Vientres de alquiler: un vistazo al exterior

En el derecho comparado la regla general es la prohibición del contrato de alquiler de vientres, sea remunerado o supuestamente gratuito. Su regulación responde en ocasiones más que a consideraciones éticas a la aplicación de políticas demográficas, nacionalistas o raciales, o a la disuasión contra el turismo reproductivo y la elección oportunista de jurisdicción (forum shopping).

En Francia la “G.P.A.”o “gestation pour autrui” está vetada por el art. 16-7 CC, reformado por la Ley 94-653 de 29 de Julio:  “todo acuerdo relativo a la procreación o la gestación por cuenta de otro es nula”, norma que el art. 16.9 CC declara de orden público, existiendo abundante doctrina del Consejo de Estado que lo confirma. El 27-01-2010, durante la presidencia Sarkozy, fracasó un proyecto de legalización en el senado, y Hollande desistió de intentarlo desde el principio de su mandato. Francia ha sido condenada por el TEDH en las sentencias, de 26-07-2014, de los casos Mennesson y Labasse, por “negar que en Francia pueda establecerse por cualquier otro modo la filiación biológica, por adopción o por posesión de estado, por estar viciada en origen la relación a causa del contrato de gestación por sustitución”; se considera que esa restricción perjudica el interés superior del menor “ya que trae consigo una incertidumbre que afecta tanto a su identidad, de la que la filiación es un aspecto fundamental, como a la posibilidad de adquirir la nacionalidad francesa y de heredar como hijo“. El gobierno socialista manifestó su nula intención de modificar la legislación pese a las dos condenas, si bien antes había emitido la llamada “circular Taubira” de 25-01-2013, avalada por el Consejo de Estado en resolución de  12-12-2014, ordenando a los secretarios judiciales expedir certificados de nacionalidad francesa a los niños nacidos en el extranjero a través de gestación subrogada. Las restantes consecuencias de la radical nulidad originaria del contrato –incluida la necesidad de los comitentes de adoptar al niño adquirido- no han sido rebatidas en el debate jurídico.

En Italia, la Ley 40/2004 de 19 de febrero establece la nulidad del contrato y la negación de derechos de nacionalidad al nacido, y contempla la separación definitiva del niño respecto de los padres comitentes en virtud de resolución judicial, para su entrega en adopción a otra familia; esta actuación ha sido amparada por la STEDH (de la Gran Cámara, bajo presidencia del español Luis López Guerra) de 27-01-2017, en la resolución del recurso del caso Paradiso y Campanelli vs. Italia.

En Reino Unido se autoriza siempre que la gestante sea residente legal, familiar directo de alguno de los comitentes, y se preste por escrito de modo altruista; a los padres de encargo se les reconoce la custodia y la residencia legal del menor, pero no la patria potestad, que debe ser ganada en juicio mediante el ejercicio de la acción de reclamación de la filiación al amparo de la Children Act de 1989; se han autorizado entre 47 casos en 2007, 167 en 2012 y unos 100 en 2015.

La gestación subrogada está legalmente prohibida –con sanciones administrativas y/o penales- en Alemania, Austria, Portugal, Bulgaria, Estonia, Finlandia, Islandia, Moldavia, Montenegro, Serbia, Eslovenia, Turquía, China, Japón…. En Suecia, una Ley de 1984 prohíbe la gestación por precio, y si lo ha habido la pareja comitente queda inhabilitada legalmente para adoptar. En Suiza, la prohibición tiene rango constitucional, amparada en un interesantísimo informe de su equivalente al Consejo de Estado (Rapport du Conseil Fédéral sur la maternité de substitution de 29-11-2013)”.  No está regulada, pero se rechaza en virtud de principios jurídicos generales, en Andorra, Bosnia-Herzegovina, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Malta, Mónaco, Rumania y San Marino. Está tolerada por vía de hecho, con sentencias contradictorias de sus tribunales, en Chequia, Luxemburgo y Polonia. En Australia, la prohibición fue confirmada por cuatro sentencias de 2011 de su Tribunal Supremo: los casos Dudley y Chedi,  Hubert y Juntasa, Findlay y Punyawong, y Johnson y Anor & Chompunut.

Dentro de la anterior tendencia general prohibitiva, hay países que contemplan excepciones siempre que la madre gestante no sea remunerada, o en virtud resoluciones judiciales previas ad hoc, como Tabasco y Distrito Federal en México, así como en Holanda, Brasil, Bélgica, Grecia, Canadá y Nueva Zelanda. En Nepal e Irán solo se autoriza a sus nacionales. En Israel, la Embryo Carrying Agreements Law de 1996 lo circunscribe a matrimonios heterosexuales de ciudadanos israelíes que profesen la misma religión, y siempre previa autorización administrativa individual: entre 1996 y 2002 hubo 100 peticiones, autorizadas solo 60  de las que nacieron 40 niños.

En India el alquiler de vientres, industrializado a gran escala a través de las espeluznantes “granjas de mujeres”, era legal a raíz de una sentencia de 2002, pero desde 2013 solo se permite a los extranjeros si sus legislaciones de origen lo autorizan. La misma restricción a extranjeros se aplica en Ucrania desde 2013. Tailandia desde 2014 exige visado especial por razones sanitarias, no turista, generalizándose la exigencia de que se trate de parejas heterosexuales, y por indicación médica. Como excepción, Rusia ha permitido el arrendamiento comercial de úteros en todas sus modalidades, sirviendo de cobertura a compraventas de niños y a distintas variantes de fraude a la normativa internacional sobre adopción.

En EEUU, la gestación para otro era inherente al estatuto jurídico de la mujer negra esclava.  Hoy lo prohíben Arizona, Kentucky, Minnesota, el Distrito de Columbia, Nueva Jersey, Washington, y Nueva York, estado tradicionalmente progresista, que en esta materia ha mantenido acérrimos conflictos interterritoriales de leyes con California, y que, tras la sentencia de su TS en el caso McDonalds v. McDonalds (1994), pasó a considerar punible tanto el contrato entre los particulares como la técnica sanitaria. Lo permiten normativa o jurisdiccionalmente California, Connecticut, Delaware, New Hampshire, Nevada, Wisconsin y Rhode Island. El resto de estados restringen la práctica a los casos de prescripción médica, matrimonios o parejas heterosexuales estables, exigen vinculación familiar de la gestante con alguno de los comitentes, y condicionan la relación de filiación a declaración judicial posterior. Hay jurisprudencia contradictoria, hasta ahora de rango inferior a la Corte Suprema: en los casos In Re Baby M. (Nueva Jersey, 1988), A.G.R v. D.R.H. & S.H (Nueva Jersey, 2009), e In Re Marriage of Moschetta (California, 1994), se reconoció la maternidad de la madre gestante; por el contrario, Johnson v. Calvert (California, 1993) e In Re Marriage of Buzzanca (California, 1998) otorgaron distintos grados de eficacia al contrato de alquiler de vientre.

La aberrante situación norteamericana se explica por dos motivos. Uno, que las autoridades federales abominan de que la legalización por los Estados del mercadeo de vientres se convierta en un coladero de inmigración ilegal, al adquirir el hijo automáticamente la ciudadanía iure soli (XIV Enmienda), -y de propina, sus padres y demás parientes, iure sanguinis-, por lo que se dan las máximas facilidades para que todos salgan cuanto antes de suelo americano, proporcionándoles documentación oportunista de máximo valor en sus países de origen, a mayor gloria del bolsillo del lobby de la abogacía. Dos, que EEUU no reconoce el derecho del nacido a conocer sus orígenes biológicos a partir de las sentencias Mill v. Atlantic City Department of Vital Statistics (1977) y Maples In re Giman (1979), que en el contexto de la conmoción sobre el alcance desmedido de la legalización del aborto por la Corte Suprema en Roe v. Wade (1973), pretendieron estimular las adopciones amparando el borrado de los datos biológicos de los niños adoptados. La renuncia judicial a sus derechos por la madre gestante antes del parto está autorizada en las secciones 7960 y siguientes del Código de Familia Californiano, reformado en 2013 por la Ley “Felipe Fuentes” (California Assembly Bill 1217), así conocida por el nombre del parlamentario demócrata que defendía los intereses de los mecenas de la reforma, Bill Handel y Karen Synesiou, dueños de una de las principales empresas del negocio. Esa renuncia no es posible en España -ni en ningún país europeo-, por prohibirlo el art 7.1. de la Convención de la ONU de Derechos de Niño de 20-11-1989, (no ratificada en origen por EEUU por su resistencia a prohibir la aplicación de la pena de muerte a menores de edad), el art. 8 del Convenio Europeo sobre el Ejercicio de los Derechos de los Niños de 25-01-1996, los arts. 4.c 3 y 4 del  Convenio de la Haya de 29-05-1993 para la protección del niño y cooperación en materia de Adopción Internacional, la STS (1ª) 21-09-1999 y los artículos 177.3 y 180.5 CC (redactado por la DA 1ª la Ley 54/2007, de 28 de diciembre, de Adopción Internacional).

Las iniciativas y los instrumentos de Derecho Internacional tampoco avalan la figura.

Varias legislaciones europeas encuentran fundamento a la prohibición de la gestación subrogada en el Convenio Europeo sobre los Derechos Humanos y la Biomedicina de 1997, (ratificado por España, BOE nº 251, 6-11-1999), al establecer una prohibición general de lucro en la utilización del cuerpo humano.

El Consejo de Europa hizo en 2012 una Declaración Escrita manifestando que “la subrogación es incompatible con la dignidad de las mujeres y los niños involucrados y una violación de sus derechos fundamentales”. En julio de 2014 se aprobó en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) una “moción para resolución” que considera esta práctica como “vulneración de la dignidad de la mujer que presta su cuerpo y su función reproductiva como mercancía”. Por otra parte, el Consejo ha rechazado cinco veces el llamado “informe Sutter”, que bajo la coartada de proteger los derechos de los niños nacidos por alquiler de vientres, intentaba conseguir una declaración favorable a su legalización (la senadora belga Petra De Sutter ha reconocido su situación de conflicto de intereses por dedicarse profesionalmente a la gestación subrogada en el Hospital Universitario de Gante).

El Parlamento Europeo publicó en 2010 un informe de su Dirección General de Políticas Interiores titulado “El reconocimiento de la responsabilidad parental : paternidad biológica y paternidad legal”, en el que concluye que “no hay consenso a nivel comunitario para crear legislación común en la materia” y que “los estados miembros parecen estar de acuerdo en la necesidad de que los hijos producto de la maternidad subrogada tengan claramente definida su estatus jurídico y filiación (reconocimiento de la nacionalidad, apellidos y derechos de protección social), pero no se excluye que sea a través de la adopción.”. En su Informe Anual sobre Derechos Humanos y Democracia en el Mundo de 17-12-2015, la Eurocámara aprobó una enmienda en la que  literalmente “condena la práctica de la gestación por sustitución, que es contraria a la dignidad humana de la mujer, ya que su cuerpo y sus funciones reproductivas se utilizan como una materia prima” y “estima que debe prohibirse esta práctica, que implica la explotación de las funciones reproductivas y la utilización del cuerpo con fines financieros o de otro tipo, en particular en el caso de las mujeres vulnerables en los países en desarrollo”.

La Conferencia de la Haya para la unificación del derecho de filiación recibió en 2010 el encargo del Consejo de Europa de abordar esta figura; ha habido varios documentos preliminares y remisiones de cuestionarios por los países, que constatan la imposible armonización internacional. Descartado un documento de unificación de valor jurídico, se intenta ahora a través de un grupo de expertos consensuar un instrumento de D.I.P. sobre reglas de competencia, derecho aplicable, reconocimiento y ejecución de decisiones en materia de filiación, pero sin neutralizar la excepción de orden público por cada estado. Frente a los intentos de extender “analógicamente” los criterios de la Convención del 93 sobre adopción internacional a los vientres de alquiler, la Comisión de seguimiento del funcionamiento práctico de este instrumento se vio obligada a declarar en un informe 2010 que dicha de la convención no es aplicable a los casos de gestación subrogada.

En España, el art 10 de la ley 14/2006 de Técnicas de Reproducción Humana Asistida, declara la nulidad del contrato de alquiler de vientres, sea gratuito o retribuido. La ley de 1988, bajo gobierno socialista, contenía idéntica redacción literal. En octubre de 2005 el Congreso de los Diputados rechazó una proposición para regular la figura. Tras aprobarse en 2005 la ley del matrimonio homosexual, parejas de varones empezaron a recurrir a la gestación subrogada en el extranjero y de inmediato encontraron dificultades para inscribirlos en los registros civiles. Una Instrucción de 5-10-2010 de la DGRN pretendió facilitar dicha inscripción, con argumentos técnicos de Derecho Internacional muy contestados desde la doctrina, dando lugar a once resoluciones en torno al año 2011 en las que se admitió la inscripción, controlándose incidentalmente en vía administrativa la regularidad formal de la sentencia extranjera y sin que se apreciara contravención del orden público español. Esta tesis ha quedado definitivamente desautorizada por la STS 6-2-2014 y su confirmación, por el auto del Pleno de la Sala I de 2-2-2015 (7 votos contra 4), éste, rechazando la aplicabilidad en España de las sentencias de condena del TEDH a Francia.  En este momento, un hijo nacido fuera de España de comitentes homosexuales mediante alquiler de vientres deberá ser reconocido por el padre biológico probando el vínculo genético (art. 124 CC) y, después, ser adoptado por el otro por la vía express del artículo 176.2.2 CC. Los notarios españoles tienen prohibida la intervención en contratos de alquiler de vientres, incluso para el extranjero, por una Instrucción de la D.G.R.N.  de 6-11-2014. Algunas gestaciones encargadas por parejas heterosexuales consiguen pasar el filtro de los registros consulares, aunque la clave sigue estando en el Consulado de España en Los Ángeles. Varias sentencias de la jurisdicción de lo social han reconocido a los padres comitentes derecho al permiso de maternidad y la subsiguiente prestación económica, al amparo del art. 133 bis LGSS y del art. 2.2 del RD 295/2009, de 6 de marzo. Otras lo han rechazado: STSJ País Vasco de 13-05-2014, (as. 2014-1228), en línea con la jurisprudencia  social europea sobre la materia (sentencias TJUE, dos de 18 de marzo de 2014, el asunto “C.D. y S.T”  C-167/12-  y el asunto C-363/12, Z y A Government Department and the Board of Management of a Community School).

El elevado precio del procedimiento en California (en torno a 120.000 USD, aparte viajes, comisiones de los intermediarios españoles y costes jurídicos de la regularización del hijo en España), junto a las crecientes restricciones legales y la inseguridad jurídica y sanitaria de los demás destinos del turismo reproductivo, están sin duda detrás de cierta demanda social sobre la regulación de la figura en nuestro país. A las referencias internacionales apuntadas subyace el consenso sobre lo reprobable en el plano ético del alquiler de vientres, y la convicción acerca de la falacia de la subrogación “gratuita” entre extraños, lo que es compartido desde los principios ideológicos del feminismo, de la socialdemocracia y del humanismo cristiano.

23 comentarios
  1. R. Flores
    R. Flores Dice:

    Muy completo e interesante, viendo el sentir general de tantos países, me asombra que sea un debate actual en España. Me daba la impresión de que nos estuviéramos quedando “atrás” si bien compruebo que hay una minoría de países que aceptan dicha figura. Muchas gracias por tan extraordinario trabajo.

    Responder
  2. Colapso2015
    Colapso2015 Dice:

    “subrogación “gratuita” entre extraños, lo que es compartido desde los principios ideológicos del feminismo, de la socialdemocracia y del humanismo cristiano”

    En primer lugar, para aquellos que hayan “tripalium” alguna vez en su vida, sabrán que se alquila el cuerpo, durante un tiempo X, para hacer Y. Como regalo puede surgir un dolor de espalda,…, un enfisema, un ataque cardíaco por estrés,…, o incluso la muerte (cuyo ganador principal es macho 6,4% por cada 100.000 frente a 0,46% hembra). No todo son “flores”, buen rollo y altos sueldos,…

    Desde mi punto “polistico” de vista, todos aquellos procesos que oculten o alteren -formalmente- el origen genético (“lin-aje”) del nacido deben ser prohibidos. No necesariamente aquellos que lo traen a la vida de forma no “natural”, el vecino “desconocido” o estrafalaria (poli o mono lo que sea,…,etc). El “desconocido”,…

    Prohibir la vida no tiene sentido, lo que tiene sentido es “ordenar los efectos de la vida” (civilizar).

    Salía un individuo (del norte-Europa) en un reportaje, decía que tenía más de 500 hijos. Este ofrecía servicios a domicilio para mujeres, alternativos a la inseminación empresarial con donante “anónimo”. Ramses se queda corto con los más de 100 hijos,…

    No tengo problema con ello, siempre y cuando sea responsable como padre (o madre) de todos y cada uno de sus hijos. La regla no es distinta para los donantes de semen o óvulos. El “matri-monio” se inventó por algo. Esa pirueta mental de desligar progenitor de padre sólo porque el proceso se hace a través de una empresa, el tercero “autoridad”. Refleja muy bien el carácter mercantil de las actuales sociedades.

    A la cría conjunta de las tríbus y sociedades matrilineales, reflejada hoy en la educación pública (industrial) “gratuita” y demás; no le veo mucho sentido en una sociedad de línea principalmente patrimonial.

    Datos 2015:
    Tasa de mortalidad materna: 5 de cada 100.000*
    Muertos en la construcción: 10,86 cada 100.000**

    Por número, es el doble de peligroso trabajar en la construcción que parir.
    Si además de parir, se trabaja en la construcción la cosa empeora.

    ¿Se debe prohibir?¿No se debe prohibir?

    Cuando veo el caso sueco donde por una parte unos se “ordeñan” semen (¿esto no es explotación? ¿o en este caso es altruismo?) y por el otro, -toda mujer- tiene derecho a un tratamiento de fertilidad (es decir, hijos del Estado-Padre-Madre),…,más que mirar para el exterior sería interesante mirar para el interior. Y si eso tiene algún sentido,…,

    Si esto fuese una democracia (que no lo es) mi voto sería para prohibir.
    La adopción, custodia compartida con otra pareja es el cauce natural para aquellos casos donde naturalmente no se pueden tener hijos. (Dos machos, dos hembras, macho no fértil y hembra fértil,macho fértil y hembra no fértil, macho no fértil y hembra no fértil, macho sólo, hembra sólo).

    *: http://datos.bancomundial.org/indicador/SH.STA.MMRT
    **: http://www.empleo.gob.es/estadisticas/eat/eat15/Resumen_resultados_ATR_2015.pdf

    Responder
  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Me llama la atención que haya que regular los huxleysianos “vientres de alquiler” a la vez que se prohibe tajantemente cualquier tipo de comercio sobre órganos, sangre u otros fluidos.

    Prohibición que se extiende pero no se persigue a los procedentes de fetos abortados, rectius, matados. Incluso en este último caso a pesar de haberse demostrado que son vendidos, es decir, por precio, por multinacionales como Planned Parenthood, generosamente financiadas con fondos públicos.

    Sinceramente, el asunto me chirría, salvo que configuremos un derecho a la propiedad sobre el propio cuerpo que pueda ser dispuesto sin intervención estatal.

    Si así fuera, no veo la razón de por qué una persona, si puede disponer libremente del fin de su vida, que es lo más (eutanasia), no pueda disponer libremente de ella “por partes” subastando al mejor postor sus órganos vitales que puedan servir a otras personas o alquilarlos. Y en este último caso, daría igual alquilar el vientre o cualquier otra parte del cuerpo, incluso íntimamente relacionada con aquel.

    ¿Existe algún tipo de límite ético? ¿Podemos encargar niños por Internet lo mismo que cualquier objeto o programa de ordenador? ¿Por qué prohibir el pago? ¿Alguien puede creerse que haya altruísmo en quien se dedica profesionalmente a gestar hijos para otros?

    Responder
  4. Nati
    Nati Dice:

    El artículo es muy informativo que mal que no lo encontré antes de acudir a la maternidad subrogada en Ucrania.Aunque todo pasó bien, me parece que sería más fácil por lo menos de encontrar el país me refiero decidirme por dónde ir y no cometer algunos errores.

    Responder
  5. G.P.
    G.P. Dice:

    A mí me sorprende muchísimo lo mucho que se preocupan las legislaciones en los asuntos de la “dueña del vientre” y lo poco que nombran al recién nacido, que se supone que es un ser humano pero que al parecer puede cambiar de “dueño” como si de una mercancía se tratara.

    Responder
  6. izaskun
    izaskun Dice:

    El principal recelo es: lo hace por dinero. Lo triste es que haya gente que lo tenga que hacer por dinero, pero así es el capitalismo. También es triste cerrar otra posibilidad de engendrar niños por progenitores que no tienen opciones de hacer perdurar sus genes (hasta que se pueda hacer en incubadora y entonces no habrá problema; claro que entonces se abogará, por el bien de la criatura, el uso del vientre natural, y no de la máquina artificial).

    Responder
  7. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    En mi caso mis recelos no son por el dinero. Es un apriorismo ético. Si no se ven inconvenientes éticos, no veo razón alguna para restringir la práctica a negocios jurídicos gratuitos. Tampoco tiene sentido que se monte toda una industria de vientres de alquiler y al final la única que no cobre sea la arrendadora.
    Si se puede alquilar una parte del cuerpo que es el vientre, ¿por qué no se pueden alquilar otras? ¿Por qué no puedo vender mis células sanguíneas, células madre o un órgano sano y sí donarlos? ¿Por qué puedo disponer mi muerte en determinadas circunstancias pero no que en esas mismas circunstancias pueda vender mis órganos?

    Responder
  8. Maria
    Maria Dice:

    No sabía que Beatriz Gimeno es jurista… Desde luego desconoce el derecho desde el momento en que utiliza la expresión “vientres de alquiler”, porque por mas que miro, no lo veo reflejado en ninguna norma nacional o internacional. De donde se ha sacado esta expresión? No sé ni de lo que habla. Esto por empezar, porque quien si sabe de leyes ve que el articulo está plagado de imprecisiones.
    Por cierto, Beatriz Gimeno, cuanto les cuesta a las lesbianas tener un hijo utilizando técnicas de reproducción asistida en España? Y al resto de los ciudadanos cuando lo hacen a través de la sanidad pública? Cuando se paga por estas técnicas de reproducción asistida (con donante/donantes) se mercantiliza el cuerpo del donante/donantes al pagarle una compensación? Cuando hay compensación no hay altruismo. En vaya lío nos metemos cuando hablamos y escribimos con el estomago y no con la cabeza y el conocimiento jurídico.
    Buen Día!

    Responder
  9. Santiago
    Santiago Dice:

    Con todo respeto:

    Este artículo ofrece datos erróneos sobre (al menos) los siguientes países:

    – Portugal
    – Reino Unido
    – Ucrania
    – Australia
    – Israel
    – Estados Unidos

    No era tan difícil. Bastaba con entrar en Google para comprobar que:

    – La gestación subrogada es legal en varios estados de Australia; y actualmente se plantea extenderla a todo el país.

    – En Ucrania no hay ninguna restricción a extranjeros.

    – En Portugal es legal desde el año pasado.

    – En Reino Unido no es necesario que la gestante y los padres sean familiares.

    – En Israel se ha abolido la necesidad de que los padres sean un matrimonio heterosexual casado.

    – En EE.UU. la normativa estatal de Utah, Nevada, Illinois o Texas, entre otros, también contempla la gestación subrogada.

    Además, el autor no parece saber que en países tan cercanos a nuestro marco legal como Uruguay, Bélgica, Holanda o Grecia, la gestación subrogada es legal en distintas variantes.

    Partiendo de este error de base, el autor hace toda una serie de atrevidos y también equivocados (al menos en mi apreciación) juicios morales.

    Por favor, si no quieren retirar los juicios de valor, al menos actualicen el “derecho comparado” al que se hace referencia al comienzo; porque da una muy mala imagen de su revista electrónica.

    Saludos cordiales

    Responder
  10. Juana-María
    Juana-María Dice:

    Totalmente de acuerdo con la reflexión de María. No se puede expresar mejor.
    Cuántos padres/madres, hoy en día, han podido ver cumplidos sus anhelos de ser padres/madres gracias a la gestación subrogada. Felicidades a tod@s ell@s.

    Responder
  11. Demian
    Demian Dice:

    Como bien dicen María y Santiago, Beatriz Gimeno ha mentido en este artículo. Una vez más. Sí, una vez más, porque es su costumbre. Por ejemplo, y hay muchos ejemplos, hace poco GALEHI le sacó los colores: http://www.galehi.org/2017/02/galehi-responde-beatriz-gimeno.html?m=1
    Pero como fanática que es en contra de la gestación subrogada o gestación por sustitución, que es el término jurídico (¿no lo sabías Beatriz?) es capaz de cualquier cosa. Claro que sabe que el término jurídico es “gestación por sustitución”, pero usa el término “vientre de alquiler” a modo de insulto. Y luego va de jurista en este artículo. No tiene vergüenza.
    Sí, Beatriz Gimeno sólo sabe insultar y mentir.

    Responder
  12. Jose Manuel Vara González
    Jose Manuel Vara González Dice:

    Santiago:
    Australia es un país federal con sistema jurídico de common law; la posición de su Corte Suprema sobre vientres de alquiler quedó fijada en 2011 y las legislaciones estatales contradictorias se revocan o inaplican. Este informe de 2013 –posterior a las sentencias citadas- de la agencia federal competente, aconseja no regular la materia hasta que algún instrumento internacional lo ampare, deslegitimando la ley del estado de Australia Oriental de 2008. Decir que “se plantea extenderla a todo el país” puede responder a sus preferencias pero no a la situación legal actual, especialmente tras el escándalo de los comitentes australianos que abandonaron al mellizo con síndrome de Dawn y se llevaron el sano. En Ucrania, el 19 de Octubre de 2012 una Ley de la Rada Suprema (parlamento unicameral) aprobó por 250 de 450 parlamentarios una reforma de su ley para prohibir la técnica a los extranjeros cuyas legislaciones de origen la prohibiera, en respuesta a los numerosos casos de europeos a quienes se les había impedido pasar la frontera con sus hijos de encargo. La ley no llegó a ser promulgada, pero un decreto del entonces presidente Viktor Yanukóvich vetó la aplicación de la legislación a los extranjeros; el veto presidencial se levantó en marzo de 2013, interpretándose entonces que la ley restrictiva recobraba vigor; el país ha estado en guerra prácticamente desde noviembre de 2013, primero civil y luego contra Rusia, y no está clara la vigencia ni de la legislación ni del veto, pese a lo cual hay oferta tanto de clínicas baratas como de mujeres ucranianas que se ofrecen como gestantes para extranjeros, en medio de una grave inseguridad jurídica, lo que explica las frecuentes incidencias (si el niño nace mal o la madre se niega a entregarlo, la clínica ucraniana se desentiende). En Israel la regulación es mucho más restrictiva de lo que usted insinúa: solo se permite a judíos. En Inglaterra el proceso está sujeto a autorización administrativa, y se rechaza, con amparo judicial, cuando hay sospechas de que la que va a ser gestante está siendo pagada bajo cuerda, lo que sucede en general cuando no hay relación familiar con ninguno de los comitentes; ese el fraude que se pretende legalizar en España. Por eso las estadísticas de los dos países (Israel e Inglaterra) son y siempre han sido insignificantes. Nevada, Bélgica, Holanda y Grecia no han sido ignorados en el artículo, como usted dice, sino que están citados expresamente en distintos párrafos como lo que son: excepciones a la regla general prohibitiva, con regulaciones restrictivas.
    En fin, da igual… En cuestiones jurídicas conviene acudir a las fuentes y filtrar la propaganda comercial de las empresas de intermediarios y de las clínicas del negocio, aunque estén en castellano. Cualquier estudio de derecho comparado queda por supuesto desfasado en poco tiempo, pero en este caso el resumen y la conclusión creo que son correctas: la regla general a nivel internacional es la prohibición del contrato de alquiler de vientres, y el reproche ético es compartido por las ideologías mayoritarias en Occidente, de distinto signo, salvo por el liberalismo radical. En este blog se respeta la discrepancia, y no es costumbre censurar opiniones, como usted pretende, aunque lo publicado no coincida con su opinión, con sus deseos o con sus intereses.
    Un saludo.

    Responder
  13. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Me parece que el artículo está muy bien hecho. Enhorabuena y gracias.

    El Lobby Homo –y subsidiarias trans–, trabajan duro y ya manipulan hasta la semántica diciéndonos cómo hemos de hablar y escribir. Y dado que ya han penetrado instituciones europeas que teníamos por impenetrables lo llevamos claro. “No digan ‘vientres de alquiler’, digan lo que nosotros queremos que digan”.

    Como esto va de lobbies y de grupos de presión más vale que nos organicemos antes de que nos sigan colando leyes represoras de la libertad de Expresión, de Pensamiento y de Educación. Ya nos han colado unas cuantas en la UE y aquí.

    De momento ganan por goleada.

    Responder
    • Maria
      Maria Dice:

      Por favor mira el art 10.3 de la LTRHA y veras que habla de Gestacion por sustitución al igual que la Instrucción de la DGRN del 2010. Estás llamando lobby al legislador????

      Responder
      • Manu Oquendo
        Manu Oquendo Dice:

        Estimada María, esa es precisamente la labor de cualquier Lobby o grupo de Interés que se precie: conseguir que se legisle a su favor.
        Para eso se organizan y trabajan los Grupos de Presión y los Poderes fácticos. Es el abecedario de la contienda política. ¿Por qué iban a molestarse si no?

        Precisamente por eso se la están dando continuamente con queso a la mayoría inactiva que se cree que todo el monte es orégano y que alguien la representa. No es cierto.
        Hay quien piensa que un lobby es algo malo. No, no lo es. Un lobby es la representación real de los intereses de alguien, es legítimo.
        Lo que es de tontos es ignorarlo y no asociarse para protegerse de ellos. Es decir, ya que nuestros representantes no nos representan, tendremos que defendernos nosotros.

        Ortodoxia democrática pura. Hay bibliografía académica a chorros.
        Por ejemplo.
        Manucur Olson, Braudel, Bourdieu, Scholzman, Verba y Brady, Gilens, De Grazia, Commons, Truman, Bentley, Latham, etc.

        Saludos cordiales

      • Maria
        Maria Dice:

        Estimado Manu,
        soy jurista desde hace mas de 20 años. Cuando analizamos una institución, utilizando distintas fuentes (entre otras el derecho comparado), siempre partimos de lo previsto en nuestras normas, en este caso la LTRHA. Normas que aprueba nuestro Parlamento nacional. Afirmar que tales normas son fruto de la influencia de un grupo de presión y que esto nos de pie para cuestionarlas, lo que sin duda haces al no asumir el término legal “gestación por sustitución”, es ir en contra de nuestra Constitución que establece que somos un Estado democrático de derecho, esto es, un Estado donde impera la ley aprobada por nuestro Parlamento (por simplificarlo mucho). La mente de cada uno es libre de hacerse las carambolas que quiera en su casa pero, fuera de ahí y mas en un foro como este, debemos respetar las reglas del juego democrático que, te gusten o no, son aquellas que han permitido la aprobación de una ley que acuña como termino legal “gestación por sustitución”. Llamarlo de otra forma y a sabiendas como haces tu y otros, porque a tu (vuestras) cabeza no le guste este termino legal es poner en cuestión todo nuestro sistema constitucional. Y no creo que tú en realidad seas de los que lo cuestionan. Imagínate que todos hiciéramos lo mismo… Lo siento, pero en este país donde vivimos hay que respetar las reglas del juego democrático.
        Saludos muy cordiales

  14. jarpia
    jarpia Dice:

    Estimada María:
    Que la consecuencia de no asumir el término legal “gestación por sustitución” para usar el de “vientre de alquiler” sea ir en contra de nuestra Constitución resulta un poco exagerado. Concuerdo contigo en que en vivimos en un Estado donde impera la ley aprobada por nuestro Parlamento. Pero resulta que el Parlamento está lleno de individuos y que las leyes que redactan y aprueban son el cúmulo de sus voluntades y circunstancias personales, falibles como cualquier obra humana. Por eso puedo no asumir un término legal sin que mis actos sean contrarios a la Constitución y al imperio de la Ley, porque otra de las características de un estado de Derecho es la libertad, en este caso de expresión. Y que yo sepa, las leyes aprobadas por el Parlamento no son sagradas; y puedo opinar que tal ley o cual decreto son una mamarrachada y seguir respetando la Constitución y el Estado de Derecho. En este caso, el artículo 10 de la LTRHA, que declara NULO de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación,con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero, me parece un acierto del legislador, tanto en el fondo como en la forma.
    Saludos cordiales

    Responder
    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Vienen a cuento dos sentencias por si el Derecho Natural y la “Commom (sense) Law” no fueran suficientes-

      El Tribunal Constitucional en la STC 5/1981 sobre el Estatuto de Centros Escolares, Fundamento Jurídico 9, párrafo cuarto dice:

      “En los Centros públicos de cualquier grado o nivel la libertad de cátedra tiene un contenido negativo uniforme en cuanto que habilita al docente para resistir cualquier mandato de dar a su enseñanza una orientación ideológica determinada, es decir, cualquier orientación que implique un determinado enfoque de la realidad natural, histórica o social dentro de los que el amplio marco de los principios constitucionales hacen posibles. Libertad de cátedra es, en este sentido, noción incompatible con la existencia de una ciencia o una doctrina oficiales”.

      Más recientemente y ante la pretensión del CP de 1995 (PSOE, Felipe González) de Prohibir expresar ciertas ideas –El colmo de lo “democrático y libre” para dicho partido– se ha pronunciado el TC diciendo en que la STC 235/2007 de 7 Noviembre que era………….. inconstitucional el castigo del acto de “negar”.

      Es decir, de momento y pese al predominio de partidos e ideas totalitarias tratando de convertirse en verdad obligada y sancionable penalmente parece que podemos seguir pensando y escribiendo con cierta libertad (vigilada).

      Se deja de ser letrado independiente para pasar a ser otra cosa cuando se comienza a defender al Poder por encima del Derecho de las gentes.

      La Constitución escrita más antigua de Europa fue la Ley Perpetua de Ávila de 1520. Ahogada por Carlos I.

      Saludos cordiales

      Responder
      • Maria
        Maria Dice:

        Como no entiendo muy bien lo que quieres decir porque no se leerte entre lineas, únicamente añadiré ya para finalizar mi intervención aquí, que un jurista tiene el deber de hacer análisis rigurosos, objetivos y ciñéndose a lo estrictamente jurídico y especialmente en foros jurídicos. Y en este caso, al tenor literal de la norma (gestación por sustitución) y si quieres utilizar otro término habrás de justificar JURÍDICAMENTE por que quiere efectuar una propuesta de lege ferendae al legislador para que modifique dicho término por el que tu creas más adecuado. Pero lo que no podemos hacer es hablar y escribir con el estómago como lo haría cualquier persona que no es jurista mientras se toma un vino en un bar. Esto no es serio.
        Para concluir y siento ser tan repetitiva, cuando un jurista identifica un problema y lo analiza para concluir por ejemplo que debe hacerse una propuesta de reforma de la legislación vigente ha de justificarlo jurídicamente.

        Gracias por permitirme participar en este foro.
        Saludos muy cordiales

  15. Maria
    Maria Dice:

    Como no entiendo muy bien lo que quieres decir porque no se leerte entre lineas, únicamente añadiré ya para finalizar mi intervención aquí, que un jurista tiene el deber de hacer análisis rigurosos, objetivos y ciñéndose a lo estrictamente jurídico y especialmente en foros jurídicos. Y en este caso, si el tenor literal de una norma prevé el término gestación por sustitución, ante esto, si quieres utilizar otro término habrás de justificar JURÍDICAMENTE por qué es mejor otra expresión, efectuando por ejemplo en tu articulo una propuesta de lege ferendae al legislador para que modifique dicho término por el que tu creas más adecuado. Pero lo que no podemos hacer es hablar y escribir con el estómago como lo haría cualquier persona que no es jurista mientras se toma un vino en un bar. Esto no es serio.
    Para concluir y siento ser tan repetitiva, cuando un jurista identifica un problema y lo analiza para concluir por ejemplo que debe hacerse una propuesta de reforma de la legislación vigente ha de justificarlo jurídicamente.

    Gracias por permitirme participar en este foro.
    Saludos muy cordiales

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *