El contumaz empeño en no ser transparente

 

 

Llevo mucho tiempo expresando una obviedad: se puede ser transparente sin ley de transparencia y se puede ser de lo más opaco con ley de transparencia. Esto último es lo que parece ocurrir en nuestro país: hay políticos que se creen “dueños de los papeles” y nos los sueltan ni con agua hirviendo.

La ONG pro-transparencia Acces Info Europe solicitó al Gobierno unos documentos de lo más inofensivos: los informes procedentes de otros Ministerios y que confluyen en el informe final del Ministerio de la Presidencia relacionados de la actuación del Estado español en el cumplimiento de los compromisos con la Alianza para el Buen Gobierno.

La Alianza para el Gobierno Abierto (OGP), de la que España forma parte, tiene como objeto dar participación a la sociedad civil y ciudadanía en el desarrollo de la acción pública; para lo que se hace imprescindible –como señala Access Info- contar con la oportuna información a fin de emitir opiniones, propuestas, mejoras, en la planificación de las políticas públicas y conocer los criterios tenidos en cuenta en la toma de decisiones, y en suma, cumplir la propia finalidad de la OGP.

Casi dos años en los tribunales han terminado en dos resoluciones judiciales que dan la razón a la ONG, la Sentencia de 6 de abril de 2017 del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo nº 5, y la Sentencia de 25 de julio de 2017 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que confirma la  anterior (“aceptando íntegramente los razonamientos jurídicos” de la primera instancia).

El tardío suministro provoca que la información solicitada pierda vigencia y no cumpla con su cometido de conocer cuanto antes la motivación seguida por las Administraciones Públicas en el proceso de toma de decisiones. Me pregunto si tanto derroche de recursos judiciales es necesario: dos instancias judiciales para estos temas de transparencia cuando para ciertos asuntos de la máxima gravedad (p.e actuaciones de la Agencia Tributaria, que incluyen la imposición de sanciones que pueden ser millonarias) está establecida una única instancia ante las salas de lo contencioso-administrativo de los tribunales superiores de justicia. Parece que es mejor exigir una actitud pro-transparencia a quien tiene que dar acceso que establecer un sistema de recursos que –dada la tardía respuesta- tiene un mero carácter testimonial.

La Sentencia de la Audiencia Nacional favorable a Access Info sienta que “compartimos la decisión de la Magistrada a quo en el sentido de que lo instrumental o accesorio no depende de su carácter formal sino de su verdadero contenido material. Información auxiliar no es el equivalente a información de valor provisional. Por consiguiente los informes que pueden provenir de otros Ministerios pueden resultar altamente relevantes para conocer de forma sectorial el cumplimiento de los compromisos con la Alianza de Buen Gobierno. Los informes a que se refiere el art.18.1.b son los que tienen un ámbito exclusivamente interno, pero no los que pretenden objetivar y valorar, aunque sea sectorialmente, aspectos relevantes que han de ser informados.

 Por otro lado hay que recordar el carácter restrictivo que tienen las limitaciones de la información conforme a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Así bastaría con citar la sentencia de fecha 8.11.2016 o 25 de junio de 2.013 que han interpretado el art. 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Y de la misma forma el carácter amplio que tiene el concepto de “información pública” en el artículo 13 de la Ley 13/93. Y es así que de admitir la tesis de la Abogacía del Estado para conocer la elaboración de una norma reglamentaria bastaría con acudir a su texto final, sin poder conocer todos los informes evacuados durante la misma, cuya relevancia en modo alguno puede ponerse en entredicho para conocer el espíritu de la norma.

Y así hay que entender que en el debate parlamentario el art.15.1.b del Proyecto de Ley, antecedente del art.18.1.b en su redacción final fuese objeto de numerosas enmiendas, como las nº 20, 84, 155, 238 y 471, de los Grupos Mixto, UPYD, Izquierda Unida y Socialista, que ponían de relieve la contradicción con el concepto amplio de información pública que ofrecía el propio proyecto de ley así como con los compromisos internacionales acordados por España, e igualmente las dificultades que conlleva tal supuesto de inadmisión para conocer las razones que han justificado la toma de las decisiones de las Administraciones Públicas. El hecho de que no fuesen aprobadas las enmiendas de supresión de ese precepto no quiere decir que no deba realizarse una interpretación de la Ley acorde con su espíritu y finalidad, conjuntamente con el art.13 de la misma y art.105 de la CE, así como con la interpretación hecha en los convenios internacionales. Por consiguiente, si se pretende conocer la motivación seguida por las Administraciones Públicas en su toma de decisiones habrán de ser conocidos los informes por ella evacuados que resulten ser relevantes, hayan sido o no de apoyo a la decisión final, y no esperar al resultado de esta última”.

Como ha señalado la ONG recurrente, “este fallo supone un importante avance hacia la transparencia en España puesto que limita la aplicación discrecional del polémico artículo 18 de la Ley de Transparencia de 2013 sobre documentos “auxiliares”- utilizado de forma frecuente para denegar acceso a la información– y confirma que no puede considerarse como tal la información relevante sobre la toma de decisiones y para poder participar en el debate público.

Y tan frecuente. Solicitado el acceso a un informe del Gobierno (aireado previamente por la prensa) que alertaba del efecto negativo del “Brexit” en España, el Ministerio de la Presidencia –el mismo que denegó el acceso a Access Info- resolvió inadmitir a trámite la solicitud, en apoyo del mismo artículo de la Ley de Transparencia: el 18.1 b). El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno desestimó la reclamación presentada contra la inadmisión.

Sin embargo, solicitado al Ministerio de Asuntos Exteriores un informe similar, denominado “Negociaciones sobre la retirada del Reino Unido de la UE”, se procedió a dar acceso al mismo.

Puede verse el distinto talante que en materia de transparencia tienen distintos departamentos gubernamentales. A mi entender, como se expuso a la Presidenta del Consejo de Transparencia, las distintas decisiones adoptadas respecto a las solicitudes de acceso tienen más que ver con las actitudes respecto a la transparencia que con la legalidad vigente. Y, en ocasiones, dichas actitudes dejan en evidencia al mismo Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Parece que estos temas relacionados con la promoción de la transparencia deberían merecer una mayor atención en eventos tales como el próximo II Congreso Internacional de Transparencia: “La Facultad de Ciencias de la Información acoge entre el 27 y el 29 de septiembre el II Congreso Internacional de Transparencia organizado por la Universidad Complutense, la Asociación Española de Acreditación de la Transparencia (ACREDITRA), el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y Archiveros de la Función Pública”.

 

11 comentarios
  1. LÓPEZ LERA ABOGADO
    LÓPEZ LERA ABOGADO Dice:

    Excelente entrada. Cada vez quedan menos espacios de oscuridad en las Administraciones Públicas, lo que a su vez provoca que haya menos zonas de impunidad para aquellos que incumplen el derecho de información que tiene los ciudadanos de las cuestiones públicas.

    Responder
    • juanlui
      juanlui Dice:

      Habla vd. de España ¿ De verdad se cree lo que escribe ? “Menos zonas de impunidad”… ¿ Para quien ? ¿ Para los políticos ? Nunca antes fueron los políticos tan impunes como lo son ahora, con el sistema judicial arrodillado en posición decubito prono. Debe ser que vd y yo no vivimos en el mismo país.

      Responder
  2. Carlota Tarín
    Carlota Tarín Dice:

    Esta sentencia es efectivamente muy importante para el avance de la transparencia en nuestro país. Es el colmo de la desfachatez que se litigue por no publicar información sobre el cumplimiento de los propios oobjetivos sobre… ¡Gobierno Abierto! Aprovecho para decir que el próximo martes 24 de octubre hablaré en nombre de la Fundación Hay Derecho sobre este tema y el papel de los medios de comunicación, en Valencia, en el I Congreso EDIC: EL DERECHO DE ACCESO A LOS MEDIOS: LEGISLACIÓN, PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y AUTORREGULACIÓN.
    https://www.uchceu.es/actividades/2017/congresos/congreso-internacional-edic-i-el-derecho-de-acceso-a-los-medios-legislacion-participacion-ciudad/inscripcion
    Anímense si están en Valencia esos días.

    Responder
  3. juanlui
    juanlui Dice:

    Pues sí, el totalitarismo de medio gas con el que funciona este país es de retraca.

    Sin ir más lejos la UE tuvo que colocarnos un organismo, la AIREF, cuando dijo basta a tanto falseamiento de la información que mandaban las autoridades españolas. Pero la cosa no acabó ahí. La AIREF tiene puestos multitud de pleitos a “Casa Montoro” por su contumaz empecinamiento en negarle información sobre las cuentas públicas.

