convocatoria-premio-hay-derecho-seleccion

Una propuesta para mejorar la calidad de nuestros dirigentes políticos

  En anteriores artículos,  hemos venido reiterando ideas que consideramos básicas:

“ La competitividad del Estado dependerá de la relación entre el coste fiscal y la calidad del salario en especie    (servicios y prestaciones sociales) que proporciona a sus ciudadanos.

   Un estado  ineficiente es el que descuida la calidad de su sistema productivo en todas sus bases ( educación, costes energéticos, sistemas de contratación laboral, promoción empresarial….) que es el fundamento de la riqueza nacional, del empleo y del sistema de protección social, el que se apropia de los recursos que tiene en administración, desviándolos a intereses partidistas y hasta personales y el que descuida la calidad  y los costos en la gestión de los servicios y prestaciones sociales.

   Y para ello es esencial la competencia del gestor público, la calidad técnica de su equipo y la elaboración de un programa serio y solvente, dirigido al bien común y no a ganar las elecciones. Un Estado no puede ser eficiente si sus dirigentes no lo son.

    De ahí que el problema del político no es lo que cobra sino el daño que hace a la sociedad cuando es un incompetente. La incompetencia histórica de nuestros dirigentes es la responsable de nuestra gran crisis económica y financiera y uno de los mayores problemas de nuestra democracia es el progresivo deterioro del nivel de nuestros políticos “.

    En mi revisión que estoy haciendo de la prensa del período  2010/2 he encontrado este artículo “Las elecciones catalanas del día 28” , de Joaquim Muns en La Vanguardia ( 14.11.10) del que os entresaco lo siguiente :

    “Es el momento de dejar de lado la manoseada retórica partidista que ya prácticamente no significan nada -derechas, izquierdas, progresistas, etc.- y prestar especial atención a la categoría intelectual y a la experiencia de los candidatos.

   En nuestra sociedad se está produciendo un fenómeno lamentable y paradójico. Me refiero al continuo descenso del nivel de preparación de nuestros políticos en el preciso momento en que la gestión pública deviene más compleja y exigente.

    La evolución cultural, social y económica de los últimos años a todos los niveles es vertiginosa. La crisis económica global que el mundo padece desde hace tres años, fruto de los desajustes y tensiones que produce este proceso acelerado de cambio, tiene dos consecuencias que, como electores, deberíamos tener en cuenta. Por un lado, la relativización de los programas electorales. Cada vez es más difícil que éstos puedan seguir la aceleración de la realidad. En segundo lugar y como corolario de ello, la competencia y la experiencia de los dirigentes pasan a ser la mejor garantía para afrontar con esperanza razonable de éxito las consecuencias de los problemas y crisis que nos han sacudido y que, desgraciada pero inevitablemente, seguirán azotándonos durante mucho tiempo.

   El progreso de las naciones depende de muchos factores, pero creo que la experiencia de los últimos años está demostrando el creciente protagonismo de los líderes políticos bien preparados.

   El caso de China es paradigmático. Aunque se comenta poco, el gran despegue de este país coincide con la llegada al poder de una clase política joven y muy preparada, en contraste con la gerontocracia forjada exclusivamente en las luchas internas del Partido Comunista que gobernó el país hasta los años ochenta. En la actualidad, tanto el Presidente Hu Jintao como el primer ministro Wen Jiabao son ingenieros; el primero especializado en temas hidráulicos y el segundo en geología.

   Si nos desplazamos a la otra gran potencia emergente asiática, India, comprobamos con admiración que su primer ministro, Manmohan Singh, es graduado por las Universidades de Panjab, Cambridge y Oxford, con un doctorado en esta última. Si saltamos de continente a otro país que, como hemos podido comprobar recientemente, está haciendo las cosas muy bien, Chile, descubrimos que su presidente, Sebastián Piñera, es doctor por la Universidad de Harvard. No creo que se trate de casualidades; es más, cuesta encontrar un líder de un país serio y dinámico sin un título universitario.

  Pero si los ciudadanos elevamos el grado de exigencia respecto a la preparación, competencia y experiencia de los gobernantes que elegimos y no nos dejamos deslumbrar por la cada vez más hueca retórica electoralista, podemos convertir las elecciones del día 28 en un punto y aparte.”

   Creo que es un buen momento para iniciar una reflexión  sobre lo que tenemos que hacer para integrar  a la gente más válida a la política.

Ya que, si ante los graves problemas económicos y sociales  descargamos nuestra ira en los que hemos escogido y les insultamos indiscriminadamente sin valorarles su dedicación personal, que en muchos casos es desproporcionada, les retiramos la compensación económica que corresponde a su verdadera valía y ocupación y les exigimos tanta responsabilidad ¿Estamos seguros que estamos allanando el camino para que en el futuro se dediquen a la política los mejores? ¿No nos estaremos equivocando nuevamente?

17 comentarios
  1. GM
    GM Dice:

    Buenos días:

    Estoy de acuerdo con el diagnóstico del autor, a quien felicito por su artículo: la gestión política es cada vez más compleja y nuestros gobernantes (hablo de España) están cada vez peor preparados. Es lo que tienen los partidos políticos, que tienen un funcionamiento tal que impide que gente brillante y con iniciativas pueda ascender, siendo finalmente quien asciende el que mejor manipule, aunque sea con malas artes, a quienes manden en el partido (sea un congreso de 200 delegados o sean las “bases”).

    Con lo que no coincido tanto es con la forma de afrontar el diagnóstico. Hay dirigentes de partidos políticos relevantes con título de posgrado en universidades de prestigio como Harvard (presuntamente pagados según hemeroteca con el dinero de todos y con billetes en clase business incluidos, dicho sea de paso), que toman decisiones de acuerdo con el interés de la red clientelar de turno. El “amado líder” de Corea del Norte también estudió en las mas prestigiosas y caras escuelas del mundo, y quienes hemos estado en Corea del Norte sabemos que, a pesar de muchas cosas, podemos estar orgullosos de ser españoles.

    El problema no sólo está en la falta de preparación, que también. El problema está en lo que he dicho en otros comentarios: los gobernantes y quienes puedan influir en sus decisiones tienen que tener los incentivos suficientes como para que las decisiones se tomen de acuerdo con el interés general. Mientras no haya un sistema con controles, contrapesos e incentivos suficientes, nunca avanzaremos en la dirección correcta y encaminada a tener un sistema del que sentirnos orgullosos.

    Buen fin de semana.

    • G.P.
      G.P. Dice:

      No es un problema de incentivos. Es un problema de selección. La carrera política no es una carrera donde triunfan los más cultos o los más inteligentes. Es una carrera donde triunfan los más sociópatas. La cultura o la inteligencia ayudan a conseguir objetivos, pero el denominador común y base de la selección es esa enfermedad mental.
      Nuestro sistema político de representación selecciona invariablemente a esta clase de gente. Si no cambiamos el sistema estaremos siempre jugando al ratón y al gato (controles, etc) con esta gente, pero esta gente no desaparecerá del sistema. Es el sistema el problema. Es el sistema lo que hay que cambiar.

      • GM
        GM Dice:

        Sí es un problema de incentivos. Tengamos el sistema que tengamos, si quienes toman las decisiones no están incentivados a tomarlas pensando en el interés general (aunque no sea lo mejor para el interés particular), las tomarán a favor de su propio interés, aunque ello vaya en contra del interés general. Mientras no asumamos que el ser humano es así por naturaleza no iremos a ninguna parte.

        Saludos cordiales.

  2. O,farrill
    O,farrill Dice:

    Es loable el intento del autor y del blog en general por “mejorar la calidad” de nuestra clase política. El primer error consiste en separar dicha “clase” o “casta” política del resto de la sociedad. Hoy, en “Vozpópuli” un acertado artículo de Javier Benegas y Juan M. Blanco sobre “La crisis del mundo occidental” ponen la flecha en la diana: ¡no son los “políticos”, es la sociedad en su conjunto! El listón se ha ido rebajando paulatinamente y hoy día la “inconsistencia” de las sociedades occidentales, en principio y de las demás que siguen su camino, infantilizadas “ex profeso” por modelos y patrones de vida donde la banalidad o lo más trivial, predomina sobre la reflexión intelectual y a la responsabilidad que, como ciudadanos, todos tenemos. El hedonismo cómodo de todos ha llevado a la captura del poder de los más avispados, ajustando la “democracia” a su conveniencia.
    No somos quienes para culparlos. Ellos se han limitado a ocupar los huecos que nuestra comodidad ha dejado vacíos. Si ellos se han querido mojar y arriesgar políticamente, es porque los demás no somos capaces de hacerlo. Es hora de lamentar la leche derramada y, a ser posible, reaccionar en consecuencia.
    Hace unos días un destacado político de la llamada “transición” lo denunciaba públicamente: el “colapso” se acerca y sólo queda preparar alternativas al mismo. Es hora de trabajar y asumir las responsabilidades que nos corresponden. Un saludo.

  3. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Interesante artículo, con el que estoy básicamente de acuerdo. Pero en España, por desgracia, las cosas van por otros derroteros (contrarios a los intereses de los ciudadanos). Así, hoy el diario El Mundo abre portada con la siguiente noticia: “La pugna Santamaría-Cospedal complica a Rajoy formar Gobierno”. De estas cuestiones parece ser que es de lo que está preocupada nuestra “clase política” Así no llegamos muy lejos.

    Asimismo, como creo que en España la clase política, actualmente, es de ínfima calidad, y no se la debe dejar sola, comparto ideas como la expuesta por Antoni Gutiérrez-Rubí (Queremos legislar. El País, 24 de abril de 2013): “¿Por qué no vamos a utilizar todo el talento disponible en nuestra sociedad para legislar, por ejemplo, favoreciendo la apertura de datos, su accesibilidad, facilidad de uso y reutilización, con el objetivo de crear ecosistemas públicos para resolver problemas complejos? Evitaríamos fiascos (y manipulaciones), como el sucedido en un estudio clave para justificar la austeridad económica en la Unión Europea que contiene graves errores de Excel y que, si hubiera estado abierto, habría sido advertido y corregido por otros actores sociales, impidiendo –probablemente– que la política tomara decisiones equivocadas con datos insuficientes o inexactos.
    ¡Queremos legislar!, decimos. No solo porque queremos, podemos y debemos, sino porque sabemos. El conocimiento disponible en la sociedad abierta y en red es superior al de sus representantes y expertos. No estamos hablando de masas inertes y amorfas, sino de multitudes activas e inteligentes en la sociedad red, capaces de articular –o al menos iluminar– soluciones públicas para problemas complejos si se dispone de entornos abiertos gracias a la tecnología. Lo público debe ser el punto de encuentro, no solo una capa superpuesta de representación, de todos los actores que desean una sociedad sostenible y justa, la única capaz de generar riqueza, gracias a una progresiva y eficiente capacidad de repartirla”.

  4. O,farrill
    O,farrill Dice:

    Además, estimado Daniel ¿te das cuenta de que tú mismo los consideras como “tus dirigentes”? Es decir, adoptas una actitud de sumisión jerárquica ante los que señalas como mediocres. ¿No es un contrasentido? Ese es el verdadero problema: pensar que son superiores, los que les dota de una “autoridad” falsa (la verdadera nace del conocimiento y la preparación). Un saludo.

  5. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    La crisis nuestra tiene varias fuentes
    No haber preparado a la población ni a su sistema económico para el reto histórico de la unificación europea.
    Ni se hicieron las reformas fundamentales para mejorar la educación ciudadana ni la capacidad productiva, ni se adaptó el Estado en todas sus vertientes a la nueva situación política supranacional ni los ingentes recursos procedentes de los fondos comunitarios y de los mercados financieros , en un momento de exceso de liquidez y reducidos tipos de interés, se dirigieron a la consolidación de una estructura empresarial moderna sino fueron, en su mayor parte , despilfarrados en consumo público y privado desmesurado, gasto público ineficiente y en inversiones de discutible utilidad social ( y cuando no directamente objeto de extracción particular o partidista, como luego se comprobó).
    Se creó una estructura autonómica sin orden ni control ni justificación racional, que desarrolló un sistema ineficiente contrario a los principios comunitarios e inviable económicamente, por su desproporcionada dimensión y fuente de todo tipo de despilfarros y corrupciones y también se permitió que se generara un boom inmobiliario que, en sus momentos más expansivos (2.005) llegó a producir tantas viviendas como Francia, Alemania y el Reino Unido juntas.
    Y todo ello terminó cuando, en el 2.006 (no a finales del 2.008) dejó de manar el crédito exterior.
    Todo lo anterior fue desarrollado durante años con la ausencia de unos medios y una masa social crítica que defendiera los intereses de la población ( como podéis comprobar en los comentarios de la vecina serie sobre Cataluña, “algunos quieren más madera”).Coincido con vosotros en que, si los ciudadanos no nos preocupamos” de lo nuestro”, no merecemos quejarnos de los resultados negativos de la gestión pública. DIF

    • O,farrill
      O,farrill Dice:

      Estoy de acuerdo Daniel en que no hay sólo crisis económica, sino otras más graves como la social y la institucional, pero todo el mundo quiere mantener el foco sobre la primera y, además, con fechas muy recientes, cuando la situación se viene produciendo desde la década de los 80. Sí, esa en que la basura se vendía por jóvenes “yuppies” a lo largo y ancho de la geografía, mientras se desechaba el conocimiento, la experiencia y la madurez con prejubilaciones anticipadas. Conocí de cerca las “escabechinas” que se hacían en base a las tecnologías del talento natural y a costa (no lo olvidemos) de la superioridad mental de cualquier ser humano sobre las máquinas. ¿Hemos escarmentado? No, por supuesto, siguen los CEOS considerándose los”reyes del mambo” aliándose además con los gobiernos para el control del personal. Por edad, espero salvarme del “microchip” alojado en el cuerpo humano (ahora se lleva en el móvil de última generación) que dará información permanente sobre lo que hago en el ejercicio de mi libertad. Orwell tenía razón. Un saludo.

  6. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    ¿La calidad actual de nuestros políticos es suficiente para que podamos confiar en ellos en asuntos tan importantes como el que trata hoy José María Fernández Seijo en su post “El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) y los consumidores”?

  7. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Si, por ejemplo, en una cena de amigos y a la vista que estamos a punto de comprar un nuevo coche nos pregunta uno de ellos cual hemos escogido y contestamos que finalmente nos hemos decidido por una marca y para justificar esta elección, que todo el mundo considera equivocada por la calidad mayor de otros vehículos con el mismo precio, les decimos que hemos tomado esta decisión por el carisma del presidente de la compañía.
    O si, para construir una casa, nos decidimos por el constructor más simpático o que nos cae mejor, dejamos a su albedrío el coste de la obra, no nos preocupamos de los materiales ni de su realización y dejamos en sus manos el plazo de ejecución, no sólo nos arriesgamos a pagar una cantidad desproporcionada, recibir una construcción con todo tipo de deficiencias y en un plazo desmesurado sino a convertirnos, seguramente y como en el primer caso, en el hazmerreír del pueblo.
    Creo que la base de nuestros problemas con la política está en que no hacemos servir en ella los principios y las prevenciones que utilizamos para proteger nuestros intereses en la vida privada.
    Es como si nuestro cerebro se encogiera y nos impidiera reconocer lo que nos interesa .
    Os pongo otro supuesto que lo tenemos muy a la vista . Si después de una insolvencia grave, la auditoria externa pone en evidencia que el apoderado se ha quedado con el dinero que gestionaba , ha colocado a familiares y amigos sin ninguna capacitación en lugar de técnicos competentes, que en lugar de inversiones productivas ha dedicado los recursos a pistas de tenis , piscinas, viajes y eventos sociales y ante la próxima junta de socios va a proponer que para solucionar esta gran crisis le deben dar más autonomía ( sin controles ) y le hagan administrador único, en el mundo privado me atrevería a anticipar lo que votarían, en la política no, es una caja de sorpresas. DIF

  8. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    OTRA REGENERACIÓN:LA MEJORA DE LA CALIDAD DE NUESTRA INFORMACIÓN.El 2 -11-15 falleció Joaquim Muns ( 1935-2015), Catedrático de O.E.I. en la UB, Premio de Economía Rey Juan Carlos I, Creu de Sant Jordi. Fue director ejecutivo del FMI , formó parte del primer Consejo de asesores económicos del Vaticano, la Comisión Europea le concedió el título de Catedrático Jean Monnet de integración europea, formó parte del Consejo de Gobierno del Banco de España, fue director ejecutivo del Banco Mundial y hasta participó como independiente en las listas de CIU a las elecciones europeas, a propuesta de Jordi Pujol, en 1987.
    Como era tan brillante en economía como en derecho, separaba lo fundamental de lo accesorio, la ficción de la realidad y el interés del pueblo y el de sus clases dirigentes, que no siempre coinciden, abría ventanas que nos permitían descubrir lo que ocultaban las grandes operaciones de propaganda y con todos los reconocimientos del sector público e informativo ( Premio de periodismo Conde de Godó 2.011) catalán , supo estar a sus 78 años y en un momento que lo necesitaba , al servicio de su pueblo .Próximo el 1º aniversario os adjunto una muestra de sus opiniones:
    Sobre la independencia “Respecto a la UE, y tal como han indicado todos sus representantes que han aludido a este tema en los últimos días, la separación política de Catalunya de España la dejaría automáticamente fuera de la UE, ya que es el Estado español y no sus territorios constitutivos el signatario de los tratados con la UE.
    La continuidad de Catalunya en la UE si se separase del Estado español es imposible según el derecho comunitario y el derecho internacional. Pero no hay que olvidar que sólo habiendo conseguido la independencia de acuerdo con las normas del derecho internacional y en el marco de un pacto amistoso con el Estado español sería posible obtener la necesaria unanimidad de todos los países miembros, incluido España, para lograr el ingreso de la Catalunya independiente en la UE.

  9. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    la independencia traería consigo que dejara de pertenecer a organismos como la ONU,OCDE, FMI,OMC, Unesco y a otros muchos centenares de organismos y tratados internacionales, a los cuales ahora Catalunya está vinculada como parte integrante del Estado español.
    no habría inserción posible de una Catalunya independiente en el concierto de las naciones si el proceso de separación del Estado español no se ajustase a las leyes españolas y al derecho internacional.
    La declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán sería una garantía del total aislamiento internacional de Catalunya.
    La crisis: Nos endeudábamos para vivir mejor, no para ampliar nuestra capacidad productiva de la que deberían fluir los recursos para hacer frente a la deuda y esto acaba siendo autodestructivo
    el viejo y fracasado guión de deuda, consumo e importaciones ha de pasar a la historia para ser sustituido por el de ahorro, inversión y exportaciones…. Hay que evitar vigorosamente que el consumo desaforado sea otra vez el motor de nuestra economía y con ello ha de haber un cambio de mentalidad económica del país , por el que la libertad económica, la creatividad y la eficacia jurídica sean los pilares sobre los que se pueda asentar la actuación de los agentes económicos sin ello el barco de la economía española siempre estará amarrado en el mismo dique de la ineficiencia, de la falta de competitividad y en definitiva, del despilfarro endémico del potencial económico del país
    La razón última de esta crisis se halla en el desplazamiento del poder económico desde los países desarrollados a los emergentes y a nuestra incapacidad para reaccionar adecuadamente ante este cambio..los recortes no es otra cosa que el reconocimiento del grave error de no haber sabido crear un marco adecuado para competir con la nueva fábrica y de haber hinchado con el endeudamiento una demanda que a todos complacía y que nos liberaba del yugo de una dura adaptación que no quisimos contemplar

  10. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    La competencia de los dirigentes es determinante para la eficiencia de la gestión y da explicación a la diferencia de resultados en las crisis de países y entidades. Vicente Cuñat y Luis Garicano, profesores de LONDON SCHOOL O.E, son autores de un estudio que relaciona el perfil de los Presidentes de las Cajas con la concentración de riesgos del sector inmobiliario de las 45 Cajas existentes en junio de 2.009 con las siguientes conclusiones: 1) Las Cajas de Ahorro cuyos Presidentes ocuparon con anterioridad cargos políticos, 2) Las Cajas cuyos Presidentes carecían de una formación de postgrado y 3) Las Cajas cuyos Presidentes carecían de experiencia bancaria, mostraron cada uno de los grupos unos resultados significativamente peores .
    Una de las conclusiones de este análisis , que ha sido reproducido en medios y secciones especializadas en Economía, es que las Cajas cuyos Presidentes tienen estudios de postgrado( que eran un tercio de las 45 existentes entonces) contaban con 5,6 puntos menos de su cartera de préstamos ligada al sector inmobiliario que las Entidades presididas por personas sin esa titulación académica ,contaban con 6 puntos porcentuales más en préstamos a personas físicas y sufrían un punto menos de morosidad que las demás .También presentan menores niveles de rebajas de las calificaciones de las agencias internacionales.
    Por el contrario, si la Caja está presidida por una persona que anteriormente había ocupado cargos políticos, el efecto negativo es de 1 punto adicional de morosidad. El tener experiencia y conexiones políticas puede suponer un plus para la Entidad de Ahorro, pero también genera unos resultados negativos en cuanto a morosidad.
    Las Cajas dirigidas por Presidentes que ocuparon cargos políticos, carecían de experiencia en el sector financiero y no tenían estudios de postgrado, elevaron en 3 puntos porcentuales su tasa de morosidad respecto a las Entidades presididas con esa formación, experiencia y falta de trayectoria política

  11. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    La diferencia entre tener o no estudios de postgrado puede cuantificarse, según este estudio, en 0,96 puntos más o menos de morosidad. Haber ocupado un cargo público electo o político, añade 0,82 puntos a la morosidad de la Caja. El mayor impacto es la falta de experiencia en el sector financiero, que supone para la Caja una rémora de 1,24 puntos más de créditos impagados.
    La conclusión final del estudio es que si las 45 Cajas de Ahorro que existían en junio de 2.009 hubieran estado presididas por el “Presidente ideal”, considerando como tal a la persona con experiencia en el sector financiero, estudios de postgrado y sin cargos políticos previos, la morosidad de estas Entidades hubiera sido 12.000 millones de euros menos que la real.
    La experiencia previa, el nivel de formación y la ausencia de elementos políticos en la trayectoria del Presidente es uno de los factores, que explica que mientras la proporción de préstamos en el sector inmobiliario era en algunas Cajas del 10% de su cartera crediticia, en otras llegaba al 50% y si en una Entidades la morosidad apenas superaba el 1% , en otras estaba en el 7%.
    En mi revisión de la prensa 2010/12 he encontrado un artículo publicado el 9-10-11 en La Vanguardia. Florentino Felgueroso se hacía eco del premio que la Fundación Banco Herrero 2011 había otorgado a Marta Reynal Esta, en uno de sus últimos artículos (coautores Tim Besley y J García Montalvo) “ con un esfuerzo enorme en la recopilación de datos consiguen obtener el perfil y biografía de casi mil líderes de unos 200 países , desde el último cuarto del siglo XIX”, demostraron que la educación y preparación de los gobernantes es clave en el crecimiento económico de un país. Algo que está claro en el mundo privado desde hace tiempo y que los aficionados al fútbol conocemos. No es igual el Cholo que el inepto que dirigió al Valencia en la Liga pasada. Seguro que le costará encontrar trabajo aunque presuma que no tuvo casos de corrupción( salvo mejora) DIF

Los comentarios están desactivados.