El delito de rebelión y la extradición de Puigdemont

La reciente decisión del Tribunal alemán de Schleswig-Holstein de denegar la petición de extradición del ex President Carles Puigdemont por el delito de rebelión (dejándole en libertad bajo fianza) supone otra vuelta de tuerca al ya de por sí complicado culebrón político-judicial, o más bien judicial-político, dado que la Administración de Justicia parece haberle tomado la delantera a la política.  Lo que quizás no debería sorprendernos siendo todavía Rajoy Presidente del Gobierno  supone en la práctica que se haya delegado en los jueces todas las decisiones, no solo las que les competen -la imprescindible respeto de las reglas del Estado de Derecho- sino también las que no les corresponden como la decisión, aunque sea indirecta, de quien debe de presidir la Generalitat de Catalunya. Porque conviene recordar que, a día de hoy, lo que tenemos son procedimientos de instrucción abiertos por presuntos delitos, unos cuantos políticos independentistas en prisión preventiva y otros cuantos huidos a distintos países.  Y lo que no tenemos todavía ninguna condena penal ni ninguna inhabilitación, por claras que pueden estar a ojos de los ciudadanos o incluso de algunos juristas la tipificación penal de las actuaciones de los principales protagonistas del procés.  De ahí las discusiones técnicas -de las que nos hemos hecho eco varias veces en este blog- sobre la posibilidad o no de imputar a los independentistas el delito de rebelión en base a la interpretación de la violencia requerida por ya famoso el art.472 del Código Penal que encabeza los denominados “delitos contra la Constitución”.

De acuerdo con este precepto para que haya rebelión se exige un alzamiento violento y público para -entre otros objetivos  que también suponen revertir el ordenamiento constitucional- conseguir la independencia de una parte del territorio. Se trata de un delito introducido en el año 1995, cuando ya existían partidos nacionalistas muy importantes que defendían más o menos explicitamente el derecho de autodeterminación como parte de su programa político. Con esto queremos decir que el requisito de la violencia tenía que ver – y así lo ha declarado el responsable de la enmienda que la introdujo en este tipo penal según esta noticia–  con la posibilidad de defender políticamente la independencia por vías pacíficas, posibilidad que interesaba mucho a determinados partidos que no estuviera penalizada por razones evidentes. Y menos penalizado con penas de prisión muy elevadas.

En todo caso, en ocasiones parece que la  interpretación de si hubo o no violencia en el  autogolpe de Estado  de otoño de 2017 realizado desde las propias instituciones de autogobierno catalán debe mucho a la intensidad con que determinados juristas y ciudadanos sienten que debe de protegerse el orden constitucional  y a las gravísimas consecuencias que, a su juicio, deben de llevar aparejadas estas conductas. Que el orden constitucional fue flagrantemente vulnerado no ofrece ninguna duda; que lo haya sido con violencia sí. De hecho, una lectura sosegada y en cierto sentido abstracta (si es que ello es posible) no solo del art. 472 sino también de los artículos siguientes del Código Penal remite más bien a episodios de golpes de Estado “tradicionales”, al estilo de Tejero. Este tipo de golpes de Estado tienen poco en común con la decisión del Parlament catalán de dar por finiquitado el ordenamiento constitucional y estatutario en una Comunidad Autónoma por mucha violencia política y hasta ordinaria que haya podido acompañarla, precederla o seguirla.

Para terminar de complicar la situación, la interpretación del Tribunal alemán se basa en su propio delito de rebelión -por ser necesaria para la extradición que el delito por el que se solicita exista a su vez en su propio Código penal- entendiendo que en este caso la violencia requerida debe de reunir la intensidad suficiente como para derribar el  orden constitucional en cuestión, según el comunicado del propio Tribunal recogido en esta noticia.

En cualquier caso esta decisión pone en entredicho toda la estrategia procesal del instructor Llarena y cuestiona todavía más su decisión de mantener en prisión provisional a los principales encausados. Tanto la igualdad de trato, como las dudas crecientes sobre el delito de rebelión, como un riesgo de reincidencia que pueden ser paralizado por el Estado (de nuevo por la vía del art. 155 como por los Tribunales) aconsejan levantar de una vez esa medida cautelar. Si así se hubiera hecho en su momento, como defendimos en este blog (aquí), esta decisión de ayer habría sido menos dolorosa.

En definitiva, este culebrón con sus interminables complicaciones jurídicas no debe desanimarnos en cuanto a la defensa del Estado de Derecho: nos guste más o menos, la decisión del Tribunal alemán se enmarca también en ese Estado de Derecho, lo mismo que los autos del Magistrado Llarena, los de la Jueza Lamela y los recursos que caben contra todos ellos incluso ante instancias internacionales una vez que se agoten las nacionales y que legítimamente pueden interponer quienes los consideren contrarios a sus derechos e intereses. Quizás una ventaja que tiene el que también puedan decidir sobre estas cuestiones -aunque sea gracias a la huida de la Justicia española- otros tribunales de países de la Unión Europea es que están en condiciones de realizar un examen más desapasionado y sosegado de las cuestiones técnicas  asociadas a tipos penales muy complejos y con un fuerte componente político.  No en vano estamos hablando de proteger bienes jurídicos como la defensa del orden constitucional vigente,  que son fundamento de la convivencia y del pacto social y que, en el caso de la unidad de España, llevan aparejado para muchos ciudadanos y juristas un componente emocional muy intenso.  Por eso cuantas más opiniones técnicas y más aproximaciones desde distintos puntos de vista más posibilidades tendremos de acertar.

Pero, volvemos a insistir, mientras tanto no nos olvidemos de hacer política.

 

 

 

36 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Supongo que estoy disgustado porque sí creo que hay violencia institucional generalizada y específica en Cataluña. Contra los ciudadanos no adictos y contra las instituciones. Antes y después del Proceso.

    Y no hablemos de cosas como el intento de compra por la policía autonómica de millones de proyectiles, armamento de guerra y otras lindezas para escapar a la acción del Estado y que solo no han sucedido porque alguien en el Ministerio cayó en la cuenta y lo paró.

    Como bien dice Elisa, quizás con demasiada suavidad, gracias al PSOE y a la inacción de Rajoy el orden constitucional está desarmado legalmente. La última vez por Zapatero y sin que durante su mayoría absoluta Rajoy moviese un dedo para remediarlo.

    Exigir a los partidos este rearme legal es imperativo.

    Un último apunte: Tengamos presente que tras toda la retórica, la UE está muy tocada y que Europa no saldrá adelante con la capacidad de sostener su ya tambaleante “estado de bienestar” si sus grandes naciones no asumen la labor dentro y fuera.

    Las grandes naciones del mundo, guste o no, se están reconstruyendo y rearmando –no solo en el sentido clásico de la palabra–. Sin embargo España es, de largo, el país menos euro-escéptico de los 28.
    Nuestra capacidad de aceptar lo que viene de fuera acríticamente es pavorosa.

    Esto quiere decir que también tenemos la población peor informada más manipulada y manipulable de Europa. Cuando la marea cambie, pasaremos al extremo opuesto y también manipulados.
    Una red de blogs que de modo informal se coordinen en esta tarea es un contrapeso imprescindible porque ya casi toda nuestra prensa papel responde a intereses foráneos.

    Saludos cordiales y gracias a Elisa por su artículo.

    Responder
  2. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Parece claro que la cooperación judicial en el ámbito de la Unión Europea es una pantomima. Puede leerse en El País de hoy (https://politica.elpais.com/politica/2018/04/06/actualidad/1522974629_647242.html ):

    “Malestar en el alto tribunal porque la justicia alemana haya entrado a valorar sin tener pruebas el fondo de los delitos que se atribuyen al expresidente.

    Hay malestar en el Supremo por la decisión de Alemania. El tribunal español ve inexplicable que una instancia judicial de segundo orden en ese país (equivalente a una audiencia provincial española) haya entrado a valorar sin tener las pruebas directas si los hechos que el juez Pablo Llarena atribuye a Puigdemont constituyen un delito de rebelión y limite en este caso el juicio al delito de malversación.

    Entiende el Supremo que el tribunal alemán, de acuerdo con los postulados de la euroorden, basada en el principio de confianza mutua entre los jueces europeos, debió limitarse a verificar si los hechos descritos por Llarena en su auto de procesamiento (informes policiales acreditan más de 300 actos violentos durante las algaradas secesionistas) están tipificados en el Código Penal alemán. La Fiscalía alemana entendió el pasado 3 de abril que Puigdemont sí debía extraditarse a España, aparte de por malversación, por el delito de rebelión, análogo al de “alta traición” en Alemania”.

    No tengo más remedio que recordar lo que escribí comentando el post del 1 de abril: “Me gustaría hacer una reflexión de jurista lego en el procedimiento de extradición y Euro-orden. La opinión pública está percibiendo que al fugado Puigdemont no le va a juzgar el juez predeterminado por la ley (el Tribunal Supremo español) sino en esta ocasión, por motivos del azar (dado que le trincaron en las circunstancias por todos conocidas en territorio germano) un tribunal alemán. Si se escucha a los abogados de los procesados, parece que los tribunales alemanes que conozcan del procedimiento de Euro-orden van a examinar concienzudamente el asunto, entrando en las “tripas” del mismo, sobre todo para esclarecer si hubo o no violencia; teniendo en cuenta, además, que no existe jurisprudencia germana al efecto en el delito equiparable de alta traición. Si se deniega la entrega en cuanto a la rebelión se estará trasladando, de forma interesada, a la opinión pública que ha habido un exceso por parte del Tribunal Supremo, que “estaría politizado”.

    A mi modo de ver, en el ámbito de la Unión Europea y teniendo en cuenta que en este ámbito rige cada vez más el principio de confianza o reconocimiento mutuo (de ahí la Euro-orden) no es de recibo que el examen, a los efectos de la entrega de un presunto delincuente, que haga un Juez de un Estado miembro sobre lo que está haciendo un juez o tribunal de otro, vaya más allá de un examen prima facie, basado en la confianza que ha de existir entre órganos jurisdiccionales de Estados miembros de la Unión Europea, que son Estados democráticos y con Estado de Derecho.
    Asimismo, teniendo en cuenta que el tribunal requirente es, en este caso, el más alto tribunal de España, el Tribunal Supremo, entiendo que el tribunal requerido debería adoptar, sin perjuicio de ese examen prima facie, un principio de deferencia, con objeto de no invalidar el debido proceso legal que ha de sustanciarse, con plenitud, ante el juez ordinario predeterminado por la ley, que no es otro que el Tribunal Supremo español”.

    Responder
  3. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Al aprobarse el nuevo Código Penal se cometió una locura jurídica consistente en exigir la concurrencia de violencia para apreciar rebelión, sin que tampoco el delito de sedición contemple claramente conductas como las producidas en los últimos meses.

    Otra chifladura jurídica fue la derogación, en tiempos de Zapatero, del tipo penal que incriminaba la convocatoria de referendos ilegales.

    Todo ello, junto con la inacción y el retraso al aplicar el artículo 155 de la Constitución, nos ha llevado a esta situación esperpéntica.

    Cabría por lo menos esperar que los partidos políticos nacionales lleven a cabo urgentemente una reforma del Código Penal que, aunque obviamente no pueda aplicarse de forma retroactiva para sancionar los hechos ya ocurridos, al menos prevenga y evite en el futuro el desarme penal del Estado.

    Pero la pasividad e irresponsabilidad que hasta ahora han demostrado el Partido Popular y el PSOE no parecen augurar nada bueno.

    Solamente Ciudadanos ha estado a la altura de las circunstancias, reclamando la aplicación del artículo 155 desde el momento en que se aprobaron por el Parlament las leyes de desconexión y transitoriedad (lo que habría evitado que el 1 de octubre se pusieran las urnas).

    El mal ya está hecho, pero la duda es ¿serán capaces los partidos nacionales de evitar que , en el futuro, el Estado se encuentre nuevamente indefenso ante un ataque de esta envergadura?

    Responder
    • Juanvi
      Juanvi Dice:

      Muy oportuno tu comentario. Que ni el PP ni el PSOE estén realmente por la labor de arreglar tamaño desaguisado, lo demuestra las intenciones de voto de una mayoría de españoles para las próximas elecciones: los votantes han perdido su confianza en estas siglas como partidos nacionales, por su manifiesta incapacidad de vertebrar el país, basada hasta ahora en reforzar a partidos desleales con fuerte sentimiento antiespañol (recuerdo al PP catalán de Camacho apoyando los presupuestos autonómicos presentados por Mas, poco antes de que este firmara un segundo pacto del Tinell, que significaba resucitar la política de aislamiento al PP iniciada por el tripartito catalán de Maragall y Rovira en 2004; al PSOE de ZP encontrando discutible el termino nación, aceptando lo que aprobara el Parlamento catalán, presionando al TC para que no sancionara ningún artículo del nuevo Estatuto, derogando la Ley Ibarretxe, que no levantó tampoco el PP de Rajoy con su mayoría absoluta, y nos hubiera evitado muchos males de cabeza; y más recientemente, la oposición de Sánchez y Robles a que se interviniera con la aplicación del 155 TV3, instrumento mediático del golpe de estado a pleno rendimiento, la reciente renuncia del gobierno de España a que los alumnos catalanes tuvieron opción a una casilla para el castellano, etc)

      Responder
  4. Iñigo de Loyola ROMERO DE BUSTILLO
    Iñigo de Loyola ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    Estoy de acuerdo con los comentarios de Manu ,Lucía y de Isaac : la cooperación judicial en la UE es una pantomima y ha quedado reducida a cero con esta decisión de un Tribunal inferior y por tanto los fundamentos de mutua confianza en que se basa la euro-orden cuyo valor ahora desaparece por su base y no digamos en según que países como Bélgica.- El euroescepticismo también empieza por ahí ,desgraciadamente.- Todo nos ha costado mucho en la UE: entrar como contribuyente neto de primeras cuando otros países como Italia se retrasaban ad calendas y con una burbuja financiera e inmobiliaria a punto de estallar vamos e introducimos en €.- No sé pero te dan ganas de volver al “ostracismo”… por lo menos eramos dueños de nuestra propia miseria……

    Responder
  5. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    De gran interés es también el Editorial de El mundo de hoy, “Un fracaso europeo que paga España”
    http://www.elmundo.es/opinion/2018/04/06/5ac6827422601d70218b4587.html

    “QUIZÁ no sepa bien lo que ha hecho el juez de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein que ha decidido poner en libertad bajo fianza a Carles Puigdemont y descartar por su cuenta y riesgo el delito de rebelión. No se trata de defender la prisión y la rebelión por afán de venganza de una Nación secular ciertamente dañada por la agresión unilateral de Puigdemont al frente de la Generalitat. Se trata de creernos o no que existe la Unión Europea, y que ésta es lo que dice ser: un espacio de alianzas suscritas por países amigos que se protegen de sus viejos atavismos mediante la confianza en el derecho compartido, plasmado en figuras como la euroorden. La misma euroorden a la que el juez alemán acaba de desprestigiar, además de humillar la labor paciente y exhaustivo de las más altas magistraturas españolas. El daño es profundo no sólo para España, sino para las propias instituciones comunitarias acosadas por una ola euroescéptica que ahora será más difícil de contener”.

    Responder
  6. Luís
    Luís Dice:

    La justicia alemana es roja y separatista, la finlandesa también, la de Dinamarca más, la belga de risa, la suiza peor…, es que la única justicia como Dios manda es la española, vamos, que somos el ombligo del mundo… en todo, por supuesto.

    Por una vez, seamos serios. ¿Alguien se ha leído, des de la estricta objetividad jurídica, el auto del juez Llarena, el de la jueza Lamela, las acusaciones de la fiscalía y la orden de detención y extradición contra los políticos catalanes exiliados? Un relato, digamos, “curioso”, con el cual se pierde la seguridad jurídica (interpretaciones forzadas que desdibuja la misma Ley, donde dice digo… ), se pone en entredicho el Estado de Derecho donde aparece indiscutiblemente politizado.

    Un país donde su ministro de justicia, sr. Catalá, defiende y justifica a la Sra. Cifuentes cuando ya nadie duda que los “presuntos documentos” que presentó para demostrar la autenticidad de su “presunto Master” en comparecencia Asamblearia, son falsos, por lo tanto, mintió sistemáticamente…, ¿qué credibilidad tiene su gobierno?

    En fin. Todo este oprobio solo se puede defender des de una base política de credo antidemocrático. Para mear y no echar gota.

    Responder
    • Cristóbal Pasadas
      Cristóbal Pasadas Dice:

      Pues si, seamos serios: yo me he leído todos esos autos y decir que el de Llarena es un auténtico relato, claro, pero no en el sentido peyorativo que le da la Elisa Beni, quien ignora palmariamente que todo auto y sentencia sobre cualquier tema no deja de ser un relato, nunca del todo fiel, de unos hechos y sus interpretaciones. En el caso del auto de Llarena debo decir que se corresponde bastante bien con lo que todos hemos visto por televisión; otra cosa serán las nterpretaciones de cada cual en función de sus intereses. Ahora bien, lo que me llama poderosamente la atención es ese afán por no reconocer que Llarena en su descripción de los hechos lo que hace es un monumento a la inteligencia y capacidad de planificación y organización de los indepes. Porque nadie va a ser capaz nunca de convencerme de que todo lo que ha pasado ha sido una sucesión de performances inconexas e improvisadas por el pueblo llano… catalán, por supuesto. Ni de que los lideres indepes han sido unos mindundis cualesquiera que no tenían ni idea de dónde habían metido sus indocumentadas narices. Planificación y aplicación concertada y acordada entre muchos de una hoja de ruta clara, con agenda moleskine o sin agenda moleskine, pero con agenda. En el tema de la calificación penal no puedo entrar. Pero el relato de Llarena concuerda con la realidad y decir lo contrario atenta contra la inteligencia más elemental, incluida la de los lideres indepes.

      Responder
      • Luís
        Luís Dice:

        El estado de shock se produce cuando alguien, des de la objetividad que da, en este caso, su análisis y examen neutral des de la distancia, desarma taxativamente las ficciones que nos han contado, y las nuestra propias, que sostenemos por absolutamente ciertas, y, naturalmente, desarma también los relatos que algunos jueces articulan en forma de autos retorciendo los hechos para que encajen en un tipo penal concreto, ¿prevaricación? ¿prevaricación forzada?

        Luego aparece la realidad de lo que representa cada uno y vemos como medios de “información” españoles, los que alimentan la catalanofobia des de la manipulación y la mentida reiterativa, se sacan su verdadera máscara; insultos a la justicia alemana, entre otras finezas, por ejemplo, de que hay que secuestrar alemanes y hacer explotar bombas en sus cervecerías, ¿apología del terrorismo?, Sr. Federico Jiménez de los Santos dixit, fiscalía, ¿por qué no actúa? Que Alemania defiende a los golpista, ABC dixit. O las tertulias y manipulaciones de RNE y TVE, por no hablar del nefasto OKdiario, el más leído en España; La Razón, TV5, Antena 3, etc. Fuentes de “información contrastada, objetiva, veraz y neutral”, ¿verdad? No veo que sus insultos, manipulaciones, falsedades…, sean perseguidas por delito de odio. Es llamativo que solo haya acusados de tales delitos los de un lado. El pasado 29 de marzo, un incendio destruye completamente el Ateneo Popular de Sarria, en su interior aparecen pintadas, entre otras, contra los CDR’s, está claro que es obra de la extrema derecha española, que se consideran impunes y autorizados a crear violencia extrema en Catalunya ¿verdad que estos “medios de información” informaron y analizaron esta violencia y la fiscalía abrió una investigación al minuto cero? ¿Verdad?

        En fin, el espectáculo Made in Spain que estamos dando en Europa, no tiene precio, y empiezan a estar hartos, incluso los el PP europeo de su homólogo español.

  7. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    De un artículo mío sobre la gran crisis “Los medios españoles mostraron mas diligencia en enviar a sus periodistas a relatar las desgracias personales de la crisis que en utilizar expertos que la evitaran”
    Y la indefensión de los ciudadanos continúa. Aquí en Cataluña, el sistema informativo ha conseguido que una parte importante de los ciudadanos esté convencida que lo que hacen los líderes independentistas es bueno para ellos. Es igual que les demuestres la bajísima calidad, en todos los aspectos, de personajes importantes del procès ( ejm Santi Vidal, Salvadó…), su falta de preocupación por el destino personal de sus ciudadanos , nada de lo que prometen está garantizado: ni la reducción del paro y la presión fiscal, ni la mejora de las pensiones, ni la solvencia financiera ni la seguridad de los depósitos y las inversiones, ni la atracción de bancos ni grandes empresas, ni la elevación de la renta ni la mejora de los servicios y las prestaciones sociales…y con unos costes de estructuras del nuevo estado y unos riesgos económicos, políticos y sociales sin cuantificar, su falta de respeto por los principios democráticos, su incompetencia en el diagnóstico y la resolución de los problemas económicos y sociales y su abuso reiterado en la administración de los recursos y en el ejercicio de las funciones públicas.
    El procés ha afectado gravemente a la convivencia social, a la estructura productiva y con ello a la base imponible de los impuestos, al superávit fiscal y comercial con el resto del país, al trabajo y al futuro de sus habitantes.
    No obstante, la preocupación preferente del sistema informativo y la atención pública está centrada en el destino procesal de sus dirigentes no del coste de su actuación y de las responsabilidades que hay que exigirles ni del programa tienen previsto para recuperar la convivencia, la actividad económica que se ha desplazado y el futuro perdido.

    Responder
  8. Juanvi
    Juanvi Dice:

    A mí me parce que el juez alemán habría dado una interpretación distinta a la de ayer si ese mismo acto en vez de suceder en España, hubiera sucedido en Alemania; y más cuando allí la misma amenaza de violencia, ya no solo el uso de la violencia en sí, puede bastar para considerar que ha habido rebelión. Temo que el resultado habría sido el mismo que si la acusación hubiera sido de sedición. Llama la atención que dicho juez o tribunal no considere peligro de fuga cuando el expresidente es un huido de la justicia española, que ha hecho gala repetidas veces de su burla a la ley y las sentencias españolas, y que ya fue atrapado cuando tomaba el camino más largo para eludir, una vez más, su comparecencia a una comisaria finesa. El delito de rebelión era también fundamental para que Puigdemont dejara de retener el acta de diputado (con su consiguiente sueldo), algo que no casaba nada bien con su condición de (presunto) golpista y huido de la justicia. Muy defraudado, pues, con la justicia alemana: no es, desde luego, esta la Europa que nos vendían. Y da miedo recordar que en el proceso (sangriento) que supuso la desintegración de la antigua Yugoslavia, Alemania fuera el primer país de la UE en reconocer a Croacia como estado independiente en un momento muy crítico para el país. Parece que España pueda balcanizarse, sin guerra civil, pero sí tras un golpe de estado que el resto de Europa no ha querido ver porque no han habido muertos. Yo me pregunto: ¿y no se puede recurrir tan extraña sentencia?

    Responder
  9. Miguel Antonio Tolosana Cano
    Miguel Antonio Tolosana Cano Dice:

    Así que solo hay violencia si la acción llega a doblegar la voluntad del órgano constitucional. Esto es lo que, al parecer, dice el Tribunal….Entonces, si ya se ha doblegado la voluntad del órgano…¿ cómo va a haber proceso judicial ?.

    El Tribunal regional alemán resuelve desde una situación alemana en la que todo intento de secesión está prohibido. Que no contempla vías legales para esa secesión y donde están prohibidos, si no estoy mal informado, todo partido separatista.

    Al parecer la fiscalía alemana a recurrido. Veremos si el Tribunal superior también considera que lo queves bueno para la RFA no lo es para otros.

    Responder
  10. O'farrill
    O'farrill Dice:

    El mayor delito que existe en el denominado “proceso” catalán ha sido la enorme fractura social producida entre los ciudadanos a partir del discurso “España nos roba” y otras cuestiones parecidas. No sé si está o no tipificado en el C.P. pero es el daño mayor para la convivencia. Entiendo que haya que intentar destripar técnica y jurídicamente los procedimientos judiciales, pero sólo nos llevarán a darnos cuenta de la enorme imperfección de las instituciones jurisdiccionales (entre otras). Un caso que se debería haber resuelto con la simple destitución de quienes no reconocían al Estado a quien representaban, ha conseguido hacerse “viral” (como ahora se dice) y más popular (por publicitado hábilmente) que cualquier otra situación política en la UE. En todo caso, como ya se reconoce en los comentarios, ha sido muy cuestionable siempre el trato dado a los “nacionalismos” y, sobre todo, a sus representantes. Nadie ha respondido aún qué significaban las amenazas veladas en la metáfora de las “ramas y los nidos de pajaritos” del Sr. Pujol en el Parlamento Catalán. Qué “pajaritos” podían caer de los nidos si se agitaban esas ramas. Hay que hacer un análisis sincero de las razones por las que la moderación de CiU pasó a la radicalización en las calles, pero no son “independentistas” en mi opinión. El independentismo creo que es sólo una fuga hacia adelante para muchos a quienes se les abrían frentes judiciales. Y finalmente tenemos la forma y el fondo de nuestro sistema autonómico sacralizado y garantizado por la C.E. que es el motivo por las que lo “político” ha preferido judicializarse dejando al TC los “marrones” de un texto mal concebido y peor redactado. Añadamos a esto los errores políticos del gobierno actual (como la convocatoria de elecciones y la laxitud del 155) buscando más una salida “honorable” para los responsables de todo ello sin que sepamos todavía el porqué de esta actitud….¿ramas y pajaritos?

    Responder
    • Juanvi
      Juanvi Dice:

      En 1982, Tarradellas ya tildó a Pujol de corrupto por su implicación en Banca Catalana. Se salió incomprensiblemente de rositas con un agujero de 20000 millones de las antiguas pesetas bajo el gobierno del socialista González, e incluso se atrevió desde un balcón a dar lecciones de ética al resto de España. Las únicas lecciones que ha podido dar este “señor”, son las de impunidad, en las que desde luego ha sido un maestro.

      Responder
  11. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    Ya dudo que a los independentistas les convenzan ( ni hasta el sector empresarial más cualificado) estas palabras de Andreu-Mas Colell : “ ….Catalunya no recuperará las sedes sociales de las empresas que se trasladaron a otras partes de España en los últimos meses del 2017, aunque subraya que “lo crucial” ahora no es eso, su vuelta, sino” trabajar para que no haya un cambio de las sedes operativas” No habrá marcha atrás, ni ahora ni en un futuro más o menos próximo…La misión del nuevo Govern“ es hacer lo que normalmente hace la Generalitat: impulsar la economía, hacer un presupuesto…Y las tendencias de fondo ya serán las que tengan que ser” . LA VANGUARDIA 19 de marzo de 2018. Parece que sólo siguen un solo relato que está en manos de irresponsables, incompetentes e interesados.

    Responder
  12. Rosa Ana Dulanto Banda
    Rosa Ana Dulanto Banda Dice:

    No estoy de acuerdo en incluir los apasionamientos, percepciones y sensibilidades del pueblo español en un asunto tan grave. Las bases del procedimiento de extradición en la UE están bien asentadas, y todo aquel que asumía que por tener Alemania un delito “equivalente” al de rebelión sus jueces iban a avalar a ciegas la solicitud de Llarena, no tienen derecho ahora a despreciar la decisión del tribunal alemán ni mucho menos a explicar la misma como consecuencia de las carencias de esta UE, tenga el rango que tenga en su propio sistema el tribunal en cuestión, sin siquiera haberse leído en qué consiste el delito de alta traición allá. ¿Diste por hecho lo que no debías, sin revisar antes? Pues ahora a asumir lo que hay, o mejor dicho lo que no: el delito de rebelión. Se llaman “lentejas”, y las reglas de juego son las que son, gusten o no. Por cierto, ¿saben por qué Lamela, de la Audiencia Nacional procesa a Trapero por sedición y no por rebelión?¿No?

    Responder
    • Juanvi
      Juanvi Dice:

      Bueno, celebro tu optimismo, pero a mí me gustaría recordar que aunque se menciona mucho mucho las razones que llevaron al Brexit, se suele olvidar que los británicos optaron por su salida de la UE por mucho menos, pues la normativa europea no podía inmiscuirse en su entramado jurídico con la misma alegría que lo ha hecho en el nuestro (me acuerdo de la traumática derogación de la doctrina Parot, y cuyo vacío ha tratado de colmar con más pena que gloria la posterior cadena perpetua revisable) Publican los periódicos que la juez del Tribunal alemán no leyó el informe de 300 páginas que le había entregado el gobierno español detallando el uso de la violencia en esas jornadas, y así es difícil,que pudiera hacerse una remota idea del caso que llevaba entre manos, dando la sensación que su sentencia se basaba en el propio testimonio interesado de Puigdemont. Yo creo que aquí ha habido una bajada de pantalones.

      Responder
      • Rafael
        Rafael Dice:

        ¿No leyó el informe? ¿El CNI también ha puesto cámaras para espiar el despacho de los jueces alemanes? ¿Ni remota idea del caso? ¿Acaso los jueces tienen un título tipo Cifuentes?

      • Juanvi
        Juanvi Dice:

        El CNI dejó escapar a Puigdemont. Dudo que tenga capacidad para espiar a los jueces alemanes, como sugieres sin fundamento alguno. Imagino que de leer el informe, haría como tú, esto es: ignorarlo, como ciertos sectores radicales del catalanismo han hecho con las normas de la Constitución y del propio Estatuto de Cataluña. Pero no se necesita ser un super agente para deducir lo evidente, que el juez no se leyó el informe. En la Fundación Konrad Adenauer (nombre tomado de un presidente de la RFA, y uno de los fundadores de la UE) lo tienen más claro,que tú (a lo mejor por que no se dejan llevar por el sectarismo) y, siendo alemanes, no han dudado en criticar esta sentencia, pues en el fondo lo que es evidente, lectura o no del informe, es que dicho tribunal se saltó olímpicamente una euroorden, y se metió, repito, por si no lo has captado, donde no le incumbía. España no hace mucho entregó a Alemania a un ciudadano británico a partir de una euroorden, sin entrar en si dicha orden estaba justificada, etc. Es decir, España cumple el reglamento europeo. Alemania, no.

  13. Javier
    Javier Dice:

    Elisa, gracias por su análisis. Me disgusta sobremanera, sin embargo, el último párrafo. Si “en el caso de la unidad de España, llevan aparejado para muchos ciudadanos y juristas un componente emocional muy intenso”, deben limitar sus emociones a la esfera política de su día a día. Sorprende que pueda justificarse de esta manera que el Estado español en general y el sistema judicial en particular use los poderes que constitucionalmente les son otorgados “emocionalmente”. Leyendo también algunas de las frases en los comentarios en un foro de análisis como éste o en El País, no ya en la arena política, uno no se extraña que una parte importante de Cataluña no quiera un futuro común con el resto de España.

    Responder
    • Rafa
      Rafa Dice:

      Javier dices “Leyendo también algunas de las frases en los comentarios en un foro de análisis como éste o en El País, no ya en la arena política,uno no se extraña que una parte importante de Cataluña no quiera un futuro común con el resto de España”. Te recuerdo que esa desafección la ha iniciado el nacionalismo catalán que lleva insultando al resto de los españoles desde hace años, jamás he visto un pintada de Puta Cataluña en el resto de España y sí muchas y ya desde los 80 de “Puta Espanya” en las calles catalanas o por no hablar del España ens roba. El problema es que cuando se responde entonces según gente como tú se genera desafección

      .La realidad es que Cataluña tiene desde 1978 la mayor autonomía de su historia mejor que la que tuvo en la II República y un incomparable poder de influencia sobre su territorio y unas competencias que la que tuvo la primitiva Generalidad de Cataluña hasta 1714. Y lo que han hecho los gobernantes de esa comunidad es enfrentar a parte de su población contra el resto de España y la otra Cataluña no catalanista, creando campañas con victimismo demagógico y mentiras. Y en el mayor momento de crisis en los últimos 50 años en España cuando había que estar unidos para salir adelante han intentado desde las instituciones y competencias que la CE les otorga, separarse del resto de España. Normal que se genere desafección no cree?

      Responder
      • Javier
        Javier Dice:

        Rafa, es difícil discutir si fue primero el huevo o la gallina, y, en cualquier caso, seguro que disentiríamos. En lo que, entiendo, no debería haber discusión alguna es en que el independentismo catalán ha sido pacífico. Nos puede gustar más o menos, pero no ha sido violento. Que los poderes político, judicial y mediático (basta leer la editorial de El País) en España digan lo contrario, abusen del poder que les ha sido conferido (en pos de una idea política o unas “emociones”) y persigan a los encausados con graves penas de cárcel y medidas cautelares de prisión es inexcusable. ¿Cómo puede extrañar la decisión del tribunal alemán? Si el manifesto de más de cien profesores españoles de derecho penal decía lo mismo!

        Decía en mi anterior comentario que me disgusta el último párrafo de la entrada de Elisa. “Quizás una ventaja que tiene el que también puedan decidir sobre estas cuestiones -aunque sea gracias a la huida de la Justicia española- otros tribunales de países de la Unión Europea es que están en condiciones de realizar un examen más desapasionado y sosegado de las cuestiones técnicas asociadas a tipos penales muy complejos y con un fuerte componente politico.” Me disgusta el intento de edulcorar este abuso de poder basado en las pasiones. No quiero entrar en la vergüenza y el desconsuelo que sentí con las cargas policiales, pero le recuerdo que nadie pidió perdón, nadie pidió dimisiones. Ahí dije Adiós!

  14. Francisco Saurí
    Francisco Saurí Dice:

    “En cualquier caso esta decisión pone en entredicho toda la estrategia procesal del instructor Llarena y cuestiona todavía más su decisión de mantener en prisión provisional a los principales encausados.” Me gustaría centrarme en ese “todavía más”. Porque algunos ya llevamos pensando que dicha prisión es más que cuestionable (http://www.democraciaiconvivencia.cat/) y por eso se ha convocado una manifestación el 15 de abril. Las reacciones al llamamiento a la convivencia no han sido suaves (https://www.eldiario.es/politica/secretario-UGT-sindicato-movilizacion-Cataluna_0_757674789.html).
    Coincido con Elisa en que “No en vano estamos hablando de proteger bienes jurídicos como la defensa del orden constitucional vigente, que son fundamento de la convivencia y del pacto social y que, en el caso de la unidad de España, llevan aparejado para muchos ciudadanos y juristas un componente emocional muy intenso.” Ese componente emocional es igual de intenso para los catalanes que creen en la independencia de Cataluña, y no son pocos los catalanistas independentistas. Y ello no se ha querido reconocer desde el principio por el otro nacionalismo, por el españolismo: nos hemos olvidado de “hacer política”. El pecado de inicio ha sido la insistencia en que no debía haber referendum porque, en última instancia, la ley no permite la secesión de Cataluña. De este modo, dado que la ley está y estará como nos conviene, hay que defenderla. Como muestran algunos comentarios, cuando las leyes ya no son como interesa, entonces son “chifladuras jurídicas”
    Esto es un choque de nacionalismos. En un comentario se habla de “las grandes naciones de Europa” y en otro se desgrana una lista de males que yo firmaría son propios de España: “el sistema informativo ha conseguido que una parte importante de los ciudadanos esté convencida que lo que hacen los líderes independentistas es bueno para ellos. […] su [de los gobernantes españoles durante la crisis] falta de preocupación por el destino personal de sus ciudadanos , nada de lo que prometen está garantizado: ni la reducción del paro y la presión fiscal, ni la mejora de las pensiones, ni la solvencia financiera ni la seguridad de los depósitos y las inversiones, ni la atracción de bancos ni grandes empresas, ni la elevación de la renta ni la mejora de los servicios y las prestaciones sociales […]” etc.
    No veo porqué el españolismo es mejor que el catalanismo: ah sí, perdón, uno lo manda la ley y el otro no. Y eso indica que la ley será ley, pero creo que está mal (ojo, yo no lo llamo chifladura jurídica): nadie me ha dado un argumento sólido de porqué los habitantes de un territorio de un estado, no puedan separarse para formar otro estado.

    Responder
  15. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Muchísimas gracias a todos por los interesantísimos comentarios, que me resulta imposible contestar por separado. Pero creo que tendremos tiempo más que de sobra para seguir debatiendo sobre estos temas y si lo hacemos con la honestidad intelectual y con el respeto por las opiniones que no compartimos que caracteriza en general a los lectores de Hay Derecho creo que podremos encontrar alguna solución para el problema de Cataluña y de España, Gracias otra vez.

    Responder
  16. Miguel1960
    Miguel1960 Dice:

    ¿ Dónde se puede leer la traducción al castellano del auto en cuestión ?. No lo encuentro en ningún sitio y sin eso andamos ciegos de criterio.

    Responder
  17. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    OTRO RELATO : SEGURAMENTE, EL FUTURO YA NO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS

    El no haber ajustado el régimen autonómico a las funciones que desempeñarán nuestras autonomías cuando concluya el proceso de unificación de la Unión Europea , desde hace años, lo hemos considerado un error gravísimo, que evidencia que la desidia es general y no sólo de nuestra clase política.
    Esta reconversión continúa ausente en los programas de nuestros partidos como una prioridad imperiosa (¿por interés propio?).
    El sobrecoste autonómico, origen de buena parte del endeudamiento público, nos ha llevado a una situación límite.
    Si se produce una elevación general de tipos de interés o de nuestra prima de riesgo, el ajuste, entonces, ya no lo harán nuestros políticos que tienen que cuidar a su clientela, sino los prestamistas exteriores que tendrán otra preocupación mayor que la electoral.
    Nuestro gran endeudamiento especialmente provocado, en los últimos años, por la puesta en marcha del mecanismo de liquidez autonómico y municipal, hace que tengamos una posición vulnerable.
    El FMI y la Comisión nos avisan de que el control del gasto autonómico es” crítico para que España logre cuadrar las cuentas públicas”.
    El tipo de interés medio se ha podido reducir desde el 4,07% en 2011 por los resultados positivos de nuestra economía que han provocado la confianza de los mercados financieros y la actuación del BCE.
    La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal calculó en más de 200.000 millones el importe empleado en los mecanismos de financiación para las Comunidades Autónomas en el período 2007 a 2015 ( 20 puntos de los 65 del PIB incrementados en el total de deuda, mas otros 8 puntos por intereses = 86.501millones ). En el mes de octubre 2017 se publicó que AIREF ha calculado que 200 puntos más de prima equivalen a 15.000 millones de euros.
    El incremento de la inestabilidad política o el cambio de la dirección económica a rutas menos rigurosas e inexpertas, seguramente, intensificarán la reconversión.

    Responder
  18. cmideas
    cmideas Dice:

    Me preocupan ciertas cuestiones y comentarios:
    1. El uso de golpe de estado, “golpe de estado” no esta recogido juridicamente como tal, ni definido , solo cabe referirnos a rae donde las caracrteristicas de violento y repentino, ademas de usurpacion de cargos del estado son visibles y parece que su uso en estos casos o su equiparacion con otros golpes de estado recientes es por lo menos defectuoso. Ademas el tema golpe de estado es problematico y surgen cuestiones como ¿fue la revolucion de los claveles un golpe de estado? etc.
    2El delito de rebelion , No es solo alemania muchas personas de ambito juridico en españa tienen muchas dudas sobre la uttilizacion de ese delito , tambien hay dudas de si se intentan ajustar los hechos al delito propuesto y no al reves como deberia ser . Y no es solo alemania El relator de libertad de expresion de la onu David kaye ha hecho un comunicado al respecto .
    3 Alemania y la ilegalizacion de p’artidos. Quien se lea el articulo 21 de la constitucion alemana vera que no ilegaliza per se los partidos independentistas, de hecho el partido de baviera es legal. Ese articulo tiene como finalidad proteger la democracia y libertades , y una forma de estados que es la republica federal (no hay referencia a nacion alemana) en el incicio de la constitucion hace una referencia a como se consiguio el estado federeal , los alemanes de los lander en uso de su autodeterminacion) , (comparese con españa) y se penso por la reciente historia de alemania para evitar la repeticion , sobretodo en vista a partidos neonazis o partidos nacionalistas centralistas de ese estilo, despues aplicado tambien por circunstancias de la guerra fria . Tampoco se aplica por ponerlo en la constitucion alemania, resulta ser muy garantista y tiene que pasar por corte constitucional, son pocos los partidos que han sido ilegalizados (recordar que españa tiene vias juridicas para la ilegalizacion de partidos ). Loq ue se esta intentando dar a entender sobre ese articulo de la constitucion alemana , el por que , para que y que intenta impedir y la defensa de su republica federal (un sistema mas parecido al de los liberales progresistas fundadores de eeuu o la revolucion francesa) no tiene nada que ver con la tergiversacion que se esta haciendo.

    Responder
    • Juanvi
      Juanvi Dice:

      Los hechos son evidentes, sin necesidad de analizar la jurisprudencia alemana, dejando aparte a la ONU y su tan tergiversado maniquea e interesadamente “derecho a la autodeterminación de los pueblos” por los secesionistas. Es como el termino nación, con un sentido jurídico, y con otro de uso de calle, al que de nuevo los secesionistas, en su uso tergiversador de las palabras, han tratado de trocar el uso callejero con el jurídico. Que a algunos no les parezca que los acontecimientos de septiembre y octubre no fueron un golpe de estado, no cambia que se vulnerara la Constitución y el propio estatuto, recién renovado en 2007, y en contra de la opinión de los propios letrados del Parlamento. Ese acto hubiera supuesto la aplicación automática del 155 en Alemania, ya fuera a raíz de la declaración de la Forcadell el 6 de septiembre, o la de Mas anunciando el primer referendo secesionista en 2014. Es evidente que no hay ningun dictamen de la ONU que respalde la violación de las normas básicas de un estado democrático (y España lo es) por un colectivo que ha decidido hacer del chantaje y del desafío a la legalidad vigente su motor de acción, con el fin de doblegar al resto de la nación a aceptar la política de los hechos consumados y las exigencias que a continuación les va a hacer. A mí eso sí que me parecería preocupante, que creyeran que iban a tener éxito con una empresa tan infame.

      Responder
      • cmideas
        cmideas Dice:

        Me he limitado a dejar constancia de esos usos , a mi entender falsos, engañosos o defectuosos:
        1. el golpe de estado:
        2 el tema de la ilaglaizzacion de partidos independentistas que no es tal como se da ha entender desde algunos sectores.
        3. Las dudas sobre la aplicacion del delito de rebelion no van solo en alemania sino tambien desde España o de la ONU.

        Sobre la aplicacion del 155 un experto independiente de la UN , ya expuso lo puedes encontra en el centro de documentos de la ONU ..”UN independent expert urges Spanish Government to reverse decision on Catalan autonomy” la aplicacion del 155 y como se ha producido también ha sido discutida en españa . Sobre el termino nacion tenemos siempre el problema de la diferencia entre nacion y estado, por ejemplo EEUU reconoce a los pueblos indigenas de EEUU con el termino “nacion” aunjque le añade el de “dependientes” o algo asi, pero utiliza el termino nacion. El problema ademas de categoria de la constitucion entre nacion y nacionalidades ya es expuesto por Martin Pallin.

      • cmideas
        cmideas Dice:

        Me parece bien intentar rebatir los argumentos del independentismo catlaan , en un debate es lo suyo , pero no con argumentos falsos, utilizaciones engañosas , palabras grandilocuentes que presentan defectos en su uso etc. y tampoco usando unicamente el aparto judicial o policial para porblemas politicos. Y no por conforntar sus posturas han de negarse problemas en la propio estado , el propio nacionalismo español , el uso de ciertos argumentos ,en la separacion judicial , debate sobre delitos utilizados etc. Sobre la libre autodeterminacion meter la constitucion alemana en estos temas puede ampliar la complejidad : “Los alemanes, en los Länder de Baden-Wurtemberg, Baja Sajonia,
        Baviera, Berlín, Brandeburgo, Bremen, Hamburgo, Hesse,
        Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Renania del NorteWestfalia,
        Renania-Palatinado, Sajonia, Sajonia-Anhalt, Sarre,
        Schleswig-Holstein y Turingia, han consumado, en libre autodeterminación,
        la unidad y la libertad de Alemania. “

  19. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    EL RELATO Y LOS BENEFICIARIOS
    Hace ya algún tiempo, un conocido me preguntó si la independencia de Cataluña nos iba a sacar de la crisis económica y le contesté que dependía
    – ¿A dónde vendes tus productos?
    Y me respondió:
    – A Madrid, País Vasco, Valencia… y una buena parte, aquí.
    Le contesté que, si al día siguiente, los madrileños, valencianos y vascos te compran más te irá mejor y si te compran menos, peor, salvo que los catalanes te amplíen las compras. Y lo mismo pasará con Cataluña.
    Otra cosa son los dirigentes y los sectores amigos, de la cultura, de la información y redes sociales ( ejm Mediaset 1266 trabajadores toda España TV3 más de 2000 Cataluña), de la economía, del derecho y de la sociedad.. que se beneficiarán inmediatamente.
    Para ellos, el sistema ya les va bien, así que lo lógico es que lo vendan sin defectos, beneficiándose de que a “la política” todavía no le ha llegado la normativa de protección del consumidor.
    El relato independentista ha sido fraguado por la intensa y costosa (para la población) propaganda de “los interesados” hasta el día de hoy y es determinante en el voto ¿no se trata de un error sustancial o esencial provocado por una insuficiente y equívoca información?
    La gente que no vive del sistema, sino que lo financia, debe ser más escrupulosa en la vigilancia de su funcionamiento y tener parecidas normas de prudencia, selección y control que mantiene en su vida personal, para que no le consideren un negligente. De ahí que debería pedir ( y a sus representantes ej sindicales) garantías para promesas como el brillante futuro para los pensionistas, un nivel de paro parecido a Austria, estabilidad financiera y presupuestaria, un país como Dinamarca en nivel de vida y gestión pública ..y que nos aclaren los costes del nuevo estado y la presión fiscal que soportarán sus ciudadanos . Y sino, concluir que todo es un cuento que oculta un fraude. Por eso da la impresión que sus dirigentes no tienen prisa en que concluya el procès.

    Responder
  20. Juanvi
    Juanvi Dice:

    Concluyendo, parece que quien se ha equivocado, excediéndose en sus funciones, ha sido el tribunal alemán con su veredicto. No le competía juzgar el contenido de la euroorden, sino acatarla. Es más, la ha juzgado no solo sin tener los medios para hacerlo, sino, lo que es peor, disponiendo de un detallado informe, resultado de meses de minuciosa investigación (por algo ocupaba unos 300 folios), ni siquiera se ha molestado en leerlo. Parece que la base de dicha sentencia se basara en el testimonio interesado del mismo encausado. Vamos, que la sensación es que este tribunal se ha lavado las manos, es decir, no ha cumplido con su obligación. No creo que el auto de Llarena sea reprochable. Puede serlo la dejación del gobierno español que no ha contrarrestado en Europa la propaganda secesionista llevada a cabo por Romeva desde su cartera de exteriores, y usando a las embajadas catalanas con este fin durante años. Que eso haya podido influir en la decisión del tribunal alemán, no me cabe duda. Que dicha sentencia contribuye a desprestigiar seriamente a las instituciones europeas, en uno de los países más eurofilos de Europa, tampoco lo dudo.

    Responder
  21. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    El sistema autonómico (que si se reconvierte nos parece tan fundamental como el resto de administraciones), tal como evolucionó, sin orden ni control, se ha acabado convirtiendo en un sistema obsoleto, ineficiente, ruinoso para los ciudadanos y fuente de escándalos continuados al aflorar, sin descanso, todo tipo de casos de despilfarro de recursos, de corrupción y de incompetencia en buena parte de nuestra geografía. Parece que, en determinadas zonas, esté únicamente al servicio de su clase política dirigente y los interesados agentes sociales, culturales y mediáticos que la apoyan y que temen perder su protagonismo y sus privilegios.
    Si centramos el debate en lo que interesa a los ciudadanos y no a sus dirigentes y los beneficiarios del sistema, la pregunta que debería hacerse en una consulta nacional podría ser la siguiente:
    ¿Está de acuerdo en ajustar el modelo autonómico a las funciones que desempeñarán nuestras autonomías cuando concluya el proceso de unificación de la Unión Europea?
    De una reciente del PanelConfidencial del 6-3-18 de ELCONFIDENCIAL sobre el estado de las autonomías ofrecía los siguientes resultados. La opción más apoyada, un 24%, es la de mantener la situación actual, un Estado con comunidades autónomas. La 2ª, con un 20’8%, un Estado con un único Gobierno central sin autonomías .La 3ª, 20’2%, un Estado en que las CCAA tengan más autonomía que en la actualidad La 4ª, un 19’3%, la de que las CCAA tengan menos autonomía que en la actualidad y en último lugar, un 13%, un Estado en el que CCAA puedan convertirse en estados independientes.
    Y esto que en algunas autonomías (CATALUÑA) la clase política ha controlado los medios y estos han ocultado el despilfarro y la mala gestión y que en general si se hace la propuesta a los ciudadanos de que con una mejor gestión, los costes se reducirán drásticamente y con ello mejorará la solvencia del Estado y sus prestaciones sociales , creo que los porcentajes a favor de la reconversión aumentarían.

    Responder
  22. Miguel Antonio Tolosana Cano
    Miguel Antonio Tolosana Cano Dice:

    La resolución del tribunal no responde a la Decisión marco de creación nde la OE de DyE, sino,más bien, a un caso de extradición. El texto del art 2.2 y 2.4 de la Decisión, debería interpretarse a la luz de los Considerándos, especialmente, el numm. 10 ( confianza mutua), y en coherencia con el espacio europeo de seguridad y justicia. Entiendo que se excede el tribunal y entra claramente a materia del juicio oral.

    La razón, ese curioso concepto de violencia, que no existe si no triunfa la rebelión ( fuerza capaz de doblegar la voluntad del órgano constitucional), vacía de contenido la misma euroorden…si doblega la voluntad…¿ como y quién va a presentarla ?.

    Tiene establecido el TJUE que la cesión de competencias a la Unión afecta a la propia competencia y a cuanto sea necesario para aplicarla…

    Entiendo que se debe ir al Tribunal europeo para que quede establecido qué y hasta dónde pueden los tribunales discutir una euroorden.
    ( el argumento publicado del juez alemán es una auténtica sandez)

    Responder
  23. Daniel Iborra
    Daniel Iborra Dice:

    LA SEPARACIÓN DE PODERES EN LA REPÚBLICA CATALANA.
    XAVIER ARBÓS, catedrático de derecho constitucional, publicó un artículo “Un país nuevo, un Estado peor”, el 30 de agosto de 2017 en LA VANGUARDIA, de donde entresacamos este texto sobre el régimen de independencia judicial de la LTJ.
    “La configuración del Poder Judicial en España es criticada por la influencia que ejercen los partidos en los nombramientos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Pues bien, la LTJ, a mi juicio, plantea un modelo en que la independencia judicial es aún más vulnerable. La clave está en la regulación de la comisión mixta de la sala de gobierno del Tribunal Supremo y del Gobierno de Catalunya (art. 72). Bajo la presidencia de quien ostente la del Tribunal Supremo, tiene como vicepresidente al consejero de Justicia. Se le añaden cuatro miembros de la Sala de Gobierno, elegidos por ella, y cuatro personas designadas por el Gobierno. Ya hay así una proximidad inapropiada entre el ejecutivo y el Poder Judicial, peligrosa para la independencia de este si consideramos que de esta comisión depende el nombramiento del presidente del Tribunal Supremo, entre otras atribuciones. Pero es que, además, resulta que dependen del Parlament los nombramientos de los presidentes de las salas en que se divide funcionalmente el Tribunal Supremo: los designa por mayoría absoluta la cámara. No hay una intervención directa comparable en el Consejo General del Poder Judicial. Y cuando intervienen el Congreso y el Senado para designar ocho de sus veinte miembros, se requiere una mayoría reforzada de 3/5 para que cada cámara designe cuatro…
    La LTJ sería equivalente a una constitución provisional, norma suprema y organizadora de los poderes del nuevo Estado. Sin embargo, en lo concerniente al Poder Judicial, empeora el marco institucional de su independencia y menosprecia el consenso necesario en las intervenciones parlamentarias. ¿Un país nuevo? Quizá. Pero así, sería peor.”

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *