Del funcionario interino al funcionario eternino

La Junta de Andalucía ha aprobado el Decreto-Ley 5/2013, de 2 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas sobre el empleo del personal funcionario interino en la Administración General de la Junta de Andalucía, para el mantenimiento de la calidad y la eficiencia de los servicios públicos a la ciudadanía (BOJA de 3 de abril de 2013). Bajo este agotador título la Junta de Andalucía introduce una “discriminación positiva” y establece un criterio de selección que prima a los interinos de su administración que reúnan dos requisitos:

 

–       Ser mayor de 45 años a 31 de diciembre de 2013.

–       Venir prestando servicios de manera ininterrumpida desde antes de 1 de enero de 2005.

 

Este Decreto-Ley altera el funcionamiento de las bolsas de contratación temporal y da prioridad a los interinos que cumplan los requisitos señalados y que se queden sin puesto de trabajo como consecuencia de la toma de posesión de un funcionario de carrera.

 

En la exposición de motivos se explica la severa situación de crisis económica y como está obliga a las administraciones a un redimensionamiento de sus recursos humanos. La situación se agrava porque el artículo 23 de la Ley 17/2012, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013, prohíbe realizar nuevas incorporaciones de empleados públicos, tanto procedentes de ofertas de empleo como contrataciones temporales, lo que incluye a funcionarios interinos y laborales temporales. Esta limitación sólo tiene una excepción, que es la reposición de efectivos, afectada por dos severas restricciones:

 

–       Primera, la tasa de reposición está limitada al 10% de las vacantes que se generen por jubilación.

–       Y segunda, sólo es posible en determinados sectores (los que se determinen como prioritarios o que afecten a servicios públicos esenciales).

 

El Decreto-Ley justifica esta discriminación positiva en la Directiva 2000/78/CE del Consejo, de 27 de noviembre de 2000, para incluir como criterio diferencial la edad, por las dificultades de acceso al empleo de las personas mayores de 45 años, lo cual choca frontalmente con los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben primar en el empleo público e instala una barrera insalvable para el resto de los ciudadanos que quieran acceder, entre ellos el colectivo de jóvenes sobradamente preparados que buscan su primer empleo. También hay que señalar que en el ámbito sanitario y en el docente no se aplica este criterio para la selección de interinos, puntuándose –entre otros elementos- la experiencia y la nota de examen, pero nunca la edad del aspirante.

 

A mi juicio, el Decreto-Ley, abusando (una vez más) de las razones de urgente necesidad que hurtan el debate parlamentario, vulnera el principio de igualdad en el acceso a la función pública recogido en el artículo 23.2 de la Constitución con rango de derecho fundamental, el Estatuto Básico del Empleado Público y en la propia ley de Función Pública andaluza, así como las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que anulaban el pacto de estabilidad de interinos en el año 2000.

 

Remontándonos al lejano 2005, el  Informe de la Comisión para el Estudio y Preparación del Estatuto Básico del Empleado Público ya criticaba  aquellas situaciones de interinidad o contrataciones temporales en el empleo público para actividades que responden a necesidades permanentes y que se prolongan año tras año. Dejando aparte el terreno de los principios, la Comisión ponía de manifiesto las consecuencias nocivas que produce el incremento de la temporalidad. Agrava la situación de desigualdad y el riesgo de arbitrariedad, ya que el reclutamiento de personal temporal no exige las mismas garantías que los procedimientos ordinarios de selección de funcionarios de carrera; por otro lado, los frecuentes procesos posteriores de consolidación de empleo público temporal suponen en la práctica integrar, mediante cursos o pruebas sencillas, a quienes en su día accedieron sin una verificación rigurosa de sus méritos y capacidades o sin ningún tipo de selección abierta. Esta dinámica, según la Comisión, «está poniendo seriamente en cuestión todo el sistema constitucional de garantías relativo al acceso al empleo público, e inclusive está llevando a la quiebra otros elementos del propio sistema, como la misma Oferta de Empleo Público, con la garantía de publicidad que supone». El profesor Sánchez Morón, presidente de la Comisión de Expertos y padre del EBEP, nos advierte de que “no es constitucionalmente posible prolongar artificialmente las situaciones de interinidad. Pues la defensa a ultranza de la situación de permanencia de los interinos en plazas vacantes que no desempeñen por sustitución no constituye un interés legítimo, ya que supone un privilegio para los beneficiarios y la quiebra de la igualdad de oportunidades amparada por la Constitución. A lo que no puede oponerse el argumento de que el interino acumula ya una experiencia en el puesto y determinados méritos en el servicio público, pues una y otros se podrán hacer valer en los correspondientes procesos selectivos en la forma que proceda según el tipo de procedimiento.”

 

El legislador hizo caso de la Comisión de Expertos y aprobó el Estatuto Básico del Empleado Público (Ley 7/2007, de 12 de abril), cuyo artículo 10 define con claridad los supuestos tasados en que es posible nombrar funcionarios interinos y establece que el cese de los mismos se producirá en todo caso cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento. A ello añade que «las plazas vacantes desempeñadas por funcionarios interinos deberán incluirse en la oferta de empleo correspondiente al ejercicio en que se produce su nombramiento y, si no fuera posible, en la siguiente, salvo que se decida su amortización». En desarrollo de este preciso mandato, el artículo 70 impone la aprobación anual de una oferta de empleo público por los órganos de gobierno de (todas) las Administraciones públicas y establece la obligación ineludible de convocar los correspondientes procesos selectivos para las plazas comprometidas en la oferta.

 

¿En qué situación nos encontramos ahora mismo? Pues estamos entre la espada y la pared: por un lado, la Ley de Presupuestos prohíbe nuevas incorporaciones de personal; pero, por otro, el EBEP impone la obligación de sacar anualmente la oferta de empleo público. En realidad, si se incluyeran en la misma, como resulta preceptivo, todas esas plazas vacantes de Andalucía, pero aplicando la tasa máxima permitida de reposición del 10%, podrían perderse muchos efectivos. Este es un motivo poderoso para incumplir la ley, lo cual puede conseguirse no publicando la oferta en ciertos años o aplicando la tasa de reposición solo a las plazas vacantes no desempeñadas por interinos. Además del cumplimiento escrupuloso de la legalidad, la cobertura de las plazas que se necesiten mediante funcionarios de carrera presenta indudables ventajas, empezando por el valor mismo del puesto ganado, que tiene el valor añadido de su estabilidad y su menor dependencia del gobernante de turno. No hay que desdeñar también que los costes sociales de un interino son mayores para la Administración, pues cotizan en el Régimen General de la Seguridad Social por todas las contingencias, incluido desempleo. El Tribunal Supremo ya se ha manifestado sobre este tema en la Sentencia dictada por su Sala Tercera, Sección Séptima, en fecha 29 de octubre de 2010 .

 

Por último, hay que señalar los efectos que la congelación de la oferta de empleo público tiene sobre el envejecimiento de las plantillas y una imposible renovación del talento de nuevas generaciones agravado con soluciones como la de la Junta de Andalucía. Cerrar las administraciones a nuevas incorporaciones nos lleva a un inmovilismo en la organización con una plantilla decreciente y con reticencia al cambio. El profesor Francisco Longo afirma que de seguir está tendencia la función pública se convertirá en “agua estancada”, es decir, lo contrario de lo que ahora mismo se necesita.

 

El Decreto-Ley 5/2013, de 2 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas sobre el empleo del personal funcionario interino en la Administración General de la Junta de Andalucía, para el mantenimiento de la calidad y la eficiencia de los servicios públicos a la ciudadanía, supone prolongar la actividad de los funcionarios interinos convirtiéndolos en funcionarios eterninos per secula seculorum. Una conocida expresión norteamericana, que hemos oído en películas ciertamente desmadradas, dice que “lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”, por los motivos que todos suponemos.  Aquí podemos adaptar la frase y desear que lo que pase en Andalucía se quede en Andalucía.

Un gran plan nacional de reformas que nos llevará al 24,8% de paro en el 2016

La rueda de prensa del Consejo de Ministros del viernes pasado seguramente pasará a la historia, aunque sea a la pequeña. Fue el reconocimiento de un fracaso no por más anunciado, menos impresionante.  Lo que se presenta solemnemente (será por mayúsculas) como el Plan Nacional de Reformas no se enfrenta con ninguno de los grandes problemas estructurales que tiene España, dado que el Gobierno, de entrada, no reconoce que existan. Admite que tiene un problema económico de primer orden y un paro que es el asombro del mundo pero lo trata como si fuera un problema contable. Tira la toalla y se conforma nada menos que con unas previsiones -¡para el 2016!- de una tasa de paro del 24,8 cuando se alcance, aleluya, la tierra prometida del déficit del 3%. Como dice este artículo, toda una declaración de intenciones. O más bien toda una confesión de impotencia.
 
Es decir, virgencita, que me quede como estoy. Al menos ellos. Parece que lo único que quieren estos señores, a estas alturas,  es que en Bruselas no les corten el grifo, y con él, la cabeza. Les quedan, al menos teóricamente, dos años y medio de legislatura, pero se ve que  ellos ya han hecho todo lo posible con intentar cuadrar las cuentas para que  “Bruselas” (convertida en el chivo expiatorio equivalente al “Madrid” de los nacionalistas)  afloje con el objetivo del déficit y no haya que tocar lo que no saben, no pueden o no quieren tocar, la imposible estructura territorial y la red clientelar tejida a su alrededor  que como la mala hiedra está ahogando la economía productiva de este país. Pero es que las raíces son muy profundas. llevan creciendo más de 30 años y resulta que estos jardineros son los mismos que plantaron la hiedra.
 
Claro está que así, como nos recuerdan casi a diario  los expertos de Fedea y de otros medios no hay manera de que las cuentas cuadren. No ya es solo un problema de gasto público inasumible, es que tampoco cuadran los ingresos por muchos impuestos que suban o se inventen, porque tenemos una recaudación fiscal raquítica en feliz combinación con tipos impositivos marginales que son de los más altos de la Unión Europea.  Eso sí, como todo el objetivo es tener a “Bruselas” tranquila, por lo menos cuando toca examinarse,el sr. Montoro hace las triquiñuelas contables que hagan falta para que parezca que se están haciendo los deberes. Aunque después se destape el engaño y se pierda un poco más de credibilidad cada día. 
 
Pero volviendo al Plan Nacional de Reformas, vamos a realizar un primer comentario de urgencia, aunque volveremos a tratarlas a medida que se vayan aprobando las correspondientes Leyes.  Las reformas las tienen en este pdf  Me voy a detener solo en las que el propio texto considera “ocho reformas clave” que son  las siguientes:
 
I Garantía de la disciplina fiscal
 
Puesta en marcha de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, con funciones de análisis, asesoramiento y control en relación con la política presupuestaria de todas las Administraciones Públicas. (4º Trim. 2013). Estaremos muy atentos a este Anteproyecto, pero para abrir boca les diremos que en el borrador al que hemos tenido acceso ahora mismo la Autoridad Independiente depende del Sr. Montoro. No es broma.
Aprobación de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, con obligaciones tasadas para los gestores públicos, entre otras, en materia de gestión económica y cumplimiento de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria. (4º Trim. 2013) Mi opinión sobre esta Ley creo que ya la conocen los lectores, pero lo que me parece asombroso es que esté enumerada como reforma clave para la disciplina fiscal. El papel lo aguanta todo, pero aún así..
Plan de Erradicación de la Morosidad en el Sector Público, para integrar en el principio de sostenibilidad financiera el control de la deuda comercial. Les remito al último post sobre morosidad del sector público,  pero  a día de hoy la cosa sigue como siempre. Y mientras que meter las facturas en los cajones no pase factura en las elecciones no creo que la cosa cambie.
• Supresión del gravamen complementario del IRPF a la mayor brevedad y, en todo caso, en 2015.
A lo mejor esta promesa la cumplen por aquello de las elecciones.
• Revisión de la tributación para desplazar la fiscalidad desde el trabajo hacia los consumos que presentan mayores externalidades negativas:
 Nuevos impuestos medioambientales.
 Modificación de los impuestos especiales.
• Nuevos ajustes en el Impuesto sobre Sociedades, que contribuyan al ensanchamiento de las bases imponibles para seguir recuperando la tributación efectiva por el impuesto
• Tipo de gravamen moderado sobre los pasivos de las entidades de crédito.
Esperamos comentar más en profundidad estas reformas impositivas, pero de entrada se vuelve a recurrir a subir impuestos sin abordar en profundidad la reforma fiscal que necesita España.
 
II Reforma de la Administración Pública
 
• Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local
• Informe para la Reforma de las Administraciones Públicas, antes del 30 de junio de 2013
Sobre la primera, ya hemos hablado aquí,  tiene algunos aspectos positivos y muchos negativos, siendo seguramente el más negativo de todos que el PPSOEIU se opone frontalmente a los cambios, y eso que les refuerzan las Diputaciones Provinciales, de tan ejemplar trayectoria. Sobre la segunda, baste decir que ya ni siquiera se habla de una Ley, sino de un informe. Y si las leyes en este país tienden a no cumplirse, pues imagínense que reforma se va a hacer en base a un informe. Eso sí, para su elaboración se ha creado un entramado de comités y subcomités que es todo un canto a la burocracia (del siglo XIX)
 
III Nuevo Plan Anual de Política de Empleo 2013 y Estrategia Plurianual de Activación para el Empleo 2014-2016.
 
Sin comentarios. Dadas las previsiones de paro que maneja el  Gobierno para después del Plan, entiendo que consideran que servirá para poco. Sobre lo que habría que hacer de verdad para reducir el desempleo también se han desgañitado los expertos. Básicamente se trata de conseguir que la economía crezca, claro, pero también  por intentar acabar con la economía sumergida y de hacer algo práctico con las políticas activas de empleo en vez de tirar el dinero público que no sobra. También ayudaría bajar el impuesto sobre el empleo que suponen las cotizaciones sociales y ayudar de verdad a las pymes y a los emprendedores que son los que lo crean. Volveremos también sobre este tema dada su enorme importancia.
 
IV Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización
La tantas veces prometida y aplazada Ley que va a hacer de todos nosotros emprendedores y exportadores.  Como tengo una pyme que está haciendo algunos proyectos fuera de España para sobrevivir les puedo contar de primera mano que, por ahora, no se aprecia ningún apoyo digno de mención, aparte del moral. Pero en fin, seamos pacientes a ver si un año de estos se les ocurre algo distinto que  invitarnos a cursos sobre como externalizar nuestra pyme o como hacer más atractiva nuestra página web . Ah, y las embajadas españolas tienen también instrucciones  de “ayudar a las empresas españolas”.  Eso sí, lo cierto es que hay muchas empresas españolas exportando, pero porque viene a ser una cuestión de vida o muerte.
 
V Ley de Desindexación de la Economía Española
 
Supongo que este título tan curioso lo que decir es que ni las pensiones ni los salarios se van a revalorizar en el futuro atendiendo al IPC. Medida que, pareciendo correcta en el medio plazo según los expertos, probablemente a corto no contribuya mucho al crecimiento.
 
VI Ley de Garantía de la Unidad de Mercado y Plan de Racionalización Normativa
 
Aquí tenemos uno de los temas favoritos de este blog como saben nuestros lectores. Sin duda, algo que sería muy interesante si fuera factible, para estas alturas ya sabemos que no. Las CCAA no van a renunciar a regular sobre todo lo regulable, y lo de fragmentar el mercado con todo tipo de  pretextos decididamente les encanta.  Y de paso le viene muy bien a la clientela local. En cuanto al Plan de Racionalización Normativa, se ve que es perfectamente compatible con una miríada de normas infumables todos los viernes en el BOE, sin contar con las autonómicas correspondientes. Claro que qué sería de este blog sin estas alegrías normativas.
 
Por cierto, miren lo que se decía al respecto en los arts. 4 a 7    de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible (sí, la que iba a cambiar el modelo productivo de España ¿se acuerdan?)  cuya lectura produce una profunda melancolía. Eso sí, los que tengan que hacer el Plan pueden inspirarse en los artículos de esta Ley, dado que están inéditos.
.
VII Ley de Servicios y Colegios Profesionales
 
Sin duda esencial. Lástima que es poco probable que este Gobierno pueda sustraerse a los muchos lobbies que pugnarán por mantener el statu quo y sus  barreras de entrada. Como aperitivo de lo que nos espera se dice que ya hay varias profesiones (de entre las más cercanas a los miembros del Gobierno) que no estarán sometidos a la Ley. Basta ver lo que está pasando con los Registradores de la Propiedad para imaginar lo que podemos esperar.   De todas formas, prometemos un comentario en profundidad en cuanto tengamos más información.
 
VIII Buen Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social Corporativa
 
Muy interesante también para mejorar la gestión de las empresas e introducir los incentivos correctos. O simplemente para evitar estafas como la de las preferentes. O para evitar  que el Consejo de Administración se ponga las retribuciones que quiera (incluida la parte variable) con independencia de la situación de la empresa y de los deseos de sus accionistas. Sobre la repercusión negativa, por ejemplo, de los blindajes sobre el valor de las acciones pueden ver esta entrada en NeG.  Del Gobierno corporativo hemos hablado también mucho en este blog y seguiremos hablando. Pero como en España una Ley así puede ser compatible con indultar varias veces al sr. Saenz, comprenderán los lectores que seamos más bien escépticos. Y además si se pusiera orden de verdad  en este tema, se estaría atacando el corazón del capitalismo de amiguetes, del que viven muchos de los que mandan en este país.  Y qué cosas, el art.39 de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible, esa gran desconocida, también estaba dedicado a la “promoción de la responsabilidad social de las empresas”
 
En conclusión: nada de enfrentarse de verdad con los problemas, con las famosas “élites extractivas”, redes clientelares, mercados disfuncionales, barreras de entrada, chiringuitos públicos. Nada de reformar todo lo que no funciona en España que es prácticamente el entero entramado político-económico-institucional nacido en la Transición. Comprenderán que con estas reformas y con la credibilidad que tiene este Gobierno, nos empiecen a parecer ambiciosos los objetivos para el 2016.

Un gran plan nacional de reformas que nos llevará al 24,8% de paro en el 2016

La rueda de prensa del Consejo de Ministros del viernes pasado seguramente pasará a la historia, aunque sea a la pequeña. Fue el reconocimiento de un fracaso no por más anunciado, menos impresionante.  Lo que se presenta solemnemente (será por mayúsculas) como el Plan Nacional de Reformas no se enfrenta con ninguno de los grandes problemas estructurales que tiene España, dado que el Gobierno, de entrada, no reconoce que existan. Admite que tiene un problema económico de primer orden y un paro que es el asombro del mundo pero lo trata como si fuera un problema contable. Tira la toalla y se conforma nada menos que con unas previsiones -¡para el 2016!- de una tasa de paro del 24,8 cuando se alcance, aleluya, la tierra prometida del déficit del 3%. Como dice este artículo, toda una declaración de intenciones. O más bien toda una confesión de impotencia.

 

Es decir, virgencita, que me quede como estoy. Al menos ellos. Parece que lo único que quieren estos señores, a estas alturas,  es que en Bruselas no les corten el grifo, y con él, la cabeza. Les quedan, al menos teóricamente, dos años y medio de legislatura, pero se ve que  ellos ya han hecho todo lo posible con intentar cuadrar las cuentas para que  “Bruselas” (convertida en el chivo expiatorio equivalente al “Madrid” de los nacionalistas)  afloje con el objetivo del déficit y no haya que tocar lo que no saben, no pueden o no quieren tocar, la imposible estructura territorial y la red clientelar tejida a su alrededor  que como la mala hiedra está ahogando la economía productiva de este país. Pero es que las raíces son muy profundas. llevan creciendo más de 30 años y resulta que estos jardineros son los mismos que plantaron la hiedra.

 

Claro está que así, como nos recuerdan casi a diario  los expertos de Fedea y de otros medios no hay manera de que las cuentas cuadren. No ya es solo un problema de gasto público inasumible, es que tampoco cuadran los ingresos por muchos impuestos que suban o se inventen, porque tenemos una recaudación fiscal raquítica en feliz combinación con tipos impositivos marginales que son de los más altos de la Unión Europea.  Eso sí, como todo el objetivo es tener a “Bruselas” tranquila, por lo menos cuando toca examinarse,el sr. Montoro hace las triquiñuelas contables que hagan falta para que parezca que se están haciendo los deberes. Aunque después se destape el engaño y se pierda un poco más de credibilidad cada día. 

 

Pero volviendo al Plan Nacional de Reformas, vamos a realizar un primer comentario de urgencia, aunque volveremos a tratarlas a medida que se vayan aprobando las correspondientes Leyes.  Las reformas las tienen en este pdf  Me voy a detener solo en las que el propio texto considera “ocho reformas clave” que son  las siguientes:

 

I Garantía de la disciplina fiscal

 

Puesta en marcha de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, con funciones de análisis, asesoramiento y control en relación con la política presupuestaria de todas las Administraciones Públicas. (4º Trim. 2013). Estaremos muy atentos a este Anteproyecto, pero para abrir boca les diremos que en el borrador al que hemos tenido acceso ahora mismo la Autoridad Independiente depende del Sr. Montoro. No es broma.

Aprobación de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, con obligaciones tasadas para los gestores públicos, entre otras, en materia de gestión económica y cumplimiento de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria. (4º Trim. 2013) Mi opinión sobre esta Ley creo que ya la conocen los lectores, pero lo que me parece asombroso es que esté enumerada como reforma clave para la disciplina fiscal. El papel lo aguanta todo, pero aún así..

Plan de Erradicación de la Morosidad en el Sector Público, para integrar en el principio de sostenibilidad financiera el control de la deuda comercial. Les remito al último post sobre morosidad del sector público,  pero  a día de hoy la cosa sigue como siempre. Y mientras que meter las facturas en los cajones no pase factura en las elecciones no creo que la cosa cambie.

• Supresión del gravamen complementario del IRPF a la mayor brevedad y, en todo caso, en 2015.

A lo mejor esta promesa la cumplen por aquello de las elecciones.

• Revisión de la tributación para desplazar la fiscalidad desde el trabajo hacia los consumos que presentan mayores externalidades negativas:

 Nuevos impuestos medioambientales.

 Modificación de los impuestos especiales.

• Nuevos ajustes en el Impuesto sobre Sociedades, que contribuyan al ensanchamiento de las bases imponibles para seguir recuperando la tributación efectiva por el impuesto

• Tipo de gravamen moderado sobre los pasivos de las entidades de crédito.

Esperamos comentar más en profundidad estas reformas impositivas, pero de entrada se vuelve a recurrir a subir impuestos sin abordar en profundidad la reforma fiscal que necesita España.

 

II Reforma de la Administración Pública

 

• Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local

• Informe para la Reforma de las Administraciones Públicas, antes del 30 de junio de 2013

Sobre la primera, ya hemos hablado aquí,  tiene algunos aspectos positivos y muchos negativos, siendo seguramente el más negativo de todos que el PPSOEIU se opone frontalmente a los cambios, y eso que les refuerzan las Diputaciones Provinciales, de tan ejemplar trayectoria. Sobre la segunda, baste decir que ya ni siquiera se habla de una Ley, sino de un informe. Y si las leyes en este país tienden a no cumplirse, pues imagínense que reforma se va a hacer en base a un informe. Eso sí, para su elaboración se ha creado un entramado de comités y subcomités que es todo un canto a la burocracia (del siglo XIX)

 

III Nuevo Plan Anual de Política de Empleo 2013 y Estrategia Plurianual de Activación para el Empleo 2014-2016.

 

Sin comentarios. Dadas las previsiones de paro que maneja el  Gobierno para después del Plan, entiendo que consideran que servirá para poco. Sobre lo que habría que hacer de verdad para reducir el desempleo también se han desgañitado los expertos. Básicamente se trata de conseguir que la economía crezca, claro, pero también  por intentar acabar con la economía sumergida y de hacer algo práctico con las políticas activas de empleo en vez de tirar el dinero público que no sobra. También ayudaría bajar el impuesto sobre el empleo que suponen las cotizaciones sociales y ayudar de verdad a las pymes y a los emprendedores que son los que lo crean. Volveremos también sobre este tema dada su enorme importancia.

 

IV Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización

La tantas veces prometida y aplazada Ley que va a hacer de todos nosotros emprendedores y exportadores.  Como tengo una pyme que está haciendo algunos proyectos fuera de España para sobrevivir les puedo contar de primera mano que, por ahora, no se aprecia ningún apoyo digno de mención, aparte del moral. Pero en fin, seamos pacientes a ver si un año de estos se les ocurre algo distinto que  invitarnos a cursos sobre como externalizar nuestra pyme o como hacer más atractiva nuestra página web . Ah, y las embajadas españolas tienen también instrucciones  de “ayudar a las empresas españolas”.  Eso sí, lo cierto es que hay muchas empresas españolas exportando, pero porque viene a ser una cuestión de vida o muerte.

 

V Ley de Desindexación de la Economía Española

 

Supongo que este título tan curioso lo que decir es que ni las pensiones ni los salarios se van a revalorizar en el futuro atendiendo al IPC. Medida que, pareciendo correcta en el medio plazo según los expertos, probablemente a corto no contribuya mucho al crecimiento.

 

VI Ley de Garantía de la Unidad de Mercado y Plan de Racionalización Normativa

 

Aquí tenemos uno de los temas favoritos de este blog como saben nuestros lectores. Sin duda, algo que sería muy interesante si fuera factible, para estas alturas ya sabemos que no. Las CCAA no van a renunciar a regular sobre todo lo regulable, y lo de fragmentar el mercado con todo tipo de  pretextos decididamente les encanta.  Y de paso le viene muy bien a la clientela local. En cuanto al Plan de Racionalización Normativa, se ve que es perfectamente compatible con una miríada de normas infumables todos los viernes en el BOE, sin contar con las autonómicas correspondientes. Claro que qué sería de este blog sin estas alegrías normativas.

 

Por cierto, miren lo que se decía al respecto en los arts. 4 a 7    de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible (sí, la que iba a cambiar el modelo productivo de España ¿se acuerdan?)  cuya lectura produce una profunda melancolía. Eso sí, los que tengan que hacer el Plan pueden inspirarse en los artículos de esta Ley, dado que están inéditos.

.

VII Ley de Servicios y Colegios Profesionales

 

Sin duda esencial. Lástima que es poco probable que este Gobierno pueda sustraerse a los muchos lobbies que pugnarán por mantener el statu quo y sus  barreras de entrada. Como aperitivo de lo que nos espera se dice que ya hay varias profesiones (de entre las más cercanas a los miembros del Gobierno) que no estarán sometidos a la Ley. Basta ver lo que está pasando con los Registradores de la Propiedad para imaginar lo que podemos esperar.   De todas formas, prometemos un comentario en profundidad en cuanto tengamos más información.

 

VIII Buen Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social Corporativa

 

Muy interesante también para mejorar la gestión de las empresas e introducir los incentivos correctos. O simplemente para evitar estafas como la de las preferentes. O para evitar  que el Consejo de Administración se ponga las retribuciones que quiera (incluida la parte variable) con independencia de la situación de la empresa y de los deseos de sus accionistas. Sobre la repercusión negativa, por ejemplo, de los blindajes sobre el valor de las acciones pueden ver esta entrada en NeG.  Del Gobierno corporativo hemos hablado también mucho en este blog y seguiremos hablando. Pero como en España una Ley así puede ser compatible con indultar varias veces al sr. Saenz, comprenderán los lectores que seamos más bien escépticos. Y además si se pusiera orden de verdad  en este tema, se estaría atacando el corazón del capitalismo de amiguetes, del que viven muchos de los que mandan en este país.  Y qué cosas, el art.39 de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible, esa gran desconocida, también estaba dedicado a la “promoción de la responsabilidad social de las empresas”

 

En conclusión: nada de enfrentarse de verdad con los problemas, con las famosas “élites extractivas”, redes clientelares, mercados disfuncionales, barreras de entrada, chiringuitos públicos. Nada de reformar todo lo que no funciona en España que es prácticamente el entero entramado político-económico-institucional nacido en la Transición. Comprenderán que con estas reformas y con la credibilidad que tiene este Gobierno, nos empiecen a parecer ambiciosos los objetivos para el 2016.