El suplicatorio de Homs

Como sabrán todos nuestros lectores, el Congreso de los Diputados ha concedido por 248 votos a favor y 91 en contra el suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo para procesar al diputado Homs por los delitos de prevaricación y desobediencia por su participación en la consulta del 9 de noviembre de 2014. Mientras esto ocurría dentro del hemiciclo, a pocos metros de distancia, el Presidente Puigdemont, el ex President Mas, el Vicepresident Junqueras, el diputado y cantautor Lluís Llach y los representantes de Podemos y de otros grupos que votaron en contra, realizaban una serie de manifestaciones, al menos según recoge la prensa (aquí y aquí), entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Se trata de una actuación política de judicialización (Homs)
  • Con ella se hace más difícil el diálogo (Puigdemont)
  • No es digno hacer Presidente a Rajoy y mandar a Homs a juicio (Mas)
  • La ley no es sinónimo de justicia (Llach)
  • No puede ser delito tener ideas en la España del siglo XXI (Mas)
  • Con esta decisión la democracia está en peligro (Puigdemont)
  • La causa tiene un contenido político y se debería denegar el suplicatorio (Todos)

Estas alegaciones contienen un conjunto de argumentos que resulta imprescindible analizar por separado. En realidad, las más relevantes jurídicamente son la primera y la última, por lo que vamos a comenzar con ellas, teniendo en cuenta, además, que el juicio que nos merezcan las restantes depende totalmente de la conclusión a la que lleguemos respecto de las primeras.

Sencillamente, lo que se está afirmando con la primera y la última es que el suplicatorio no debería haberse concedido, porque precisamente está para salir al paso de estos casos en los que se persigue una judicialización de la política o, mejor dicho, una utilización torticera de la justicia con fines políticos. Para saber si esto es realmente así en este concreto supuesto debemos analizar el fundamento legal y jurisprudencial de la cuestión.

El art. 71.2 de la CE dice lo siguiente:

“Durante el período de su mandato los Diputados y Senadores gozarán asimismo de inmunidad y sólo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva.”

Esa autorización es lo que se denomina “suplicatorio”, y su origen histórico se encuentra en la Revolución Francesa, concretamente en el temor de la Asamblea Nacional de que los tribunales pretendiesen minar su actuación por la vía de actuar contra los diputados de manera aislada. Por eso se exige autorización para detener y juzgar, porque en el primer caso se priva al diputado de libertad de manera inmediata, y en el segundo se amenaza con hacerlo. Pero, en cualquier caso, el fundamento está claro: se trata de evitar que a través de actuaciones judiciales malintencionadas se perturbe el correcto funcionamiento de las Cámaras o su composición (por ejemplo, cuando se plantea una acción penal para conseguir que determinados diputados se ausenten de la Cámara y así el candidato a Presidente del Gobierno pueda ser investido con éxito al no poder contabilizarse esos votos negativos).

Esta institución de la inmunidad y consiguiente suplicatorio ya no existe en la mayoría de los países europeos, o solo de manera muy recortada, porque parte de una clara sospecha frente a los Tribunales de Justicia que hoy día se considera superada. Al margen de que, conforme a su fundamento, la doctrina francesa considera que solo debería regir durante el periodo de sesiones y no durante todo el periodo de elección, pues solo durante el primer caso se podría llegar a afectar el normal funcionamiento de la Cámara.

Sin embargo, España ha conservado la extensa regulación decimonónica tradicional, lo que ha obligado a nuestro Tribunal Constitucional a precisar los límites del privilegio. Este Tribunal ha analizado la institución en varias sentencias (STC 243/1988, 90/1985 y 206/1992), y en ellas ha sentado la siguiente doctrina:

.- Se trata de evitar que, por manipulaciones políticas, se impida al parlamentario asistir a las reuniones de las cámaras y, a consecuencia de ello, se altere debidamente su composición y funcionamiento.

.- No se trata de un privilegio personal, sino de la Cámara, y ha de ser interpretado restrictivamente.

.- Se busca evitar que la vía penal pretenda utilizarse para alterar el funcionamiento de las cámaras o alterar su composición.

.- Por eso, lo que las cámaras realizan en el suplicatorio solo puede ser una valoración política de si concurren o no estos requisitos, sin entrar en el análisis de si el investigado incurre o no en el delito alegado.

.- En consecuencia, la negativa debe motivarse de manera coherente en función de la prerrogativa parlamentaria, so pena de que pueda ser anulada por el propio TC.

Estas dos últimas notas son decisivas y merecen un comentario aparte. El Congreso no puede actuar como le dé la gana, porque de otra manera pervertiría la finalidad de la institución. Realiza una valoración política de las circunstancias concurrentes, sin duda, pero en absoluto libérrima, pues debe ajustarse a la finalidad de la norma. No hace falta haber leído a Enterría para apreciar la diferencia.

La cuestión clave, por tanto, es si la actuación judicial contra Homs tiene la intencionalidad política concreta frente a la que pretende salir al paso la institución de la inmunidad. Y la respuesta es, en mi opinión, claramente negativa. El supuesto delito de Homs es “político”, sin duda alguna. La intencionalidad de los promotores de la acción podría incluso ser política, pero desde luego no es política en el sentido de interponerse para impedir el correcto funcionamiento de las cámaras.

Por eso no conviene confundir el carácter político del asunto con la intencionalidad política que exige el art. 71. El diputado Girauta de Cs cometió un error al utilizar la analogía del delito sexual (“El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, señaló que si un diputado comete un delito sexual la inmunidad no se puede convertir en impunidad” –aquí). Una analogía más correcta hubiera sido con otro delito de clara intencionalidad política, incluso de violencia política (y por favor, que no tenga que repetir que una analogía nunca compara polos, sino relaciones, así que el que no lo entienda que repase a Perelman). El que el delito sea “político” no implica que el Parlamento a la hora de conceder el suplicatorio tenga que valorarlo con ojos distintos a cualquier otro. Solo tiene que apreciar si concurre en el denunciante o en el tribunal esa concreta intencionalidad política que exige el TC de perturbar el funcionamiento de la Cámara, ya se trate de un delito “político” o “común”, lo que al efecto es intrascendente. Tampoco, insisto, procede entrar a valorar si el delito es grave o no, aunque con ello no quiero indicar que el de Homs no lo sea, porque ciertos delitos “pacíficos” pueden ser paradójicamente más amenazadores para la paz social que otros mucho más violentos.

En cualquier caso, lo que queda claro es que, si el Congreso no hubiese concedido el suplicatorio, hubiera tenido muy difícil justificarlo, y el TC previsiblemente hubiera anulado su decisión por lesionar la tutela judicial efectiva en conexión con la función de impartir justicia.

Una vez llegado a este punto, el resto de las alegaciones caen por su propia base.

La mencionada diferencia entre lo discrecional y lo arbitrario nos indica que el Congreso nunca jamás podría haber denegado el suplicatorio con el argumento de que concederlo hubiera perturbado una negociación en curso.

Por tanto, esta decisión obligada, totalmente digna por ajustada a la Constitución, no tiene por qué hacer más difícil el diálogo, absolutamente imprescindible, entre la Generalitat y el Estado.

La democracia no está en peligro por ello, sino que más bien se hubiera puesto en peligro si el Congreso se hubiera saltado la Constitución por perseguir fines de oportunidad. Tampoco está en peligro en otros países avanzados en los que ni siquiera existe ese trámite y se procesa al diputado directamente.

En cuanto a si el delito imputado deriva simplemente de tener ideas, lo decidirá el Tribunal Supremo gracias a esta decisión, que es el órgano constitucionalmente designado para ello y el único que puede hacerlo con garantías, a diferencia de un Parlamento.

Y, por último,  por lo que se refiere a que la ley no es sinónimo de justicia, estoy completamente de acuerdo. En realidad, el argumento de Llach es el único sólido. A diferencia del resto, reconoce que todo es legal, pero no es justo, en su opinión. Me parece muy legítimo. Pero en una sociedad democrática, que legisla conforme a una norma aprobada por todos llamada Constitución, cada uno tenemos nuestra opinión de lo que es o no justo y podemos expresarla libremente, pero solo tenemos una ley común que nos permite vivir en libertad sin devorarnos mutuamente.

25 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Ayer, por una denuncia de blanqueo de 1000 euros, murió una mujer de 68 años tras pasar el calvario de una declaración penal a la que acudió de frente. Mil euros. No hay más sobre ella. Acusación popular de sus adversarios políticos.

    Su homólogo en la CAV se pasó seis años de banquillo por tres trajes y un par de zapatos. Fue a juicio y creo que salió absuelto.

    Ahora viene esta gente a seguir tomando el pelo a toda España y reclaman que no se les juzgue.

    Me temo que no es de recibo presentar a auténticos presuntos delincuentes con graves indicios en no pocos de los delitos de los Títulos XXI, XXII y XXIII, del C. Penal vigente. Delitos que han confirmado ellos mismos sacando pecho. Incursos muy probablemente también en el delito de Sedición Arts. 544, 545 y 546, en grado de tentativa, amén del unos cuantos más……………. como si lo que estuviera sobre la mesa fuera una cuestión política sin incidencia penal alguna.
    No lo es.
    Ya está bien. Es decir, si estos personajes no van ni a juicio ¿Quién va, en justicia, a ser juzgado en España? ¿Qué estado de derecho tenemos?
    Eisenhower envió la Guardia Nacional por la milésima parte de lo que aquí sucede. Porque una niña quería ir a un colegio.

    Buenas noches.

    • Lole
      Lole Dice:

      “Ayer, por una denuncia de blanqueo de 1000 euros, murió una mujer de 68 años…”
      Valiente simplificación.
      ¿Y no influyó su edad, peso y hábitos? ¿Y en ese calvario no influyó tampoco que muchos de sus antiguos subordinados en el ayuntamiento y muchos de sus antiguos colegas de partido estén imputados o en chirona? Pues por esto último hemos de suponer que la difunta se pasó años y años en Babia o mirando para otro lado y por tanto inclumpliendo sus obligaciones como representante pública.
      Dicho lo cual, que en paz descanse.
      Y de su homólogo de los trajes, podemos pensar lo mismo. Que sí, que fue procesado por una minucia. Pero como muchos sospechábamos y ahora se va confirmando, que aquello sólo era la punta del iceberg.

      • Manu Oquendo
        Manu Oquendo Dice:

        Por favor, Lole.
        Nos han estado distrayendo y azuzando el odio personal con Tres Trajes y un par de zapatos, con un bolso de marca y con mil euros. Desde el inicio de la crisis hasta antes de ayer.

        Mientras tanto, las mayores de operaciones de blanqueo del mundo pasan delante de nuestras narices por cientos y cientos de millones y hasta de miles de millones con los mismos cooperantes necesarios que hoy se fotografían por “sus derechos” y contra el Derecho.

        Y hemos entrado al trapo en otra demostración de lo sencillo que es desde el Poder y desde sus Medios de masas excitar el odio y la sospecha con señuelos para ocultar lo importante.

        Saludos

        http://www.bing.com/videos/search?q=You+Tube+Reixach+&view=detail&mid=790D71FBC1653368CA56790D71FBC1653368CA56&FORM=VIRE

      • Lole
        Lole Dice:

        Manu Oquendo
        Esa será su impresión.
        La mía es que la prevaricación y el cohecho suelen ser muy difíciles de demostrar. Así que cuando en las instituciones de una comunidad autónoma hay tantas imputaciones y condenas, no podemos seguir pensando que “sólo eran 3 trajes” y “sólo eran 1.000 euros”.

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    PS: Se me quedó en el tintero decir que, sobre la necesidad de la concesión del suplicatorio, el planteamiento de Rodrigo Tena me parece impecable coincidiendo igualmente en que la obviedad que aduce Llac es siempre cierta e inaplicable en este caso.

    Por cierto, anteayer el CGOJ por boca de su presidente aclaró que la principal razón para la pervivencia de los aforamientos en España es la existencia de la posibilidad de Acciones Penales por parte de Partidos Políticos contra sus adversarios.

    • Isaac Ibáñez García
      Isaac Ibáñez García Dice:

      El señor Llac podría escribir una canción bajo ese título, aunque a mi su repertorio no me guste nada, pero es que para lo que se dedica ahora no vale y nos cuesta dinero a los demás.

  3. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    A los críticos, en una democracia, los veo como escultores que ayudan a mejorar la calidad del sistema.
    Pero, para ello, la crítica ha de ser fundamentada y objetiva y centrarse en los problemas que mas afectan a la población. Es como con la corrupción, lo que nos interesa a los ciudadanos es que desaparezca toda la tarta no la parte que denuncian los medios (porque tal vez el resto ya les va bien) Una de las peculiaridades de nuestra democracia es la gran sobreprotección que reciben determinados grupos políticos, culturales y sociales de importantes medios de información.
    Para los que venimos señalando sus carencias, nos escandaliza la falta de proporción entre lo que se les exige a determinados políticos y a sus competidores.
    Esta falta de juicio objetivo es lo que está provocando un deterioro preocupante de la calidad de nuestra democracia al haber promocionado, por falta del mismo nivel de exigencia, a dirigentes alternativos cada vez más incompetentes, inmaduros e irresponsables, con el consiguiente perjuicio para el futuro del país.
    Y tal vez sea una de las razones por las que Cataluña es una de las zonas de la U.E.que tiene dirigentes con menor educación política, jurídica, financiera y democrática y con una corrupción e incompetencia mas desconocida por la población, al haber concentrado sus medios las primeras portadas y los debates en temas externos, destacando su atención a lo relacionado con Rita B. Aunque difícilmente lograrán convencernos que era por ello por lo que no tuvieron espacio para denunciar la corrupción interna.
    Aun hoy perviven individuos que pretenden que la ley se le aplique de manera diferente debido a “su superior categoría”. La corrección de este régimen de privilegios predemocrático, debería ser una de nuestras principales preocupaciones, de ahí que me alegra este post. Lo curioso es que esta superioridad moral no tiene base alguna y generalmente se ha financiado ( educación + información) con impuestos que pagamos todos. DIF

  4. G.P.
    G.P. Dice:

    Don Manu: a lo mejor es que hay que ver las cosas más de cerca.

    Hace años, mientras Rita y Paco estrenaban, en un precioso Ferrari California y entre loor de multitud, un circuito de carreras en pleno Valencia, a muy poca distancia se encontraba (vacío por ser domingo) un colegio del estado para niños de primaria fabricado con contenedores de chapa.

    Cuando vine a vivir a la Comunidad Valenciana, hace unos pocos años, tuve que buscar instituto para mis hijos. Y, mire usted por donde, pude visitar uno de esos famosos “colegios de barracones”, en este caso un instituto de secundaria. Le contaré lo que vi: en un solar con suelo de cemento había varios contenedores unidos unos a otros, elevados unos centímetros del suelo y con huecos en la chapa para poner puertas y ventanas. Al subir la rampa y entrar lo primero que recibí fue una bofetada de olor a “humanidad” y orines. Tantos chicos activos, hiperhormonados, y apiñados en un lugar tan estrecho y bajo, no dejaban lugar para mucho aire. El ruido de los chicos moviéndose era ensordecedor pues la chapa retumbaba en todas direcciones con sus pasos. Hacía un calor insoportable pese a los escasos pero ruidosos aparatos de aire acondicionado encajados en la chapa. Pero lo peor era el olor a orines: al parecer el solar no tenía la infraestructura necesaria para unos servicios decentes. Apestaba a pocilga.

    Con el tiempo me enteré de más cosas. Los días de lluvia los barracones quedan medio vacíos. Es tal el miedo que (con razón) la gente le tiene a la “gota fría” en estas tierras, que cuando llueve muchos padres no llevan a los barracones a sus hijos por miedo a que el agua los arrastre y haya una tragedia. Ha habido una multitud de huelgas y manifestaciones de padres, profesores y alumnos que a nadie le han importado nunca pues la mayoría son en pueblos y pequeñas localidades. Eso sí, tras ellas llegaban las promesas, luego los incumplimientos, y vuelta a empezar. Años y años así. La mayoría de estos centros ahí siguen y son muchas ya las promociones de chicos que han empezado y terminado de estudiar primaria y secundaria sin conocer otra cosa que miserables barracones de chapa. Buena parte de una generación entera se ha educado en contenedores. Han ido creciendo rodeados de escándalos, corrupción y crisis. Y ahora ven en su futuro desempleo o sueldos de miseria.

    Pero para los dirigentes del gobierno regional esto era como el cerdo: se aprovechaba todo. De los solares sacaban tajada. De las empresas que fabricaban los barracones sacaban tajada. Del equipamiento sacaban tajada. Y cuando por fin en algún lugar (pocos) construían con ladrillo, sacaban tajada (con sobrecostes de hasta el 50%).

    La ciudad de Rita terminó con una deuda de mil millones de euros. Si el Estado no la rescata, hoy parecería Detroit. El circuito de Rita y Paco ya no existe. Los 238 millones que costó en total esta broma (de las muchas que gastaron), tampoco. Pero el colegio de barracones de chapa sigue allí.

    Eso sí, la parejita del Ferrari no se enteraba de nada. Ni de esto, ni de nada. Y nosotros, desagredecidos, les perseguimos por minucias: un par de trajes, un par de bolsos… Como a Al Capone: vale, no cumplió con hacienda pero ¿por qué ese ensañamiento? ¿qué culpa tenía él de que sus competidores tuvieran la mala costumbre de morir a tiros?

  5. AlbertoG
    AlbertoG Dice:

    La Constitución también cuenta con el artículo 16: garantizar la libertad ideológica ( http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/sinopsis/sinopsis.jsp?art=16&tipo=2 ). Si la actuación judicial contra Homs tuviera carácter político entonces se estaría persiguiendo a alguien por tener una determinada ideología (vulnerando el artículo anterior).

    Pero vamos a centrarnos en el artículo 71: Si se persigue a las personas por ideología entiendo que, con el tiempo, se acabará alterando la composición de las cámaras. Creo que ello entraría de pleno en:
    “- Se busca evitar que la vía penal pretenda utilizarse para alterar el funcionamiento de las cámaras o alterar su composición.”

    Así que entiendo que, en el suplicatorio, sus señorías deberían haberse centrado en determinar si hay intencionalidad política en las actuaciones contra Homs o no.

    NOTA: Homs es sólo un caso, pero lo que dice la historia de otros casos en que se persiguió a unos mientras otros no les apoyaron, me parece que debería tenerse en cuenta:
    “Cuando los nazis vinieron por los comunistas
    Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
    guardé silencio,
    porque yo no era comunista.
    Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
    guardé silencio,
    porque yo no era socialdemócrata.
    Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
    no protesté,
    porque yo no era sindicalista.
    Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
    no protesté,
    porque yo no era judío.
    Cuando vinieron a buscarme,
    no había nadie más que pudiera protestar.”

  6. antonio
    antonio Dice:

    Cuando se escucha a alguien utilizar el argumento del odio, ‘usted me odia’ (o similares pecados de un ridículo argumentario propio de catequesis católica obsoleta,falsa, y para infantes) para acusar a alguien (p.ej. acusar así de odio a los que sólo exigían simple y democrática justicia legal para Rita Barbera) se puede estar seguro de una cosa: estamos delante de un REACCIONARIO INTEGRAL, hecho y derecho. Sin paliativos. Una sola pregunta: ¿Rita Barbera, todo el P.P.al completo y sus nefastas políticas odiaban menos o mas a la anciana (no recuerda su nombre, ¿verdad?) que recientemente se incendio en su casa, sin energía eléctrica, por causa de la utilización de un miserable vela como sustituto. Pero claro, ‘nosotros’ no matamos por odio, son sólo negocios, o, como mucho, daños colaterales insignificantes. Esa anciana si luz eléctica, (y cientos de miles españoles más, cientos de miles destrozados por esa mismas políticas) ni siquiera tuvo opción de ‘odiar’ a nadie. Ni a Rita Barbera, ni a ese mismo reaccionario. Que no se confíe tanto: otros si le odiarán, sin duda , y cada vez son más.

  7. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Ayer por la noche un testigo me ha contado que la Sra. Barberá se cayó al subir las escaleras para declarar. Los penalistas con experiencia seguro que no se sorprenden.

    El Magistrado Conde-Pumpido es persona de gran corazón y salió de su despacho a toda prisa para ayudarla hasta que se repuso y prestó declaración.
    La prensa de una u otra forma refleja profusamente estos días la injusticia flagrante cometida con esta mujer acusando también a su propio partido, el PP, por dejarla cobardemente sola. La Política nos transforma y es muy triste que esto esté creciendo deliberada y estratégicamente en manos del populismo.

    Prepárense porque la estrategia apenas ha comenzado a ser ejecutada.

    El gesto de negarle hasta un minuto de silencio me recordó a los de ETA y Batasuna insultando la familia y amigos de José Ramón Recalde la misma noche del balazo en la mandíbula.

    El caso es que estamos ante otro caso de acoso por parte de profesionales de fomentar el odio personal y se está comenzando a producir una escalada visceral impropia de esta época y muy propia de otras.

    Por ejemplo: Acusar a Rita o a Francisco Camps (trajes, bolso, mil euros, un paseo en Ferrari y montones de sospechas que por lo visto no proceden con las familias que han depredado desde la Generalitat o los cien cargos de la Junta de Andalucía encausados por Cientos de Millones de Euros) de cosas tan terribles como las siguientes.

    1. Contenedores en las escuelas. A pesar de que el Contenedor (Importamos más que Exportamos por Decisión Política del Imperio) es hoy elemento Universal en la Construcción y Diseño. Desde Ámsterdam y Helsinki a Algeciras y San Francisco.
    http://www.mimbrea.com/contruccion-con-contenedores-martimos/
    Y a pesar de que entre el año 2000 y el 2011 entran en España 7 millones de Emigrantes (la mayor oleada de Europa en menos años) para servir de Carne de Cañón y Propulsor de la mayor Burbuja de “Activos Inmobiliarios” del Continente. El país crece un 20% en menos de 10 años y hay que hacer escuelas y hospitales para ellos.

    ¿Cómo se puede culpar en serio de esto a un gobierno regional y callarse con los gobiernos Centrales, Europeos y Washingtonianos que lo deciden?

    De estos 7, más de 5 Millones en la etapa de un Rodríguez Zapatero uno de cuyos ministros, Sr. Sebastián soltó aquello de “Aquí cabemos 66 millones”. En las municipales de 2007 que perdió con Gallardón. Titular en El País, entre otros.

    Oiga, si aquí lo que de verdad da el Cante es el Silencio.

    2. La muerte de una anciana. Supuestamente porque no tenía luz eléctrica y usaba una palmatoria. La Campaña de la Brecha eléctrica ha aprovechado el caso. Esta campaña precede a la Brecha de Conectividad, la de Ipad, etc.
    En Colombia Gas Natural ya tiene cuentas Pendientes de Cobro por 1,200 millones de euros por los avances del “derecho a no pagar y que me den que ya me lo pagarán otros”.

    Si se pasan por la Plaza Mayor de Madrid a eso de las 22.30 o 23:00 verán los 500 o más metros de soportales preparados con contenedores de cartón para no menos de 120 indigentes con una alta mortalidad.

    Anoche pregunté al grupo que duerme por la esquina de Cuchilleros por uno de ellos y me dijeron que se lo había llevado el Samur el lunes.

    Podríamos colgar estas muertes a la Sra. Carmena que los invita a casa por Navidad. Pero no sería justo ni irían las cámaras de TV que se pasaron un año en el portal de Rita en plan Escrache fino.
    Sin embargo, sí se puede acusar a Rita Barberá. Por favor.

    En Madrid el que duerme en la calle es porque no quiere usar espacio público y privado para hacerlo en mejores condiciones.
    Y si no se lo creen hablen con ellos porque es muy instructivo. Tanto como ayudar personalmente a algunos a salir del agujero vital en el que se encuentran muchas veces por falta de alguien que los quiera.
    Hay muchas mujeres también y dado el número de drogadictos (ese Derecho Humano fomentado descaradamente desde el Poder) habría que preguntarse si nuestras Políticas Públicas no son una causa del Problema. Cada vez es más evidente que sí porque nunca se evalúan los efectos a Largo de las Políticas Públicas (Problema del siguiente)

    Hablar tranquilamente con los indigentes que nos encontramos –cada día más– o ayudar en serio a los dos, –tres o uno– que nuestros medios nos permitan es una gran experiencia humana. Descubriremos un mundo.

    Ya les anticipo: Los rumanos están aquí porque “En Rumanía no nos dan Pensión de Subsistencia” seguido de “España es el mejor país del mundo”. Rumanía es UE.

    Saludos cordiales y a ver si hoy mejoramos a alguien un poquito.

    • G.P.
      G.P. Dice:

      Las cosas, como yo le decía, hay que verlas de cerca. Un click a un enlace no es “de cerca”, como un establo pestilente de chapa apiñado de niños no es un colegio “de diseño”.

      Pero qué más da si sus nietos no tiene que ir a uno ¿verdad?

      Al final todo es eso.

      No le eches la culpa a Rita… No le eches la culpa a Paco… Blame it on the boogie.

  8. izaskun
    izaskun Dice:

    ¿Por qué se modificó el artículo 550 CP precisamente el año 2015? ¿No tiene visos de ser una norma ad hoc creada por unos partidos políticos contra otros? Claro que es legal, pero qué justicia pretende alcanzar es la cuestión.

    PD Curioso que un tema de suplicatorio haya devenido en caso Rita ¿Cómo se explica?

  9. Oriol
    Oriol Dice:

    Homs, aquel que ayudó a convocar un referéndum, verdad? Procesando a Homs nos dicen que NO PODEMOS VOTAR, así de simple.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Lo que no puede hacer Homs es usurpar el derecho de todos en algo que a todos afecta. Vamos, es difícil caer más bajo como persona pública que intentar estafar a sus representados que ——–somos todos los españoles.

      Espero que entienda que de lo que pasa en la parcela común no puede decidir solo una parte.
      Pero si no lo entiende debe ir haciéndose a la idea de que la gente civilizada no acepta la apropiación indebida ni los privilegios indebidos.
      Del mismo modo que debe entender que su legitimidad se deriva de la Constitución Española y sus Leyes.
      No de lo que a él interesa en un momento determinado.

      Saludos

  10. Josean Díaz
    Josean Díaz Dice:

    El Congreso otorga el suplicatorio para procesar al diputado Homs por los delitos de prevaricación y desobediencia por su participación en la consulta del 9 de noviembre de 2014.
    En esta democracia tan avanzada resulta que es delito “participar” en una consulta.
    No es delito que un ministro se concierte con un fiscal para perseguir a sus rivales políticos “Esto la fiscalía te lo afina”.
    Para ese sujeto no hay suplicatorio sino la presidencia de la Comisión de Peticiones.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      No, Sr. Díaz.

      Se le investiga por dos cosas: Prevaricación y Desobediencia.

      Dónde, cuándo y por qué se haya cometido los presuntos delitos es de momento secundario porque todavía el fin no justifica los medios.
      Esa es la discusión de fondo: ¿El fin justifica los medios? ¿También cuando el fin es un delito en todos los Ordenamientos Jurídicos del Mundo incluido en de España?

      Lo que de verdad sorprende es el bajo nivel de formación jurídica que intencionadamente proyecta el Sr Homs, inventor –subvencionado– de un derecho inexistente como es el Derecho a Decidir tal y como la Generalidad lo plantea. Es decir, “un derecho solo para mi y en los términos que a mi me convengan. Para nadie más”.

      Por ejemplo, el derecho de quienes quieran decidir lo contrario en sus territorios. Barcelona, por ejemplo.

      Saludos

      • Miguel Rivas
        Miguel Rivas Dice:

        Me temo que el señor Homs y sus sostenedores lo que pretenden es imponer un marco de resolución por encima del jurídico como es el de los derechos fundamentales, aplicando así la confusa panoplia de hasta dónde una norma jurídica es de aplicar cuando parece incluir una denegación de alguno de aquellos derechos. La ley, dicen, se debe cambiar para adaptarse a hechos políticos claramente determinados, por tanto, no es de aplicación cuando la interpretación política se sostenga. El resultado es el de someterse a la ley, como no puede ser de otra manera sin uso de la fuerza, pero con la reserva de decir que esa ley es injusta y su aplicación inicua. Por fin, la ley se aplica (el suplicatorio se concede) y el imputado protesta. Creo que es lo que todos quieren. La protesta no implica, en este caso, resistencia al cumplimiento, sino expresión política. Lo demás es retórica.

  11. O'farrill
    O'farrill Dice:

    Veo que se han cruzado en los comentarios dos cuestiones diferentes sobre personas distintas pero, en el fondo, hay una misma cuestión: la responsabilidad de los cargos públicos ante las leyes que hacen ellos mismos (la formación política del Sr. Homs ha tenido un gran protagonismo en su elaboración desde la C.E. hasta las últimas elecciones).
    En un sistema “tramposo” donde la imprecisión e inseguridad jurídica es el denominador común, entiendo que cada cual pueda sacar sus propias conclusiones y partir del principio de “legalidad” por muy injusta que sea, en lugar del de “justicia” que debe ser el objetivo final del Derecho.
    Sabemos que el propio texto constitucional admite una cosa y la contraria (como ya hemos señalado en múltiples ocasiones) para, precisamente, lograr la reconciliación de todas las posturas. De ahí tantos artículos, tan farragosos y contradictorios.
    ¿Debemos entender la representación política de los ciudadanos como la base de un sistema pretendidamente democrático?
    ¿Tenemos una representación verdadera de los ciudadanos o de los partidos? ¿Donde debe estar la fidelidad del elegido, en el partido o en los ciudadanos que han firmado un contrato de adhesión (supuesto programa) al votarlo?
    En el caso de Cataluña y su régimen autonómico se han llenado miles de páginas con artículos a favor y en contra de su “derecho a decidir” (derecho a la libertad) pero es un “derecho” que va a fechar a otros (el resto de los ciudadanos españoles) que tienen la “soberanía” proclamada en la Constitución. Pero hay más ¿es lógico que un sector, por muy mayoritario que fuese en la actualidad, “decidiese” en nombre de generaciones futuras que, quizás, deberían revertir la decisión?
    Otra cara de la moneda es el asunto de las “competencias”. ¿Puede un gobierno o un parlamento que representa al Estado en un determinado territorio con carácter coyuntural, actuar contra el mismo Estado al que representa? ¿Qué pasaría si otra representación, igualmente legítima, revocase cada cuatro años la situación anterior? Hay que recordar que es el Estado en su conjunto el que permite y mantiene la situación de sus representantes territoriales. El mismo Estado que se rechaza. ¿No hay bastante incongruencia en todo ello? ¿No sería más fácil renunciar a tal representación del Estado para luchar por las ideas sin cargo a los presupuestos públicos?
    Acabo con una reflexión sobre el caso de “Valencia” donde, durante muchos años, el clientelismo ha existido (como en el resto de España): separemos de una vez las acciones presuntamente delictivas de la presunción inicial de inocencia que todos merecemos, pero también exijamos a la Administración de Justicia la discreción de los sumarios y su rápida resolución. No hacerlo así o apelar a la tan manoseada “alarma social” para justificar la “justicia mediática”, es un mal síntoma para la justicia.
    Un saludo.

  12. Josean Díaz
    Josean Díaz Dice:

    Sr. Oquendo:

    No lo digo yo, lo dice el autor del artículo que se está comentando.
    Copio el texto:” (…) los Diputados ha concedido por 248 votos a favor y 91 en contra el suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo para procesar al diputado Homs por los delitos de prevaricación y desobediencia por su participación en la consulta del 9 de noviembre de 2014″.
    Saludos.

  13. Josean Díaz
    Josean Díaz Dice:

    Lo que he querido decir, Sr. Oquendo, con escaso éxito, como resulta patente, es que la decisión sobre el otorgamiento del suplicatorio debería ser automática: basta la petición del Supremo para que sea otorgado sin más. Someter la decisión de otorgar o no el suplicatorio al trámite de votación en la Cámara correspondiente conlleva siempre una decisión política sobre un asunto penal. Además, es consustancial al juego de las mayorías y minorías parlamentarias que este suplicatorio sea otorgado o denegado en función de los apoyos que tenga en la Cámara la persona a investigar, con independencia de las razones que justifican la concesión del suplicatorio. Por eso decía que nadie investigó al ministro del Interior por su participación directa en la utilización de medios públicos para perseguir a sus rivales políticos. En consecuencia el Supremo no tuvo necesidad alguna de pedir el suplicatorio para investigarlo, pero en el hipotético caso en que esto hubiera tenido lugar, la decisión de concederlo o no dependía del escaño (ahora se dice bancada) donde estuviera sentado el posible investigado. ¿Cree usted que este suplicatorio se hubiere otorgado? yo creo que no.

  14. Patricia
    Patricia Dice:

    Ya sé que el post va de un tema más bien jurídico, pero me ha llamado la atención la afirmación de que una mujer de 68 años haya muerto por ser denunciada.
    Es cierto que acudir a un juzgado a declarar como investigado puede ser muy estresante para mucha gente. Y está bien plantearse qué se puede hacer para que el trago sea lo más humano posible. En eso estoy de acuerdo. En mi opinión, la instrucción debería ser secreta para todos salvo para las partes, y sólo a partir de la apertura de juicio oral, ser público. Pero esto, para todos, no sólo para los políticos.
    Ahora bien, si la señora de 68 años murió, como se dice en los medios, por un infarto, es evidente que no murió por el evento más o menos estresante, sino por factores de riesgo CV conocidos por todos y que aparentemente se daban en este caso: sobrepeso, tabaco, y -hasta donde parece por sus intervenciones públicas- ni parece que fuera abstemia ni que hiciera ejercicio físico o defendiera ningún otro hábito de vida saludable. Por la edad, ya debía haber pasado la menopausa y es posible que tuviera síndrome metabólico u obesidad a nivel abdominal (grasa en la barriga), que produce una serie de sustancias que causan arterioesclerosis e infarto.
    A lo que debe añadirse que los síntomas del infarto de miocardio en las mujeres son más difusos e inespecíficos que en los hombres, por ser un defecto propio de la medicina el que se describan las enfermedades más por los síntomas masculinos que los femeninos que, a veces, son distintos. Por eso el infarto femenino causa un 20% más de mortalidad que el masculino en proporción al número de casos que se presentan, son más graves.
    Si ya se encontraba mal el lunes (de hecho al parecer el magistrado le ofreció suspender la declaración) y el martes también, me pregunto si no tendría ya los inicios de una crisis cardiaca, y si una exploración en urgencias la hubiera salvado.
    Por supuesto, no soy su médico, no sé cómo tendría la tensión, el colesterol, la diabetes y otros indicadores, pero tengo la impresión de que muy buenos no deberían de ser. Un infarto no es cosa de un día ni unos meses, sino que se lo curra uno durante años.
    En esas condiciones, cualquier factor estresante, como una declaración como investigada, pero lo mismo por cualquier otra mala noticia, incluso el estrés de ver un partido de fútbol, por ejemplo, podía desencadenar un infarto.
    Sinceramente, me parece que se podría aprovechar este fallecimiento para concienciar a la gente de que una dieta insana mata, que la obesidad es una epidemia de alcance mundial a combatir no por estética sino por salud, que el alcohol y el tabaco son malos, desde el primer cigarrillo y la primera copa.
    Estaría también bien concienciar a la gente especialmente a las mujeres, pero también a los sanitarios, de que algunas enfermedades cursan diferente en los hombres que en las mujeres, y que ante determinados síntomas, lo mejor es acudir inmediatamente al médico. Más vale un “por si acaso” que un “pensé que no me pasaba nada”.
    Y lo dicho, si además de eso queremos que el trato a los investigados sea menos estresante, también me parece bien, pero no confundamos las cosas. La enfermedad cardiovascular no aparece de la noche a la mañana cuando te llega una citación del juzgado, sino que te lo has ganado a pulso con unos hábitos de vida poco saludables.

  15. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    En cuanto al tema de los políticos catalanes y su falta de respeto por la legalidad vigente ya que afirman que su única obligación es con el pueblo catalán deberían recordar que Mas en las elecciones catalanas de 2010 consiguió con CIU 1.202.830 de votos , un 38,43% y que en las últimas generales en la provincia de Barcelona el PP le sacó más de 33.000 votos. ¿En serio Homs y Mas hacen caso al pueblo catalán que les votó el 2010? Actualmente ¿a quien representan?¿ O es que son unos “iluminados” como manifestaba Francesc de Carreras en otro de sus brillantes artículos en La Vanguardia el 13/10/2012?* ¿ Que tipo de democracia tienen en la cabeza?¿ De verdad , si les seguimos en su trayecto acabaremos teniendo un sistema democrático como Dinamarca? Si a esto añadimos los regeneracionistas admiradores del régimen de Maduro y Fidel, lo tenemos claro. Como decía el profesor Muns ¿Como puede funcionar una democracia sin demócratas? DIF
    * “Pensaba que era un tipo racional, educado en el Liceo Francés , un hombre estudioso , preparado ,frío, analítico. Todo menos aventurero..
    Me equivoqué. El racionalista se ha transformado en un visionario decidido a que su país emprenda caminos “duros, muy duros”, a permanecer aislado del ruido mediático, es decir , de la opinión pública, a estar dispuesto cual mártir a “ asumir el sufrimiento”, a tener esperanza basándose sobre todo en la fe. ¡Madre mía! De la prudencia a la mística, del realismo a la lírica y sobre todo en estos tiempos de tribulación, a algo peor, a la épica ¡Vaya peligro es Artur Mas!
    ..la ineluctable transición de Catalunya a la independencia resultará fácil: nunca saldremos de la UE aunque seamos un Estado soberano; que la caja esté vacía o llena importa poco, precisamente porque estamos económicamente mal es el momento de arriesgar ; no habrá problemas para tener indistintamente la nacionalidad catalana y española ; las pensiones se pagarán aunque los trabajadores disminuyan y los jubilados aumenten …”

  16. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Al ajustar la respuesta anterior a la numeración de palabras, no ha recogido la referencia completa del artículo que Francesc de Carreras publicó en La Vanguardia el 13 de octubre de 2012 con el titular “Mas, el iluminado”. Creo que se trata de uno de los artículos más brillantes del autor, porque estuvo publicado en el momento oportuno y se puede contrastar con lo que sucedió en los años posteriores. Como me queda espacio y por si alguien tiene dificultades en recuperarlo os adjunto el principio y el final porque ayudan a aclarar lo anterior ( aunque recomiendo su lectura completa ):
    “ Acabo de leer las declaraciones de Artur Mas en La Vanguardia de ayer y una sospecha que me asaltaba en las últimas semanas se ha confirmado. Nos encontramos ante un tipo de personaje , muy estudiado por los psicólogos , que me causa un especial pavor: estamos ante un iluminado, una persona que ha escogido ser el instrumento de un misterioso destino que está decidido asumir , pase lo que pase, tanto a él como a su país.”
    “ Como decía Tocqueville, los políticos más peligrosos son los grandes simplificadores . De repente, Mas se ha convertido en uno de ellos. Tenso el mentón, la mirada en el horizonte, aires de jefe de Estado. Este es el Artur Mas de las últimas semanas. Me da miedo” DIF

  17. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Lo que nos interesa a los ciudadanos es que el Estado gestione sus recursos con el menor coste de administración para que pueda financiar las prestaciones sociales y los servicios públicos a que está obligado y para eso, ha de tener una estructura racional cosa que no sucede desde el comienzo del proceso de unificación europea
    Mientras los grandes países europeos pasaban a convertirse en una especie de provincias de un nuevo Estado, para asegurar el futuro económico y social de sus pueblos, nuestro país continuó un proceso contradictorio con las obligaciones que había asumido como socio de un proceso de integración política y económica generando, en paralelo a la creación de nuevos órganos y funciones supranacionales con sus costes correspondientes ,una estructura territorial inadecuada e inviable económicamente y desarrollando una fragmentación legal contraria a los fundamentos económicos y al régimen constitucional comunitario.
    El sistema autonómico (que si se reconvierte nos parece tan fundamental como el resto de administraciones), tal como evolucionó, sin orden ni control, se ha acabado convirtiendo en un sistema obsoleto, ineficiente, ruinoso para los ciudadanos y fuente de graves problemas como los que estamos viviendo y de escándalos continuados al aflorar, sin descanso, todo tipo de casos de despilfarro de recursos, de corrupción y de incompetencia en buena parte de nuestra geografía. Parece que , en determinadas zonas, esté únicamente al servicio de su clase política dirigente y los “ interesados” agentes sociales, culturales y mediáticos que la apoyan y que temen perder su protagonismo y sus privilegios.
    Si centramos el debate en lo que interesa a los ciudadanos y no a sus dirigentes y a los beneficiarios, la pregunta que debería hacerse en una consulta nacional debería confirmar si el pueblo español está de acuerdo en modificar el actual régimen autonómico con el objeto de que sea viable y nos saque de una vez de tantos problemas DIF

Los comentarios están desactivados.