Civio analiza las enfermedades que vetan el acceso a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado

14 de febrero, 2019

Las personas con estrabismo no pueden entrar en la Policía Nacional, los Mossos d’Esquadra o los Cuerpos de Instituciones Penitenciarias. Las que tienen psoriasis tampoco lo hacen a la Guardia Civil o al Ejército, al igual que aquellos que padecen malformaciones y anomalías congénitas en los genitales y las gónadas.

¿Son estos vetos médicos discriminatorios? ¿Están desactualizados estos impedimentos? ¿Cuáles sí deberían ser considerados causa de exclusión en el acceso a estos empleos públicos?

Civio consulta a los expertos para descubrir qué enfermedades o malformaciones suponen una negativa o una limitación para acceder a los Cuerpos de Policía, las Fuerzas Armadas, los Cuerpos de Vigilancia Aduanera o los de Instituciones Penitenciarias.

Accede a la información aquí.