Referéndum sobre la ¿permanencia? del Reino Unido en la UE: que empiece otra vez el baile

El pasado 17 de diciembre, tras el acuerdo de las Cámaras de los Comunes y los Lores y con el necesario beneplácito real, se aprobó la ley que regulará el referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea de El Reino Unido. Digo “permanencia” por un simple tic emocional porque aquí los medios hablan más del Brexit, dando por hecho que el referéndum permitirá que UK abandone por fin la UE. Dudo que esos medios crean realmente o sepan de forma certera que ganará la opción “salida”; simplemente saben que esa posibilidad vende mucho más. El victimismo cala hondo y además tampoco es fácil mantener la emoción durante tanto tiempo ¿Cuántos años llevan los británicos jugando al sí pero no?

Pero esta vez la suerte está echada y aunque ¡albricias! al fin sí se va a cumplir una promesa incluida en un programa electoral, no son muchos los que se congratulan de ello. Ni siquiera los propios miembros del partido conservador que la auspiciaron. Pero antes del 31 de diciembre de 2017, según estipula dicha ley (y probablemente en junio de este año), sabremos qué es lo que realmente quiere la gente de este país… ¿O no?

La ley sobre el referéndum (European Union Referendum Act 2015) recoge cuál será la pregunta (en inglés y en galés) que se someterá a los electores- ciudadanos con derecho a voto de El Reino Unido, la República de Irlanda, Gibraltar y los países de la Commonwealth, ciudadanos británicos que lleven menos de 15 años residiendo en el extranjero, y los lores – una vez pasada por el filtro de la Comisión Electoral, que estimó que la pregunta inicial propuesta por el partido en el poder resultaba un tanto arbitraria al abogar por mantener el statu quo. Así que en vez de “Do you think that the United Kingdom should remain a member of the European Union? Yes or no”, lo que los electores leerán en sus papeletas será:  “Should the United Kingdom remain a member of the European Union or leave the European Union?”Y las respuestas también serán muy claritas: “Remain a member of theEuropeanUnion” o “Leave the European Union”. En un referéndum la elección de las palabras es fundamental, y aquí no se han dejado engatusar.Y sin embargo, no acabo de entender por qué la pregunta inicial propuesta por el partido conservador inclinaba la balanza hacia el sí, cuando realmente no se sabe muy bien si quieren un sí o un no. O al menos es evidente que muchos de ellos no lo tienen nada claro. Una auténtica bomba de relojería.

Cameron ha dado libertad de voto – y de campaña – a sus ministros y miembros del partido, y los más valientes ya se han puesto manos a la obra: a favor de la permanencia, a favor de la salida. Pero muchos otros, como Philip Hammond, Ministro de Asuntos Exteriores, no se pronuncian claramente y filtran a la prensa que “tienen sus dudas sobre la pertenencia de UK en su conjunto” (The New York Times). ¿No es un poco raro llevarte a Bruselas a tu peor enemigo? ¿O es que no lo es? La mayoría está a la espera de ver cómo acaban las negociaciones con Bruselas aunque, tras el borrador presentado ayer, parece que no van todo lo bien que se esperaba y Cameron ya tiene a 6 de sus ministros abiertamente en contra. En cualquier caso, por lo que pueda pasar, el premier ya ha avisado de que independientemente del resultado del referéndum, él seguirá en el poder. ¿Y los otros? No sabría traducir al inglés el famoso refrán sobre las barbas del vecino y las propias a remojar, pero a los parlamentarios conservadores les recordaría que con ocasión de la votación sobre la mayor implicación del gobierno británico en su lucha contra el ISIS, el líder del partido laborista – en un acto de gran generosidad – dio libertad de voto a sus miembros… La operación de limpieza de disidentes tras las Navidades no ha pasado inadvertida.

En cualquier caso, parece que la respuesta la tienen los conservadores. De forma resumida, así estarían las cosas entre los Comunes: los conservadores, divididos sobre su postura; la mayoría de los diputados del partido laborista, a favor de permanecer en la UE; los liberales demócratas y el SNP tienen claro que se quedan, y la postura de UKIP es de sobra conocida; su juego es un constante “no” a todo. La cosa quedaría en un 35% por el no a la UE, un 40% a favor de la permanencia y el resto, indeciso.

Algo parecido a lo que se refleja en la calle. Los medios de comunicación y las empresas de encuestas y sondeos de opinión están pletóricos, haciendo su agosto en pleno invierno. Todas las semanas nos regalan nuevos datos sobre intención de voto; por ejemplo, según el DaliyTelegraph, la opción por la permanencia cuenta tan solo con un 41% de intención de voto vs un 40% a favor del “no” pero de acuerdo con The Guardian, de las últimas 21 encuestas publicadas 13 daban como ganadora a la opción de la permanencia, 4 apostaban por la salida y 4 indicaban un empate técnico. Pero curiosamente, aunque las últimas encuestas apuntan hacia un repunte del “sí” a la UE (a la espera de saber – ¡con nuevas encuestas! – si el deal propuesto ayer por Tusk cambia la opinión pública) la impresión que uno saca al escuchar las tertulias, los debates y los informativos en radio y TV es que la gente de la calle apuesta por el “no”.

Pero, ¿”no”a qué? David Cameron ha planteado a Bruselas una serie de “propuestas para reformar el modo en que funciona actualmente la UE y la situación de ElReino Unido como miembro de la misma”, apunta la BBC. Las cuestiones a tratar son cuatro: Integración – UK no desea una mayor integración política y destaca que no comparte la ambición europea de forjar una unión siempre más estrecha (he oído ya a varios comentaristas meter en una misma frase “UE” y “sueño expansionista napoleónico”) -; Derechos -UK no quiere que los ciudadanos “migrantes” de la UE puedan reclamar determinados beneficios y prestaciones especialmente relacionados con la vivienda hasta que no lleven al menos 4 años residiendo en el país -; Soberanía (¿la UE por encima de UK?, ¿en qué cabeza cabe?),y Eurozona. Pero en los medios, estos cuatro puntos sobre cuyos resultados Cameron deberá informar detalladamente según dispone la European Union Referendum Act 2015, se reducen a inmigración, inmigración, inmigración… y al incesante lamento “Europa nos roba”.

UK es sin duda un país de acogida y no sería justo acusarles de lo contrario. Pero aquí no entienden el concepto “patera”, las costas griegas les quedan muy lejos, y no van a permitir, de ninguna de las maneras, que nadie les diga a cuánta gente tienen que acoger. Y menos aún un alemán. Tampoco acaban de entender lo de las fronteras abiertas en el continente. Ellos tienen su paso de Calais y sus aeropuertos: claramente, la única forma civilizada de entrar en un país. Cada mañana escucho en la radio a exaltados defensores del no a la UE que acusan a Bruselas de ser una “cleptocracia”, que cada día que pasa aumentan el volumen de la factura de permanecer en la UE y que se ríen de las magras contrapartidas de ello. “¿Qué nos aporta la UE? “¿Quién va a pagar la factura de la educación, vivienda y sanidad de los inmigrantes?” Es un poco el mismo lamento victimista al que en España estamos muy acostumbrados.

Rumanía es el país que parece haber recibido un mayor porcentaje de los fondos de la UE destinados a impulsar el desarrollo de las economías de la Unión que van a la zaga. Un dato “fetiche” para los quejicas. “¿Rumanía? ¿Qué se nos ha perdido en Rumanía? ¿Qué ventaja puede obtener UK de un país como Rumanía?” Ahora resulta que Rumanía también nos roba.

Pero quiero pensar que los datos son los datos, y que ante ellos acabará imponiéndose la cordura. La ley electoral establece claramente que durante las 10 semanas anteriores a la fecha del referéndum el Secretary of StateforForeign and Commonwealth Affairs (sí, ese mismo Mr.Hammond que no lo ve tan claro) deberá publicar un informe con todos los datos y cifras referidos a la condición de UK como miembro de la UE: derechos, obligaciones, contribuciones, ejemplos de países que no son miembros de la UE pero mantienen acuerdos con ésta, etc. Igual entonces los británicos se darán cuenta de que disfrutan del mejor de los dos mundos: la permanente opción a no participar en aquellas estructuras económicas y políticas que no son de su agrado,y el libre acceso a un mercado de más 500 millones de consumidores en los que se mueven 10 trillones de libras.

Así que, ¿por qué arriesgarlo todo?Algunos buscan una explicación por el lado emocional y lo comparan con el referéndum escocés. Razón no les falta, porque algunos de los argumentos que se oyen son los mismos. Solo que ahora los patrióticos son los otros, los que quieren irse. Valdrían las mismas frases y solo habría que cambiar el sujeto. Hace año y medio más o menos los defensores de la independencia escocesa decían: “UK isantiquated, undemocratic, corrupt”. Solo hay que hacer un baile de siglas. Y los partidarios a favor de la permanencia también podrían usar los mismos argumentos de entonces. Cuando en su momento Cameron se dirigió a los escoceses fue esto lo que les dijo: “You shouldn’t make a decision about changing your nation forever without knowing in full what the consequences may be.” Y entonces yo me pregunto: ¿conoce verdaderamente el PM las consecuencias que un abandono de UK tendría para el país? ¿Y para él?¿Por qué esta apuesta tan arriesgada? Igual debería marcarse una conversación telefónica con Mas.

Y ahora que sale Artur a relucir, hablemos de dinero. ¿Cuánto cuesta esta llamada a las urnas? ¿Quién paga la factura? Los fondos provienen del Parlamento, y la Comisión Electoral – encargada de garantizar que se trate de una contienda justa – es quien selecciona el grupo que liderará cada una de las opciones: “salir” o “permanecer”. Cada una de las campañas oficiales podrá acceder a una donación estatal de hasta 600.000 libras y tendrá un límite de gasto de 7 millones de libras; además, podrá emitir anuncios y enviar propaganda electoral de forma gratuita. Los demás grupos que no se adhieran a estas dos campañas oficiales podrán desarrollar sus propias campañas, sí, pero solo podrán gastar 700.000 libras si se inscriben en la Comisión Electoral, y deberán informar a la misma sobre las fuentes de las donaciones. En caso de no inscribirse en la Comisión, no podrán gastar más de 10.000 libras. Y el límite de gasto de los partidos políticos dependerá del porcentaje de voto que obtuvieron en las elecciones generales.

La otra factura, la política, ya veremos quien la paga.

7 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Muchas gracias por el informe de la situación y en particular por especificar las principales demandas de UK a la UE.

    Son importantes a pesar de que UK, –como Dinamarca, Suecia, Polonia y Hungría– no han cedido tanta soberanía como los países del Euro e Irlanda se ha garantizado y un estatus de Paraíso Fiscal eterno.

    A mi me parece que algunas de estas demandas no son compatibles con el camino colonial que se ha marcado la UE y que Cameron va a tener que hacer no pocas trampas en este proceso.

    Un camino el de la UE muy acertadamente descrito como Expansionismo Napoleónico. Napoleónico……… pero sin Napoleón y dependiente de algo más que el consentimiento USA en cada movimiento relevante para cosas tan elementales como tener munición en los aviones, acceso a Internet u operatividad en la maquinaria electrónica que mueve cada proceso productivo.

    Europa ha consentido un grado de dependencia desconocido en la historia y hay una lucha sorda y escandalosa que terminará saliendo a la luz del día.

    El caso es que siguen teniendo plena vigencia los argumentos de Enoch Powell en su opúsculo de los años 70….."The Common Market, the Case Against" que todavía se encuentra alguno en las librerías de Londres.

    Y hablando del tema emigración —de personas que no tiene la menor intención de Integrarse porque sus planes son otros y sus números les dan la razón— habría que percibir el mar de fondo de una marea de opinión que ha comenzado a subir tras un largo y acusado descenso.

    "The Diversity Illusion" Ed West. 2015.
    "La Mosquée Notre-Dame de Paris, année 2048". De Elena Tchoudinova. Un libro más que interesante porque es best seller y está……………… " prohibido" y boicoteado por el poder. El precio en paperback de Amazon refleja este fenómeno: 47 Libras. Otro que añadir a la lista de Libros Proscritos.

    Cada vez más el Poder en Europa se esfuerza en gestionar la opinión en direcciones contrarias a lo que piensan sus ciudadanos. Muy Napoleónico.

    Buenos días

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Una obligada corrección: me informan de que el precio del libro de Elena Tchoudinova ya ha cambiado.

      Hoy está en Amazon a 216 € usado y 670 € nuevo.
      http://www.amazon.fr/La-Mosqu%C3%A9e-Notre-Dame-Paris-ann%C3%A9e/dp/2917617020

      Estas anomalías suceden cuando alguien decide no reeditar a pesar de la buena venta.

      La técnica consiste en firmar un contrato de derechos en el cual se acepta una pequeña y razonablemente pagada tirada. El autor con poca experiencia accede a ceder en exclusiva el derecho a la reedición durante un buen número de años y ahí se termina la historia.

      Una institución guipuzcoana benefactora de la obra autóctona lo ha hecho con el libro de Antonio Mendizábal "G.F. José Goikoa, autor de S. Sebastián".

      La primera edición de solo 1000 ejemplares se agotó en un mes y desde entonces se acabó el libro de Goikoa. Un arquitecto de Pasajes que efectivamente fue el padre conceptual del nuevo San Sebastián hasta en sus menores detalles como el dibujo de la barandilla de la Concha, el muro de Aldapeta, el Buen Pastor, la Tabacalera, Correos, túnel del Antiguo, etc.

      Goikoa no era nacionalista y esto acelera……….. el borrado de disco duro. También a Sabino Arana le ha sucedido a pesar de serlo durante la mayor parte de su corta vida.

      Saludos

  2. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Me parece muy bien que los británicos tengan este debate. El problema es que al resto de los europeos los asuntos de Europa (de cómo se están haciendo las cosas en Europa) les traigan al fresco. Coincido plenamente con la reflexión que hizo el Primer Ministro británico, DAVID CAMERON (“La Presidencia de la Comisión Europea”. 13 de junio de 2014. ttps://www.gov.uk/government/news/presidency-of-the-european-commission-article-by-davidcameron.es) cuando advirtió que “para muchos ciudadanos europeos, el tema más interesante en estos momentos es quién se llevará la Copa del Mundial 2014. Tan solo una pequeña minoría seguirá el debate sobre la presidencia de la Comisión Europea. Pero este es un tema importante, porque está íntimamente ligado a la forma en la que la UE toma sus decisiones, a la necesidad de que se respeten sus normas, y a una relación adecuada entre las naciones de Europa y las instituciones de la UE.

    Los votantes de toda Europa lanzaron un mensaje bien claro en estas últimas elecciones al Parlamento Europeo. Se sienten desilusionados por cómo funciona ahora Europa. Exigen un cambio, que la UE se centre en los problemas que les afectan a ellos: la competitividad, el crecimiento y el empleo. Y quieren que la UE les ayude, no que se limite a dar instrucciones. Esto ha quedado claro con el auge de los partidos antieuropeístas, el descenso de los que acuden a las urnas y el menor apoyo a los partidos políticos más importantes en el Parlamento Europeo…”

    La actual Comisión Juncker es más de lo mismo (de la ineficacia que teníamos antes) y por ello no me extraña que existan euroescépticos.

  3. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Para que se vea cómo funciona (de mal) la actual Comisión Juncker (le gusta la pura palabrería), transcribo lo que me comunicó hace escasos días alguien que trabaja en las instituciones europeas:

    “En efecto, el ahora Vicepresidente Timmermans se comprometió a trabajar hacia una ley de procedimiento administrativa europea. Y en efecto, desde la Comisión Europea ha habido más bien un escaso trabajo en esta dirección.

    Sin embargo, el Parlamento Europeo está llenando ese vacío. Desde la Comisión de Asuntos Jurídicos se está ya trabajando en esa dirección. Como se puede ver en la página de esta comisión (http://www.europarl.europa.eu/committees/es/juri/home.html# ), ya han empezado a preparar un futuro informe sobre un reglamento de procedimiento administrativo común. La idea es que, ante la falta de propuesta de la Comisión Europea, sea el Parlamento el que –dicho mal y pronto- le diga a la Comisión Europea qué hacer y haga el trabajo por ella.

    Así, la semana pasada ya tuvieron una audiencia preparatoria para comenzar el trabajo de redacción, trabajo que continuará en las próximas sesiones de la comisión. No hay aún ninguna previsión de cuándo saldrá adelante, ni cuándo se votará, porque el procedimiento acaba de comenzar y estamos aún en una etapa muy temprana de desarrollo. Además habrá que involucrar a otras comisiones del Parlamento, por ejemplo la de Asuntos. Pero lo importante es que el trabajo está ya en camino con el apoyo de diversos expertos europeos”.

  4. misael
    misael Dice:

    ¿ Pues qué quieren que les diga ? A mi el amago de Brexit me suena a cuando aquí los nacionalistas, de toda la vida, amagaban con irse sino se les transferia esta u otra competencia que se traducia en controlar más dinero.
    Así anda Cameron, negociando una nueva "forma de estar en la UE".

    Se disuelve España, se disuelve la UE… Que alguien pare tanta estupidez que nos arrastra al sumidero de la historia.

  5. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    La información oficial sobre la tramitación de la Ley para este referendum (antes del 31/12/17, NO VINCULANTE) puede encontrarse aquí:http://services.parliament.uk/bills/2015-16/europeanunionreferendum.html
    Conviene recordar que el Reino Unido solicitó su adhesión a las Comunidades Europeas en 1961 y, con oposición expresa de Francia (De Gaulle en persona) a pesar de la deuda de gratitud de Francia tenía y tiene con Gran Bretaña y los EE.UU. desde las dos Guerras Mundiales del siglo XX, especialmente la Segunda. El ingreso se produjo en 1973 y siempre ha sido una relación difícil que finalizó en el "cheque británico" en la época de M. Thatcher.

    El "Acta" del referendum sobre la Unión Europea contiene la pregunta, las dos respuestas y obligaciones expresas de información oficial en un periodo de 10 días antes a la fecha de celebración para ilustrar a los votantes, que son el informe del Primer Ministro sobre el resultado de las negociaciones con la Unión Europea, que han comenzado, y un informe del Secretario de Estado comparativo de los derechos y obligaciones de los británicos en la UE con otros países que tienen tratados con la UE pero no son miembros.

    Me pregunto si no podríamos aprovechar el resto de los Estados Miembros la iniciativa británica en sentido positivo, para pensar cómo profundizar en una Unión Europea más práctica, eficaz, eficiente, y menos burocrática, en la superposición de competencias, en la proximidad real al ciudadano. Será interesante ver qué sucede y también seguir el debate. La nueva representante de la Comisión en Madrid, nombrada el 1 de este mes, Dña.Aránzazu Beristain Ibarrola, tal vez pudiera hacer algo para aclararnos en este Blog la posición de la Unión al respecto, los actores y los procedimientos, si los Sres. Editores se lo solicitan.

  6. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Por si sirve:Carta del presidente Donald Tusk a los miembros del Consejo Europeo en relación con su propuesta de nuevo encaje del Reino Unido en la Unión Europea
    2.2.2016
    12:30
    Comunicado de prensa
    23/16
    Asuntos Institucionales
    Mantener la unidad de la Unión Europea es el mayor de los desafíos para todos nosotros y también el principal objetivo de mi mandato. Con ese espíritu presento una propuesta para un nuevo encaje del Reino Unido dentro de la UE, que, a mi modo de ver va realmente lejos en el intento de satisfacer todas las inquietudes planteadas por el primer ministro Cameron. El límite que no he franqueado, sin embargo, es el de los principios fundadores del proyecto europeo.
    Estoy profundamente convencido de que nuestra comunidad de intereses es mucho más fuerte que lo que nos divide. Seguir o no seguir estando juntos, he ahí la cuestión que debe ser respondida no solo por el pueblo británico en referéndum, sino también por los otros 27 miembros de la Unión Europea en las dos próximas semanas.
    Ha sido un proceso difícil y aún nos quedan arduas negociaciones por delante. Nada está aprobado hasta que todo está aprobado. Estoy convencido de que la propuesta constituye una buena base para llegar a una solución transaccional. No podría haber llegado a ser redactada sin la estrecha y adecuada cooperación de la Comisión Europea. Para facilitar este proceso, la Comisión realizó asimismo una serie de declaraciones que se incluyen en este plan.
    Permítanme referirme a los cuatro grupos de propuestas que componen el plan.
    Respecto a la gobernanza económica, el proyecto de Decisión de los jefes de Estado de la Unión establece principios para garantizar el respeto mutuo entre los Estados miembros que participan en la consolidación de la Unión Económica y Monetaria y aquellos que no lo hacen. Al actuar de este modo podemos allanar el camino a un mayor grado de integración dentro de la zona del euro salvaguardando al mismo tiempo las competencias de los Estados miembros que no pertenecen a ella.
    El respeto de tales principios está respaldado por un proyecto de Decisión por la que se crea un mecanismo que, al tiempo que aporta la seguridad necesaria respecto a las inquietudes de los Estados miembros ajenos a la zona del euro, tampoco puede constituir un veto ni una dilación para la adopción de decisiones urgentes. Las condiciones exactas para activar dicho mecanismo aún están por debatir.
    Respecto a la competitividad , el proyecto de Decisión de los jefes de Estado de la Unión, junto con una Declaración del Consejo Europeo más detallada y un proyecto de Declaración de la Comisión, fijará nuestro compromiso de redoblar esfuerzos para aumentar nuestra competitividad. Evaluaremos periódicamente los avances logrados en la simplificación de la legislación y en la reducción de la carga administrativa de las empresas para reducir el papeleo.
    Respecto a la soberanía , el proyecto de Decisión de los jefes de Estado de la Unión reconoce que, a la luz de su situación especial a tenor de los Tratados, el Reino Unido no está comprometido en una integración política más estrecha. El proyecto refuerza asimismo el respeto del principio de subsidiariedad, y yo mismo propongo que los Estados miembros dejen de considerar el estudio de un proyecto legislativo cuando una serie de parlamentos nacionales se opongan al mismo por razones de subsidiariedad, a no ser que las inquietudes planteadas puedan solucionarse. También se subraya la importancia de respetar el régimen exclusión voluntaria inscrito en los Protocolos 21 y 22, así como las responsabilidades en materia de seguridad nacional.
    Respecto a las prestaciones sociales y la libre circulación de personas, tenemos que respetar plenamente los actuales tratados, en particular los principios de libre circulación y de no discriminación. Por ello la solución propuesta para atender las preocupaciones del Reino Unido se basa en aclarar la interpretación de las normas actuales, inclusive mediante un proyecto de Declaración de la Comisión en relación con una serie de cuestiones que abordan un mejor modo de combatir los abusos derivados de la libre circulación.
    En particular, el proyecto de Decisión de los jefes de Estado de la Unión señala la intención de la Comisión de proponer cambios en la legislación de la Unión Europea respecto a la exportación de las prestaciones por hijos y la creación de mecanismos de salvaguardia para responder a situaciones excepcionales de afluencia de trabajadores procedentes de otros Estados miembros. Un proyecto de Declaración de la Comisión se ocupará también de este mecanismo. Este planteamiento, así como la duración exacta de la aplicación del citado mecanismo, deberán ser debatidos a nuestro nivel.
    La mayor parte del contenido de la propuesta adopta la forma de una Decisión vinculante de los jefes de Estado o de Gobierno. También deberemos estar dispuestos a abordar la posible incorporación del contenido de unos pocos de los elementos cubiertos por la citada Decisión en los Tratados en el momento de su próxima revisión.
    Nuestros sherpas y representantes permanentes se reunirán el viernes de esta semana para mantener el primer debate sobre la propuesta. El objetivo claro es conseguir un acuerdo de los 28 con vistas al Consejo Europeo de febrero. Para conseguirlo todos deberemos ceder algo. Si fracasamos comprometeremos nuestro futuro común.
    Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo
    Elementos de la propuesta
    Proyecto de Decisión de los jefes de Estado o de Gobierno, reunidos en el seno del Consejo Europeo, relativa a un nuevo encaje del Reino Unido en la Unión Europea
    Proyecto de Declaración sobre la Sección A de la Decisión de los jefes de Estado o de Gobierno, reunidos en el seno del Consejo Europeo, relativa a un nuevo encaje del Reino Unido en la Unión Europea
    Proyecto de declaración del Consejo Europeo sobre competitividad
    Proyecto de declaración de la Comisión Europea relativa a un mecanismo de aplicación de la subsidiariedad y un mecanismo de aplicación de la reducción de las cargas.
    Draft declaration of the European Commission on the Safeguard Mechanism referred to in paragraph 2(b) of Section D of the decision
    Proyecto de declaración de la Comisión Europea sobre cuestiones relativas al abuso del derecho de libre circulación de personas

Los comentarios están desactivados.