Corrupción ¿el mundo al revés? Reproducción de la tribuna en EM de nuestra coeditora Elisa de la Nuez

Recientemente, en un artículo aparecido en el New York Times sobre la falta deprotección de los denunciantes de la corrupción (ejemplificado en la historia deAna Garrido Ramos, denunciante de la trama Gürtel y ex empleada pública en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte) el autor comentaba, casi de pasada, queEspaña tenía uno de los Gobiernos más corruptos de Europa. Es la explicación que ofrecía a sus lectores de que conductas que en otros países son fomentadas y defendidas en nuestro país podían suponer el ostracismo profesional y hasta social y acabar con la carrera profesional del denunciante además de acarrear, en no pocas ocasiones, unos costes personales muy altos. Efectivamente, la situación de los denunciantes de las tramas corruptas en España da mucho que pensar sobre el verdadero funcionamiento de nuestro sistema político y sobre la naturaleza de sus incentivos.

En otro documental realizado mediante crowfunding y estrenado prácticamente en la clandestinidad -con apoyo de la sociedad civil-, Corrupción, el organismo nocivo, sobre la extensión de las tramas corruptas en Cataluña -particularmente a nivel local- se cuenta por uno de los entrevistados cómo denunció a sus superiores la corrupción existente en unos cursos de formación. ¿La reacción? El cese fulminante. Otras veces, sencillamente no hay respuesta, por muchas denuncias que se dirijan a quienes supuestamente tienen la responsabilidad de velar por la defensa de la legalidad. En los casos peores, se convierte la vida personal y profesional del denunciante en un auténtico infierno, dado que quienes protegen la corrupción -que suelen tener mucho poder- se dedican sistemáticamente en desprestigiar al que la denuncia, delante de sus compañeros o ante la sociedad en general. Se les convierte en parias, en apestados. Así se manda una señal clara a los que pudieran tener tentaciones parecidas y de paso se consigue apartar el foco de lo que realmente importa: si existe o no la corrupción denunciada y si hay que asumir responsabilidades políticas o incluso judiciales.

El mecanismo siempre es el mismo. Y como explicaba una de las personas que aparecía en el documental, si el sistema expulsa y reniega de las personas honestas que intentan hacer bien su trabajo y que se cumpla la ley, cabe preguntarse por la naturaleza del sistema. La contestación es obvia: se trata de un sistema profundamente corrupto.

He comentado muchas veces que la corrupción es mucho mayor allí donde los controles preventivos son más débiles y donde el diseño institucional (monopolio discrecional en la toma de decisiones, falta de transparencia y rendición de cuentas) la favorece. En el reciente estudio sobre Diputaciones provinciales de la Fundación ¿Hay Derecho? hemos puesto de manifiesto subraya los problemas institucionales de estas entidades locales, problemas que favorecen la aparición de tramas clientelares, despilfarro y corrupción. Los datos demuestran que no hay casualidades, hay causalidades. Pero el problema es que esa falta de controles no se limita al ámbito local, sino que se ha ido extendiendo a todos los niveles de la Administración. Ha llegado por supuesto a las Comunidades Autónomas: la extensión de las tramas corruptas en Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia o Andalucía habla por sí sola. Pero también ha llegado a la propia Administración General del Estado, considerada hasta hace poco -y con razón- la joya de la Coronade lo que Fukuyama (en su extraordinario libro Political Order and Political decay) denominaría una “Administración weberiana”: una Administración que cuenta con una burocracia profesional, meritocrática y que sirve con fidelidad los intereses generales.

Lamentablemente ya no podemos estar seguros de que esto siga siendo así. El caso Aquamed (sociedad pública dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente) ilustra perfectamente cómo también la falta de controles y la politización ha llegado al entorno estatal, eso sí, mediante la aparición de este tipo de organismos que han proliferado como setas en los últimos años, sin demasiados motivos objetivos. O más bien con un único motivo: flexibilizar la gestión, es decir, eludir los controles administrativos tanto en el reclutamiento del personal como en los procesos de contratación. Controles que, por ejemplo, hubieran impedido o al menos dificultado inflar los contratos públicos a favor de una determinada empresa. Por otro lado, es difícil sostener que lo que se hacía en Aquamed era desconocido en el Ministerio del que dependía, dado que la sociedad estaba presidida por el propio secretario de Estado de Medio Ambiente y que en su Consejo de Administración contaba con altos cargos del mismo. No solo eso, era en el Ministerio donde se decidía qué proyectos se contrataban directamente por sus órganos administrativos y cuáles se gestionaban por Aquamed. No había ninguna diferencia técnica entre unos y otros, más allá de la voluntad política de gestionarlos de una u otra forma o dicho de otra manera, de controlarlos más o menos.

Como es sabido, el presidente de Aquamed tuvo como dimitir cuando ya era subsecretario del Ministerio de Presidencia a raíz del escándalo. Pero quizá lo más interesante es que los técnicos de Aquamed que denunciaron las irregularidades y gracias a los cuales se iniciaron las investigaciones judiciales no sólo no fueron atendidos por sus superiores sino que fueron despedidos con el beneplácito del Consejo de Administración de la entidad. A día de hoy, siguen despedidos, pese a que gracias a su actuación algunos directivos de Aquamed acabaron en la cárcel y se destaparon las irregularidades. La historia no acaba aquí: estos directivos -una vez excarcelados bajo fianza, aunque siguen siendo investigados- han vuelto a sus puestos de trabajo tranquilamente. Los que los denunciaron, por el contrario, no. Las cartas dirigidas solicitando el reingreso a la ministra de Agricultura no han sido atendidas. ¿El mundo al revés? Pues a lo mejor no tanto. Depende de cómo funcione el mundo.

Efectivamente, piensen por un momento en que lo sucedido en Aquamed ha sucedido en otras muchas empresas públicas. Es más, ha sucedido en la mayoría de las Administraciones Públicas donde se han emitido Instrucciones políticas para hacer favores a empresas amigas, de las que inevitablemente se han aprovechado unos cuantos intermediarios espabilados, como el director general de Aquamed. El propio ex presidente de Aquamed (que fue secretario de Estado con el ministroArias Cañete) ha declarado recientemente que las instrucciones las recibía del ministro, que, por supuesto, estaba al tanto de todo, si bien no firmaba nada personalmente. Es fácil entender que en ese contexto de clientelismo y corrupción generalizada al más alto nivel resulta muy peligroso denunciar, máxime en un país donde mantener un puesto de trabajo fijo en el sector público puede marcar la diferencia entre una vida profesional tranquila y la precariedad o el desempleo. Que se lo digan a los despedidos disciplinariamente de Aquamed. Por otro lado, los cargos públicos tienen bastante claro que desobedecer ordenes políticas no favorece en nada su carrera administrativa. Y en cuanto a los políticos son fieles escuderos del líder del turno.

En definitiva, no se protege al denunciante de la corrupción como se debiera por la sencilla razón de que se prefiere proteger al corrupto o al que tolera o consiente la corrupción. Entre otras cosas porque el corrupto puede tirar de la manta y poner de manifiesto que, después de todo, él no era sino una pequeña pieza en un engranaje perfectamente engrasado y montado -o tolerado, tanto da- desde arriba. La corrupción y el clientelismo ha sido y sigue siendo una forma de gobernar en este país. Fukuyama diría que esta situación es prácticamente inevitable en Estados débiles que han alcanzado la democracia antes de haber fortalecido sus instituciones, de haber constituido un Estado de derecho digno de tal nombre y de disponer de una burocracia meritocrática y profesional.

Las buenas noticias son que, guste o no guste al Gobierno en funciones (y desde luego es comprensible que no le guste, dada su responsabilidad política y la poca voluntad que ha puesto en combatirla) las encuestas del CIS insisten en que la segunda preocupación de los españoles sigue siendo la corrupción. No se trata por tanto de un fenómeno pasajero, que se vaya a olvidar durante la campaña electoral. Más bien todo hace pensar lo contrario. Tampoco es válida la teoría de las pocas manzanas podridas cuando es el cesto el que se deshace ante nuestros ojos. Ni siquiera el loable esfuerzo de jueces, fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es suficiente, máxime cuando la reciente y poco inocente reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (una especie de amnistía vergonzante diga lo que diga el ministro de Justicia en funciones) va a permitir en breve el archivo de muchas causas, entre ellas también las que afecten a casos de corrupción. Por tanto, la corrupción seguirá estando mucho tiempo en el centro del debate públicocomo debe ser si aspiramos a mejorar nuestra democracia y nuestras instituciones y a alcanzar a los Estados más prósperos del mundo. El día en que nuestros denunciantes de la corrupción duerman tranquilos y reciban el agradecimiento de nuestros ciudadanos podremos decir que lo hemos conseguido.

14 comentarios
  1. Colapso2015
    Colapso2015 Dice:

    Sólo puntualizar “los controles” son absurdos cuando la naturaleza del poder no varia.

    ¿Qué es España?
    España es un país. Si bien, y ¿qué sistema político tiene?

    ¿Es España una democracia?
    Por resumir, hoy día se establece se da democracia en aquellos lugares donde lo civil a mayoría maneja el Estado. Dado sociedad civil tiene distintos significados en Alemania (no burgués) que en España, tomo la acepción española, lo que no es Estado ni Iglesia.

    ¿Es España una Democracia Liberal?
    En primer lugar cabría resaltar, “Liberal” significa cosas distintas según dónde estemos. En EE.UU, en UK, en Alemania o España. No tomaré lo español sino lo de UK, “los notables”. Esto es, Liberal se asociaría a parlamentarismo. Dado la acepción española es en esencia una dimensión necesaria de la democracia, por otra parte, en la acepción UK, Democracia Liberal es contradictorio.
    En España no hay parlamento, no es pues una “Democracia” Liberal. Por otra parte la Constitución elaborada por esa gente “de asuntos turbios”, especificó que era anti-liberal, al imitar formulas de la república de Weimar: “Estado social democrático de derecho”. Un sinsentido total,…

    ¿Qué es pues España?
    Si no es un régimen parlamentario por no existir representación, y no es una democracia por no responder a los intereses de lo civil. ¿Qué es?
    España se establece como una oligarquía política de los partidos (y allegados), cuyo único vector de participación política es una corporación. El acceso -al control del Estado- requiere el paso previo del manejo corporativo dentro de un partido (trepar). Corporaciones de intereses afines se turnan en el poder (euros y balas).
    La participación política en España se establece pues como refrendo de una oligarquía de los partidos, y, dado existe un rey, se podría decir: monarquía de los partidos.

    Si, el régimen político se establece como oligarquía (antagónico democracia), la cual maneja el Estado. Sinceramente, ¿qué cabria esperar? ¿Virtud?

  2. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    El impersonal "se" protege; o no "se" protege, no dice nada.
    ¿Quien "lo" protege? ¿Quien no protege lo que debe proteger?
    Veamos, hablamos de contratos de grandes obras públicas?
    Uno de los Patrono de la Fundación Hay Derecho es la Fundación Rafael del Pino.
    Se trata de un contratista principal de obra pública.
    Que apoya la lucha contra la corrupción en las contrataciones públicas, de la que es principal beneficiario.
    ¿Es una broma? No.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Veamos lo que dice el catedrático Juan Torres de Ferrovial (Patrona de la Fundación que, a su vez, es patrona de la Fundación Hay Derecho):
      "Pero vamos por partes. Ferrovial es fundada en 1952 por el ingeniero de caminos Rafael del Pino Moreno, que pasa de dirigir una empresa de construcciones a crear la suya propia. Los comienzos son modestos; subcontratados por la estatal RENFE se dedican al tratamiento de traviesas para las vías de tren, y poco a poco se diversifican para construir carreteras y presas hidroeléctricas. Rafael se casó con Ana María Calvo-Sotelo. El destino hizo que el hermano de su mujer, Leopoldo Calvo-Sotelo, fuera nombrado presidente de RENFE en 1967, ministro de Obras Públicas en 1976, y presidente del gobierno entre 1981 y 1982. Uno no quiere ser mal pensado y carece de pruebas para hablar de un trato de favor, pero de repente he recordado algo del artículo que me inspiró para escribir esta serie (Clase de negocios):
      Los concursos públicos, cuando hay decenas de millones de euros en juego, son una pantomima. Muchas grandes empresas se presentan no para ganarlo, porque saben que no tienen ninguna posibilidad, sino para ver si hay suerte y consiguen alguna subcontratación."
      http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/117099-juan-torres-lopez-liberalismo-10-familias-controlan-economia-espanola-8.html
      Lobos cuidando de las ovejas; ¿esa es la "lucha contra la corrupción"?
      Son las fuerzas económicas de la Dictadura Franquista quienes lideran la lucha contra la corrupción, tras acumular riquezas sin par, procedentes de nuestros impuestos,van y se ponen a denunciar,a la "competencia"; por ejemplo, la beca de 1.800 euros al mes de Errejón, ¿no hay nada que nos haga pitar los oídos?
      La Censura que impera en medios y blogs no es neutra. Es estructural. Es esencia en el entramado de la corrupción; que es subterráneo y discreto.
      Sólo lo que no hace daño a la corrupción estructural es publicado. Es la Cleptocracia; la de ayer y hoy.
      Tenemos, por una parte, los Falangistas que Franco se cargó en los 60', liderada hoy por los falangistas históricos, controladores por la "izquierda", casos de Anguita y Verstrynge, entre otros; y por otra los Tecnócratas del Opus Dei, que dominan el "otro" bando de los políticos corruptos en que se divide nuestro "nuevo" pluripartidismo Bipolar.
      Tenemos esa misma división en los demás ámbitos del poder (Único, nada de divisiones); JpD surge de la APM para captar todo el arco del Poder Judicial; capturado por la corrupción histórica; en la que todo cambia para seguir igual que siempre.
      Atado y bien atado.
      Saludos

      • de Lege Ferenda
        de Lege Ferenda Dice:

        Doña Elisa, cuando escribe "el loable esfuerzo de jueces, fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", me pregunto ¿está de broma?
        ¿Se trata de un sarcasmo?
        Porque lo que falla, precisamente, son los controles; esto es, jueces, fiscales y cuerpos de seguridad.

  3. Cvm Privilegio
    Cvm Privilegio Dice:

    Dª Elisa, gracias por acordarse de quienes han arriesgado (y por ahora perdido) su carrera profesional por defender la justicia y el derecho.

    Y una pequeña reflexión que comparto con los compañeros comentadores: realmente, ¿es esa toda la solidaridad que merecen los que se oponen al saqueo milmillonario? ¿Un desdeñoso "pobres padillas y pardillos, no saben que esto funciona así necesariamente"? ¿Un off-topic sobre el origen de la fortuna de Rafael del Pino, basado en las insinuaciones de un sujeto de la pesantez intelectual de Juan Torres?

    Y no, esto no funciona así necesariamente. Y sí ahora funciona así no es culpa "del franquismo". Es, entre otras cosas, porque a partir de 1978 se ha estado desmontando sistemáticamente la administración del tardofranquismo.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Torres López no es santo de mi devoción. Su "autoridad" procede, exclusivamente, e su condición de cátedro de Economía. No es demasiado bagaje en estos tiempos tan dudosos.
      Sin embargo, cierto es que:
      – Ferrovial es contratista de Obra Pública de referencia en el tardofranquismo y en la "transición" (hacia dónde?).
      – Es en la Obra Pública dónde se produce la corrupción económica más ruinosa.
      – Es sobre esta corrupción de los beautiful del clan de la dehsilla, como los denomina el egocéntrico Novoa, con razón, en mi opinión
      https://ataquealpoder.wordpress.com/2012/12/15/el-clan-de-la-dehesilla/
      – Cuando los digamos "favorecidos" por la coorupción en la contratación administrativa son los que financian con su "amistad" institucional" la "lucha" contra la corrupción, algo no va bien.
      – "Los Albertos"; Botín; Alierta; Atutxa en sentido contrario a las agujas del reloj; … son todos ellos síntomas de una nfermedad grave que afecta a la Justicia: LA CORRUPCIÓN.
      De orígen "político", pero de Ejecución Judicial.
      CEPS es JpD. Y JpD sale de APM.
      El entramado de los "Golpes Blandos" se nutre del AGITPRO
      https://es.wikipedia.org/wiki/Agitprop
      Esta "estrategia" es delictiva, pues vulnera nuestro Derecho Fundamental a la Libertad de Información.
      Pero su impunidad está siendo el salvavidas -electoral- del populismo.
      Populismo de Anguita, como lo fue el de Fraga; Sistémico.
      Y el sistema, aunque no se vea, está presente en cada ladrillo social. Es el dueño de las hipotecas que gravan nuestras vidas.
      Saludos.

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Una de las premisas del regeneracionismo es que si el desorden se manifiesta dentro de un orden de superior calidad — orden moral en este caso– es posible poner remedio a la desviación relativa sin cuestionarnos la bondad del marco.

    Por contra, si el marco externo es moralmente desordenado, resulta cuestionable que sea viable resolver nada a la escala de los subsistemas salvo para complacer al poder que impone el marco exterior.

    Buena parte de mi vida he creído que nuestro marco moral, incluso siendo imperfecto, era lo suficientemente bueno como para defenderlo contra otras alternativas que se han demostrado consistentemente inmorales o, en la mejor de las hipótesis, amorales.

    Hoy estoy comenzando a cambiar de opinión y me temo que, en ocasiones, se me nota.

    No lo digo porque piense que las alternativas conocidas a nuestro sistema sean mejores. No lo creo en absoluto.

    Pero, en sus estertores, el sistema está mostrando una entraña moral, un nivel de indecencia estructural, que exige un replanteamiento al menos tan radical y distinto como en su día lo fue la Ilustración.

    Por mucho que incidamos en nuestras queridas familias del IBEX-35, ellas ("Coitadiñas", querido Chus) hacen lo que pueden en un contexto moral imposible.

    Cuando murió la generación que hizo la guerra se acabó un testimonio, una fibra moral, que hoy nos ha abandonado y no debemos engañarnos pensando que el problema está dentro.

    Cita:

    To put it in a terminology that hearkens back to………… the age of ancient empires, the three grand imperatives of imperial geostrategy are to prevent collusion and maintain security dependence among the vassals, to keep tributaries pliant and protected, and to keep the barbarians from coming together.

    o, en Román paladino, …….los tres imperativos de la estrategia imperial son.

    1. Impedir la Colusión entre vasallos.
    2. Mantener su Dependencia en términos de Seguridad.
    3. Proteger a los súbditos dóciles y evitar que los bárbaros se asocien.

    Fin de Cita.
    Pagina 22 de "The Grand Chessboard"

    Saludos cordiales.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Manu, pena, penita, pena, los del IBEX no me dan, la verdad.
      Ahora bien, estoy de acuerdo con que la corrupción, por su naturaleza ESTRUCTURAL, es un freno a la decencia de los Consejeros de las del IBEX.
      Seguramente en su inmensa mayoría, estarían agradecidos de no tener que lidiar con ella. Sus beneficios dependerían de su capacidad, no de sus vínculos político/judiciales.
      Quizás …
      Sin embargo, este ideal es obtusamente negado por la tradición.
      La tradición del negociete (pelotazo) político/judicial marca el camino. Si no estás, no existes.
      Luego, hay que estar.
      Y cuando estás, …, pues estás. O dejas de ser. Aquí no hay diferencia -anglosajona- entre Ser y Estar.
      Esta Sociedad Corporativa se gobierna sola.
      Los Humanos pasan; los Estatutos permanecen.
      Somos máquinas sirviendo a papeles.
      Papeles -estatutos- que se imponen a las personas.
      Hemos reconocido, hace mucho tiempo ya, a esos papeles -Estatutos- la titularidad de Derechos Fundamentales (personas fictas; terrible ficción); que como norma general, prevalecen sobre los Derechos Fundamentales de los Humanos, cada vez más deshumanizados.
      Y a mayores necesidades vitales (o supuestamente vitales; necesidades artificiales, como las causas más comunes de nuestras enfermedades), menor solidaridad interhumana. La pobreza en un mundo Neoliberal, es esclavitud; y lucha fratricida por los recursos escasos.
      Es la Sociedad Capitalista en su máximo esplendor. Las Personas como medios; la vida como negocio y el futuro, negro como el carbón.
      La solución no vendrá de quienes, aún a su pesar, están capturados en sus voluntades por la superior voluntad -fortaleza del querer- de los Papeles potencialmente eternos: LOS ESTATUTOS.
      LA Empresa en estado puro; sin vínculos carnales; sin sujeción a Dios ni al Hombre.
      EL MUNDO ES UNA CORPORACIÓN. Inhumana; a la que sirven humanos, mortales, que no pueden prevalecer frente a lo potencialmente eterno.
      Ya nada está en nuestras manos; carecemos de poder sobre nuestra creación; que se ha independizado de la Humanidad, para imponerse a ella.
      Es el ULTRALIBERALISMO, a que se refiere Todorov como el último estadio (en sentido no muy diferente al del fin de la historia de don Francis) de nuestra (triste) historia.
      Un abrazo
      Chus

  5. O'farrill
    O'farrill Dice:

    Transcripción de titular de hoy mismo en "Voz Populi": "Dos juzgados revientan una inspección de la CNMC al avisar a las firmas que iban a ser investigadas". Todavía está por aclarar la denuncia del mismo supervisor sobre el despilfarro en las contrataciones públicas cuantificado en unos 48.000 millones de euros. Aquí no se trata de "un" funcionario honesto quien denuncia, sino el propio órgano de control del Gobierno. ¿Alguien sabe si se están revisando ya todos los expedientes de esas contrataciones públicas? ¿Está la Fiscalía del Estado sobre este asunto o cualquier juzgado? Como muy bien se señala por los comentarios anteriores estamos ante un sistema corroído hasta la médula por "irregularidades" legales en las que, los supuestos órganos de control, o son regateados o ninguneados o, lo que es peor, participan en ello por acción u omisión. Lo más grave es que la propia sociedad ha instalado la corrupción en su ADN (aunque sólo sea para sobrevivir) y en todas partes se cuecen las mismas habas. Pero, tampoco nos engañemos sobre la situación en España. ¡Son los sistemas y los modelos globalizados! Cuando nos escandalizábamos hipócritamente de las "mordidas" en otros países, nos estábamos olvidando de la gran "viga" en nuestros propios ojos.
    Hace un par de días un equipo de fútbol (burbuja deportiva) ganaba una final y ya se hablaba de las "primas" que los "primos" (socios del club) iban a pagar a cada jugador. Creo recordar que unos 600.000 euros que vaya Vd. a saber dónde acabarán. Una obscenidad que la sociedad no sólo aplaude, sino que mantiene aguantando la lluvia…. Es la afición, dicen y yo me pregunto ¿No estamos ante otro sistema corrompido estructuralmente que la sociedad acepta? De acuerdo con que es un club "privado" ¿de verdad alguien se lo cree cuando maneja la política y a los políticos desde un palco presidencial? El día que la connivencia de "poderes fácticos" y se de a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, quizá habremos adelantado algo en la lucha contra la corrupción. Un saludo.

Los comentarios están desactivados.