¿Una mejor información de los ciudadanos, nos protegería de las crisis?

“La educación financiera…se trata de una poderosa arma de conocimiento para una mejor organización personal y para una mayor consideración y participación crítica en el futuro propio y el del país…que aumenta nuestra exigencia con nosotros mismos y con los que nos gobiernan (Santiago Carbó El País 6-10-2.015)

 1) ¿Nuestra gran crisis fue anterior o posterior a la de Estados Unidos?

 Si preguntamos a nuestros conciudadanos, que se alimentan informativamente por los canales tradicionales, sobre el origen de nuestra crisis económica, una parte contestaría que todo procede de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos que se generó en agosto del 2.007 pero encontraremos, sin duda, a muchos más que nos responderán que proviene de la gran crisis financiera internacional que se desarrolló en  el último cuatrimestre del 2.008 , y que surgiendo, también, del mismo país se globalizó, sorprendiendo a todos los dirigentes políticos  del mundo, sin exclusión.

Sin embargo, no fue esta la experiencia que  viví desde mi atalaya profesional.

Yo tenía la costumbre de ordenar y leer los estudios que me enviaba METROVACESA sobre la coyuntura de la Economía Nacional e Internacional. En ellos, había un apartado sobre la evolución del mercado de viviendas, elaborado por los Registradores de la Propiedad de  ESPAÑA.

En el número 19,  correspondiente al mes de abril de 2.007, comprobé que el número de ventas de viviendas se redujo en el 2.006. El descenso se fue agravando en el 2º semestre hasta llegar a una cifra final de un 7,2% para todo el ejercicio.

En el año 2.007 los descensos se fueron acentuando, hasta concluir el año con una caída total de un 13,93%.

En el índice del número de hipotecas elaborado por  el INE, el descenso se fue intensificando de una manera extraordinaria y partiendo de un techo, en el 2.006, de 1.896.515 hipotecas, lo que supone una media mensual de 158.043, cuando llegamos a agosto de 2007 y estalla la crisis en E.E.U.U., el número de hipotecas había descendido un 43%, hasta un número de 90.000.

En las elecciones de marzo, el número de hipotecas había descendido un 55% hasta  la cifra de 70.000.

Cuando la crisis financiera internacional estalla, en septiembre de 2008, el número de hipotecas y ventas de inmuebles estaba en mínimos. El hundimiento se produjo anteriormente. A partir de ese momento, el número de hipotecas se mantiene entre una franja de 50/60.000, con la peculiaridad de que un buen número de operaciones no son para financiar compraventas (que continúan descendiendo durante el año 2.009, un 24,9%) si no para asegurar el impago y la mora de gran número de clientes de las entidades financieras, aparte de las daciones de pago para amortizar créditos anteriores.

En nuestra opinión, sobre nosotros coincidieron  dos crisis, una anterior, propia y previsible y otra posterior, internacional y más difícil de anticipar.

La primera fue consecuencia de la falta de adaptación de la economía española al cambio de ciclo económico.

El crecimiento español de los anteriores años estuvo basado en un modelo en el que el peso de la construcción tenía 3 veces más incidencia que en otras economías de nuestro entorno.

Este crecimiento se sostuvo en una fuerte entrada de capital exterior colocada en créditos aprobados sin los criterios de solvencia y profesionalidad tradicionales.

La demanda creció, no porque la población incrementó proporcionalmente su renta, sino por las facilidades que el sistema financiero les dió a los compradores,  tanto en plazo como sobre todo en cantidad y en medio de un conjunto de previsiones que luego comprobaríamos que eran falsas ( Ejm que” el precio de la vivienda nunca baja” ).

Y todo acabó en el segundo semestre de 2.006, con la disminución de la inversión crediticia provocada por la reducción del flujo exterior, debido a la perdida de confianza en la economía española de los mercados internacionales

Creo que, cuando se vio que no podía continuar la economía haciendo más casas que tuvieran salida para una demanda solvente, la política económica tenía que haberse concentrado en la promoción de cosas ( bienes y servicios), con objeto  de mantener la producción, la renta y el empleo y hasta el nivel de ingresos públicos.

Había que potenciar el sector productivo haciendo un gran esfuerzo para que se constituyera en alternativa para un sector de la construcción, sobredimensionado y al borde de un ajuste, incentivando su financiación y todos los procesos de reducción de costes y mejora de la calidad, intentando asegurar la competitividad arruinada por la revaluación del euro sobre el dólar, el incremento del diferencial de inflación en relación a los países competidores de la zona euro desde su introducción y por el déficit de calidad en tantos sectores que afectan a la producción (ej. infraestructuras, educación técnica, investigación, marco legal empresarial y laboral, energía,…).

 

2) La importancia de la información financiera en la vida pública y privada.

Como prueba de que para el ciudadano la información financiera es vital no sólo para la gestión de su patrimonio sino para la eficiencia de la economía y de su sistema político, recorto una parte de un artículo que publiqué al año del debate entre Solbes y Pizarro (21-2-2008).

En las encuestas del debate se puede apreciar la diferencia entre los lectores de la prensa económica y los consumidores de los medios generalistas, la decantación por la gestión gubernamental de los medios más influyentes y el escaso valor de las palabras de un político cuando no están fundamentadas en bases reales. Y finalmente, comprobareis el daño que hizo a sus clientes la mala información en la población más indefensa y qué rápidamente se deteriora un país cuando sus defectos estructurales son tan grandes.

“Un día después del debate entre Solbes y Pizarro, en el Pabellón de Deportes de León y después de todo tipo de ironías, Zapatero aprovechó la conexión de las televisiones para , entre el entusiasmo popular, colocar la frase del día en la que resumía porqué Solbes había ganado a Pizarro…..  “es que, cuando la seriedad se impone a la demagogia, cuando la credibilidad gana al catastrofismo, cuando la serenidad vence a la exaltación, ganamos los que creemos que con la economía no se puede jugar, mentir, manipular y meter miedo a la gente”.

El día anterior, el 21 de febrero, ambos se habían enfrentado en ANTENA 3, exponiendo argumentos contradictorios sobre la situación económica y su futuro. Para no extendernos, nos centraremos en la parte fundamental del debate.

Para Pizarro, había una crisis de modelo que hasta ese momento estaba basada en el consumo y en el ladrillo. Que era conocida por el Gobierno desde que se hizo cargo de la gestión política del país.

Que España estaba perdiendo la batalla de la competitividad y de la confianza, no sólo de los ciudadanos si no también de los mercados internacionales y de los inversores exteriores y que el gobierno lo único que hacía era dejarse llevar.

Sus propuestas las fue concretando a lo largo del debate y, sobre todo, al final: reducción de la presión fiscal personal y para las sociedades, políticas activas en energía y medio ambiente , inversión en educación para competir en el futuro y finalmente, si obtiene la confianza de los ciudadanos, llamarán al PSOE de inmediato para pactar una legislación que garantice la unidad de mercado, un pacto para la competitividad, un pacto de financiación autonómica, el pacto de Toledo para asegurar las pensiones, un pacto para la justicia para que sea neutral y no politizada y que sea garantía de certidumbre y una administración al servicio de los ciudadanos.

Solbes partía de un diagnóstico diferente, defendiendo el modelo que tan buenos resultados había dado mejorando el empleo y la renta per cápita de la población, las pensiones mínimas y las viviendas de protección oficial y con una alta previsión de crecimiento, que era de un 2’7% para el 2.008.

Explicó que los socialistas ven España de forma diferente a como la percibe el Partido Popular, que la ve con exceso de dramatismo, mientras ellos la ven con mucho más realismo y confianza. Señala que la experiencia de los cuatro años de legislatura demuestran la eficacia de su política y cree que cuenta con el mejor programa para el país, cuentas públicas saneadas, esfuerzo inversor, mejor funcionamiento de los mercados y política social reforzada en contra de la propuesta del PP que pone en peligro las políticas sociales con políticas de ajuste de cinturón que perjudican a los que menos tienen y rebajas fiscales que benefician a los que más poseen. Señaló que la situación actual no era un riesgo sino una gran oportunidad y que con ideas claras y con un liderazgo fuerte España saldrá reforzada.

Lo tenía tan claro que en el periódico EL ECONOMISTA, unos días antes, el 11 de febrero, en QUIOSCO INTERNACIONAL había un apartado referido al LA TRIBUNE ( FRANCIA) que recogía las siguientes precisiones: “ Los que hablan de recesión en mi país no saben nada de economía. Aunque el crecimiento no sobrepase el 3%, España podrá mantener su tasa de paro en torno al 8%”.

A continuación del debate, se desencadenó una auténtica locura entre los medios para publicar las cifras de las encuestas a los oyentes, como si fueran los resultados electorales.

ANTENA 3, que fue la anfitriona, hizo una encuesta de 590 entrevistas telefónicas a través de TNS DEMOSCOPIA, que dio como vencedor a Solbes con un 47’4 % de votos por un 37’1% de Pizarro.

Especialmente exultantes estuvieron los medios progubernamentales, como el grupo PRISA y la SEXTA, que no podían reprimir la euforia.

Ambos daban porcentajes más amplios de diferencia que los otros medios. Como ejemplo de satisfacción, adornada con toques de “coña” SEXTA NOTICIAS resumía el debate con el siguiente texto: “Solbes se merienda a Pizarro.: Con más argumentos, con mejores exposiciones, de una manera didáctica, como un profesor dando una lección al listillo de la clase y con un solo ojo. Así noqueó el ministro de Economía, Pedro Solbes a Manuel Pizarro en el primer cara  a cara de la campaña electoral”.

Pero, en los periódicos de información económica de más venta, las cosas no estaban tan claras, en EXPANSIÓN un 60% votaba a Pizarro y en EL ECONOMISTA el 53’55% a Pizarro por el 36’55% de Solbes, en una encuesta publicada el 25/2/2.008.

Sin embargo, todo estaba por ver ¿cómo podían conocer quién tenía razón o mentía si el futuro no había alumbrado todavía?

Cuando comenzó a despuntar el futuro en el horizonte se inició el crepúsculo para Solbes. Todo iba a ser distinto de lo que  preveía:

25 de abril: “España crecerá un 2,3% en 2008 y 2009. Este año crearemos 200.000 empleos y en 2009 una cifra igual o próxima”.

8 de mayo: “España está atravesando un ajuste más rápido de lo esperado pero acabará antes de lo previsto”.

22 de mayo: “El ajuste se está desarrollando de una forma más abrupta de lo deseable. El superávit permitirá superar el bache cíclico”.

30 de mayo: “Es enormemente exagerado hablar de crisis”.

2 de junio: “No es una situación de crisis, lo cual no quiere decir que no hay primero una desaceleración significativa”

4 de junio: “La economía empezará a recuperarse en 2009 y la fase de desaceleración será relativamente corta “.

12 de junio: “Hay una desaceleración fuerte. He hablado de desaceleración siempre, incluso ayer. De lo único que hablé fue de que había que prepararnos para la crisis, pero en ningún momento hablé de crisis”.

23 de julio: “ el ajuste, más rápido de lo esperado, ha obligado a modificar el cuadro macroeconómico, la economía crecerá un 1,6% en 2008 y un 1% en 2009”.

9 de septiembre: “España está atravesando un duro ajuste. Se ha producido una crisis por factores externos, agudizada por factores internos. Saldremos bien, porque hay argumentos para salir bien. La crisis tocará fondo en 2009 y volverá el fuerte crecimiento sostenible en 2010”.

11 de septiembre: “ Si la recesión sirve para limpiar la economía y remonta, no tiene mayor importancia”.

23 de septiembre: “No sé si es la peor crisis en 60 años, pero desde luego, desde que tengo uso de razón, y tengo 66, sí es la peor crisis desde que tengo conocimiento”.

24 de septiembre: “En el Parlamento: nosotros nunca hemos negado la crisis”.

5 de octubre: “Todo el mundo, incluido el Fondo Monetario Internacional o la OCDE, piensa que la caída importante de actividad que se produce en España debería tocar fondo en el primer semestre del año que viene y debería permitirnos empezar a remontar a partir del segundo semestre. 2010 todavía será un año de crecimientos por debajo del 3%, pero nuestra idea es intentar volver entre el 2010 y el 2011 a un crecimiento del 3%, que es el potencial de esta economía”.

En noviembre, las encuestas del CIS recogían que la valoración de Solbes caía a mínimos, desde el mes de mayo que comenzaron los ciudadanos a suspenderle.

Todo ello era resultado de datos enormemente negativos: un millón de parados más en el 2.008, los 2 últimos trimestres en recesión (-0,2 y -1,1), una paralización del consumo y de la inversión históricas , un imparable desequilibrio de las finanzas públicas y un pesimismo ante la situación económica que alcanzaba su máximo nivel. Sólo faltaba la pérdida de la calificación crediticia del país, por “la debilidad estructural de la economía”.

La gran crisis financiera mundial comenzó en septiembre de 2008 (el 15 quiebra Lehman Brothers) momento en el que, en infinitos textos (hasta  legales), consta que nuestra crisis tuvo su origen.

Este articulo procede de textos contenidos en el libro “UNA CRISIS PREVISIBLE: ESPAÑA, 2.006/10 (2.010)

 

 

 

19 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días:

    No estoy seguro de que observar lo que está sucediendo como una Crisis Financiera sea correcto a efectos de establecer su naturaleza. Creo que no lo es.

    Tampoco pienso que sea crucial la secuencias de eventos visibles en la prensa a escala continental o de país para establecer precedencias o relaciones causales entre los titulares que se fueron produciendo. Me explico.

    Si en vez de considerar dichos efectos como los propios del reventón de una burbuja de valor de Activos inmobiliarios debida a demanda alimentada con crédito incentivado –que lo fue– lo estudiamos como una de las fases de un esfuerzo Híper Keynesiano por impulsar la actividad económica desde los Gobiernos –que lo fue– la cuestión resulta ser de Naturaleza muy Diferente.

    Toda la dirección, el Interés y los titulares mediáticos se han centrado en la Primera Opción a Expensas de la Segunda. Lógicamente los Diagnósticos son muy diferentes en ambos casos.

    En el primer caso "Todo está Bien" desde la perspectiva Social, Política y Económica. En el segundo "Todo está mal" desde las mismas perspectivas y estamos ante un clásico colapso de Era Histórica.

    Para intentar resolverlo, en el primer caso nos limitamos a revertir las reglas que habían llevado al Sistema Financiero desde Reservas Fraccionarias de menos de 1 a 10 a niveles de 1 a 70 para la Banca (privada y Pública de Occidente) y hasta de 1 a 400 para, por ejemplo el BCE o de 1 a 100 de la Fed. Es el recurso a las varias Basilea's etc.

    En el segundo caso, debemos replantearnos cosas que van desde las dinámicas propias de un Sistema de Poder sin límites en lo Económico y Fiscal a toda la Retórica de la Globalización y de las Capacidades Industriales de las Naciones.

    Dado que el sistema no resistiría la Segunda Opción se opta por presentarlo como si se estuviésemos en el primer caso.

    No era una decisión menor y está claro que se ha optado por lo más fácil, aparentemente, en la certeza de que no se resolvería más que ganar un poco de tiempo en la escala histórica.

    Pero la situación es la que es.
    Ante ella nos puede ayudar reconocer los diferentes niveles de percepción de la Realidad, los diferentes Ritmos y ver cómo, si bien las prisas pueden ser necesarias en algunos momentos, por debajo de lo aparente se está produciendo un movimiento de placas tectónicas mucho más lento que recibe menos atención pero que es mucho más importante.

    Lo que nadie debe pensar es que la segunda hipótesis no se esté trabajando porque no salga en titulares. Se está actuando sobre ella y hay muchas señales. Pero no se resaltan ni se relacionan entre sí. Lo que debe preocuparnos es precisamente eso: el silencio aparente.

    Saludos y gracias

    PD

    Las escalas de fechas visibles para la ciudadanía son los titulares.
    Realmente esta crisis comienza a escribirse al final de Breton Woods en 1971. Lo que vemos son episodios de lo que arrancó entonces con el inicio de la Financiarización.

    Creo que la mejor explicación disponible en Occidente está en el tratado "Dinero, crédito bancario y ciclos económicos" del español Huerta de Soto.
    En el prólogo de la tercera edición de la que se han impreso decenas de millares en China y Rusia cuando sus académicos comienzan a ver en qué consiste, de verdad, el "sistema financiero occidental".

    Por ejemplo. Más que Lehman que al final fue la víctima elegida, resulta que Bear Stearns, tenía a finales de 2007 un capital neto de 11.100 millones de $ y unos “activos” de 395.000 millones. Un factor de apalancamiento de 35 a 1.

    Tras la primera señal de alarma con un fondo de 3000 millones en Julio del 2007 comienza una cadena de fallidos que llega a los 220,000 millones y que terminaría en Marzo de 2008 cuando J.P. Morgan compra el banco por 2 dólares la acción.

    ¿Cuándo se supo lo que habría de pasar?

    Muchísimos años antes y se ve en cosas como la trayectoria Legislativa de Clinton y de la Reserva Federal. En la letra pequeña que nunca hace titulares.

  2. Dan Evans
    Dan Evans Dice:

    Estoy de acuerdo. Sin duda una mejor educación financiera es necesaria en este país. Nos hubiera ido a todos mucho mejor sin duda. Tanto en nuestra vida privada como en la pública. Si estuviéramos mejor educados financieramente nuestros políticos no podrían hacer la demagogia que hacen ni tomar decisiones tan a la ligera. Siempre me ha parecido vergonzoso el desprecio que se hace a los ciudadanos cuando los políticos hacen propuestas que saben incumplibles. Un saludo

  3. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Como complemento, os reproduzco la previsión que iniciaba el artículo sobre “¿Cuando saldremos de la crisis? ” que fue el primero de la serie. Este artículo redactado después del debate Pizarro-Solbes fue publicado durante el año 2008 , entre otros , en EL ECONOMISTA y en NOTARIOS Y REGISTRADORES ( en NYR con mucho éxito, a pesar de ser una web jurídica la última vez que lo vi. se acercaba a las 9.000 visitas)
    “Al día siguiente del debate en televisión entre Solbes y Pizarro, un conocido me preguntó mi opinión sobre el mismo y sobre cual había estado mejor.
    Le previne que, como hablaban de economía, era mejor aplazar la calificación sobre el valor de sus diagnósticos y sus previsiones ya que sería el futuro el que se encargaría de poner a cada uno en su sitio.
    Y se lo expliqué con el siguiente ejemplo. Hacía poco tiempo que un personaje popular, en una revisión medica, le diagnosticaron que tenía un tumor cancerígeno y maligno que debía extirparse inmediatamente, con el objeto que no se desarrollara peligrosamente.
    Imaginemos que va a un segundo médico y éste le dice que el anterior era un catastrofista. Que su físico estaba como una roca y que sus bases de salud eran sólidas. Lo que tenía era un problema puntual derivado del frío invierno y que al llegar la primavera se corregiría con el buen tiempo y que no hiciera caso a esas predicciones tan pesimistas.
    Esta es la versión que le gustaría oír tanto a el como a su familia y a su círculo más próximo.
    Pero, si el primero tuviera razón, se iniciaría un proceso de deterioro de salud del enfermo que acabaría inevitablemente con su vida y paralelamente, con la imagen de profesionalidad y responsabilidad del segundo.
    Al nerviosismo de la familia, seguiría la indignación y, con ella, una reacción tardía que acabaría concretándose, si se canaliza jurídicamente, en una de tantas denuncias que publican los medios por diagnóstico erróneo con resultado fatal.
    Corresponsables de este error trágico son los que colaboraron con sus consejos o su pasividad a que tomara aquella decisión tan equivocada.”
    El origen de nuestra crisis propia estuvo en la mala calidad de la gestión pública, denunciada por nuestros principales economistas, de todos los colores políticos ( Sala i Martín, Joaquim Muns, Velarde, Tamames…) . El profesor Muns lo definió con las siguientes palabras “Hemos tenido la mala suerte histórica de que la peor crisis en muchas décadas haya coincidido con la peor clase política en muchos años”.
    Corresponsales de esta gestión fueron los que desde los sectores informativos y culturales colaboraron, por interés o por ignorancia, en el error trágico. Lo que no tiene sentido ni es ético, es que algunos se hayan convertido en abanderados de los problemas de los afectados como si ellos no hubieran tenido nada que ver con la catástrofe. La única explicación es el déficit de cultura financiera del país.
    El cuento del origen exterior e imprevisible de la crisis hizo que en la reacción social estuviera oculta la responsabilidad interior política y las causas de la misma. Entre las notas sobre la crisis tengo esta: “es importante que los estados atiendan a los afectados por los desastres sociales, pero creo que para los ciudadanos es mejor que la competencia y la diligencia de sus dirigentes los eviten”
    Un saludo
    Daniel Iborra Fort

  4. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Lo atinado del artículo no obsta a que haya razones de fondo mucho más poderosas. Me descubro ante la cita valiente que hace Manu Oquendo de un autor "maldito" como es Jesús Huerta de Soto, profesor extraordinario sistemáticamente ninguneado por el establishment político-económico hispánico.

  5. O,farrill
    O,farrill Dice:

    Nuestras crisis, estimado Daniel, tienen que ver más con modelos fallidos que con información social. No confundamos la información técnico-jurídico-económica de los ciudadanos a la hora de realizar sus actividades con el marco global en que se diseñan las mismas. Los eminentes economistas que mencionas pueden decir una cosa y la contraria con el mismo desparpajo (también ocurre en otras profesiones, depende de quien pague) y, sus opiniones, por muy fundamentadas que parezcan, no pasan de ahí: meras opiniones. Estoy más de acuerdo con la del menos conocido Manu Oquendo cuando sitúa el problema en sus términos políticos, cronológicos y sociales con mayor anterioridad al clásico bienio 2007/2008 en el que, al parecer, nos sorprendió y dejó con cara de bobos a los escasamente ilustrados ciudadanos. Se nos olvidan con facilidad los diferentes momentos en que asomaba las orejas una situación falsa y artificiosa de la economía mundial con modelos importados de EE.UU principalmente. Recuerdo en los años 80 cuando el mundo de los "yuppies" y sus grandes operaciones financieras producía cifras falsas de muchos ceros por productos cuasi "imaginarios". Aquel mundo en que la mayor riqueza en recursos humanos de todas las corporaciones, era dilapidada para (como ahora) sustituir la experiencia y los principios por la ignorancia y la soberbia. Me tocó lidiar con los que "asaltaban los cielos" del capitalismo financiero desde la inexperiencia o la ingenuidad (prefiero no pensar en la maldad del cortoplazo) para enriquecerse ellos los primeros. Es lo que ahora va a ocurrir (o está ocurriendo) con las llamadas "revoluciones tecnológicas" que tendremos que lamentar una vez más en la futilidad de muchas de ellas y en sus consecuencias dramáticas de empobrecimiento social. Por mi parte animo a recuperar los viejos oficios, los saberes clásicos, los conocimientos y principios sin los cuales, esos "aparatitos" llenos de banales aplicaciones muchas veces, nos convierten en seres obedientes, sin criterio propio, dependientes y esclavos. Eso sí, soy un antiguo. Un saludo.

  6. Themroc
    Themroc Dice:

    Coincido con el autor, cuando sugiere que uno de los problemas nucleares de la situación presente, radica en la falta de un relato didáctico, omnicomprensivo y unificado sobre sus causas últimas, que sirviese para su traslación a la sociedad, con el fin de que se entendiera bien la necesidad de ajustes y reformas, no como males mayores, sino como la forma natural de acometer los retos del mundo global.

    Sin embargo, ese relato es complejo y difícil debido a diversos obstáculos de orden político-electoral (no existe confianza en que la sociedad lo entienda y termine precipitada hacia el extremismo), de orden ideológico (cerrazón en admitir la realidad para no tener que renunciar a prejuicios), de orden gremial (la aceptación de determinadas políticas rompe barreras que contienen sectores ineficientes) de orden socio-cultural (las reformas generan rechazo pues implican cambios en atavismos sociales, rompen la tendencia cultural, fatalista, caracterizada por la búsqueda de un culpable externo – los alemanes, las multinacionales, los bancos, la corrupción política…- que abstraiga de la realidad), etc.

    Esa disfunción entre la nueva realidad global y la imposibilidad de adecuarse a ella, tanto por la oposición social como por la incompetencia política, es la que genera las controversias presentes, tanto en España como en el sur de Europa, Francia incluida, a diferencia de los países del centro y norte que, afectados de problemas semejantes desde finales de los ochenta, sí aceptaron el reto de adecuar sus economías a las nuevas circunstancias mundiales.

    Quizá el único reproche al post estaría, como dice algún comentario, en el relato de las fechas, pues no debiera comenzar en 2006, sino en su inicio, allá por los setenta cuando se firmaron los acuerdos de la OMC, momento en que se pusieron de manifiesto, de manera silente, los problemas de productividad y de sostenimiento presupuestario de todos aquellos países que habían adecuado su actividad económica a parámetros de cuasi-monopolio productivo tras la destrucción de capital después de la IIGM, que distaban de ser eternos. Las diferentes crisis posteriores, desde la del petróleo hasta la del 2007, pasando por la intermedias, pusieron de manifiesto, más si cabe, ese problema de productividad, por rigidez del mercado de trabajo, y fiscal, de déficit estructural, aunque la pervivencia de monedas nacionales y el mantenimiento, en retirada, de barreras comerciales, servían (con gran coste de futuro) para cubrir los gap de ineficiencia y, así, mantener los atavismos que reflejan todavía hoy las legislaciones nacionales. La pérdida de las monedas nacionales, con la asunción del euro, y la implosión de las fronteras por el desarrollo tecnológico y la globalización financiera, que abrieron las puertas a productividades cautivas en otros países, elementos que han originado una enorme riqueza, mayor igualdad global reflejada en la clase media emergente, aumento exponencial de la expectativa de vida, caída de la pobreza, sin embargo destruyeron las posibilidades de ajuste a través de la devaluación en economías no adaptadas, imponiendo re-equilibrios fiscales reales y obligando a reformas estructurales que, al no acometerse de frente por su coste político, se salvan a través del endeudamiento sin fin. Eso es lo que ocurre en España a partir de 2007, una vez acabado el espejismo tributario de la burbuja inmobiliaria.

    Esta es la tesitura actual, ya no tan favorable, donde políticos que no dicen la verdad, pero la conocen, realizan promesas imposibles, a una ciudadanía auto-engañada, en un entorno global de deflación por exceso de capacidad instalada tras la etapa de tipos bajos, robotización acelerada, contracción de la demanda por envejecimiento (japonización) y apuntalamiento de sectores no consumistas mediante políticas tributarias que generan aún más contracción. Panorama que sugiere a futuro una mayor insuficiencia fiscal en estas economías no adaptadas, que agravará los problemas de sostenimiento presupuestario, hoy salvados gracias exclusivamente al BCE.

    Por ello creo el autor da en el clavo cuando aboga por una mejor información financiera, económica a fin de cuentas, como fórmula explicativa y didáctica, no sólo para la comprensión de la realidad, sino para algo más importante, acertar con las medidas que se deben acometer para no perderse en reformas secundarias y cosméticas.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Cito de su buen criterio:
      “…, ese relato es complejo y difícil debido a diversos obstáculos de orden político-electoral (no existe confianza en que la sociedad lo entienda y termine precipitada hacia el extremismo),…”
      OVER THE RAINBOW
      Sobre el Arco Iris, que cobija el mundo de los sentidos, se encuentran quienes dan luz a las multitudes. Lucifer, el epígono de Prometeo, portador de luz; luz que ha sido robada a los dioses.
      Sus dioses iluminan nuestra realidad; Ishtar, la Babilónica diosa del amor y la guerra; la luz de la lujuria que ilumina a los que viven UNDER THE RAINBOW.
      Lujuria y guerra; que adquiere el significado de amor y paz.
      Bajo las luces de las estrellas mediáticas, la verdad desaparece. Solo un poquito, a veces. Absolutamente, si es preciso.
      Porque la información es poder. Y el control de la información, ¿qué es?
      Es el control del relato que se encuentra bajo el relato visible.
      EL IMPERIO. El mismo Imperio romano, que trasmutó la belleza del arte del aGrecia Clasíca en Ingeniería dominadora del mundo. Es el mismo Imperio Carolingio, promotor de la Unidad Global del mundo conocido. Es la Iglesia a la que Napoleón pretendió sustituir al coronarse a si mismo.
      Y los Imperios precisan ser cantados por juglares y poetas.
      Ahora el relato visible, mediático, nos precipita hacia el caos. Ya han caído Gobiernos, Parlamentos y Partidos.
      Lo siguiente es la Justicia. Su caída nos arrastrará a todos. Sin que sepamos a dónde (o nos conducirá a lugar en que nos encontramos con las pesadillas del sueño –falso, inducido- de la razón; allí donde no queremos mirar, a la realidad que no podemos aceptar).
      ¿Enroque o apertura?
      Saludos
      Chus

  7. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Qué duda cabe de que la respuesta a la pregunta de D. Daniel Iborra ha de ser afirmativa. El saber, decían nuestros mayores, no ocupa lugar. La Información verídica y el saber son casi nuestras únicas armas.

    Por eso mismo se inculca menos saber deliberadamente desde el sistema deseducativo y, –a través de medios oligopolizados como nunca en la historia–, se ofrecen opiniones inauditas que benefician en primer lugar a los accionistas del medio y a sus mejores clientes.

    Toca revisión a fondo de la solidez de nuestros cimientos.

    Esta mañana alguien decía en Yahoo!, que reproducía una noticia de El País, lo siguiente:…………………… "Algo pasa: Los principales accionistas de este grupo mediático (Prisa: Prensa, editoriales, TV, radio, etc) son fondos de capital riesgo y bancos de inversión de EEUU más un gran banco español. A su vez Yahoo! es 100% de EEUU. ¿Qué les ha hecho Rajoy? Esto es muy raro".

    El debate público, en temas muy importantes, se superpone a desplazamientos tectónicos de fondo que nunca salen a la luz.———————

    El jueves pasado por la noche asistí a la presentación de un libro de historia de España.

    Un libro Optimista sobre España es en si mismo un acontecimiento, y mucho más viniendo de un autor nacido en Inglaterra: Robert Goodwin.

    El libro fue escrito para lectores de Norte América e Inglaterra y llega a España un año más tarde. "España, centro del mundo, 1519-1682" Esfera de los Libros.

    El autor habla bien español con fuerte acento sevillano. La presentación fue en la tienda de Marcial Pons en Valle Suchil.

    Creo que vale la pena y no solo por el Optimismo que tanta falta nos hace y que es tan importante en todas las cosas de esta vida y de la otra.

    Por otra parte ya se ha terminado el espectáculo del imposible emparejamiento político que produjeron las últimas elecciones.

    Digo "espectáculo" en la peor acepción de la palabra.

    Espectáculo ha sido la exhibición de incapacidad personal hasta para pensar con un mínimo de altura que predomina en la mayor parte de nuestros "líderes" políticos.

    Es este un problema de primerísima magnitud porque entre ellos ya abunda la gente que carece hasta de ese rasgo de Prudencia elemental de cualquier persona, desde la más sencilla a la más versada, y que consiste en………. Ser Conscientes de lo que Ignoramos.

    Lógicamente estas personas, imprudentes e infantiles en su egoísmo, caen en graves errores estratégicos, tácticos y de elemental Urbanidad.

    No es un problema específicamente español pero al tener tantos políticos y tanta Taifa se nos nota más.

    Pensar que esta gente pueda tratar en una mínima Profundidad y Altura de miras cualquier Reforma Constitucional nos pondría a su "bajura" por usar un término marinero.

    Nadie debe sorprenderse de que solo planteen reformas que a sus partidos convienen mientras nos toman el pelo o ignoran el resto.

    En estas condiciones prefiero mil veces Volver a Votar a que "se apañen" ellos en otro contubernio a cuenta nuestra. Las veces que haga falta.

    Con el fin de establecer una comparación y tener la oportunidad de escuchar a gente de otro nivel intelectual y de conocimiento traigo de nuevo dos enlaces que en su día trajo De Lege Ferenda y que recomiendo se guarden para verlos y escucharlos un par de veces reposadamente.

    No es cuestión de coincidir con ellos. Solo de escuchar.

    La recuperación de la calidad de los Liderazgos es, con seguridad, una muy principal tarea ciudadana. Casi al mismo nivel que ser capaces de Involucrarnos en lo que tanto nos afecta.

    De los videos recomiendo las dos Entrevistas de unos 30 y 38 minutos respectivamente. El primer autor acaba de dejarnos hace unos días. Descanse en paz.

    Pedro de Vega:
    http://www.inap.es/pedro-de-vega-garcia

    José Ramón Parada
    http://www.inap.es/jose-ramon-parada-vazquez

    Cuando esta generación salga de escena habremos descendido varios escalones en la calidad de aspirantes a Gobernar y Legislar.

    Justo cuando más necesitamos Talento, Servicio y Compromiso sin egoísmo.

    Buenas tardes a todos.

  8. Colapso2015
    Colapso2015 Dice:

    Sabrán ustedes, una característica de los humoristas es que repiten los chistes, si bien la segunda vez hace menos gracia.
    Una frase atribuída a Henry Ford nos da una pista de por donde van los tiros de “Una mejor información de los ciudadanos”:
    “Está claro que la gente no entiende el sistema monetario y bancario (financiero), porque si lo entendiese, creo que habría una revolución mañana por la mañana”. Henry Ford.
    ES EL PODER.

    La frase, no es errónea por la naturaleza del sistema bancario, sino por la naturaleza del dinero. El cual usualmente suele ser un hecho imperial (deuda), tal como mostraron los romanos y tantos otros (se puede ver el ameno documental de Niall Ferguson). Como hecho imperial (opinión propia), utilizado por el Estado, no es trivial salirse sin sufrir los cortes de los sables, pagados precisamente con los impuestos del sometido. Pues todo el aparataje encauza al "mainstream", lo que denomino -el relato-.
    Uno de los “globalizados” es Santiago Carbó, -trabaja por un sueldo- para un monopolio semi-público “reserva” “federal”. Un “conglomerado” dilapidaba más de 2000 millones de dólares en gasto corriente (la última vez que lo miré) y “vierte los beneficios al tesoro”.
    Ese engendro, —que paga muy bien a la academia— (ver Inside Job), donde los poseedores del “stock”, reciben un 6% -“by the face”-, sabiendo como sabemos, son bancos privados (se puede ver en el ameno Money Master). Y también como sabemos, los directivos votados por el senado/presidente, forman parte -del círculo de los bancos privados-. Bancos privados que ponen la otra parte del “Board of Governors”; de un ente jerárquico con sus mercenarios públicos (funcionarios).
    Es decir, llamar semi-pública a la FED es una cortesía, de hecho, por funcionamiento -es un ente privado-; e independiente. “en.wikipedia.org/wiki/Federal_Reserve_Transparency_Act” que gracias a Ron Paul (ginecólogo) es algo más “transparente”.
    Todo está, en la propia página web,…, “www.dallasfed.org/fed/understand.cfm”, “www.federalreserve.gov/faqs/about_12591.htm”,…, etc.
    Escuchen el propio Santiago Carbó, no hagan mucho caso, los hechos desmienten su observaciones, especialmente en lo relativo a “la política de los partidos” :

    .
    La naturaleza dominante básica del dinero, -una forma de poder (imperial)-; sustentado por -todo el relato circundante-. Corresponde, como es obvio, a las ciudades, las cuales siempre han tenido tendencia imperial (ejemplo Grecia clásica). Y si montan en caballo se llaman mongoles,…
    Por ello, –separar economía de política–, lo cual hacen Santiago Carbó y Huerta de Soto (oro, emisión de papel moneda 100% Peel*, 100% de los depósitos); corresponde a un proceso con poco olfato. Un símil, separar los ojos (política) de la boca (economía) cortando por la nariz (sentido común).
    Por poner alternativas, dinero soberano (imperial) + monedas privadas (confianza/valor) en competencia. Claro está, el sistema sólo puede funcionar en una democracia efectiva, —la de votar y recibir todas las consecuencias—. Simplemente democracia.
    ES EL PODER.

    –Cita–
    “La criatura del Banco Central obra obsesiva del muerto en duelo, pro-”monárquico” (impulsó la elección de un “monarca” por parte de los estados, con derecho de veto) y mercantilista Hamilton. Ese que consideraba los ejércitos una arma de intimidación para recaudar impuestos (Rebelión del whisky). Ese que consideraba la deuda pública “una bendición pública” porque ligaba el papel de los ricos al Estado.”
    “El "Fisrt National Bank" fue adquirido en su totalidad por un banco (Girard Bank) al no ser renovado por el congreso. Estos bancos, generalmente se han utilizado para bombear crédito para la guerra; como lo fue el “Bank of England”. De hecho, una vez expirada la licencia del “Second Bank”, y pasado el periodo de “Free Banking”. De nuevo en 1863, con la “National Banking Act” se vuelve a cebar el crédito bélico. Y posteriormente la creación de la FED en la navidad de 1913; para expandir de forma oculta esfuerzos tan cercanos como el de 7 meses después de su creación. La Primera Guerra Mundial”
    “El mundo de bienes tangibles hace tiempo que desapareció. Ahora estamos en el mundo de las obligaciones de pago (a través del Estado, como último recurso de forzar el pago, impuestos). Concretamente se difuminó en (es.wikipedia.org/wiki/Nixon_Shock) , y los contratos pasaron a estar denominados en promesas de pago de forma encadenada.“
    Yo también me repito. Colapso2015 y otros.
    –Fin de la Cita–

    *: Sí Robert Peel es el que derogó la "Black Act".

      • Colapso2015
        Colapso2015 Dice:

        Y la conclusión es: -los ilusos tienden a anularse mutuamente-*,….,
        Centrando el resultado en -los determinantes-.

        Se debe tener en cuenta, quien pregunta conoce el número. El ser humano está programado para tratar de “leer la cara”. ¿Número de gominolas? ¿O expectativa del número exacto de gominolas en el rostro del portador? Lo cual no sería relativo al número de gominolas, sino a la exactitud de la predicción del comportamiento de terceros,….

        *: Primer principio de la política. 🙂

  9. Teseo
    Teseo Dice:

    Pienso sinceramente que lo que hace nuestros legisladores y los legisladores secretos que hay en la UE fueran menos cínicos y psicópatas.

    ¿Mejor información a ciudadanos? El ciudadano medio no puede estar pensando todo el puto día en los millones de leyes y reglamentos que los profesionales del sector ven como lo más normal del mundo.

    Y no puede ser que se piense que el ciudadano es idiota porque haya cosas que no entiende o porque piense que no le están timando.

    Dicho esto, ¿quién le va a decir a los ciudadanos que somos un país en quiebra? Una especie de walking dead….

    ¿O de eso no hay que informar?

  10. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Una aclaración: este artículo está centrado en el inicio de nuestra crisis inmobiliaria, anterior a la gran crisis mundial del último cuatrimestre del 2008 y es una ampliación del cuento del origen exterior e imprevisible ( España, un país de cuentos) de nuestra peculiar catástrofe. Aprovechando, para el que le interese, os adjunto un texto sobre los medios y la crisis:
    .
    .”..Y es que, desde el exterior, nuestra economía se observaba con otra perspectiva. Así después del “ martes negro”, el 24 de abril de 2.007, ante la caída de la Bolsa y en especial de las constructoras encabezadas por ASTROC ( FADESA,, SACYR, URBIS, INMOCARAL…) , la prensa internacional: Le Figaro, Financial Times, Corriere Della Sera , The Wall Street Journal, The Daily Telegraph ……ya destacaba el final de nuestro proceso especulativo….
    …A finales de agosto de 2.007 las principales agencias internacionales ( Moody’s, Standard And Poor’s…) avisaban de los riesgos sobre nuestro futuro económico. En su informe de 23-8-2007, S&P señalaba ya que “España era uno de los países en que los efectos se sentirían más rápidamente.”…..
    …Y también explica que esta desinformación haya arraigado en buena parte de nuestra población y en amplios sectores de influencia social. .Este 13-1-2015 pasado, El Confidencial lo atestiguaba con el siguiente artículo de D. Forcada “Los españoles culpan a los Bancos y a los políticos europeos de la crisis económica “.
    Nada que ver con lo que vivimos. La crisis económica nuestra procede de la incompetencia histórica de nuestros dirigentes políticos y la financiera, básicamente, de la extensión de su control político sobre las Cajas.
    Esta ruina ha constituido un ejemplo reciente de como acaban las empresas cuando son gestionadas por gestores no profesionales y sólo la gran manipulación informativa justifica que haya partidos que promuevan la extensión de esta gestión a otros sectores económicos.
    Como expusimos en el artículo sobre la quiebra de las Cajas .
    “Si, por ejemplo cogemos una de las grandes empresas del IBEX y cambiamos su Consejo de Administración, “abriéndole a la sociedad” o “incrementando la democratización social de las compañías capitalistas” y lo llenamos de representantes sociales de gran repercusión mediática: consumidores, ONG, Cruz Roja, representantes sociales de religiones diversas y de estratos culturales políticos o sindicales, seguramente nos ahorraremos, de momento, los escandalosos sueldos a los consejeros que hemos venido conociendo (en las Cajas y para todos los partidos y grupos sociales, económicos y sindicales), pero dudo que no acabara en la ruina” Y es que una cosa es ser “buena o simpática gente” y otra un buen gestor.
    Y esto lo tenemos claro en nuestra vida privada en la que difícilmente confiamos una importante intervención quirúrgica, la construcción de nuestra casa o un complejo servicio profesional a gente cuyo principal mérito es “ que cae bien”.
    Ante semejante desinformación echamos de menos una autocrítica en nuestros medios que participaron en ella, como relataba García Montalvo “ en E.E.U.U. a los opinadores que en 2.005 hablaban de círculo virtuoso y de que el Dow Jones llegaría a los 36.000 puntos, los han eliminado .En España , esta gente que en el 2.006 decía que todo era perfecto, hoy explica como salir de la crisis”¡Cuantos dramas personales y familiares se hubieran evitado entre su clientela con una información honesta y con un mínimo de rigor!
    Si eran medios de información …¿Por qué no informaron a sus seguidores de los riesgos, para evitar que la crisis les afectara tan gravemente? ¿Cuantas portadas y textos dedicaron a la incompetencia de la gestión económica, a la ruina que iba a provocar el estallido del boom inmobiliario, a la sobre valoración de los inmuebles, al irresponsable crecimiento del gasto público y de las inversiones inútiles y a las decisiones económicas puramente electoralistas o a la falta de reformas que mejoraran la competitividad de la economía? ¿Y cuantos a los trajes, los viajes y gastos menores de los políticos (y no de todos), a personajes y temas triviales y a la denuncia selectiva de la corrupción (la de los otros)?
    Y ante la gran diferencia entre lo que publicaban y lo que informaban medios tan alejados geográficamente ¿Qué les impedía contar la verdad de lo que estaba pasando?”
    ( NYR Independencia política y solvencia financiera 29-1-15)
    Un saludo Daniel Iborra Fort .

  11. Teseo
    Teseo Dice:

    Una cosa es poner a gente sin preparación. Pero es una pregunta-trampa.

    La cuestión es:

    ¿Por qué la gente que está y que en teoría está preparada se comporta de la forma tan poco ética como lo está haciendo?

    Vayamos al caso de Banco de España. ¿Por qué no ha hecho bien su trabajo? ¿Acaso no tiene gente preparada? ¿Son como los alemanes que "sólo obedecían órdenes? Entre los unos que no están preparados y los otros que estando preparados no obran de forma responsable vamos apañados.

  12. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    LOS TÉCNICOS DEL BANCO DE ESPAÑA Y LOS ECONOMISTAS NOS AVISARON
    “En nuestro país, los técnicos del Banco de España, avisaron a sus superiores del proceso especulativo que se estaba generando con el riesgo no sólo para el sector de la construcción sino, también, para el financiero, la economía general y las familias españolas.
    Y en cuanto a nuestros economistas, me parecen injustas y equivocadas las manifestaciones de crítica generalizada, como una de Gonzalo Bernardos : “Los economistas hemos fallado porque hemos dicho lo que los políticos querían”. Lo cierto es que los que fallaron fueron los que hicieron caso a este tipo de economistas y una nube de tertulianos y periodistas insolventes, movidos por el interés político o económico y que dieron la espalda a los intereses generales.
    De esta época guardo artículos, de los muchos que se publicaron, que nos previnieron de lo que nos iba a pasar en base a parecido diagnóstico y elaborados por economistas con diferentes opiniones políticas.: J.Muns, J.Velarde, Sala i Martin, A.Laborda, R.Pampillon, Lorenzo B.Quirós, A. Pastor..”
    Daniel Iborra Fort.

  13. Matilde Cuena Casas
    Matilde Cuena Casas Dice:

    Muy interesante el post y el tema tratado. No seré yo quien me pronuncie en contra de la educación financiera. Creo que mejorar la educación de los ciudadanos en este y en otros temas es la clave para el desarrollo de un país.
    Ahora bien, tengo mis serias dudas de que la educación financiera hubiera evitado la crisis de 2008 que tuvo su origen como ya es reconocido por todos en una mala praxis estimulada por un régimen jurídico que favorecía que los prestamistas actuaran en riesgo moral. Todo auspiciado por el poder político, principal interesado en recaudar gracias a la burbuja inmobiliaria. Esos pelotazos especulativos que sin hacer nada, y solo teniendo un dinero para la entrada del piso, permitían obtener muchos ingresos y mandarlos a esos intocables paraísos fiscales admitidos por todos los gobiernos. La burbuja inmobiliaria se ha creado a conciencia y la política fiscal ha sido un estímulo poderoso gravando el ahorro y en su momento permitiendo la desgravación por compra de vivienda.
    Cierto que los consumidores deben medir sus fuerzas y endeudarse de manera responsable, pero la diligencia del prestamista es profesional y los analistas de riesgos no sólo no han dicho NO cuando debían, sino que han aconsejado un mayor endeudamiento. Con educación financiera, lo que se consigue es que el consumidor no se quiera meter en préstamos que no puede pagar, pero sin educación financiera es el prestamista el que le tiene que decir al consumidor que no se puede endeudar.
    Tras la experiencia vivida, al consumidor parece que hay que educarle para que no se deje engañar y eso es lamentable. Lo importante es que no le engañen. La educación financiera no puede ser un estímulo para lanzar al mercado productos complejos y descargar la responsabilidad en los inversores. Hay productos que ni un licenciado es capaz de entender. La clave es la supervisión de los órganos responsables, algo que aquí ha brillado por su ausencia.
    Hay que instaurar un régimen jurídico que suponga un estímulo negativo a la mala praxis, al engaño, al choriceo…, en definitiva. Y el banco que presta dinero de los depositantes a quien sabe que no lo puede devolver, que responda y el que vende un producto de inversión como si fuera de ahorro, que también responda. Tan sencillo como eso. Lo malo es que aquí de préstamo responsable, nadie quiere hablar.

  14. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    De “¿Nuestra insolvencia fue fortuita o culpable?, os recorto lo siguiente:
    “Los pueblos que gastan más de lo que producen necesitan financiación….
    ..Para equilibrar los gastos con los ingresos hay dos vías, ampliar la capacidad productiva que genere rentas para mantener el nivel de vida o esperar que los ajustes del gasto interior lo decidan los prestamistas en el momento de aprobar nuevos préstamos o renovar los anteriores….
    …Sin tener en la sangre estas bases los pueblos están condenados a repetir sus crisis y al riesgo de quedar seducidos por estafadores políticos que aprovechándose de la buena fe de la ciudadanía ofrecen soluciones “sin esfuerzo” y “sin acreditar su financiación “para los problemas sociales. Son como los vendedores de productos tóxicos o fraudulentos que llevaron a la ruina a amplias capas sociales que se dieron cuenta, demasiado tarde, que la inversión, como la política, sólo ofreció beneficios a quien les estafó… .
    ….La crisis ha evidenciado la indefensión del consumidor frente a la incompetencia de la gestión pública. Es de las pocas actividades que no se juzga la incapacidad del dirigente como responsable directa de la ruina social. La protección del consumidor ante la devastación producida por la ineptitud del gestor público es uno de los campos de mayor futuro, dado su escaso desarrollo en la actualidad. .
    ….La situación de insolvencia se desató por las facilidades del sistema financiero en un momento de exceso de liquidez internacional y bajos tipos de interés. …..
    ..Y el dinero no lo empleamos para potenciar y mejorar nuestra capacidad productiva (el sector industrial continuó abandonado) sino, fundamentalmente, se centró en el sector inmobiliario, hasta crear un burbuja explosiva y en mantener un desproporcionado gasto privado y público, sin que mereciera la atención de nuestros gestores públicos que, al no hacer un diagnóstico adecuado, las decisiones que tomaron fueron catastróficas.
    Parecían vivir como si la crisis no existiera. Como ejemplo, todos los sectores públicos continuaron ensanchando sus plantillas de empleados públicos, sus gastos e inversiones, sin freno y a pesar de la reducción de ingresos fiscales. Según un estudio de FUNCAS sobre el empleo público en España , las Administraciones Públicas crearon 244.000 nuevos puestos de trabajo desde el tercer trimestre de 2.007 hasta el mismo período de 2.010 , en el período central de la gran crisis: la Administración Central 59.000, la Autonómica 195.000 y la Municipal, 22.900.
    Una gestión solvente y al servicio exclusivo del interés general, hubiera potenciado la capacidad productiva, intentando compensar la previsible reducción del peso de la construcción con una política activa de robustecimiento de los sectores productores de bienes y servicios, con el objeto de que la facturación no se resintiera y continuara manteniendo el nivel de empleo y de protección social y hasta de los ingresos públicos.
    Porque, sin ello, tendríamos que afrontar una deuda descomunal con uno de los motores principales del crecimiento y del empleo, la construcción, en liquidación, como ocurrió.
    Este deterioro se incrementó por la reducción de liquidez y la incertidumbre que generó la crisis internacional.
    Es decir, los factores externos aceleraron y profundizaron un proceso de ajuste que se hubiera producido de todas las maneras.
    Por lo tanto, fueron responsables de la actual situación de insolvencia los que no tomaron ni impulsaron iniciativas para mejorar la competitividad del sector productivo, equilibrar las finanzas públicas, controlar el sobreendeudamiento del sector público y privado, la sobredimensión del sector de la administración y especialmente del autonómico , la sobreproducción de viviendas .. que fueron las causas del actual estado de deterioro político, social y económico. ……..” Un saludo.
    DANIEL IBORRA FORT

  15. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    CONVERSANDO SOBRE LA GRAN CRISIS EN MI DESPACHO:
    Sobre este artículo, con el complemento de 2 gráficos que lo acompañaban y que tengo incluidos en el libro, he tenido últimamente 3 conversaciones curiosas.
    Un gráfico es sobre “las viviendas iniciadas en el pasado año” en el que se ve una caída, desde un máximo de 770.000 viviendas a mitad del 2.006 a 159.288 a mitad del 2.009 y otro sobre las ventas, que desde un máximo de 955.186 a mitad del 2.006 caen en picado hasta la cifra de 414.811, a mitad del 2.009.
    La primera conversación la tuve con un constructor que me comentó que había cesado su actividad en el 2.009 en una situación de insolvencia y ruina económica.
    Otra la tuve con un antiguo empleado de una Caja catalana desaparecida que me reconoció que hasta mitad del 2.008 no les avisaron de la crisis.
    Finalmente, de un conocido del mundo del sector del cava que me dijo que había vendido una propiedad en la parte más alta del ciclo. Cuando le pregunté en que se había basado me contestó que, al ver que la Caixa había vendido Colonial e inmuebles propios y que lo mismo estaba haciendo Botín en el Santander, se acordó de lo que le había aconsejado su padre: “si no eres muy inteligente, haz caso a la gente muy inteligente”.
    Todos eran personas de valía profesional y seguramente se abastecían de los mismos canales de información, “los clásicos en Cataluña” y a todos les chocó esta interpretación de la crisis, que no coincidía con lo que les habían contado.
    Si ellos ignoraban los datos fundamentales de la actividad económica donde desempeñaban sus profesiones ¡cómo podían estar informados los ciudadanos que no tenían esta proximidad ¡
    La crisis evidenció el fracaso de buena parte de los medios ( por ignorancia o por interés) para proporcionar un nivel de información que les permitiera a la población defenderse ante un futuro tan dramático para buena parte de ellos, de ahí que concluyéramos el prólogo del libro con la siguiente recomendación” para tener gestores públicos más eficientes, hay que ser más exigentes con ellos y nosotros tener una mejor preparación; para ello, deberíamos escoger informadores más honestos , más competentes y más independientes , que los hay”.
    Un saludo
    Daniel Iborra Fort

Los comentarios están desactivados.