Elecciones en Cataluña

SeñeraAntes del 27-S

A la hora de escribir estas primeras líneas (el viernes 25), no sabemos qué ocurrirá el 27-S. Y creemos que es interesante escribir este post así –antes y después- para evidenciar que el mensaje no debe cambiar, ocurra lo que ocurra ese día. Y el mensaje es este: ya se trate de una consulta ilegal, de unas elecciones plebiscitarias o de cualquier reivindicación justa o injusta, fundada o no fundada, habida y por haber, en un país que se dice democrático, de baja o de alta calidad, es preciso como mínimo respetar los procedimientos, las normas y, sobre todo, los derechos de los demás y la paz social, en cuya garantía se establecen esas formas y procedimientos. No hay democracia sin Estado de Derecho. Las declaraciones unilaterales y las vías de hecho son antidemocráticas, aunque puedan responder a inquietudes y aspiraciones totalmente legítimas e incluso mayoritarias. Ningún accionista asaltará la sede social, haciéndose con la dirección, aunque se le haya hurtado el derecho de información o su legítimo dividendo: deberá ir a la junta general o a los tribunales.

No son los más adecuados, por ello, aunque sean ciertos e importantes, los argumentos que apelan a los perjuicios económicos que la secesión podría producir, a la pérdida de la ciudadanía o a la salida de la UE o a la marcha de bancos y otras empresas ¿Es que si fuera de otra manera la cosa cambiaría? No, el único argumento que debería usarse en este momento, por mucho que sea haya sido devaluado como cantinela repetitiva, es que el procedimiento no es legal, partiendo del concepto mismo  de elección plebiscitaria que, al socaire de auscultar la voluntad popular con relación a una supuesta independencia, lo que hace es hurtar a la ciudadanía el debate sobre la gestión del gobierno catalán en las que cuestiones que, estas sí, legalmente le competen, llegando al despropósito de que el responsable de todo ello no va de cabeza de lista, confundiendo así al votante en cuanto al objeto mismo de su decisión.

Desde nuestro punto de vista, todo esto no debe aceptarse no por una cuestión de conveniencia, sino de principios. Decía Voltaire “no estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”; parafraseándolo en estos tiempos posmodernos, habría que añadir: “defenderé con mi vida tu derecho a que tu opinión se respete si se aprueba democráticamente, y a que no se imponga si no se aprueba; y ello con todos los medios que la Constitución y las leyes nos otorguen”.

Hoy, en tiempos de flexibilidad y pacto, es mal vista toda imposición y coacción, pero hay que recordar que, a veces, si no se opone la resistencia necesaria el más burdo, intolerante y poco respetuoso puede llevarse el gato al agua. Ello no significa, por supuesto, que debamos confiarlo todo al BOE. Sería ilusorio pensar que sin verdadera política puedan las cosas solucionarse. Pero cabe decir, y esto también es política, que este no es el momento para hablar de reformas de la Constitución, de encajes de Cataluña en España, de reconocimiento de peculiaridades nacionales y, mucho menos, de sistemas tributarios especiales o de cesión económica de ningún tipo. Deberían nuestros gobernantes comprender que aceptando este tipo de concesiones se viola el principio de igualdad de todos ante la ley y se consienten coacciones y amenazas que para el ciudadano normal –pues el que coacciona ve culminadas sus aspiraciones-  significa llevarle a la certeza de que para conseguir algo lo que hay que hacer es ejercer la suficiente presión para que a los gobernantes les sea más cómodo ceder que enfrentarse. Y eso es el caos.

¿Quiere eso decir que la respuesta al problema catalán se soluciona manteniendo la letra actual de la Constitución a marchamartillo y hasta el final de los tiempos? En absoluto. Lo hemos dicho reiteradamente. El problema autonómico y en concreto el catalán exigen un debate amplio y libre, que sin duda pasaría por una reforma constitucional en la que deberían abordarse todas las brechas que tiene el título VIII de la Constitución y buscar entre todos la solución más adecuada, que podría ir desde una recentralización, pasando por una simple mejor definición de competencias o una solución federal, hasta, incluso, si se aprueba por todos los españoles, el establecimiento de una consulta con posible independización, pero, eso sí, en unos términos tan rigurosos como los que se estableció para Quebec en la ley de la Claridad canadiense.

Pero eso, hay que dejarlo claro, no es el momento de tratarlo ahora. Por un lado, porque no se pueden tolerar soluciones unilaterales en situaciones de tensión emocional cocidas en el caldo de cultivo de una educación y unos medios de comunicación teledirigidas durante años, y con fondos públicos; por otro, porque la debilidad de nuestras instituciones estatales y autonómicas –sin olvidar ninguna- impiden tratar cuestiones tan trascendentales sin riesgo de que la solución sea, también una vez más, un apaño de las élites políticas y económicas para salvar sus respectivos intereses. Es, pues, imprescindible una regeneración a fondo para que podamos enfrentar nuestros graves problemas políticos y económicos de tal manera que la solución que se adopte sea buena para la mayoría de los ciudadanos.

Esperemos que la votación del 27-S y la que nos espera a final de año supongan un impulso de esta idea.

Después del 27-S

Pues hoy domingo, a las 23 horas, como no podía ser de otra manera, de nada nos desdecimos. Pero, claro, ello no significa que no haya pasado nada. La primera lectura es que el supuesto voto independentista ha ganado en escaños pero no en votos, tal y como se preveía. O sea, que los catalanes no quieren independizarse pero están profundamente divididos. Pero, eso sí, Junts pel sí (o la suma de sus componentes) ha perdido 9 escaños. Quizá Mas debería pensar cuál es el límite de pérdida de escaños, elección tras elección, antes de replantearse si su estrategia es la correcta; salvo que se considere que la estrategia correcta era huir hacia adelante para evitar enfrentarse a su gestión, y que lo que hay que hacer ahora es estirar todo lo que sea posible el procès para que la inercia separatista le permita seguir gobernando en condiciones similares a la actual. Habrá que ver si las CUP quieren entrar en ese juego o si de nuevo nos encontramos en un complicado tripartito de nefastas consecuencias, siempre en perjuicio del ciudadano que, es de prever, va a ver frustradas tanto sus ansias independentistas como las que pudiera tener de una gestión política y económica eficiente y democrática.

Pero esta situación de inestabilidad no es tampoco halagüeña para España en general, porque va a ser enorme la tentación de nuestros pusilánimes gobernantes nacionales de realizar concesiones que les permitan quitarse este problema de encima o, al menos, procrastinar hasta la siguiente legislatura. Este sería casi el peor de los escenarios, porque profundiza en los errores que nos han conducido a la situación actual: desigualdades, excepciones, concesiones bajo mano, soluciones cortoplacistas que no impedirán que el problema se vuelva a plantear tarde o temprano. Y no hay que excluir que este escenario sea precisamente el que se encuentra en la mente de muchos votantes del independentismo, que pueden haber llegado a la conclusión, bastante realista por otro lado, de que lo peor que le pueda pasar a Cataluña es que le den algo y no le quiten nada, porque la reacción las conductas poco institucionales -por no decir otra cosa- en nuestro actual Estado clientelar no es frecuentemente la aplicación de la ley, sino prebendas y concesiones que quiten al gobernante el problema de enmedio y no le quiten demasiados votos.

Con todo, hay un par de rayos de esperanza. Por un lado, la caída de los grandes partidos nacionales (o medio nacionales), ahogados por contradicciones internas nacidas de una actitud reiterada querer de contentar a todos para seguir gobernando ellos; y que con su inepcia y lenidad han tenido un porcentaje muy alto de la culpa de todo lo que está pasando. Sus cosméticas de última hora han servido para poco: se puede engañar una vez a todo el mundo; muchas a muchos, pero no siempre a todos. Tampoco el franquiciado de Podemos en Cataluña ha tenido buen resultado, al ser perjudicado por la CUP, que además de ser de radical, es independentista, lo que le añade un plus de glamur en ciertos ámbitos.

Finalmente, Ciudadanos ha tenido un éxito arrollador pasando de 9 diputados a 25, casi lo mismo que suman PSC y PP. Si debemos entender con ello que su mensaje regenerador ha prendido, no podemos sino congratularnos. De momento, en su alocución en la noche electoral Inés Arrimada ha dicho dos cosas muy sensatas: que Mas debería dimitir y que serían precisas otras elecciones en las que lo que se discuta sea lo que se discute en las elecciones autonómicas: las necesidades de los catalanes. Esperemos que sepan usar esa confianza en esa regeneración que ya nos está faltando; pero han de saber que la confianza se tiene pero es muy fácil perderla.

25 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Efectivamente, hay rayos de esperanza y no pocos.

    Tras el pollo que ha montado Mas en Cataluña para seguir perdiendo diputados –Nueve menos hoy junto a ERC– y voto, las mayorías suficientes para un secesionismo construido sin fundamento histórico se van mostrando decrecientes a cada elección. Bismarck tenía razón y somos una nación rota pero resistente como ninguna. Si resolvemos "el roto" tenemos mucho recorrido.

    Pero pienso que lo más importante de estas campañas es que ya toda España se ha dado cuenta de lo siguiente,

    1. No es JUSTO (un concepto a recuperar ante lo cómodo) que el sistema escolar siga transferido a las CCAA y que nuestros hijos sean objeto de un adoctrinamiento tan burdo, retrasado y primitivo como el que se imparte en el Gohierri o en la Plana del Vent por poner dos casos al azar pero que conozco de primera mano.

    Un Estado mínimamente digno y JUSTO no puede estar así de desarmado ni permitir esta especie de pederastia educativa con tan claras cicatrices para toda la vida. https://es.search.yahoo.com/search?p=You+Tube&fr=yfp-t-907

    De esto hemos de concienciarnos independientemente de los partidos actuales porque han sido cómplices. Unos más que otros pero todos lo han sido.

    Los nuevos partidos, si quieren durar, deben ser explícitos. En este y en otros temas porque hoy día las connivencias salen a la luz en menos que canta un gallo.

    2. Todos hemos visto que en Lleida, Tarragona y Girona no hay medios locales en Español. Y las versiones electrónicas de los que hay en catalán no permiten comentarios de lectores.

    ¿Se puede regar impunemente la propaganda desde el Poder? ¿Por qué?

    No es un tema banal porque afecta a toda forma de Poder y es difícil resolverlo. Máxime con una Educación Degradada por Diseño. Otro tema crucial.

    A estas alturas ya sabemos que no hay vacíos y que las cosas………… o son protegidas por el Estado o…………. se las fagocitan los matones locales. Incluso los que, como muchos curas en esos lugares, van con piel de cordero.
    Hay que plantar cara porque esto es un problema de todos.

    3. Parece inaudito que aún haya líderes políticos dispuestos a esa memez supina de seguir cediendo ante esta gente que cuanto más te ven ceder más te desprecian porque saben que lo haces por debilidad. Treinta años de concesiones y compadreos con la indecencia nos han traído estos lodos.

    4. Detalle menor: Salir de la UE y del Euro es poco eficaz como amenaza especialmente si esta información nunca llega a Lleida y Girona que es donde está el grueso de los payeses y ganaderos que viven de la PAC de Bruselas.

    5. Detalle no tan menor. El libro de Pilar Gª y de César Molina –que tengo pendiente de una relectura– cita a Rodrik para algunas cosas pero no habla del hondo cuestionamiento que hace Dani Rodrik del Imperio Globalizador como Sistema y de su Inviabilidad estructural.

    En mi opinión esta es la aportación más importante de Rodrik (junto a otros intelectuales y académicos USA) y es definitoria porque ellos sí que han cruzado una Línea Roja de la Ortodoxia vigente.

    Pues bien, del mismo modo que la Globalización de la Ilustración Revolucionaria hizo nacer los Nacionalismos Irredentos que hoy nos atenazan en algunos sitios, esta vuelta de tuerca globalizadora está teniendo el mismo efecto en ellos en Europa.

    Cataluña y País Vasco, por mucho que pretenda ocultarse son las víctimas más importantes del destrozo industrial que nuestros procesos de Integración Política vertical (UE, Euro, Imperio, etc) han producido. Estaban "divinamente" y hoy ya no lo están. También por esto se revuelven. A fin de cuentas…………si nuestro mercado no es nuestro……………¿Qué tenemos nuestro?

    Nadie debe sorprenderse de que en un entorno con esta forma destructiva de Globalización la gente se aferre a lo suyo y que el miedo a dejar de formar parte de lo nuevo no tenga el menor efecto porque en realidad es un incentivo psicológico.

    "The way we were" es poderosísimo y más si el futuro pinta del color de las "flies".

    Queda camino pero se hará.

    Saludos y enhorabuena a los editores.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      Educación decimonónica, dirigida a capacitar buenos operarios (sean fresadores o notarios), como corolario de la Revolución Industrial olvidando la formación del carácter y la personalidad; olvidando la naturaleza del educando (humana, aclaro). Educados para llenar los moldes carnales, previamente vaciados de espíritu.
      “Como la mayor parte de nuestra educación consiste en la adquisición de conocimientos, nos está volviendo cada vez más mecánicos; nuestras mentes funcionan siguiendo cauces estrechos, ya estemos adquiriendo conocimientos científicos, filosóficos, religiosos, empresariales o tecnológicos. Todo esto conduce a un estilo mecánico de vida, a una estandarización mental; y así, poco a poco el Estado, incluso un Estado democrático, dicta e impone lo que deberíamos ser. Esto se ha convertido en un peligro para la libertad. La libertad es una cuestión muy compleja, y comprender su complejidad precisa del florecimiento de la mente. El florecimiento implica libertad. Una planta requiere libertad para crecer. El florecimiento de la mente sólo puede tener lugar cuando hay una percepción clara, objetiva e impersonal, cuando sobre la mente no pesa ninguna imposición. Ésta es nuestra labor y responsabilidad como educadores.”
      Krishnamurti

  2. G.P.
    G.P. Dice:

    Desde el punto de vista “plebiscitario”, estas elecciones no resuelven nada. Fuera del parlamento, por no sacar suficientes votos para un escaño, quedan 150.000 votantes, que sumados a los 360.000 de Podemos, son suficientes para mover la balanza a un lado u otro del independentismo. ¿Que votarían estos ciudadanos en un referendum? A saber… (yo soy de los que creen que saldría no, la verdad). Con lo fácil que se ha solucionado el tema en el caso de Escocia, y aquí no hay manera. ¿Tan difícil es hacer un referendum? En fin.

    Respondiendo al Sr Oquendo:

    1.- Toda educación es adoctrinamiento. Aquí y en Pekín. Lo único que pasa es que usted quiere “nuestro” adoctrinamiento para Cataluña. Este:
    http://www.hola.com/realeza/casa_espanola/2014102774589/rey-felipe-que-es-un-rey-para-ti/
    Bueno, ellos prefieren el otro, el suyo. Normal.

    2 y 4.- ¿No hay medios locales en español? Pues el que quiera que ponga uno. Pero teniendo en cuenta la cantidad de medios en español de TV (del estado, y privadas), radio (del estado y privadas) y prensa escrita, y si a ello añadimos el mundo entero de Internet, decir que el payés no se entera de nada es un insulto a la inteligencia.

    3.- Ya lo he dicho antes: referendum y tema zanjado, como en Escocia. Si lo hubiéramos hecho cuando lo pidieron, hace meses que ya no hablaríamos del tema (y lo que nos queda, por Dios…), ni sería fuente de inestabilidad de toda clase (como no lo es en Escocia). Pero no: Spain is different, y aquí lo último que hacemos siempre es solucionar problemas. Lo nuestro es eternizarlos infinitamente en el tiempo para sacarles rentabilidad política una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez… porque es lo que le interesa a los que han convertido este país en su cortijo (y en ello incluyo a todos, nacionalistas o no).

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Estimado GP.

      1. Perdone, pero no. No quiero mi adoctrinamiento para nadie.

      Quiero libertad individual de elegir. Es decir, la única definición seria de Libertad.
      Hoy, en Cataluña y en el País Vasco, no existe esa libertad en un altísimo grado.
      Otras regiones se están sumando con sus propias imposiciones lingüísticas y con cuerpos de docentes doctrinarios o cautivos.
      Lo malo se pega.

      Lo cual no niega que en un Sistema Público de enseñanza siempre exista un riesgo de adoctrinamiento generalizado que debe ser resuelto………….con la misma receta……………Libertad de elegir…………

      Es una receta Posible y mucho más barata que la que hoy existe en esta Europa "Soviética" "crisol de mentes olvidadizas" que……………"Nos Hemos Dado"

      Pues no. No nos las hemos dado………….Nos la han impuesto y con rendimientos educativos decrecientes como salta a la vista. La cesión de estas competencias se pacta discretamente antes de la Constitución del 78.

      2. Los Medios Locales en esos lugares se sostienen con dinero Público, por tanto son parte de una Forma de Gobierno que ADOCTRINA con el dinero de todos. Esto, en cualquier manual, es "Fascismo democrático" o asimilado.

      Lo que allí sucede no es normal, si me permite opinar sobre esas zonas que conozco bien y que le invito a visitar dando un paseo de Azcoitia a Loyola o de Cambrils a L'Ametlla en invierno. El paseo es agradable y muy instructivo.

      3. Creo que España no es Escocia (un rey escocés decidió unir Escocia e Inglaterra y bajarse a vivir a "la Torre" ) ni un Referéndum Puede limitarse a los vecinos del Ático con vistas a la Piscina. Faltaría más. O todos los vecinos o ninguno.

      Y mucho menos después de 30 años de adoctrinamiento de la los hijos de la mayoría de la Población que como hemos visto es hispanoparlante en su mayoría según datos de la propia Generalitat. Lo digo como si fuera pecado, pero lo digo. Pecador que es uno.

      Un saludo cordial.

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Como en todas las elecciones los números se pueden mirar de muchas maneras. Yo me voy a fijar en el siguiente dato, la comparación entre el voto a las opciones nítidamente españolistas (en estas elecciones) de las elecciones de 2012 y las actuales.
    En las del 2012, la suma entre PSC-PP y C's dio 1.271.395 votos, el 34,98% de los votos, con una participación del 67,76%.
    En las del 2015, la suma de los tres partidos ha dado 1.603.631, el 39,15% de los votos, con una participación del 77,44%.
    En este último caso, falta por recontar un pequeño porcentaje en la provincia de Barcelona, más el voto de los emigrantes.
    Conclusiones obvias:
    – Los cerca de 10 puntos de participación adicional han ido en su integridad a los partidos nacionales. La ultraactividad independentista ha movilizado a los electores "unionistas" tradicionalmente abstencionistas en estas elecciones. No se manifiestan pero cuando se ven amenazados de verdad, votan.
    – De entre los 3 partidos, el PSC ha perdido unos 3.000 votos, bajando el porcentaje en punto y medio, quedando por debajo de lo que sacó el PP hace tres años.
    – El PP ha sido barrido, perdiendo más de 123.000 votos, 4 puntos y medio, casi un tercio de los que tenía.
    – C's ha ganado 460.000 votos, es decir, ha absorbido todo el voto perdido por el PP y se ha llevado además 2/3 del aumento de la participación (337.000 votos sobre 534.000).
    – Podemos ha sido un fiasco, pues ha sacado casi los mismos votos que ICV (366.000 frente a 360.000).
    – Las CUP han doblado, de 126.000 a 336.000, llevándose 110.000 votos más.
    – La extraparlamentaria Unió, ha sacado 102.000 votos.
    – CiU sacó en 2012 1.117.000 votos y ERC, 498.000, 1.615.000. La suma de ambas ha sacado en 2015 1.619.000. La pérdida en porcentaje es de casi 5 puntos, es decir, JxS es quien más porcentaje de votos ha perdido. Si sumamos el 2,5% de Unió, aun así siguen perdiendo 2,5 puntos y sólo ganan en conjunto 108.000 votos. Parece evidente que JxS ha perdido por el lado de ERC en favor de las CUP (110.000) y de Unió (102.000), así que Más queda herido de muerte, aunque no está muerto aún y hasta el rabo todo es toro.
    El único gobierno que parece posible sería un gobierno de CdC que fulmine a Más y vuelva a la senda constitucionalista, con apoyos externos del PSC y del PP con una agenda de reforma pactada de la Constitución.
    El problema es que esto es imposible hasta después de las elecciones generales, porque sería darle el triunfo en bandeja a C's.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      … pero no es.
      Enrealidad, la falacia es "nominal"; no son "Juntos por el si". Son "Juntos por el NO". Porque para rescindir el "contrato constitucional de convivencia" hay que contar con los que no votan; y 7 de cada 10 catalanes con derecho a voto no han querido rescindir.

  4. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    "La vida sigue igual" cantaba nuestro español Julio Iglesias y eso es lo que ocurrirá probablemente tras el fenómeno mediático del "separatismo" catalán en el que no cree (ni de lejos) el propio Sr. Mas preocupado por colocar el telón de la "independencia" para conseguir otros fines. De momento ha conseguido que la región española más conocida en el mundo sea Cataluña y eso fuera del plano "turístico" donde tiene un gran atractivo. Lo de los escaños que dan mayoría me resulta menos representativo (representación viciada) que el número de votos además de las abstenciones (evidentemente hartos de todo esto). Si la esencia de la democracia es el mismo valor de todos los votos sin distinción ni discriminación alguna (por cierto me suena que la C.E. prohibe la discriminación y quizá había que pensar qué pasa con nuestro sistema electoral en ese sentido). Lo más grave de todo ello es la división (divide y vencerás) provocada artificialmente desde y con los medios del propio Estado, donde habría que preguntarse dónde han estado los órganos de control de gasto.

    • De Lege Ferenda
      De Lege Ferenda Dice:

      En efecto O'Farrill, la "Soberanía" desprovista de todo control sobre "los Mercados" , el sector Bancario y Financiero, no sé muy bien a que se puede referir (en realidad, lo sé; todos lo sabemos … o deberíamos).
      Los Bancos "Centrales" (como lo sería el "catalán" apetecido por 3 de cada 10 catalanes), serviría para lo mismo que el Banco de España, el de Inglaterra o la Reserva Federal: para PEDIR PRESTADO al sector privado.
      Así, es claro que la artificiosa división apetecida por los de la UTE del 3% tiene un único objetivo: Dividirnos (todavía más).
      Sólo hay una opción para salir de este bucle: Encontrarnos unos a otros, superando los artificios de los implantadores del Caos y la división.
      Y en ese "encontrarse" no "encontraremos" apoyo mediático.
      Coincido -como casi siempre- con Manu: ES LA CULTURA, ES LA EDUCACIÓN, la precursora de la Libertad. Y para eso se necesita PLURALIDAD INFORMATIVA, y no el monolito mediático financiero que nos intoxica a diario.
      P.D. Manu, tengo muy en cuenta tus consejos. Gracias.

  5. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Magnífico artículo y magníficos comentarios de Manu. Fíjense si están por la labor del derecho a elegir que dentro de nada veremos cómo se tipìfica penalmente el homeschooling. Como se ha puesto de moda ahora, recuerden que lo leyeron aquí primero.
    La única solución es imponer constitucionalmente un tipo máximo de la imposición que deba soportar cualquier contribuyente. Mientras no existan límites reales, tangibles, derechos subjetivos fundamentales de los ciudadanos a no ser esquilmados, será imposible hacer valer nuestra libertad frente a una casta y un sistema ebrio de poder que hace palidecer al estado absoluto previo a la revolución francesa. No hay ni una sola de las actividades humanas que no esté rigurosamente regulada, controlada, prohibida, impuesta e incluso monopolizada por el estado. El problema no es que la educación sea competencia estatal, autonómica, municipal o eclesiástica. El problema es que la competencia sobre la educación debe corresponder a los individuos y a las familias, que al fin y al cabo son sus destinatarios y sus pagadores.
    Estas ideas deben ser de Mussolini, porque por defenderlas le llaman a uno fascista. Pero sabemos que Mussolini no defendía le libertad de elegir, precisamente y que su concepción del estado y su papel era idéntica a la que defienden los "demócratas" expendedores de carnés. Del Partido y de lo políticamente correcto.

  6. G.P.
    G.P. Dice:

    Toda educación, Sr Oquendo, es adoctrinamiento por definición. Si a los niños en Cataluña no se les enseña “nación catalana”, se les tendrá que enseñar “nación española”. Porque habrá que explicarles dónde están ¿no? Pues usted opina que están en un sitio, y los que mandan allí democráticamente opinan que están en otro, y adoctrinan en consecuencia, como todo el mundo.

    ¡Claro que Cataluña no es Escocia! Y España no es Gran Bretaña, y ninguno de los dos tenemos la misma Historia. Pero en Gran Bretaña utilizan las elecciones generales para el problema de gobernar un país, y nosotros hacemos lo mismo. ¿Por qué no copiar también otras soluciones parecidas a problemas parecidos? ¿Qué más da la Historia que nos ha llevado a ambos hasta hoy?

    La Historia, Sr Oquendo, nos enseña cómo hemos llegado hasta aquí. Punto. Que un poderoso rey caprichoso hiciera esto o lo otro con un pueblo hace tropecientos años puede explicar por qué existe hoy un determinado problema, pero en absoluto puede determinar las decisiones futuras de un pueblo de personas libres que se consideran capaces de decidir su organización. Consideraciones anecdóticas de personajes de la Historia no obligan a que no se pueda cambiar nada hoy. El mundo ha cambiado mucho, y cada día más los ciudadanos se sienten libres para decidir su futuro sin “coacciones históricas”, que no son más que excusas, para unos y para otros, para justificar un determinado modelo. La gente quiere votar. Quieren decidir.

    A mí, personalmente, también me parece que para un pueblo tan dividido como el catalán en estos asuntos que tratamos, la solución más sensata es una amplia autonomía dentro de un estado mayor. Pero ojo: esa es mi opinión. Si la mayoría de los catalanes opinara otra cosa ¿qué le voy a hacer? ¿imponer la mía? ¿Por qué? ¿Porque yo creo que “tengo razón”?

    Al final se trata de un pueblo que mayoritariamente quiere decidir su futuro (como quiere decidir su gobierno, su alcalde, etc) y esto no va a parar hasta que se le permita, tarde o temprano, un referendum (otra cosa es que gane la opción de la independencia, que eso sí que va a ser difícil de ver).

  7. ProfesorM
    ProfesorM Dice:

    Muy buenas a todos:

    He leído con atención las opiniones que se han hecho al hilo de la entrada y creo que seguimos sin enfocar adecuadamente el problema, o cuando menos, no señalamos las causas de este problema que es el nacionalismo. Como es lógico, según mi humilde opinión…

    El problema del nacionalismo no es su penetración en los sistemas educativos (que es palmaria y evidente), ni en sus redes clientelares (subvenciones a organismos adictos), ni en su sistema de propaganda (con medios subvencionados hasta la nausea) que no para de repetir sus consignas.

    El problema, como muy bien indica la entrada, es el sistema de componendas, cesiones (públicas y privadas), chantajes y demás bajadas de pantalones que han tenido que hacer los dos grandes partidos en los últimos 30 años cuando no disponían de mayorías absolutas para gobernar. ¿Y por qué se produce esta situación? Se produce por una deficiente ley electoral y por la deficiente calidad democrática de los dirigentes de los partidos nacionales.

    El origen de la ley electoral es de todos conocido. Para atraerse a las minorías nacionalistas en el proceso constituyente, se arbitra una ley electoral que favorece su existencia, dándoles una relevancia en nuestro sistema proporcional realmente exagerada. ¿Qué es lo que ocurre? Que cuando los partidos nacionales no tienen suficiente respaldo, acuden a estos partidillos (que están construyendo su propia realidad en sus territorios) para obtener el respaldo parlamentario necesario.

    Si González, Aznar o Zapatero hubieran tenido altura de miras y un poco de calidad democrática, no hubieran cedido un ápice y los trapicheos, golferías y cambalaches y Pujol/Más no nos habrían traído este inmenso lodazal donde estamos metidos.

    Si el Felipe González cubierto de corrupción (del GAL a Juan Guerra) hubiese dado un paso atrás a su debido tiempo (ya que le mantuvo en el poder CiU casi una legislatura completa), Aznar no tendría que haberse bajado los pantalones sacrificando a Vidal Quadras. Si Aznar hubiera empezado a dar cumplimiento a las sentencias referidas a la inmersión lingüistica (por poner un ejemplo), no nos encontraríamos con la situación actual. Y de Zapatero mejor no hablar…

    Que necesitamos una riada que se lleve por delante toda una generación de políticos corruptos, o cuando menos que permiten que el sistema se envilezca, es evidente. Lo que sí es evidente es que en el ¿centro derecha? parece que C´s puede adoptar ese papel. Sin embargo, en la izquierda el PRISOE sigue atado a sus eslóganes, a sus pancartas y a su doctrina de que quien no es PRISOE, es un fascista. Y así nos luce el pelo.

    A todo esto, Rajoy sigue en la inopia… o como un boxeador sonado.

    Un saludo a todos

  8. EL ÚNICO PARAÍSO ES EL FISCAL
    EL ÚNICO PARAÍSO ES EL FISCAL Dice:

    ¿Puede dividirse o privatizarse la escalera de un edificio o un ascensor porque los vecinos del 4º derecha tengan una vivienda con hechos diferenciales?
    Los bienes indivisibles, es decir, que no se pueden dividir, los recoge el Código Civil, no una ley del PP o del PSOE.
    Y son aquellos que desmerecen cuando se produce la división.
    Bienes indivisibles son, por ejemplo, los llamados bienes comunes.
    Y hay muchos.

    Además de lo anterior, existen decisiones que sólo se pueden tomar por unanimidad.
    Por ejemplo, los estatutos de un edificio no se pueden modificar si no existe unanimidad.

    Tenemos un argumento más: Salomón y su famoso juicio.
    Seguro que recuerda que la que no quería partir al niño era la madre del niño.
    http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2015/02/el-juicio-contrasalomonico-o-la.html

    Este disparate catalán sólo se explica por un estrepitoso error en la comprensión de qué es la política por parte de los Gobiernos Centrales desde la Transición.

    La política no es quitar dinero a unos para dárselo a otros a manos llenas para que luego les voten.

    La política es el arte de custodiar los bienes comunes (de todos) para evitar que unos cuantos se apropien de ellos en perjuicio del resto.

    El Código Civil y Salomón, entre otros, nos enseñan que hay cosas que no se pueden dividir aunque haya una mayoría muy mayoritaria.
    Entre otras cosas porque toda mayoría siempre es relativa.
    ¿O acaso el 100% de los catalanes no son minoría respecto al resto de España?

    Por encima de las opiniones pasajeras está lo común.

    Si las opiniones se imponen en perjuicio de lo común tenemos todos un fracaso, una pérdida, no una democracia. O mejor, tendremos un fracaso democrático.

    Pero la democracia no consuela de la ruina, ni de la tiranía.

    ¡Pobre democracia! Se ha convertido en la coartada de los ladrones, de los malvados.

  9. uno que pasaba
    uno que pasaba Dice:

    Soy una ingenua. Yo también me creí los intentos de regeneración de los nuevos partidos pero el discurso de la señorita Inés ayer me devolvió a la cruda realidad.

    Pedir la dimisión de quien representa a casi la mitad de los catalanes es un insulto. Arenga a unos contra otros.

    Gritar libertad…..qué libertad?. Areciera que se apropian de un vocabulario que no les pertenece. Al menos en exclusiva.

    Insistir en el supuesto mérito de que Alberto Rivera fuera el único líder nacional presente en las autonómicas…. tendrá merito si está presente en las elecciones vascas. Digo yo.

    En fin. Que no me gustó. La mujer del César no solo ha de parecer honesta, tiene que serlo. Y ese tipo de discursos ya me los se.

    Buena noche.

  10. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    ¿Cuál es el plan de acción o "proceso" (negro sobre blanco) de quienes creemos que no existen bases de ningún tipo – salvo la manipulación y propaganda durante más de tres decenios, que está causando efecto – frente al quienes sí tienen un plan de acción, un "procés", y algo que vender? ¿Dónde puedo encontrarlo? La Sra. Díaz salió encantada del plan del Presidente del Gobierno sobre Cataluña, tras una entrevista en Moncloa. ¿Alguien lo ha visto? Yo sigo estando por la aplicación del Derecho positivo como escribí en este blog hace unos años un 12 de Octubre, pero no basta con aplicar el Derecho positivo porque llevamos treinta años (también el Sr. Aznar) dejando estar hasta las violaciones de la Constitución. Yo lo veo cada día peor y las lecturas "naranjas" en clave nacional pues son lecturas, pero el proceso sigue. Esperemos que el engendro de Juntos por el Sí y las CUPs hagan lo que esperaba de ellas, pero por mucho que me llamen Uds. Casandra, el domingo cuando aterricé y vi el resultado me di cuenta de que seguimos sin tener un mapa. En cuanto a la actitud y declaraciones de la Presidencia del Gobierno y de los responsables de todos los partidos, parecen todos de la ESO. No veo más que mediocridad y discursos en primera persona. Melancolía o exilio.

    • Themroc
      Themroc Dice:

      El "plan de acción" debiera pasar por autorizar un referéndum, vinculante, bajo la analogía de la Clarity Act canadiense, con mayorías cualificadas sobre censo, con una pregunta inequívoca, no sólo referida a la independencia de España, sino también a la pertenencia, o no, a la UE y a la utilización, o no, del Euro en el potencial nuevo Estado, previa consulta solemne a Bruselas y BCE sobre la obligatoriedad de su inclusión en la misma.

      Casi todos los comentarios sobre este insidioso tema olvidan dos cosas, a saber, la raíz del problema y sus derivadas europeas.

      La raíz del problema no es económica, aunque lo hayan somatizado en ese punto (débil para los nacionalistas). La raíz es política, toda vez que parte de esa sociedad, incluso los no independentistas, entienden que el nivel de influencia sobre el resto no es proporcional a la valía (auto-valía) que se atribuyen. Entienden que hoy, de alguna manera, todas (las CCAA) están satisfechas (sus habitantes) bien porque reciben retornos superiores a sus productividades, porque disfrutan de privilegios fiscales, por capitalidad, por pertenecer a comunidades que no existían, por tener relevancia que antes no tuvieron, etc. Todas menos Cataluña, que ve perdida la primacía conseguida en el franquismo. Por eso votaron en masa la CE del 78 pensando apuntalar políticamente lo que antaño era un claro dominio económico, frustrado por el desarrollo de la hoja de ruta nacionalista (aunque esto no lo admiten).

      Por otra parte, la derivada europea es clara. En un mundo global (bendita globalización, dicho se de paso) la creación de barreras implica rupturas de zonas económicas óptimas, fricciona el comercio, genera antiguos/nuevos problemas, y procrastina el natural desarrollo del capitalismo. Esa es la razón por la que no encuentran eco allende la frontera mental. Además, por simpatía, otras regiones y lugares de cualquier parte del globo tratarían de emular rupturas, si éstas prosperaran tal y como pretenden. De ahí que no tengan cabida en el nuevo marco europeo, que se defendería llegado el caso, y que no vería mal "advertir" incluyendo en la pregunta, sobre los enormes costes de una ruptura (El gobierno griego valoró esos costes tras el referéndum por el que se rechazó el rescate y resultaron inasumibles)

      Y después, suponiendo el resultado de la potencial consulta, como dicen los editores, modificar consensuadamente los marcos actuales, eliminando privilegios, evitando el riesgo moral de la actual financiación autonómica, respetando idiosincrasias culturales arraigadas, pero manteniendo la igualdad en derechos y deberes de todos.

      Sólo hace falta valor y pericia, pericia política, similar a la de FG con la OTAN.

  11. Alcides Bergamota
    Alcides Bergamota Dice:

    El mapa consiste en aplicar el derecho positivo vigente, como muy bien ha señalado, y en convencer, es decir, en hacer política. Desde hace treinta años respecto de los nacionalismos y regionalismos, además de no aplicar las leyes en vigor, los partidos nacionales han optado por no hacer política. Frente a su demagogia, no hay ninguna respuesta. Uno de los equipos está mudo, callado. Hay que explicar machaconamente en los medios toda la batería de argumentos, legal, histórica, económica y sobre todo aquellos relacionados con la libertad individual y la justicia, que desmontan las mentiras y el totalitarismo nacionalista. En lugar de esto comentaristas, prensa y politólogos siguen discutiendo de "encaje" y reformas de la constitución. ¿Cómo es posible que no se vea que un 52% de los votantes han dicho que quieren ser españoles y que eso es una petición de ayuda en una región dónde la coacción está instalada en la vida social como algo natural? Por eso, los 25 escaños de Ciudadanos son una gran esperanza, porque por primera vez en 30 años hay oposición al nacionalismo en Cataluña. Dejemos a la constitución tranquila y apliquemos el derecho vigente a la vez que convencemos dando la batalla de las ideas. Claro que para combatir tenemos pocos paladines: Rajoy con una mayoría absoluta aplastante va para cuatro años de siesta, y Sánchez, de ideas y convicciones parece tan huérfano como Rajoy. Nos queda Cuidadanos, siempre que no se dejen engañar para poner el foco en la reforma constitucional en lugar de en Estado de Derecho, libertad y justicia.

  12. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Me ha llamado la atención la definición del problema que aparece en el comentario de Themroc.
    Concretamente este párrafo.
    "La raíz es política, toda vez que parte de esa sociedad, incluso los no independentistas, entienden que el nivel de influencia sobre el resto no es proporcional a la valía (auto-valía) que se atribuyen".

    No estoy seguro de que sea este todo el problema pero, suponiendo por un instante que lo fuese al menos para una parte de la población, no estamos hablando en sentido estricto de un problema político sino de un problema psicológico del dominio subconsciente.

    No cabe duda de que el Nacionalismo es consciente de ello, lo usa, lo alimenta y lo cultiva con mimo y con profundos conocimientos de psiquiatría administrados por profesionales muy concretos y discretos.

    Detrás de la historia personal de mucho nacionalista exacerbado hay circunstancia familiares y vitales que son poco estudiadas, mal comprendidas y peor resueltas.

    Estos problemas son normalmente insolubles porque la única terapia conocida sería la reflexión introspectiva individual.
    Es decir, unos procesos carísimos, largos y demasiado exigentes con uno mismo en muchos sentidos. Procesos que romperían los vínculos del círculo social de la persona aislándola más todavía.

    La situación se agrava si las terapias provienen de psicólogos más modernos, porque estos recurrirán al refuerzo artificial de la autoestima con lo cual un problemita se convierte en problemón con solo una salida natural: La visión orgásmica en la que la contemplación de la propia imagen tiene como fondo la magia del la consagración del mito nacional.
    Es decir, la terapia alternativa refuerza la dimensión del problema que cita Themrock. Y es mucho más barata.

    Ante esta situación de la que con seguridad todos conocemos ejemplos ¿Qué solución hemos de buscar los demás?
    ¿Fomentar lo que en el fondo es una patología narcisista y un problema de madurez y crecimiento personal?

    ¿Decir que sí, como a los niños, y tratar de minimizar el coste colectivo? Esto último es lo que se ha venido haciendo desde los Gobiernos de España y no desde ahora sino desde el siglo XIX. Hemos engordado el problema.

    Otra cosa que desde fuera no se vive ni se conoce, es lo que significa crecer y vivir en estos entornos en términos de retraimiento personal. No tiene la menor gracia ni redunda en nada positivo para quienes viven inmersos en ellos.

    En este sentido el comentario de Alcides Bergamota de aplicar principios y valores más maduros, con firmeza y constancia quizás sea un camino más beneficioso hasta para la salud de los aquejados más graves.

    Con especial énfasis en Rechazar las limitaciones a la libertad Ajena que estas personas necesitan psicológicamente cada día como refuerzo de su necesidad de sentirse el nivel que a sí mismos se otorgan.

    La Iglesia, hoy moribunda en el País Vasco y en Cataluña –al menos mucho más que en otros lugares– tiene una enorme y escandalosa responsabilidad porque ha sido motor fundamental de esta situación anímica. Y también tiene explicación complicada.

    No se puede pasar por alto a la ligera el efecto que instituciones como el Hereu o el Mayorazgo han tenido a lo largo de la historia en los numerosísimos clérigos que de estas provincias han salido con una mano delante y otra detrás.
    En muchísimos casos porque el Padre, el Aita, el bíblico Abba, había dejado todos sus bienes al mayor de los hermanos.
    Esta crueldad hacia los hermanos menores ha sido psicológicamente mortal por el desamor brutal que implica. Alguno conozco que se ha estado psicoanalizando por ello más de 20 años.

    Es duro hablar de estas cosas pero en los últimos años he asistido a momentos duros en las agonías de algunas personas cercanas que vivieron esta condición y con un fortísimo compromiso vital con el nacionalismo étnico muy ligado a la figura de la madre, frecuentemente más humilde que el padre y en muchos casos la euskaldun rural de la Etxea, de la casa.

    Esto, con el tiempo, se va disipando demográficamente pero hoy están muriendo los de noventa años cuyas vidas reflejan en plenitud el escenario.

    A lo mejor la solución está en dejar correr el tiempo. Pero este problema individual también tiene su homólogo grupal.

    Saludos y perdón por el rollo pero necesitamos desbrozar este cáncer que nos consume y nos jibariza constantemente.

  13. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Acabo de conocer la imputación ¿o investigación) a Mas y dos personas de su gobierno desde el TSJC por la consulta del 9-N (hace casi un año) y me he quedado sorprendido de que esto se produzca el día después de las elecciones autonómicas. Los supuestos delitos suenan muy fuerte al lado de su sanción: la posible inhabilitación para cargos públicos (en caso de condena y tras un largo proceso) ¡DURANTE DIECIOCHO MESES! Algo huele mal en Dinamarca (que diría Hamlet) en un sistema que, según el propio presidente del CGPJ, castiga con dureza a los "robagallinas" y solo inhabilita a quienes se atribuyen cargos mucho más importantes. No me extraña que se pueda echar el pulso al Estado desde sus propias instituciones si el único castigo son las "puertas giratorias". Con relación a la aplicación del "derecho positivo" veo que seguimos pensando en su legitimidad salida de las mayorías parlamentarias (que son el ejecutivo en definitiva), lo que es una contradicción con la crítica que, por otra parte, se hace al sistema "politizado". ¿En qué quedamos? De momento el Sr. Mas empieza a tener una cierta aureola de "héroe" catalán y sigue reinando en el mundo mediático. Quizá dentro de poco se olvide incluso su ideología inicial y empiece a brotar otra nueva más acorde con los tiempos que le reforzará ante los suyos. Un saludo.

  14. Alcides Bergamota
    Alcides Bergamota Dice:

    Realmente, el derecho positivo (entiéndase las sanciones previstas en nuestro ordenamiento) no puede aplicarse si no se prepara cuidadosamente con machaconas campañas informativas, explicativas, desmitificadoras, etc. Para ello hay que querer hacer política. Si durante dos años, con la mayoría absoluta del 2011 el PP de don Mariano hubiera hecho política (defensa de la libertad, condena de los abusos, explicación de la situación de Cataluña en el contexto español – arancel de Cánovas-, explicación de que los derechos son de las personas no de los territorios, explicación de lo que es democracia y de lo que por el contrario es fraude y demagogia, descripción técnica de la situación catalana de la que es responsable el gobierno autonómico (deuda pública, pérdida de importancia social, cultural, económica, el puerto de Valencia por delante del de Barcelona, etc. ) entonces el terreno estaría abonado para actuar. Pero… Al menos, por primera vez en 30 años aparece una oposición al nacionalismo que es Ciudadanos. Y coincido que frente a los problemas de psicología, combinados con los de oligarquías locales, hay poco que hacer más que defender la libertad individual, que es por lo que se supone que tanto se ha suspirado durante las décadas en que no se tuvo…

  15. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    El periódico de España con mayor audiencia electrónica es, de largo, La Vanguardia, donde Rafael Poch todavía escribe desde un reciente exilio parisino. No recuerdo si su espléndido Blog, Diario de Berlín, sigue activo pero es una joya para seguir lo que ocurre fuera de España visto con mirada larga.

    En la Vanguardia no es infrecuente ver artículos con más de 20,000 posts y es cierto que, aunque trata de guardar alguna que otra apariencia, la línea editorial es bastante obsequiosa con el poder local. Se entiende y se disculpa.

    Creo que hay que entenderlo y aceptarlo porque, que el Poder sea fiel a su naturaleza, nunca es el problema.

    Lo realmente Grave es que esta Naturaleza se ejerza sin que los Ciudadanos tengan Defensa ni alternativa.

    En España el Estado ha desaparecido de estos lugares.
    No existe, no ejerce, se esconde y mira, cobarde y cómplice, hacia otro lado diciendo "Ellos, los Nacionalistas, son Yo mismo" algo Tan Falso y tan Triste que ha sumido a millones en la desesperanza, la rauxa y el miedo.

    Esto es lo que bulle en los comentarios de los lectores de La Vanguardia.

    La Vanguardia, en estos comentarios, nos ofrece una buena representación de "Cataluña-Costa" (a veces hasta Solsona y Mora D'Ebre) y basta algún repaso esporádico para tomar el pulso de lo que a allí sucede en las mentes del "ciudadano medio".

    A través de ellos se ve que el Nacionalismo es, en todas partes, un fenómeno de hondas raíces rurales y que en sus orígenes todavía hay rescoldos del resentimiento campo-ciudad.

    También se ve que las viejas ideologías están racionalmente muertas (no resisten el análisis racional ni la confrontación con los hechos) pero que su peso subliminal e inconsciente es aún fuerte y operan para marcar eficazmente los límites del pensamiento Dominante y Comunicable.

    Esta es una tesis que molesta muchísimo a los liderazgos nacionalistas pero que tiene solidez.

    Un amigo de la infancia, Manuel Escudero, tuvo la osadía bienintencionada de escribir sobre ello ("Euskadi, dos comunidades") en 1977 y hasta hoy alcanza la onda expansiva del resentimiento de los nacionalistas que lo recuerdan. Eppur si muove.

    Hay en esta línea divisoria un campo de acción comunicativa, desatendida y recíprocamente fructífera, que Albert Rivera, Inés Arrimada y otros están aprovechando muy bien. Campo abierto. No hacen nada que otros no debieran haber hecho.

    El nacionalismo sabe que lo urbano le es hostil porque se trata de sociedades más complejas y más anónimas que en el fácilmente controlable entorno rural.

    Vigilar, como nos amenazaba Mas y practican todos ellos, no es tan sencillo en la ciudad grande.

    Buenos días

  16. A.Otero
    A.Otero Dice:

    ''Ningún accionista asaltará la sede social, haciéndose con la dirección, aunque se le haya hurtado el derecho de información o su legítimo dividendo: deberá ir a la junta general o a los tribunales''. Se equivoca. Ese asalto se produce todos los días. Asaltos políticos. El caso Pescanova, es un ejemplo, entre muchos, de poder empresarial absolutista derribado por accionistas minoritarios históricamente arrinconados. No es necesario ocupar físicamente la sede social. Habiendo ya reclamado en Juntas Generales y Tribunales sin éxito alguno, es suficiente con no apoyar, boicotear, aliarse con la banca acreedora, etc…
    ''No hay democracia sin Estado de Derecho''. Otro error. Es al revés: no hay Estado de Derecho sin democracia. Y las aspiraciones mayoritarias no atendidas si deben constituir, y por la fuerza, 'otro Derecho'. Es legítimo, no existe otra solución, y así se ha hecho siempre.
    Saludos

Los comentarios están desactivados.