Las cuentas de los partidos políticos y el Tribunal de Cuentas

El pasado 5 de enero, el Tribunal de Cuentas remitió a las Cortes su informe de fiscalización de las contabilidades de las elecciones al parlamento europeo de 25 de mayo de 2014, donde los partidos políticos gastaron en total 37,5 millones de euros, de los cuales 17,4 correspondieron a la actividad de envío de propaganda electoral.

Además de asombrarnos del dineral gastado en la campaña electoral europea, lo primero que nos preguntamos es de dónde salieron estos millones. Leyendo el informe del Tribunal, vemos que la principal fuente de recursos fueron los créditos bancarios, que alcanzaron los 22,2 millones de euros (le siguen los anticipos electorales del Estado y las aportaciones de los partidos). En unos años donde el grifo del crédito bancario ha estado prácticamente cerrado para las pymes y particulares, nos congratula que al menos los partidos políticos puedan seguir accediendo sin ningún problemaa esta fuente de financiación.

El informe reseña algunas incidencias en el caso del PP y PSOE e “incoherencias” en el caso de Podemos, pero la conclusión es que ninguno de los diez partidos o coaliciones que han justificado sus gastos ha superado los límites previstos en la normativa electoral y el Tribunal no ha pedido reducir la subvención que les corresponde por la ley. Nos tranquiliza.

Vayamos por tanto a las recomendaciones del informe del Tribunal de Cuentas que por experiencia sabemos que suelen tener bastante “miga” y en este caso son “de cajón”:

  • Precisar los conceptos, la imputación y la justificación de los gastos electorales en función de lo establecido en laLey Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). El Tribunal recomienda a los partidos que limiten su inversión a la imprescindible para acometer la campaña, ajustándose a una interpretación estricta de los conceptos subvencionables… ¿Pero esto no debería ser una obligación en vez de una recomendación?
  • Tipificación y determinación de las sanciones ante los incumplimientos e infracciones de la regulación que están previstas en la normativa electoral. Parece que da pereza esto de definir sanciones por saltarse la legislación electoral…
  • Adecuar el límite de gastos en publicidad exterior, en prensa periódica y en las emisoras de radio de titularidad privada, previstos en la LOREG, a los nuevos soportes de publicidad introducidos como consecuencia de las nuevas tecnologías (publicidad en prensa digital y los anuncios en internet). Ya va siendo hora, teniendo en cuenta que la inversión publicitaria en Internet lleva creciendo varios años en detrimento de otros medios como la televisión.

Las otra recomendación del informe es la de regular, cubriendo el vacío legal que existe en esta materia, los sistemas de financiación a través de plataformas digitales de financiación colectiva (el crowdfunding) para obtener recursos de financiación privada.

Esta última recomendación está motivada por el crowdfunding de Podemos en la campaña electoral de las europeas. Y es que el partido que lidera Pablo Iglesias ha introducido una nueva forma de financiación de los partidos políticos, aprovechando Internet y la capacidad de movilización que tienen sobre sus simpatizantes: el crowdfunding político. Como si de un emprendedor se tratara, Pablo consigue financiar las campañas electorales del partidogracias a las aportaciones de particulares a través de Internet y eso es algo que al Tribunal de Cuentas ha descolado, ya que no lo había visto ahora.

En las pasadas elecciones europeas, Podemos obtuvopor esta vía114.365 euros. El Tribunal de Cuentas puso en entredicho la procedencia de 48.261 euros de ese dinero, al no constar varios datos de los donantes exigidos por la LOREG (nombre, apellidos, DNI, domicilio….). Podemos alegó problemas técnicos con el software informático del crowdfunding y finalmente solo 57 ingresos (por un importe de 886,12 euros) incumplieron la ley por no contemplar ninguno de los requisitos de identificación que la norma requiere.

El caso es que el Tribunal va a tener que acostumbrarse a esta nueva fuente de financiación y en efecto tendrá que ser regulada, porque para las próximas elecciones andaluzas del mes de marzo, Podemos ha recaudado vía crowdfunding 100.000 euros en apenas 24h para costear su campaña electoral…

Casualidades de la vida, coincidiendo con la remisión a las Cortes de este informe sobre las elecciones europeas, el diario El País publicó una nota interna del Fiscal jefe del Tribunal de Cuentas sobre el informe de fiscalización de partidos de 2012, que se aprobó por el pleno del Tribunalel pasado 26 de junio de 2014. En ese documento, el Fiscal (que depende de la Fiscalía General del Estado) apreciaba delitos tributarios y/o de falsedad en Convergència Democràtica de Cataluña (CDC), Partido Nacionalista Vasco, PP y PSOE, EuskoAlkartasuna y Unió Democràtica de Catalunya.

Tras la publicación de El País, los partidos afectados negaron cualquier irregularidad y la Fiscalía del Tribunal aclaró que se trataba de un documento interno de trabajo con  “carácter preliminar” y que la noticia publicada era “prematura”.

Para rematar el asunto, unos días después, dos consejeros del Tribunal de Cuentas (los presidentes de la Sección de Fiscalización y de la de Enjuiciamiento) discreparon abiertamente de la interpretación del Fiscal del Tribunal sobre las finanzas de 2012 relativas a los seis partidos señalados  y no apreciaron ningún delito en las cuentas de esos partidos.

En este Blog nos hemos quejado reiteradamente sobre el funcionamiento del Tribunal de Cuentas, del nombramiento de sus consejeros por parte de los partidos políticos, de los retrasos de sus informes, de que sus conclusiones casi nunca llegan a ninguna parte, etc,etc y este caso lo ilustra a la perfección: a finales de junio de 2014 se aprueba el informe de fiscalización de partidos de 2012 (es decir, dos años y medio hasta que ve la luz), en enero de 2015 el Fiscal del Tribunal sigue sin cerrar su escrito sobre el citado informe (ya vamos por tres años…), se filtra a los medios el documento en el que trabaja dicho Fiscal y dos consejeros del Tribunal lo rebaten y no aprecian ningún delito. Estamos en febrero y no se ha vuelto a hablar del asunto… ¿qué nos apostamos a que no volvemos a saber nada de este tema? Un poquito de regeneración por favor.

6 comentarios
  1. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Ayer oí declaraciones de Rosa Díez en que cuestionaba a Ciudadanos por su contabilidad, frente a la claridad contable de UPyD, aduciendo ademásque éste fue uno de los motivos por los que no se obtuvo acuerdo de convergencia entre ambas formaciones.

    Es descorazonador este hecho, y si hay dudas en la contabilidad de Ciudadanos lo que tiene que hacer es aclararlas.

    La no fusión de Ciudadanos y UPyD es una tragedia para la democracia española, ya que estos dos partidos son la única esperanza de regeneración de nuestra vida política, que se debate entre la corrupción, las fórmulas desgastadas de Podemos y la creciente víbora nacionalista que amenaza Cataluña.

    Por otro lado, la señora Díez se refería a Ciudadanos como “Ciutadans”, en catalán, cuando este partido tiene dimensión nacional y su nombre oficial es Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía. De modo que la alusión de la señora Díez se hacía con tono descalificatorio, siendo muy triste pues pone en evidencia que, al igual que a los partidos tradicionales, en el fondo también tienen instaladas las ansias de poder y personalismo. Realmente penoso.

  2. David
    David Dice:

    Este es un muy buen ejemplo de por qué PPSOE – nacionalistas se reparten los puestos de consejeros de los órganismos constitucionales como el Tribunal de Cuentas. Les resulta de mucha utilidad.

  3. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Lola, nuestras disculpas a tí y a todos los lectores en nombre de los editores. Estamos teniendo problemas con la plataforma y no estamos pudiendo editar los posts correctamente, esperamos resolver los problemas técnicos en breve. Gracias por la comprensión

  4. Agotadodetantochorizo
    Agotadodetantochorizo Dice:

    Gracias Jaime como siempre por tu post. Una más de la vergonzosa actuación los partidos políticos que despilfarran el dinero en sus patéticas campañas electorales cuando hay millones de familias que lo están pasando muy mal.

    Con la situación en la que estamos como es posible que sigan gastando 17,4 millones € en propaganda electoral !!. Y sin embargo va el Sr. Rajoy diciendo en el Congreso que se ha hecho todo el ajuste posible al gasto público. Señores para los políticos la fiesta sigue igual y pasan de apretarse de verdad el cinturón.

    Gracias a este despilfarro la deuda pública representa casi el 100% del PIB, y seguirá subiendo porque nadie controla ni fiscaliza. Crean organismos como el Tribunal de Cuentas para que de cara a la galería parezca que se hace algo pero, como muy bien señalas Jaime, de nada sirve si porque dentro están los “colocados” de los partidos.

    A pesar de tanto años de crisis, la decencia de los que nos gobiernan sigue brillando por su ausencia.

  5. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Entiendo que el problema está otra vez en la confusión entre lo público y lo privado. Por una parte se subvenciona asimétricamente (e injustamente) a los partidos y por otra éstos se comportan como entidades privadas en la búsqueda de créditos bancarios. El sistema electoral que tenemos hace aguas por todas partes y donde se debía partir de una igualdad de oportunidades reales para todas las formaciones políticas, se prima a unas y se margina a otras. Si los partidos se consideran como “instituciones” (y así parece entenderse por su fiscalización en el TC) bastaría con suprimir su financiación privada y nos ahorraríamos muchos intereses y compromisos que luego pasan factura. Lo que resulta sorprendente es que la lupa que se aplica al control fiscal del dinero privado de los ciudadanos cuestionando el sentido de un simple recibo de aparcamiento, no se aplique con mucho mayor rigor a los dineros públicos.

Los comentarios están desactivados.