Reproducción del post de Elisa de la Nuez en Voz Pópuli: Rodrigo Rato o la calidad de las instituciones españolas

Cuando parecía que habíamos tocado fondo en lo que se refiere a la degradación de nuestra vida publica nos encontramos la semana pasada con la imagen del antaño todopoderoso ex Vicepresidente del Gobierno de España y Presidente del FMI detenido de forma humillante. En portada de toda la prensa nacional, la habitualmente refractaria a airear los escándalos políticos del PP incluida. Y no es para menos. Es una imagen que habla como pocas de la distancia que separa una democracia de bajísima calidad cuyas instituciones están en estado casi terminal de una democracia avanzada. No nos engañemos, los países donde pasan estas cosas –y no se trata de asuntos privados, dejémonos de tonterías por favor– son países del tercer mundo o como mucho del segundo.

Efectivamente, en los países serios –la famosa Dinamarca por ejemplo– no se pasa de desempeñar grandes puestos políticos y empresariales, de recibir honores y reconocimientos e incluso de asesorar a empresas del ibex –aunque sea discretamente– a la comisaría. Esto es típico de países sudamericanos o de ex estados comunistas o de países africanos. En definitiva, de países corruptos donde las instituciones no funcionan y donde no se asume nunca ninguna responsabilidad política por nada, de manera que la única que queda es la judicial penal cuando se vuelven las tornas y le toca al siguiente.Países donde, mientras se gobierna o se tiene la protección del Gobierno, está garantizada la impunidad; donde el sector privado o al menos una parte, el denominado capitalismo castizo, busca el favor del político de turno para prosperar; y donde reina el servilismo y la sumisión frente al que tiene poder político o económico o las dos cosas juntas, como suele suceder. En estos países, no hace falta decirlo, la sociedad civil y las instituciones son muy débiles.

Dejaré de lado los desesperados intentos del PP por desmarcarse de uno de sus personajes de referencia –recordemos la vergonzosa Comisión de Investigación por el “caso Bankia” que organizaron en el Congreso no hace tanto tiempo– o, por presentar esta historia como la prueba indudable de su lucha contra la corrupción caiga quien caiga después del historial de gúrteles, púnicas, brunetes, sedes pagadas en B y tantas otras historias, cuya mera enumeración me llevaría lo que resta del post. Sinceramente, pese a toda la indignidad que conlleva esta estrategia de defensa no creo que sea lo peor ni que a estas alturas sorprenda a nadie. Lo mas importante es el fracaso que esta detención-espectáculo supone desde el punto de vista del funcionamiento de las instituciones de una democracia. Lo que ocurre sencillamente es que nuestras instituciones, tras años de desprofesionalización y politización ya no son capaces de funcionar con normalidad, es decir con previsibilidad, neutralidad y rigor.

Porque la pregunta que tenemos que hacernos ante la sospecha de parcialidad en el comportamiento de una institución es siempre la misma ¿como actuaría en el caso de un ciudadano normal y corriente? Porque si una institución trata a alguien mejor por ser persona relevante o bien relacionada o simplemente por tener amigos tenemos un problema grave. Pero no nos suele parecer mal cuando se consigue un trato de favor: al contrario, se presume de “contactos”, lo que provoca la proliferación en nuestro ruedo ibérico de la figura del comisionista, hasta llegar al esperpento de las andanzas del “pequeño Nicolás”, moderno Lazarillo de Tormes de ese ciego que somos todos los españoles. Lo que nos parece mal es que nos traten peor que a otros; es lo que percibimos como “una injusticia”, aunque los beneficiados lo hayan sido ilegalmente y a nosotros se nos aplique la norma pura y dura.

Pienso que nuestra madurez como ciudadanos exige que nos demos cuenta de que en una democracia la protección o los beneficios ­­–o los ataques y los perjuicios– no pueden depender de nuestras relaciones con las personas que tienen poder. Que debemos exigir instituciones neutrales capaces de tratarnos a todos conforme a la ley y al Derecho, es decir, por igual seamos quienes seamos. En la ya famosa Dinamarca, elevada en nuestro país a categoría conceptual, uno de los bienes públicos mas preciados es la confianza en aquellos a los que no se conoce personalmente. A mi juicio, una de las mayores conquistas de la civilización.

13 comentarios
  1. EB
    EB Dice:

    Puedo asegurarle que estas cosas pasan en todos los países. En EEUU, hoy podemos hablar de Bill y Hillary Clinton. Rodrigo Rato es un poroto al lado de los Clinton. En EEUU, hoy podemos hablar de Jon Corzine y le aseguro que Rodrigo Rato es un poroto al lado de Corzine. Y lo mismo va para Al Gore. Pero más importante Rodrigo Rato es un poroto al lado de Chavez, Griñán y cualquier político socialista andaluz, desde FG hasta la Sra. Díaz.

  2. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    No comparto la idea de que vivamos en "una democracia de bajísima calidad". Tenemos problemas con la corrupción, pero creo que es muy apresurado ligar calidad institucional a corrupción. La corrupción depende de más factores que la calidad institucional.
    Uno de esos factores es el deterioro ético. Seguramente no sea tampoco el que más influye en el desarrollo de la corrupción, pero sí es el más preocupante desde el punto de vista humano. En España ha habido visiones muy enfrentadas sobre la reflexión ética. Para no herir susceptibilidades se ha considerado que lo mejor es una escuela aséptica, que aparque los valores para que se transmitan desde el hogar. Creo que es un error. Debe haber escuelas donde se transmitan las diferentes visiones sobre el problema de lo que debe ser. Hay que enseñar a los niños a preguntarse cada día si están actuando correctamente, y las herramientas para realizarse esas preguntas son las propias de la Ética (religiosa o no religiosa).
    Lo que sí comparto es su visión de la excesiva importancia de los contactos, en las más variadas esferas de la vida. Hasta un determinado punto los contactos facilitan la reducción de los costes de las transacciones y facilitan el intercambio; sobrepasado ese punto, los contactos se convierten en un muro para que personas ajenas a los círculos bien relacionados puedan tener oportunidades.
    Y me resulta especialmente preocupante el problema de los contactos en el ámbito administrativo. Las prestaciones de la Administración en materias como la educación, la sanidad, la atención a las personas en situación de dependencia, las políticas activas de empleo y tantas otras muchas veces son iguales para todos solamente sobre el papel. En la práctica individuos bien informados, por sus buenos contactos, consiguen mejores prestaciones. Es el caso de ese curso que a muchos les hubiese venido bien pero nadie conocía, ese tratamiento del que el médico no te habla porque tiene un coste elevado y la gerencia no lo ve con buenos ojos, esa subvención que solamente se publicita a través de los cauces estrictamente formales del boletín oficial, esas prácticas en una determinada empresa que los estudiantes desconocen que existiese. Ahí hay elementos de corrupción funcionarial que son muy preocupantes porque, no nos engañemos, el cauce a través del cual el ciudadano se entera normalmente de la existencia de esas oportunidades no es el boletín oficial, sino el funcionario.

    Un cordial saludo.

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    “Madness in great ones must not unwatched go.”
    William Shakespeare en una de las versiones de Hamlet, si no recuerdo mal, insiste en que estemos muy atentos a las locuras de los grandes.

    Es inevitable y parece el sino de Rodrigo estar bajo la cálida luz del "candelabro". Esta vez tocan bastos.

    Para comentar sobre RR voy a esperar a que terminen los juicios porque, fuera de la agenda de los medios –tan poco de fiar habida cuenta de su naturaleza cautiva– están pasando cosas importantes y discretas.
    Están sucediendo muchas anomalías procesales en lo que más parece una guerra entre grupos que defienden su posición de poder en tiempos muy turbulentos.

    Quisiera sin embargo matizar dos observaciones de Elisa porque en el resto estoy bastante de acuerdo.

    Una, ayer en el post de Fernando sobre la necesidad o no de trabajo comercial en el Sector Público y por tanto de empleados a comisiones. Por otra parte quien haya vendido fuera de España en muchos sectores muy importantes ya sabe de qué va la cosa salvo contadas excepciones.

    Otra, que España es no es tan diferente. El Estado, en general, es todavía bastante mejor en sus Adquisiciones que muchos otros gobiernos y el Problema es…..Autonómico y Municipal.
    La imagen que tenemos de Dinamarca es idílica pero es el escenario hamletiano y son los amos del transporte de contenedores mundiales. Estar en el ajo, están. Por lo tanto tendrán que oler a ajo.

    Este vídeo, para quienes han tenido que Vender en Grandes Clientes (y los más grandes son contratos muy complejos con el Sector Público en todo el mundo) es como un curso de refresco que ilumina bastante bien las zonas oscuras, los matices de grises y, sobre todo las preguntas.

    Se trata de un contrato que antes o después nos afectará a todos y lo más importante del video son los detalles menores y la trayectoria comercial.

    Miren como está el patio. Por haber hay hasta un whistle blower castigado. No le falta nada.

    https://www.youtube.com/watch?v=pteMgYPm1xM

    Buenos días.

  4. Cvm Privilegio
    Cvm Privilegio Dice:

    "Efectivamente, en los países serios […] no se pasa de desempeñar grandes puestos políticos y empresariales, de recibir honores y reconocimientos [..] a la comisaría."

    En los países serios, los agentes de la autoridad no inducen a pensar que un registro y una detención son lo mismo.

    En los países serios, una opinadora de referencia no confunde la comisaría con el propio despacho profesional del investigado.

    En los países serios se cumple la ley, aunque ésta tenga la viejuna firma de Alonso Martínez y diga cosas tan ingenuas como esta: "Al practicar los registros deberán evitarse las inspecciones inútiles, procurando no perjudicar ni importunar al interesado más de lo necesario, y se adoptarán todo género de precauciones para no comprometer su reputación, respetando sus secretos si no interesaren a la instrucción."

    Rato es un niñato superficial y acaso sea un alzador de bienes. Pero tan preocupante o más que esto es el uso del sistema represivo del Estado con fines tan inconfesables que aún no sabemos cuáles son.

    • Martin Quixada
      Martin Quixada Dice:

      No sabia que Rato era un clamoroso inocente victima de un montaje. Creia que Rato era un estafador y un corrupto enriquecido. Perez Escolar cuenta en sus memorias su relacion con Botin y el affaire de su familia en Aguas de Fuensanta empresa en ruina de Rato Familia comprada a precio de oro siendo Rato ministro y vicepresidente.

    • Cvm Privilegio
      Cvm Privilegio Dice:

      Don Martín, ¿he dicho que Rato es un clamoroso inocente? No lo recuerdo… Lo que sí he dicho aquí en alguna otra ocasión es que su espantá inexplicada del FMI le habría inhabilitado -política, no penalmente- en cualquier país serio.

      Usted cree que Rato es un estafador y un corrupto enriquecido. Está usted en su derecho y es muy posible que lleve razón. Pero déjeme señalarle que su creencia es _absolutamente irrelevante_ para determinar la conducta que con él deben tener los agentes de la autoridad.

      Y sí, en un país serio tampoco habría que explicar esto, especialmente en un blog jurídico.

  5. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Cvm Privilegio, mis disculpas si he inducido a error en un post que no es técnico obviamente. Por lo que me han explicado mis amigos jueces, la detención suele llevarse a cabo durante o después del registro del despacho profesional o del domicilio. Lo que no es habitual es que después no se produzca una declaración ante el Juez, que es quien decide si hay libertad, libertad bajo fianza o prisión provisional. Y si he dado en algún momento la sensación de que estoy a favor de incumplir las normas del Estado de Derecho decididamente estoy perdiendo facultades. Lo que también puede ser.

  6. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    "En los países serios no suceden estas cosas". Yo me pregunto qué entendemos por países "serios" en estos momentos de indudable "baja calidad democrática" (lo siento Gonzalo). La democracia real no es mera cosmética formal sino que TODO (política, instituciones, partidos, organizaciones, AA.PP….) está al servicio de la sociedad. Hasta en el caso de que ésta se equivoque pues estaría haciendo uso de su libre albedrío y libertad. Por eso coincido con los comentarios de EB y Cvm Privilegio. Basta rascar en los estucos brillantes para encontrar problemas estructurales escondidos. La circunstancias de que, cuando conviene, nos dejen poner unos papelitos en las urnas (que ellos han confeccionado antes) no significa que sea una verdadera democracia. Todo el trabajo realizado para dejarnos impotentes y castigados (sometidos) frente a los impunes y privilegiados (poderosos) no ha sido casualidad. No sólo en España, también en el resto del mundo globalizado donde se compran voluntades, recursos y territorios con corrupción o con guerra. Quizá sea la hora de rectificar si no queremos llegar a esa esclavitud más sofisticada del sometimiento resignado y consentido a que nos han llevado. "Las generaciones que nacen en las cárceles de la deuda, se pasan la vida comprando el camino hacia la libertad". En eso estamos.

  7. RC
    RC Dice:

    Por mucho que uno esté desolado por lo que ha ocurrido en la España del pelotazo, disiento en lo que se refiere a los "países serios". Basta con acordarse de la caída aun más fulgurante del sucesor directo del Sr. Rato en el FMI, Dominique Strauss-Kahn, que pasó directamente de presidir el FMI a justamente la comisaría, y ello de manera muchísimo más humillante.

    Lo que distingue a los "países serios" es justamente que se pueda pasar de los puestos de mayor responsabilidad directamente a la comisaría, sin la impunidad que ampara a los poderosos en otros países…menos serios. Como suelo decir, hasta a Jesucristo se le coló un Judas Iscariote entre sus discípulos: es imposible impedir por completo el acceso de desaprensivos a posiciones de poder. Por eso, lo mejor que podemos hacer es luchar contra la impunidad de los poderosos. El que un ex-vicepresidente del Gobierno, o una alteza real, deban también responder ante la justicia es una buena señal, es algo que nos acerca justamente a los países serios.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Gracias EB. Resulta muy interesante y puede explicar muchas de las cosas ocurridas en Ucrania donde, al parecer, los intereses de siempre se imponen. Le gustará a Manu Oquendo lo de la Fundación Pinchuk y sus relaciones…. Otro enlace: actualidad.rt.com (RT Sepa más) también lo recoge aparte de otras cuestiones que ya hemos comentado…. Nada es inocente, salvo algunos ingenuos….

  8. Jose
    Jose Dice:

    Si yo fuese como Rato, es decir, millonario por herencia, hubiese hecho lo mismo que él.
    Por que cuesta muchísimo ganar o conservar una fortuna.
    Como lo que hay aquí es la cultura del despilfarro, es normal que no quiera que mi dinero se tire.
    Como también lo que hay aquí es la compra de votos de los políticos con dinero de los demás (del mio si no fuese pobre de necesidad) pues es normal que no quiera que con mi dinero un partido que está en contra de mis intereses compre sus poltronas en las instituciones públicas.
    Como lo que hay aquí es la cultura del "con recibo o sin recibo", es decir, de que paga los impuestos el que no puede escaquearse, es normal que si puedo, me escaquee. No voy a ser el tonto que paque lo que los demás no quieren pagar.
    Como es posible que vengan los de PODEMOS, es normal que proteja mi herencia en Suiza (es legal) o en las Bahamas (es legal en Gran Bretaña) (lo que pasa que visto mis ahorros, no me dejan entrar ni en Suiza ni en las Bahamas)
    Como ve, no es cuestión de picaresca o del Lazarillo. Es normal proteger lo que da poder y prestigio en la raza humana (somos animales sociales y jerárquicos).
    Es también normal ser previsor.
    Y es normal no quedar por tonto.
    En otros tiempos, yo podría renunciar a las vanidades de este mundo (mi dinero heredado) y profesaba en la Trapa. Hoy, signo de los tiempos, sería en un Ashram indio.
    Lo que no estaría dispuesto, y presumo que lo mismo le pasa al lector atento y objetivo, es que me tomen por idiota y me roben mi dinero.
    La falta de emprendimiento que hay en España crea un clima social muy inestable que fomenta todo lo dicho arriba (por la falta de oportunidades para prosperar).
    ¿Estoy justificando a Rato?
    No.
    Les estoy contando lo que está pasando en España a todos los niveles.
    Ustedes mencionan a los países nórdicos: Allí no solo hay un control real y obsesivo de las bases impositivas.
    Allí no se permiten ninguno de los comportamientos públicos que he resaltado arriba.
    Tampoco allí existe la fantasía de que "solidaridad" es que los demás me ayuden a mi a vivir mejor, sino que yo ayudo a los demás a vivir como a mí me gustaría. La diferencia es crucial.
    Y allí hay mucho más emprendimiento que aquí, lo que significa mucho menos paro y que al que hay que ayudar no solo son mucho menos en número: se les puede ayudar con mucho más y durante mucho más tiempo.
    Por tanto, la solución va por estos tiros.
    Y si el lector sigue escandalizado por estos comportamientos, siempre puede empezar con él mismo, ya que del mismo modo que un viaje de mil kilómetros empiezan con un paso, una moral pública empieza con el comportamiento decente de un ciudadano.
    Pero insisto en que es la estructura económica la que trae los comportamientos sociales de la misma manera que la ley de gravitación universal sobre los cuerpos: es de cumplimiento necesario.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Totalmente de acuerdo José. Me pregunto si en esos otros paises "modelo" hay la misma abundancia de y confusión legislativa que en España. Normalmente los paises más caóticos (por no decir más corruptos) son aquéllos que extreman la normativa y producen INSEGURIDAD JURIDICA.

Los comentarios están desactivados.