Santi Vidal y el camino errado de la “Constitución catalana”

Hace unos días, Santi Vidal dimitió como senador tras la polémica por unas declaraciones que fueron difundidas pero que hacía tiempo en Cataluña eran de conocimiento público y no se desviaban del discurso político del movimiento independentista.

Sobre este tema, nos faltan dos cuestiones por aclarar. Cuando el Govern manifestaba indignado que “nuestro trabajo es absolutamente legal”, debería haber especificado a que legalidad se refería y si sus manifestaciones eran falsas por qué no lo echaron antes cuando empezó una gira entre aplausos y felicitaciones.

Nos ha dejado la sospecha que ha tenido que pagar el pato de que un medio influyente revelara a través de sus manifestaciones los planes ocultos, hasta ese momento, de los gerentes del proceso.

Quedaría esta versión mejor que la de que le han hecho dimitir por mentiroso (“absolutamente falso” Munté), por megalómano ( Reguant CUP) y frívolo y bocazas (todos). Hasta él reconoció que “eran en un tono coloquial..pero es evidente que tomadas en su literalidad no se ajustan a la realidad” .

Pero, si la clase dirigente escogió a este profesional para hacer nada menos que una Constitución era porque lo consideraban una persona altamente cualificada que podía concluir con éxito el encargo, lo que es una muestra del nivel de la actual clase política catalana.

Si el grupo de políticos (de CIU y ER) fuera el consejo de administración de una empresa privada, todos los que hubieran participado en la elección de un personaje con este perfil y que “tanto daño ha hecho al independentismo”,  hubieran ido también a la calle.

Aunque, si las conferencias fueron promocionadas y seguidas con tanto entusiasmo tal vez tenían razón los profesionales jurídicos y los políticos (hasta de Podemos) que , después de su suspensión,  gritaban ante el Palacio de Justicia de Barcelona “ Todos somos Santi Vidal”.

El cese de Santi Vidal es un estímulo para que el independentismo pueda corregir un camino errado. Tiene que escoger gente más solvente, como lo era el profesor Muns, tan brillante en economía como en derecho , con todos los premios del sector político ( Creu de Sant Jordi) e informativo ( Conde Godó 2011) catalán (imagino  por su competencia ) e incluso participó como independiente con CIU en las europeas de 1987 , a propuesta de Jordi Pujol .Según él:

“Respecto a la UE, y tal como han indicado todos sus representantes que han aludido a este tema en los últimos días, la separación política de Catalunya de España la dejaría automáticamente fuera de la UE, ya que es el Estado español y no sus territorios constitutivos el signatario de los tratados con la UE.

La continuidad de Catalunya en la UE si se separase del Estado español es imposible según el derecho comunitario y el derecho internacional…. no habría inserción posible de una Catalunya independiente en el concierto de las naciones si el proceso de separación del Estado español no se ajustase a las leyes españolas y al derecho internacional ..

la declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán. Este paso sería una garantía del total aislamiento internacional de Catalunya.

..Querer ignorar los condicionantes políticos y económicos del mundo que nos rodea sólo puede conducir al desprestigio internacional de Catalunya.”

En lugar de llevar temas tan importantes en secreto deberían iniciar un debate público sobre si interesa a los ciudadanos catalanes (no solo a ellos) este proceso, con la cuantificación de los costes de la separación de España y de la UE .

Y el trabajo legislativo, para los que creen en la independencia, debería centrarse, como están haciendo todos los estados que solicitan su ingreso desde hace años, en la homologación de la legislación y sus instituciones a la normativa comunitaria, con el objeto que le sea verificada y aprobada y mejorar la relación con el gobierno español para obtener la necesaria unanimidad de todos los países miembros, incluido España, para lograr su incorporación en la UE sin dilaciones.

10 comentarios
  1. G.P.
    G.P. Dice:

    1.- En la Unión Europea se hace lo que quieren los grandes: Francia y Alemania. Si a los grandes les interesa la entrada de Cataluña en la UE, Cataluña entra. España, en Europa y en el mundo, es un país comparsa y no pinta nada (para entrar nosotros, los grandes, por su puro interés nos hicieron sudar tinta china en duras negociaciones; unos años después los grandes dejaron entrar a los países ex-comunistas a tropel por lo mismo).

    2.- A los independentistas catalanes les importa un bledo que haya gente que diga que la independencia es económicamente negativa. Primero porque eso puede ser verdad o no, y depende de tantos factores y decisiones en el futuro que es imposible saberlo sin una bola de cristal que funcione. Y segundo, porque la independencia de un país no se desea solo por cuestiones de bolsillo: creer eso es no entender nada.

    3.- Los insolventes gobernantes de Cataluña son una banda de delincuentes impresentables, exactamente igual de insolventes que los delincuentes que gobiernan España. Deberían desaparecer todos. Y aparecer entre rejas.

    4.- Esto no es solo un asunto de gobernantes. Ya somos mayorcitos. Esto es asunto de unos ciudadanos adultos que, mayoritariamente, quiere simplemente votar sobre su futuro: unos una opción, otros otra. Nada más. Si viviéramos en un país políticamente decente, los representantes elegidos por el pueblo estarían negociando la vía constitucional para hacer un referendum legal como en Canada o GB. Como vivimos en un país políticamente atrasado y corrupto, gobernantes de uno y otro lado no cometen más que tropelías en su propio beneficio.

    Todo este asunto es para llorar y llevamos camino de acabar así: llorando una tragedia. Después, pese a ver como solucionan los problemas en otras partes y no tomar ejemplo, nos preguntaremos como siempre: ¿por qué nos pasan estas cosas?

    Responder
    • Javier
      Javier Dice:

      Disiento respetuosamente.
      En otros paises “políticamente decentes” como Francia, Alemania, e Italia (no les dejan debatir siquiera la secesión, o su TC anula de raiz cualquier pretensión).
      España, con todas sus imperfecciones, sigue siendo un Estado de Derecho, esto es, ningún poder público está por encima de la Ley, la Ley vincula a todos, y la Ley se respeta o te llevan ante la Justicia, para que los Tribunales dicten sentencia.
      Y es justo lo que ha pasado con un golpista que pudiendo ser acusado por tres delitos graves que acarrean 10 años de cárcel, fue condenado por un delito menor que acarrea una ridícula y esperpéntica pena, pues ya estaba retirado de la política, y porque seguirá cobrando su pensión vitalicia que asciende a casi el doble que el sueldo del Presidente del Gobierno de la Nación, y que pagamos todos los españoles…. A mi particularmente me parece todo un escarnio….
      Estoy de acuerdo en una cosa: en un pais “políticamente decente” habría sido condenado a penas de cárcel, y no cobraría un duro del erario.

      Responder
      • G.P.
        G.P. Dice:

        1.- No conozco ningún parlamento autonómico de Francia o Alemania que haya pedido por mayoría y oficialmente un referendum como ha ocurrido en Canadá, GB y España (en lo que a mí respecta, Italia, como España, no está en el club de los países serios sino en el de los países chirigota y no vale la pena molestarse en lo que hacen o dejen de hacer).

        2.- España no es un Estado de Derecho sino un estado de putrefacción. Los altos tribunales solo representan a las élites dominantes y sus intereses particulares.

        3.- Se contradice usted: no puede ser que estemos en un Estado de Derecho y luego diga que un alto tribunal prevaricó para no hacer pupa a Más.

  2. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    En el ámbito jurídico barcelonés se llaman coloquialmente “expedientes de pureza de sangre” a los listados de magistrados y letrados de la admón. de justicia afectos y desafectos a la causa independentista, que viene manejando el exjuez Vidal. Unos seguirán y otros tendrán que irse al destierro si prospera la segregación. Nunca creímos que esa práctica depuradora, que recuerda a los Balcanes, pudiera instaurarse aquí.

    Responder
  3. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Creo que es un momento oportuno para que el independentismo haga una autocrítica y aproveche esta ocasión para hacer una regeneración interna sustituyendo a las personas que tanto daño le han hecho. Hay que partir de la base que el movimiento prometió a la población que Cataluña sería como Dinamarca o Austria después del proceso, que son países que están en los primeros lugares en cuanto a transparencia, ausencia de corrupción, eficiencia en la gestión pública y en el sistema económico y en respeto a los derechos y libertades de los ciudadanos y al cumplimiento de las leyes. Es muy importante que el independentismo, además de los corruptos, incompetentes y despilfarradores de los que nos hemos venido ocupando anteriormente, se libere de los políticos que sueñan en un régimen sin libertades para los ciudadanos que no opinan como ellos. Hay que recordarles que el autobús de la independencia, según nos han prometido, tiene su destino en Copenhague, no en Caracas , en La Habana o en otra capital de un estado totalitario. DIF

    Responder
  4. Juan Rafael
    Juan Rafael Dice:

    Como se comenta más arriba, creer que el independentismo es una cuestión económica es no entender nada. Significa dejar atrás de una vez por todas la caspa y el atraso. Nuestros políticos han demostrado su incapacidad para conducir el conflicto, y en lugar de hablar del art. 155 o de la declaración de estado de sitio, deberíamos hablar de libertad y de que como sujeto mayor de edad los catalanes podamos elegir nuestro destino y asociarnos libremente con quien no nos menosprecie ni insulte.
    No obstante deberíamos preguntarnos colectivamente y mientras sigamos juntos: ¿porqué Vidal ha dimitido en 24 horas, mientras que otros, investigados y/o admitiendo cobrar sobres, ni siquiera ha dado explicaciones?.
    Debeis reconocer que en cuanto a transparencia y corrupción también somos distintos, vosotros creeis en el valor de la confesión ( los iento mucho, me he equivocado, …) otros creemos en la responsabilidad personal.

    Responder
    • G.P.
      G.P. Dice:

      Lo único gracioso de este asunto es que no son ustedes distintos en nada. Casi 40 años de gestión autónoma lo demuestran más allá de toda posible duda. Una clase política igual de ladrona, sucia y corrupta, y un pueblo impresentable que les sigue mayoritariamente votando igual, como si nada.

      Si se independizara Cataluña no sería otra cosa que una “españita” más en el mapa político de Europa. Lo cual, desde mi punto de vista, no significa que no tengan derecho a convertirse en un país independiente, quede claro: son un pueblo que tiene todo el derecho a ser independiente si mayoritariamente así lo desea. Pero… ¿distintos? No me haga reir.

      Responder
  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Cualquier persona que en el siglo XXI se plantee la vida en términos de identidad étnica obligatoria y excluyente debería volver al colegio donde le adoctrinaron y reclamar la devolución del dinero desperdiciado en abusar de ella durante su proceso educativo. Posiblemente también procedería una reclamación judicial por maltrato.

    Pero si además piensa que un territorio –que desde hace 2200 años como mínimo ha sido la Tarraconensis Hispanorum–, le pertenece en exclusiva y con derecho de exclusión de sus legítimos usufructuarios es que, además de haber recibido una pésima educación carece de criterios morales de justicia y equidad.

    Es decir, estamos ante un problema pre político de naturaleza moral. Probablemente no subsanable sin mucha introspección.

    Creo que fue el 9 de Octubre del 34 cuando la República, sin complejos, declaró –ante un Golpe de Estado en Barcelona– el Estado de Guerra. Aquí paz y después gloria.
    Como Blair, muchos años más tarde, suspendió la Autonomía del Ulster durante cinco años, puso los Green Berets a cargo del Orden público, en el País más democrático de Europa, y se acabaron las chorradas y la búsqueda del privilegio a través del delito. Motivos no faltan. Lo que faltan son gobernantes que cumplan la ley.

    Por cierto, los delitos lo son también en grado de Tentativa. Repasen el código penal y todo el derecho de autodeterminación que, evidentemente y con alevosía, no han estudiado como debían cuando tocaba estudiar.

    Esperaremos ilusionados la irrupción de otra gran mujer, catalana por ejemplo, que, como Agustina de Aragón, ponga otra vez las cosas en su sitio para tranquilidad de la Tarraconensis Hispanorum.

    Este problema no es problema. Es una oportunidad.
    Saludos

    PS. Para recalcitrantes:
    Sobre la naturaleza del invento del “Dret a decidir” es interesante escuchar las palabras de Agustí Colomines, que fue director de la Fundación Catdem de Convergencia Democrática de Cataluña, palabras aplaudidas por la Presidenta de la Asamblea Nacional Catalana.

    Dijo textualmente: «El derecho a decidir es una chorrada que nos inventamos. Es derecho a la autodeterminación y punto pelota» –Cataluña: El Mito de la Secesión, Almuzara 2014 página 277–.

    Muchas gracias por la oportunidad de ayudar a remediar carencias de discernimiento.

    Responder
  6. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    En un artículo publicado en El País ayer 13 de marzo, “Cuidado con desear el fin de Europa. Podemos lograrlo” Jorge Marirrodriga hace una exposición de los riesgos de no estar en la Unión Europea en países muy próximos. Os hago un resumen de los acontecimientos con la recomendación de que lo leáis totalmente. . “ El pasado mes de octubre hubo un intento de golpe de Estado en Montenegro…; la guerra civil ucraniana ya ha podido alcanzar la cifra- no oficial- de 50.000 muertos..el Gobierno de Kiev vive en completo desamparo ante la invasión rusa y la anexión-léase robo-de la península de Crimea.;.la O.N.U. le ha exigido al presidente de Macedonia que respete la Constitución y le encargue formar Gobierno al líder de la oposición que ha conseguido la mayoría necesaria en el Parlamento…en Bielorrusia la Ley de Actos Multitudinarios , que prohíbe toda reunión o protesta , sigue vigente..” No conozco las promesas que les hicieron a sus pueblos en las celebraciones de su independencia, pero hoy están en esta situación. Ningún político suele explicar los riesgos y costes de sus decisiones, son sus ciudadanos los que los sufrirán posteriormente, cuando no hay remedio . A la vista de que en la elaboración de la “constitución catalana” no he constatado ni participación ni control de expertos juristas en derecho de la unión, me choca la despreocupación de los dirigentes políticos independentistas catalanes en relación a la homologación de sus instituciones y de sus leyes al sistema legislativo de la U.E. Es como si no tuvieran prisa, una vez fuera de la Unión, en entrar nuevamente. DIF

    Responder
  7. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    El origen de buena parte de nuestros graves problemas creo que se debe al desconocimiento y por lo tanto, a la falta de preparación, ante el enorme reto que nos planteaba este proceso de unificación europea, que ha permitido que la situación se deteriore hasta extremos inimaginables.
    No hubo una segunda transición que cambiara la cultura política popular, reconvirtiera los programas de los partidos políticos, ajustara el marco legal y mejorara la competitividad de nuestro sector productivo, única manera que fuera viable nuestro ingreso en la Unión Europea.
    Mientras los grandes países europeos pasaban a convertirse en una especie de provincias de un nuevo Estado, para asegurar el futuro económico y social de sus pueblos, nuestro país continuó un proceso contradictorio con las obligaciones que había asumido como socio de un proceso de integración política y económica generando, en paralelo a la creación de nuevos órganos y funciones supranacionales con sus costes correspondientes, una estructura territorial inadecuada e inviable económicamente y desarrollando una fragmentación legal contraria a los fundamentos económicos y al régimen constitucional comunitario.
    Los partidarios de la independencia dentro del territorio comunitario no tienen un problema sólo con sus constituciones, estados o gobiernos sino, especialmente, con la Unión Europea y hasta con sus propios votantes.
    Si les están prometiendo que su región se convertirá en un nuevo Estado dentro de la Unión les están engañando, no sólo porque el régimen legal comunitario lo impide sino porque es incompatible con el proceso de cesión general de soberanía ¿Como la Unión constituida para lograr un espacio económico y social sin fronteras y en un marco de legalidad, democracia, solidaridad y armonía entre pueblos tan diversos, va a permitir que en un pequeño territorio funcione un Estado,” como los de antes “, ajeno al espíritu general y al margen del cumplimiento de las normas comunes?.DIF

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *