La Asamblea de Madrid aprueba la toma en consideración de la ley autonómica para proteger a los funcionarios denunciantes de corrupción

Este jueves 16 de marzo la Asamblea de Madrid ha dado luz verde a la toma en consideración del proyecto de ley autonómica, impulsado por el Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea, que pretende proteger a los funcionarios que denuncien casos de corrupción en el seno de la Administración.

El presidente de Hay Derecho, Ignacio Gomá, y su secretaria general, Elisa de la Nuez, han acudido presencialmente a la cámara autonómica para acompañar a los denunciantes de la corrupción de Acuamed durante la aprobación de dicha toma en consideración, que ha sido posible gracias a los votos afirmativos de PSOE, Podemos y Ciudadanos. En declaraciones a los medios de comunicación, Gomá ha asegurado que la Fundación valora positivamente este primer paso en beneficio de los “héroes” que con su denuncia contribuyen a mejorar el funcionamiento de nuestras instituciones, porque “como decía Burke, para que triunfen los malos sólo hace falta que los buenos no hagan nada”.

Puedes consultar aquí la noticia completa en ABC.

Puedes consultar aquí la noticia completa en Infolibre.

5 comentarios
  1. Gracia Ballesteros
    Gracia Ballesteros Dice:

    Muchas gracias a la Fundación, a Ignacio y Elisa en particular, por apoyar esta Ley. Creo que es crucial proteger a los denunciantes para empezar a acabar con esta perversión institucionalizada. Seguiré su tramitación con esperanza

    Responder
  2. Cruz Leal Rodríguez
    Cruz Leal Rodríguez Dice:

    Excelente labor la que realiza su Fundación, y merecido reconocimiento al esfuerzo de ustedes. Hay que destacar el logro, venga de quien venga. Y ahora a velar porque llegue a buen término. Son la suma de las pequeñas acciones las que cambian la realidad y el argumento de la historia. Para que los buenos no sean indiferentes hay que seguir.

    Responder
  3. Vp
    Vp Dice:

    ¡¡FELICIDADES!!. Ya era hora de que esto sucediera. Seguiré su desarrollo con mucha atención y gracias a la Fundación por su intervención

    Responder
  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Me parece muy bien que los denunciantes estén protegidos si denuncian con pruebas concluyentes y se someten a una legislación más exigente con quienes presentan pruebas que no lo son y, mientras esto se determina, hay personas que, denunciados con falsedad (voluntaria o involuntaria), son desgraciadas de por vida o incluso, como ha sucedido, mueren del disgusto y de la inmerecida ignominia. Una vergüenza que florece en España de la mano del Populismo que Impera.

    Habrán notado ustedes que nuestras estructuras de Poder Formal recurren cada vez con más frecuencia a fomentar histéricamente la vía de la denuncia como Falsa Solución de los problemas que ellos mismos han creado.

    Denuncien, denuncien porque si no denuncian ¿Cómo me voy a enterar yo?

    En el proceso se divide la ciudadanía que se enzarza en dramáticos combates entre denunciados y denunciante, chivatos y chivados, y nada se resuelve sino que, –como es científicamente lógico–, el Problema Crece y el Poder se Refuerza sobre una Ciudadanía Rota.

    Nos quejamos frecuentemente de la Calidad de nuestro liderazgos políticos y no caemos en la cuenta de lo flojitos que nosotros mismo somos.

    Me explico en un Blog Jurídico. En uno muy bueno. En este.

    Nos falta un análisis, aunque sea superficial, de la labor Destructiva de los Controles Estructurales que tenía el Estado y que el PSOE, desde su subida al Poder hasta 1996 que lo dejó, fue metódicamente destruyendo desde el Congreso de los Diputados.

    Controles que el PP tampoco fue capaz de Restituir a pesar de llevarlo en su programa desde 1992.

    Si no se hace este análisis –cuyos datos obran en las actas Congreso y en el BOE– la gente va a pensar que no los leemos ni los entendemos.

    O que lo entendemos demasiado bien y optamos por callar.

    Buenos días

    Responder
    • G.P.
      G.P. Dice:

      “hay personas que, denunciados con falsedad (voluntaria o involuntaria), son desgraciadas de por vida o incluso, como ha sucedido, mueren del disgusto y de la inmerecida ignominia.”

      No. Rita Barberá, dirigente del partido más corrupto de la Comunidad Valenciana (que ha dejado a la capital y a toda la región en la ruina) no murió de un disgusto, murió de cirrosis hepática (algo que en Valencia, donde se la conocía bien, a nadie ha sorprendido).

      http://www.elmundo.es/cronica/2017/02/05/5894e95ee5fdea33678b4646.html

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *