Incompatibilidades en España: de oca a oca

El régimen de incompatibilidades de los altos cargos en España es teóricamente muy riguroso.  Está contemplado en la reciente Ley 3/2015 de 30 de marzo reguladora del ejercicio de alto cargo, en cuya Exposición de Motivos se proclama que uno de sus objetivos  es aclarar, reforzar y ampliar dicho marco jurídico con vistas a garantizar que el ejercicio del cargo se realice con las máximas condiciones de transparencia, legalidad y ausencia de conflictos entre sus intereses privados y los inherentes a sus funciones públicas. Esta norma deroga expresamente la a Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado, el Real Decreto 432/2009, de 27 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento por el que se desarrolla la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado, y elAcuerdo de Consejo de Ministros de 18 de febrero de 2005 por el que se aprueba el Código de Buen Gobierno de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado.

En particular, por lo que aquí nos interesa, el art. 15 establece con carácter general un periodo de dos años de incompatibilidad con posterioridad al cese para el ejercicio de actividades privadas en los supuestos en que puede existir un conflicto de intereses, básicamente porque el alto cargo haya adoptado decisiones que hayan afectado a la entidad privada en la que luego va a trabajar. La regla general es bastante estricta, como puede apreciarse:

“Artículo 15 Limitaciones al ejercicio de actividades privadas con posterioridad al cese

1. Los altos cargos, durante los dos años siguientes a la fecha de su cese, no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones en las que hayan participado.

La prohibición se extiende tanto a las entidades privadas afectadas como a las que pertenezcan al mismo grupo societario.

2. Quienes sean alto cargo por razón de ser miembros o titulares de un órgano u organismo regulador o de supervisión, durante los dos años siguientes a su cese, no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan estado sujetas a su supervisión o regulación.

A estos efectos, se entenderán en todo caso incluidos los altos cargos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia y el Consejo de Seguridad Nuclear.

3. Se entiende que un alto cargo participa en la adopción de una decisión que afecta a una entidad:

a) Cuando el alto cargo, en el ejercicio de sus propias competencias o funciones o su superior a propuesta de él o los titulares de sus órganos dependientes, por delegación o sustitución, suscriba un informe preceptivo, una resolución administrativa o un acto equivalente sometido al Derecho Privado en relación con la empresa o entidad de que se trate.

b) Cuando hubiera intervenido, mediante su voto o la presentación de la propuesta correspondiente, en sesiones de órganos colegiados en las que se hubiera adoptado la decisión en relación con la empresa o entidad”

Sin embargo, existe una importante excepción en el caso de que el alto cargo se “reincorpore” a la misma entidad en la que prestaban sus servicios antes de serlo. En concreto, el párrafo 4º del artículo 15 señala que: “Los altos cargos, regulados por esta ley, que con anterioridad a ocupar dichos puestos públicos hubieran ejercido su actividad profesional en empresas privadas a las cuales quisieran reincorporarse no incurrirán en la incompatibilidad prevista en el apartado anterior cuando la actividad que vayan a desempeñar en ellas lo sea en puestos de trabajo que no estén directamente relacionados con las competencias del cargo público ocupado ni puedan adoptar decisiones que afecten a éste.”

El órgano encargado de velar por el cumplimiento de estas normas es la Oficina de Conflicto de intereses, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que antes de esta nueva Ley tenía rango de subdirector general y ahora ha sido promovido al rango de Director General, pero sigue adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, si bien, según el art. 19 de la Ley, “actuará con plena autonomía funcional en el ejercicio de sus funciones”. Es nombrado por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y se ha añadido una comparecencia ante la Comisión correspondiente del Congreso, a fin de verificar si su experiencia, formación y capacidad son las adecuadas para el cargo. Pero la verdad, sabiendo cómo son los “hearings” en el Congreso y que solo suele haber un único candidato tampoco parece que esta modificación, aunque mejora la situación anterior, vaya a permitir que, por ejemplo, el titular de la Oficina le diga a un ex superior jerárquico o político suyo que es incompatible. Ojalá que nos equivoquemos.

El caso es que recientemente ha cesado como Subsecretario del Ministerio de la Presidencia D. Jaime Pérez Renovales, brazo derecho de la Vicepresidenta del Gobierno, que ha decidido volver a su entidad privada de procedencia, el Banco de Santander, sin que nadie, al parecer, se haya planteado la posibilidad de que exista una incompatibilidad, al amparo, nos imaginamos, de lo dispuesto en el art. 15.4 más arriba transcrito. Más allá de la indudable honorabilidad personal y la valía profesional de este ex alto cargo (que me consta) lo que llama la atención es que ningún medio en este país se haya planteado ni siquiera la posibilidad de que en este caso pudiera existir un conflicto de intereses o de que, aún no existiendo -al menos formalmente-  en España se pueda pasar, sin solución de continuidad, de un puesto como el que ha ostentado a la secretaría del Consejo de un importante banco, en una legislatura en que se ha rescatado al sistema financiero español. Y llama la atención ya no concretamente por este caso en particular, sino por lo que revela sobre la escasa preocupación de nuestras instituciones, representantes y medios de comunicación sobre este aspecto crucial de nuestro Estado clientelar. No se ha suscitado ni siquiera un simple debate sobre la actual regulación de las incompatibilidades y sobre la mejor forma de captar para la política el talento de nuestro sector privado (y público) sin dejar de combatir a la vez los perjuicios que en nuestro sistema productivo genera el capitalismo de amiguetes.

Ya se sabe que en España -como hemos comentado en este blog con ocasión de la necrológica del anterior Presidente del banco (aquí)- la familia Botín es casi una institución más del Estado, ¿pero de verdad no sería conveniente abrir un debate riguroso sobre este tipo de puertas giratorias aunque conduzcan al mismo sitio de procedencia? ¿Sucede algo parecido en otros países de nuestro entorno? ¿Podemos confiar en que el ex Subsecretario no ha tomado durante todo el tiempo de permanencia en el cargo ninguna decisión que pueda afectar ni directa ni indirectamente al Banco de Santander?  El caso es que, según esta información (aquí) era, además de Subsecretario, el Secretario General de la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios y Asistente permanente en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. ¿Está justificada la excepción del apartado 4º? ¿Se cumplen en este caso sus requisitos?

Se trata simplemente de preguntarnos por la conveniencia de reflexionar sobre la oportunidad de que, a título de ejemplo, alguien con las responsabilidades –oficiales y extraoficiales- que ha tenido Jaime Pérez Renovales en el Gobierno de España en estos turbulentos años, pueda transitar, no ya con comodidad sino con el aplauso y el beneplácito general del Gobierno, a la Secretaría General del Banco de Santander. Y de paso nos podemos preguntar por qué ninguno de nuestros medios de comunicación se ha planteado estas mismas cuestiones y por qué en cambio nuestros amigos que viven fuera de España sí lo hayan hecho. ¿No interesa esta reflexión a los ciudadanos? ¿O no les interesa a los medios? Pues modestamente nosotros pensamos que a los ciudadanos este tipo de puertas giratorias les pueden plantear bastantes dudas. ¿Por qué, entonces, no se plantean estas cuestiones en los medios de comunicación?

18 comentarios
  1. Obvio
    Obvio Dice:

    Esta bastante claro. Por la ingente cantidad de dinero con la que el banco en cuestión riega a esos medios de comunicación con la excusa de la publicidad. ¿o no?

    • víctor
      víctor Dice:

      Y ahora las noticias económicas de la mano del banco Santander.
      Todos los días lo escucho en la radio

  2. Ronin
    Ronin Dice:

    El autor debe tenerle especial "manía" a Botín y Cia, porque sin necesidad de irse tan lejos y por su profesión tiene a mano un caso mucho más cercano, por lo que me gustaría que me aclarase si el anterior Director General de los Registros y del Notariado Joaquín Rodríguez, siguió siendo durante su mandato Registrador Mercantil de Zaragoza, siquiera por sustitución y mediante una comunidad de bienes instrumental, según ha aparecido en prensa.
    Supongo que todo es un malentendido y que la plaza de Joaquín Rodríguez salió a concurso (en otro caso hubiese ido en detrimento no ya de las expectativas profesionales de sus compañeros, sino del servicio público, pues si las cosas funcionaban igual sin él, es que sobraba) y que no ha percibido directa o indirectamente mientras desempeñaba el cargo de Director General ninguna cantidad.
    Otra cosa determinaría un grave incumplimiento de la entonces vigente (la nueva viene a decir lo mismo) Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado, que considera como tales a los directores generales; prohíbe compatibilizar tal actividad con el desempeño, por sí, o mediante SUSTITUCIÓN, de cualquier otra; así como percibir, directa o indirectamente, cualquier remuneración pública o privada.
    Y el problema trascendería ya la esfera de la posible situación personal irregular e incidiría en la regularidad de un sin fin de procedimientos y actos administrativos si tenemos en cuenta que, según el art. 4 de la Ley 5/2006, "… hay conflicto de intereses cuando los altos cargos intervienen en las decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyen a la vez intereses de su puesto público e intereses privados propios, de familiares directos, o intereses compartidos con terceras personas…".
    Tic-tac, tic-tac.

  3. De Lege Ferenda
    De Lege Ferenda Dice:

    La competencia para declarar la necesidad de un debate público sobre cualquier tema corresponde a los Bancos propietarios de los medios.
    Al igual que el derecho a recibir Información Veraz, en realidad supone el derecho de esos bancos propietarios -y anunciantes imprescindibles- a declara cual es la verdad en cada caso; y nuestra obligación de crrerla.
    Lo único bueno de la absoluta y constante vulneración de nuestros derechos fundamentales, es que ya, tras tantos años, nos hemos acostumbrado.
    Nos tratan como a menores de edad. Y nos gusta la sensación de absoluta irresponsabilidad. Papá Estado, papá Estado, ¿porque tienes la boca tan grande?

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      “También el hecho de que las clases dominadas, a excepción de los grupos más avanzados, sigan a la hipocresía de sus ídolos, si bien resulta difícil de entender, es de dominio público. Y es que la dependencia de estas clases no consiste sólo en que recibe demasiado pocos alimentos, sino además se las mantiene en un miserable estado de pobreza mental y psíquica. Son los monos de sus carceleros, adorando los símbolos de sus cárceles, y lejos de estar dispuestos a agredir a aquéllos carceleros, prefieren despedazar a todo aquel que pretendiera librarlos”.
      Max Horkheimer

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Si dependen del Estado sí la vamos a tener, venga ya hombre! Que ya hay medios que en su balance los ingresos por suscripción suponen el principal. Si queremos información veraz, profesional y de calidad lo primero que hay que hacer es comprometerse y pagar por ello. Que la gente no trabaja gratis, e investigar, escribir y formarse requiere un tiempo. Pero la gente lo quiere todo gratis, y eso de tener espíritu crítico, leer distintos medios de distintas corrientes y formarse una opinión, no se lleva. Y entre eso, la digitalización, la crisis de la publicidad, la precariedad de esa profesión y la crisis de credibilidad de algunos medios, tenemos lo que tenemos.

  4. Francisco Rodríguez Boix
    Francisco Rodríguez Boix Dice:

    La excesivamente rigurosa Ley de Incompatibilidades ha originado un efecto indeseable:La huida de los más capaces de la política y su sustitución por una pléyade de mediocres,convertidos en políticos profesionales,que hoy nos rigen y dirigen.Por supuesto,tal y como se dice de los jueces del TS de los EEUU,tales políticos profesionales raramente mueren y nunca dimiten y es que fuera de la política hace un frío.2w

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Estimado Francisco: "los más capaces….¿de qué?. He trabajado con unos cuantos de ellos llenos de títulos y de soberbia para darme cuanta de que la inteligencia es una cosa y los "listos" otra. Un saludo.

  5. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Buen artículo Rodrigo pero, mucho me temo, es más de lo mismo: árboles (normativa) en abundancia que, al final, impiden que entre el sol en las profundidades del bosque (transparencia real). Y nosotros siguiendo cada cambio, analizando, escrutando… pero no hay más que oscuridad. Así estamos entretenidos. Tiene razón nuestro amigo De Lege: el debate público lo controlan los medios (la comunicación que se dice ahora) tanto oficiales como privados (que es tanto como decir semioficiales). Desde que la concentración de poderes políticos, económicos y sociales ha terminado con la libre competencia se acabó la independencia informativa. ¡Y luego se rasgan las vestiduras por la web informativa del Ayuntamiento de Madrid! Las puertas giratorias se terminarían cuando se acabara el "mantra" del "gobierno de los mejores" (¿quienes son los mejores?) Los que conocemos un poco las AA.PP. sabemos que a "los mejores" funcionarios se los lamina, que la experiencia en la gestión es un serio "hándicap" no solo para ascender, sino para mantener una situación laboral… Si entendemos por "los mejores" a los mejor relacionados es otra cosa, ellos sí saben hacer política en los comedores privados, en las cacerías, en las inauguraciones, en las fiestas y actos públicos…. Esa es la red donde se ajustan nodos de corrupción. Además todo verbalmente. "No hay pruebas ni las habrá" decía un personaje público hace ya muchos años. Pues eso: intentemos ver más allá, lo que se está cociendo a nuestras espaldas en negociaciones de todo tipo, desde las globales a las nacionales, cuyas consecuencias nos tocarán. Ese es el verdadero y frondoso bosque de la situación política actual.

  6. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hay una frase del corto de Rodrigo que me ha llamado la atención y pensé en comentarla. Cuando se refiere a la familia Botín como "casi una institución más del Estado".

    Me disculpo por anticipado pero creo que a la frase le sobra el "casi" porque no solo lo son sino que su importancia no desmerece de cualquiera de las altas magistraturas del Estado.

    Sus méritos para ello no solo resultan evidentes para el común de los mortales sino que se han alcanzado a través del Voto democrático del Mercado en miles de millones de transacciones durante varias generaciones de tan ilustre dinastía que, por ende, es autóctona. Nuestra. De aquí.

    Esto lo digo un poco en broma, pero solo un poco.

    Cuando supimos del nombramiento del Sr. Pérez Renovales como Subsecretario de la Vicepresidencia (y, si no recuerdo mal, presidente de la Comisión de Subsecretarios, el sueño húmedo de Alfonso Guerra) también conocimos la llegada a la Sala correspondiente del TS de su homólogo en la Caixa (la "otra" alta magistratura del Estado) Sr. Sastre Papiol y menos mal que había constancia de su honorabilidad personal e intachable hoja de servicios porque el susto podría haber sido de aúpa y en algunos lugares lo fue.

    Por otra parte entiendo bien la polémica que trae hoy Rodrigo y creo que es necesario plantearla a gran escala (en España y en Europa) pero al mismo tiempo hemos de ser realistas por los dos motivos que apunto a continuación.
    Y cuando ataquemos el problema que sea el más importante de ellos.

    1. Al pensar en Organizaciones tal como se estudiaban en el Siglo XX se distinguían dos tipos: La organización Formal (la de los "rectangulitos" y jerarquías) y la Informal (la que funciona de verdad y sobre todo en las crisis).

    Los estudiosos de la materia –importantísima para cualquiera que desee dirigir Organizaciones– saben que la Organización Informal es mucho más importante que la Formal para el Buen Gobierno y por eso, creo, nos encontramos ante "otro" dilema clásico del Positivismo. "¿Puede existir algo fuera de mis dominios?"
    Pues sí, claro que existe y muy importante.

    Por ejemplo. ¿La Jueza Carmena, manda sobre la Web del Consistorio?
    Como vemos esto depende de que a algunos de sus subordinados "formales" les pete. Los que dominan la Organización….,.. Informal.

    2. Todo Occidente se ha visto en la necesidad de echar mano de personas que, sirviendo a los Gobiernos precedentes desde la Post Guerra en sus funciones en el ámbito privado, han visto cómo los electores hemos ido eligiendo gobernantes cada vez con más bajo nivel de competencia para gestionar nuestros asuntos y los destrozos que estos gobernantes han ido produciendo sin darse cuenta de lo que hacían.

    En España el Sr. Rodríguez Zapatero fue ejemplar en este sentido. No se llegó a enterar de lo que estaba haciendo hasta el último día de su mandato.

    Creo que somos afortunados de que alguien haya tenido la inteligencia y el arrojo personal de llamar a gente que sabía lo que había que hacer. Si luego resulta que son de Goldsman o de alguien por el estilo…………la culpa es nuestra.

    Ahora queda por arreglar que estas personas puedan regresar a sus vidas tranquilamente para que sobre el papel se cumpla lo legislado y podamos seguir adelante con esto del "Estado de Derecho".

    El problema grave de verdad es que este constructo No Funciona, que nos lleva al abismo y que somos incapaces de dominar el tigre desbocado y asustado que pretendemos cabalgar como si fuera gratis.

    Las leyes que "nos hemos dado" y los mecanismos para dar y acceder al Poder no son funcionales, excluyen a los mejores y, cuando actuamos en masa, somos incapaces de reconocerlo.

    Luego, cuando vienen mal dadas y hay que pedir ayuda, lo menos que debemos hacer es facilitarles el regreso a casa con leyes que no les compliquen la vida.

    Y si es posible agradecerles los servicios prestados porque, con seguridad, les ha costado una pasta.

    Saludos y buenas noches

  7. De Lege Ferenda
    De Lege Ferenda Dice:

    Como antes de la Revolución Francesa, las monarquías y aristocracias eran cosa de familia, ahora, en un moderno retorno al feudalismo -feudalismo sin Rey, nada peor existe para los vasallos-, los "primos" españoles del Poder real de "Los Mercados" se deben a causas más grandes que a nuestros asuntos domésticos. EL PODER GLOBAL.
    http://www.publico.es/internacional/europa/ana-botin-formara-parte-del.html
    Cuando el Poder se ejerce en la distancia, nunca podremos hacer sentir nuestro aliento en su cogote. Ahora nos vamos a "querer" cargar nuestros ayuntamientos, para alejar definitivamente de nosotros todo posible control del poder político, que se ha de seguir derivando a organismos que, los medios del poderoso poder global, nos presentarán, como no, como independientes. Se trata, evidentemente, de dotar de la apariencia de independencia a sus esbirros. Luego los esbirros independientes, se embadurnarán ante las multitudes ciegas de leer mentiras, de papeles con letras que forman palabras tales como "independencia", "trasparencia", "imparcialidad".
    y, de nuevo habremos avanzado para situarnos en la casilla inicial.
    Porque que el Señor Pérez Renovales sea o no independiente de su Señorita, es una anécdota. Yo no lo conozco, y no confío en su integridad. Como no confío en la integridad del Diputado Nacional que no está vinculado por el mandato de sus electores, pero si por su condición de apoderado del Banco de Santander. Vota lo que quiere; y quiere lo que le mandan. Como todos, Sin garantías, la duda no puede ofender; es Ley.

  8. SEGISMUNDO ALVAREZ
    SEGISMUNDO ALVAREZ Dice:

    El debate es interesante, pero el problema me recuerda un poco al celebre triángulo de la gestión de proyectos: “fast, cheap, good, choose any two”. Es decir: rápido, barato, bueno, elija dos; pero nunca los tres, porque no es posible.
    No podemos querer que haya políticos competentes, con experiencia profesional fuera de la política y que no se eternicen el cargo, y al mismo tiempo que cobren muy poco, no tengan privilegios ni remuneraciones a cargo del erario público al dejar el cargo, y no puedan volver a la empresa privada, ni siquiera al sector en el que trabajaban.
    El equilibrio es complicado, pero yo creo que la solución no pasa por endurecer una legislación que tú mismo consideras exigente. Es cierto que determinados puestos tienen unas competencias amplias. Pero ¿significa eso que los que los han ocupado no pueden trabajar ya en ninguna actividad privada? ¿Por cuánto tiempo? ¿Cómo mantendrían a su familia?
    Yo creo que el camino debe ser otro. Si queremos a personas con un alto nivel profesional y humano en la política -como también creo que se da en este caso-, hay que facilitar su acceso desde el mundo profesional o empresa y la vuelta al mismo, pues al país le conviene que estén trabajando, ya sea en el sector privado o en el público. Por supuesto los casos de claro conflicto de intereses, en los cuales ni la ida ni la vuelta debe ser posible.
    Esto debe ir acompañado de unas remuneraciones a los cargos políticos que sean adecuadas a las responsabilidades y a la cualificación de las que las ocupan, y que permitan participar en la política a personas que no tienen fortuna personal ni pretenden hacerla en política.
    Naturalmente esto exige un seguimiento por parte de la prensa y de la sociedad civil de cualquier actuación posterior que pueda revelar la existencia de favoritismos o de tráfico de influencias. Pero como esto siempre va a ser necesario, prefiero no alejar de la política a los que de verdad son capaces de ganarse la vida fuera de ella.

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Por fin alguien se da cuenta que no se puede soplar y sorber a la vez!! Ya lo dije en un artículo de Elisa de revolving door,

      "No queremos políticos profesionales que se tiren 20 años en el sillón y que lleguen a altos cargos habiendo comenzado en las juventudes de los partidos desde concejales y no tengan más profesión que esa, y sin embargo, cuando entran funcionarios, en este caso jueces, también nos quejamos y tampoco nos gusta porque hay "revolving door". Nos quejamos de que los presidentes del gobierno tengan pensiones vitalicias, o alcaldes y demás políticos vayan directos al Consejo de Estado o Consejo Consultivo, y sin embargo cuando un alcalde solicita su reingreso en su carrera de profesión o se van a la empresa privada, tampoco nos parece bien y pedimos un período de hibernación o de espera, pero sin embargo abonar las cesantías tampoco gusta y parece un despilfarro. Pues de algo tendrán que vivir, digo yo. A ver si dedicarse a la política va a suponer la muerte civil (si no lo es ya) y sin embargo vamos a querer buenos políticos y encima con sueldos bajos, porque eso es imposible. Abrir el debate está bien, pero no podemos quejarnos por una cosa y por la contraria."

  9. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Creo que nunca ha estado cerrado el retorno a la actividad profesional privada de los cargos públicos. El problema es que la mayoría no la han tenido nunca y sólo conocen las retribuciones que les llegan fácilmente con la simple militancia política. Conozco algunos casos en que esto se ha producido y ello no ha generado conflictos de intereses. Si alguien ha ejercido de abogado laboralista antes de entrar en política, vuelve a su despacho a encargarse de sus clientes y a seguir con su profesión. Otra cosa es el papel de "conseguidor" que se les supone (y quizá sea real en la práctica por lo que estamos viendo) donde son más importantes sus relaciones políticas que tener que volver al trabajo rutinario desde el anonimato. En su mayor parte los "mejores" se han fichado porque alguien los ha promovido para ello: un poco de tinte mediático y una puesta en escena "glamourosa" hacen milagros. ¿Recuerdan aquella preciosa película "Bienvenido Mr. Chance"? Una parodia con un fondo de realidad donde un simple jardinero puede ser presidente de EE.UU. Esa es la grandeza de la democracia según dicen.

  10. m.t.c.
    m.t.c. Dice:

    ¡ Cómo evitar efectos indirectos como los que alude el artículo con la Banca !…Reclamar tal cosa es cogérsela con papel de fumar…
    ¿Rescate del sistema financiero?. ¿Quién ha rescatado al Banco Santander?.
    ¿Es necesario recordar permanentemente cuáles han sido las entidades rescatadas?.

  11. De Lege Ferenda
    De Lege Ferenda Dice:

    Hay desincompatibilidades que han de quedar silenciadas.
    Así pasa con algunos compatibles, cuyas incompatibilidades no son meramente toleradas; son absolutamente enmascaradas por TODOS los "medios": como el caso de la MInistra Ana Pastor, cuyo maridito goza del cargo de Presidente de la Autoridad Portuaria de Marín, gracias a su señora, ahora señorita.
    Unos pueden más que otros.
    Solo tienen que contar con la bendición de los dueños de nuestro Derecho a la Información (voy a omitir lo de veraz; solo abunda en el escarnio de nuestra condición servil).
    Sin derechos, vamos a reformar la Constitución.
    Como cabras están los cabrones. Y nosotros que lo veamos, si o si.

Los comentarios están desactivados.