Flash Derecho: Homeless Entrepreneur

Hoy queremos compartir con nuestros lectores una interesante iniciativa de Andrew Funk para ayudar a personas sin techo. Ya han recaudado el 85% de su  objetivo y estaría muy bien que llegaran al 100%. Aquí tienes el video donde lo explican y el link a verkami donde se pueden hacer las donaciones.

 

 

3 comentarios
  1. Joan Palau
    Joan Palau Dice:

    Loable iniciativa. Por suerte la ciudadanía y la sociedad civil lleva años contribuyendo económicamente al sustento de los más perjudicados. Desconozco las cifras , pero seguro que parte de la crisis se sobrelleva por las aportaciones anónimas. Quizá no sería disparatado promover un sistema paralelo de solidaridad , dándole la máxima visibilidad , y liderado por las grandes oenegés de España.

  2. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Muchas gracias, Elisa. En este sitio http://www.bcn.cat/estadistica/castella/dades/anuari/cap04/C0404020.htm hay información numérica en castellano sobre los servicios del Ayuntamiento de Barcelona para personas sin techo. Además, hay diversas ONGs, comenzando por Cáritas, que tienen larga experiencia en la ayuda a personas sin hogar. El alma duele cada vez que encontramos uno por la calle, pero ese dolor nos puede llevar a cometer errores, porque en las calles también hay mafias que explotan a personas. Por tanto, cada uno que haga lo que quiera, pero: 1/ En España no debe haber pobres en la calle. Pagamos suficientes impuestos y hay miles de personas en las instituciones públicas y ONGs (que reciben subvenciones de nuestros impuestos y donativos). 2/ Hay que colaborar con ONGs transparentes o, quien tenga fuerza y/o medios, montar una seria, o colaborar en una con tiempo y dinero. 3/ Acción directa: Yo he decidido centrar mi ayuda en Frank, que es un ciudadano de Nigeria que vende pañuelos y mecheros en una esquina del centro de Madrid. Le pido que haga cosas concretas y se las retribuyo. No sé si Frank está controlado por una mafia, no sé si luego hace cosas que no debe. En las otras cuatro esquinas, en las entradas a los comercios, hay más pobres de pedir (hay que llamar a las cosas por su nombre de siempre), en cada semáforo, en muchos alféizares. Personas con carteles que hacen llorar: "No estoy en la calle por vicio, tengo mujer e hijos y estoy en paro. Si puedes, ayúdame". Y otros similares. Tengo presentes el "Guzmán de Alfarache", "Rinconete y Cortadillo". Julio Cerón escribió una vez en sus pequeños sueltos de ABC: "Apiádate, conmisérate, ayuda". O algo similar. Este es un problema muy grave que, como dirían en mi querida Galicia "no damos solucionado", pero los medios (humanos, organizativos, médicos, económicos) para que no exista los tenemos todos. Acaso ya los hemos gastado varias veces sin resolverlo. Dicho esto, lo siento pero desconfío de estas apelaciones ex novo vía redes sociales. ¿Quién las controla, cómo, qué recursos detraen a las organizaciones que saben cumplir profesionalmente esta noble y difícil misión?

  3. Abogado
    Abogado Dice:

    Magnífica iniciativa que es necesario alcance la máxima difusión.

    Felicidades por servir también de altavoz de estos proyectos.

    Saludos

Los comentarios están desactivados.