Crisis y corrupción (también) en los medios de comunicación

En el repaso regeneracionista que este blog está realizando a todas las instituciones cuyo funcionamiento deja bastante que desear en nuestro país, creo que debe llegarle también su merecido turno -nadie se salva de nuestro afilado bisturí- a los medios de comunicación. Poca gente habrá capaz de discutir el fundamental papel que los medios desempeñan en cualquier nación o sociedad moderna. De hecho, resulta oportuno recordar la famosa reflexión del autor de la Declaración de la Independencia, tercer Presidente y eminente filósofo político norteamericano Thomas Jefferson, uno de los más grandes pensadores que han dado los Estados Unidos de América, cuando dijo: “si tuviera que decidir si debemos tener un gobierno sin periódicos o periódicos sin gobierno, no dudaría en preferir lo segundo”.  Y la frase no venía, precisamente,  de un don nadie en materia política. De hecho cuando su sucesor John Fitzgerald Kennedy dio la bienvenida en su residencia a los 49 ganadores del Premio Nobel en al año 1962, dijo muy gráficamente: “creo que ésta es la colección más extraordinaria de talento y del saber humano que jamás se haya reunido en la Casa Blanca, con la posible excepción de cuando Thomas Jefferson cenaba solo “.

En esa misma línea argumental no podemos olvidar, especialmente en una época y en un Estado como el nuestro cuyos mecanismos de control y regulación -los denominados “checks and balances” en el mundo anglosajón- han sido notoria y concienzudamente desactivados durante las últimas décadas, que la prensa, la radio y la televisión han jugado un papel esencial, como un verdadero “cuarto poder”, en su función de investigar, denunciar y poner negro sobre blanco el detallado relato de las disfunciones,  imperfecciones y corruptelas que afectan a nuestro sistema político.  Pero, asumido lo anterior, es también necesario comentar, y este blog resulta especialmente adecuado para ello, que no siempre es oro todo lo que reluce en el mundo de los medios de comunicación, especialmente tras estos difíciles tiempos de crisis económica. El interesado y prolongado silencio por parte de un buen número de medios, e incluso su ensalzamiento durante años, ante conocidos políticos notoriamente corruptos, y su complicidad manifiesta con situaciones anómalas que ahora están empezando a salir a la luz debe movernos a realizar una reflexión profunda sobre su verdadera función en la sociedad, sobre las causas de esta situación, y sobre sus delicadas consecuencias para todos nosotros.

Antes que nada es preciso aclarar, para los más ingenuos o menos avisados, que los coloquialmente llamados “medios de comunicación” son en realidad “empresas” o “grupos” de comunicación a todos los efectos. Esta aclaración es fundamental para entender que la mayoría de medios actúa básicamente –aunque a unos se les nota bastante más que a otros- no en la búsqueda y publicación de la “verdad” en sí misma, sino bajo estrictos criterios económicos, defendiendo una línea editorial próxima a aquellas opciones políticas que más convienen a la supervivencia y a los intereses de su grupo empresarial. Resulta de gran importancia contar todo esto porque sigue habiendo en España mucha gente de buena fe que, en sus conversaciones cotidianas, dice “lo he oído en la tele (o en la radio)” o “lo dice el periódico” como muestra de indiscutible autoridad en los argumentos que utiliza, sin pararse a pensar, con la mirada un poco más allá de lo que ha leído u oído, en quién lo dice, o en quién lo escribe, y con qué verdaderas intenciones lo publica en este concreto momento. Y ello se aprecia mucho no sólo en las pequeñas empresas de prensa local, siempre más cercanas necesariamente al gobernante de turno, sino también en los grandes grupos multimedia -aquéllos que agrupan prensa escrita, radio, televisión e internet- y cuyo devenir económico-financiero depende en gran medida de la generosidad, directa o indirecta, de los gobiernos centrales, autonómicos o municipales del momento. En pocas palabras, cuando la economía o la propia viabilidad financiera del “controlador” (el medio de comunicación) deja de ser autónoma y pasa a depender de sus “controlados”(los políticos que gobiernan en su territorio), la tentación de acomodarse o dejarse influir en lo que se publica o se deja de publicar se hace realmente grande, por no decir inevitable.

Muchos medios de comunicación se habían habituado en los últimos tiempos en nuestro país, tanto en el ámbito estatal como en los autonómicos o locales, a sobrevivir y cuadrar sus balances directamente gracias a las subvenciones públicas y a la publicidad institucional, especialmente ante el enorme bajón que experimentó la publicidad procedente de las empresas privadas y de las actividades comerciales en general. Ello generó una peligrosa dependencia de los gobernantes de turno, pues resulta muy difícil –en España realmente casi heroico- que los periodistas critiquen a las instituciones con cuyo dinero se sustenta el equilibrio económico de su empresa y, en definitiva, su propio puesto de trabajo. Y a la hora de los recortes, que dada la situación del país han ido llegando inexorablemente a todos los ámbitos de la actividad económica, ha sucedido algo todavía más peligroso. Cuando la esencia del buen periodismo consiste en ser crítico con el poder, del color que sea, para corregir sus disfunciones, en España se está produciendo, de una forma lamentable, justo el fenómeno contrario: los gobernantes que han derrochado el dinero público a manos llenas regando generosamente a muchos medios de comunicación se han acabado convirtiendo para éstos en los héroes, mientras que los que han venido después con las tijeras en la mano, racionalizando, reduciendo y poniendo orden en el anterior despilfarro económico-mediático han sido tratados como los villanos. Justo lo contrario de lo que debería ser.

Hace escasos días un amigo metido en política me comentaba que su partido, ahora en el poder en la autonomía en la que vivo, vive una complicada situación porque ha colocado involuntariamente en estos últimos años a casi todos los medios locales en contra, no tanto por el contenido de su actuación política -que con sinceridad no ha sido tan mala dada la situación general y las cuentas heredadas- sino porque las circunstancias económicas actuales les han convertido en el  “partido de los recortes”, de forma que, al haber eliminado las millonarias cantidades que percibían los grupos mediáticos locales, se han transformado para la mayoría de los medios y, consecuentemente, para sus lectores y espectadores, en “los peores políticos de la democracia”. Y eso, dado el enorme poder que acumulan los medios de comunicación, resulta tremendamente peligroso, y revelador, en el fondo, de una mezquina y torticera irresponsabilidad. Únase a ello el hecho de que, como antes hemos comentado, la mayoría de los lectores, oyentes y espectadores de prensa, radio y televisión resultan de una notable credulidad, no siendo muchos de ellos capaces de realizar una lectura comparativa crítica de toda la diversa información que continuamente reciben. Por ello, ante esta lamentable actitud de algunos medios, la mayoría de las personas que a diario abren un periódico, ponen la radio o encienden su televisor con su mejor buena fe resultan, en muchas materias importantes, realmente engañadas. Ello significa, sin más rodeos, que muchos medios de comunicación no critican a los políticos que lo hacen realmente mal en su gestión o derrochan dineros públicos, sino a aquéllos que, aunque actúen con responsabilidad, perjudican los intereses económicos de su grupo empresarial. Y eso, que muy pocos lo saben o son capaces de intuirlo, nos lo desayunamos todos los españoles un día detrás de otro en los últimos años. También es cierto que existen honrosas excepciones en el mundo de los medios, que dignifican enormemente a su profesión, y que muchos periodistas de a pie se encuentran colocados en una comprometida posición laboral y profesional, no siendo ellos responsables de la mayoría de sesgos informativos, que emanan directamente de las directrices dadas por sus empresas.

Pues bien, esta situación, como muchas otras existentes en nuestro país, no puede sostenerse más, y debe ser denunciada de forma pública y contundente. Ya sé que resulta harto difícil que todo esto se publique en los propios medios de comunicación, pues en el fondo atenta contra sus más íntimos intereses, especialmente los económicos, pero debemos hacerlo aquí. Por algo somos independientes, y para ello existe este blog. Queda formulada esta denuncia y planteada esta delicada reflexión. ¿Qué podemos hacer para corregirla?

 

28 comentarios
  1. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Realidad preocupante la que describe el artículo. Creo que sería bueno reducir la publicidad institucional al mínimo imprescindible. Cuando una empresa recibe un trato injustamente favorable está recibiendo unos ingresos extra que la permiten desplazar a otras del mercado. Al final cierran los medios más prudentes.
    Pero el mayor problema que veo a nivel nacional no es tanto la falta de medios con ideas diferentes como la pérdida de calidad. El problema no lo veo tanto en lo que cuentan, ya que a pesar de todo sigue habiendo medios de diferentes posturas, como en cómo lo cuentan. La crisis ha afectado mucho al periodismo, se han perdido muchos puestos de trabajo y no siempre han permanecido los mejores. Está claro que hay menos recursos y muchos buenos periodistas sin trabajo. Pero no hay demasiada capacidad para contar las cosas de modo original, de sorprender, de una mínima creatividad. Supongo que a mucha gente le habrá pasado la experiencia de leer un periódico y saber lo que va a leer antes de leerlo, o escuchar en la radio o en la televisión lo que preveía con antelación. En algunos momentos da la sensación de que la prensa en España funciona a base de consignas largamente repetidas. Y luego está la progresiva pérdida de cortesía, parece que los medios de comunicación van camino de enfrentar el mal humor de los unos contra el mal humor de los otros. En la mejora de los medios de comunicación nos jugamos mucho.
    Un cordial saludo.

  2. Escotero
    Escotero Dice:

    Citemos pues a Jefferson:
    “Advertisements… contain the only truth to be relied upon a newspaper,” Carta a Nathaniel Macon Monticello, 12 de Enero de 1819.

  3. albert
    albert Dice:

    Los anuncios (como decía Jefferson) y las viñetas de humor son lo único que pueden salvarse de los periódicos; no te puedes fiar ni de la programación de la tele.

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hoy, en Occidente, los Mass Media se agrupan en no más de 5 o 6 conglomerados. La industria está más oligopolizada que cualquier otro sector económico. Y es lógico.

    Hace 35 años, Chomsky y Herman (“Manufacturing Consent”) se quejaban de la oligopolización porque eran “solo” unos 50 grupos.

    El Modelo de negocio está casi siempre volcado hacia combinaciones de la gratuidad con publicidad y subvenciones públicas.
    Es decir, –salvo en un mercado en el que el anunciante sea irrelevante por su reducido tamaño–, no hay forma de razonablemente esperar información aséptica, sin silencios y sin “slant”.
    Los silencios son muy importantes.

    Hoy comienzan a desarrollarse o renovarse algunas publicaciones basadas en “Subscriber Fee” en mayor medida, pero son muy caras, casi desconocidas y de capital ignoto o sospechoso.

    Además está el hecho de que gran parte de la información tiene valor solo cuando es desconocida por la gran mayoría. Un hecho sobre el cual no solemos pensar mucho.

    Creo, francamente, que la fuente de información de mayor calidad hoy se encuentra en Blogs dispersos y en los comentarios de articulistas y de lectores (éstos también en la prensa). Lo que dure habrá que aprovecharlo.

    Un ejemplo está en los comentarios de lectores en cualquier medio europeo y USA discrepando de la línea editorial cuando lo de Ucrania.

    Por otro lado, en lo que respecta a la gran masa, se encuentra en manos de medios y programas que usan y fomentan un Arquetipo Humano “entrópico” –por decirlo de alguna forma.
    Nada habla tan claro de lo que nos mueve en rebaño como el “Pay Per View” analizado en conjunto. El 90% es Porno y Futbol al 50/50. Nuestra soledad ha sido “capturada”. ¿ Verdad que suena?

    Si queremos acercarnos a lo que de sucede –y por qué sucede–, no se puede recurrir en exclusividad a los medios de comunicación y menos en una crisis como esta donde mucha gente está en situaciones límite.

    Ya se ha copado vía redes semi-monopolísticas franquiciadas a la gran masa, pero de todas formas hoy hay una gran conectividad y el campo en red está aún sin explotar desde las personas y, pronto, desde las cosas.

    A través de lo que se mueve por millones de nodos hay mucha verdad. Faltan mecanismos autónomos e independientes de ayuda en Consolidación y Redistribución.
    Pero hay campo para compensar las carencias.

    Saludos y gracias por el artículo.

    • Cvm Privilegio
      Cvm Privilegio Dice:

      Un pequeño offtopic, señor Oquendo. Atendiendo sus recomendaciones leí este verano “Manufacturing Consent”. ¡Ojalá no lo hubiera hecho! La dosis de píldora roja es excesiva. incluso para un escéptico como yo. Mejor seguir en la Matriz…

  5. Luisa
    Luisa Dice:

    Es muy probable que, si durante los años siguientes a la transición, los medios de comunicación hubieran hecho bien su trabajo, no se hubiera llegado a la actual situación. Entonces los periódicos tenían muchos medios e ingresos (no como ahora, debido a la crisis y la irrupción de los diarios digitales) y sin embargo no propiciaron el periodismo investigador sobre temas de corrupción. Escándalos como Filesa o Naseiro no salieron a la luz por la investigación de los medios, sino porque algún implicado se fue de la lengua y chivó los secretos. Además, a menudo los periodistas pueden actuar en este ámbito investigador más eficazmente que los tribunales, pues no están sujetos a los ritos garantistas de éstos. De esa ausencia de conocimiento e investigación procede el clima de impunidad que reinó en esos años o décadas, lo que favoreció grandemente la corrupción institucional. De hecho, los actuales casos de corrupción (actuales en su tratamiento judicial) se produjeron realmente en esos años y obedecieron en buena medida a esa sensación de impunidad, de “todo vale” y “no pasa nada”. Claramente los medios de comunicación incumplieron su función investigadora y difusora de los casos de corrupción.

    • Lucía de las Heras
      Lucía de las Heras Dice:

      A decir verdad el caso Naseiro no salió a la luz pública porque algún implicado filtrase los hechos, sino por una intervención telefónica acordada en un asunto de narcotráfico, dando la casualidad de que ese mismo teléfono lo usaba un político (hermano del investigado) implicado en cohechos para la adjudicación de contratas.

      Pero es verdad que no se conoció por una investigación periodística. Es más, los periódicos de la época, en vez de indagar en los hechos, les pusieron sordina.

      Fue el primer asunto de corrupción mediante contratas amañadas a cambio de dádivas (lo de Filesa era otro tema distinto: donaciones camufladas en falsos informes) pero acabó en archivo porque el Tribunal Supremo anuló las intervenciones telefónicas por defecto de forma.

      Si en el caso Naseiro se hubiera castigado ejemplarmente a los implicados, es muy posible que después no hubiera prevalecido el ambiente de impunidad que propició la gran corrupción que ahora nos estalla.

  6. De Lege Ferenda
    De Lege Ferenda Dice:

    CORRUPCIÓN MEDIÁTICA en la cadena de trasmisión de la Secta Podemita:
    Tomado de El Pias de hoy (artículo de Carlin):
    http://politica.elpais.com/politica/2015/01/27/actualidad/1422384264_753104.html
    “Unas 2.500 personas dentro del pabellón y otras mil afuera aclaman a Pablo Iglesias, profesor de Ciencias Políticas de 36 años que, justo un año antes, CON OTROS CUATRO CATEDRÁTICOS DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID, DECIDE FUNDAR PODEMOS”.
    Sigue el artículo dos párrafos después: “La simbología es algo confusa, como las consignas, como las palabras del propio Iglesias. ES CATEDRÁTICO pero el plato fuerte de su discurso es un cuento para niños, una fábula sobre gatos y ratones de fácil digestión para todas las edades: los gatos son los malos, los representantes de la casta dominante, y los ratones son el pueblo, los buenos”.
    El País, MIENTE a favor de los de la Secta. Para quien no lo sepa, Pablemos no es Catedrático; ni siquiera Profesor Titular. Errejón es un Becario y Alegre, Profesor Titular, igual que Monedero.
    Pero El País los traviste de Catedráticos.
    Bono, Zpero, Iglesias, Errejón (y su papá; y su hemanno). Estos son, aquí están. Los Travestidos del Nuevo Régimen de las viejas glorias de la Corrupción Nacional.
    Apadrinados por lo peor del partido del Terrorismo de Estado, de la corrupción del Banco de España, de los Ministros de Interior, del BOE, de la Guardia Civil … ¿Quien da más?
    Junto a la pandilla de canallas que arruinaron a IU antes de pasarse al bando del Terrorismo de Estado.
    Pero bueno, la gente está ilusionada. Como siempre antes de la debacle. Que esta vez será de traca.

    • Escotero
      Escotero Dice:

      ¿Ha ponderado Vd. la posibilidad de que lo de Catedrático fuese más bien en tono peyorativo?…
      Al fin y al cabo Catedrático es, por ejemplo, Juan Iranzo, economista liberal “pata negra” y personaje muy conocido de todos aquellos que siguen las secciones de Economía de diferentes medios de comunicación, y que también es noticia hoy mismo.
      Me dirá Vd. y también lo es Moral Santín que tamnién figura en la misma noticia. Por supuesto, pero su exposición mediática era incomparablemente menor hasta que se empezaron a levantar las alfombras. Además éste último era (¿es?) “komunista” (con k que suena peor).

      Sinceramente, el ser Catedrático o no serlo, no supone – por desgracia – ningún aval de honestidad ni de decencia. Incluso, en muchos casos, ni siquiera de producción científica. Al respecto en este mismo blog y en su blog hermano NadaesGratis se han derramado ríos de tinta (electrónica) al respecto.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      He valorado la reiteración en la repetición desde distintas atalayas mediáticas de la falsa “titulación” de los Podemitas.
      No me importa lo que sigue. Me importa la estrategia de dotar de laureles inexistentes a los líderes de la Secta. Y me importa porque no es solo en el País. Que después den carnaza para embotar nuestras emociones, me parece lo accesorio.
      Dentro de un mes, la carnaza no se recordará. Lo de “los catedráticos”, si.
      Podemos es una estrategia del P$OE.
      Saludos

    • baaron
      baaron Dice:

      También yo apoyo su nombramiento como faro insobornable y no sectario del foro. Este Pablo, que usted demoniza, solo es licenciado en Derecho con 23 años, en Políticas con 26 con premio extraordinario fin de carrera, máster y artículos veintitantos. Habla inglés, italiano, francés, además del materno.Vamos, que no es un cateto. Si para usted lo de catedrático le parece tan diferenciador le recomiendo lea esta entrada, que no pretende generalizar sino dudar:http://unnombrealazar.blogspot.com.es/2008/02/qu-es-un-catedrtico.html
      Aunque quien sabe, quizá como asegura El País también tiene falsificado su curriculum.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      Tocino = distancia / tiempo.
      Ah, no! Eso es la velocidad.
      Yo me refiero a la velocidad, y usted al tocino.
      MIenten al llamarle catedrático. Porque no lo es. No es ni Profesor Titular, de hecho.
      Hable los idiomas que hable. Y tenga las licenciaturas que tenga, un Catedrático no es un PNN.
      Lamento si lo toma como una ofensa a su lider magnífico.
      Sobre los Currículums, la exageración es lo mínimo. Está dentro de lo habitual.
      Y sobre los dineros de Monedero y CIA, no creo que representen un interés de lucro personal para el Profesor Doctor. Evidentemente, no admite comparación con el contenido de aquél maletín del Sr. “ni Flick ni Flock”. Y por otra parte, su destino se entiende perfectamente: lanzar el partido para el que se creó el “Indignalismo” del 15M.
      El problema es que esos dineros destinados a lanzar un Partido político con aspiraciones de Gobierno en España, provienen de un Estado Extranjero. Mejor dicho, de varios.
      En algunos países eso se castiga con especial rigor. Lo que no deja de tener su lógica.
      Tiempo habrá para examinar estas cuestiones, no se preocupe.
      Saludos.

  7. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    En algún otro post comentaba esta cuestión: los medios controlan y exigen pero ¿quien controla al controlador? ¿donde está su portal de transparencia? ¿sabemos cuales son sus deudas bancarias y sus declaraciones a Hacienda? ¿Ellos pagan el máximo fiscal para dar ejemplo? Se nos dirá que son medios “privados”, pero se callarán lo de “pagados -directa o indirectamente- con medios públicos o institucionales. Como señala Manu además, en régimen de oligopolio ya que han capturado toda posible competencia. Su independencia es tan cuestionable como ellos cuestionan la de los demás; su nivel de enriquecimiento (lícito o no) ha sido el mismo que todos los de los controlados; sus sueldos, cargos, privilegios son exactamente igual que los de las grandes corporaciones y el blindaje de sus ejecutivos no desdice de otros por su obscenidad. Además se amparan en la sacrosanta libertad de expresión que luego no respetan en los demás.

  8. josé ayllón
    josé ayllón Dice:

    Uno espera leer buenos comentarios en el blog (lo que casi siempre sucede) y también debate interesante, habitualmente. Sin embargo no estoy acostumbrado, hasta ahora, a comentarios tan profundos y brillantes como el que nos brinda de lege ferenda. Sublime su análisis y memoria, creo que habría que pedir a los editores plaza fija para este prohombre de la democracia y el rigor. Mi voto ya lo tiene¡¡

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      Don José, me permito aconsejarle ser más claro con el sarcasmo cáustico. Puede haber quien crea en la literalidad, sin entrar en la intención.
      Saludos.

  9. Álvaro Deelgado
    Álvaro Deelgado Dice:

    Suscribo lo que dice, José, y lo hago extensivo al resto de comentaristas. Gracias a todos. Mejoran ustedes lo que escribimos. Un cordial saludo.

  10. izaskun
    izaskun Dice:

    No hay más que contrastar el empeño que ponen los grandes grupos de comunicación en algunos casos recientes, cuando han visto la patita al lobo, y el largo silencio y carencia de investigación que han mantenido durante muchísimos años en sangrantes casos de corrupción de los partidos hasta ahora hegemónicos que han salido a la luz por otros cauces.

  11. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Para Cvm Privilegio:

    Hola, Cvm:
    Estoy muy de acuerdo con el trasfondo disidente/rojo/marginal de los silencios de Chomsky especialmente en aquella época en la que también por nuestros pagos morales se produjeron los asesinatos de los Jesuitas en la UCA del Salvador o la de monseñor Romero por “our son-of-a-bitch”s. Entre otros cientos de miles de cadáveres debidamente tratados con sordina por la “prensa de casa”.

    Hoy no cabe gran duda de que sus datos, su trabajo, –independientemente de sus intenciones y efectos políticos–, eran de gran calidad académica.

    Nos basta con los datos y no necesitamos compartir perspectivas políticas. El dato o el hecho basta.

    Hemos vivido la Guerra Fría con una especie de máquina de ocultar y perdonar nuestros pecados porque al “otro lado” esperaba la encarnación del mal. Para centrarme comencé a leer prensa rusa, china y de Singapur y lo que sale es bastante diferente de lo que nos muestran por aquí los propagandistas de la fe.
    Todo es el mismo lado.

    Un saludo cordial

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimado Sr. Serrano: Gracias por la entrada y por su contenido. Ya era hora de que se pusiera la mano sobre tanta corporación (oligopolios en muchos casos) que campan a sus anchas. Hay un artículo sobre esta cuestión en http://www.fundacionemprendedores donde se plantea que ha llegado ya el momento de ajustar las cuentas (con tanta ingeniería finaciera “legal” ) a estos sectores sobredimensionados en muchos casos gracias a los presupuestos públicos. La transparencia debe llegar allí donde llega el dinero de los contribuyentes, tanto directa (contrataciones o subvenciones) como indirectamente (publicidad institucional o exenciones fiscales). Hay algunas que han construído imperios económicos con un tratamiento privilegiado en función de su teórico “interés social”.

  12. Arístides Teorán
    Arístides Teorán Dice:

    En este pais, y desde hace un tiempo, tenemos un problema endémico: la “izquierda” se situa, por concepto, en el lado de los vencedores dialécticos. Y esto es así por el dominio del lenguaje, la técnica oratoria, el control de la comunicación y el asentamiento de prejuicios.

    Cuando en un debate (en cualquier foro), la mente colectiva sitúa de manera automática a la izquierda y como premisa, como “la parte en poder de la razón” como consecuencia de esa educación que hemos sufrido asentada en el prejuicio, la otra parte lo tiene crudo para salir bien airado. Y ello es por eso, por los prejuicios. Los malditos prejuicios que sobre “la derecha” se han asentado en nuestras mentes.

    Decía Schopenhauer que lo que se opone más al hallazgo de la verdad no es la falsa apariencia que surge de las cosas, llevando al error, ni tampoco inmediatamente la debilidad de la inteligencia, sino la opinión presupuesta, el prejuicio que se impone como impedimento a priori a la verdad.

    La técnica oratoria de Pablo Iglesias es sencillamente una maquina bien engrasada, y todos los que debaten con el caen en las mismas trampas una y otra vez. Usa los prejuicios como un arma afilada, y lo hace bastante bien. Por eso es tremendamente peligroso. El y los medios afines

  13. De Lege Ferenda
    De Lege Ferenda Dice:

    Elegimos una y otra vez a los Terroristas de Estado liderados por Felipe “Isidoro de las Jons” González.
    Cuando la pestilencia salía de las urnas y atacaba nuestra -escasa- conciencia, cambiamos. Pero nos quedamos con el Poder Judicial destruido; que nunca más se levantó.
    Entonces votamos a un loco megalómano que nos llevó a una guerra ilegal, sin refrendo parlamentario (tipo penal), pese a que el 95% de nosotros mostramos contundentemente nuestra absoluta oposición., No a la Guerra. Pero si. Al loco de Ansar le dimos de nuevo la mayoría en el Parlamento. Y ocupó todas las Instituciones.
    Luego votamos por un conspirador de pacotilla, el masonazo de ZPero. Y le dimos el voto mayoritario de nuevo, por obra de las alcantarillas del Estado -11M.
    Si, somos nosotros los responsables. Pero ese mensaje no gana elecciones, sino enemigos.
    LA Política hemos de hacerla nosotros, con nuestras acciones, dia a dia. En la Sociedad Civil, no en el Parlamento de los 350 monitos adiestrados para apretar el botón que les ordenen. Si, hay mandato imperativo. A las órdenes de la mafia, no de lso votantes, no de los ciudadanos.
    Desde este punto de vista, la ideología ha de ser algo personalísimo, que ha de guiar nuestras decisiones en conjunto, sin mediatizar nuestras relaciones interpersonales traducidas en nuestro consentimiento u oposición a medidas concretas.
    La separación de ideologías nos hace sectarios, fundamentalistas. Hooligans.
    El cáncer son los Partidos políticos, partidarios solo de sus intereses mercenarios.
    Son el bastión insuperable para la búsqueda del interés general.

  14. Domi del Postigo
    Domi del Postigo Dice:

    Quizá la situación comenzará a corregirse cuando la publicidad institucional vuelva a ser información de servicio público, con carácter institucional y no partidista. Siendo así, esa información debería divulgarse por los medios como obligación periodística y sin otra contraprestación que la de la satisfacción de ser útiles a la comunidad y la relación de agradecimiento y confianza de esa comunidad hacia esos medios. Y quizá también cuando la subvención a los medios no sea encubierta ni dependa del cambio partidista de las instituciones (si se considera que esa ‘subvención’ debe mantenerse para la pervivencia de los medios que se demuestren serios como empresa,s en su gestión y con sus trabajadores, y legítimos en su buen hacer informativo y de entretenimiento, y todo eso por supuesto al margen de sus líneas editoriales). Aunque la crisis, la traslación digital y las redes, por un lado, y la situación creada y consolidada en el tiempo, por otro, lo hacen todo muy complicado y difícil. Pero eso no merma un ápice que sea muy necesario, como bien sabía Jefferson

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      A “Domi del Postigo”: el sistema que subvenciona crea dependencias y agravios comparativos y elimina libertades, luego no es sano. Los presupuestos públicos son y deben ser para el exclusivo mantenimiento de los servicios públicos. Nada de “colar” el supuesto interés públco o social de determinadas organizaciones o corporaciones para tener un trato privilegiado. Es la hora de cortar clientelismos políticos con cargo a los presupuestos públicos. Los medios de comunicación tiene tanto interés público como el panadero que nos ofrece cada día su pan, el profesor que cada día forma a sus alumnos o el empresario (pequeño) que todos los días procura tener trabajo para sus empleados. La discriminación (incluso positiva) está prohibida en la C.E. Los mitos para las mitologías.

  15. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    Estas cosas no pasarían si simplemente se repartiera la publicidad conforme al criterio del TS en su jurisprudencia consolidada: a más difusión, mayor cuota de publicidad y reparto proporcional. Ese criterio de sentido común debía ser norma legal estatal. La mayoría de gobiernos estatales, autonómicos y locales intentan repartirla como dádivas a los medios afines, castigando a los más independientes o de signo contrario. Así se llega a los absurdos de dar más publicidad de una forma totalmente arbitraria a medios con menor difusión, y por lo tanto un reparto totalmente ineficiente y contrario al interés público y al cumplimiento de los fines de la publicidad institucional.

    Sr, Delgado, ¿no será que su amigo que está en política y en el partido que gobierna le han dado la poca publicidad que conceden a sólo uno o varios medios afines, discriminando al resto, incluso aunque pudieran tener mayor difusión?¿no será que su amigo ahora se queja amargamente porque estamos en período electoral y porque esos medios que quizás fueron marginados injustamente ahora están afilando los cuchillos para cobrarse la venganza en plato frío?

  16. Álvaro Delgado
    Álvaro Delgado Dice:

    No Isidro. Esos medios estaban acostumbrados a recibir a manos llenas de todos los partidos, incluso del partido al que pertenece mi amigo. Y cuando estos pobres han dejado de pagar el “impuesto revolucionario” ha pasado lo que ha pasado. Por cierto, lean esta noticia que publica hoy, en esta línea, el digital Vozpópuli: http://vozpopuli.com/actualidad/56463-susana-diaz-controla-una-armada-mediatica-tras-gastar-600-millones-en-comunicacion. Un saludo a todos.

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Es que lo que le cuento ocurre y también en Andalucía por cierto. Partidos que se enfadan si un medio sigue una editorial contraria a ciertas medidas o propuestas del partido del gobierno o si el periódico denuncia casos de corrupción e irregularidades. Algunos gobernantes locales son demasiado prepotentes y soberbios, auténtico caciques, más si tienen mayoría absoluta y no aguantan ningún de tipo de crítica ni disidencia. Estos días se ha publicado esto, pero hay más casos en las bases de datos y en las hemerotecas.

      http://www.ideal.es/almeria/201502/01/discrimina-ideal-desde-instituciones-20150201002618-v.html

Los comentarios están desactivados.