¡Ay, Derecho!: Vaya semanita…

Reconozco humildemente que, para aquellos que defienden enfáticamente que nuestro Estado de Derecho es casi normal y que por eso mismo este blog hace más daño que otra cosa, la semana ha sido reconfortante.

Comenzamos asistiendo al espectáculo “El mejor alcalde el juez”, clásico español donde los haya. La obra, protagonizada por Juan Alberto Belloch, cuenta el caso de un alcalde socialista y senador que, sin dejar de ser alcalde ni senador, toma posesión como juez de la Audiencia Provincial de Zaragoza, previa advertencia de que quizás renuncie tras las elecciones si el partido sigue necesitándole para un cargo significativo. (Pueden encontrar una breve sinopsis de la obra aquí). Pese a estar magníficamente interpretada, con absoluta fidelidad a los principios del verismo literario, tiene el lógico inconveniente de su excesiva previsibilidad: todo resulta tan conocido… uno puede imaginarse incluso la manera en que el protagonista decidirá los casos en el momento en que -actuando como juez en la misma ciudad en la que ha ejercido tantos años como alcalde- tenga que resolver los abundantes conflictos de intereses que se susciten entre antiguos clientes, amigos, enemigos, adversarios, financiadores, compañeros, etc. Aunque, sin duda, habría tenido menos adversarios y más compañeros si estos hubieran sabido que el alcalde iba a terminar resultando su juez natural (que es la moraleja de la obra y de ahí el título). Decididamente, le falta suspense.

A continuación el famoso blockbuster de la temporada: “La tapadera”, superproducción multimillonaria que narra las peripecias criminales del socio principal de uno de los bufetes más importantes del país (Emilio Cuatrecasas, interpretado por Emilio Cuatrecasas). Sinopsis aquí.  El ingenioso abogado, con inmejorables contactos con la gran empresa y con los políticos más influyentes, se dedica a urdir un entramado de negocios simulados con la finalidad de defraudar a Hacienda, delito por el que termina siendo condenado a dos años de cárcel. Ideado como un thriller, el filme termina convirtiéndose, quizás al margen de la intención de sus autores, en una agria denuncia del papel que han desempeñado y siguen desempeñando los grandes bufetes en nuestro país. Sabíamos que “la lucha por el Derecho” no se encuentra entre sus objetivos prioritarios, pero que algunos de sus miembros más destacados hayan entendido su responsabilidad de líderes sociales y de juristas de referencia  de esta manera, no deja de sorprender.  Muy recomendable.

Seguimos con el último drama del ciclo operístico, “El oro del Rato”, que como todos los aficionados conocen perfectamente, es un ciclo de cuatro óperas épicas de longitud interminable. Narra las luchas entre héroes y dioses (políticos y empresarios del IBEX) por el anillo mágico (sublimado en la posesión del BOE) que otorga la dominación sobre el mundo (más humildemente, España).  En esta concreta ópera, Rato (semidios convertido en enano a través de un largo proceso que cuentan los dramas anteriores) y que parece que ha blanqueado el oro en un pasado bastante pretérito, se ve sorprendido por Mariano Wotan (líder de los dioses) que le envía la cabalgata de las walkirias (bajo la forma de fiscales ordinarios y anticorrupción). En el momento álgido de la obra, estas le persiguen mientras cantan insistentemente: “siempre lo mismo, siempre lo mismo…”.  El montaje tiene sus aciertos, indudablemente, pero como todas las producciones modernas suscita la sospecha de haberlo visto ya antes. Quizás demasiado pronto para juzgar. Habrá que dejar que la compañía se ruede un poco.

Y terminamos con el capítulo inicial de la primera temporada de una de las series que más prometen para el futuro: “House of chaps”.  La serie cuenta la historia de un magistrado del Tribunal Supremo, con influencias políticas al más alto nivel, que, sorprendentemente, se ve relacionado con lo más turbio de la comunidad política y empresarial del país: ya sean los Albertos o Urdangarín. Todavía es pronto para saber si se trata de curiosas coincidencias o alguien va a morir en el metro. Atentos.

 

10 comentarios
  1. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Y las que quedan Rodrigo….. El problema es que "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra". Un Estado tomado al asalto por tirios y troyanos desde casi los comienzos de la Transición. Donde la "normalidad democrática" que se quiso escenificar con la llegada al gobierno del PSOE con las connivencias que están en la mente de muchos, significaba la destrucción de los controles internos, el despilfarro y el clientelismo político como forma de entender "dejar a España que no la va a conocer ni la madre que la parió". Hace unos días se publicaban las conversaciones entre el llamado "Nicolás" y el Sr. de la Rosa con sus entramados correspondientes y sus relaciones a muy alto nivel. Habría que retrotraerse muchos años atrás para miras las entrañas de un sistema lleno de artificios que ha colapsado finalmente pero que sirvió de ejemplo a toda una sociedad en la que "tonto el último". Si el escrupuloso control de Hacienda sobre vidas y haciendas de todos en la actualidad se hubiera dedicado al control del gasto público, otro gallo cantaría. Nada ya es inocente y todos somos responsables de "algo" que la inseguridad jurídica imperante nos puede echar en cara. Se ha desatado una verdadera caza de brujas inquisitorial donde nadie estará a salvo. Todo a mayor gloria de la recaudación para seguir pagando el tinglado. Lo dicho, en cuanto se investiguen los expedientes de contrataciones públicas, de subvenciones públicas, de empresas públicas…. tendremos no semanas, sino muchos años de trabajo judicial por delante. Por ahí deben ir las actuaciones ejemplares. Lo demás suena como el caso de Pilar Miró: una forma de distraer de los temas más importantes como los Filesa y demás en la trastienda. Tampoco allí, como en los GAL entonces o ahora en los ERE, en los cursos de formación, etc. nadie se enteró de nada.

    • EB
      EB Dice:

      No es cacería de brujas, es ajuste de cuentas entre mafias formadas por facciones de los partidos políticos. El conflicto entre facciones seguirá fuerte por lo menos hasta la próxima elección general. Luego dependerá del resultado de esa elección. Los miembros de esas facciones, en particular escribientes de medios y blogs, por ahora no incitan a la violencia, pero la experiencia de España y muchos otros países muestra que los ajustes de cuenta entre mafiosos raramente terminan de manera pacífica. No se extrañe que pronto se incite a nuevos linchamientos.

  2. Luis
    Luis Dice:

    El más escandaloso, en mi opinión, de los casos de idas y venidas de la política a la judicatura, es el de un abogado "progre" ingresado en la Judicatura en los años 80, no sé si por el tercer o cuarto turno pero, en todo caso, sin opositar.
    Posteriormente, n el año 93, pidió una excedencia porque Felipe González les había fichado a él y a Garzón para ir en las listas electorales del PSOE. Duró muy poco como diputado y volvió a la judicatura, teniendo tiempo de ser el ponente de una sentencia que condenó a Mario Conde, pero volvió de nuevo a la política….y se presentó a las elecciones locales de Vigo, de nuevo por el PSOE, ocupando el puesto de alcalde tras un pacto post electoral con el BNG.

    Cuando perdió la confianza del BNG dejó la alcaldía de Vigo y volvió (segundo regreso) a la judicatura, obteniendo una plaza como titular de uno de los Juzgados de Instrucción……de Vigo. En este caso fue ·a la inversa: "el mejor juez, el alcalde".

    P.D.: La esposa del protagonista de este post siguió el mismo camino de acceso a la judicatura y, al menos hasta hace poco, seguía como Magistrada titular de un Juzgado de Vigo.

  3. Antonia Tobajas
    Antonia Tobajas Dice:

    Falta la reseña de una de las comedias más taquilleras de la semana: "el canario que se construyó su jaula". Es cierto que se trata de una historia con un exceso de moralina, demasiado previsible, y con un guión sin la más mínima calidad literaria: supongo que por este motivo no ha sido considerada digna de ser reseñada aquí.

  4. Invitado
    Invitado Dice:

    La realidad refleja una situación complicada para las altas instituciones del Estado, todos son hechos graves, más aún cuando de ellos dependen resoluciones que den ejemplo pero ocurre lo contrario.

    El TC entrando en un asunto de legalidad ordinaria puso el sistema judicial en una situación de quiebra, con su constante aptitud de inadmitir demandas de amparo sin fundamentar demostró que no tiene sentido su continuidad, no fundamentar las resoluciones es un hecho gravísimo … posteriormente el Tribunal Supremo tras la absolución de los Albertos por el TC aprovechó cuando tuvo oportunidad para condenarles por inadmitir demandas de amparo sin fundamentar estaban muy quemados con el TC para muestra la noticia. Tras esto el TC empezó a inadmitir las demandas de amparo colgándote un texto con la referencia a una resolución … " ahí tienes la fundamentación ", mientras tanto los temas para ellos importantes se admitían a trámite y resolvían según soplara el viento.

    Por otro lado el TS con la sentencia de clausulas suelo ha terminado de rematar la faena, porque si de Interés General se trata, la crisis ha sido una cuestión donde no ha primado el Interés General pero si se trata de el sistema financiero se vulnera el principio de legalidad y se cambia por el del interés general. Y para que nombrar al miembro del TS y CGPJ Carlos Divar, se fue por la puerta grande tras mayúculo escádalo seguramente porque todos estaban en semejante situación y mejor tapar rápido el escándalo que tirar de la manta.

    Por lo menos ya sabemos lo que tenemos en casa, a mi no me sorprende lo publicado, de hecho mejor no saberlo.

  5. misnotas
    misnotas Dice:

    muy bueno!.
    Yo destacaría una absolutamente desacertada aventura épica y heroíca de salvamento de una sociedad que se desarrolla en interiores, mucho contraluz y claro oscuro y que se encarna en un proceso de peliagudas deliberaciones emocionales e intelectuales sin que, me aseguren, aparezca ningun sobre ni ningún moviemiento sospechoso bajo la mesa. Lo protagoniza la sala de lo cívil del TSupremo y por rázones de marketing se ha traducido en "Todo el mundo al suelo, coño!", que, reconozco, le va muy bien al espiritu de la moraleja que se destila. Bajo el síndrome del "trastorno económico" de la medida para las entidades financieras, se salva in extremis la economía nacional y a los millones de ya ultrajados lacayos paganini se les ofende ad infinitum. Pero claro es cuestión de gustos

  6. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    Pérdida la mayorìa absoluta dueña del parquet y del BOE què pasarà con la BRS y su Jefe M.Wotan y
    & Camarilla fraterna y corporativa porque ahì hay tema,Dilectos sùbditos y simples mortales….

  7. Antonia Fuentes Moreno
    Antonia Fuentes Moreno Dice:

    Falta otro título en la cartelera "300" que recrea la Batalla de las Termópilas donde los espartanos se vienen arriba y lo dán todo. Son tantos los casos de corrupción que el número se queda corto.
    La corrupción se tolera mientras hay reparto de riqueza, mientras hay beneficios…cuando llegan las vacas flacas es cuando se empieza a airear el tema

  8. Miguel_1960
    Miguel_1960 Dice:

    "El canario que se construyó su jaula" está escribiendo mil veces en la pizarra esa máxima del Derecho Romano que dice: "Patere quam ipse fecisti legem” (“Sufre ahora las consecuencias de una ley que tú mismo aprobaste”).

    Por cierto, leí hace dos días que ya había firmado el divorcio que llevaba meses atascado por las condiciones del convenio regulador y que, según ambos cónyuges pero desde distintos puntos de vista, había sido la causa de todo esto.

Los comentarios están desactivados.