    Pero oiga ! Que no pasa nada, y qué grande es la democracia española… sí, pero en la liga donde juegan las democracias de tercera regional…

    Responder
  4. O'farrill
    O'farrill Dice:

    Una anécdota para entender la “transparencia” administrativa. Hace unos años salía a concurso un puesto directivo en un organismo público cuando, según se me dijo: “ya está previsto el nombramiento de X”. A pesar de todo y para comprobar en directo el tema decidí presentarme, ya que mi experiencia y preparación encajaban como un guante en el puesto. Preparé un proyecto de gestión (tal como se pedía en la convocatoria) para lo cual tuve que empezar a hacer preguntas sobre el organigrama funcional, personal, instalaciones, presupuestos, compromisos laborales y convenios aplicables, dependencias, etc. En fin, tenía que saber cómo estaba aquello para poder plantear mi proyecto. Excuso decir lo difícil que fue conseguir algunos datos. A pesar de todo logré tener una idea de la situación y redacté mi propuesta de gestión para dicho organismo que presenté junto al resto de documentación. Pasaron los meses y recibí un “Muchas gracias por su interesante propuesta que ha elevado el nivel de la convocatoria” (o algo por el estilo) “pero…. no ha sido seleccionado” por lo que tendrá que pasar a recoger la documentación presentada en el plazo “X” o será destruida. Quedé un tanto sorprendido por tal destrucción de documentación, al entender que formaría parte del expediente administrativo de la convocatoria, pero pasé a recogerla. Al preguntar si el resto de los candidatos habían recogido la suya, me enteré de que EL UNICO PROYECTO DE GESTION PRESENTADO ERA EL MIO. Naturalmente se nombró a quien estaba previsto desde el principio. ¡Bingo! Más tarde pedí acceder al expediente para conocer qué proyecto había prestado el nombrado y se me negó con la “legalidad” vigente. Un poco más tarde comentaba con el secretario de estado correspondiente todo ello y me dijo que lo aclararía. Aún estoy esperando. ¡Viva la transparencia! Como muy bien Isaac Ibáñez, no hace falta tener leyes (con sus trampas correspondientes) para cada cosa, sino entender de una vez que lo “público” es “público” por pura definición (salvo excepciones que confirman la regla). Para dormir lo único necesario es tener sueño, lo de menos es el pijama.. Un saludo.

    Responder
  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Cada vez desconfío más de las ONG’s. Comenzaron siendo organizaciones para hacer buenas obras a base de voluntariado y financiación privada y se han convertido en otra red clientelar y en muchos casos en un necocio impresionante.
    Entre los 10 principales lobbies de la Comisión Europea tenemos a dos ONG’s. WWF y Green Peace que operan como Grandes centros de Poder Global al margen de cualquier forma de control.
    Lo mismo sucede con esto de la “Transparencia” que ya tenemos una red de Negocios que viven de dar “Calificaciones” sobre la cuestión. Unos se dedican a levantar clientes potenciales y otros a ponerles el Certificado de Compliance.

    Los que seguimos en la Inopia y pagamos todo este inmenso negocio comenzamos a caer en la cuenta de que estar “Organizaciones” nunca nos resuelven ni se ocupan de verdaderos problemas de Transparencia:

    Por ejemplo este: La Generalitat oculta las cuentas y los fondos de 65 entes públicos. ¿Hemos oído bien?

    http://www.abc.es/espana/abci-generalitat-oculta-tribunal-cuentas-fondos-65-entes-201710160349_noticia.HTML

    El día que veamos a una ONG o “Certificador” de tres al cuarto ocuparse de los problemas de verdad veremos que lo de menos es la Transparencia.
    Sobraría con llamar la atención y exigir responsabilidades penales igual que sucede con la Empresa Privada.
    Responsabilidad Penal Corporativa. Privada y……………… Pública.

    De momento me voy dando de baja de las ONG’s que no resuelven y que viven de subvenciones públicas.

    Responder
    • Isaac Ibáñez
      Isaac Ibáñez Dice:

      Por ejemplo, las ONG catalanas independentistas. En términos generales estoy de acuerdo con usted, don Manu, pero no es el tema.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *