El capitán Renault en Panamá

En una famosa escena de la película “Casablanca”, el gobernador de la plaza, el capitán Renault (Claude Rains), que recibía sistemáticamente sobornos del propietario del café “Rick’s” mediante manipulación de la ruleta que había en la trastienda, tiene que ordenar el cierre del café por indicación de los nazis alemanes. Rick (Humphrey Bogart) le pregunta que por qué le cierra el café, y el capitán Renault le contesta con todo el cinismo del mundo: “¡Qué escándalo! ¡He descubierto que aquí se juega!”.

Los nuevos capitanes Renault de todo el mundo han descubierto, haciendo grandes aspavientos, que en Panamá se estaban creando sociedades con fines de evasión fiscal. Menudo notición.

El asunto mueve a risa porque la gran exclusiva del momento era cosa conocida por cualquiera que tuviese ojos en la cara. Hace más de treinta años que, paseando por los puertos deportivos de Mallorca, uno se daba cuenta de que la mayoría de los lujosos yates allí anclados tenían pabellón panameño o liberiano. “¡Pues sí que hay ricos en Liberia y en Panamá!”, pensaba yo, atónito. Naturalmente, era fácil descubrir que no iba por ahí la cosa.

El asunto de los “Panama Papers”, pues, no puede sorprender a nadie. En realidad, no es sino un nuevo episodio de los numerosos “paraísos fiscales” que hay en el mundo y que llevan décadas existiendo. Tantas como las de existencia de los “infiernos fiscales” de ciertos Estados.

No sé si es una verdad universal e incontrovertible, pero sí que es una evidencia empírica, que en lo que a mi experiencia atañe no ha encontrado todavía un contraejemplo, el que todo el mundo sin excepción prefiere pagar menos impuestos a pagar más. Todavía está por entrar en mi Notaría un cliente que, puesto en antecedentes sobre el coste fiscal del negocio jurídico que se plantea formalizar, me diga: “Huy, qué poco. ¿No se podría hacer la escritura de forma que se pagaran más impuestos?”. Realmente siempre sucede lo contrario, que el cliente te pide que encuentres otras formas jurídicas que, obteniendo el resultado buscado, sean menos onerosas en términos tributarios.

Así las cosas, y mientras los distintos países sean libres para establecer el marco jurídico dentro de sus fronteras, es totalmente esperable que algunos de ellos, para atraer capitales, fijen condiciones de gravamen, pero, sobre todo, de opacidad, muy favorables para quienes andan huyendo de la tributación de su propio país.

El atractivo de sitios como Panamá es fundamentalmente la opacidad frente a terceros países. Y esta se busca no solo por razones fiscales. El variopinto abanico de personajes que han salido a la luz mediante los “Panama Papers” incluye personas públicas que, presumiblemente, han actuado guiados por muy distintos motivos.

Podríamos proponer una tipología de tres categorías. La primera, la de aquellos que, presumiblemente, intentan que sus ingresos sean gravados de forma menos onerosa. La sociedad panameña actuaría como centro de facturación y cobro de ciertos servicios a clientes, ocultando, así, esos ingresos a la Hacienda del país desde el que se dirigen los negocios y donde reside el propietario de la sociedad panameña.

La segunda categoría sería la de quienes, presumiblemente, intentan buscar refugio para situaciones de riesgo patrimonial en su país de origen. Así, yo he conocido, cuando me hallaba en activo como Inspector de Hacienda, personas que tenían cuantiosas deudas con el Fisco, abocadas a declaración de fallido por insolvencia por ausencia de bienes conocidos, que vivían en lujoso chalet, se paseaban en lujosos coches y navegaban en lujosos yates. Efectuada la comprobación pertinente, resultaba que tales bienes se hallaban en los Registros inscritos como propiedad de sociedades panameñas; ante la imposibilidad de obtener de las autoridades panameñas la información sobre quién o quiénes eran los titulares de las participaciones de tales sociedades, el deudor tributario acababa no pagando su deuda con Hacienda, por ser imposible la traba de ningún bien. En este grupo se hallan presumiblemente también personas que, por ejercer poder político en países de gran inestabilidad o dedicarse a profesiones o negocios con alto riesgo de quiebra, pueden estar interesados en tener un patrimonio a salvo en un país de refugio, por si vinieran mal dadas.

Finalmente, habrá otras personas cuyo interés es el blanqueo de capitales, colocar dinero procedente de actividades delictivas perpetradas a lo largo de todo el mundo en un país que mantiene opacidad sobre los titulares del dinero.

Decía Kant que solo el hombre es un ser moral, porque está siempre a punto de caer en la tentación de dejarse llevar por su interés particular y propio, y no seguir, por tanto, los dictados de la buena voluntad. Dios, que siempre actúa conforme a la buena voluntad y no conforme a un interés contingente y privado, no es un ser moral: es un ser “santo”. Por eso el obrar moral del hombre tiene tanto valor: porque puede elegir entre obrar bien u obrar mal, y eso no es fácil. Pero como no somos “santos”, no hay por qué escandalizarse por la existencia de Panamás en el mundo: lo raro sería que no existiesen, pues indicaría que todos somos santos. Se puede pretender que todos obremos conforme a la moral a base de palo y sanción; pero eso no nos hará santos y, por tanto, siempre se hallará alguna salida para el obrar inmoral. Tanto más cuanto que, acostumbrados a actuar de cierta forma no por amor a la virtud, sino por las sanciones, amenazas y coacciones del poder público, que reglamenta exhaustivamente nuestras vidas, hemos perdido ya el hábito del obrar bien por la propia voluntad.

Lo que no se puede pensar es que, habiendo una necesidad que muchos quieren cubrir, no haya quien la cubra y cobre por ello. De hecho, como tantas veces suele suceder, cuanto mayores son las prohibiciones y más rigurosos los controles, mayor será el precio de la opacidad y el club de los beneficiarios se hace más selecto, como se acaba de ver ahora en Panamá, con los nombres que han ido saliendo a la luz.

16 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Excelente artículo, como suelen ser los del Sr. Morote.

    Además de los motivos citados hay otros para recurrir a lugares como Panamá de los que hay unos cuantos por el mundo.
    En muchos casos es necesario operar mercantilmente en y desde esos lugares porque son mercados muy importantes y En Crecimiento fuerte en tanto que los mercados que viven bajo las legislaciones "normales" languidecen o decrecen como estamos viendo.

    Además el apetito invasivo de los Estados sobre la vida de sus Súbditos ( lamentablemente hoy "Súbdito" expresa mejor la realidad que "Ciudadano" ) no conoce límite y sus medios para hacerlo llegan a ausencias de privacidad totalitarias –se mire como se mire–.

    Nuestros bancos, por ejemplo, son hoy realmente una organización policial al servicio del Estado que ni Stalin hubiera soñado. ¿Qué no es Estado en este momento? El Leviatán está a punto de reventar de Desmesura y ya nos exige la delación entre "Súbditos".

    Mitosis espasmódica…………………. en Metástasis.

    Ahora mismo asistimos a una caza de brujas, por actuaciones enteramente legales pero "denigrables" desde los medios. "Cortina de humo", dice el Taxista.

    Esto va mal y hay un silencio culpable de mucho sedicente amante de la libertad pero en realidad dueño de un alma totalitaria.
    ————————

    Hace unos años, pocos, asistí a unas reuniones de economistas profesionales en las que participaban algunos miembros de la escuela austríaca a los que había perdido la pista.
    Allí pude enterarme, por fin, dónde trabajaban varios de ellos que en la práctica estaban excluidos de la Academia o de los órganos Públicos correspondientes. La Ortodoxia se protege cuidando a los suyos y excluyendo a los ajenos, como es lógico.

    Pues resulta que trabajaban en o para "Zonas Económicas Especiales" es decir, territorios exentos de la normativa aplicable en parte de Europa. Lugares como Estados del Golfo, China, Singapur, EEUU, Reino Unido, Honduras, Panamá, Holanda, Irlanda, India, Sud África, Namibia, Suiza, etc.

    Es decir, en lugares que crecen y no tienen problemas de empleo. Con importantes mercados locales y fuerte desarrollo industrial y de servicios.

    En dicha reunión se explicó en detalle cómo China, –para evitar adaptar toda su legislación comunista a las reglas de Mercado Occidentales–, creó hace treinta años zonas de este tipo con sus propias normas y de regalo con tribunales a veces de países terceros con sistemas judiciales reconocidamente independientes.

    El ejemplo Chino se ha expandido y hoy hay cerca de Dos Mil de ellas por todo el Orbe. Mucha tela y mucha actividad de la que se habla poco.
    El mundo se mueve y lo que crecen son lugares donde el "Hacer" no está tan sujeto al ojo del Gran Hermano. Algo habremos hecho mal.

    Dicho lo cual……………..hay que pagar impuestos o…………. largarse mientras se pueda.

    El sistema no puede moderar su fiscalidad y esta hace mucho que se salió de madre (el Diezmo y la Primicia).

    La Unión Soviética reventó y hoy Gorbachov nos mira, se rasca la cabeza y nos pregunta que por qué les estamos copiando. Hasta en la caza de brujas y la denuncia del vigilante del bloque de viviendas.

    Buenos días

  2. Marc B
    Marc B Dice:

    Realmente interesante la reflexión. La cuestión no es moral sin legal. Si los que pagaban menos por tener sociedades en Panamá, cumplieron la legislación aplicable, entonces es legal, y hay que aguantarse. Cámbiese la legislación pero no se acuse hipócritamente de no cumplir "con tu país". Porque aquí el país solamente se sasca a relucir para las obligaciones de los demás. para las propias, ¡viva Panamá!

    • G.P.
      G.P. Dice:

      Lo que es legal es legal, y punto. Vale. Pero los políticos no tienen que ser solo legales. De hecho ni siquiera tienen que ser solo decentes: tienen también que parecerlo. Mentir no es ilegal, pero que un político me mienta debería acabar con su carrera, de la misma manera que si mi abogado, mi médico o mi asesor fiscal me miente, deja de serlo inmediatamente.
      A lo que estamos asistiendo es al espectáculo de ver cómo lo único que hacemos en nuestras "democracias" basadas en el sufragio es elegir el color del zorro que va a cuidar de nosotros, las gallinas. Da igual el color: al final siempre acabamos desplumados.
      La única forma que consigo imaginar para terminar con esto es mandar a paseo el sistema de representantes electos, y constituir nuestras cámaras de representantes con miembros elegidos al azar de entre todos los ciudadanos y por un tiempo muy limitado. Hay que acabar con la política profesional como forma de toma de decisiones de la sociedad.
      Y el que tenga otra idea mejor, que lo escriba aquí: soy todo ojos.

  3. G.P.
    G.P. Dice:

    Hace varios años ya, un amigo, que también estaba luchando contra aquella adicción que, como tantas otras, azotó a la juventud de los 80, me convenció para que yo intentara salir de eso también. Me habló de que lo primero era que yo debía de aceptar que tenía un problema, y que a partir de ahí, con él y otros compañeros anónimos con los que se reunía, conseguiría dejarlo. Que en mi mano estaba dejar de pasar vergüenza ante familia y amigos. Que todo dependía de mi voluntad. He de reconocer que ver cómo el mundo se convertía en algo peor a tu alrededor por culpa tuya o de personas como tú, al final me dio ese valor que necesitaba.
    Lo recuerdo como si fuera ayer: me reuní con ellos y, tal y como me había contado mi amigo, me pidieron que me levantara y me presentara. Pese a los años transcurridos, lo recuerdo como si fuera ayer: me puse en pié, tragué saliva y, con sólo un hilo de voz producto de la vergüenza, lo dije delante de todos:
    -Hola. Soy G.P. y…. yo también soy liberal.
    Hoy estoy limpio.
    Don Manu, créame: de los austriacos se puede salir.

  4. Colapso2015
    Colapso2015 Dice:

    ,…, Hacienda, cubierta de gloria por las facturas falsas.
    Alguien debería demandar esa “institución”,…, pero mire usted, eso no pasa; ¿por qué sera?

    Vamos a divagar un poco,…, en España no se dice que los muertos en accidentes de trabajo en machos es 16 veces superior al de hembras (dato 2014). Lo que supone un 95% del total de muertos son hombres.
    Vamos a seguir divagando, hace un tiempo en Letonia y países similares cambió de ese -desastroso capital-ismo de Estado- (comunismo) a Estado capitalista. El impacto fue tal, en el cambio -de relato-, provocó entre otras cosas, exista sobre un 16% de diferencia en la población entre machos y hembras.
    ¿Por qué se mataron/matan los hombres en Letonia,…?
    En el nuevo relato, los hombres requieren éxito financiero. Los pobres, en el Estado capitalista son “loosers” sin dinero. Y los perdedores “no ligan” salvo en Letonia, que hay más mujeres (oferta/demanda),…, el relato y el sistema. ¿Quien quiere ser un “looser”? ¿Nadie?

    Después de estas divagaciones, y enlazadas con la filosofía Capital-ista (el poder sin contrapesos hace la ley), antagónica con la democracia* (la ley/costumbre hace la propiedad, con múltiples contrapesos), dicho sea de paso. ¿Quien puede usar los paraísos fiscales? ¿Los pobres? Clase media-baja y baja, no, no pueden. ¿por qué será? Barrera de entrada.

    Cabría por otra parte abrir otro punto, relativo a la operativa de las grandes corporaciones.
    Y “los impuestos”, es una forma abreviada, falaz de “pagar las leyes”. Pues no sólo se paga con una fracción monetaria de la renta/flujo, sino soportando -leyes anti-económicas- para los individuos. ¿Oligopolio nos suena? ¿Terrateniente?

    Otro punto interesante, ¿recordamos la social-ización de perdidas de los bancos, en contra de la opinión de los contribuyentes? Gracias al diseño insolvente de esos (y la servidumbre al Capital y la capital); reserva fraccionaria.

    “todo el mundo sin excepción prefiere pagar menos impuestos a pagar más”
    Suiza aprobó en referéndum subir al 8% el IVA. No parece,…

    “ante la imposibilidad de obtener de las autoridades panameñas la información sobre quién o quiénes eran los titulares de las participaciones de tales sociedades, el deudor tributario acababa no pagando su deuda con Hacienda”
    Aquí vemos como el Capital-ismo prevalece, la filosofía del poseedor hace las leyes (el oro hace las reglas), o hechas las leyes se hace con la propiedad(**). ¿Por qué no expropiar de procedencia desconocida/ciertos países ? Quizá, por el relato de la globalización y ese supuesto mercado. El nuevo Dios de esa supuesta prosperidad.

    “no por amor a la virtud, sino por las sanciones, amenazas y coacciones del poder público, que reglamenta exhaustivamente nuestras vidas, hemos perdido ya el hábito del obrar bien por la propia voluntad”
    ¿No es ese el comportamiento de los esclavos?

    Los involucrados en los papeles de Panamá, gente de poca monta, poco Capital. La verdadera faz del Capital-ismo, de las mil vidas, de los mil años, ahora vive en el sistema financiero/corporaciones -y de forma legal-. Todo forma parte del mismo tinglado, de la operativa del poder (no sólo económico).

    Es el PODER,…, hay que dejar que los ciudadanos gobiernen/legislen. Es la única forma conocida para controlar el poder. Esto, no es una democracia, por lo tanto la virtud pública -no importa nada-.
    Y a partir de ahí cualquier cosa,…

    *democracia: como se gobierna la relación entre -propietarios/parcelarios- en una sociedad/comunidad.
    **: Enclosures, Black Act,…

    • Colapso2015
      Colapso2015 Dice:

      Extender las divagaciones sobre el artículo “Bankia, una herida abierta en el sistema financiero”, “¡Ay,Derecho! El indulto del concejal de Podemos” y otros, configuran un eje común, un paisaje.

      En este caso, lo que reflejan los “papeles de Panamá” es simplemente la esquizofrenia de las caretas. El teatro, ya roza la locura, o debo ser al único que se lo parece. Las ficciones didácticas de “delante de la cara” han dejado todo pragmatismo, para pasar a, ¿que hay detrás del antifaz?

      El juego de las personas ficticias (jurídicas), estructuradas como corporaciones (grupos de interés) bajo una ficción (personajes de teatro); ha tornado su gesto a máscaras, “más-haras” (burla, impostura, …), con unas consecuencias poco deseables.
      Una de esos grandes problemas es la integración de derechos políticos en las corporaciones. Algo típico del fascismo/comunismo, ha pasado a ser algo normal en el día a día por el relato del -poder de lo privado- (Capital-ismo). Un ejemplo de ello son los partidos políticos, corporaciones con derechos políticos estatales. Que a su vez, excluyen al individuo como parte viva de la sociedad en pro de los grupos.

      No niego, la organización y la suma (acumulación) genere enormes beneficios para la sociedad. Niego los derechos políticos de los grupos, las corporaciones. Algo por otra parte casi desconocido hace poco más de un siglo. Pues parece se ha vuelto a la guerra entre Papa y Rey,…

      Aplicado al artículo actual, vemos varias sociedades, fundaciones o congregaciones similares con careta mejor máscara financian al filtrador: “Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ)”. Entre ellos podemos encontrar Rockefeller, George Soros, Ford Foundation, Microsoft, Kellogg, Packard, Kresge, Vanguard, Fidelity, Schwab Corporation e incluso Mozilla.

      Detrás de la máscara, de la máscara, de la máscara (entramado de sociedades),…, sólo hay una burla. ¿A quien? A la única materialización de los derechos políticos (que no “derecho político”), el individuo. El cual posteriormente articula, un pequeño grupo de acción, artificio de la básica operativa de la política en la localidad.

      Resulta igualmente extraño, un conjunto de “accionistas, trabajadores y trabajadores administradores” (corporación) tengan tendencias políticas o preferencias sociales. Y en efecto, no puede existir tal concordancia de intereses entre las partes, sino, tras alguna motivación fuera de los estatutos.

      Es mi opinión, una corporación debe someterse exclusivamente al objetivo social (sea religiosa, mercantil,…). En el caso de una empresa es -el lucro-. Pero lucro transparente,…
      Por ello, se debe prohibir toda participación de sociedades no políticas en el “tráfico político”. Lo cual, implicaría, aquellos interesados en usar su derechos políticos lo deben hacer como individuos, esto es, retirar las acciones de la empresa, venderlas y usar su dinero a título individual. Otra opción es emular alguna de las más grandes multinacionales del mundo, las cuales están participadas mayoritariamente por fundaciones sin ánimo de lucro.
      De todas formas, no exime la estructura “protectorado del Estado” (la corporación) tenga “vida propia” a través de sus administradores.

      En caso contrario, podremos ver cosas como que George Soros, financia el ICIJ a través de una fundación. Cuando compra con descaro desde paraísos fiscales (fortalezas del los caballeros asaltadores “medievales”), por ejemplo en España. El cual ha destinado ya, la nada despreciable cifra de 13.000.000.000 dolares a promover su idea del mundo. La cual, si requiere semejante cantidad, no debe ser muy buena,…, a pesar de las seguras desgravaciones.

      "Hay una guerra de clases, de acuerdo, pero es la mía, la de los ricos, la que está haciendo esa guerra, y vamos ganando" Warren Buffett.

  5. Pi
    Pi Dice:

    Los barcos con bandera panameña tienen otra justificación distinta a la que dice su autor, me parece m. Saludos

  6. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Dice G.P., entre otras cosas, lo siguiente:

    "La única forma que consigo imaginar para terminar con esto es mandar a paseo el sistema de representantes electos, y constituir nuestras cámaras de representantes con miembros elegidos al azar de entre todos los ciudadanos y por un tiempo muy limitado. Hay que acabar con la política profesional como forma de toma de decisiones de la sociedad".

    Lo que está en cuestión es la Democracia Representativa que impera en Occidente. Que está en crisis es evidente y lo está no tanto por su naturaleza conceptual como por sus excesos y su complicidad con acumulaciones crecientes de poder.

    Las señales son ya demasiadas comenzando por el informe de Eurostat 2013 que dice que 28 países Europeos suspenden –con un 3.5 sobre 10– su sistema Político (También su sistema legal). Solo tengo Hard Copy.

    Schultz acaba de remacharlo en el Parlamento europeo ante el silencio tremendo de los Mass Media que, es evidente, no son Medios de Información Social.

    Lamentablemente el Regeneracionismo Pragmático no se ha parado a pensar en ello a fondo porque está en otra guerra pero terminará llegando en cuanto caiga en la cuenta de que el mal no es susceptible de pequeños arreglos.

    El desarrollo conceptual y pragmático de las democracias modernas nace formalmente en la Ilustración pero en realidad lo hace muchos siglos antes y en Europa hay numerosos intentos de establecerlo.

    En la edad Moderna un precedente histórico fallido en España fue la Ley Perpetua de Ávila de 1520 que Carlos V terminó Derrotando.

    Aquella Ley y la Praxis democrática Subyacente no concebía otra Representación que la Imperativa. De puro sentido común.

    Este principio, tan razonable y evidente, lo destruye Sieyés en la Asamblea Francesa en 1792.

    Lo entierran desde entonces todas las Constituciones que, como la nuestra, prohíben el Mandato Imperativo.

    En efecto, un sistema, el que sea, que otorga todo el poder a un Representante y niega al "poderdante" cualquier poder sobre los actos de su representado no es otra cosa que una Trampa para Descerebrados (esta es la perspectiva que predomina en las democracias de masas) y, como no puede ser de otra forma, convierte dicho sistema en una herramienta idónea para su captura progresiva por elevación.

    Esto lo vaticina perfectamente Tocqueville ya desde 1835 y se ha cumplido al milímetro. "El Constituido ha Capturado al Constituyente".

    Cuánto sobrevivirá este sistema es cuestión de debate pero nadie puede –racional ni moralmente– defenderlo.

    Hoy, además, sus resultados materiales son negativos para el 99% de la población y sin visos de que esta tendencia pueda ser revertida.

    El sistema democrático tiene, conceptual y psicológicamente, grandes virtudes pero al tiempo exige Gran Virtud y Homogeneidad en la sociedad que lo practica.

    Por contra, el Poder siempre buscará degradar la Virtud de la Sociedad y Fragmentar su Homogeneidad.

    Por tanto la supervivencia del Ideal Democrático pasa por esos dos parámetros: Homogeneidad y Virtud. Ambos exigen Reducción del Poder. Establecer Límites eficaces que son Bidireccionales. Límites a lo exigible del Estado y límites a lo Extraíble de la Sociedad por el Poder.

    Es evidente que si accedemos al poder por el voto, si el voto es comprable y si el coste del voto va a ser pagado por quien decida el ganador esto no puede durar.
    Llega un momento que la regla de la Imposición de las Mayorías se vuelve destructiva.

    Hay formas de preservar el sistema pero todas pasan por revisar Eficazmente los Límites y la naturaleza de la Representación.

    Por cierto. Hoy día cualquier decisión es validable instantáneamente por los votantes. El Protocolo IP es BIDIRECCIONAL. El modo Broadcast está tecnológicamente Muerto. Hoy toca lo Interactivo.

    Cualquier decisión y con mejor criterio que el que vienen demostrando unos "Representantes" cuya "calidad y virtud" están claramente en cuestión.

    Para otro momento el Derecho Humano a la Autoexclusión como única Limitación Eficaz al Poder. Los caminos trillados siempre conducen al mismo sitio.

    Buenos días

  7. G.P.
    G.P. Dice:

    "Derecho Humano a la Autoexclusión"
    No es la primera vez que lo nombra, don Manu, y estoy deseoso de que nos lo explique, porque así, a botepronto, suena muy feo, algo así como un "como ya no os necesito… ahí os quedáis". Espero que no sea eso, porque eso ya ocurre y ese es precisamente el problema: que algunos viven (porque pueden) en mundos aparte.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Creo que la explicación está en el propio comentario, apreciado G.P.

      El "Derecho Humano a la Autoexclusión" es una idea que parece contra intuitiva y nuestros reflejos culturales nos llevan a encontrarla un poco extraña al principio. Pero me parece que tienes razón y que, mientras se va imponiendo, habrá que ir pensando en formas de presentarla mejor en sociedad.

      Desde el punto de vista "sistémico" es un Axioma y un Corolario de la Ley de Ashby.

      El Poder se cimenta disminuyendo los grados de libertad de los entes controlados y, a partir de un punto, estos sistemas de poder entran en rendimientos decrecientes o negativos por el simple coste de los Controles y su efecto paralizador. Por ello los límites solo pueden provenir de incrementos de los grados de libertad real.
      No hablamos de más "derechos" al estilo de esa trampa saducea de llevar "derechos" a las Constituciones Garantistas de la segunda mitad del siglo XX.
      Hablamos de Limitaciones Reales al Poder.

      Desde la perspectiva del naturalista la necesidad de estos límites viene confirmada por aquellos antropólogos que han estudiado el nacimiento y la desaparición de culturas y sociedades a lo largo de la historia.

      Uno de ellos es Tainter en "The Collapse of Complex Societies" 1990 Cambridge UP. Básicamente ratifica lo predicado por Ashby (Law of Requisite Variety) https://es.wikipedia.org/wiki/William_Ross_Ashby

      A lo largo del siglo XX y a medida que se extienden y consolidan las Democracias Representativas hemos ido viendo la desaparición de límites a la acción del Estado. Recordemos que al Poder Formal del Estado se accede por el voto de las mayorías.

      La muerte del Patrón Oro se produce gradualmente precisamente por eso. Porque resultaba incompatible con un sistema de acceso al poder basado en la compraventa del voto mayoritario.

      Muertos sus límites en 1971, la carrera no tiene fin porque para gobernar hacen falta votos y Nada Es Gratis.

      En este momento se están llevando dichos límites al Exterior del sistema de voto.

      Se transfieren por tanto las Decisiones de Gobierno (y las responsabilidades de los límites) a Entes Exteriores (UE, FMI, ONU, "Mercados", "Consenso de Washington, BCE, etc) y se les trata de vestir de alguna legitimidad pero gradualmente todos ellos, en esta fuga hacia ninguna parte, se van degradando.

      EL BCE acaba de empezar y ya se le están viendo las vergüenzas. http://elpais.com/elpais/2016/04/07/opinion/1460036820_172783.html

      Ayer mismo las Comunidades Autónomas exigen a gritos que determinados Gastos no cuenten para medir sus Déficits. Y lo dicen con la cara seria.

      Una de ellas envía a su ministro de Asuntos Exteriores porque, en el fondo, tampoco Quiere Límites a su poder.

      Lo miremos como lo miremos el Sistema no reconoce límite al gasto y no hace falta extrapolar mucho para ver que el límite no existirá mientras la Regla de las Mayorías no tenga un Límite.

      El único límite Legítimo (que no sea de Naturaleza Divina, Mítica o Imperial) proviene de la Persona Individual: Del Súbdito hoy Sometido. No podemos negarle su derecho a Ser y a Defenderse.

      Este límite creo que es Esencial para la Supervivencia de la Democracia como forma de Convivencia.
      ———————————

      Otra forma de verlo es imaginar a Caperucita con su cestita de Picnic subiendo por la escalera a casa de la Abuelita acompañada de tres famélicos y juguetones lobeznos.

      La subida es hasta el séptimo piso, la regla decisoria es la de mayorías democráticas y la pregunta es: ¿Cómo llegarán Caperucita y su merienda a casa de la Abuelita?

      Las cosas han de tener límites y mesura. Equilibrio entre las partes.

      Y como el sistema es incapaz, Caperucita debe marcar los límites de lo aceptable y de lo no aceptable por ella misma a partir de unas normas básicas. Ella debe tener la llave del Progreso.

      Saludos cordiales

    • Colapso2015
      Colapso2015 Dice:

      Hasta donde yo he entendido, es un derecho a la “libertad de expresión y pensamiento de la cartera”. Una especie de derecho fundamental místico-pseudo-natural.

      “El Poder se cimenta disminuyendo los grados de libertad de los entes controlados”
      Una visión unidireccional del poder.

      “Hablamos de Limitaciones Reales al Poder.”
      ¿Al poder constituido (político), al poder económico constituido (sobre el relato de la propiedad/posesión)?, ¿a que poder?. Pues ese es precisamente el papel de la Constitución.

      “se accede por el voto de las mayorías”
      De los que votan. Suelen ser minorías…

      “Nada Es Gratis”
      ¿los comentarios de Manu Oquendo son de pago? Acaso paga usted por el agua de lluvia, el aire que respira, el sol, la transmisión de conocimiento de sus ancestros,…, lo más importante sustento de la vida, es gratis.

      Cuando la vida humana es social, siempre lo es, no hay posibilidad de “estas son mis normas”; salvo en una tiranía/satrapía. Salvo, en la patraña de una conquista del oeste. Llegar, plantar la pica, y “fuera de mis tierras”. Si tienes un mísero arco de flechas como los nativos, la cosa pinta mal ante los puritanos,…, guerra biológica (viruela) y se acabó…

      Pero veamos lo contradictorio de su relato en su propio cuento. “tres famélicos, juguetones lobeznos y caperucita”. ¿pero no quedamos en que hay variedad (Ley de Ashby)? ¿Que pintan 3 idénticos lobos en su cuento? Si hay variedad, ¿cómo conoce el resultado? ¿Quizá por un prejuicio?

      Cambiemos un poco el cuento.
      Una cabrito, una oveja y una vaca pastan en un prado. Aparece Caperucita con el “derecho del rey al poder de cercamiento”. Como la cabra, la oveja y la vaca aunque son herbívoros no están organizados, son “auto”-expulsados- uno por uno por Caperucita, de ahora “su finca”. De allí a un poco, le entra hambre a Caperucita, y decide sacrificar el cabrito,…, ¿dónde están los tres famélicos, juguetones lobeznos?.

      En sociedad, no hay posibilidad de auto-exclusión. Porque el tema va de –-PODER—, que no es unidireccional sino bidireccional.

      Lo vemos de otra forma, hoy New York ya tiene tantos "homeless" como en la Gran Depresión de 1929. A esos le llaman excluidos, ¿pero son realmente excluidos o auto-excluidos?
      No están excluidos, pues sufren todas las leyes, todo el relato. Realmente son tratados como “desperdicios del sistema”, “lo sobrante”, en el cual, en ausencia de ingreso el individuo queda anulado socialmente.

  8. G.P.
    G.P. Dice:

    Me temía lo peor, y así ha sido. Mire, don Manu, si la auto-exclusión incluye largarse a la Luna y empezar allí una nueva vida, vale. Por lo que a mí respecta, todo el mundo es libre de ir allí. Pero si la auto-exclusión consiste en vivir en sociedad en este mundo pero en la que yo elijo qué derechos y obligaciones tengo con los demás, me parece un sistema inútil como base para un mundo que queremos más justo y en paz. Veámoslo: los demás tienen unas obligaciones que cumplir para que yo viva bien (obligación a que respeten mi vida, obligación a que respeten mis propiedades, obligación a que me respeten mi derecho a comerciar libremente con mis bienes, etc) pero yo no tengo ninguna obligación para con los que no vivan bien (por ejemplo, si alguien no tiene nada, yo no tengo ninguna obligación con él y perderá su vida por enfermedad o hambre). Eso solo nos llevará a la violencia, pues tarde o temprano los que no tengan nada se rebelarán contra los que tengan mucho. Es imposible una sociedad en paz así.
    Lo que usted propone se parece al Antiguo Régimen: personas adineradas desde generaciones que se “auto-excluían” sin obligaciones hacia los demás, pero con la protección del respeto obligatorio hacia ellos. Ya sabemos cómo acabó: en violencia.
    Aún peor: eso mismo es lo estamos viendo ya hoy pero sin la excusa de la sangre azul. Bastan dinero y poder. ¿Qué quiere usted? ¿Ponerlo negro sobre blanco para que ya no se les afee la conducta cuando se les descubra? ¿Eso cambia algo en el fondo?
    No es justo que yo pueda beneficiarme de vivir en sociedad (ya desde nuestros orígenes, sin ella no podemos sobrevivir) pero que cuando parte de esa sociedad nos necesita, tengamos derecho a darle la espalda como si no la hubiéramos necesitado a ella nunca. ¿Quiere alguien “auto-excluirse? Que se busque otro mundo y vuelva a la era de los privilegios para los elegidos por la fortuna. En este, si estamos vivos es porque todos nos debemos algo. Nadie se hace a sí mismo.
    Se decía del comunismo que era una teoría correcta para una especie equivocada (quizás funcione bien con las hormigas…). El nuevo liberalismo sufre el mismo problema: cree que somos una especie animal compuesta de individuos independientes. A lo mejor funciona con los tigres, por ejemplo, que viven solos sin necesidad de compañía, pero el ser humano no es ese tipo de especie. Es un animal social, como otros simios (o el lobo, que si se le acoge de nacimiento, se adapta tan bien a vivir con humanos que lo hemos convertido en el “mejor amigo del hombre”, precisamente por ser otro animal fuertemente social).
    Yo propongo para este mundo la democracia. El gobierno del pueblo decidiendo por mayoría. Pero “del pueblo”, insisto. No de profesionales de la representación política con su propia agenda personal, sino del pueblo directamente. ¡La democracia! Quién sabe: igual hasta funciona. ¿Por qué no lo probamos?

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Apreciados GP y Colapso.

      Gracias por vuestros comentarios.

      Puedo equivocarme, naturalmente, pero suelo haberlo pensado bastante despacio y desde luego no lo digo para quitar a nadie lo suyo ni mucho menos por ansias de poder.

      Para llegar a la conclusión sobre la que estamos discutiendo hay que recorrer una senda que pasa por entender el efecto sistémico de las estructuras de poder que se basan en controles y en el ejercicio de la coacción. Este es el campo de las Organizaciones Políticas.

      Como buena parte de mi vida ha transcurrido en la Cibernética recorrer ese camino no me ha supuesto un esfuerzo anómalo.

      El estudio de los mecanismos de control comienza en la Ingeniería y pronto se verifica su existencia a las organizaciones de todo tipo. Si no se entiende la complejidad de un mecanismo de control no se entienden ni sus costes (también sociales) ni sus todas sus consecuencias.

      Una vez se vislumbra lo anterior es necesario pasar al campo de los organismos biológicos, individuales y sociales. Entonces resulta crucial entender bien las implicaciones de una ley generalmente aceptada en el mundo de los Sistemas: La Ley de Ashby.

      Esta ley también requiere estudio y simulación a fondo hasta que se interiorizan sus implicaciones.

      Las ciencias sociales, en general, han huido de ambos campos: Controles y Cibernética.

      Puede que sea porque ambos tienen una base técnica y matemática que hoy les es ajena (desde la Funesta división del saber entre Ciencias y Letras) pero también es posible que sea por otras razones habida cuenta de la gran complicidad y autocensura que adorna hoy a nuestra Muy Ortodoxa Academia.

      Para entrar en estos campos, si me lo permiten, recomendaría dos autores y sus obras. Una es muy difícil de localizar y la otra nada sencilla de leer pero disponible en Internet en PDF.

      Sobre Controles y Mecanismos de Retro adaptación.

      Norbert Wiener. 1948 MIT Press. "Cybernetics: Or Control and Communication in the Animal and the Machine"

      Norbert Wiener. 1950. "The Human Use of Human Beings". Houghton Mifflin & Co.

      Sobre Cibernética aplicada a Organismos Vivos. Creo que habrá algún PDF libre en Internet.

      W. Ross Ashby. 1956. "An introduction to Cybernetics". Chapman & Hall

      Para una visión superficial de la Ley de Ashby (Conocida como "Law of Requisite Variety") hay fuentes en Internet.

      Resumo una de ellas.

      Cita.

      Variety?

      Variety is another way of thinking about information. It describes the number of potential states of a system – any system.
      If you recognise all the possible states, you have complete knowledge of the behaviour. Uncertainty occurs when you do not know all the possible states. As Ashby put it, variety is a concept inseparable from that of ‘information’.

      Requisite Variety?

      Requisite means necessary or required. So requisite variety implies that you need a certain amount of information for some purpose.

      If you have complete knowledge of a system, it is possible to control it.

      However if the system has some hidden properties your information is incomplete and there is uncertainty about the behaviour. To have full control you need to have full knowledge of the system and its behaviour.

      Ashby described it as

      “Only variety destroys variety”

      There are many similarly obscure descriptions such as

      ◾“The total number of possible states of a system, or of an element of a system.”
      ◾“The larger the variety of actions available to a control system, the larger the variety of perturbations it is able to compensate.”
      ◾‘The greater the variety within a system, the greater its ability to reduce variety in its environment through regulation.”
      ◾“The quantity of regulation that can be achieved is bounded by the quantity of information that can be transmitted in a certain channel.”
      ◾“Variety absorbs variety”

      We measure variety in bits. Alternately, we can measure it as a logarithmic measure (like information content). In this form variety represents the minimum number of choices (by binary chop) needed to resolve uncertainty.

      When people first hear about Ashby’s law they often don’t get it – surely it’s trivial, obvious, everyone knows that. Perhaps we all need thinking caps:

      Fin de cita,

      Saludos

      PD. Por la noche trataré de ofrecer una explicación más intuitiva porque, como creo que comenté en su momento, esto no lo es. Y es necesario hacer el esfuerzo para que comience a serlo.

  9. G.P.
    G.P. Dice:

    Muy interesante, pero yo no quiero tener un control total de la sociedad, ni busco umna imposible perfección, solo quiero cambiar el sistema de toma de decisiones para que se tome la decisión que quiere la mayoría, y no una minoría.
    A lo mejor la mayoría decide que nadie pague impuestos, desaparezcan las leyes y el Estado y por lo tanto no tengamos que preocuparnos de la "variedad en el sistema" ya que no hay sistema, ni más decisiones que tomar ni necesidad de control de sus consecuencias (solo tomaremos decisiones personales) y usted se puede dar por satisfecho. ¿Probamos a ver si eso es lo que quiere la mayoría? Pues instauremos una verdadera democracia.
    Pero claro, decir que lo que se quiere es que el sistema desaparezca para el que le dé la gana, hará que desaparezca solo para la minoría con fortuna que no necesita la seguridad que ofrece el sistema, pero que sí querrá seguir intercambiando bienes y servicios con todos los demás. Eso no vale: si se quiere compartir el mundo con todos hay que estar a las duras y a las maduras, y la mayoría no va a aceptar esa tomadura de pelo.
    Quizás la mayoría sí aceptaría esta propuesta: un sistema aparte para auto-excluyentes. Que queden completamente aislados del resto de la sociedad. Una isla o algo así. Ningún intercambio, ni hacia un lado ni hacia el otro. A ver cuantas personas con fortuna personal se apuntan. Yo apuesto a que solo lo hacen frikis y perroflautas sin un duro en el bolsillo. Y seguro que muy pocas chicas… Yo paso.

  10. Spieler
    Spieler Dice:

    Excelente articulo.La actuación del Capitán Renault es la clave de la interpretación de la realidad en muchos ámbitos de la vida.Sugerencia para el próximo post :Notariado ¿Aqui se juega?

Los comentarios están desactivados.