El Senado debe desaparecer

Según el artículo 69 de la Constitución Española, el Senado es la Cámara de representación territorial. Tiene varias funciones que están subordinadas a las funciones del Congreso de los Diputados. Hay una excepción a esta regla, que se encuentra consagrada en el artículo 155 de la Carta Magna española, que regula la compulsión o coerción estatal y que señala en su primer apartado que “Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”.

El Senado es inútil a nivel jurídico, como dice Francesc de Carreras. Xose Manuel Pérez Bouza, senador del BNG, ya señaló en una entrevista que el Senado no sirve para nada relacionado con la satisfacción de los intereses generales y Carolina Punset ha indicado que “no se puede ahorrar en un sistema que funciona y que era envidiado, sino en senados y diputaciones”. Todo el mundo sabe que el Senado hace pocas cosas según el ordenamiento jurídico español.

Realmente, el Senado, que, ciertamente, no es un órgano legislativo de representación territorial, solo está sirviendo para derrochar fondos públicos y para poder otorgarle plazas de trabajo a dirigentes políticos que, sin el desconcertante bicameralismo estatal, no tendrían un buen puesto al que aferrarse. Como bien destaca José Ortega, se ha intentado “buscar para el Senado una función que lo personalice y lo diferencie del Congreso”, pero no tiene sentido que se le otorguen más funciones, ya que, en caso de que se ejecutara esa propuesta, los procedimientos en los que intervendría serían más lentos e ineficaces, siendo suficiente la existencia del Congreso de los Diputados. Albert Rivera ya ha dicho sobre el Senado que hay que reformarlo o cerrarlo, siendo mejor opción la segunda.
Los órganos legislativos de las Comunidades Autónomas están formadas por una sola cámara y funcionan perfectamente. De momento, lo único que es posible celebrar es que a nadie se le haya ocurrido que los Parlamentos autonómicos también sean bicamerales para poder colocar a más políticos en las Comunidades Autónomas. Esta medida sería desastrosa para los presupuestos públicos.

Existen dos buenas opciones en lo que se refiere a la existencia del Senado:

  1. Suprimir el Senado, de modo que el Parlamento nacional dejaría de ser bicameral para pasar a ser monocameral. Roberto Blanco defiende esta idea.
  1. Sustituir el Senado por un órgano en el que estuvieran representados verdaderamente las Comunidades Autónomas, que asumiría la forma de Consejo estatal, que debería estar constituido por alguno de los dos siguientes colectivos:
    1. Por los Presidentes de los Parlamentos autonómicos.
    2. Por un representante de cada uno de los Parlamentos autonómicos, que sería nombrado en cada Comunidad Autónoma por la mayoría absoluta del órgano legislativo.

La aplicación de cualquiera de las dos medidas serviría para lograr una clara reducción de los costes económicos del Parlamento. Además, cualquiera de ellas haría que el sistema parlamentario fuera más coherente, ya que:

  • Si se optara por suprimir el Senado, se conseguiría reducir el tiempo de duración de la tramitación de las leyes ordinarias y de las leyes orgánicas. En cuanto al mecanismo del articulo 155 de la Constitución Española, hay que decir que podría sustituirse la intervención del Senado por la intervención de los Parlamentos autonómicos, representados por sus respectivos Presidentes, o por la intervención del Congreso de los Diputados.
  • Si se optara por sustituir el Senado por un órgano constituido por los Presidentes o representantes de los Parlamentos autonómicos, dicho órgano podría tener cierta relevancia en el procedimiento legislativo y la función de intervenir en el procedimiento del articulo 155 de la Constitución.

Es verdad que no sería un problema para los ciudadanos realizar modificaciones de la Carta Magna española si con ellas se consigue reducir una institución costosa que poco beneficia a la sociedad, pero también es cierto que sería necesario reformar la Constitución Española de 1978 para alterar o suprimir el Senado y que, como dice Juan José Laborda, “cerrarlo sería igual de difícil que reformarlo”. Es posible que algún día se estudie cambiar o eliminar el Senado con cierta seriedad y que pueda ser verdad lo que establece la Sentencia de Tribunal Constitucional 24/1990, que dice que el sistema legislativo logra que “los sujetos a las normas sean, por vía de la representación parlamentaria, los autores de las normas, o dicho de otro modo, que los ciudadanos sean actores y autores del ordenamiento jurídico”.

