EL PAÍS- Julio Segura: “En España compensa pagar la multa y seguir incumpliendo la norma”

REPRODUCCIÓN ARTÍCULO EL PAÍS- AQUÍ 

Julio Segura: “En España compensa pagar la multa y seguir incumpliendo la norma”

ÍÑIGO DE BARRÓN

Julio Segura, presidente de la CNMV desde 2007 hasta 2012, ha comentado este lunes que en España “resulta más beneficioso para el infractor pagar la sanción e incumplir la norma que respetar las reglas del juego”. “En mis seis años de presidente nunca llegué a entender la regla de los tres tercios con la que se establecía la sanción, pero siempre se aplicaba el tercio más bajo y con atenuantes, por lo que era más rentable seguir cometiendo la infracción”, ha afirmado. Segura ha presentado este lunes las conclusiones del libro Reguladores y supervisores económicos independientes: el caso español, editado por la Fundación Ramón Areces, y elaborado junto con los economistas Pilar Sánchez, Miguel Ángel García Díaz, José Federico Geli, Miguel Ángel Lasheras Merino, Juan Delgado, Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado y Carlota Tarín.

“El principal objetivo de una sanción económica al infractor de una norma es que sea disuasoria, por lo que el criterio de cuantificación debería estar en proporción al daño causado y no al rango de la norma infringida. Pero, con los criterios existentes, muchas veces no es así”, ha admitido. En el libro también se analiza que “la gran heterogeneidad en los criterios utilizados para la cuantificación de las sanciones da lugar a un porcentaje relevante de recursos ganados”. Este grupo de expertos añade que “también sería deseable que, en los casos en que sea posible, la penalización incluyera la obligación de resarcir a los perjudicados de forma automática”. Reclaman asimismo mayor publicidad del inicio de un expediente por el daño reputacional que ello conlleva.

El libro considera que los organismos reguladores deben ganar en independencia y en transparencia y mejorar el sistema de sanciones, entre otras reformas importantes. Y empiezan por la independencia de los máximos responsables (presidentes y consejeros), que “lo deben ser realmente tanto del Gobierno como de los sectores que se encargan de regular”.

Entre los hándicaps que impiden un mejor funcionamiento de los organismos reguladores, Julio Segura apunta que “los cuerpos funcionariales de elite no suelen simpatizar con este tipo de organismos porque tienden a considerar estas áreas son de su exclusiva competencia” y que los partidos políticos, “cuando están en la oposición son ardientes defensores de su independencia y cuando están en el Gobierno tratan de limitarla”.

En la presentación del libro participó Fernando Restoy, exsubgobernador del Banco de España, y desde enero de 2017, presidente del Instituto Financiero de Estabilidad de Basilea. Restoy ha defendido el poder y la independencia de los bancos centrales, “que han frenado la crisis” y ha recordado que solo en seis países el supervisor de seguros depende del Estado, entre ellos España, Kuwait, Belice, Libia y Vietnam. También ha criticado que el supervisor de bancos tuviera la defensa de los usuarios bancarios, como sucede en el Banco de España, y ha pedido que estuviera en otro organismo.

3 comentarios
  1. José Manuel Martínez Oliván
    José Manuel Martínez Oliván Dice:

    Julio Segura lo cuenta seis años después de dejar el cargo, y once de comenzar a ejercerlo.
    Es absolutamente incomprensible que “fraudes” como este estén implantados en “El Sistema” sin que nadie haga nada…

  2. O'farrill
    O'farrill Dice:

    Cita de “Vozpopuli”: “La Administración General del estado y las Comunidades Autónomas españolas, han despilfarrado 80.000 millones de euros de dinero público entre 1995 y 2016 en infraestructuras, equipamientos y obras que han resultado innecesarias” según la Asociación de Geógrafos de España y el estudio realizado por diversas universidades españolas. Según la CNMC la cifra de sobrecoste en contrataciones públicas es de 40.000 millones…… Si nos vamos al Tribunal de Cuentas tenemos más de lo mismo….. En cuanto al caso de la CNMV es de suponer que el que fuera presidente de la entidad sabe de lo que habla. Lo mismo que los responsables de cada órgano que tienen la sinceridad de denunciar cómo funciona tras haberlo vivido y comprobado. El problema es que se hace casi siempre “a toro pasado”….. y es que el sistema no es independiente. Un saludo.

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Encuentro fascinante la frasecita de D. Julio y que el Sr. Restoy haya defendido el poder y la independencia de los bancos centrales, “que han frenado la crisis”. ¡Toma!
    De paso un puyazo a la Supervisora de Seguros como si fuera ella la culpable exenta.

    Por no fijarnos siempre en España y terminar recordando la etapa de D. Miguel Ángel F.Ordóñez, recordemos que Lehmann cae por su manejo de los repos. Y cae seis meses después de que la Reserva Federal rescindiese la obligación de reportar posiciones diariamente.
    Posner cita este caso como ejemplo de connivencia e intento previsor y “astuto” de eludir responsabilidades claras por parte de Greenspan y sus codirectores.. “Plausible denials” aparte, las burbujas son un ingrediente estructural de la política económica occidental y verlas de otro modo es un acto de colusión por parte del comentarista o falta de agudeza visual. El sistema está mal concebido estructuralmente y lo que ya nos toca es entrar en el fondo de las cuestiones. Esto, naturalmente, no es fácil hacerlo sin exponer a las Estructuras de Poder Real. Justo el gran escollo de todos nuestros esfuerzos regeneradores.

    Sobre la cuestión concreta de la ubicación orgánica de agencias y reguladores. Cuestión orgánica complicada y compleja. Tengo algún conocido cercano que lo ha sido y ha tenido que salir zumbando para poder dormir.

    Pues, visto lo visto, me inclino a pensar que estos organismos están mejor ubicados como parte de la Administración del Estado y en manos de funcionarios de carrera –como sugieren y demuestran con hechos muchos y muy importantes altos servidores públicos con larguísima experiencia según se van jubilando con limpísimas trayectorias.
    Los políticos se tientan la ropa antes de saltarse las normas, las leyes y los funcionarios reglados de carrera.

    Un regulador es, en general, una estructura añadida que protege a los políticos de sus responsabilidades (legislativas, entre otras) y administra sus márgenes de inacción y de omisión deliberada. Justo lo que el Sistema Político no permite al Administrador Privado lo cual en sí mismo es una manifiesta aberración silenciada incomprensiblemente.

    Recordemos que Felipe González se pasó desde el 84 al 96 desmontando en la Carrera de San Jerónimo los controles internos presupuestarios y de gasto que, a la postre y una vez desactivados, fueron la autopista de peaje por la que circuló nuestra mayor riada de corrupción histórica. “La Gran Riuá”

    Cada vez más todo lo arreglamos con multas y con cárceles y esto se va convirtiendo en un entorno soviético plagado de observatorios, reguladores, vigilantes de la playa y cobradores de multas. Mientras tanto el Poder estructura los Oligopolios y los Grandes Lobbies para “Cogobernar el declive”.

    El problema de fondo es que este tipo de entornos pronto se convierte en un lugar asfixiante en el cual la fauna y la flora no arraigan, se mueren lentamente o se desplazan a otros ecosistemas (Zonas Económicas Especiales o SEZ, por ejemplo).

    Cita de Lehmann. “The crisis of capitalist democracy”, Richard Posner, 2010. Harvard U.P.
    Cita de González. “España, democracia y futuro” Colectiva, 2017. Tirant Lo Blanch.

    No solemos hablar de ello, pero tenemos un grave problema de Libertad y de Exigencia de que el Estado cumpla su función. Releer a Weber sobre el saludable papel de una sana burocracia es muy saludable.

    Saludos

Los comentarios están desactivados.