Las Autonomías regulan la protección de los denunciantes de corrupción

“Una ley de estas características permitiría que mucha gente se animase a denunciar, sobre todo los funcionarios y empleados públicos que conocen de primera mano lo que sucede en sus Administraciones y que ahora muchas veces se callan por temor a represalias de sus jefes directos, o de altos cargos políticos, que prefieren mirar para otro lado, en el mejor de los casos, o que pueden estar implicados en actuaciones irregulares, en el peor”, resume Elisa de la Nuez, abogada del Estado, sobre la necesidad de que la Ley se impulse a nivel nacional. “Estas represalias son a veces muy duras, en lo profesional y en lo personal”, recuerda la impulsora de la plataforma Hay Derecho, que ha elaborado una recomendación sobre cómo proteger a los informantes.

Puedes leer la noticia completa de El País en este enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *