrefes; si gastarán los “muy pocos”-, y también la miseria de los muchísimos que están siendo arrojados a los pantanos de la humanidad desde las sombras del poder (chinescas; en ellas está el arte del arquetipo que inadvertidamente decanta nuestra conciencia aprovechando el fallo de seguridad de nuestro inconsciente), mi lugar está entre los que se la hincan. Quizás la hija del penado Fabra, en lugar de decir “que se jodan” dijo “que se jodan por trabajar”.
      La distancia hace al observador. O el observador se hace a la distancia. Política con desapego, es el arte del siglo que viene que ya lleva un rato y no sabemos por donde irá …
      Saludos

  8. Joaquin L.M.
    Joaquin L.M. Dice:

    Ya que tratamos el sector eléctrico, como consumidor y víctima del sistema creado por las administraciones quiero exigir responsabilidades a los que desde la UE y a los que en España han desarrollado sus transposiciones legales.
    Han transcurrido 7 años de la primera Ley del Sector Eléctrico, desarrollada por el PSOE de Felipe y aprobada por el PP de Aznar, de las ocurrencias del PSOE de Zapatero con las renovables, de la ingente cantidad de Decretos, Leyes y Ordenes Ministeriales para la regulación del sector, (por cierto llaman liberalizado), de la encubierta nacionalización del sector, etc. etc., y no hablamos de la moratoria nuclear, de la pérdida de una compañía estrategica como Endesa….
    Bien, pues con todos estos ingredientes, ninguno de ellos motivado por el azar, hemos conseguidos dos hitos fundamentales, primero: el KW mas caro de la UE, después de Chipre e Irlanda (por cierto dos islas), segundo: una deuda llamada “déficit tarifario” de aproximadamente 30.000 MLL/€.
    ¿Se ha valorado el coste humano que ha supuesto este desaguisado a las familias españolas?
    ¿Se ha valorado el coste para la economía española de esta situación?
    ¿Donde está el partido que reparte “derechos” a la ciudadanía, exigiendo responsabilidades?

  9. Contribuyente no progre
    Contribuyente no progre Dice:

    Conthe lleva razón: a los contribuyentes como Dios manda nos da exactamente igual (y nunca protestamos) por el famoso *Billón a las eléctricas por supuesto CTC, *los 4.000 M€ por moratoria nuclear ,*los 6614 M€ de indebida retribución de propina o extra de la nuclear, *los 6300 M€ en el mismo concepto a la gran hidroeléctrica, *los 1620 M€ en excesos en subasta eléctrica , *los 4300 M€ en pagos por capacidad a las gaseras, *los 1500 de regalo fiscal a Iberdrola con ley Montoro, *los 5.500 M€ mínimo para desmantelar cada nuclear (buscar en qué BOE viene mencionado lo que nos cuestan esas ocultas partidas para Vandellós y Zorita y multiplicarlo por 8 centrales), los incalculables miles de M€ para ENRESA y residuos rad para miles de años. *Los incalculables miles de millones potenciales para previsibles catástrofes de las convencionales dada su IRRISORIA cobertura de seguros y propia. (en nucle, hidrocarburos..) .
    Hasta perdonar eso y miles de millones más que no recuerde o no sepamos aún, llegamos los contribuyentes defensores de nuestros derechos, pero que los solares queráis cobrar el 9% de rentabilidad (ligeramente superior a bonos al perderse el capital aportado) nos parece inapropiado.

    http://www.scoop.it/t/el-autoconsumo-es-el-futuro-energetico/p/4003405724/2013/06/18/el-gobierno-reconoce-que-la-energia-nuclear-tiene-costes-ocultos-imprevisibles-y-que-la-sociedad-acabara-pagando-laaldeaglobal-com (Ley de Soria en febr’12 de -presunta- Sostenibilidad : “LA SOCIEDAD TIENE UNAS SERVIDUMBRES DURANTE GENERACIONES PARA CON LA NUCLEAR DEBIDO A SUS COSTES”

    http://www.expansion.com/2010/12/23/economia/1293061166.html?a=a13ec3dafe0e17d3cda2e04b7f16a7a8&t=1331847636 (Pte. CNC denuncia la manipulación d precios de eléctricas) (4 últimos párrafos)
    4 décadas de beneficios para Endesa e Ibertrola, siglos de pérdidas para los ciudadanos http://www.burbuja.info/inmobiliaria/7801666-post74.html

    http://www.expansion.com/2012/01/03/empresas/energia/1325591702.html
    Francia advierte que sus nucleares necesitan inversiones “masivas” en seguridad (adivinar quién las va a pagar al final…) 03.01.2012 PARÍS (= q aquí)

    20 January 2012 UK ‘subsidising nuclear power unlawfully’ http://www.bbc.co.uk/news/science-environment-16646405 BBC News (en otros países tb las subvencionan de modo oculto..).
    .
    http://enenews.com/nuclear-expert-reactors-produce-50-years-of-electricity-and-half-a-million-years-of-waste-not-a-particularly-good-deal-video “EXPERTO DE UNIVERSIDAD LOS ÁNGELES: REACTORES PRODUCEN ENERGÍA 50 AÑOS Y 500.000 DE RESÍDUOS”..: BUEN CHOLLO

    http://elpais.com/diario/2008/06/02/opinion/1212357612_850215.html Marcel Coderch: “Renacimiento nuclear: un parto con fórceps”
    Para burbujas: ciclos combinados: pic.twitter.com/FwQObnXHFT

    Ya en 2010 CNE PIDIÓ MULTAR a IBERD x PARAR SUS MOLINOS xa SUBIRNOS LUZ http://www.cincodias.com/articulo/empresas/cne-solicita-iberdrola-mayor-sancion-impuesta-electrica/20100914cdscdiemp_6/
    Es q los fv queréis todo !

  10. Ramon Salvia
    Ramon Salvia Dice:

    Sr. Conthe, sabe usted muy bien que si la Administración quisiera protegernos no promovería expolios a familias y pymes como el ficticio déficit de tarifa, ni dejaría que las eléctricas cobraran toda la electricidad producida al precio del sistema mas caro en ese momento. Lo que ocurre es que la corrupción está tan extendida y normalizada que abarca todos los estamentos del poder, lo que impide de facto que haya seguridad jurídica y que se vayan sustituyendo las fósiles caras y sucias de importación por renovables autóctonas, limpias y baratas.

  11. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Ya que están tan eléctricos y fotovoltaicos, tal vez alguno podía echar los números de Endesa- Enel- Viesgo- E.On incluyendo el dividendo más grande de la historia de la bolsa española y la venta de activos (o es la sociedad?) de la filial española de la alemana y regreso (creo) a bolsa de Endesa. También está interesante lo de la energía y Alcoa y demás competidores del aluminio. Liberalismo económico con acceso (triple o más) al bolsillo del ciudadano, regulación y “reguladores”…pagamos la luz aun cuando la tengamos apagada (más iva)…

  12. Miguel_1960
    Miguel_1960 Dice:

    “Patere quam ipse fecisti legem” (“Sufre ahora las consecuencias de una ley que tú mismo aprobaste”). No entro en el tema de la generación tradicional o la renovable -no soy técnico en esta materia- pero desde el punto de vista jurídico la cuestión es pacífica. El Reino de España tiene que serio y cumplir los decretos publicados en el BOE o los futuros acuerdos que sobre este asunto llegue a firmar, y no solo en relación a los extranjeros discriminando a los españoles en clara violación del artículo 14 de la CE. Todo lo demás, son excusas de moroso y de mal pagador.

  13. Manuel Conthe
    Manuel Conthe Dice:

    A quien administra un blog (lo sé por propia experiencia) se le plantea pronto un dilema, parecido al que sufre un presidente de un club de fútbol con sus ultras: elegir entre

    A. Dejar libertad plena de comentarios.

    Es una actitud muy liberal, pero tiene un inconveniente: el clásico de “selección adversa”, pues los más proclives a escribir son personas con diversas variantes de enajenación mental, desequilibrios psíquicos o, simplemente, falta de educación (veo que en este blog algunos de ellos utilizan nombres de ilustres civilistas alemanes o en latín). Tales comentarios, al degradar progresivamente la calidad del blog, acaba expulsando a los potenciales comentaristas serios, reacios a participar en esas riñas tabernarias. Se trata de un caso clásico de “tipping” de los descritos por el Premio Nobel Thomas Schelling.

    B. Dejar sin publicar los comentarios que no cumplen ciertas reglas mínimas de urbanidad y claridad.

    Esta estrategia exige hacer juicios de valor y, por eso, nos suscita rechazo a quienes defendemos la libertad de expresión. Pero tiene la ventaja de que mantiene el tono civilizado de los debates -lo que no es óbice para que se produzcan enfrentamientos contrapuestos-, y hace que la sección de comentarios tenga en ocasiones a veces tanto o más interés que los posts iniciales.

    Yo en mi propio blog opté por la alternativa A. Pero confieso que mi interés por los comentarios que recibo es escaso, debido al desafortunado proceso ya descrito de “selección adversa”.

    Creía que este blog de Hay Derecho?, al ser un foro de debate entre juristas civilizados, lograba el mejor de los mundos: los comentarios eran libres, interesantes y educados, gracias a un sistema de auto-control por los usuarios. Pero veo que se empieza a parecer demasiado al mío en Expansión. No me atrevo, sin embargo, a hacer ninguna sugerencia “de lege ferenda”.

  14. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Quizás se atreverá a sugerir cuando ya no tenga sentido sugerir. Cosas de quienes cuando tienen la posibilidad de cumplir con su deber de denunciar, no lo hacen. Lo hacen, y aún entonces solo a medias, desde lejos, mientras se van.
    Reconozco, no obstante que las puertas giratorias no parecen afectarle. Y lo aplaudo.
    Pero, no ya en el tema eléctrico, sino especialmente en cuanto a las “preferentes”, gestadas durante su Presidencia en la CNMV Zapateril, su actuación no fue, en mi modesta opinión, la que cabría esperar. Aún así, insisto, es de agradecer su actuación, en absoluto perfecta, pero si destacada en relación a sus predecesores, y sobre todo, a sus sucesores en el cargo.
    La verdad es que estamos enfadados con todos ustedes. Y se tiene que notar.
    Saludos

  15. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    El Señor Conthe es muy libre de dar lecciones, pero debe admitir recibirlas. Salvo que se hayan borrado mensajes, no he visto ninguno que sea ofensivo para el Sr. Conthe, aunque sí hay mensajes que son duros con el suyo inicial, que a su vez el autor del comentario pudo haber interpretado como descortés o como propio de una persona caracterizada por su “enajenación mental, desequilibrios psíquicos o, simplemente, falta de educación”.
    Voy a darme por aludido al objeto de agradecer al Sr. Conthe su preocupación por mi “enajenación mental, desequilibrios psíquicos o, simplemente, falta de educación”. Simplemente me encantaría que esa preocupación la extendiese a la ruina económica o, sin dramatizar, perjuicio económico grave que decisiones de los gobiernos de los que él formó parte o debió fiscalizar ha provocado a miles de familias españoles que cometieron el gravísimo delito de confiar en su gobierno. Como hicieron inversores extranjeros. Sólo que éstos, además de confiar en el “estado de derecho” español, contaban con un Tratado Internacional que garantizaba sus inversiones.

    • Manuel Conthe
      Manuel Conthe Dice:

      Un último intento sobre las preferentes y sobre mi paso por la CNMV:

      1. Se regularon por una Ley en julio de 2003, como verán aquí, tras varios años de emisión desde el extranjero:

      http://www.expansion.com/blogs/conthe/2009/02/11/preferred-shares.html

      Echen cuentas, a ver quién lo hizo.

      2. Yo fui nombrado presidente de la CNMV en octubre de 2004 y dimití en mayo de 2007.

      3. A partir de 2005 la emisión de preferentes descendió mucho y desde 2006 a 2008 prácticamente dejaron de emitirse (aunque luego, en 2009, volvieran a emitirse en gran cantidad).

      Las razones de esa evolución se explican aquí:

      http://www.expansion.com/blogs/conthe/2014/12/08/la-salida-a-bolsa-de-bankia-y-el-informe.html

      En suma, sus insinuaciones sobre mi paso por la CNMV -como si tuviera algo de lo que avergonzarme- son injustas y parecen fruto de la desinformación o falta de memoria. Acepto de buen grado las críticas, pero no las insidias. Creo, pues, que Vd. y “de lege ferenda” debieran pedirme disculpas por lo que han escrito.

      Pero no se preocupen, no hace falta: sé que, a pesar de sus nombres alemán y latino, respectivamente, estamos en España, el país donde nos vanagloriamos del “sostenella y no enmedalla”.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Don Manuel, discúlpeme. Siempre lo he tenido por el mejor de entre los peores. Insisto en disculparme. Sé que no lo parece.
      Pero lo es. Entiendo que usted no tragó. Loable. Mucho. Y además, excepcional.
      Pero no excelente.
      La excelencia hubiese consistido, en el caso que nos ocupa, en HACER. En EVITAR. En CONTROLAR lo que ya se veía vocado al descontrol y a la estafa masiva.
      Me alegro de no haber escrito lo que me venía a la mente tras leer sus comentarios. Me lo callo. Y lo hago porque creo que usted no se merece lo que sí se merecen sus sucesores en el cargo.
      Pero, con todo, y se lo digo con todos mis respetos y reconocimiento, creo que si no se hubiese ido (y lo hubiesen cesado), hoy el respeto que se merece -porque se lo merece- sería de muy superior entidad.
      Si hubiese investigado -que seguro que lo hizo- y hecho llegar a todos nosotros lo que se derivaba de la realidad de aquél, tan cercano pero tan lejano a la vez, momento, podría haber evitado la ruina de los ahorradores -que son los que verdaderamente “hacen patria”-, o al menos advertirlos de lo que venía.
      Porque creo que lo que venía era, para el Presidente de la CNMV, evidente.
      Es más, creo que por eso se fue. Lo que le honra, en cierto punto. No quiso tener que ver con aquéllo que no quería pero tampoco podía evitar. Renunció a mucho con ello.
      Me disculpo de nuevo. sinceramente, sabiendo que no me disculpará. Lo acepto. Y lo lamento a la vez.
      En fin, que le pido disculpas por “meter a todos en el mismo saco”. Ciertamente usted no merece ese saco. No merece ningún saco. Probablemente, fue lo mejor que tuvimos.
      No fue perfecto; ni creo que aspirase a serlo; lo tengo en muy superior estima. Por ello mi exigencia es superior. Y la desilusión, más honda; a la vez que más irracional. Por lo que pudo haber sido.
      De haber lugar para heroicidades, no asimilables al suicidio, en estos tiempos que corren, seguro que la que pudo haber sido, lo hubiese sido. Pero en estos tiempos, el héroe lo es por pasivo, por aguantar. El héroe activo, o es carne de cañón, o ha alcanzado un grado de desapego en lo material inalcanzable para el común de la humanidad
      Si se presentase a unas elecciones no lo votaría; no por usted, sino por lo que representa el cargo y el momento en que usted lo asumió.
      Pero no me disgustaría que lo votasen otros. Mejor muchos que pocos.
      Reciba un cordial saludo, que no ha de devolver. Si no acepta mis disculpas, quedarán en el aire, pero permanecerán.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Quien se disculpa es un abogado de provincias; de las Provincias de que están tras el Telón de Grelos; allí donde el AVE es la Gaviota y el Tren el Expreso. Del Alvia, Bombardier y los maletines de Villar Mir (los sobres no llegaban), ni hablamos; porque no dejan …
      Jesús Díaz Formoso

  16. Miguel_1960
    Miguel_1960 Dice:

    de Lege Ferenda:
    Yo también soy un abogado de provincias -aquí no llegó el AVE, ni llegará, a Dios gracias- y pienso que don Manuel Conthe es de los que aporta y no resta. Aceptará sus disculpas o le dirá que no eran necesarias aunque las pidiera. A él le sigo hace tiempo en su blog de Expansión y aquí, como a usted. No merece la pena el enfado.
    Por cierto don Manuel, no se fíe usted de la doctrina del TS sobre la seguridad jurídica y la aplicación retroactiva de la Ley, que ya lo verificó ese órgano judicial colegiado con la doctrina Parot en materia penal y así nos lució el pelo en el TEDH y, vamos, en salas Contenciosos Administrativas, qué le voy a decir que usted no sepa ya.

  17. Manuel Conthe
    Manuel Conthe Dice:

    A De Lege Ferenda

    Le agradezco sus últimos comentarios y su disculpa, que muestran que es Vd. un caballero, no un mal educado, como injustamente afirmé.

    No creo que tenga oportunidad de volver a ocupar un cargo público. Pero si así fuera, procuraré reencarnaremos en Superman, para no decepcionarle.

  18. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    A pesar de mi “enajenación mental, desequilibrios psíquicos o, simplemente, falta de educación” en ningún momenrto he expresado opinión alguna acerca de la gestión del Sr, Don Manuel Conthe ni como Director General del Tesoro, ni como Secretario de Estado de Economía ni como Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores ni tampoco respecto de su persona, ni en sus aspectos públicos ni privados.
    Mi comentario se ha centrado en una discrepancia radical con su opinión mostrada en este post. En la que despreciaba sarcásticamente como “progres” las opiniones acerca de que los inversores españolitos en renovables no tienen derecho al mismo trato -sea el que sea- que los privilegiados extranjeros que tienen derecho al arbitraje internacional, donde las garras del estado español (cuyo gobierno se erige ahora en defensor de los contribuyentes, vaya tela) no producen el mismo efecto que en el independentísimo Tribunal Supremo.
    No hace falta tener el nivel jurídico del grandísimo civilista alemán, al que trato de rendir modestísimo homenaje para denunciar la vergüenza que supone despachar con semejante desigualdad de trato a unos inversores u otros y hacer pagar a los propios la factura de los foráneos.
    Es muy posible que de Lege Ferenda haya quedado delatado con sus comentarios sobre las preferentes. El Sr. Conthe, con su superprogre comentario al post, que nada tiene que ver con su gestión pública y muy probablemente sí, con su legítima dedicación profesional, también.
    Y por cierto, no ha debatido usted nada conmigo, se ha limitado a descalificarme con insultos gruesos impropios de una persona de su categoría por la que sentía y sigo sintiendo especial respeto y admiración. Desde la discrepancia en este concreto asunto.
    Le deseo una feliz Navidad y que un muy feliz y provechoso año 2015 (aunque también deseo que al final no tenga usted razón en este asunto).

  19. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Por cierto, lo de la “rentabilidad asegurada” es tan cierto como que la torre de Pisa no está inclinada respecto de la vertical del suelo. En primer lugar si el Gobierno/Parlamento ha podido cambiar las reglas de juego antes, lo puede hacer en el futuro. En segundo lugar, tómense los parámetros para determinar la “rentabilidad asegurada” y verán que determinados costes de lanzamiento de la inversión (los mayores precisamente) no se tienen en cuenta para el cálculo de la “rentabilidad asegurada”. Se trata de las consabidas maniobras dialéctico-mediáticas a las que nos tiene tan acostumbrado el gobierno pepero. Del tipo: Gran bajada de IRPF unida a la práctica supresión de deducciones más un histórico incremento de la presión fiscal en la venta de inmuebles.
    Otra, “rebaja de las cotizaciones empresariales de la Seguridad Social” unida a su incremento por tres vías: Aumento de las bases mínimas y máximas de cotización (unida a la rebaja o endurecimiento para el cobro de prestaciones), obligación de inclusión de bonos comida, dietas, etc. en la base imponible y aumento del 25% de la cotización mínima de autónomos. Y así un larguísimo etcétera.
    Nada extraño por cierto en un estado de excepción económico formalmente no declarado.

Los comentarios están desactivados.