Otra regeneración de la que urge hablar: la regeneración educativa

Ayer lunes fue el Día Mundial del Docente. Pocas cosas hay más importantes para una sociedad civil fuerte y sana que la educación, y a ella  dedicamos hoy los editores nuestro post.

 

El capital intelectual no cabe duda que está en la base del crecimiento de un país y por ello la universidad es un activo estratégico y decisivo como responsable del nuevo capital humano.

Gran parte de las irregularidades que vivimos hoy encuentran su causa en el nivel académico de nuestras universidades por lo que también procede hablar de “regeneración educativa”, hacia una universidad más transparente donde el mérito y la capacidad se erijan en criterios determinantes y únicos tanto en la selección del profesorado como de los alumnos. Estos principios de mérito y capacidad que se reclaman para todo el funcionariado deben ser evidentes en el ámbito universitario y que el alumno que se está formando perciba que, efectivamente, el mérito y la cultura del esfuerzo son el único camino para crecer profesionalmente.

Durante los últimos años en España se ha producido un deterioro grave de la educación. Primero en la etapa escolar y posteriormente en el ámbito universitario. El nivel del alumnado que accede a la universidad es cada vez más bajo y la excelencia brilla por su ausencia. Se parte de un error estratégico de base: que la mayor parte de la población tiene que acceder a la universidad, lo que ha provocado una devaluación del título universitario. En la actualidad el paro de los titulados universitarios españoles (14%) triplica el de la OCDE (5%). Hay un desajuste entre el nivel educativo y el nivel de competencias. Tanto en el ámbito de la educación secundaria obligatoria como en el universitario, el nivel de exigencia al alumno ha disminuido mucho. Hay muchos titulados y poca formación y eso evidencia el fracaso del sistema.

Especialmente llamativo es el bajo nivel en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con el objetivo de que la mayor parte de los alumnos la superen, lo que supone una discriminación negativa a los alumnos brillantes que no dan todo lo que podrían dar porque “no se les pide”. Si se mantiene esa estrategia – equivocada- hay que aumentar los años de bachillerato con el objeto de que el alumno que quiera acceder a la universidad adquiera un nivel de competencias adecuado en un tiempo suficiente. En dos años no es posible suplir las carencias de una educación secundaria de bajo nivel.

Para tener una mejor universidad, hay que atraer a los mejores profesores y a los mejores alumnos. Ambas variables son imprescindibles. Sin un alumnado de calidad, no hay estímulo a una adecuada calidad docente. No es posible cambiar el país sin cambiar la educación. Cualquier cambio pasa necesariamente por enfrentarse de forma valiente a nuestro problema educativo para lograr una población fuerte mentalmente y no manipulable por mensajes populistas.

Es necesario adoptar medidas urgentes en este terreno. Creemos que es necesario que las universidades se financien en función de las actividades desarrolladas y sus resultados, de manera que se fomente la autonomía y la competencia. Ello supondrá un estímulo a la selección de los mejores profesores porque son los que “producen”, lo que mediatamente favorecerá la lucha contra la endogamia universitaria que es la manifestación más palpable de la corrupción que asola el sistema.

Hay también que mejorar la retribución del profesorado en función de sus resultados con una buena política de incentivos. Un mayor porcentaje de salario variable. La antigüedad debe dejar de ser un mérito que tenga impacto en el salario del profesor. Este principio, por lo demás, debe extenderse a todos los funcionarios públicos. “Llevar mucho tiempo” en la universidad no es un mérito en sí mismo. De hecho, puede considerarse un demérito cuando se lleva muchos años con una producción de bajo nivel.

Las encuestas de evaluación actividad docente obligatorias y sus resultados tienen que tener impacto en la retribución del profesorado. En la actualidad los quinquenios docentes se conceden de manera automática por el mero transcurso de tiempo.

La retribución del profesor activo, con buenos resultados debe ser atractiva porque hay que atraer talento. En la actualidad se está generalizando la dedicación a tiempo parcial. La universidad pierde a sus mejores profesores que acuden al mercado para obtener una retribución adecuada a su capacidad y preparación. Ello ha provocado un efecto nada deseable: muchos profesores han perdido la neutralidad al pasar a prestar sus servicios en grandes despachos o grandes empresas.

Así mismo, es necesario flexibilizar el régimen de incompatibilidades. Un profesor en dedicación exclusiva debe poder realizar actividades complementarias en el mercado. Ello facilita la transferencia de resultados de su investigación y favorece su actividad docente.

Es imprescindible una mayor inversión en la formación del profesorado de manera que el profesor ayudante que esté realizando la tesis doctoral pueda tener un sueldo digno que le permita dedicarse full time a su formación investigadora. En España el doctorado está devaluado y eso es un índice de “subdesarrollo”.

La movilidad del profesorado universitario debe convertirse en requisito esencial para la promoción universitaria. Todo profesor de universidad debe haber realizado estancias en universidades extranjeras dotándose recursos para ello.

Respecto al alumnado, consideramos que es importante que el primer curso en la universidad sea “selectivo”. El alumno que no supere las asignaturas en las dos convocatorias oficiales, debe abandonar la universidad. Este efecto no debe producirse solo para los alumnos con becas.

Criticar es fácil, proponer es más complicado. Necesitamos un sistema que estimule la excelencia de profesores y alumnos. El progreso de un país pasa necesariamente por mejorar su capital humano. Es la base de cualquier cambio: personas formadas y libres de pensamiento.

 

 

 

11 comentarios
  1. Enrique Titos
    Enrique Titos Dice:

    Otra prueba de que los sistemas "legacy" necesitan revisión urgente para competir en un mundo donde hacen falta capacidades distintas. Singapur es el ejemplo a nivel mundial. Uno de sus éxitos consiste en seleccionar a sus profesores de entre los mejores, incluso alumnos provenientes de las propias escuelas, y pagarles reconociendo el trabajo valioso que realizan: formar a las personas que pagarán los impuestos del futuro, crearán riqueza para el país y atraerán inversiones de cualquier lugar.

    Ver http://edition.cnn.com/2015/10/05/asia/singapore-smartest-kids/Ver

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Muy interesante, Enrique, poner en valor la importancia de la docencia, dotarla de medios, pagar bien a los docentes…y y exigirles mucho, en consonancia con todo ello, es clave si queremos una sociedad bien formada y fuerte.

  2. misael
    misael Dice:

    Para mi hay un paso previo en cuanto a la regeneracion educativa. A saber: que la sociedad entienda el concepto de libertad de enseñanza y se lo haga saber a los poderes públicos (léase políticos).

    Mientras se considere que la enseñanza es un plácet del estado. Mientras se considere que congelar sueldo a los funcionarios docentes es exactamente igual que recortar en educación, se estará cayendo todavía en la demagogia gremial de los que toman la parte por el todo con el único interés de arrimar el ascua a su sardina.

    ¿ Donde han quedado los muy gritones pro-salariales sindicatos de docentes, cuando de gritar en contra de la logse-devastación de la educacion que ha tenido lugar en los últimos veinte años ? ¿ Por qué les sienta tan mal siempre que se habla de calidad educativa ? En el fondo todo tiene su sentido: la ideología predominante piensa que lo importante es la igualdad (léase igualitarismo) y es ello lo que motiva toda su acción y por tanto el ideal de calidad es tenido en nada y aún más, como un enemigo

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    He cenado en Pamplona con gente que conoce por dentro dos universidades públicas del Norte, La Vasca y la de Navarra. Antiguos clientes y los únicos no industriales del día.

    El más drástico de ellos, historiador de renombre, sostiene que hay que cerrar bastantes facultades que no se justifican ni por el nivel del alumnado ni por el de los docentes. Explica cómo se produjo la contratación cuando cada capital de provincia tuvo que tener "su Universidad". Debe haber sido dantesco y los resultados cantan.

    El menos drástico creo que firmaría encantado el artículo de los editores.

    Lo del cierre de carreras enteras un servidor lo ha escuchado de Rectores de universidades públicas muy grandes y de un par de privadas. En aquella ocasión el ejemplo que les hizo coincidir fue su facultad de periodismo. ¿Para qué? se preguntaban entre ellos asintiendo.

    En Navarra, con el nuevo gobierno de Uxue Barcos, se está produciendo además el fenómeno Carmena de Madrid, es decir el ascenso meteórico de la incompetencia a responsabilidades de gobierno cuando ya los anteriores tenían un pasar y una experiencia ( y algunos una mano en la caja)

    Se necesitaría un Nuevo Darwin para entender por qué nuestra parte de la especie está en regresión y consigue, de momento, sobrevivir.

    Uno de los comensales de esta noche decía que es porque todavía dominamos el arte de la guerra y que de no ser así estaríamos en otra situación menos afortunada. Es un convencido de que nos sostenemos por nuestras capacidades militares a partir de los años 70.

    Nuestra curva de experiencia en cuestiones militares es todavía excepcional sin discusión posible siempre y cuando no sea necesario desplegar infantería sobre el terreno.

    Es decir, si de algo peca el artículo es de moderación en el juicio que la situación merece a estos dos docentes profesionales con experiencia de gestión universitaria.

    Antes de la Transición había en España las siguientes ciudades universitarias Madrid, Barcelona, Granada, Santiago, Valladolid, Zaragoza, Valencia y La Laguna.

    En Bilbao había Escuela de Ingenieros y Deusto (privada), la del Opus de Pamplona y la Pontificia de Comillas (ICAI, ICADE, etc), La Química de Sarriá, y se acababa de abrir Esade. Me dejo alguna pero muy poquitas.

    Hoy son más de Ochenta. Ochenta.

    Recordarán ustedes que en 1975 los Señores Huntington, Crozier, Watanuki y Dahrendorf avisaron a los gobiernos Occidentales de que había demasiados titulados universitarios para los trabajos que habría.

    Desde entonces la "demanda social" de títulos universitarios se ha disparado y las democracias no pueden resistir ninguna "demanda social" por lo tanto el problema se ha multiplicado exponencialmente y de forma irresoluble porque no hay gobierno que sea tan suicida como para plantearse una Reconversión de este sector.

    Podemos cerrar miles de industrias pero ni un solo servicio público.

    En paralelo se han Producido dos fenómenos de los que nunca se habla en la periferia del Imperio.

    1. Se fabrica cada vez menos.
    2. Las "nuevas" tecnologías (ninguna de las cuales tiene menos de 50 años si son informáticas o de 30 si son celulares) son en realidad monopolios extractivos en sus tecnologías fundamentales.

    Europa es inoperante en estos monopolios (Silicio y software básico incluyendo numerosos aplicativos)

    Ambas –Industria y TIC–Son especialmente relevantes a efectos de Investigación y desarrollo.

    Pero si no son tuyas y si no fabricas ¿Qué investiga nuestra universidad sobre estas cosas?

    Pues nada, no investigan nada porque no hay qué investigar. Pertenece a otros.

    Por estas cosas decía que el artículo si de algo peca es de prudente porque la situación real es patética y estructuralmente no es soluble por Imposibilidad de Cerrar y por Falta de Contenidos industriales y tecnológicos que van de la mano siempre.

    Este tema permite vislumbrar la Dimensión del Roto y sus causas remotas. Y que hemos de pensar estructural y estratégicamente (out of the box) para comenzar a imaginar caminos de salida.

    Saludos cordiales.

    PD. Lo que hace a un país competitivo es el Sumatorio de sus Curvas de Experiencia.

    La educación es uno de los componentes de la Curva de Experiencia. Para poder tener experiencia de algo hay que Hacerlo muchas veces.

  4. Otras Políticas
    Otras Políticas Dice:

    Equidad y atención a la diferencia son dos de los principios sobre los que se sustenta cualquier sistema educativo que se tenga por progresista; pero ambos se entienden y se aplican mal y suelen estar en conflicto. Y forma parte de esta discusión si una política social equitativa es incompatible con la existencia de escuelas y universidades públicas de élite; es decir, instituciones con los mejores medios y profesores y un sistema riguroso y propio de selección de alumnos, dando por sentado que los condicionantes económicos no iban a ser un impedimento y que todos estos alumnos estarían becados.

    Porque, en este momento, asistir a las universidades de nuestro país, tanto públicas como privadas, no garantiza que se vaya a recibir una educación superior, por mucho que así se llame a las enseñanzas que allí se imparten.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/educando-a-las-elites

  5. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    El título académico ha sido el objetivo perseguido por la sociedad educativa confundiendo calidad con cantidad. El título como oscuro objeto de deseo no era algo logrado por preparación para la actividad profesional, sino algo vinculado a intereses ¡cómo no! económicos (matrículas, precios de clases, materias absurdas por las que se paga para obtener un título….), sociales o políticos. El mundo de la educación no es que necesite regenerarse, sino reencontrarse con sus esencias desde la enseñanza primaria. Cuando todo ello se ha puesto en manos de intereses de cualquier tipo (desde el diseño programado al servicio de lo que se considera más práctico al negocio del material formativo), se está dejando que, a cambio de un título, se convierta la formación educativa en un sistema que sirva a esos intereses particulares en lugar de los intereses sociales a costa de convertir a los formados en simples adoctrinados. He seguido la "formación" escolar y supuestamente académica de mi hija que, como todos, ha recibido un título de nombre extraño cuyo fin, objetivo y horizonte se queda en lo que es un simple medio: la tecnología. Tenemos miles y miles de "tecnologizados" que ignoran cosas elementales que ya no se consideran válidas, pero que forman los materiales que construyen a la persona, le crean criterio y, con ello, imposibilitan su manipulación o sometimiento a las órdenes que salen imperativas desde la tecnología. Así se van acostumbrando a "depender" de ella y de quienes la proporcionan. Antes, la rebeldía que cambiaba las cosas estaba en la Universidad y en la juventud; hoy día la rebeldía está en los jubilados. Mi hija se identifica con el sistema más que el propio padre. ¿Es eso lógico?

  6. Jorge
    Jorge Dice:

    "El alumno que no supere las asignaturas en las dos convocatorias oficiales, debe abandonar la universidad." Y asi, amigos, es como produciriamos la decima parte de ingenieros que tenemos ahora, profesion sin paro. Venga, todos a estudiar Derecho o Magisterio!

  7. pablo
    pablo Dice:

    Un aspecto importante que considero debería ser esencial tratarlo es las pruebas de acceso a la función docente en Andalucía. En este caso ocurre lo que dicen los editores en el artículo: se practica la igualdad "negativa" premiando a los peores y castigando a los buenos, por ejemplo:
    -Se equipara titulaciones de Trinity a Cambridge cuando la primera es mucho menos exigente que la segunda
    -Se priman aspectos irrelevantes como la letra en las pruebas de oposición
    -El tipo de examen (desarrollo) es muy poco objetivo porque influye el estado de ánimo del tribunal a la hora de corregir
    -Se valoran aspectos que deberían ser competencia de evaluación de la universidad o instituto (expresión escrita, por ejemplo)
    -Se prima la antigüedad por encima de todo (ahora esto cambiando y se está empezando a valorar la formación adicional)
    -Se equiparan cursos de formación de sindicatos con titulaciones universitarias
    -El examen, al igual que el resto de acceso a oposiciones debería ser tipo test para ganar en objetividad, imparcialidad y rapidez
    -El acceso a estudios docentes en la universidad debería ser igual de exigente que carreras como medicina. La función docente es muy vocacional y existe mucha gente que accede a ella por descarte o porque es relativamente fácil conseguir una plaza fija.

    En la propia función docente también existen incentivos perversos:
    -No se premian a los docentes competentes los cuales se equiparan con los incompetentes
    -Las bolsas están muy desorganizadas. No tiene sentido que una persona de Almería haga una sustitución en Huelva y viceversa
    -Un puesto de funcionario nunca debería estar ligado a un trabajo vitalicio

    Pienso que el concepto social del puesto vitalicio del profesorado sea uno de los elementos que hace que la función docente esté desprestigiada.

  8. jose
    jose Dice:

    No creo que sea muy difícil:

    Copia lo que está pasando en las mejores Universidades mundiales (que son anglosajonas), y aplica la receta.

    Ya sabemos que nunca va a salir igual, pero algo sí que mejoraríamos.

    Felipe González metió en la Universidad franquista a sus penenes socialistas, se fomentó la endogamia promoviendo los profesores de "la casa" (es decir los amigos y "discípulos") con independencia de sus competencias.

    La troika de PODEMOS es la muestra de lo que ya nos habíamos enterado por los periódicos: estamos en el culo del ranking de Universidades.de países civilizados. Y no me estoy refiriendo a sus ideas políticas – tan buenas como cualquier otra –

  9. jose
    jose Dice:

    Es curioso que este artículo no mencione un secreto de las Universidades anglosajonas: no existen contratos vitalicios ni funcionariato.

    Esto significa que si un profesor no funciona, le echan a la calle.

    Tiene que ganarse el jornal todos los días. Tiene que estar actualizado. Tiene que investigar (si no es citado en trabajos de sus iguales, es que no sirve…

    Esto hace que nunca se pueden dormir en los laureles, y que por tanto la calidad es siempre muy alta.

    Como las Universidades pueden contratar libremente, contratan a los mejores, porque la fama de la Universidad y con ello el precio de los cursos y el número de alumnos que se matricula puede ser más alto.
    Y contra más famosa sea una Universidad, mejores profesores podrá atraer.

    Por ejemplo, Premios Nóbeles.

    Les recuerdo que son universidades de pago, y que cuestan mucho dinero (aunque siempre hay becas para el estudiante que de verdad vale). Esto significa que una carrera es una inversión. Si piensa el alumno que la enseñanza no le va a servir (ej porque regala la nota ) no paga.

    Las Universidades no dependen de fondos públicos (las públicas, que también las hay, también cuidan el dinero,no como aquí ), por lo tanto cuidan de la calidad de enseñanza, que es lo que atrae a los alumnos, y por tanto lo que les permite vivir muy bien.

    Todo ésto lo saben los profesores españoles que han pasado por una Universidad americana, lo que pasa es que a ellos les conviene funcionariarse y tener cátedra vitalicia sin pasar por la oposición.

  10. jose
    jose Dice:

    Tu piensas de verdad que en alguna Universidad anglosajona puede permitir el escándalo de Pedro Sánchez.

    Resulta que es doctor economía por una Universidad privada española (se dice el pecado pero no el pecador)

    y ha prohibido que se tenga acceso a su tesis (alegando que el titular al derecho de la propiedad intelectual tiene derecho a prohibirlo)

    Entonces, ¿Cómo sabemos que efectivamente ha hecho la tesis?
    ¿Cómo sabemos que es un trabajo de investigación original que tiene el nivel de doctorar a alguien?
    ¿Cómo sabemos que merece la nota que le han dado?
    ¿Si la tesis demuestra que no tiene calidad para enseñar?, ¿puede enseñar?

    Les recuerdo que el título de doctor confiere privilegios públicos y privados garantizados por la legislación:
    ser profesor, ganar más dinero, el prestigio "académico" que confiere a su titular…

    También les recuerdo ese ministro de defensa alemán que tuvo que dimitir porque se demostró que su tesis tenía contenido copiado. (por eso la Universidad alemana es mejor que la española )

    Así no podemos seguir.

    Está demostrado que las Universidades favorecen el crecimiento económico de la zona en que están por que crean conocimiento con alto nivel añadido, y atraen a personas con alto potencial intelectual, que es lo que crea ese alto valor añadido.

    Hemos perdido el tren de la industrialización.
    La Universidad puede ayudar a que no perdamos el tren del S XXI
    Pero de esta manera es imposible.

    Y seguimos teniendo un paro de 6 000 000 de personas,; y la mayoría de los que están empleados tienen trabajos que necesitan poco o nulo valor añadido y que, en consecuencia, los salarios son muy bajos.
    Aunque se sueñe con subir el salario mínimo interprofesional, ya sabemos que esa no es la solución, ya que encarece el producto final sin añadir nada a cambio, y no puede competir con los mismos productos de China o de cualquier país emergente.

Los comentarios están desactivados.