Flash Derecho: Tercera denuncia ante la ONU de la Plataforma por la Independencia del Poder Judicial sobre la falta de separación de poderes en España

La Plataforma por la Independencia del Poder Judicial y su incansable Secretario General, Jesús Villegas, han enviado una tercera denuncia a la ONU poniendo de relieve la falta de independencia del Poder Judicial en España que pueden encontrar aquí.  A la denuncia se acompañan los trabajos del Observatorio de Nombramientos del Poder Judicial, que lleva varios meses analizando los que se van realizando por el Consejo General del Poder Judicial destacando la falta de rigor y de motivación en casos tales como la Presidencia de la Audiencia Nacional, de la Sala III del TS o del TSJ de Valencia.

Desde ¿Hay Derecho? queremos manifestar nuestro apoyo a esta iniciativa y contribuir a su divulgación, en linea con otros muchos posts que hemos escrito en este blog sobre la falta de independencia del principal órgano de gobierno de los Jueces, el Consejo General del Poder Judicial, su política de nombramientos de los principales puestos de la Carrera Judicial y sus propios datos en cuanto a la percepción de la situación por los Jueces y Magistrados españoles que son sencillamente demoledores. También desde la Fundación ¿hay Derecho? y precisamente en colaboración con la PIPJ hemos organizado una mesa redonda sobre la cuestión de los nombramientos del Poder Judicial en la que lamentablemente no pudimos contar con ningún Consejero del CGPJ.

Ojalá que en la nueva etapa política que ahora se inicia este tema crucial encuentre de una vez acomodo en la agenda política, con o sin intermediación de la ONU.

1 comentario
  1. Carlos
    Carlos Dice:

    Cada vez son más frecuentes las recusaciones por clientelismo político (los casos López y Espejel son sólo el principio), y es normal que prosperen, pues nadie quiere ser juzgado por jueces con un pasado político e ideológico de adscripción partidista.

    Sigue habiendo, además, vías de acceso a la judicatura ajenas a la oposición libre y objetiva, mediante amiguismo o adlateralismo político.

    Y continúan los pseudojueces de tercer y cuarto turno, así como el nombramientos de magistrados de TSJ ajenos a la carrera judicial por los parlamentos autonómicos.

    Mientras todas estas lacras no se subsanen, en España no podrá haber verdadera independencia judicial.

Los comentarios están desactivados.