Semana temática del 16 al 22/7 de 2015: La democracia interna en los partidos políticos

Teníamos muchas ganas de abordar este tema en nuestra semana temática. En un momento en que los partidos políticos españoles se encuentran inmersos en procesos de aparente renovación, ¿qué hay de cierto en ello? ¿Son reales sus procesos de democracia interna? ¿Basta con lo que hay hasta ahora o se puede llegar más lejos?.

Nuestra bandera de defensa de la democracia afecta también, como no podía ser de otra manera, a los partidos políticos, sustentadores de nuestra democracia según la Constitución y, sobre el papel, reflejo de nuestra sociedad.

Lo veremos a través de los siguientes artículos:

+Democracia considera que el sistema de primarias aprobado por el PSOE no facilita la igualdad de oportunidades, [+Democracia]

Primarias y aversión al riesgo, por Roger Senserrich [Politikon]

Cambiemos las reglas de juego, por Elisa de la Nuez [Hay Derecho]

La Ley de hierro de la oligarquía- Partidos políticos en democracia que no son organizaciones democráticas, por Santiago Pardilla [Ssociólogos]

Los problemas de los nuevos partidos: Democracia interna y participación ciudadana, por Elisa de la Nuez [Hay Derecho]

Democracia interna, Editorial [El País]

Semana temática del 16 al 22/7 de 2015: La democracia interna en los partidos políticos

Teníamos muchas ganas de abordar este tema en nuestra semana temática. En un momento en que los partidos políticos españoles se encuentran inmersos en procesos de aparente renovación, ¿qué hay de cierto en ello? ¿Son reales sus procesos de democracia interna? ¿Basta con lo que hay hasta ahora o se puede llegar más lejos?.

Nuestra bandera de defensa de la democracia afecta también, como no podía ser de otra manera, a los partidos políticos, sustentadores de nuestra democracia según la Constitución y, sobre el papel, reflejo de nuestra sociedad.

Lo veremos a través de los siguientes artículos:

+Democracia considera que el sistema de primarias aprobado por el PSOE no facilita la igualdad de oportunidades, [+Democracia]

Primarias y aversión al riesgo, por Roger Senserrich [Politikon]

Cambiemos las reglas de juego, por Elisa de la Nuez [Hay Derecho]

La Ley de hierro de la oligarquía- Partidos políticos en democracia que no son organizaciones democráticas, por Santiago Pardilla [Ssociólogos]

Los problemas de los nuevos partidos: Democracia interna y participación ciudadana, por Elisa de la Nuez [Hay Derecho]

Democracia interna, Editorial [El País]

Un “cierre interruptus”: sobre la reapertura de Canal 9

En noviembre de 2013 escribí un post sobre el cierre de Canal 9, en el que aprovechamos para reflexionar sobre el modelo de televisión pública estatal y autonómica que tenemos en España y lo lejos que está de lo que debería ser un servicio público de calidad (modelo BBC). Algo más de año y medio después, la televisión autonómica valenciana ha vuelto a estar de plena actualidad por el anuncio del nuevo Presidente de la Generalitat Valenciana de reabrir la cadena.

Ximo Puig anunció en su discurso de investidura la reapertura de Radio Televisión Valenciana (RTVV): “Lo haremos dialogando y será una televisión pública, sostenible económicamente, independiente y plural“. El Presidente declaró que su intención es abrirla lo antes posible, si puede ser coincidiendo con el 9 de octubre (día de la Comunidad Valenciana). Eso sí, no ha dado ningún detalle del presupuesto que piensa destinar al ente público, ni cómo va a asegurar su independencia política, etc.

Llama la atención la urgencia en reabrir un ente cuya liquidación y cierre definitivo está lejos de ser una realidad… casi dos años después del anuncio de cierre. Después de un ERE de 1.600 empleados (quedan ahora 60 empleados en plantilla), acumula tres causas judiciales: una denuncia del PSPV-PSOE ante el Tribunal Constitucional por el cierre, un juzgado de instrucción de Paterna investigando el agujero de 1.300 millones creado por exdirectivos de RTVV y una demanda del sindicato CGT contra el ERE de extinción de empleo.

En principio el Gobierno de la Generalitat se está planteando dos alternativas: reabrir el ente que está en proceso de liquidación o abrir uno nuevo partiendo de cero por así decirlo. Ninguna de las dos se aproxima ni de lejos a un camino de rosas.

A favor de la opción de “resucitar” el ente se han posicionado claramente los sindicatos, que defienden la anulación del ERE y la readmisión de todos los trabajadores. De hecho el Comité de Empresa de RTVV ha emitido un comunicado en el que comparten la fecha del 9 de octubre para reabrir RTVV y asumen el reto de hacer posible que sea una realidad.

Lo único que para que el nuevo ente sea sostenible no se pueden mantener los casi 1.800 empleados con los que contaba originalmente, por lo que readmitidos todos los trabajadores, habría que negociar un nuevo ERE. ¿Y cuál sería una cifra de trabajadores adecuada?. Por ejemplo, según la asociación audiovisual EAVF (Empreses Valencianes Audiovisuals Federades), la plantilla debería tener una proporción de 3 trabajadores por cada millón de presupuesto (antes del cierre, el presupuesto se aproximaba a los 100 millones de euros, por lo que según esta regla resultaría una plantilla de 300 trabajadores). Aunque la cifra que finalmente maneje la Generalitat sea superior, negociar un nuevo ERE no va a resultar sencillo.

La otra alternativa que se plantea es abrir una nueva televisión partiendo de cero, sin contar con los anteriores empleados. Esta sería la propuesta de la Unió de Periodistes, en la que se apuesta por que la selección de los trabajadores del nuevo ente se realice mediante concurso público, en el que los años de experiencia en la anterior RTVV diesen puntos (además plantean  blindar la nueva RTVV del poder político y apostar por Internet y el contenido multimedia).

Esta propuesta no está bien vista por los sindicatos, que consideran que la nueva televisión podría ser tumbada en los tribunales por incurrir en sucesión de empresas, ya que se estaría despidiendo a una plantilla para luego contratar a otros trabajadores para hacer lo mismo en una empresa muy similar pero con forma jurídica diferente. Sin embargo, los que defienden esta propuesta aseguran su legalidad, ya que la citada sucesión de empresa solo cabe si hay ánimo de defraudar, lo que no sería el caso a priori si se abriese una nueva televisión.

Se mire por donde se mire, la reapertura de Canal 9 va a resultar bastante compleja. El nuevo Gobierno de la Generalitat acaba de nombrar un comisionado específico para decidir la fórmula de reapertura de RTVV. Según parece, el comisionado dispondrá de unas semanas para indagar cómo sería factible reabrir RTVV de forma provisional el 9 de Octubre y tendrá un plazo máximo de dos años para diseñar el futuro Canal 9.

A mí lo de las aperturas provisionales no me parece serio la verdad.  Yo recomendaría al nuevo Gobierno de la Comunidad Valenciana una tercera alternativa: que aparque la reapertura de Canal 9 y centre todos sus esfuerzos en otros fuegos que tienen abiertos en educación, sanidad, dependencia, investigación, lucha contra la corrupción, etc etc. Con la herencia que tienen, trabajo no les va a faltar desde luego.