Reflexiones a propósito del atentado de París: todos debemos ser Charlie Hebdo

 

 

Los que hemos vivido la mayor parte de nuestra vida, o toda, en una sociedad libre podemos tener dificultad en comprender que, en una perspectiva histórica, son excepcionales. Durante milenios han sido muchos los ídolos, poderes, creencias e ideologías dogmáticas que han atenazado en el hombre la libertad de pensamiento y de expresión. Entre ellos, todo hay que decirlo, han tenido un papel destacado bastantes creencias religiosas. Recordemos el famoso “Indice” de la Iglesia católica. Además para los españoles no están tan lejanos los tiempos del nacionalcatolicismo,de los delitos de blasfemia y de la censura. De hecho, como explicaba ayer el profesor Presno Linera aquí nuestro Código Penal sigue conteniendo en su art.525 una previsión que recuerda vagamente esta figura al decir que: “incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos religiosos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesen o practican”. Eso sí, la pena solo puede ser una multa.

Esas prisiones del pensamiento crítico han sido siempre un lastre para la humanidad. El liberarse de ellas, que es una exigencia intelectual de la propia dignidad humana, ha costado mucha lucha en muchos frentes y mucho sufrimiento. Y conviene no engañarse: las conquistas conseguidas siempre van a estar amenazadas, por totalitarismos, fanatismos, extremismos de todo tipo o incluso por intereses económicos. La libertad de expresión es un logro conseguido con muchos esfuerzos y que permanentemente tenemos que defender.

Por esa razón podemos menospreciar el peligro que esa forma brutal de violencia, el terrorismo, significa para el pensamiento y el bienestar. En España hemos visto los efectos devastadores que el terror organizado, con el silencio y el miedo que expande, puede causar. Cómo se empobrece el debate, se destruyen relaciones y se corrompen y embrutecen sectores enteros de la sociedad. Ni siquiera podemos admitir esa forma solapada de violencia que supone la amenaza de exclusión social al disidente. De la misma forma hay que denunciar la autocensura, esa otra forma solapada de sumisión.

En Europa occidental la amenaza del terror islamista lleva ya años de logros. Se sabía que criticar determinadas interpretaciones radicales del Islam era un peligro cierto, que significaba colocarse en la diana. Frente a esa extorsión explícita o difusa, tanto la reacción social, como la de nuestros dirigentes e intelectuales, ha sido claramente insuficiente. No han faltado quienes han criticado, atacado o dirigido sus burlas contra otras creencias religiosas cuyos fieles son mucho más inofensivos, con un sospechoso silencio respecto a los de la religión que , hoy por hoy, es la que produce los fanáticos que están amenazando la conquista histórica de nuestras libertades

No ha sido el caso del semanario francés Charlie Hebdo y su equipo de redacción, que optaron por la libertad en vez de por la autocensura y el vasallaje. Y que para ello asumieron con coraje cívico un riesgo que ha terminado por costarles la vida. Cabe preguntarse si el riesgo hubiera sido tan alto si hubieran estado menos solos. Con independencia de que podamos o no compartir su estilo y sus ataques -habrá personas que los consideraran ofensivos, especialmente los creyentes de cualquier religión-no podemos dejar de defender que esa forma de ejercer la libertad de prensa pueda seguir siendo posible entre nosotros.

¿Cual es la mejor forma de defenderlo? Pues por supuesto no dejándose amedrentar. Si somos muchos los que hacemos lo mismo va a ser muy complicado matarnos a todos. Por eso es correcto y acertado -y así lo han hecho muchos periódicos y medios de comunicación ayer, especialmente en Europa- es publicar las viñetas que han provocado el asesinato. Con independencia de que gusten o hagan gracia.  Porque en eso consiste la defensa de la libertad de expresión, si solo publicamos o dejamos publicar lo que no molesta, no ofende o nos gusta  los asesinos habrán ganado. Además hay que combatir, hay que luchar con argumentos contra los que predican bienintencionada o interesadamente que publicar este tipo de chistes es “provocar” o es “irresponsable” o es “estúpido”. Lo que es irresponsable es la autocensura, el ir dejando a los violentos espacios cada vez más amplios, el ceder en nuestras libertades con una excusa u otra. Y por supuesto necesitamos todo el apoyo posible de la opinión pública. En ese sentido, la reacción de los dibujantes del mundo libre con sus homenajes  difundidos a través de medios y redes sociales bajo el trending topic “Je suis Charlie” en distintos idiomas es muy alentadora.

La maravillosa película de Chaplin, “El gran dictador” se realizó a finales de la década de los 30 y se estrenó en 1940. Lo que es menos conocido, es que esta película tuvo problemas para ser estrenada en Europa. La razón se la pueden imaginar: los dirigentes (incluso en la liberal UK) no quería “molestar” a la Alemania nazi con una parodia tan sangrante de su dictador. La historia la cuenta Fareed Zakaria aquí. Después ya dio bastante igual. Para los más jóvenes, también hay que recordar que la película estuvo muchos años prohibida en España.

No podemos aceptar el silencio que nos quieren imponer los radicales islamistas, ni que haya personas o creencias intocables, ni conformarnos con obviar prudentemente la amenaza. Por eso hoy nosotros también desde la modestia de nuestro blog queremos solidarizarnos con un grupo de personas que han sido asesinadas por hacer unos dibujos que nos hacen más libres a todos. Porque conviene no olvidarlo, todos los que vivimos en sociedades libres y queremos seguir haciéndolo tenemos que ser Charlie Hebdo.

 

 

 

 

 

 

61 comentarios
  1. Josef K.
    Josef K. Dice:

    «Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes; se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias»

    Averroes (Córdoba, 1126 – Marrakech, 1198)

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    “No podemos aceptar el silencio”.
    Ayer esto fue trending topic en San Sebastián.
    El consenso era más o menos este: “Pero si ya lo hemos aceptado, por Dios”.

    España e Irlanda del Norte, son los lugares de Europa donde más Charlie’s Hebdo hemos tenido y más concesiones hemos hecho a las ideologías que usan estratégicamente el terror y la coacción para imponerse.

    Los lugares donde más rápidamente hemos corrido a exculpar a las ideologías matrices y pretender que lo del terrorismo no era elemento estratégico sino táctico y fruto de “descerebrados”.
    Aplicación perfecta de la negación de lo que sucedía ante nuestros propios ojos.

    El Estado ha hecho buena parte de lo necesario para tener un código penal de lo más blando posible para esta forma ( demostradamente eficacísima) de acceso al poder y –como estamos viendo– para que la población y las víctimas se estén quietecitas mientras la “Ideología Subyacente” crece a costa del Presupuesto y sus espacios de Impunidad (comenzando por el Escolar) se les entregan “lock, stock and barrel”.

    Y si esto ha hecho el Estado ¿Qué no han hecho los “autoctonistas”?

    Ahora mismo un Gobierno Autonómico en manos de un Partido de “Gobierno” ¿? está haciendo lo mismo con la mezquita de Córdoba, –construida tras derribar un templo cristiano previo y conservada hasta hoy por los cristianos–, haciendo la pelota a los mismos regímenes y Estados que están financiando la Yihad.
    Con quien pone la pasta estamos a partir un piñón. Hasta nuestros equipos de futbol los anuncian. Es de coña.

    Por si fuera poco resulta que ahora nos enteramos de que las “Culturas Emotivistas” (la nuestra del “buen rollito”, por ejemplo) no tienen capacidad de respuesta eficaz ante las “Culturas Heroicas” (La Nacionalista o la Yihadista). Lo dan por hecho la flor y nata de la Sociología Académica, Política y Filosófica Global. Y lo palpamos aquí.

    Tampoco podemos esconder la cabeza e ignorar que esta ideología renació a manos de Occidente durante la guerra fría, que ha sido instrumental y que no es ajena a fondos de grandes aliados nuestros y que hoy está en llamas gran parte del mundo musulmán que arrastra millones de desplazados y víctimas. Ríos de sangre también inocente.
    Millones, gracias a nuestras “formas de ayudarles”. Poco nos salpica.

    Al igual que se tardó cincuenta años en no entender lo de ETA, puede que no estemos en disposición de entender lo que está sucediendo. Sólo hoy, la Fiscalía recibe los folios que fue posible reunir para llevar a ETA a la Haya. Tras cincuenta años de vivir un Genocidio Físico y Cultural de Libro. ¿Todos ciegos o todos Cómplices?

    Al leerlo es cuando se ve que el problema no es el verdugo, es la Ideología.

    Sí, claro que todos somos Charlie Hebdo. Moi aussi.

    Y, lamentablemente, no podremos hacer nada por evitarlo del mismo modo que el resultado de ETA ha sido entregar la Diputación de Guipúzcoa y la Hacienda Foral a su matriz ideológica. A cambio de que no nos maten ni extorsionen.

    Saludos.

    • EB
      EB Dice:

      Estimado Manu, muy de acuerdo con usted. La hipocresía ha estado marcando el debate público sobre la posibilidad de conflicto entre libertad de expresión (todos tienen libertad de pensar pero bien sabemos que muchos optan por no ejercerla) y respeto por la integridad física de los demás. Bien sabemos que nuestras palabras pueden tener consecuencias graves para la integridad física de otros aunque no haya sido nuestra intención. Hoy políticos e intelectuales hipócritas niegan la posibilidad de conflicto y reafirman la primacía de la libertad de expresión, pero mañana en otras circunstancias afirmarán esa posibilidad para hacer callar a quienes opinan distinto. La posibilidad de conflicto está siempre presente y en las últimas décadas lo hemos visto en relación con los llamados delitos de odio (leer la entrada hate crime en Wikipedia en inglés). En Europa, más que en cualquier otras partes del mundo, la hipocresía de políticos e intelectuales está profundamente arraigada, quizás por las barbaridades del siglo XX (o de los últimos 500 años), esas que enseñaron a la masa la conveniencia de guardar silencio o emigrar.

    • EB
      EB Dice:

      Estimado Manu, extiendo el comentario anterior para apuntar directamente al tema del terrorismo. Este es otro tema donde la hipocresía de políticos e intelectuales, en particular en Europa, domina el debate. Lo ocurrido en París poco tiene que ver con la libertad de expresión y mucho con el terrorismo. O nos engañamos pensando que el terrorismo es algo excepcional propio de locos o aceptamos que enfrentamos a alguien que nos quiere destruir y cuya racionalidad no podemos ignorar. Políticos e intelectuales, especialmente los falsos progresistas, nos quieren hacer creer que los terroristas son locos sueltos excepto cuando ellos determinan que son enemigos que deben ser destruidos y para eso necesitan mayores poderes. Curiosamente para muchos políticos e intelectuales franceses cuando los actos terroristas ocurren fuera de Francia son producto de la locura de unos pocos, pero cuando ocurren en Francia no dudan en declararlos enemigos que merecen su destrucción. Le recomiendo leer esta columna publicada hoy

      http://www.bloombergview.com/articles/2015-01-08/dont-give-the-charlie-hebdo-attackers-what-they-want

    • EB
      EB Dice:

      Estimado Manu, hay un tercer tema en que la hipocresía de políticos e intelectuales, en particular en Europa, domina. Me refiero a la inclusión social, a quiénes consideramos moralmente parte de nuestro grupo social y a quienes no. Insisto en lo moral porque es la excusa que siempre hemos usado para trazar la línea que nos separa a nosotros del resto. Para los fundamentalistas, islámicos u otros, la pureza moral es el test que se debe aprobar para ser parte de su sociedad y, quizás más importante, ellos determinan quienes aprobaron o no el test. Para los hipócritas que dicen rechazar posiciones fundamentalistas todos son bienvenidos a su futuro paraíso mientras pelean para acceder al poder, pero tan pronto como consiguen el poder muestran su hilacha totalitaria y empiezan a trazar líneas con criterios morales que usan para perseguir y excluir a los que han sido declarados enemigos (hoy en El País, Ruiz Soroa publica una columna alegando que Podemos es un ejemplo de esta hipocresía). Todas las sociedades siempre han trazado líneas de inclusión pero uno espera que estas lineas no queden en manos de políticos hipócritas y sus cómplices, pero la realidad es que sus intentos muchas veces tienen éxito y los esfuerzos por resistirlos nunca serán suficientes.

  3. JJGF
    JJGF Dice:

    Justo anoche, ordenando papeles, me encontré con la entrevista que ElMundo realizó en mayo 2014 a Ortega Lara. Y decía justo eso, Manu. Que si la estrategia de plegarse ante el miedo de ZP que Rajoy ha continuado (“para ser el primer presidente sin asesinados por ETA en su mandato”, decía O. Lara, no yo) era la solución, lo podíamos haber hecho muchos años antes y nos habríamos ahorrado muchos muertos.

    En cuanto a los periodistas muertos y la libertad de expresión, hay que recordar ese bonito poema: “no he de callar por más que con el dedo silencio avises o amenaces miedo…”.

    Qué listo era Raymond Aron. Tan despreciado por los cobardes disfrazados de prudentes…

  4. skye
    skye Dice:

    Supongo que es muy complicado abstraerse de uno de los vértices de esta dramática historia, que no es sino la (in)compatibilidad del Islam con los valores democráticos y, en el fondo, con la cultura occidental. Y también supongo que lo más fácil es colocar la etiqueta de “islamófobo” (un sucedáneo de “racista”) a los que somos tremendamente críticos con esta religión. Así que, asumiendo toda esa carga de prejuicios y clichés, tengo que decir que, en mi opinión, como dijeron hace poco en un famoso programa de la televisión norteamericana, “el islam tiene un problema”. Y, puesto que son muchos los musulmanes que conviven en nuestras sociedades, nosotros también como “asunto colateral” (o no tan colateral, como se ha demostrado en París). El Islam tiene un problema de raíz porque es una religión totalitaria, que no distingue entre “lo que es del César y lo que es de Dios”. Donde todo, la vida del creyente, la organización de la sociedad, etc., gira sobre la supuesta voluntad de su dios… Desde que el creyente se levanta hasta que se acuesta, su libro sagrado esttablece lo que debe hacer el creyente en cada momento. No hay autonomía de lo civil respecto a lo religioso porque todo forma parte de ajustarr las actuaciones de los miembros de la comunidad a la voluntad de su dios. Su maniqueísmo entre los “fieles” y los “infieles”, su obsesión expansionista hasta que todos, por las buenas o por las malas, reconozcan a su dios y se inclinen ante él… Sí, supongo que por decir esas cosas seré un islamófobo, un racista y un no sé cuántas cosas más. Pues vale. Pero lo vuelvo a apuntar: el Islam tiene un problema y la pervivencia futura de nuestras sociedades democráticas occidentales quizá también.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      “El Islam tiene un problema de raíz porque es una religión totalitaria, que no distingue entre “lo que es del César y lo que es de Dios”.
      No creo que sea el caso. El cristianismo ha interpretado esa frase evangélica de muchas maneras a lo largo de la historia, y algunas de esas interpretaciones han sido realmente peculiares, con resultados singularmente sangrientos. En el islam hay muchas corrientes y muchas tradiciones. El problema no lo tiene la religión en cuanto tal, sino las personas que la utilizan sesgadamente, como se ha utilizado antes el cristianismo, el marxismo, el anarquismo, el nacionalismo y hasta el liberalismo, con el que tanta guerra colonialista ha pretendido justificarse….

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      ¿Críticos con una religión?
      Señor, salga inmediatamente de mis neuronas!!
      Reconduzca su crítica hacia la institucionalización de una convicción íntima acerca de la trascendencia de lo material que, por ello al volcarse sobre lo mundano, abandona lo espiritual; deja de ser trascendente.

  5. skye
    skye Dice:

    Cuando me refiero a que el Islam es una “religión totalitaria” me refiero a que no existe autonomía de lo individual (en un plano colectivo sería la autonomía de lo civil), donde no existe una cosa que se llama “la razón”, el ser humano no razona porque el único que razona es su dios, y ya razonó todo lo que tenía que razonar en su libro sagrado, a cuyas normas tiene que acomodarse la actuación del creyente. El cristianismo tiene muchas no, sino muchísimas páginas negras a lo largo de su historia. Pero, guste o no guste, la gran mayoría de las personas que protagonizaron eso que se llama “la Ilustración” o el triunfo de la razón, fueron personas de fe cristiana. En el cristianismo se ha producido una especie de simbiosis curiosa. Las sociedades cristianas occidentales evolucionaron hasta separar el ámbito civil del ámbito religioso, la razón de la fe (al menos en su actuación pública) y las mismas personas que protagonizaron ese reconducir cada ámbito a los paisajes que le son propios, eran a la vez ciudadanos que vivían plenamente como tales integrados en sus sociedades y creyentes que vivieron su fe sin grandes problemas de encaje en esa nuevas sociedades “laicizadas”. Nada de eso ha pasado en el Islam. La mitad de la población (el sexo femenino) vive en condiciones de inferioridad respecto al varón. Las minorías religiosas viven su fe enmedio de tremendas dificultades cuando no persecuciones. En las sociedades de mayoría musulmana, todo está impregnado de un tinte religioso que asfixia la disidencia religiosa cuando no la reprime directamente. Hay una cosa curiosa en los bosques de hayas. Las hayas no dejan crecer absolutamente nada bajo el terreno que alcanza su sombra. En el Islam pasa algo parecido. Eso sí, al menos las hayas nos regalan un espectáculo de policromías en otoño. En el Islam, por el contrario, todo es gris.

  6. skye
    skye Dice:

    Un apunte adicional, Sr. Tena, en apoyo a los argumentos que acabo de esgrimir:

    ¿No le ha llamado la atención nunca que incluso en el plano internacional un actor fundamental es la Organización de la Conferencia Islámica, que reúne a la mayor parte de los países musulmanes, es decir, siempre dando a todo el tinte religioso que les es casi genético?

    No hay nada parecido en las otras religiones, ni en la cristiana, ni en la budista, etc.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      Creo que usted imputa a la religión lo que debería imputar a las sociedades que la acogen. Y la causalidad religión – sociedad es muy discutible. Más bien es al revés: sociedad- religión. Por ejemplo, ¿ha leído usted a San Agustín? Creo que no, porque entonces no hablaría de Cristianismo y “Razón”. A menos que le parezca razonable que los bebes sin bautizar vayan al infierno. No es muy razonable, pero reconozco que es normal para la época en la que él escribía.
      Hasta hace muy poco (apenas cincuenta años) las sociedades cristianas encerraban o castraban químicamente a los homosexuales y prohibían a las mujeres blancas casarse con hombres negros. Y estoy hablando del Reino Unido y de EEUU, faros de la civilización occidental..

  7. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    El Pais de hoy
    “La delegación española más nutrida en Bruselas, la del PP, mantiene su apoyo sin fisuras al registro paneuropeo de datos de pasajeros. Agustín Díaz de Mera, eurodiputado y exdirector general de la Policía, se muestra “inequívocamente a favor” de un instrumento que califica de “muy útil” para la prevención de atentados terroristas como el cometido el miércoles en París. “Vamos a trabajar intensamente para que se convierta en realidad; es inconcebible que países como Francia o Reino Unido ya lo tengan y que no esté disponible en todos los Estados miembros”, añade. Díaz de Mera confía en que el atentado contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo cambie la sensibilidad de los eurodiputados que más reticencias han mostrado.

    El eurodiputado socialista y expresidente de la Comisión de Libertades, Juan Fernando López-Aguilar, se muestra favorable de la adopción de un PNR europeo, pero expresa sus reservas sobre la privacidad de los ciudadanos y sobre la proporcionalidad de la medida propuesta por los Gobiernos al Parlamento. “El Consejo quiere que los datos se puedan retener durante cinco años y nosotros queremos limitarlo a tres”, sostiene. Además, el exministro de Justicia añade que la herramienta debería ser ideada para proteger a los Veintiocho frente al terrorismo, sin que se incluya la comisión de delitos graves —“cuya definición cambia en función de la legislación de los Estados miembros”—, tal y como quiere el Consejo. “Solo estaríamos dispuestos a incluir estos delitos si se elabora una lista cerrada, no con una definición genérica”, matiza. López-Aguilar tampoco está de acuerdo con su aplicación asimétrica, únicamente en algunos Estados miembros, y aboga por una regulación “para todos los países de la UE”.

    “El PSOE, en base al pacto antiterrorista, considera que le corresponde dirigir al Gobierno esa política”, señala, por su parte, Antonio Trevín, portavoz socialista en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. El principal partido de la oposición, en consonancia con ese pacto y “respetándolo siempre”, quiere sentarse a hablar ahora con el Ejecutivo para que les expliquen cómo se concreta ese proyecto y cómo se desarrollan dentro de la UE las políticas coordinadas en materia antiterrorista. “Queremos saber qué papel juega España”, remacha Trevín al valorar la puesta en marcha de este nuevo fichero.

    “Creo que el Gobierno está aprovechando el clima creado por el atentado de París de forma oportunista y partidista”, subraya Gaspar Llamazares, portavoz adjunto de IU en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. “Este fichero se suma a muchos otros que ya existen y supone una restricción de la libertad. No se puede legislar en caliente. Hay que reflexionar”, recalca. “Lo tienen desde hace décadas los aeropuertos de EEUU e Israel. Solo implica menos libertad y ninguna seguridad”, ha afirmado el diputado, …”

  8. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    No puedo desvincular el atentado a la vida de ayer en París del atentado contra nuestros derechos de hoy en Europa.
    No puedo dejar de tener presente la red Gladio (con condenas a los Presidentes Italiano y Belga, entre otros), ni los atentados de New York, Madrid y Londres.
    ¿Terrorismo de Estado?
    Qui prodest?

  9. skye
    skye Dice:

    Sr. Tena:

    Aysss, tenía escrita ya la contestación a su último apunte y al enviarlo me ha dado error. Pena. Intentaré recapitular lo que buenamente pueda.
    Habla Vd. de que si yo supuestamente creo en la causalidad religión – sociedad y no al revés, como parece que piensa Vd. que es lo correcto. A estas alturras de la película, pensar que el hecho religioso (los dioses que adopta cada sociedad) no condicionan fuertemente el “look” de esas sociedades es cuando menos cuestionable. Creo que es justamente al revés. Que a priori todas las socieades y sus individuos son muy similares. Cuando las soltamos “ahí fuera”, las sociedades son permeables a muchas influencias ambientales. Y una de ellas, una de las más importantes, es la influencia religiosa. Probablemente haya escuchado alguna vez uno de los argumentos que intentan explicar el estancamiento de las sociedades musulmanas en muchos ámbitos (por ejemplo, el pensamiento) en base al forceps que impone su religión. Por cierto, croe que eso no lo dice San Agustín.
    Pero es que, además de pensar como pienso que en el pack va todo junto, si me ciño sólo a lo que sería propiamente “religión” (es decir, hago caso omiso de las sociedades que acogen cada una de ellas), en el libro relligioso del Islam veo un profeta que a la vez fue general de sus ejércitos para convertir y para extender su religión a sus primeros “infieles”. En el otro caso, en el libro sagrado del cristianismo, los Evangelios, la única vez que aparece una espada (el Prendimiento) es para que el “profeta cristiano”, Jesús de Nazaret, ordene a su discípulo envainar la espada. Dos talantes muy diferentes, ¿no? ¿Y cómo se puede criticar religiosamente a un terrorista islamista que está actuando prácticamente igual que actuó su profeta hace ya unos cuantos siglos?

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      “Probablemente haya escuchado alguna vez uno de los argumentos que intentan explicar el estancamiento de las sociedades musulmanas en muchos ámbitos (por ejemplo, el pensamiento) en base al forceps que impone su religión. Por cierto, croe que eso no lo dice San Agustín.”
      ¿Por qué no lo cree usted? ¿Por qué no le encaja con sus ideas preconcebidas sobre lo “moderno” que es el Cristianismo? Pues desengáñese: S. Agustín, De los méritos y perdón de los pecados y sobre el bautismo de los infantes, Libro I, Capítulo XI.
      En cuanto al estancamiento. Según su tesis, ¿cómo se explica que la Córdoba del año mil fuese mucho más avanzada que cualquier ciudad europea y cristiana? ¿En esa época no podría hablar un musulmán del forceps que impone la religión cristiana?
      Por último, ¿cree usted que el Evangelio es el único texto sagrado del Cristianismo? ¿Ha oído hablar del Antiguo Testamento? ¿Se ha molestado en leerlo? Yo sí, y le aseguro que si lo interpreta usted literalmente no da dos pasos por cualquier ciudad europea y cristiana sin que le detengan.

  10. tomas fdez
    tomas fdez Dice:

    Ni estoy para nada de acuerdo. Hay dibujos y mensajes que no nos hacen más libres.

  11. EB
    EB Dice:

    Sr. Tena, la historia muestra que los tiranos partieron de un territorio limitado y luego se expandieron hasta encontrar los límites a su fuerza, porque se expandieron por la fuerza y no por la razón o la emoción. La historia también muestra que las religiones partieron de un territorio limitado y luego se expandieron hasta encontrar los límites a su fuerza, porque se expandieron más por la fuerza que por la emoción, aunque la emoción fuera delante de la fuerza. Las únicas sociedades con territorios claramente definidos por la razón han sido reservaciones, pero estamos hablando de la razón de los ganadores nunca la de los perdedores. Las compraventas de grandes territorios (Alaska) y los acuerdos entre vecinos para definir fronteras han reflejado las razones de ambas partes pero no han creado sociedades. Superada la tribu, la historia política es historia de estados, de los muchos que murieron con o sin herencia alguna y de los pocos que han sobrevivido. Algunos estados todavía hoy se pueden considerar gobernados por religiones (depende de cómo definamos religión) y otros por tiranos y dictadores (en todas sus variedades y cualquiera sean las diferencias que se quieran hacer entre tiranías y dictaduras). Pero muchos estados hoy son democracias constitucionales (o liberales) en que gobiernos elegidos de alguna manera por la masa tienen poderes limitados aunque los límites no sean precisos y a veces fáciles de burlar, incluyendo algún límite a la relación con las religiones organizadas.

    Supongo que usted está de acuerdo que es grotesco siquiera intentar establecer equivalencias morales entre las cambiantes poblaciones de cada uno de los estados modernos, pero sus comentarios parecen sugerir que sí establece equivalencias morales entre los gobiernos de esos tres tipos de estado moderno, algo que a mi me repugna. Aunque acepto que a nivel personal los gobernantes de estados religiosos, tiránicos o dictatoriales merecen el respeto mínimo que cualquier humano merece y que incluso podría aplaudir algunas de sus políticas y acciones, y aunque también acepto que muchas políticas y acciones de gobernantes de democracias constitucionales son criticables y hasta repugnantes por violar los límites a sus poderes o imponer costos altos a sus poblaciones, si el punto en discusión es una comparación entre gobiernos de esos estados con los gobiernos de las democracias constitucionales, mi preferencia por las democracias constitucionales prevalece porque no reconozco autoridad moral alguna al gobernante de los otros estados para imponer sus políticas y decisiones y tampoco para exceptuarlo de responsabilidad por las consecuencias de sus políticas y acciones. Y el ejemplo claro es España: las graves deficiencias de su democracia constitucional no implican que algún gobierno desde Isabel y Fernando hasta Franco haya sido mejor.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      ¿Pero de qué tipo de equivalencia me habla usted? Yo no estoy comparando moralmente a nadie. Sólo digo que ciertas actitudes claramente iliberales que se aprecian hoy en los países musulmanes existían hace cincuenta años en los países cristianos y que, por tanto, no vienen determinadas por la religión musulmana, sino por el tipo de sociedad tradicional.

    • EB
      EB Dice:

      Vuelva a leer sus comentarios anteriores.

      El problema no lo tiene la religión en cuanto tal, sino las personas que la utilizan sesgadamente, como se ha utilizado antes el cristianismo, el marxismo, el anarquismo, el nacionalismo y hasta el liberalismo, con el que tanta guerra colonialista ha pretendido justificarse….

      Hasta hace muy poco (apenas cincuenta años) las sociedades cristianas encerraban o castraban químicamente a los homosexuales y prohibían a las mujeres blancas casarse con hombres negros. Y estoy hablando del Reino Unido y de EEUU, faros de la civilización occidental..

      Sr. Tena, si usted no quiso meter a todos en la misma bolsa, entonces revise lo que escribió.

  12. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Varios apuntes rápidos.

    Meter la religión en estas cosas es comprensible; al menos como primer paso de análisis. Pero el terror tiene poco que ver con la Religión aunque sí con la idea de Religión que se sostiene desde el poder Político y desde algunas Jerarquías de todas las religiones-institución. El terrorismo es una forma exacerbada de Programación Social. Y como trae muy buenos dividendos, se usa.

    La religión-institución es con frecuencia uno de los engranajes, voluntarios e involuntarios, que intervienen en la Programación Social como metodología e instrumento de ejercicio del Poder. Plenitudo Potestatis.

    Todavía hoy la Iglesia Católica no ha resuelto la disyuntiva moral de saber qué hacer con el clero y las jerarquías que sostienen a nuestros nacionalismos ni de reconocer que estas ideologías –y sus consecuencias morales– ni siquiera hubiesen podido medrar de no ser por su apoyo.
    Amenazado en lo cuantitativo por la Demografía pero tan vivo hoy día como hace cincuenta años. Los hechos son implacables. Aránzazu y Montserrat, su tapado papel en nuestra historia reciente está ahí.

    Basta entrar en no pocas parroquias hoy en Cataluña o en Vascongadas para salir corriendo como de hecho han salido, a ríos, los fieles.
    Las mezquitas, desde su inicio, copian y a veces copian lo malo. El Corán es en buena medida hijo de la conocida como Biblia de Damasco del siglo IV (John Allegro, “The Dead Sea scrolls and the christian myth”)

    Visto así es fácil vislumbrar que en pocos años habrán evolucionado y servirán menos de fomento, refugio y justificación de la violencia identitaria. Esto de las identidades requiere más atención.

    Incluso en Loyola resulta hoy chocante el servilismo formal que se presta a los símbolos étnicos, nuevos ídolos, a través de los cuales se oficia la inclusión. Que esto suceda en el corazón simbólico de una Institución con medio milenio de vida –Global– como la Compañía de Jesús tiene que hacernos reflexionar sobre las bases psicológicas de esta manifestación de nuestro instinto gregario.

    Otro comprensible error es olvidar el componente gregario (y por lo tanto instintivo) de nuestra conducta. Al hacerlo estamos dejando fuera del análisis una forma de entenderlo y quizás de enfocarlo más en positivo. Es la Unidad gregaria, la jauría, la manada, el rebaño o la colmena organizándose la que impone modelos hereditarios reflejos. ¿Nos suena lo del pastor y la oveja? El modelo matriz está siempre bien próximo.

    La religiosidad, entendida como la tensión evolutiva a preguntas que siempre llevamos dentro, es parte innegable e importante de nuestra dotación genética. En este sentido es un motor necesario. Así vista es una fuerza de unión universal, nunca de exclusión.

    El desafío evolutivo de nuestra especie es el de avanzar desde donde nos encontramos. El amor, el de verdad, es respetuoso. Es un mecanismo barato, eficaz y sencillo que usamos poco.

    Buenos días

  13. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Se han suscitado algunos debates con citas a San Agustín incluidas.

    Uno es lo del “estancamiento” secular musulmán y un supuesto brillo de esa cultura que estaría epitomizado por nuestra Córdoba.
    Creo que esto forma parte de los mitos cristianos-apostólicos-romanos que confunden un cierto estancamiento de Europa (mil años de nada) tras la caída de Roma con el todo de la Cristiandad.

    Es decir, nuestro olvido freudiano del Imperio Romano de Oriente que sobrevivió a Roma y al resto de Europa Occidental más de Mil Años.

    Que pretendamos haber recuperado a los clásicos vía musulmanes indica lo cerrados que hemos estado a Bizancio. Nos molestaban tanto nuestros hermanos de Oriente que preferimos el síndrome de Estocolmo y el tributo.

    Dos textos excepcionales todavía hoy raros en Occidente porque en “Nuestro Relato” seguimos sin querernos enterar.

    1. “Fourteen Byzantine Rulers” (Michael Psellus) Escrito en el siglo XI, traducido por Sewter en los años de 1950 y revisado en 1966.
    2. “The Alexiad” (Anna Commena) Algo posterior a Psellus pero también del siglo XI y principios del XII. Traducido del griego en 1929 Por Elizabeth A Dawes. (Creo que de este ha habido traducción al español)

    El relato europeo en vigor no explica nada de la supervivencia durante mil cien años o cómo en el Siglo X y XI esta gente produjo textos que aquí ni se soñaron hasta bien entrado el Renacimiento.

    Dos. Los que somos mayores recordamos otro Islam.

    Acabo de ver dos fotos de fin de curso en la Universidad de El Cairo Escuela de Magisterio. 1978 y 2004.

    En la primera, 1978, podría ser la foto de cualquier curso Europeo de los años 60 y 70. Trajes, chicas de pantalón y chaqueta o falda por la rodilla, zapatos de tacón y ni un solo pañuelo en la cabeza.
    En la foto del 2004 todas con Hiyab cubriéndoles la cabeza.

    El cambio es brutal en 25 años y no sé como interpretarlo. Una forma de verlo es que algo ha perdido prestigio y algo lo ha ganado.

    El imperio Otomano gestionaba esto de una forma mucho más progresista de lo que Occidente ha podido hacerlo.
    Hemos sido un desastre para esta gente y ya no nos aceptan. Hemos dejado de ser un ejemplo a copiar.

    Otro debate es el de las causas del estancamiento: Para muchos economistas esta es bastante clara y tampoco
    compete a las religiones.

    Una evidente es el modelo de expansión Industrial que Occidente ha impuesto a base de Obligar al Free Trade o Guerra que te zumbo.
    Si un país no desarrolla su industria está medio muerto.

    Es para analizarla despacio pero es impepinable desde Enrique VII (que se cargó la industria lanera de Florencia) o sus sucesores que hicieron la Guerra del Opio para forzar un mercado para sus productos-.

    Con los chinos no han podido y ahora el eje Anglo/Alemán/Nipón se lo replantea.
    Pero la pobreza sale de la falta de Industria y ya no es posible ocultarlo mucho más tiempo.

    Por eso corren con nocturnidad para elevar el WTO al rango de Religión con Auto de Fe incluido.

    Saludos

  14. Fernando
    Fernando Dice:

    Durckheim llegó a la conclusión de que el dios de la tribu no es sino la tribu misma.

  15. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Lo que aprecio más de esta entrada es que se haya “colgado” y suscrito por los editores con sus nombres y apellidos, lo que es un gesto de enorme valentía. Los debates en los que andamos después de cada barbaridad es posible que sean necesarios, y desde luego son mejores que el silencio que denuncia el Sr. Oquendo y otros comentarios al post. Hace nada que acaban de reventar a más de 130 niños y adolescentes en Peshawar y ya no hablamos de ello, ¿quién se acuerda de Beslan? Somos una especie violenta, pero los que amamos la paz, el respeto, la tolerancia y la libertad estamos en nuestro legítimo derecho y en nuestro deber de empezar a llamar a cada cosa por su nombre y no dispersarnos en debates. Pienso en los periodistas, los policías, los rehenes y creo que mi mejor homenaje es el silencio. Yo no soy Charlie, yo no pongo la nuca para ETA, lo que quiero es que el Estado civilizado tenga los instrumentos necesarios para aislar, encarcelar o ejecutar a los asesinos. No pienso en las familias de los asesinos, estoy seguro de que están mejor fuera de la sociedad y fuera del mundo. Supongo que no es políticamente correcto. Me da igual.

  16. skye
    skye Dice:

    Sr. Tena:
    Q: “¿Por qué no le encaja con sus ideas preconcebidas sobre lo “moderno” que es el Cristianismo?”

    A: ¿Sabe Vd. una cosa? Creo (puedo estar equivocado, pero me da a mí que apunto en la buena dirección) que todos, absolutamente todos, tenemos ciertas ideas preconcebidas, ciertos moldes a través de los cuales filtramos la realidad que tenemos delante. Acierta al decir que tengo esas ideas. No me aventuro a decir si Vd. las tiene también. Eso ya es cosa suya, sobre lo que creo que no debo opinar.
    Y otra cosa: no he dicho que el Cristianismo sea moderno ni que sea antiguo. Sobre eso no me he pronunciado. Simplemente he dicho, y lo repito, que la gran mayoría de las personas que se identifican como “cristianas” aceptan sin ningún problema los valores democráticos y viven inmersos en sus respectivas sociedades defendiendo y respetando esos valores, que tienen (tenemos) muy asimilados. Que haber reconducido la religión a los espacios que le son propios, otorgando la primacía a la sociedad civil sobre lo religioso, es obra fundamentalmente de personas que se consideraban a sí mismo cristianas. Que eso sea moderno o sea retro… lo de los calificativos no es lo mío.

    Sobre lo que apunta del Antiguo Testamento, le diría simplemente que el Antiguo Testamento recoge fundamentalmente la historia del pueblo de Israel y que es también libro sagrado del judaísmo. Si fuera sólo el Antiguo Testamente, si no existiesen los Evangelios ni el Nuevo Testamento, yo no sería cristiano, sería judío. Y el cristianismo no existiría porque eso significaría que Jesús de Nazaret no existió.

  17. skye
    skye Dice:

    En relación con el argumento que apuntaba, en el sentido de que muchos de los que empujaron fuerte para que la religión dejase de ser la referencia absoluta en el plano social o civil, y en él predominase la razón, fueron personas de fe cristiana (más o menos arraigada, pero de fe cristiana), me ha tomado la libertad de acudir a los textos de uno de ellos: Voltaire. Un personaje absolutamente sagaz, ácido en sus críticas hacia la Iglesia-institución, hacia los clérigos de su época, pero en el que el observador intuye fácilmente que, debajo de esas críticas de un personaje inquieto, mantiene la fe en las últimas verdades. Fijaros en estos extractos:
    “El reinado de Jesucristo no es de este mundo. Él se negó a ser juez en la tierra. Él mandó dar al César lo que era del César, Él prohibió a sus apóstoles toda clase de dominación y predicó la humildad, la dulzura y la dependencia.”
    http://www.e-torredebabel.com/Biblioteca/Voltaire/derecho-canonico-Diccionario-Filosofico.htm
    “Predicadores charlatanes, controversistas extravagantes, recordad que vuestro maestro no dijo nunca que el sacramento era el signo visible de una cosa invisible; que no admitió cuatro virtudes cardinales y tres teologales; que no examinó si su madre vino al mundo maculada o inmaculada; que nunca dijo que los niños que murieran sin bautizar serían condenados. Proclamó esta verdad tan antigua como el mundo: «Amad a Dios y a vuestro prójimo.» Concretaos, pues, a esta regla,..
    http://www.e-torredebabel.com/Biblioteca/Voltaire/moral-Diccionario-Filosofico.htm
    “Ninguna persona religiosa puede tener en la tierra dominios ni posesiones, porque los bienes de los eclesiásticos son espirituales y las posesiones de los fieles, como verdaderos miembros de la Iglesia, están en el cielo. Allí existe su tesoro. El reino de Jesucristo, que anunció como próximo, no era de este mundo; por lo tanto, ninguna posesión puede ser de derecho divino.”
    http://www.e-torredebabel.com/Biblioteca/Voltaire/derecho-canonico-Diccionario-Filosofico.htm
    Y, por último, su testamento:
    “Muero adorando a Dios, amando a mis amigos, no odiando a mis enemigos, y detestando la superstición.”
    http://tinyurl.com/pvk2897

  18. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Esta mañana, el joven de 18 años de edad Hamyd Mourad, sospechoso de ser uno de los tres terroristas involucrados en el ataque de ayer, se entregó a la policía en Charleville-Mezières. Según los informes, se presentó pacíficamente después de escuchar su nombre en las noticias. Y afirma que no tiene nada que ver con el evento de ayer. Extraño ¿no? En realidad, no.
    A pesar de que todos los expertos en lucha contra el terrorismo están de acuerdo en que el ataque a Charlie Hebdo de ayer fue un trabajo profesional, parece bastante poco profesional para unos “terroristas altamente cualificados” dejar tras ellos su carnet de identidad. ¿Y desde cuándo un terrorista se lleva su documento de identificación a una operación? Una posible explicación sería que los supuestos terroristas necesitaban unas horas extras para salir de Francia o desaparecer. Tenían que engañar a la policía y los servicios de inteligencia franceses para que éstos dirigiesen la búsqueda hacia lugares equivocados y personas equivocadas. ¿Es posible que simplemente “plantaran” una tarjeta de identificación robada o falsificada en el coche que dejaron atrás?
    Si este fuera el caso, es posible que el ataque de ayer no tuviera nada que ver con el “terrorismo jihadista. Es muy probable que ésta haya sido otra operación de bandera falsa. ¿Quién podría estar detrás de todo ello? Usa tu imaginación.
    http://www.gilad.co.uk/writings/2015/1/8/amidst-a-religious-war-in-europe-is-it-possibly-a-false-flag-operation

  19. JJGF
    JJGF Dice:

    Entrevista a David Gistau que considera a Soraya Sáenz de Santamaría y a Carmen Mtez Castro una enemigas de la libertad de expresión…

    http://conversacionescon.es/david-gistau-para-escribir-hay-que-estrujar-bien-el-estilo-como-si-fuera-una-toalla-mojada/

    Extracto estos párrafos:

    Eso que dices de “la presión del gobierno” se ha notado, sobre todo, en la caída de Pedro J. Pero, ¿es una cosa que se note a diario en las redacciones?

    La caída de Pedro J. es, posiblemente, el paroxismo de esto que estoy diciendo, porque ha sido un derribo muy escandaloso y, aunque las connotaciones políticas no sean las únicas, éstas existen, no me cabe duda. Yo te puedo hablar de mi propia experiencia: nunca he notado, en los años que llevo ejerciendo el periodismo de opinión, con 3 presidentes distintos, unos intentos de censura tan explícitos, unas reacciones a lo que se escribe tan agresivas y unas amenazas tan claras de que te puedes quedar sin trabajo. Ni siquiera lo atribuyo al presidente Rajoy, porque creo que él desdeña la prensa, *********sino a su vicepresidencia y a la Secretaría de Estado de Comunicación.****** Nunca he conocido personas tan agresivas con la crítica periodística, ni con Zapatero ni con Aznar.

    Que Soraya o Rajoy digan que todos somos Charlie Hebdo, pues va en el guión, lo han dicho casi todos los políticos….

    Pero más que esas declaraciones obligadas por la diplomacia, uno se retrata en sus decisiones diarias, en como usa el poder para garantizar o someter la libertad de los periodistas…

    • EB
      EB Dice:

      La hipocresía de políticos e intelectuales europeos da asco, Los que se dicen que ahora son CH se callaron por mucho tiempo y peor si uno tiene en cuenta las muchas veces que la libertad de expresión de sus opositores fue violada y ellos prefirieron callar (lo de libertad de prensa es una burla porque la prensa se arroga privilegios para extorsionar, como fue el caso de PJR). Los que ahora ven la amenaza del terrorismo criticaron por mucho tiempo a los que la denunciaban y peor si uno tiene en cuenta las muchas veces que ayudaron o confortaron a los terroristas. Los que ahora claman por inclusión social por mucho tiempo han estado insultando a sus opositores y varias veces promovieron linchamientos de sus opositores.

      Hollande da asco por lo que pudo hacer y por lo que hoy está haciendo con la complicidad de tantos políticos e intelectuales. Como típico político fracasado aprovecha para llamar a la unidad pero la unidad de los suyos para excluir a los que pueden amenazar su permanencia en el poder, y lo mismo pasa con Rajoy (y por suerte no está Zapatero, el colmo del fracasado).

  20. viernes
    viernes Dice:

    Mi impresión es que a la Francia de la grandeur, le viene muy bien la amenaza islamofascista. Al proporcionarle la misma excusa de que se vale USA en su patio trasero, es decir la defensa etérea de los derechos humanos particularizados en libertad política o libertad de expresión, se autootorga legitimad para intervenir en Africa en una guerra perpetua contra el terrorismo:
    .
    http://www.elmundo.es/internacional/2015/01/11/54b2737122601ded4e8b4570.html
    .
    Porque en Libia no había yihadismo, o si?

  21. karen barrios
    karen barrios Dice:

    lamento la muerte de personas, pero también duele las burlas, que han sido publicadas por la revista, no importa a quien, pero el respeto es importante para convivencia. He visto las diferente publicaciones y realmente duele por ellos , como se han burlado de personas sagradas.
    Es de esperar que situación dolorosa, sirva para quienes, se dedican al mundo de las comunicaciones, que la libertad de expresión tiene un limite, y es el respeto al menos por lo sagrado, de lo contrario, seguirán estos hechos lamentables.

  22. Antonio Juan Yesa Alberto
    Antonio Juan Yesa Alberto Dice:

    Me parece estupendo que se respete toda creencia y opinión, pero también, sea de tener en cuenta, que se pueda opinar incluso ridiculizar a aquellos que escudándose en una ideología o religión se quieren imponer subyugando, rechazando a quienes no opinan o creen lo que ellos, e incluso matando en nombre de su verdad. Yo creo firmemente en la libertad de expresión y que todos debemos reclamarla para todos, no solo en Europa sino en esos países que sufren a los radicales ya sean árabes, comunistas, o judíos. O es que creen que en Israel no existen personas que estén contra la política de su gobierno, pero que no se manifiestan porque no les dejan o simplemente tienen miedo de expresarse. O quizás crean que en Corea del norte todos adoran de corazón a su líder a pesar de las penurias y restricciones a que son sometidos. Y por supuesto aquellos que en países árabes donde dominan los radicales son perseguiros por pensar de forma distinta, su tendencia sexual, por ser mujer o por tan solo querer vivir dignamente, o creen que estas personas disfrutan siendo maltratadas.
    Por todo ello debemos de pedir libertad de expresión para todos en en todos los lugares de este hermoso mundo a pesar de que algunos, que he de recordar son los menos, se empeñen en demostrar lo contrario.

  23. skye
    skye Dice:

    en respuesta a “karen barrios”:

    (supongo que necesitaré algunas entradas para “meter” la réplica completa, pido disculpas por ello)

    karen barrios:
    Lamento decírselo, pero mis puntos de vista difieren absolutamente de los suyos en este punto. Vd. habla de “respeto”, de “burla a personas sagradas” y de límites a la libertad de expresión. Lo que Vd. apunta me recuerda a la voz de la moderación. Aquello de buscar un equilibrio entre valores en conflicto aparente antes que perseguir hasta el final uno de ellos aun a costa del otro. La voz de la moderación, de “lo civilizado”, del respeto…, permítame que se lo diga, Karen, pero en mi opinión esos puntos de vista son TÓXICOS (sin acritud, que diría el otro). Porque asume que tener presentes los sentimientos (religiosos, por ejemplo) de otros (algo que es importante en las relaciones personales) es algo que tiene que tener relevancia en el ámbito público. Pues no. No y no.
    El conflicto entre las sensibilidades religiosas y la libertad de expresión (la libertad de los caricaturistas para dibujar lo que quieran) es un asunto que colea desde hace mucho tiempo en nuestras sociedades democráticas. ¿Le suena a Vd. el nombre de Mary Whitehouse?
    http://en.wikipedia.org/wiki/Mary_Whitehouse
    Esta señora llevó a los tribunales (y ganó) al periódico “Gay News” por un poema en el que se hablaba de la figura de Jesucristo relacionándola con ciertos tics de homosexualidad, supuestamente del personaje. Según la demanda de la Sra. Whitehouse eso era blasfemia contra la fe cristiana. Después, Vd. recordará la fatua del Ayatolah Jomeini contra Salman Rushdie por sus “Versos satánicos”, que supuestamente contenía insultos contra el Islam. En esto de las ofensas al Islam, incluso se ha llegado a defender que una cultura (la occidental) fundada sobre el pluralismo necesitaría moderarse (¿autocensurarse?) para no herir las sensibilidades de terceros. Que sería más prudente que los ciudadanos ejerciéramos de manera “responsable” nuestro derecho a la libertad de expresión y tuviésemos en cuenta las diferentes sensibilidades que componen las modernas sociedades democráticas pluralistas.

    (continúa)

  24. skye
    skye Dice:

    Por otra parte, los líderes políticos occidentales han sido cautivados por esta manera de ver las cosas (supongo que, entre otros motivos, porque es mucho más cómodo evitándose problemas). Recordará cómo algunos de ellos, por ejemplo, el presidente Bush (padre) reaccionó a la fatua de Jomeini aludiendo a que la amenaza de asesinato al escritor era profundamente ofensiva. Es decir, la mayoría de ellos criticaron la fatua pero muy pocos defendieron que lo que escribió Rushdie no era ofensivo ni, desde luego, era ningún crimen merecedor de castigo. Es decir, de alguna manera, aceptaron el veredicto de Jomeini (la culpabilidad de Rushdie) y sólo discrepaban con él en cuanto a la sentencia (la pena de muerte para el escritor). Y si aceptaban indirectamente la culpabilidad de Rushdie, el siguiente paso lógico era legislar para eliminar esas supuestas ofensas.
    Y, en mi opinión, este es justamente el elemento central que hay que tener en cuenta en esta discusión sobre los supuestos límites a la libertad de expresión. Defender que la libertad de expresión, aunque algo importante, tiene que ejercerse de manera “responsable” para evitar “ofensas” asume que la ofensa es algo que tiene que evitarse. La libertad de expresión, efectivamente, puede dañar los sentimientos de alguien (pocos o muchos), pero creo que no hay nada malo en eso. El conocimiento (la luz) avanza destruyendo ideas erróneas. La sátira, la burla incluso, están entre las herramientas más poderosas que tenemos en ese avance. Hablaba en un comentario anterior de la figura de Voltaire. Pues bien, su obra “Cándido, o el optimismo” es un compendio satírico único contra los oscurantistas religiosos.
    Es inevitable que se sienten ofendidos los que vean cómo sus convicciones más profundas son puestas en burla, y hasta entiendo y encuentro comprensible tener una cierta compasión hacia ellos. Pero eso no significa que sean acreedores de un supuesto derecho a ser “protegidos frente a”, como tampoco que sean acreedores a algún tipo de restitución por un supuesto daño a esas convicciones. Al menos, en la esfera de lo público. UNA SOCIEDAD LIBRE NO LEGISLA TENIENDO EN CUENTA LOS SENTIMIENTOS DE LOS CREYENTES Y TAMPOCO TIENE QUE SENTIRSE PREOCUPADA POR LAS SENSIBILIDADES DE LOS CIUDADANOS. Si lo hiciese, no habría en principio límites al poder del Estado, ni siquiera se detendría ante los sentimientos y convicciones más íntimas de los ciudadanos.

    (continúa)

  25. skye
    skye Dice:

    Habla Vd. de “respeto”. Si se entiende por “respeto” el derecho de cada cual a ejercer libremente su libertad religiosa, estupendo. Estoy de acuerdo, aunque entendido así me parece un tanto redundante. El respeto por las ideas es una cosa. El respeto a quienes defienden esas ideas es otra cosa diferente. Las ideas en sí no merecen ningún respeto, no son sujetos de derechos. Las ideas se ganan el respeto cuando son sometidas a la crítica en la esfera pública.
    Recuerde Vd. las declaraciones de personajes pertenecientes al régimen iraní negando la existencia histórica del Holocausto judío. Aquello fue una consecuencia de la publicación por una revista danesa de unas caricaturas de Mahoma. ¿Es ofensiva esa negación porque ataca los sentimientos, las convicciones, de los judíos? No, en absoluto. La negación del Holocausto es un error, no porque sea ofensiva hacia nadie, sino porque, sencillamente, es falsa. Es decir, es una afirmación que va contra la evidencia histórica. Hay leyes en algún país europeo contra esta forma de antisemitismo, y esas leyes en mi opinión caen en los mismos errores a los que he aludido anteriormente y que indirectamente Vd. parece defender. La negación del Holocausto judío es un asunto que cae en la competencia de los historiadores, no en la de los abogados.
    Al final, todo esto tiene unas consecuencias pragmáticas evidentes. Si todos aquellos que se sienten ofendidos en sus convicciones reciben compensaciones porque esos sentimientos se hayan “ofendido”, es suficiente que un grupo de creyentes tenga éxito en sus demandas. Para que otros grupos “sentimentales” soliciten también su particular compensación. Al final, llegaríamos a una situación del tipo: escriba (o represente) algo supuestamente ofensivo hacia una comunidad de creyentes, la comunidad de creyentes protesta, el escrito se prohíbe (censura) o la obra deja de representarse.
    Dije al principio que sus puntos de vista eran tóxicos hacia la libertad. Respetar las creencias o los sentimientos de otros es una infección letal del cuerpo público. Es muy fácil decir que la libertad de expresión puede causar daño, y lo es porque es verdad. La política que seguiría es contra-intuitiva, pero en mi opinión, esencial: EN ESOS CASOS NO HAY QUE HACER NADA. La defensa de una sociedad libre implica no tomar en consideración esos resultados, sino insistir en la validez de los procedimientos, de la esencia del derecho como pilar de la sociedad.
    FIN

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Skye, gracias por las observaciones; que no me han parecido extensas, sino amenas. Quizás porque las comparto.
      Porque, ¿qué otra cosa puede ser la Libertad de Expresión más que el derecho a decirle a otro lo que no quiere escuchar?
      Gracias de nuevo.

  26. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    La nueva Santa Cruzada
    por Manlio Dinucci
    (abstract: La matanza perpetrada en las oficinas de la publicación satírica Charlie Hebdo, en París, sigue despertando asombro entre los analistas y cronistas del mundo entero. Mientras la prensa francesa denuncia a coro el terrorismo islamista, observadores de otros países –como Manlio Dinucci, en el diario italiano Il Manifesto– ven en ese crimen una manipulación orquestada por los servicios secretos occidentales).
    Enlace:
    http://www.voltairenet.org/article186438.html

  27. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Un oficial de un ejército europeo con experiencia reciente en bombardeos durante la mal llamada “primavera árabe” manda a uno de los chicos un correo con estos datos tomados del “Global Terrorism Index” para el año 2013. Ese año se produjeron 17.958 ataques terroristas en el mundo.
    En números redondos 50 cada día.

    – El 80% de dichos atentados fueron en Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria.

    – Es decir, 14,366 atentados de unos musulmanes contra otros musulmanes. Al año.

    Es decir, 40 atentados cada día.

    En Europa ni uno por año y cuando lamentablemente nos toca, nos reunimos todos en una clásica reacción gregaria instintiva.

    Dado que, como bien hemos aprendido en España, el objetivo de un acto terrorista es que caigas en la cuenta de que te quieren amedrentado y dócil, este tipo de respuesta debe resultar altamente satisfactoria para quienes han ordenado esta operación.

  28. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Ziauddin Sardar (ZS) escribió “Buscando el Paraíso Desesperadamente”. Hace años.

    Esta mañana me preguntaba por qué, siendo ZS un personaje global y de muy alto nivel intelectual, no se oye casi nada de él, busqué y encontré esta entrevista del 2008 en Karachi.

    http://ziauddinsardar.com/2011/02/the-reformist/

    Cada vez son más los autores y en su mayor parte occidentales, cuya perspectiva no interesa que sea divulgada. No creo que el libro citado se haya traducido al español y la entrevista es en inglés y muy larga.

    Cito solamente tres preguntas y respuestas resumidas.

    Q. You are against secularism and freedom of expression beyond a certain extent. Isn’t it a contradiction…?

    A. ………. Indeed, as a Muslim I believe in total freedom of expression. But I do believe it should be exercised with responsibility and respect towards all others. Moreover, I am not against secularism — I believe that the state should be fair and just to all and neutral in matters of religion.

    But I am against secularism as an ideology — quite a different thing. As an organised philosophy, secularism has been privileged and has claimed the centre ground, because it has persuaded many of its superior ability to serve the real needs of society.
    Allegedly, it is the neutral, dispassionate and disinterested outlook which alone is capable of maintaining a peaceful conversation between all the competing voices, factions, interest groups, ideas and ideologies contending in the public space of an increasingly complex and heterogeneous society.

    Q. In your view, what could be the broad contours of an ideal Muslim society in modern times?

    A. Any society that claims to be Muslim must be based on two cardinal concepts of Islam: adl and ilm. It will be a society where social justice is clearly evident in all its manifestations from distribution of wealth to the care and support of the needy, the marginalised and those on the periphery. It will be a knowledge-based society where science and learning, arts and creativity, are openly thriving. It will also be a society where ijma (consensus) and shura (consultation) are highly valued — which to me means it would be a thriving democracy, where there is no place for authoritarianism of any kind.
    ……a society where criticism and self-criticism are the driving forces of progress. …

    Q. How can Muslims contribute to peace in the modern world?

    A. Charity begins at home. By becoming peaceful societies themselves! How can we seek peace elsewhere when peace is so conspicuously absent from our own societies. To become peaceful, Muslim societies have to implement the concepts I have mentioned above.

    Nada sorprendente pero arroja alguna luz sobre otra de las raíces del problema.

    Buenos días

  29. Suarez
    Suarez Dice:

    No entiendo por qué se empeñan en Europa en reducir los ataques terroristas de París a una problemática sobre la libertad de expresión. ¿Los del supermercado judío tenían algo que ver con la libertad de expresión? ¿La policía municipal asesinada se dedicaba en sus horas libres al periodismo?

    El gangsterismo del Islam actual no tiene nada que ver con la libertad de expresión, sino con la presión que intentan hacer para imponer sus criterios político-religiosos, en tanto que poseedores de una verdad absoluta revelada al Profeta. Por lo tanto, el asunto atañe a la religión y a la política, y de ahí que asesinen a ateos laicistas (la más perversa de las religiones negativas para un rigorista islámico) y a judíos, sus más odiados de entre los monoteístas. Los cristianos están últimamente tan comprensivos y tolerantes, que no necesitan odiarlos, con someterlos algún día se conforman.

    Los buenos musulmanes, que condenan públicamente el terrorismo, no vaya a ser que les limiten sus maquinaciones expansivas amparadas en las libertades de los países nihilistas europeos, encuentran en privado totalmente justificados estos asesinatos, sin ningún género de condena moral, aunque la sangre les produzca un cierto horror a algunos más blandos.

    El Islam no es una religión. Es una teología política que contiene la Ley del orden en el mundo y del más allá. El orden del mundo, es decir lo que en la tradición cristiano occidental hemos entendido siempre como el dominio de la Política, que se realiza en la Historia entre el Génesis y el Apocalipsis, no definido por ninguna Ley divina y construido LIBREMENTE (potestas) por el hombre, aunque moralmente (auctoritas) condicionado, es sustancialmente diferente en el Islam. El Islam es un movimiento circular escatológico de regreso permanente al origen fundacional de los tiempos del Profeta. Su Ley divina define el orden del mundo, negando lo que los cristianos han entendido históricamente por Política y Libertad política.

    Si esto es un problema de libertad de expresión es, o bien que Europa ha reducido la Política y la Libertad política a la libertad de expresión, es decir a NADA, quizá a las meras ocurrencias y estupideces que cada uno quiera, cosa que es posible, o bien que no nos enteramos de qué ocurre.

  30. Suarez
    Suarez Dice:

    Charlie es la representación de la derrota de Europa, sus penúltimos estertores. Es el nihilismo en su apoteosis tras un recorrido de más de 150 años del pensamiento filosófico y político europeo, resuelto en la forma política del Estado de Partidos socialdemócrata. Sus religiones de la política sin metafísica, concretadas en ideologías seculares, fracasan estrepitosamente porque no liberan de la angustia de futuro ni colman la necesidad de transcendencia.

    Charlie tiene su antecedente inmediato en aquél happening cultural revolucionario que fue mayo del 68, en donde el nihilismo se auto representó dramáticamente en las calles del continente, convirtiéndose en la dramaturgia pública y privada de nuestras nihilistas sociedades políticas. Charlie es el fracaso de la construcción de Europa como espacio político desde sus supuestos nihilistas.

    Charlie es el lenguaje de las burocracias públicas de Bruselas o Madrid, carentes de cualquier visión más allá de la contable fiscal sobre un mundo acabado que carece de proyecto político y de toda transcendencia, mundana o ultramundana, que en realidad es lo mismo. El ser que representa Charlie, está tan acabado, que ni siquiera ese instinto primario de cualquier ser que es el de supervivencia y su corolario, el instinto de defensa, son ya capaces de activarse. Es el ser que ha renunciado al mundo porque carece de ansia de futuro. Solo desea dar el último vagido en el láudano aburrido, burocrático y sin futuro del geriátrico Estado de bienestar.

    Entre el Fiqh, con su prolija regulación ritual de los más nimios movimientos y gestos diarios del creyente mahometano, y la exuberante y puntillosa legislación estatal y supra estatal del europeo, existe muy poca diferencia práctica. El nihilista europeo está preparado/domesticado para aceptar el Fiqh. Primero con resignación y finalmente con gozo, liberándolo de la angustia e inseguridad de su presente.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Me refiero a la simplificación dolosa de la realidad a fin de adaptarla a los intereses de los poderosos “mercados”.
      Al olvido culpable de la realidad del Islam, en el que se comparten los bienes materiales más allá de la familia, en el que el préstamo con interés no cabe, en el que la humildad es un bien y el orgullo un mal. En el que la hospitalidad es la ley y la violencia un delito.
      Me refiero a que tras décadas de bombardeos masivos a poblaciones civiles, destruyendo toda infraestructura, los terroristas son los que sufren el dolor y la destrucción.
      Me refiero a cuando nuestra libertad exige su esclavitud; a cuando invadimos y arrasamos estados enteros para imponerles una Libertad que rechazan: la libertad del prestamista, del especulador.
      Me refiero a que su opinión es implantada por medio de la repteición constante de mentiras que se terminan asumiendo como verdades. Y trasmitiendo.
      Me refiero a que las armas que usan las fabricamos y vendemos nosotros. Me refiero a que el petróleo que necesitamos se lo robamos a ellos; !y a que coste!
      Me refiero a que la religión está en el interior; y la institución en el exterior. Me refiero a que la espiritualidad es un valor en el Islam y una lacra en occidente.
      Me refiero a todo eso y a mucho más.
      Me refiero a que en su mundo de todo-es-blanco-o-negro no cabemos todos.
      Y me refiero a lo que más abajo comenta uno que pasaba por aquí, mucho mejor que lo que yo le pueda decir.
      Pero también me refiero a las religiones como instituciones políticas, carentes de trascendencia, instrumentos para controlar sociedades.
      Me refiero a Orígenes y al Sufismo. Me refiero a la Baghavad Gita y a la guerra interior, que es la única guerra santa. Me refiero a dios y al hombre.
      No me refiero a venganzas, ni a guerras. No me refiero a mis culpas como ajenas. No las busco en otros -o eso intento-, sino en mi. Es allí donde las encuentro; y es entonces que puedo aliviarlas; aliviarme.
      Saludos.

  31. skye
    skye Dice:

    Manu, leyendo la entrevista que has tenido la gentileza de compartir con nosotros, no puedo por menos que destacar las contradicciones en las que incurre el personaje. Yo ya he dicho en alguno de mis primeros comentarios a esta entrada del blog que, en mi opinión, el islam, por su naturaleza “genéitica” es difícilmente compatible con las sociedades democráticas occidentales. Yo, al menos, no conozco ningún Estado musulmán que se parezca en nada a nuestras sociedades. Incluso Turquía, que en algún momento parecía que podía marcar el camino a otros (con muchos “peros”, eso también, porque Turquía no ha sido nunca precisamente un modelo de respeto a los derechos humanos), está embarcada en un proceso de re-islamización que no sabemos hasta dónde llegará.
    Pero fíjate en lo que dice ese señor. Por un lado, afirma: “I am not against secularism — I believe that the state should be fair and just to all and neutral in matters of religion”. Y en una respuesta posterior dice: “Any society that claims to be Muslim must be based on two cardinal concepts of Islam…” ¿Cómo se conjuga eso de un Estado “neutral”, dice él, en asuntos de religión y una sociedad que se proclame “musulmana” y que se organice basándose en “principios carddinales del Islam”?
    En fin, leyendo eso, al final se me queda la sensación de que hay mucho “márketing”, mucho “buenismo” en sus palabras, que a mí personalmente no me convencen en absoluto.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Hola, Skye

      Por lo que recuerdo, Z. Sardar se educó en Inglaterra y llegó a formar parte del Consejo Islámico mundial. Vamos, doctrinal y políticamente fue como casi uno de nuestros Cardenales. Luego se distanció y hoy no sé lo que hace. Supongo que está tratando de sobrevivir al margen como tantos intelectuales musulmanes.

      El libro que cito de él cuenta su aventura vital hasta entonces, quizás hace diez años, y la verdad es que no dejaba muy bien al Islam misionero y militante, yihadista. Justo lo que hemos promocionado desde Occidente.

      Afirma en aquel libro algo que los musulmanes conocen bien pero que nosotros nos negamos a reconocer: Que, antes que un libro religioso, el Corán es un Código Civil. De hecho este es el motivo histórico por el cual hoy tenemos una versión escrita y unificada.

      Personalmente no creo que el mundo musulmán sea homologable al nuestro. Ni siquiera creo que puedan convivir con nuestras reglas y no tener un grave problema de esquizofrenia bipolar. Tampoco les gustamos ni quieren ser como nosotros.

      Los musulmanes que viven con nosotros o lo son de boquilla (como nosotros somos cristianos de boquilla, no lo olvidemos) o tienen un problema y con nuestras reglas van a intentar resolverlo en beneficio suyo.

      La administración francesa y posiblemente muchas otras ya toleran como pueden la Sharia y cosas ilegales en nuestros códigos (pensiones de viudedad poligámicas, por ejemplo) encuentran formas de sortear la ley para no enfadar.

      Esto tiene mala salida y bastante peor con una Izquierda europea empeñada en usar el Islam para destrozar los restos de la cristiandad.

      No tienen nada que hacer por lo ya sabido: El Buen Rollito palidece ante gente dispuesta a pagar un precio e invariablemente termina por claudicar. El espectáculo de Susana Díaz o el de Sánchez ante estos temas es patético y es precisamente lo que va a terminar de hundirles. Su “pasotismo ideológico” ante problemas reales.

      Otra cosa es quién impulsa la globalización y la arabización de Europa, y por qué se insiste en ello cuando es una de las causas del pollo que tenemos montado.
      En apoyar esta dirección coinciden dos grandes fuerzas: El 1% de Stiglitz y la Izquierda Global.

      Los dos que o manejan o aspiran a manejar el “JackPot” del poder global.

      El resto somos instrumentales. También los musulmanes de a pie sobre los que cae el grueso del Terrorismo Yihadista,. Al lado de lo que ellos están sufriendo, lo nuestro es nada.

      El Islam tendrá que enfrentarse a sus problemas y avanzar desde la perspectiva religiosa también. En menor medida sucede en todas las religiones: Son casi iguales en lo esencial pero “les crecen” dogmas accesorios que se hacen fundamentales y terminan por convertirse en lastres tremendos.

      Un Occidente doctrinario y laicista también lo hace fatal porque no puede servir ni siquiera de ejemplo moral para nosotros mismos.

      Saludos

  32. uno que pasaba
    uno que pasaba Dice:

    Suarez, creo que Lege Ferenda se refiere a que si somos capaces de identificar un acto terrorista con una creencia religiosa y somos capaces de sentirnos amenazados por quienes son diferentes o piensan diferente, entonces todos perdemos.

  33. skye
    skye Dice:

    Ayer jueves me encuentro con las declaraciones del Papa Francisco, apuntando que la libertad de expresión tiene límites y poniendo el ejemplo de que si alguien insulta a la madre de alguien, puede llevarse un puñetazo. Y tengo que decir que, lamentándolo mucho, y siendo “miembro del club”, estoy completamente en desacuerdo con “mi jefe”. Lo siento, Paco.
    Vamos a ver. La libertad de expresión tiene límites, claro que sí. Porque ningún derecho es absoluto. Básicamente, me debería remitir a lo que dije anteriormente en la respuesta a Karen barrios, pero querría volver a incidir en que una cosa es el respeto a unas ideas y otra cosa diferente es el respeto a quienes defienden unas ideas. Yo tengo que tener respeto a la madre “del otro”, pero no tengo por qué tener ningún respeto por las ideas “de la madre del otro”. Y es ahí donde, en mi opinión, mete la pata el Papa. En no distinguir entre esas dos cosas. Independientemente, de que queda poco estético (estridente) palabras como esas de si alguien puede esperarse un puñetazo en boca de todo un Papa, yerra también en el análisis del fondo del asunto. La libertad de expresión no tiene absolutamente nada que ver con respetar a “la madre del otro”. En el pack “la madre del otro” , que sí merece respeto, no están incluidas “las ideas de la madre del otro”. Y, Francisco, mira que me gusta cómo lo estás haciendo, pero lamento decirte que ayer no fue tu día. Un saludo “del último de la fila”.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Francisco, un Papa “políticamente incorrecto”. Esta es la cuestión. Parece que sólo queremos oir lo que queremos oír. “La verdad nos hará libres” pero le tenemos un miedo atroz y por eso estamos más cómodos con lo “políticamente correcto”. ¡Chapeau Santidad! Eso sí que es marcar tendencia…. las oficiales ya las conocemos y hasta decimos que estamos hartos de ellas.

  34. uno que pasaba
    uno que pasaba Dice:

    Hombre Sipe, es que entre debatir sobre prostitución y decirle a alguien “tu madre es una puta” hay una diferencia que creo que no es necesario explicar. Supongo que el papa Paco se refería a eso. Claro que yo ni soy del club, ni soy Charly Hebdo, ni mucho menos yihaidista.

  35. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    “La paz en lugar de la OTAN” (“Frieden statt NATO”), conferencia de Oskar Lafontaine en la XX Conferencia Internacional de Rosa Luxemburgo, 10 de enero de 2015, en la sociedad científica Urania Berlín (Berlín, RFA).
    Publicado en alemán por JungeWelt el 14-1-2015 con el título “Contra toda participación bélica” (“Gegen jede Kriegsbeteiligung”).
    URL fuente alemana: https://www.jungewelt.de/2015/01-14/023.php
    Traducido al castellano
    http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2015/01/oskar-lafontaine-contra-toda.html
    Saludos

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      “Siendo la política exterior en su conjunto un montaje mentiroso, es nuestro deber irrumpir en esas mentiras, si realmente pretendemos avanzar hacia una política exterior de paz” (Oskar Lafontaine).

  36. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Desde el punto de vista psicológico, ante el terrorismo se busca reaccionar en forma de acto gregario reflejo –precisamente el objetivo del acto terrorista– y a estos efectos da igual que sea un acto de yihadistas, de falsa bandera o mixto.

    La conducta buscada se está reforzando con un reiterado proceso Pavloviano: Muertos, “Mani” para los Mass Media, más vigilancia generalizada –para los de casa, claro– y justificación de las guerras ya iniciadas que habrá que proseguir.
    En este caso los que inician las guerras de Oriente Medio se hacen una foto al frente de la manifestación. El ucraniano que bombardea a sus civiles también fue invitado, pero media Francia no lo fue.

    Gran distancia entre lo que divulgamos como deseable y la realidad.

    Lo aclara una frase del artículo de Manuel Jabois que cita Ignacio Gomá. Es la siguiente: “Charlie Hebdo le dice al yihadismo que en Occidente las reglas las ponen los ciudadanos, no los cielos”.

    Dejando a un lado que los cielos tampoco han dejado escrito que no se pueda dibujar a la causa del propio cielo (olvido reflejo), la cuestión sobre el papel es qué puede hacer Charlie Hebdo o cualquiera de nosotros que se exhiba como objetivo para gente que tiene un poderoso incentivo moral para morir matando y además lo disfruta.

    ¿Qué puede hacer nadie excepto prepararse para ser sometido a un proceso de vigilancia extrema cada día de su vida y a pagar los ingentes gastos que esto supone?

    La frase de Jabois tampoco es cierta por una segunda razón: Las reglas no las ponen los ciudadanos. Las ponen otros — y cada día desde tierras más lejanas–, que dan por sentado que los ciudadanos no estamos capacitados para otra cosa.

    Con su frase, Jabois colabora en perpetuar la conducta gregaria más ilógica y la pasividad, también refleja, que está en la base de los actuales sistemas de gobierno social de masas. Por el pueblo, sin el pueblo, pero produzcamos masa. Más masa.

    A principios del siglo XX, Trotter denunciaba cosas inconvenientes.
    Lo decía con esta frase en el epílogo de 1919 a la reedición de una de sus obras.

    Cita
    “Gobernar, después de todo, es un arte difícil y parece que no es razonable dejar al azar, a la herencia o a la posesión de rasgos totalmente irrelevantes que puedan ser el antojo de la multitud, la elección de aquellos que lo han de ejercer. El resultado de estos métodos de selección ni siquiera constituye una simple decisión aleatoria entre toda la población sino que muestra una tendencia sostenida hacia la promoción a posiciones de poder de un tipo de persona que en determinados aspectos se distingue, precisamente, por no estar dotado para las labores de gobierno”
    Fin de cita

    No dice que no debamos elegir. Dice, simplemente, lo que dice: Que se hace intencionalmente mal y entre gente con taras bastante claras.

    Buenos días

Los comentarios están desactivados.