Flash Derecho: Nace la Asociación “Acción Cívica contra la corrupción”

Hoy les queremos presentar una iniciativa que nos parece de enorme interés para nuestros colaboradores y lectores: La Asociación “Acción Cívica contra la corrupción”

 

 

Como se recoge en su página web, Acción Cívica contra la corrupción es una asociación independiente que ofrece una plataforma para que abogados de cualquier punto de España puedan personarse como acusación particular en procedimientos judiciales penales relacionados con el desvío de fondos públicos o casos de corrupción, de forma desinteresada o “pro bono”. La Asociación ofrece también tramitar las denuncias que le lleguen sobre casos de corrupción siempre que lleguen acompañadas de pruebas suficientes, formalizando la correspondiente denuncia ante la Fiscalía.

Interesa destacar que cuentan como socio de honor con el escritor Antonio Muñoz Molina y que la asociación está formada por un grupo de ciudadanos de Valencia y presidida por Antonio Penedés  que ejerció la acusación popular a título individual  en el proceso penal abierto por desvío de subvenciones públicas destinadas a países subdesarrollados, asunto que está explicado en este artículo «Caso Cooperación: la depravación moral», publicado en el diario El País el 21 de marzo de 2013 y que finalizó con una sentencia condenatoria para los nueve encausados y con penas de 8 años de cárcel para los dos protagonistas de la trama.

Como explican en su página web: “Son muchos los motivos que nos hacen considerar que los ciudadanos debemos dar un paso al frente contra la corrupción, esa lacra que tanto daño ha hecho ya a nuestra democracia, a nuestra convivencia y a nuestra economía. Mediante la constitución de esta asociación nos rebelamos contra la idea de que es imposible cambiar el estado actual de las cosas y lo hacemos del modo más pragmático:

1. Ayudando a fiscales y jueces a limpiar las instituciones del Estado con instrumentos a nuestro alcance, en especial mediante el ejercicio de la Acusación popular en procedimientos por corrupción política.
2. Reclamando la implantación de un sistema eficiente de control en la Administración para evitar que esta situación se repita en el futuro.

Partimos de la idea de que ambas medidas son necesarias para alcanzar una justicia social que permita acercarnos a la ética colectiva y a la optimización de los recursos humanos y materiales de nuestro país. La depuración de las responsabilidades penales es un paso esencial, pero todo este esfuerzo resultaría inservible sin la restauración de los controles administrativos que algunos políticos eliminaron durante un silencioso proceso en el que los funcionarios de carrera que ejercían esas funciones acabaron siendo reemplazados por personas afines al partido.

Con el objeto de salir algún día de la crisis económica y de valores que nos azota, consecuencia en gran medida de lo anterior, debemos hacer cuanto esté en nuestras manos para ayudar a la Justicia, que encarna el último filtro del Estado de Derecho”.

Como verán son ideas que coinciden con las que llevamos años exponiendo en este blog.  Desde ¿hay Derecho? les deseamos toda la suerte del mundo así como ayuda para difundir sus proyectos y sus actuaciones.

 

3 comentarios
  1. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Eppur si muove. Enhorabuena por la iniciativa. Los corruptos tienen que sentirse perseguidos… por los ciudadanos. La Asociación va a tener mucho trabajo.

  2. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Siempre ha habido algo moviéndose dentro de lo que se ha permitido. La iniciativa está bien pero los pleitos son costosos. ¿Quien se hará cargo de los gastos? ¿El particular que presente denuncia o la propia asociación? Con todos los respetos y en relación con el tema de la corrupción me permito opinar que, medidas como estas, muy loables, resultan (desgraciadamente) insuficientes. Los procesos son largos y están sometidos a demasiadas circunstancias que van desde la “interpretación” de cada uno de los tribunales, hasta la culminación de procesos de resultado incierto al cabo de muchos años. ¿No es mejor apostar por un cambio en profundidad desde la acción política? Esa que no parece atañer a nadie de los preocupados por ella. Todo tiene truco y trampa porque parece que se legisla para uno mismo. Si las herramientas contra la corrupción van a ser unas leyes de ese tipo, poco se podrá hacer aunque las conciencias queden más o menos tranquilas. Lo vemos con una C.E. “interpretada” según conviene; en un sistema electoral claramente injusto y discriminatorio; en una inexistente separación real de poderes; en una organización política y administrativa delirante y cara; etc.etc.

  3. Antonio Penadés
    Antonio Penadés Dice:

    Muchas gracias, Elisa, por su amable comentario. Creemos firmemente que los cambios deben llegar desde dentro del sistema y que el Derecho es la herramienta adecuada. Quedamos a la disposición de los lectores de este blog a través de la dirección de correo info@accion-civica.org
    Saludos, Antonio Penadés

Los comentarios están desactivados.