11 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    El artículo tiene la virtud de demostrar en su primer párrafo que sucesivos Jefes de Gobierno de España no han cumplido sus obligaciones legales cuando las autonomías actúan………….."de forma que atente gravemente al interés general de España"…………………., "el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general".

    ¿Rodríguez Zapatero?
    ¿Rajoy?

    .

    Este es uno de los dos o tres motivos por los cuales 2.4 Millones de clientes del PP han jurado nunca más votar a Rajoy y el PSOE (siempre amamantando serpientes que procuran romper España) tiene su particular sangría.
    Una sangría acentuada por Rodríguez Zapatero y por su sucesor que ya se va ofreciendo a "Lo que tú me digas, Urcullu" del mismo modo que Ercoreca se tronchaba de risa al salir del Congreso porque……….."Ya no se me ocurre qué más pedir".
    La releche. ¿No se dan cuenta del papelón que hacen?

    De vergüenza y un derroche que podemos dedicar a cosas positivas.

    Entiendo perfectamente que el separatismo proponga la eliminación de un Órgano Territorial Inoperante por culpa no de sí mismo sino de los Jefes de Gobierno.

    Pero mucho antes que ocuparme del Senado yo iría preparando un Referéndum a todos los Españoles a ver si queremos ser Libres e Iguales y tener idénticas libertades y derechos en Todas partes del Territorio.

    Incluyendo, por supuesto, el Viejo Reino de Granada hoy englobado en la Tierra de los "Andazules".

    Este sería otro requisito de una Constitución valiosa y atractiva: Un Órgano Político para Todo el Estado y el resto Divisiones administrativas en todo lo Referente a.

    1. Educación
    2. Policía y Seguridad
    3. Sanidad.
    etc.

    Antes de cargarnos el Senado hay que poner sensatez en esta merienda de negreros que tenemos en las "AUTOCTONÍAS".

    Un saludo.

  2. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    No estoy en absoluto de acuerdo. En todo caso, "ESTE" Senado debería desaparecer pero no "El" Senado, que es una Cámara que existe en una otra forma en todas las democracias del mundo.
    Las dos funciones tradicionales esenciales del Senado son:
    – Servir de contrapeso a las ansias cortoplacistas del Congreso. Por este motivo se les llamaba Cámara Alta (de notables) y Baja (del pueblo), respectivamente.
    – Servir de Cámara de representación territorial.
    En España, no cumple ninguna.
    Para cumplir la primera, la extracción de los senadores debería ser bien distinta, por ejemplo, de un perfil académico, profesional o personal destacado. IMPOSIBLE por aplicárseles las mismas normas de eligibilidad e incompatibilidades que a losdiputados, porque lo que interesa es que sean como éstos obedientes a las consignas del partido de que forman parte.
    Para la segunda, deberían estar representadas las CC.AA., no las provincias,que elijen directamente senadores, mientras que aquellas nombran a políticos prejubilados o a los que interesa por diversas razones partidistas. En algunos estados el número de senadores es idéntico para cada una de ellas y en la mayoría la figura del Senador suele ser muy respetada. Por ejemplo, en EE.UU., se eligen dos senadores por estado, igual California que Alaska y se renueva por tercios entre las elecciones presidenciales y las de mitad de mandato.
    El Senado debería ser la cámara técnica que depurara las leyes, facilitara los acuerdos entre el estado central y las autonomías, dictaminase los conflictos competenciales, de naturaleza más política que jurídica, como una primera instancia previa a la del Tribunal Constitucional. Debería poder bloquear nombramientos en los organismos de control y en los reguladores, …
    Por otra parte, ahora tiene una utilidad inesperada. El Gobierno puede legislar sin debate, mejor que mediante el uso del Decreto-Ley. Simplemente, introduce la enmienda incómoda en el Senado y la hace aprobar definitivamente en el Congreso.
    Por otra parte, no vendría nada mal imponer pausas y calidad en el procedimiento legislativo, porque el espectáculo al que estamos llegando raya la histeria. De hecho la expresión "diarrea legislativa" hace tiempo que dejó de ser utilizada en sentido figurado.
    Así que yo, me erijo en el único español no senador, que defiendo la necesidad de reforzarlo políticamente.

    • Alberto
      Alberto Dice:

      El Senado existe en todas las democracias del mundo… salvo nuestros hermanos PIGS Portugal y Grecia, los modélicos países nórdicos y bálticos, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Perú,…

      Sí que es cierto que ninguno de ellos es un estado federal, que es a lo que más se parece la España de las autonomías. Mi preferencia es la segunda opción del artículo, una especie de Bundesrat.

    • Diego Fierro Rodríguez
      Diego Fierro Rodríguez Dice:

      Hace algunos años, se podía lograr que se realizaran mejoras técnicas en el Senado, debido a lo buenos juristas que eran algunos miembros de la Cámara, pero el perfil técnico-jurídico de los senadores no parece ser muy alto en la actualidad y, los que tienen buenos conocimientos, están sometidos a la disciplina del partido político al que pertenecen, siendo cierto que lo más adecuado sería que estuvieran vinculados a su territorio y no a una formación específica.

      Es verdad que el Senado podría tener una utilidad mucho mayor, pero la configuración de la Cámara y el panorama político español actual lo impiden. En bastantes casos, interesa legislar, que no regular, y nadie intenta, dentro del ámbito parlamentario, frenar esta tendencia, porque de eso tienen que vivir muchos mientras sean parlamentarios, sin importar las consecuencias negativas que están teniendo algunas normas creadas a toda velocidad en los últimos meses.

      Aunque ambos procesos son difíciles de realizar, más fácil podría llegar a ser suprimir el Senado que reformarlo, porque, con la eliminación, se facilitaría un gran recorte en los presupuestos y, realmente, el procedimiento legislativo no sufriría cambios con efectos perjudiciales. Una prueba de ello es que los Parlamentos autonómicos son unicamerales y no tienen problemas para legislar.

  3. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Yo creo que el debate abierto está en si España puede permitirse un sistema autonómico como el actual o si debe revisarse el modelo y, previa reforma constitucional, reajustarlo en su verdadero y único sentido: descentralización simple de gestión administrativa. En tanto no se modifiquen los estatutos que dieron origen a la institucionalización política, las autonomías están configuradas como pequeños estados con mayores o menores pretensiones. Es la fragmentación territorial de la nación. En cuanto a la representación territorial en el Senado, podría resolverse con la existencia de senadores de representación provincial, como se apunta en el comentario anterior. En todo caso todo ello es parte de la necesaria actualización o reforma de la CE que, mejor pronto que tarde, debe abordarse. Un saludo.

    • Diego Fierro Rodríguez
      Diego Fierro Rodríguez Dice:

      Ciertamente, las Comunidades Autónomas deberían tener, solamente, potestades de gestión administrativa, pero resulta muy complicado desmantelar el sistema territorial actual. La Constitución de 1978 permitió la creación de 17 monstruos que son difíciles de alterar o eliminar por los intereses políticos y clientelares existentes en torno a las Comunidades Autónomas, que son un reflejo de lo peor del Estado federal y de lo más problemático del Estado central.

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Lo peor que nos puede suceder es que la misma Casta de Partidos (no excluyo a ninguno de los hoy en liza) se ponga a arreglarnos la Constitución. Podemos darnos por cepillados nuevamente si esto volviese a pasar y tiene toda la pinta de que quieren volver a hacerlo.

    La Ciudadanía debe ser capaz de Organizarse de Modo no Partidario y producir un conjunto de Principios que Razonablemente Garanticen un sistema institucional (Agentes, Relaciones entre ellos y con el Entorno) capaz de Cumplir los Fines Individuales y Colectivos que un ser humano debe y puede buscar y crear durante su vida.

    Con estos Principios debe ser Capaz de Comunicar y Crear su propia Opinión sin que se la metan entre ceja y ceja.

    Conceptualmente es la Reconstitución de las Sociétés de Pensée actualizadas a la situación del siglo XXI. Nuestra situación actual de lento colapso de una cultura en tránsito hacia otros modos de vida.

    Estos Principios (Principios, no Derechos) son los que deben estar en el Núcleo Normativo Constitucional y para ello no deben ser Secuestrados por Representación alguna antes de establecer el Consenso Social en Torno a ellos. La Representación es una gran trampa y sin derecho a la Autoexclusión es una Trampa Sin Límite.

    Lo sucedido en Grecia (Los Ciudadanos votan una cosa y el Parlamento la Contraria en la mismas fechas) no puede formar parte de Sistema alguno si se pretende que éste sea mínimamente respetable.

    Lo segundo que debe estar en cualquier Constitución Moderna es Un Conjunto de Limitaciones al Poder que les resulte imposible Saltárselas llegando incluso a Constitucionalizar el Derecho a la Autoexclusión.

    Igualito que en una Comunidad de Vecinos.

    Por ejemplo:

    "Ningún ciudadano podrá ser gravado por todos los conceptos impositivos, explícitos e implícitos, en más del 35% de su Renta" Y el que quiera pagar más que done pero sin capacidad alguna de obligar a nadie.

    Una Constitución de este Tenor se convierte automáticamente en Revolucionaria y en factor de Creación de Riqueza colectiva. Y no hablo solo de "efecto llamada".

    Otro ejemplo: Es función primordial del Estado la creación de un entorno económico e industrial que permita la subsistencia de todos a través de su Trabajo de tal modo que el XX% de las necesidades colectivas se produzcan internamente y no se podrá intentar falsear y sustituir esta obligación inexcusable con políticas redistributivas ni créditos para el consumo, aplicables a personas capaces de trabajar.

    La Redistribución se limita por tanto a las incapacidades permanentes o temporales. Son muchas, por cierto. Pero excluyen a los capaces.

    Un mínimo fiscal obligatorio y se acabó.
    El resto debe ser trabajo de Administración y Gestión pura y Simple en la Mayor Parte de las Funciones Públicas. No en todas.
    Un ayuntamiento necesita un Gerente, no una Constelación de Partidos Políticos llenos de gente que nunca ha trabajado.

    Hemos Perpetuado el Concepto del Poder Absoluto y esta es la raíz del Problema.

    Hay que comenzar a limitar su capacidad de acción Económica que es la que más les interesa y para ello la vía debe ser …..no la creación artificial de Derechos sino la Limitación de Poder.
    "Ya me ocuparé yo de mis derechos sin que la Casta me ponga Cortapisas".

    Grosso modo por ahí o parecido creo que debemos movernos o estaremos, como personas, aceptando una condición más cercana al semoviente.

    Mucho curro fuera de horas.

    • misael
      misael Dice:

      Aun me acuerdo cuando Rubalcaba y secuaces, que se habían quedado sin discurso en Cataluña, empezaron con el tole-tole de que había que reformar la Constitución… Nadie sabía en qué consistia la reforma, pero por lo visto era una imperiosa necesidad.
      Algunos vimos, y el tiempo nos ha dado la razón, que únicamente era un discurso para "tener discurso" ante el envite secesionista que pilló a su facción PSC sin posicionamiento del que alardear.
      Si tenemos que un partido, PSOE, alternancia en el gobierno, "juega" con las reformas constitucionales como una charcutera que grita para atraer la atención de su clientela… ¿ Qué podemos esperar de cualquier reforma que estos y otros como estos inicien ?

      Ojalá, en estos momentos, los momentos del oprobio y la ignominia, las aritméticas parlamentarias no sumen suficiente para iniciar reforma constitucional alguna.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      Estimado Manu, fuera de los partidos está la sociedad.
      La política de siempre, que de nuevo quiere ser nueva, se construye al margen de los votantes. Cada uno en su papel. Partidos que viven de las votaciones (nada de elecciones, simples votaciones, es lo que hay), y todos los demás que vivimos como nos dejan vivir los "votados".
      Me atrevo a pedirle el mismo favor que a O'Farrill: Su crítica acerca de estos Estatutos, que en la primera quincena de septiembre serán sometidos a debate cara a su aprobación como estatutos de referencia para una serie de Plataformas y Asociaciones en el ámbito de la Sanidad. Nada que ver con mareas o tsunamis.
      El modelo estatutario está disponible en
      http://partidoilp.blogspot.com.es/
      Insisto en que no se trata de unos Estatutos de un Partido Político (pese a estar inscrito en el Registro de Partidos Políticos, no tiene dirección, pues los fundadores nos apartamos tras la Inscripción), ni de una Asociación (aunque hay asociaciones que lo han tomado como modelo); se trata de un MODELO ORGANIZATIVO, sobre el que trabajar. Incluso borrándolo todo y comenzando a redactarlos de nuevo.
      Saludos.

  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Para De Lege Ferenda.
    Hola, Chus. A través del enlace de tu Nick te he enviado un comentario.
    Un saludo

Los comentarios están desactivados.